IMG-LOGO

Biografía

John Morris

John Morris

91 años ()

John Morris

Nació el 18 de Octubre de 1926 en Elizabeth, New Jersey, EE.UU.
Falleció el 25 de Enero de 2018 en Red Hook, New York, EE.UU.

El compositor de Mel Brooks

20 Octubre 2006

Destacó sobre todo como músico habitual de las películas dirigidas por Mel Brooks, aunque desarrolló una amplia filmografía. John Morris ha fallecido a los 91 años, por infección respiratoria, en su residencia de Red Hook, en Nueva York.

Nacido el 18 de octubre de 1926, en Elizabeth, New Jersey, John Leonard Morris era hijo de Thomas Morris, reconocido ingeniero que diseñó las puertas giratorias de la tienda Tiffany & Co, en la Quinta Avenida de Manhattan. Cuando tenía 3 años, la familia visitó a un matrimonio amigo del Bronx que poseía un piano. El niño quedó tan fascinado por el instrumento, que no hubo otra que comprarle el suyo propio.

Acabó estudiando en Juilliard School a finales de los 40. Demasiado tímido para convertirse en concertista, según él mismo contaba, acabó como acompañante de cantantes como Judy Garland, y como director de orquesta y compositor para espectáculos teatrales. Fue así como conoció a Mel Brooks, con el que colaboró en dos efímeros musicales de Broadway, “Shinbone Alley”, de 1957, y “All-American”, de 1962.

Gracias a él pasó al mundo del cine, cuando Brooks le pidió que escribiera la partitura de Los productores, ópera prima de ambos. En esta historia de un productor y un contable neurótico que estafan a sus inversores montando un musical que debe fracasar sobre nazis, se lleva la palma la estrambótica canción principal, “Springtime for Hitler”, con letra de Brooks.

Ambos también escribieron la canción principal de Sillas de montar calientes, por la que fueron nominados al Oscar. John Morris también compuso para su mentor El jovencito Frankenstein (donde destaca el solo de violín del tema principal), La última locura de Mel BrooksMáxima ansiedadLa loca historia de las galaxias y la cinta protagonizada por Brooks, pero no dirigida por él Soy o no soy. Se considera la obra maestra de John Morris la música de El hombre elefante, de David Lynch, producida por Brooks, por la que fue nominado al Oscar a la mejor banda sonora.

Tras Qué asco de vida, ambos debieron tener algún tipo de trifulca, pues los dos últimos filmes de Brooks, Las locas, locas aventuras de Robin Hood, y Drácula, un muerto muy contento y feliz, cuentan con otro compositor, Hummie Mann, teóricamente por “otros compromisos” de Morris.

Se conoce poco sobre su vida privada, salvo que estuvo casado, no se sabe desde qué año, con Francesca Bosetti, a la que ha permanecido unido hasta su muerte. El matrimonio tuvo dos hijos.

Filmografía
Asesinato en Stamford

1999 | Murder in a Small Town

El director de teatro en Broadway Cash Carter acaba en un pequeño pueblo de Connecticut cuando su mujer fallece asesinada. Ya en su nueva localidad dará muestras de tener un fino olfato de investigador y será requerido para ayudar en otro caso de asesinato, esta vez el de un empresario local con muchos enemigos. Tiene cierto encanto este thriller criminal sobre una investigación en torno al mundillo teatral. Coescribe y protagoniza el cómico Gene Wilder (La mujer de rojo), quien deja caer también algún toque de humor. El resto del reparto es notable.

5/10
Por amor

1998 | Only Love

Matthew es un prestigioso cirujano que acude horrorizado al hospital cuando es avisado de que su prometida está muy grave y necesita de su ayuda como profesional. Este inicio da pie a un largo flashback que repasa los años de relación de la pareja, que se conoció más de una década atrás en África. Este tipo de películas románticas con alguien gravemente enfermo, garantizan las lágrimas hasta en los espectadores más insensibles. Ésta no es una excepción.

4/10
Scarlett

1994 | Scarlett | Serie TV

Atlanta, 1873. Durante el funeral de Melanie, Scarlett O'Hara decide recuperar cómo sea el amor de Rhett Butler. La continuación televisiva de Lo que el viento se llevó no alacanza el nivel del original, pero es de lo más entretenida.

4/10
World War II: When Lions Roared

1994 | World War II: When Lions Roared

Producción televisiva, originalmente de más de tres horas de duración, que narra la reunión que tuvo lugar entre las fuerzas aliadas para abrir un segundo frente occidental y poner fin así a la II Guerra Mundial. En la conferencia de Teherán, celebrada entre el 28 de noviembre y el 1 de diciembre de 1943, se dieron cita Stalin, Churchill y Roosevelt. El film cuenta con tan sólo un puñado de intérpretes, pero todos de gran calidad, con Michael Caine (Stalin), Bob Hoskins (Churchill) y John Lithgow (Roosevelt) en los papeles principales. Logró varias nominaciones a los Premios Emmy.

6/10
Qué asco de vida

1991 | Life Stinks

Comedia de Mel Brooks. Un millonario al que el dinero le sale por las orejas, apuesta con otro que puede vivir un mes como vagabundo. Descubrirá los sinsabores de la pobreza, pero también el amor.

4/10
Nuestros hijos

1991 | Our Sons

Lágrimas en torno a la homosexualidad, el sida y la maternidad. En efecto, en la pareja gay que forman Donald y James, el primero está muriendo por la terrible enfermedad. De modo que el otro pide a su madre (Julie Andrews) que viaje a ver a la progenitora de su compañero (Ann-Margret), para contarle la situación; pues madre e hijo están muy distanciados. Del encuentro saltarán chispas. John Erman entrega este telefilm de interés humano, que se centra en el drama de la enfermedad, y en las cosas que separan a padres e hijos. Destaca el duelo de dos grandes actrices ya talluditas, Andrews y Margret.

5/10
Fresno

1988 | Fresno

Las vicisitudes de una familia, auténtico matriarcado presidido por Charlotte, que tratan de superar los tiempos difíciles que atraviesan su negocio de los viñedos. Se trata de una farsa que se ríe de series tipo culebrón como Falcon Crest, encabeza el reparto la divertida Carol Burnett.

5/10
Dirty Dancing

1987 | Dirty Dancing

Baby es una adolescente algo sosa que veranea junto a sus padres, y Johnny Castle es un rebelde profesor de danza. No tienen nada que ver el uno con el otro, pero la música y el baile harán saltar chispas entre los dos. Una película romántica que marcó a toda una generación y llevó a la fama a Patrick Swayze. Obtuvo un gran éxito de taquilla, gracias a la música ochentera y las estupendas coreografías. La canción 'The Time of My Life' de su banda sonora ganó un Oscar y un Globo de Oro.

6/10
The Fig Tree

1987 | The Fig Tree

Adaptación de un cuento de la ganadora del Pulitzer Katherine Anne Porter. Sigue las preguntas que se hace la joven Miranda, de ocho años, que no ha llegado a asimilar la muerte de su madre. Se trata un sensible telefilm de la PBS, la televisión pública de Estados Unidos, que trata al público infantil como un público inteligente.

5/10
Tallo de hierro

1987 | Ironweed

Francis y Helen deambulan por las calles de Nueva York, bebiendo y recordando tiempos pasados, y a pesar de ofrecerse el uno al otro amistad y compañía, Francis sabe que en algún momento tendrá que coger las riendas de su vida y volver a lo que fue su hogar. Porque en un tiempo anterior tenía una familia que abandonó. Meryl Streep y Jack Nicholson que ya trabajaron juntos en Se acabó el pastel, fueron nominados al Oscar a los mejores actores en 1988 por sus magníficas interpretaciones.

6/10
La loca historia de las galaxias

1987 | Space Balls

El malvado Dark Helmet rapta a la princesa Vespa. Con estilo alocado y grosero, el director de El jovencito Frankenstein parodia La guerra de las galaxias.

4/10
Terrorífica luna de miel

1986 | Haunted Honeymoon

Comedia terrorífica de Gene Wilder, en que un tipo cargado de manías en vísperas de casarse es sometido a una peculiar terapia, consistente en pasar un fin de semana en una mansión, donde intentarán asustarle.

4/10
El juego de la sospecha

1985 | Clue

Seis individuos acuden invitados a la mansión de un excéntrico millonario. Todos ellos se convertirán en sospechosos del inesperado asesinato que se produce en el transcurso de la cena. Original comedia de misterio, basada en el popular juego de mesa, Cluedo, y que homenajea las novelas de intriga al estilo de Agatha Christie.

5/10
La mujer de rojo

1984 | Woman in Red

Un ejecutivo publicitario casado se obsesiona por la modelo de una de sus campañas. Exitosa comedia que hizo populares a la protagonista, Kelly LeBrock, y  a la canción ganadora del Oscar "I Just Called to Say I Love You", del mítico  Stevie Wonder.

4/10
Los desmadrados piratas de Barba Amarilla

1983 | Yellowbeard

Yellowbeard (Graham Chapman) es un pirata al que las autoridades permiten escapar de prisión para que pueda guiarles ante el gran tesoro. Éste sin tener idea se lanza a la búsqueda del mismo, sin saber que tiene un hijo que también quiere encontrarlo. Alocada comedia de aventuras que proporciona unas risas aseguradas, aunque no alcanza la grandeza de otros títulos del mismo género como Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra.

5/10
Soy o no soy

1983 | To Be Or Not To Be

Correcto remake del clásico filme Ser o no ser del maestro Lubistch, producido y protagonizado por el cómico Mel Brooks y su mujer, Anne Bancroft. Un grupo de actores intenta seguir adelante con su espectáculo durante la invasión nazi de Polonia. Todos los días, mientras el marido recita el monólogo de Hamlet, un teniente polaco se levanta del escenario –lo que le saca de quicio– y corteja a su esposa en su camerino. Los problemas comienzan cuando el teniente recibe una información secreta que serviría a los aliados para derrotar a los nazis. Su única ayuda será la que le pueda ofrecer el grupo de actores, inexpertos para ese tipo de acciones. Sin embargo, saldrán adelante con su astucia.

5/10
Esplendor en la hierba (1981)

1981 | Splendor in the Grass

Remake de la película dirigida por Elia Kazan en 1961, donde Melissa Gilbert (Laura en La casa de la pradera) y Cyril O'Reilly asumen los papeles de Natalie Wood y Warren Beatty del original. Las comparaciones suelen ser odiosas, y en este caso, hay bastante distancia entre el film de Kazan y el que nos ocupa. Cuenta una desgraciada historia de amor entre una chica de familia modesta y un joven adinerado; aunque se quieren con locura, las presiones familiares dificultan la relación. En el reparto está una vieja gloria hollywoodiense, Eva Marie Saint, y una entonces jovencísima promesa, Michelle Pfeiffer.

4/10
La loca historia del mundo

1981 | History of the World, Part I

Recorrido cómico-alocado por los episodios más relevantes de la historia de la humanidad, desde la aparición del primer hombre hasta la revolución francesa. El filme se detiene especialmente en la entrega de las tablas de la ley por parte de Dios a Moisés, en el imperio romano, donde un granuja intenta luchar por su supervivencia, y en la revolución francesa, donde los aristócratas son presentados en una vida repleta de lujos. Desenfrenada comedia en el más puro estilo de Mel Brooks, que no duda en utilizar todo tipo de recursos, incluida la irreverencia, con tal de producir la risa en el espectador. Desde continuos y sorprendentes anacronismos (por ejemplo un hombre de color con un radiocasette estéreo en pleno Imperio Romano), equívocos, persecuciones y todo tipo de gags. El mismo Brooks fue el encargado de producir, escribir, dirigir y protagonizar el filme, acompañado de una larga lista de actores, muchos de ellos habituales de su cine como Dom DeLuise. Especial mención requiere el prestigioso narrador, nada menos que el mítico Orson Welles, en uno de sus últimos trabajos poco antes de fallecer. Este filme era la primera parte, e incluso se ofrecía al final un trailer de una supuesta segunda entrega en la que se continuaba la historia de la humanidad hasta la conquista del espacio.

4/10
El hombre elefante

1980 | The Elephant Man

Una rara enfermedad ha deformado el cuerpo de John, cebándose en su rostro y su cabeza, que oculta con una capucha. John es exhibido como un monstruo en las ferias, hasta que un cirujano se apiada de él, lo ingresa en un hospital e intenta ayudarle... ¿Que sucederá? Uno de los films más conmovedores de David Lynch, que está inspirado en hechos reales. La historia da vueltas a la idea de que la hermosura no es sólo el aspecto físico de las personas. Un canto al espíritu humano, rodado en un audaz blanco y negro, cuenta con unas magníficas interpretaciones. A destacar John Hurt, que da vida a John Merrick, el hombre elefante.

8/10
Los suegros

1979 | The In-Laws

Un dentista conoce a su futuro suegro, que resulta ser un agente de la CIA que le pide ayuda para una misión en Centroamérica. Amena comedia donde destaca la pareja Alan Arkin-Peter Falk.

3/10
Máxima ansiedad

1977 | High Anxiety

Delirante historia urdida por Brooks, en la que él mismo interpreta al Dr. Thorndyke, director del Instituto Psico-Neurótico para los muy nerviosos. Ni que decir tiene que él sufre idéntica patología que los pacientes.

4/10
Mi bello legionario

1977 | The Last Remake of Beau Geste

Versión cómica de la novela de Sir Christopher Percival Wren titulada "Beau Geste". La obra literaria retrata la experiencia de tres hermanos en la legión extranjera y ha sido llevada al cine en numerosas ocasiones. De ahí el título original de esta comedia que hace referencia a que se trata del último remake de esta historia. Si bien no es cierto, porque cinco años después se hizo una miniserie sobre los guerreros hermanos. En esta ocasión la trama vuelve a girar sobre la legión y sobre una codiciada piedra preciosa, pero se desarrolla de una manera desternillante. Nunca el heroico Beau Geste fue más divertido.

4/10
La última locura de Mel Brooks

1976 | Silent Movie

Homenaje al cine mudo cómico clásico de la mano del célebre humorista Mel Brooks (El jovencito Frankenstein), que dirige y protagoniza el filme. Tras haber conocido la gloria y los honores, un director de cine, Mel Funn (Brooks) ve cómo su carrera se viene abajo por culpa del abuso del alcohol. En un momento de reflexión, decide regenerarse para volver a dirigir un filme. Con mucha insistensia, consigue vender una idea a la productora Películas Grandiosas. Se trata de hacer un filme mudo intrepretado por las más brillantes estrellas del momento. La productora accede siempre y cuando ellos consigan convencer a los actores, por lo que se ponen manos a la obra. Los actores que los protagonistas reclutan están interpretados por grandes estrellas como Burt Reynolds, James Caan, Liza Mimnelli, Anne Bancroft, Marcel Marceau y Paul Newman.

3/10
El hermano más listo de Sherlock Holmes

1975 | The Adventure of Sherlock Holmes' Smarter Brother

Sigerson Holmes, traumatizado porque su hermano Sherlock Holmes es un detective famoso, decide mostrar su valía resolviendo un caso de documentos robados. Gene Wilder sigue la línea paródica de El jovencito Frankenstein, de Mel Brooks, el film que le hizo famoso, en esta comedia en la que ejerce como director.  

4/10
Sillas de montar calientes

1974 | Blazing Saddles

El poblado de Rock Ridge está gobernado por Lepetomane, un ricachón egoista que desea echar a todos sus habitantes y hacer que el ferrocarril pase por mitad del lugar. Para más "inri", nombran sheriff a Bart, un negro condenado a muerte cuyo nombramiento sólo viene impuesto para asegurar la tensión, el caos y el desorden. Contra pronóstico, y con ayuda de su recién conocido amigo Jim, rápido con las pistolas, puede que dé la vuelta a la situación. El gamberro Mel Brooks parodia las películas del oeste clásicas, con este film ambientado en 1875, con momentos trochantes como el de las arenas movedizas, o las escenas en que se muestra –o no– la rapidez de Jim con las armas. El propio Brooks se pone en la piel del corrupto gobernador y ofrece el rol del héroe borrachín al sencillo Jim, interpretado por Gene Wilder, que unirá fuerzas con su amigo Bart, que dio a Cleavon Little el mejor papel de su carrera. Entretenida película de vaqueros, considerada una de las mejores comedias de su director. Lleva al extremo las posibilidades de la parodia y el anacronismo, cuando los personajes se salen de la película para pelearse en medio de un plató, e incluso van a verse a sí mismos en la pantalla. El formato de pantalla, la música, los títulos de crédito, están en la línea de los westerns de toda la vida.

6/10
El loco, loco asalto a un banco

1974 | Bank Shot

La construcción de un edificio provoca que un banco se coloque en algo parecido a un piso piloto mientras esperan a que se termine el lugar donde se instalará definitivamente. Verlo en esas circunstancias tan poco fiables, hace que se convierta en el golpe perfecto para un grupo de amigos. Deciden que el banco es ahora más vulnerable que nunca y que hay que aprovechar la ocasión. Incluso se plantean que lo ideal no sería atracarlo, sino llevárselo a un lugar seguro donde desvalijarlo tranquilamente. Típica comedia donde se planea el que los protagonistas creen que es el golpe perfecto. Sobra decir que los planes no salen como se esperaba y donde sólo había ventajas comienza a haber inconvenientes.

4/10
El jovencito Frankenstein

1974 | Young Frankenstein

Ingeniosa parodia basada en la novela Frankenstein, de Mary Shelley y en todas las adaptaciones cinematográficas, en especial la de James Whale que, probablemente, fue la más exitosa; algunas escenas se recogen al pie de la letra. La mejor, probablemente, es la del amigo ciego del monstruo, que resulta la más divertida. Asímismo se parodia el género de terror en general, sobre todo los clásicos de la productora Universal (Drácula, El hombre lobo, El hombre invisible). La fotografía en blanco y negro imita las imágenes características de sus películas. El nieto del famoso doctor Victor Frankenstein, Frederick (interpretado por Gene Wilder) es un brillante neurólogo americano. Un día recibe la noticia del fallecimiento de su abuelo, que le ha dejado como único heredero, pero para hacerse cargo de sus posesiones debe viajar a Transilvania. Una vez en el castillo de su familia, encuentra archivados los documentos de las macabras experimentaciones de su abuelo, en los que muestra todos sus secretos, con los que fue capaz de dar vida a un ser humano compuesto de miembros de distintos cadáveres. Deseoso de probar su habilidad, el joven Frederick no puede resistirse a la idea de crear su propia criatura. La película más divertida de Mel Brooks (Soy o no soy, La última locura de Mel Brooks, Sillas de montar calientes) cuya carrera consiste fundamentalmente en la parodia de los géneros más populares. El éxito de este divertido largometraje alzó a la cima de la popularidad a sus actores, en especial Gene Wilder y el joven Marty Feldman.

6/10
El misterio de las doce sillas

1970 | The Twelve Chairs

Brooks adapta la satírica novela de los rusos Ilf y Petrov, sobre un aristócrata soviético venido a menos, que quiere recobrar el tesoro de su familia. Estimable reparto, con Ron Moody (Oliver!) a la cabeza.

4/10
Los productores (1967)

1968 | The Producers

Max Bialystock es un productor de Broadway que se ha quedado sin dinero, y Leo Bloom un contable que está sin blanca. Para solucionar la situación, ambos se unen y planean una estafa; recaudar fondos con dinero de ancianitas inocentes para crear a propósito una obra teatral que resulte un fracaso. Acabada la obra, se quedarían con el dinero. Pero las cosas no salen como esperan porque el estreno es todo un éxito. Comedia escrita y dirigida por Mel Brooks (La loca historia del mundo) y protagonizada por Gene Wilder (No me chilles que no te veo). Con esta combinación, el resultado no puede fallar y el resultado es una entretenida película aunque se le acuse de tener un humor algo pasado de moda. Aún así, Mel Brooks ganó un Oscar por el guión y Gene Wilder fue nominado al mejor actor. El film tuvo un remake en 2005 con Matthew Broderick y Uma Thurman.

6/10
Familia al instante

2018 | Instant Family

Pete y su esposa, Ellie, tienen una vida acomodada tras triunfar con su negocio de reforma de casas. Pero han esperado demasiado para formar una familia, por lo que se sienten vacíos, así que tomarán la opción de adoptar, lo que requiere que asistan a clases previas. En una reunión con niños desamparados, conocen a Lizzy, una adolescente que les convence, aunque va en un “pack” con sus dos hermanos más pequeños… Mark Wahlberg ha quedado encantado con el realizador Sean Anders, bajo cuya batuta ha protagonizado Padres por desigual y su secuela, Dos padres por desigual. Ahora produce su tercera colaboración, donde también ejerce como protagonista. Se trata de un film muy superior a aquéllos, pues no sólo acumula momentos que causan carcajadas (la escena de la niña aislada resulta particularmente divertida), sino que también consigue resultar emotiva, y eso que no resulta nada fácil nadar entre ambos extremos. Trata con profundidad el esfuerzo que supone la adopción, dejando claro las dudas y las dificultades a las que se enfrentan quienes han elegido esta opción, pero también las recompensas que les esperan, y queda bastante claro que realizan una labor muy necesaria, para dar una familia normal a chicos que no la tienen. Mark Wahlberg y Rose Byrne han elegido componer a personajes exagerados, pero cumplen con sus tareas. Y están bien secundados, por un lado por veteranos tan eficaces como Octavia Spencer, y por otro por recién llegados como la jovencísima Isabela Moner, y sus expresivos hermanos. Concesión casi inevitable en los tiempos que corren, se incluye una pareja homosexual entre los compañeros de los protagonistas que acuden a las clases de padres adoptivos.

6/10
Dos padres por desigual

2017 | Daddy's Home 2

Brad (Will Ferrell) y Dusty (Mark Wahlberg) se las han apañado para lograr lo que nadie ha logrado: compartir amistad y paternidad (uno como padre natural, el otro como padre adoptivo). Todo va a pedir de boca hasta que entran en escena el autoritario y machista padre de Dusty, Kurt (interpretado por Mel Gibson), y el sensiblero y emotivo padre de Brad, Don (interpretado por John Lithgow)... ¡justo a tiempo para las Navidades! Horrorizado ante el estilo progresista de educación empleado por Brad y Dusty, Kurt se propone romper la relación entre los dos. A medida que aparecen las primeras grietas en su amistad... ¿podrán los chicos demostrar a Kurt que su estilo moderno de educación funciona y pasar la mejor Navidad en familia de la historia?

Padres por desigual

2015 | Daddy's Home

Brad tiene una familia estupenda y un buen trabajo en una importante radio. Es feliz con su mujer Sara y con sus hijos Dylan y Megan, a los que adora. El problema es que Brad no es su verdadero padre y por eso su mayor ilusión es que los pequeños dejen de llamarle Brad y empiecen a decir “papá”. Pero, cuando parece que su sueño puede hacerse realidad, la familia recibe la visita del padre real, Dusty, un tipo malote y aventurero que amenaza el status de Brad debido a la gran influencia que tiene sobre sus hijos. Es entonces cuando el papá y el padre adoptivo emprenden una batalla campal por ganarse el corazón de los pequeños. Tiene su gracia el sencillo planteamiento del director y guionista Sean Anders, curtido en comedias alocadas y superficiales que han tenido cierto tirón ante el público, como Jacuzzi al pasado, Somos los Miller o Cómo acabar sin tu jefe 2. En el film que nos ocupa ofrece una comedia típica estadounidense, de esas de usar y tirar, que no es más que una mera sucesión de situaciones ridículas y esperpénticas, con gags de todo tipo centrados en la rivalidad de los dos “papás”. Aunque no falten algunos chistes groseros, se agradece el tono generalmente familiar por el que se decanta Anders, y justo es reconocer que hay numerosos momentos graciosos. De fondo, sin embargo, se quiere restar importancia a una situación que es verdaderamente penosa, la de tantos matrimonios fracasados cuyas consecuencias sufren los hijos, que descubren en su más tierna infancia que tienen dos padres. Porque aquí no hay arreglo posible, tan sólo “otro” tipo de familia más… Todo el peso cómico de Padres por desigual está apoyado en los gags provocados por las payasadas de Will Ferrell (en ese típico papel de patoso de buen corazón) y del cachas Mark Wahlberg, con rol de chulito cool y enrollado que le gusta hacer de vez en cuando. Junto a ellos acompañan dos secundarios con gracia: el aprovechado gorrón Hannibal Buress y sobre todo Thomas Haden Church, en el papel del jefe de Ferrell. Varias escenas suyas son ciertamente despiporrantes.

4/10
Cómo acabar sin tu jefe 2

2014 | Horrible Bosses 2

Hastiados de depender de un jefe, Nick, Dale y Kurt han montado su propia empresa y diseñado y patentado su propio producto. Se trata de la ducha-colega, un aparato que suelta agua y champú y que una gran empresa de exportación quiere comercializar. El dueño, Bert Hanson, les ofrece un contrato suculento pero, tras una fuerte inversión para fabricar 100.000 unidades, les dejará tirados. Desesperados y sin blanca, Nick, Dale y Kurt deciden secuestrar al hijo de Hanson y pedir un rescate. Descomunal bobada que sigue los mismos derroteros que su predecesora Cómo acabar con tu jefe, sólo que esta vez con muchas menos sorpresas y con sonadas reiteraciones, lo cual va todavía más en detrimento de su ya de por sí limitado guión. Los personajes vuelven a ser tan mastuerzos que, salvo en algún gag mínimamente eficaz, resultan cansinos y desagradables. Todo es tan penoso, tan a ras de suelo y tan tremendamente tonto que el espectador tendrá en ocasiones mucha sensación de ridículo y de pérdida de tiempo. La cosa sería de pegarse un tiro si no fuera por el esfuerzo del reparto, que intenta hacer lo que puede con proyecto tan calamitoso. Al margen del trío protagonista, destacan en Cómo acabar sin tu jefe 2 las leves apariciones de Christoph Waltz y de nuevo de Kevin Spacey, ambos quizá lo mejor de la película junto a las graciosillas imágenes de los créditos finales. Repite asimismo una hiperoperada Jennifer Aniston (que incomprensiblemente ha dado al traste con su simpática expresión facial), cuyo personaje de adicta al sexo ya no da para más. En cuanto al recién llegado Chris Pine, sobreactúa y cae gordo desde el comienzo.

3/10
Dos tontos todavía más tontos

2014 | Dumb and Dumber To

Harry Dunne necesita urgentemente un trasplante de riñón. Convencido de que la única que puede salvarle la vida es la hija que supuestamente tuvo con una antigua conquista, Fraida Felcher, de cuya existencia acaba de enterarse, se embarca junto a su viejo amigo Lloyd Christmas en un viaje para encontrar a la muchacha, que asiste a un congreso de mentes prodigiosas. Con su primera película, Dos tontos muy tontos, los hermanos Farrelly inauguraron en 1994 lo que se ha dado en llamar Nueva Comedia Americana, cuya principal seña de identidad podría definirse como un ataque sistemático al buen gusto y a las barreras de la corrección política. Por aquel entonces, sus películas –especialmente su posterior trabajo Algo pasa con Mary, la cumbre de su filmografía– al menos gozaban de cierta frescura. Pero los italoamericanos murieron de éxito, pues como su estilo se extendió prácticamente al conjunto del género cómico, llegó un momento en el que no destacaban. Las inenarrables Los tres chiflados y Movie 43 –una de las peores películas de la historia, en la que dirigieron varios segmentos– indican la decadencia de su modelo. En un intento desesperado de recuperar el público perdido, los Farrelly vuelven a sus orígenes con una continuación tardía –se ha rodado dos décadas después– de su propia ópera prima, que ya tuvo una execrable precuela en 2003, Dos tontos muy tontos. Cuando Harry encontró a Lloyd, realizada por otro equipo técnico y artístico. El público no pedía ni mucho menos Dos tontos todavía más tontos, pero parece que estos realizadores ya no saben qué hacer. Esta vez los Farrelly logran algún gag aislado que funciona (el arranque, la búsqueda de la casa de la hija a través de una dirección postal en un sobre), lo que ya es mucho en comparación con sus últimos trabajos. Pero el 90 por ciento de Dos tontos todavía más tontos consiste en una agotadora sucesión de sus recursos de siempre –escatología, surrealismo y humor físico– muy poco inspirada. También abundan los autohomenajes al original. En general, todo ofrece la sensación de que ya se ha visto en la primera parte, de la que se retoma el esquema de road movie. Por Jim Carrey parece que no ha transcurrido el tiempo, aunque hoy en día el espectador ya está muy cansado de su repertorio de muecas. Y lo cierto es que resulta un poco triste contemplar al pobre Jeff Daniels, ya visiblemente envejecido, regresar a sus raíces 'tontunas' cuando aspiró recientemente al Globo de Oro al mejor actor dramático televisivo por su trabajo en The Newsroom. Su interpretación viene a ser como descubrir a un amigo adulto fracasando estrepitosamente en sus intentos de hacer reír a los niños haciendo el tonto en una fiesta de cumpleaños. Por su parte, la madura Kathleen Turner consigue darle cierta gracia a su papel de antiguo bellezón en decadencia física, demostrando una gran capacidad para reírse de sí misma.

3/10
Los pingüinos del Sr. Poper

2011 | Mr. Popper's Penguins

Jim Carrey protagoniza esta adaptación del libro infantil de Richard y Florence Atwater, considerado un clásico en los países de habla inglesa. Aunque se editó en 1938, la trama está adaptada a la actualidad, y cambia sustanciosos detalles. Por ejemplo, el protagonista, el Sr. Poper, ya no vive en una pequeña ciudad sino en la bulliciosa Nueva York, y no conversa por radio con el almirante Drake, de expedición por la Antártida, sino con su propio padre, desde su infancia. Poper tiene éxito en una gran empresa dedicada al negocio inmobiliario, y está a punto de convertirse en socio, aunque para ello tiene que conseguir comprar la única propiedad privada de Central Park. Aunque consigue hablar con la propietaria, Mrs. Van Gundy, ésta no accede a vender porque no le considera un hombre equilibrado con sólidos valores. Y está en lo cierto, pues demuestra pocos escrúpulos en su trabajo, y echó a perder su matrimonio con Amanda, con la que tiene dos hijos, y que ahora mantiene otra relación. La vida del Señor Poper cambiará por completo cuando recibe como herencia por parte de su padre –explorador con el que no se ha relacionado mucho, salvo a través de las ondas radiofónicas– un pingüino al que se unirán otros cinco... Dirige con el suficiente pulso Mark Waters (Las crónicas de Spiderwick), que por un lado da rienda suelta a Jim Carrey para sus excesos y muecas, que a veces logran las risas esperadas. Por otro lado, también aprovecha que cuenta con un sólido elenco de secundarios en el que destaca Carla Cugino y la veteranísima Angela Lansbury como la honesta Mrs. Van Gundy. También es un acierto que se mantenga el tono familiar, muy alejado de las comedias más groseras de Carrey, como Dos tontos muy tontos. Además, encierra un inteligente alegato a favor de la unidad familiar, y los efectos especiales otorgan una gran expresividad a los pingüinos protagonistas, cada uno con una personalidad propia.

6/10
Jacuzzi al pasado

2010 | Hot Tub Time Machine

Adam, Nick y Lou fueron tres amigos del alma, que se corrieron buenas juergas en la década de los 80. Insatisfechos en la actualidad con sus vidas, Lou ha llegado al extremo de intentar suicidarse. Para elevarle el ánimo, Adam y Nick deciden llevarle al refugio de montaña donde recuerdan haberlo pasado genial tiempo atrás, cuando se celebró un festival de rock: allí hubo drogas, sexo, música, además de las increíbles sesiones en el jacuzzi. Les acompaña Jacob, sobrino de Adam y que no despega los ojos de pantallas de ordenador, móviles y demás parentela tecnológica. El lugar no es exactamente como recuerdan, ha caído en la más absoluta y apolillada decadencia; pero cuando se meten en el jacuzzi experimentan un inesperado viaje al pasado, a los años 80. Comedia gamberra en la línea de Resacón en Las Vegas, o sea, destinada a un público masculino con ganas de echar unas risas. La fórmula combina las bromas zafias con las nostalgia por esos horteras años 80, con homenaje nada disimulado a Regreso al futuro, incluida la presencia en el reparto de Crispin Glover. Por supuesto que la presencia de ese actor habitualmente insoportable llamado Chevy Chase, aquí bastante irreconocible, apuntala la idea de mirar al pasado reciente. Y actores como John Cusack encajan en el perfil de nostálgicos de los 80. Hay que reconocer cierto ingenio al guión de Josh Heald, Sean Anders y John Morris, hay guiños y gags ingeniosos, francamente divertidos. Una mayor contención, visual y verbal, se habría agradecido, pero está claro que los hermanos Bobby y Peter Farrelly, y Judd Apatow, han hecho escuela, parece estar en marcha una especie de competición de 'a ver a quien se le ocurre la gracia más asquerosa'. La idea es reírse con el desmadre, para luego, asombroso malabarismo, hacer un canto a la camaradería masculina y hasta a la familia. O sea, caer en la paradoja de justificar la idea de 'echar una cana al aire', para luego decir 'lo importante es esto otro'. El desconocido Steve Pink imprime al principio un buen ritmo a la cinta, aunque luego hay momentos en que se estanca.

6/10
Ni en sueños

2010 | She's Out of My League

Kirk es el típico pringadillo que conoce por casualidad a la despampanante Molly en el control del aeropuerto donde trabaja. Como asegura el título original, 'ella no juega en su liga', pero para su estupor, ella propicia las sucesivas citas. La cosa parece que va marchando, ante la incredulidad de los amiguetes y familia de Kirk, a los que parece inimaginable que puede estar con una chica diez, y no sólo físicamente, pues Molly es divertida, pertenece a una familia adinerada, y tiene un negocio de organización de eventos que no le nada mal. Típica comedieta de veinteañeros norteamericanos, que bascula entre lo tradicional y las bromas zafias tipo hermanos Farrelly o American Pie, con la inevitable moralina final. La película, producción de DreamWorks, tiene ciertamente sus momentos divertidos aunque a veces hasta el propio espectador se preguntará qué diablos ha visto Molly en Kirk. Protagonizan la cita actores desconocidos que cumplen.

5/10
Sex Drive

2008 | Sex Drive

Otra cinta de adolescentes obsesionados con el sexo en la línea de American Pie. Como los protagonistas de aquel film, Ian Lafferty también está traumatizado porque va a ir a la universidad siendo virgen. Se propone evitarlo recorriendo medio territorio estadounidense, de Chicago a Knoxville, en el coche que le roba a su hermano, para acostarse con una chica a la que ha conocido por internet y que le ha prometido liarse con él, si acude a visitarla. En el viaje Ian estará acompañado por Lance, otro ‘salido’ con más seguridad que él con las mujeres, y por Felicia, su inseparable amiga desde la infancia, de la que está secretamente enamorado. A los responsables de esta comedieta les viene al pelo que su público potencial sean adolescentes que desconocen por completo sus predecesoras, por lo que no dudan en ofrecer más de lo mismo, hasta el punto de que el gag inicial es clavado al que abría la citada American Pie, cuando no fusilan Viaje de pirados. Por lo demás, se recrea en la vulgaridad, con una imagen paupérrima de la adolescencia, y guarda pocas sorpresas. Se salvan parcialmente las apariciones de Seth Green (Buffy, la cazavampiros) como ‘amish’ apasionado de la mecánica.

2/10

Últimos tráilers y vídeos