IMG-LOGO

Biografía

Josep Maria Pou

Josep Maria Pou

Josep Maria Pou

Filmografía
Las leyes de la termodinámica

2018 | Las leyes de la termodinámica

Una película fallida, a pesar de su original punto de partida. Se centra en las tribulaciones sentimentales y existenciales de Manel, físico profesor asociado en la facultad, que tiene la peculiar teoría de que las relaciones interpersonales son perfectamente explicables a través de la ciencia, motivo por el cual está realizando una investigación sobre el tema. Él mismo y sus amigos sirven para tratar de explicar por qué dos personas se atraen, pero luego se comportan de otro modo, hasta repelerse, ahí está el caso de su flechazo por Elena, espectacular modelo y aspirante a actriz con la que inicia una relación, donde chocan sus caracteres: pues él es ordenado y metódico, mientras que ella es un torbellino que se deja llevar por la improvisación. Mateo Gil, guionista de varias películas de Alejandro Amenábar, y luego realizador por su cuenta, se estrena en el terreno de la disparatada comedia romántica, tras haber rodado en inglés un western, Blackthorn, y un título de ciencia ficción, Proyecto Lázaro. Al principio tiene gracia que la narración este puntuada por especialistas científicos que con la típica voz de documental, explican las teorías de Manel. Pero la reiteración de este recurso, y el continuo uso de la voz en off del protagonista, acaban agotando, el film está estirado y estirado, hasta convertir la premisa en ridícula, pues hay que retomarla en el desenlace para tratar de dar alguna, aunque sea superficial, explicación al sentido de la vida. Falta orden en la narración, y una meta clara, y no parece justificación suficiente escudarse en que precisamente se quiere hablar del caos que supone el amor, donde no cabría aplicar la racionalidad. Los personajes, egocéntricos y desorientados, carecen del deseable gancho, a pesar de actores guapitos como Berta Vázquez y Chino Darín. Y el gráfico erotismo resulta bastante burdo.

4/10
El árbol de la sangre

2018 | El árbol de la sangre

Hasta un caserío del País Vasco llegan Marc (Álvaro Cervantes) y Rebeca (Úrsula Corberó), una joven y enamorada pareja. Allí se conocieron ambos por primera vez, hace ya muchos años, y su idea es narrarse y escribir las respectivas historias de sus familias. Hablarán de la madre de ella, Macarena, y del hombre que la crió como su padre; y también de la madre de él, Nuria, que perdió a sus padres en la juventud y acabó compartiendo su vida con otra mujer, la novelista Amaia, dueña de la casa en donde ahora comienzan a escribir su historia. Octavo largometraje de ficción de Julio Medem, un director español que siempre ha atraído a parte del público y la crítica por su universo personal y su brillantez formal, pero que lleva años sin entregar un film que le sitúe de nuevo al nivel que alcanzó en sus primeros años detrás de las cámaras, cuando sorprendió con la originalidad de Vacas, La ardilla roja y Los amantes del círculo polar. Ahora, con El árbol de la sangre se queda otra vez a medio camino, sirviendo un batiburrillo de emociones, sexo, secretos y relaciones peligrosas que desprenden demasiada artificiosidad. Mantiene el director muchas constantes de su cine: identidad y folclore vasco, amores pasionales, ámbito literario y discursivo, amplios arcos temporales, reiterada carnalidad sexual, conflictos de personalidad… Algunas ideas visuales entroncan directamente con su filmografía, como esa querencia por las vacas y los toros, incluido el sesgo fantástico y surrealista. Visualmente Medem vuelve a mostrar una narrativa poderosa, con imágenes muy cuidadas que él envuelve en una marcada atmósfera de misterio apoyado en la música de Lucas Vidal, y es capaz, por ejemplo, de hacer coincidir dos líneas temporales en un mismo plano con gran naturalidad. Lamentablemente es el guión el que hace aguas. Es demasiado rebuscado, un verdadero culebrón de relaciones y acontecimientos caprichosos y dramáticos, tanto que parece como si al director le diera miedo dejar que las historias se desarrollen sin altibajos, con verosimilitud, sin buscar continuamente el golpe de efecto, el contrapunto trágico o la simple sorpresa. Con un metraje tan amplio la cosa se le va un poco de las manos y acaba agotando. Tampoco ayudan demasiado los actores, sólo correctos, aunque quizá destaque una esforzada Najwa Nimri.

4/10
Miss Dalí

2018 | Miss Dalí

Anna Maria Dalí es cuatro años más joven que su hermano Salvador y se adoran. Pronto disfrutan del gran ambiente progresista de la España republicana, confraternizando con grandes creadores, García Lorca, Buñuel... Una arcadia feliz que se rompe con el estallido de las guerras europeas, la llegada de la siempre misteriosa Gala y con el impresionante éxito mundial de Salvador, uno de los más grandes pintores del s. XX.

El reino

2018 | El reino

Manuel López Vidal se dedica a la política. Vicesecretario de su innombrado partido a nivel autonómico, aspira a suceder un día, quizá, al presidente de la comunidad. Entretanto concibe su actividad no como servicio a los ciudadanos, sino al propio bolsillo y al de sus compañeros. Casado y con una hija adolescente, acostumbrado a hacer y deshacer, y a la buena vida, el escándalo estalla de la noche a la mañana, cuando la guardia civil registra la casa de un amigo y miembro prominente del partido. Los dedos acusatorios y las pruebas acaban señalando a Manuel, convertido en conveniente chivo expiatorio. Pero él no está dispuesto a caer solo, sabe demasiado, y tratará de mover las fichas del complicado tablero de la podredumbre política para salvar el pellejo, o al menos llevarse a todo el que pueda por delante. Acostumbrados a los escándalos de corrupción en la esfera política que no cesan, la película de Rodrigo Sorogoyen (Stockholm, Que Dios nos perdone) corría el peligro de sucumbir al hartazgo de la opinión pública, por entregar simplemente “más de lo mismo”. No es así, afortunadamente. Se evitan felizmente los tópicos o los partidismos –la crítica se eleva a unos y otros, a toda la cúpula del poder, que como mínimo ha tolerado el deslizamiento por la pendiente de la corrupción y la inmoralidad–, el alto nivel alcanzado por una trama ficticia inspirada en la realidad, recuerda a los logros de El hombre de las mil caras, ésta sí basada directamente en hechos auténticos. Sorogoyen y su coguionista habitual Isabel Peña componen una trama intrigante y adrenalítica, que no deja al espectador un momento de respiro, y donde brilla la composición de los personajes –Antonio de la Torre está inmenso como protagonista, pero también los secundarios, que componen una amplia y variada tipología humana de personas que han hecho de la política un “modus vivendi” lamentable– y sus afilados diálogos, las situaciones y escenas donde todos tienen mucho que ocultar. Hay muchas acusaciones y reproches, pero también destaca lo que no se dice, las miradas son más que elocuentes, por ejemplo la de la esposa de Manuel, cuando salen a relucir los gastos de la tarjeta de crédito en un club de alterne. Tampoco es complaciente el film con las nuevas generaciones, acostumbradas a una vida y cómoda y aletargada, véase a la hija de Manuel, o a la de otro de los socios con su fiesta clandestina en Andorra. Resulta modélico el final, que interpela al espectador y le obliga a reflexionar sobre la corrupción y la complicidad mayor o menor de la opinión pública con esta lacra, la distinción entre lo que está bien y lo que está mal.

7/10
La catedral del mar

2017 | La catedral del mar | Serie TV

Cataluña, cuando pertenecía a la Corona de Aragón, en el siglo XIV. El campesino Bernat Estanyol se casa con Francesca, pero el señor feudal se pasa por el convite para reclamar el derecho de pernada. Meses después ella da a luz un niño, cuya paternidad no está del todo clara. En cualquier caso la apartan de su bebé, Arnau, para llevarla al castillo, con el fin de amamantar al hijo legítimo de su amo. Entretanto Bernat toma al hijo de su esposa, y huirá con él a Barcelona, donde si logra permanecer huido más de un año se convertirá en un hombre libre. Se aloja en el taller artesanal de su cuñado, donde crece el niño, destinado a tener gran importancia en la construcción de la Catedral del Mar de la Ciudad Condal. Serie construida sobre los cimientos de la novela homónima de Ildefonso Falcones, uno de los best-sellers patrios de mayor aceptación de los últimos años, con guión de Rodolf Sirera (Amar en tiempos revueltos) y dirección de Jordi Frades (La corona partida). Gracias a que ATresMedia ha contado con el apoyo de Netflix –que la incorpora a su catálogo– se ha convertido en uno de los proyectos de mayor presupuesto de la historia de la televisión en España, pues asciende a doce millones de euros, lo que corresponde a millón y medio por cada uno de sus ocho capítulos. Sin embargo, esto no ha permitido que la ambientación sea lo suficientemente realista; la presencia en el reparto de Michelle Jenner hace inevitable recordar que la serie protagonizada por ella, Isabel, resultaba más creíble. Por otro lado, guarda absoluta fidelidad al texto original, lo que significa que arrastra también algunos de sus defectos, o sea su recurso a elementos de folletín al estilo de Ken Follet (de hecho se inspira claramente en su obra “Los pilares de la Tierra”), unos personajes que parecen más propios del siglo XXI que de la época en la que transcurre la acción, abuso del recurso al sexo y la violencia para aumentar su comercialidad, y una visión muy tópica de la Inquisición en España. También que su supuesta crítica social se queda en la superficie, con ricos exageradamente malvados y personajes humildes bondadosos en extremo. Acierta al recortar los 70 minutos tradicionales por capítulo de las series españolas a 50, lo que le da mayor dinamismo, y el guión condensa muy bien las tramas. También por ilustrar sobre los motivos espirituales de la construcción de la catedral, pintando una interesante relación espiritual del protagonista con la Virgen. Cuenta con un buen reparto, encabezado por Aitor Luna en el rol protagonista, la citada Jenner, Nora Navas, Josep María Pou y Natalia de Molina en un papel muy breve.

5/10
Abracadabra

2017 | Abracadabra

Carmen y Carlos están casados, y tienen una hija adolescente. Ella es ama de casa de vida gris, sensible y con capacidad de aguante, que se conforma con lo que le ha tocado; él maneja una grúa en la construcción, y es tosco y desconsiderado, sólo vibra con las hazañas futbolísticas del Real Madrid, no parece capaz de cambiar. En el banquete de una boda a la que acuden invitados, algo extraño ocurre. Carlos acepta participar en una sesión de hipnosis que dirige Pepe, primo de Carmen, más que nada para burlarse de él. Inesperadamente, un espíritu que pululaba por ahí posee a Carlos, y de vez en cuando se manifiesta transformándole en alguien encantador. ¿Podrían quedarse las cosas tal y como están ahora? ¿O habría que recuperar la normalidad? Una propuesta demasiado audaz de Pablo Berger, un cineasta al que le gusta el riesgo, como ha demostrado con Torremolinos 73 (un matrimonio gris protagoniza cintas caseras eróticas para salir adelante) y Blancanieves (cinta muda en blanco y negro con enanitos toreros). Mezcla tonos y géneros, logrando algunos pasajes brillantes, que parecen arte de magia, pero falta equilibrio, y su discurso feminista, explícito en el tramo final, no resulta demasiado convincente. Berger, director y guionista, combina escenas de auténtica comedia, donde aporta mucho el especialista José Mota, con otras de gran tensión, la función hipnótica, acompañada de música de Mike Oldfield, acción surrealista, la grúa con un mono salido de no se sabe dónde, e incluso de algo parecido al terror, una casa desocupada donde ocurrió un terrible crimen. Y los actores, Maribel Verdú y Antonio de la Torre, además del mentado Mota, tienen el mérito de saltar de unas a otras sin despeinarse, aportando algo de credibilidad a lo que resulta increíble. Visualmente colorista en unos momentos, en penumbra otros, con fondo absolutamente blanco en un tramo final, los sucesivos vaivenes resultan excesivos y descolocan, porque muchas situaciones no tienen explicación ninguna, y ni siquiera se busca. El conjunto parece un atrevido número circense sin red, y aunque no haya aparatoso batacazo, sí deja un poso de irritante insatisfacción.

5/10
Secuestro

2016 | Secuestro

Patricia de Lucas, implacable abogada, consigue que absuelvan a su dudoso cliente. Pero recibe una llamada de la policía que le advierte de que su pequeño hijo, Víctor, que debería estar en el colegio ha aparecido perdido en medio de una carretera. Al parecer, un desconocido le secuestró, pero consiguió escapar. La policía le enseña unas fotos en las que reconoce al culpable… Segundo largometraje, filmado veinte años después de la desconocida Mor, vida meva, de Mar Targarona, que se ha dedicado sobre todo a ejercer como productora en cine de género español de calidad, con títulos emblemáticos como El orfanato, Los ojos de Julia y El cuerpo. El guionista de estas dos últimas y director de la tercera, Oriol Paulo, se ha ocupado del libreto. Digno intento de rodar cine negro a la española con tirón comercial, tiene a su favor que aprovecha la historia policíaca para describir la corrupción, el mundillo de los desfavorecidos, las peleas de perros ilegales y otros elementos de las cloacas de la sociedad. Además, cuenta con logradas interpretaciones, sobre todo por parte de Blanca Portillo, abnegada madre capaz de llegar a lo que sea necesario para proteger a su hijo. No desmerecen José Coronado (un antiguo amor), Antonio Dechent (el policía que investiga el caso), Macarena Gómez (esposa del sospechoso) ni el niño Marc Domenèch. Aunque se sigue con interés, desentona alguna casualidad forzada. Por otra parte, sus giros  –aunque funcionan– dan lugar a alguna explicación un tanto difícil de creer. En cualquier caso, se agradece que el cine español siga esta línea.

5/10
Murieron por encima de sus posibilidades

2014 | Murieron por encima de sus posibilidades

Isaki Lacuesta, un director con vitola de autor, ha demostrado ya su oficio cambiando de género y estilo con gran facilidad, pero esto tiene sus riesgos, este film trae a la memoria el nombre de Juanma Bajo Ulloa, cuya carrera entró en declive, paradójicamente, con su película más alocada y comercial, Airbag. Murieron por encima de sus posibilidades aborda de modo transgresor y salvaje los efectos de la crisis económica y de valores en una serie de tipos, que han acabado asesinando a personas cercanas en un momento de profundo hartazgo. Recluidos en un centro psiquiátrico, deciden fugarse para secuestrar al director del Banco Central, que tiene una guarida secreta para sus juergas en el mar, debajo de lo que parece una simple chalupa. Lacuesta reúne un reparto coral de actores muy conocidos, sin querer hacer un recuento exhaustivo desfilan por ahí Raúl Arévalo, Luis Tosar, Carmen Machi, José Coronado, Imanol Arias, Ariadna Gil, Emma Suárez... Y orquesta un montón de situaciones surrealistas, delirantes, brutales, y hasta tarantinescas, que no falte “de ná”, incluido el gore. Pretende ser divertido mostrando una sociedad egoísta, compuesta por individuos tarados, que han creado un monstruo de muchas cabezas que difícilmente puede ser sanado, si cortas una saldrán cuatro nuevas. En realidad, resulta irritante y cansino, e incluso se diría que algunos de los intérpretes no acaban de encontrarse demasiado cómodos enredados en el disparate en que consiste el film.

3/10
Vicente Ferrer

2013 | Vicente Ferrer | Serie TV

Reconstrucción televisiva de la vida de Vicente Ferrer (1920-2009), desde su regreso a La India tras una etapa de exilio obligado tras ser expulsado del país. A su regreso se produce un distanciamiento cada vez mayor de la orden religiosa a la que pertenece, los jesuitas, mientras impulsa personalmente sus proyectos para ayudar a los "intocables" en Anantapur y estrecha lazos con Anne Ferris, periodista inglesa que acabaría convirtiéndose en su esposa cuando colgó los hábitos. La película realiza un encomiable esfuerzo por destacar los logros de Vicente Ferrer y luego su fundación, en favor de los más pobres de la India, una valiosa labor de cooperación internacional donde no faltan los obstáculos. De todos modos, y a pesar de los esfuerzos interpretativos de Imanol Arias, apenas se ahonda en la psicología del personaje, más allá de que está volcado en ayudar a los desfavorecidos, lo que le lleva a veces a descuidar a la gente con la que trabaja, sin mala voluntad. Por ejemplo llama la atención que se deje completamente de lado la fe del personaje, un retrato más ajustado habría tratado de comprender cómo era su espiritualidad, y por qué se secularizó, mientras que aquí ni siquiera le vemos recitar una plegaria, no digamos siquiera pronunciar el nombre de Jesús, todo parece reducirse a problemas con sus superiores y a que en realidad Dios tiene poco espacio en su vida, y esto segundo no acabamos de saber si responde a la realidad o a un retrato incompleto de Ferrer. El film visualmente es vistoso, cuenta con una buena fotografía de Tote Trenas, y se ha rodado en lugares naturales; no faltan además algunos pasajes emotivos, en que el protagonista se vuelca con la gente que sufre. Pero pesan elementos negativos, por ejemplo, resulta algo cargante la omnipresente voz en off con acento extranjero de Aida Folch, que da vida a Anna.

4/10
Blancanieves, de Pablo Berger

2012 | Blancanieves

Película muda, y en blanco y negro. Basada en Blancanieves, el clásico de los hermanos Grimm. Pese a que todo suene, no hablamos de The Artist, la gran triunfadora de los Oscar 2012, ni tampoco de las dos versiones hollywoodienses del cuento que han protagonizado Julia Roberts y Charlize Theron, sino de Blancanieves, de Pablo Berger, una joyita con Maribel Verdú. Sin duda la mejor Blancanieves del trío, que se atreve a llevar un poco más lejos la propuesta de Michel Hazanavicius. Porque aquí no existe el recurso de cine dentro del cine, ni tampoco la tragedia, para algunos, del paso del mudo al sonoro. No faltan guiños cinéfilos abundantes, por supuesto, con audaces variaciones de tono, pero aquí tenemos el cuento de Blancanieves en clave melodramática -nada de comedia o planteamientos épicos tipo Juana de Arco-, la acción se traslada con enorme inteligencia a la Sevilla de los años 20 y el mundo de los toros. Y tiene gracia que se juegue con la idea de que la realidad de la historia va imitando al popular cuento de Blancanieves, con la pobre Carmencita que se queda huérfana, con su padre torero impedido y una madrastra absolutamente odiosa. Porque la cosa funciona, lejos de ser una ocurrencia exótica, todo está perfectamente insertado en Blancanieves, de Pablo Berger, y resulta muy visual, piénsese en el blanco vestido de primera comunión convertido en ropa de duelo. Hay emociones genuinas, risas, tono sombrío... La madrastra, los enanos, la manzana, etcétera, se introducen sin fantasía para sorpresa de propios y extraños, y nada chirría, dando pie a una historia nueva y perenne, en que bastan las imágenes fotografiadas por Kiko de la Rica y la estupenda banda sonora de Alfonso Vilallonga para contar la historia. Pablo Berger (Torremolinos 73) demuestra ser un director a tener muy en cuenta, que tiene muy en cuenta a los clásicos del cine mudo, Griffith o Murnau. Destacan obviamente los toros, ingenioso marco del que no hace falta ser experto para advertir que confiere a importantes escenas un tono épico que pone la carne de gallina, hasta el punto de que el film bien podría crear afición entre los no conocedores del mundo de la arena, tan genial resulta el entrelazado con la tauromaquia. Mientras que conferir a un cortijo el aire siniestro propio de una película gótica tiene su mérito, y en los pasajes en la solitaria casa de Antonio Villalta, él Blancanieves niña, la madrastra y el gallo Pepe hay momentos magníficos. Por no hablar de las escenas feriales finales, muy, muy emocionantes. Sobresalen en Blancanieves, de Pablo Berger un puñado de personajes memorables. Es curioso porque ninguno de los actores puede proclamarse protagonista absoluto del film, no hay quien deje de descollar, es de esas películas que merecería un premio al mejor reparto. Pues son estupendos Blancanieves-Carmen adulta (Macarena García) y niña (Sofía Oria), su padre célebre torero (Daniel Giménez Cacho), su madre cantaora, Carmen de Triana (Inma Cuesta), la abuela (Ángela Molina), la enfermera convertida en madrastra (Maribel Verdú), los seis enanos (¿quizá no hay siete porque Mudito ya está suficientemente representado?), el apoderado (José María Pou), el chófer (Pere Ponce)...

8/10
Carlitos y el campo de los sueños

2008 | Carlitos y el campo de los sueños

Carlitos es un niño huérfano que vive en un orfanato regentado por el malvado don Hipólito. El pequeño tiene dos grandes deseos: que una familia lo adopte y jugar al fútbol. Dada su edad –12 años–, Carlitos cree que cada vez habrá menos posibilidades de que una familia quiera adoptarlo. Así que se llena de ilusión cuando comprueba que puede hacer realidad su segundo sueño, ya que se han anunciado unas pruebas para formar parte de la selección española de fútbol junior. Pero el incipiente sueño pronto se convierte en pesadilla, pues don Hipólito se opone a que participe. El director debuta en el largometraje con esta tierna historia que gustará a los más pequeños de la casa. A pesar de que Del Cerro procede de televisión (Médico de familia, Un paso adelante), la película no tiene su inspiración en la pequeña pantalla, sino más bien en el cine norteamericano y en títulos como Once más uno. De hecho, se trata de una trama clásica, de las de toda la vida. Una historia que enseña a los chavales la importancia de la amistad, el trabajo duro, la constancia y la comprensión. Lo que de entrada podría parecer una aburrida lección sobre cómo ser un buen crío, está perfectamente aderezado con grandes dosis de humor, que compensan el contenido dramático del film. Así, si Carlitos es un chaval entrañable que hará las delicias del público, sus amigos Trampas y Seta lo cautivarán. Este trío junto con la Flaca, forman un divertido grupo de amigos, que protagonizan numerosos episodios graciosos. A los mayores les resultarán especialmente simpáticas las reuniones que se celebran cada noche en el cuarto de los chicos.

5/10
Proyecto Dos

2008 | Proyecto Dos

Proliferan en el cine español los thrillers, de desigual calidad. Éste cuenta al menos con un punto de partida lo suficientemente inquietante. Un tipo contempla consternado en la pantalla del televisor la muerte por atropello de un individuo físicamente idéntico a él. Éste, un investigador del campo de la bioquímica que se llama Diego Durand, felizmente casado y con un niño, le consulta el caso a sus padres, que también vieron el atropello, y que tienen una posible explicación. Le revelan que es adoptado, algo que él ni sospechaba, por lo que piensan que el atropellado puede ser un posible hermano gemelo cuya existencia ignoraban. Desde siempre, Diego siente sensaciones de “déjà vu” en constantes situaciones de todos los días. Esta esforzada propuesta supone la opera prima de Guillermo Fernández Groizard, con una amplia experiencia como segundo ayudante de dirección y director televisivo. Se nota la inseguridad del debutante, en algunos planos reiterativos que un director veterano sabría que no añaden nada, y en diálogos farragosos que habrían necesitado de una reescritura para que los actores los hubieran hecho creíbles. Tiene además las limitaciones propias de otras producciones de género similares del cine español, como una absoluta imposibilidad para rodar secuencias de acción creíbles, por lo que casi lo más prudente sería haberlas evitado. Más allá de avisar por enésima vez del lado negativo de la experimentación científica, no pretende mostrar ningún conflicto de interés, pero dosifica la resolución del enigma, y el desarrollo es lo suficientemente atractivo.El guión está bien armado y no deja cabos sueltos. Además, cuenta con Adrià Collado, que es un actor bastante indicado para su personaje y algún interesante hallazgo visual –el atropello filmado con la cámara amateur de un turista que pasaba por allí–.

4/10
Barcelona (un mapa)

2007 | Barcelona (un mapa)

Un matrimonio mayor decide despedir a los inquilinos alquilados en su casa de Barcelona. El motivo es que él está enfermo y desea pasar sus últimos momentos en soledad, con la sola compañía de su mujer. De este modo, ambos hablarán, uno a uno, con sus huéspedes: la profesora de francés, el guardia de seguridad y la emigrante argentina. De las conversaciones saldrán a la luz diversas historias y demás. El desigual Ventura Pons (Actrices) dirige una película intimista, teatral, rodada casi completamente en interiores, con tonos pastel y luces artificiales de hogar rancio, antiguo. Cuenta con dos grandísimos intérpretes como protagonistas, y tanto José María Pou como Núria Espert logran que nos interesemos por sus vidas, por su pasado. Sin embargo, poco a poco Pons va derivando su guión y sus imágenes hasta derroteros cada vez más sórdidos, en donde salen a relucir secretos inconfesados y situaciones grotescas, que incluyen travestismo, adulterio, homosexualidad e incesto. Y no hay más en esta especie de mirada atrás de sus personajes: la visión existencial de Pons, muy material y pobre, transmite al espectador una honda tristeza ante la esterilidad de las vidas que presenta. Al final sólo se salvan las buenas actuaciones y una dirección competente.

3/10
Miguel y William

2007 | Miguel and William

Leonor de Vibero, hija de un comerciante español afincado en Inglaterra, mantiene una relación amorosa con William Shakespeare, un dramaturgo aún desconocido pero prometedor. Contra su voluntad, Leonor debe dejar Inglaterra y viajar a Castilla, donde se ha concertado su matrimonio con un duque viudo y acaudalado. Tras instalarse en el castillo de su prometido, Leonor es cortejada por Miguel de Cervantes, literato que para seducirla se ofrece a escribirle una obra de teatro, con la excusa de que sirva para conmemorar su boda. Por su parte, Shakespeare viaja a España para impedir la boda de su amada. Daba para mucho la idea de unir en una misma trama dos de las figuras más grandes de la literatura universal. ¿Qué se habrían dicho si se hubieran encontrado estos dos gigantes de las letras? Pero Inés París (Semen, una historia de amor, A mi madre le gustan las mujeres) es una directora y guionista mediocre, y sus diálogos resultan cutres. El proyecto parece concebido en el año 2005, con ganas de pillar subvenciones por el cuarto centenario del Quijote, pero falta una trama con un poco de imaginación. Para colmo, aunque reúne a actores más que competentes, estos están tan mal dirigidos que las secuencias resultan pobretonas, como de obra de teatro de poco nivel. Se desperdicia así lo único valioso de la cinta, la banda sonora de Trevor Jones, el compositor de El último mohicano.

2/10
Adivina quién soy

2006 | Adivina quién soy

Estrella, una niña de diez años, se quedó huérfana de padre cuando era muy pequeña. Desde entonces vive con su madre, que pasa mucho tiempo fuera, dejándola sola. A Estrella le apasionan los relatos de terror, por lo que inventa amigos imaginarios, que parecen sacados de ese tipo de cuentos, todos ellos monstruos legendarios. Un día, entabla amistad  con un siniestro vampiro, que parece terriblemente real. ¿Acaso no es fruto de la imaginación de la pequeña? Enrique Urbizu, uno de los cineastas españoles más sólidos del panorama actual, dirige uno de los episodios de la saga Películas para no dormir. El director de La caja 507 no había rodado hasta ahora ninguna película de terror, por lo que la cosa tiene su interés. Además, cuenta como protagonista con Goya Toledo, modelo que tras protagonizar Amores perros, convenció a la crítica de su capacidad interpretativa.

3/10
Bajo aguas tranquilas

2005 | Beneath Still Waters

Hace cuarenta años, en las cercanías de una pequeña localidad del norte de España llamada Desbaria, se creo un lago artificial que sepultó a su vez un pequeño pueblo llamado Marienbad. Desde entonces algunos siniestros acontecimientos, como asesinatos y desapariciones, tienen atemorizados a la población de Desbaria, pues algo maligno provenía de aquel lugar. El director filipino Brian Yuzna (El dentista) se pone de trás de las cámaras para filmar esta película basada en una novela de Matthew Costello. se trata de una coproducción entre estados Unidos y españa, através de Fantastic Factory, de Filmax. La intriga es pasable y el resultado discreto, aunque incluye algunos momentos de tensión logrados. Entre el reparto destacan algunos rostros españoles.

4/10
Tiovivo c. 1950

2004 | Tiovivo c. 1950

“No eran los mejores tiempos, pero eran los nuestros.” Con esta declaración nostálgica y mecanografiada concluye José Luis Garci este film coral, que arroja una mirada agridulce a la España de 1950, y concretamente a Madrid. El director asturiano recurre a tenues pinceladas a la hora de retratar a multitud de personajes variopintos, junto a sus pequeños dramas cotidianos: la taquillera de metro enamorada de quien no debe (es un cura, pero ella lo ignora), la beatorra avariciosa, el empleado de banco que ante sus parientes de provincias tiene un gran empleo en la capital, el ‘conseguidor’ de libros prohibidos, el dueño de un taller mecánico, la gente de la academia de baile… Y con una curiosa mezcla de añoranza y denostación de tantas cosas de la época franquista, ofrece un film que ha irritado a mucho progre, quizá por su calculada ambigüedad. Llama la atención que nadie pueda ser feliz en esos años (¿no hay alguien entre tanta gente a quien le vaya más o menos bien?), y como parece invitar a comparar con lo que ahora nos toca vivir, las conclusiones pueden ser para todos los gustos. En cualquier caso destaca el increíble reparto, y la ambientación de la época, brillantes sin duda. Y agota un poquillo tanta cinefilia apenas encubierta, y muchos detalles ‘garcianos’ (referencias al fútbol, los toros, las calles de Madrid), poco naturales en la trama.

5/10
Sévigné

2004 | Sévigné

Julia (Anna Azcona) es una directora de teatro de éxito con una carrera prestigiosa a sus espaldas. Un día, las cosas empezarán a cambiar, pues elige estrenar una obra sobre Madame de Sévigné, condesa parisina conocida por sus 'Cartas a la hija'. Embarcarse en el proyecto le traerá complicaciones personales, pues le hará poner sus sentimientos encima de la mesa. Empezará a dudar si seguir con su marido, con su amante, o comenzar una nueva vida con la propia autora de la obra.  Marta Balletbò-Coll dirige, escribe e interpreta este drama catalán con buenas actuaciones, donde destaca Anna Azcona.

7/10
El tránsfuga

2003 | El tránsfuga

La tormenta política desatada en el 2003 en la Comunidad de Madrid por dos tránsfugas del grupo socialista, propició este entretenido telefilm, que bucea en las aguas turbias de las mordidas y el politiqueo interesado.

2/10
Policías, en el corazón de la calle

2000 | Policías, en el corazón de la calle | Serie TV

El inspector jefe Héctor Ferrer dirige una comisaría de Madrid. Serio y adicto al trabajo, considera que sus hombres son como de la familia, sobre todo Manuel, más conocido como el Ruso, su mano derecha. También tiene a sus órdenes al arriesgado Carlos Gándara, y la subinspectora Lucía Ramos, enamorada de éste último. Serie televisiva española, emitida entre 2000 y 2003. Los primeros capítulos cuentan con la presencia de la actriz Ana Fernández, si bien abandonó pronto la serie. Aborda todo tipo de temas relacionados con la delincuencia, como las drogas, la corrupción, y los asesinatos. El presupuesto es bastante amplio, en comparación con series similares, y cuenta con grandes actores, como Josep Maria Pou.

4/10
Goya en Burdeos

1999 | Goya en Burdeos

Un Goya octogenario vive exiliado en Burdeos. Le acompañan su amante Leocadia Zorrilla de Weiss (Josefina Bayeu ha muerto) y su hija Rosarito, que llevan con paciencia sus achaques y cabezonerías. Los últimos meses de vida del genial pintor se convierten en una rememoración de su vida y su arte. Entre delirios seniles se presentan momentos decisivos de su existencia: la concepción de algunos cuadros, su paso por la corte, el amor por la duquesa de Alba, los momentos de camaradería… La fructífera relación artística entre Carlos Saura y Vittorio Storaro (Flamenco, Taxi, Tango) alcanza sus cotas más altas en este original acercamiento a la vida y obra de Francisco de Goya. Saura y Storaro juegan con la luz y el cromatismo como nunca: como si estuviéramos dentro de un sueño, o quizá en el interior del alma de Goya, nos movemos por escenarios imposibles, con paredes que se transparentan, una pradera de San Isidro de estudiada irrealidad, o el paisaje de una guerra de subyugante coreografía, obra de La Fura dels Baus. Si la belleza formal de la película resulta indiscutible, lo mismo ocurre con la cuidada narración. Tenemos personajes, y personajes sólidos. Francisco Rabal presta enorme humanidad y presencia a Goya anciano: cascarrabias, cariñoso aunque le cueste expresarlo, enamorado de su arte, siempre a la búsqueda de la inspiración; y José Coronado, como Goya joven, sirve la que es, seguro, su mejor interpretación. El film se llevó 5 premios Goya, entre ellos el de mejor actor para Rabal.

7/10
Pepe Guindo

1999 | Pepe Guindo

Un viejo actor de teatro hace el papel de un músico anciano, que recibe una llamada de un director de cine, que desea hacer una película sobre su vida. Los recuerdos comienzan a brotar, hasta el punto de que realidad y ficción se confunden. Emotivo film donde, una vez más, Fernando Fernán Gómez demuestra que es un actor como la copa de un pino.

5/10
La hora de los valientes

1998 | La hora de los valientes

Madrid, noviembre de 1936. Primeros y cruentos compases de la guerra civil. En un bombardeo la joven Carmen pierde a toda su familia. Destruida su casa, vaga sin rumbo, no sabe adónde ir. Manuel, celador del Museo del Prado y gran admirador de la obra de Goya, además de ingenuo anarquista, salva un autorretrato del maestro, el lugar no se ha librado de los efectos de un ataque, coincidente con los preparativos para trasladar las principales obras de arte a Valencia. Una y otro se encuentran en el metro, y Manuel, compadecido de Carmen, le hace hueco en la pensión que regenta su tía Flora. Aunque Manuel desea devolver el cuadro, el ambiente de represión de la retaguardia, y en general, el caos de una ciudad con los artículos de primera necesidad racionados, impiden que pueda hacerlo, de modo que se convierte en su fiel custodio. Aunque un huésped de la pensión, que opera en el mercado negro, echa el ojo al autorretrato. Aunque el tiempo pasa, y los españoles deberían ser capaces de mirar a su pasado con perspectiva histórica y sin ira, la realidad es que cuesta hacerlo, también en el cine. En el caso que nos ocupa, el director y coguionista Antonio Mercero, con su habitual colaborador Horacio Valcárcel, hacen un esfuerzo por orquestar un punto de vista equilibrado, donde se recuerda que se cometieron tropelías en uno y otro bando. Al transcurrir la mayor parte de la narración en el Madrid republicano, se abordan los registros y delaciones, y la persecución religiosa con asesinatos de sacerdotes, pero también se menciona por ejemplo la ejecución del marido de Floro en la represalia sangrienta de Badajoz, ocurrida en el lado nacional. Y se pintan situaciones típicas en tiempos de guerra, como el mercado negro y la usura, donde los que tienen negocios de almoneda se enriquecen aprovechando la penuria ajena. En esta ambiente, se propone el arte como expresión de lo imperecedero, por encima de odios e ideologías destructoras. Las intenciones son loables, pero el desarrollo de la película es irregular. Funciona bien a la hora de plantear la trama y las vicisitudes de los personajes, con buenos momentos como el del registro en que podrían encontrar el cuadro. Pero una vez se afianza la atracción amorosa entre Carmen y Manuel, no se sabe muy bien por dónde tirar, y la marcha del segundo al frente no tiene la necesaria fuerza. La presencia de niños, sobre todo Pepito, hijo de Flora, sirve para apuntar como los chavales pueden convertir en juego inocente incluso los horrores de la guerra, como cuando simulan un fusilamiento. De todos modos, la secuencia en que encuentran una bomba no está bien resuelta, su inclusión resulta bastante forzada; lo mismo cabe decir del desenlace, homenaje incluido al cuadro de los fusilamientos de mayo. Hay acierto en la definición de los personajes, con buenos trabajos de Gabino Diego y Leonor Watling, pero también de Adriana Ozores como la digna viuda –ganó el Goya a la mejor actriz de reparto–, de Luis Cuenca como el simpático abuelo Melquíades, e incluso de los que encarnan a los más villanos de la función, Héctor Colomé y Josep Maria Pou.

6/10
Los años bárbaros

1998 | Los años bárbaros

Dos estudiantes universitarios son condenados a trabajos forzados en el Valle de los Caídos, a causa de una pintada antifranquista. Pero no se resignan a estar allí varios años. Gracias a varios contactos se organiza una disparatada fuga: huyen en un descapotable, con dos jóvenes americanas, que simulan ser turistas. Basándose en hechos reales, Fernando Colomo demuestra que es uno de los directores españoles más dotados para la comedia. Amor y situaciones hilarantes, servidas por un competente grupo de actores (Jordi Mollà y Ernesto Alterio como los estudiantes, Allison Smith y Hedy Burress como las americanas, Juan Echanove de falangista pasado de rosca, José María Pou de productor teatral con ramalazo), están más que garantizadas.

5/10
Una pareja perfecta

1998 | Una pareja perfecta

Un hombre de cuarenta años y un viejo poeta mantienen una curiosa relación amistoso-laboral que se ve alterada por unas fotos con la que chantajean al primero, al pescarle en la cama con una mujer. Aparecerán por ahí también un adolescente, un robo, un chapero, etc. Producto español poco atractivo, inspirado en la novela "Diario de un jubilado" de Miguel Delibes. Lo mejor es quizá el trabajo del veterano José Sazatornil en el papel del poeta venido a menos.

4/10
El crimen del cine Oriente

1997 | El crimen del cine Oriente

Intenso drama criminal dirigido por Pedro Costa, con guión de Manolo Marinero, Pedro Costa y Javier Tomeo. La historia se centra en el personaje de María (Anabel Alonso), que fue expulsada de la casa paterna tras quedar embarazada. Desde entonces ha deambulado por la ciudad viviendo como sirvienta, pero con lo único que sueña es con poder regresar con su hija. Un día, María se refugia en el cine Oriente huyendo de la lluvia y allí conoce al dueño, Salvador, un hombre amargado que había querido ser torero y la Guerra Civil truncó sus expectativas. Entre los dos surge una relación inmediata, pero ojalá no se hubieran conocido... Melodrama criminal con grandes interpretaciones y cuya principal característica es la presencia de un guión muy bien trabado (está basado en hechos reales) junto con una ambientación muy lograda. Para incondicionales de los crímenes truculentos.

4/10
La duquesa roja

1997 | La duquesa roja

La Duquesa Roja, interpretada por Rosa Maria Sardà, es una mujer que vive anclada en el pasado. Su familia ha sido durante muchas generaciones la poseedora del pueblo donde reside. En su grandioso palacio, se hace rodear de un boato propio del feudalismo. No quiere aceptar que los tiempos han cambiado, y que debe mezclar sus anacrónicas costumbres con el estilo de vida moderno. Para complicar aún más su vida y la del pueblo, un grupo empresarial se presenta con la intención de construir una urbanización en los terrenos de la Duquesa. Una comedia esperpéntica, que recupera para el cine español el estilo de Berlanga o de García Sánchez. Se adentra en tono de sainete en la España más surrealista. Los personajes son variopintos: actores en paro, activistas ecologistas y financieros modernos provocan situaciones hilarantes. El plantel de actores secundarios, digno de una buena comedia coral, es excelente. Destacan Loles León, Rafael Álvarez "El Brujo", Agustín González y María Isbert.

4/10
Gran Slalom

1996 | Gran Slalom

El film nos cuenta las andanzas de un guardia civil, que conoce a una atractiva mujer al quedarse, tirado en la carretera camino de los Pirineos. A partir de este momento se desencadena una sucesiva cadena de disparatados sucesos, persecuciones, enredos, infidelidades, celos, travestismo, etc. La estancia de unos días en la montaña no va a ser tan tranquila como prometía en un principio. Jaime Chávarri dirige esta película, en cuyo reparto aparecen nombres muy conocidos del cine español: Juanjo Puigcorbé, Laura del Sol, Santiago Ramos, Pilar Bardem y Pepa López. El film entretiene, aunque no aporte nada nuevo; más bien parece una actualización a los años 90 de aquellas comedias españolas disparatadas y para entonces atrevidas, de los setenta.

3/10
El efecto mariposa (1996)

1995 | El efecto mariposa

Uno de nuestros máximos expertos en comedias, Fernando Colomo (Tigres de papel, ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?), se marchó a Londres para rodar uno de sus más divertidos títulos. La relación amorosa entre una tía y su sobrino está desarrollada con vigor dramático y contiene secuencias muy divertidas. El actor y cantante Coque Malla resalta por su espontaneidad y soporta eficazmente el peso de ser el protagonista. Por otro lado los correctos secundarios elevan el conjunto, una curiosa crítica a la corrupción, dotándole de simpatía. Un comedia ligerita y frívola, que entretiene sin más.

4/10
Hermana, ¿pero qué has hecho?

1995 | Hermana, ¿pero qué has hecho?

Película de enredo a la española con la presencia de una de las mejores artistas del espectáculo, Lina Morgan. Una furgoneta de las "Hermanas de la Santísima Trinidad" se detiene junto a una sucursal bancaria. Dos monjas entran en la oficina y extraen de sus hábitos una escopeta de cañones recortados y una metralleta. De ese modo, logran dar el golpe del siglo. La policía pone en marcha sus investigaciones y logra capturar a las monjas sospechosas. Pero, mientras tanto, aparece en escena Trini (Lina Morgan), hermana gemela de una de las sospechosas. El enredo comienza a formarse de modo imparable. ¿Son las dos monjitas las verdaderas autoras del robo? Simpática comedia dirigida por Pedro Masó, que encantará a los fans de Lina Morgan, una auténtica especialista en el humor, los gestos más cómicos y el mundo de la farándula. Se reirá de veras.

4/10
Historias del Kronen

1995 | Historias del Kronen

Adaptación de la novela de José Ángel Mañas, que relata las andanzas de un grupo de jóvenes en la noche madrileña y en especial de Carlos, un estudiante de 21 años amante de la provocación, que se reúne con sus amigos en un bar llamado Kronen. Todos suelen vivir al límite por la noche y no admiten ninguna barrera. La realización Montxo Armendáriz (Tasio, Las cartas de Alou, Secretos del corazón) y las interpretaciones son bastante buenas, lo que compensa la dureza de la trama y un argumento que expone las actitudes de este tipo de jóvenes y, a pesar de su distanciamiento, resulta crítico.

5/10
Pont de Varsòvia

1989 | Pont de Varsòvia

El éxito que tuvo entre el público erudito la compleja película El silencio antes de Bach de Pere Portabella, ha llevado a que se reestrene en cines otro de sus experimentales filmes, Pont de Varsòvia. Sin prácticamente argumento, al igual que sucedía en la película sobre Bach, la historia es más bien una amalgama de imágenes, donde la arquitectura y la música ocupan un lugar destacado. A una y otra, el cineasta les cede un protagonismo indiscutible en planos de una duración tal que en cualquier otra película serían impensables. Es en el tema musical donde esta cinta muestra sus momentos más intensos, especialmente en el concierto que da una peculiar orquesta en plena calle y en la ópera interpretada en un mercado de pescado. Por lo demás, se trata de una película sólo apta para iniciados. Cualquiera que no lo sea, la calificará como mínimo de muy rara, a la par que de desconcertante. Pero éste es el juego de Portabella, totalmente contrario a las narraciones lineales y al sentido típico de las cosas. Con estas premisas, el cineasta construye una película -que despertó las delicias de Jonathan Demme-, que tiene como base un curioso accidente que llenó las páginas de los periódicos. Se trata del caso de un submarinista que apareció muerto en un bosque devastado por un incendio. La curiosidad que despertó esta noticia también atrajo a Paul Thomas Anderson, que la incluyó en Magnolia. Para Portabella, ese inexplicable accidente es el germen de su película: “Con esta base y el propósito de atribuir a la imagen el auténtico discurso del film, realicé Pont de Varsòvia transgrediendo el hábito de hacer cine con los criterios narrativos supeditados a las formas institucionales de producción heredadas de la literatura”. Más allá de la historia del submarinista -anecdótica en la película- la cinta debe su título al libro que acaba de escribir el protagonista del film.

4/10
Las gallinas de Cervantes

1988 | Las gallinas de Cervantes

El escritor Miguel de Cervantes descubre que a su esposa, Doña Catalina, le ocurre algo extraño. Aburrida reconstrucción de la vida de Cervantes, que tiene algunos hallazgos como la interpretación de Miguel Rellán, como el célebre escritor.

5/10
Remando al viento

1988 | Remando al viento

Dos poetas Ingleses, Mary Shelley y Lord Byron, se ven obligados a marchar de Inglaterra... Durante el viaje, van recordando historias reales y literarias. Shelley recuerda como conoció en casa de su padre adoptivo al joven y apasionado Percy Bysshe Shelley, y como le amó y se fugó con él. También cuenta su reunión con Lord Byron en Suiza... Pero sobre todo, recuerda aquella noche del mes de Noviembre de 1816, cuando todos reunidos se pusieron a contar historias de terror y ella dio a luz a la historia de "Frankenstein". Romántico film de Gonzalo Suárez, con ritmo premioso muy adecuado para la historia, y una fotografía fascinante. Cuenta con un estupendo reparto internacional.

6/10
Berlín Blues

1988 | Berlín Blues

Madrid

1987 | Madrid

Hans, realizador televisivo alemán, llega a Madrid, para filmar un reportaje sobre el cincuenta aniversario de la Guerra Civil. Con ayuda de Lucía, su ayudante española, se documenta y rueda interesante material. Basilio Martín Patino reflexiona sobre el medio audiovisual y sus limitaciones, en esta interesante cinta metacinematográfica.

5/10
Hay que deshacer la casa

1986 | Hay que deshacer la casa

Ana y Laura son dos hermanas que viven separadas desde hace mucho tiempo. Ana vive en París donde lleva una vida teóricamente moderna y bohemia. Por su parte, Laura reside en Madrid donde ha formado una familia de lo más burguesa. Ambas se reúnen en su Guadalajara natal donde tendrán que poner al día la herencia de sus padres. Este reencuentro estará lleno de recuerdos y de deseos para el futuro más inmediato. Las dos Amparos están estupendas, como siempre, en sus papeles protagonistas. La película está basada en la obra teatral homónima premiada con el Lope de Vega del autor Sebastián Junyet.

4/10
El caballero del dragón

1985 | El caballero del dragón

Un científico extraterrestre recorre los alrededores de un pueblo durante la Edad Media. Los lugareños piensan que su nave es un temible dragón. Aunque sólo se lleva animales, acaba raptando a la hija del conde que gobierna el lugar. Éste organiza una expedición para ir a rescatarla. Fernando Colomo cambió radicalmente de registro con una película de aventuras y ciencia ficción que pretendía emular éxitos del cine de Hollywood como Encuentros en la tercera fase. Aunque el guión tenía posibilidades, se notan las carencias en el terreno de los efectos especiales y a Colomo no se le da nada bien dirigir a un reparto internacional encabezado nada menos que por Klaus Kinski. A pesar de que su presupuesto era bastante amplio para el cine español de la época, fue un fracaso de taquilla.

3/10
Adolescencia

1982 | Adolescencia

Típica película que recrea el ambiente "moderno" imperante en la España de los años 80 del siglo XX. Laura y Jorge tienen 17 años y están enamorados. Se han conocido en una fiesta, con abundancia de alcohol y drogas. Los padres de ambos, unos más burgueses y otros más distanciados, no entenderán que sus hijos pretendan irse a vivir juntos por su cuenta. El film, de discreta factura, habla de las costumbres libertinas que empezaban a campar a sus anchas entre los jóvenes. El reparto reúne a un nutrido grupo de grandes actores.

3/10
La espada negra

1976 | La espada negra

Tras la muerte de su hermano de 11 años envenenado, isabel de Castilla toma la determinacion de reinar para limpiar el reino de traidores. Envía a su viejo criado en busca del rey de Aragón, que le prometió casarla con su hijo. El guionista de Locura de amor, Carlos Blanco, está detrás del libreto de este correcto film de Francisco Rovira Beleta, que documenta el romance entre Isabel y Fernando, los reyes católicos. Desentona Juan Ribó, como Fernando de Aragón, pero está rodeado de secundarios de primer orden, como los insuperables José María Rodero y José Bódalo.

5/10
Una mujer prohibida

1974 | Una mujer prohibida

Carlos es inspector de la Brigada de Narcotráficos y conoce a una guapa mujer llamada Tina, que canta en un club nocturno. Ambos se enamoran. Tina vive en un mundo turbio y Carlos cada vez está más implicado con ella por lo que decide dejar la profesión. Drama tristón con algún toque amor y erotismo, donde sólo destaca el trabajo del reparto.

3/10

Últimos tráilers y vídeos