IMG-LOGO

Biografía

Josh Pais

Josh Pais

62 años

Josh Pais

Nació el 21 de Junio de 1958 en Princeton, New Jersey, EE.UU.
Filmografía
Huérfanos de Brooklyn

2019 | Motherless Brooklyn

En el curso de la investigación de un caso, Frank Minna, jefe de una agencia de detectives, es tiroteado y acaba muriendo tras ser auxiliado por uno de sus hombres, Lionel Essrog, el cual era uno de sus protegidos desde que Minna le conoció en un orfanato de Brooklyn. Essrog es un tipo singular pues tiene una rara enfermedad nerviosa llamada Síndrome de Tourette, por la tiene una infinidad de tics y se siente obligado a hablar sin freno e inoportunamente. Pero Lionel es también un tipo inteligente, detective perspicaz y tenaz, que le tenía cariño a Minna y que está decidido a llegar al fondo del asunto. Huérfanos de Brooklyn es cine negro de altura, que recuerda a producciones clásicas y a las historias herederas de las creaciones de Hammett y Chandler. Se trata de una adaptación de la novela Jonathan Lethem, con elementos reconocibles del género, como la corrupción política, los secretos del pasado, el afán de poder, la música de jazz, la chica en apuros, las gabardinas, los sombreros, los matones a sueldo y los investigadores de raza. Hacía 20 años que Edward Norton no dirigía una película, desde su debut con Más que amigos. Desde entonces su carrera como actor tuvo muchos éxitos pero tras rodar El increíble Hulk algo pasó entre él y la industria y fue relevado poco a poco a papeles secundarios. Aquí regresa por todo lo alto, aunque haya tenido que ejercer de productor, además de ser el director, el actor principal y el guionista. Vamos que se ve que se ha tomado el proyecto como algo muy personal. La consecuencia es que se trata una película muy cuidada, mimada diría yo, que ofrece una convincente ambientación de los años 50, se desarrolla sin prisas (casi dos horas y media) gracias a unas pesquisas lentas pero muy creíbles y que atrapa desde el principio hasta el final. Y hay toques de gran director, como ése en que Lionel decide ponerse el sombrero de su difunto jefe. Gran parte del gancho del film es la caracterización de su protagonista, Lionel Essrog. Curiosamente Edward Norton se dio a conocer en el cine con un personaje de desdoblada personalidad en Las dos caras de la verdad, por el que fue nominado al Oscar, y en otra de sus películas más recordadas,The Score, también su personaje jugaba al despiste con su comportamiento. Aquí sus brotes psicóticos son constantes, a veces muy divertidos y Norton vuelve a demostrar que integrar personalidades múltiples sigue siendo una de sus especialidades. Quizá puede achacarse al film que algunos personajes, como los compañeros de oficina de Lionel, queden algo desdibujados, pero otros, como el poderoso político Moses Randolph (notable Alec Baldwin), la activista civil Laura Rose (Gugu Mbatha-Raw) o el ingeniero interpretado por Willem Dafoe, resultan lo suficientemente estimulantes. Estupenda música de Daniel Pemberton.

7/10
Joker

2019 | Joker

Original película centrada en Joker, el personaje archivillano de Batman que ha dado lugar a celebradas composiciones de Jack Nicholson para Tim Burton, y Heath Ledger para Christopher Nolan. Se sitúa en una ochentera e inhóspita ciudad de Gotham, degradada por la huelga de basuras y los graffiti, y en que cada uno va a lo suyo. Arthur Fleck cuida amorosamente a su inválida madre Penny, que trabajó antaño para el archimillonario Thomas Wayne, que tiene planes para presentarse a la alcaldía de la ciudad, y que no atiende a las misivas que ella le envía pidiendo ayuda, lo que produce el resentimiento del hijo, aunque ella le disculpa. Con un trastorno que le hace reír a destiempo y compulsivamente, Arthur acude a sesiones de psicoterapia, mientras trata de hacer realidad su sueño de dedicarse a la comedia. Le encantaría contar con el apoyo del cómico Murray Franklin, su ídolo, que tiene un popular programa televisivo, pero de momento ha de contentarse ejerciendo de payaso en hospitales infantiles o como reclamo callejero para invitar a entrar en una tienda. Solitario y enfermo, logrará conectar con una vecina, madre soltera, lo que podría ser un primer paso de reconciliación con la humanidad. Los coguionistas Todd Phillips y Scott Silver, el primero también director que se aleja del tono de su conocida Resacón en Las Vegas, no parten de un cómic concreto de DC a cuya adaptación más o menos libre se habrían aplicado, sino que han imaginado por completo los orígenes del personaje, logrando un resultado brillante. En vez de poner el foco en la faceta “traviesa” del personaje, o en su irracionalidad, como hacían las otras versiones mencionadas, aquí la mirada es de angustioso drama existencial, tratan de dar razón de la sinrazón en que cae el protagonista, cómo se convierte en psicópata influido por un entorno familiar, laboral y social hostil, trayectoria en que hay espacio para la sorpresa. El cuadro de Joker es complejo, y Joaquin Phoenix tiene el mérito de dar coherencia a los diversos elementos que han contribuido a configurar una personalidad hecha añicos, su interpretación es sensacional. Podría pensarse como referente en el célebre Travis de Robert De Niro –actor también presente en este film– en Taxi Driver de Martin Scorsese, ambientado más o menos en esa época, aunque los motivos de su deterioro elemental sean diversos. También Scorsese es una referencia para el papel de De Niro, comparable al de su antagonista en El rey de la comedia. El film usa con inteligencia la figura patética del payaso triste que tiene sin embargo que hacer reír y mostrarse alegre, una idea que aleteaba en Balada triste de trompeta de Álex de la Iglesia, pero a la que Phillips sabe sacar mucho mejor partido. Y con mirada decididamente pesimista muestra una sociedad insolidaria y quebrada en sus ilusiones, con una enorme brecha social entre ricos y pobres, y donde unos y otros tienen comportamientos deshumanizados –véanse los tres ejecutivos en el metro, escena que hace pensar en el personaje real de Bernhard Goetz, el justiciero de Nueva York en 1985, pero también los gamberros que estorban a Arthur en su trabajo–, lo que provoca el desquiciamiento personal –la deriva cuesta abajo del protagonista– y colectivo –las masas despersonalizadas que celebran las humillaciones de un programa televisivo, y que encuentran en la careta de un payaso el modo de dar rienda suelta a su ira y frustración–. En la mirada nihilista a la sociedad desnortada, que se deja guiar por consignas antisistema y actitudes de "yo contra el mundo", el film hace pensar en títulos como V de vendetta y El club de la lucha. Sorprende el vigor de la narración, que avanza todo el rato como un tiro, con múltiples elementos que contribuyen a la solidez del armazón. Pueden ponerse algunas pegas, algunos alargados momentos narcisistas del protagonista –aunque Phoenix maneja maravillosamente sus carreras y pasos de baile, como si fueran una endiablada coreografía–, la relación con la vecina que queda algo suelta, y sobre todo el paroxismo de violencia de una escena concreta, que podría haber sido mucho más contenida, con idénticos resultados. Pero logra avanzar “in crescendo” con la idea de olla a presión que inevitablemente tiene que estallar, a la vez que se enlaza perfectamente con lo que conocemos de Batman.

8/10
La tierra de las buenas costumbres

2018 | The Land of Steady Habits

Deprimente película navideña, con protagonista, el talludito broker recién jubilado y divorciado en crisis existencial Anders Harris. Acaba de romper su matrimonio con Helen, sin que tenga muy claro por qué, y como tiene buena facha, seduce con facilidad a mujeres, aunque luego, de modo embarazoso, en la cama no se porta como un campeón. Le cuesta conectar con su hijo Preston, que tuvo problemas con las drogas, y que no consigue establecerse profesionalmente. En fechas próximas a la Navidad, recibe casi por equivocación una invitación a una fiesta que dan los vecinos de los Harris, y donde, por supuesto, se va a encontrar con su ex, que resulta tener nueva pareja, un colega que trabaja en la bolsa. Allí establece una complicidad con Charlie, el hijo de los vecinos, que acabará intoxicado tras inhalar una potente droga. Nicole Holofcener, conocida por rodar episodios televisivos de Sexo en Nueva York y A dos metros bajo tierra, y por la película Sobran las palabras, adapta una novela de Ted Thompson que ofrece una mirada tremendamente pesimista acerca de la condición humana. De hecho la traducción del título original, "The Land of the Constant Habits", no le hace completa justicia, aunque se entienda en clave irónica, se acercaría más a la realidad hablar de "costumbre reiteradas", que de alguna manera aluden a aquello de que "el hombres es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra". Pues la trama está atravesada de personajes hundidas en el fango de sus miserias, del que son incapaces de salir. Anders es un inmaduro, que no ve lo que ocurre a su alrededor, empezando por una esposa que le ha ocultado cosas, y ni él ni siquiera ha olido esa apestosa chamusquina que se expandía a su alrededor; y su incapacidad de hacer ver a Charlie que está haciendo mal con su camino por las drogas, una blandenguería galopante a la hora de intentar ayudar, resulta notable. Pero en fin, la misma parálisis vital, en distintos niveles, se detecta en el hijo capaz de arruinar a un pobre hombre que le confía todo su dinero, en la esposa que cuida su jardín pero no su familia, en un Charlie talentoso para concebir cómics, pero un inútil a la hora de tomar las riendas de su vida, en unos padre que no logran conectar, aunquen tampoco se nos den muchas explicaciones al respecto. Aunque dirigida con oficio, y con buenas interpretaciones, La tierra de las buenas costumbres no deja de exhibir una irritante indolencia, una falta de rumbo capaz de generar genuinas emociones, sólo puede interesar al espectador que se quiere ver confirmado en su cinismo, de que sólo nos queda ser como la tortuga que en el plano final, dentro de una pecera, saca la cabeza para tratar de respirar un momento aire puro, y luego volver a hundirse en las aguas turbias de su existencia.

5/10
Crown Heights

2017 | Crown Heights

Mi panadería en Brooklyn

2015 | My Bakery in Brooklyn

Cuando por fin compra el billete para llevar a cabo su gran sueño, viajar a Europa, Vivian debe posponer estos planes por la repentina muerte de Isabelle, su tía. Resulta que le ha legado la panadería en Brooklyn en la que ha trabajado toda la vida, negocio que deberá compartir con Chloe su prima, muy cercana, pero con la que surgirán roces debido a que no comparte su pasión por mantener la esencia clásica del local: desea realizar cambios. Ambas se verán obligadas a cooperar para que el banco no expropie el local. Tercer largometraje de ficción de Gustavo Ron, más cercano a la ligereza y a la mezcla entre risas y lágrimas del primero, Mia Sarah, aunque mejor rodado y en inglés, como el lacrimógeno Vivir para siempre. Repite, esta vez junto a Francisco Zegers, como autor del libreto, quizás el mayor problema del film, pues acaba siendo demasiado intrascendente. Más allá de cierta reivindicación del esfuerzo, y el trabajo de la gente sencilla, y de la unidad familiar, y de su contraste entre una visión tradicional de la vida y los valores, y otra revolucionaria, que quiere ponerlo todo patas arriba, se queda en un sencillo homenaje a las películas gastronómicas, sin el nivel de títulos como El festín de Babette. Si bien algunas secuencias rozan el ridículo, como su forzado homenaje a los tartazos del cine mudo, el cineasta madrileño salva el tipo con su evidente capacidad para arrancar carcajadas, y su tono amable. Además, dirige bien al reparto, encabezado por las pocas conocidas Aimee Teegarden y Krysta Rodriguez, donde brilla como secundaria la española Blanca Suárez, que encarna a una decoradora que arregla el local.

5/10
Hank Williams, una voz a la deriva

2015 | I Saw the Light

Biopic sobre el celebérrimo cantante folk de country y blues Hank Williams, sigue su trayectoria desde 1944 a 1953, años de su temprana muerte por problemas de corazón, que se sumaron a su frágil salud –fue diagnosticado con espina bífida oculta– y a su abuso del alcohol. La narración está estructurada con entrevistas de personajes que tuvieron con él una relación profesional y personal. Pese al interés del personaje, el productor Marc Abraham –guionista y director en esta ocasión de su segunda película tras la cámara–, entrega un film un tanto desvaído, demasiado episódico, al que le falta un punto de emoción, los pasajes dramáticos se encuentran algo inconexos, lo que perjudica al conjunto. Cuenta los problemas de Hank con su esposa Audrey  –divorciada de otro matrimonio, donde había tenido otra hija–, pese a su enamoramiento saltaban las diferencias, también porque ella era cantante, pero de un talento inferior. Además se recogen su popular programa radiofónico, sus actuaciones en concierto, y el modo en que inspiraban algunas canciones a la gente corriente, a veces porque eran auténticas plegarias ligadas a su fe cristiana y al amor al godspell, como la que da título al film en su versión original "I Saw the Light", que además cierra la película, en uno de los momentos más emotivos. Destaca por encima de todo la interpretación muy convincente de Tom Hiddleston como Hank Williams, además de que hace el esfuerzo de cantar sus canciones, al igual que Elizabeth Olsen con las suyas.

5/10
Ruth & Alex

2014 | Ruth & Alex

Ático sin ascensor

2014 | 5 Flights Up

Una simpática comedia, miniatura en su duración y número de personajes de entidad, con diálogos ágiles y chispeantes, verdadero canto a Nueva York y más concretamente al East Village de Manhattan y alrededores. Sigue a una pareja que llevan casados más de 40 años, Alex, afroamericano artista, y Ruth, maestra blanca, que no han podido tener hijos. Durante un fin de semana algo frenético por una alarma terrorista en Manhattan, intentan vender su ático neoyorquino al que no se puede acceder con ascensor, y comprar otra vivienda con mejor accesibilidad, algo conveniente por los achaques de la salud, que les afectan a ellos y a su querido perro. Les ayuda en la operación su sobrina, agente inmobiliaria. Frente a las primeras impresiones de lo que cabría esperar del film –vehículo concebido para dar trabajo a dos actores "dinosaurios" a los que les cuesta encontrar papeles de enjundia, Diane Keaton y Morgan Freeman–, tenemos una divertida trama bien urdida por Charlie Peters, que adapta un libro de Jill Ciment, que, si se nos permite el juego de palabras, se cimenta bien sobre la sólida y entrañable relación de los protagonistas; entre ellos hay indudable química, también en su versión juvenil, que podemos conocer a través de varios flash-backs. El británico Richard Loncraine captura bien el ritmo acelerado hasta rayar la paranoia de las grandes urbes, que exigen el esfuerzo personal de imprimir algo de cordura para no sucumbir a la fiebre general, y que se nota en el surrealista tratamiento informativo del supuesto terrorista, y en los candidatos a comprar casas o en los agentes que los venden; sólo la mirada sosegada de una niña sabe ver las cosas sencillas, con frases como "vuestra casa es la más bonita". La película también es sintomática de los tiempos actuales en otro pequeño detalle, cuando Ruth, que no ha podido tener hijos, considera favorablemente vender el apartamento a una pareja de lesbianas que han adoptado un niño, y buscan una bonita casa para establecer su hogar.

6/10
Las novias de mis amigos

2014 | That Awkward Moment

Nueva York. Jason, Daniel y Mickey son amigos desde el instituto. Los dos primeros mantienen relaciones esporádicas con chicas, mientras que Mickey ya ha contraído matrimonio. Cuando éste atraviese problemas en su matrimonio, Jason y Daniel le llevan de fiesta.  Comedia juvenil de tono gamberro, con un guión bastante plano. Al menos cuenta con un buen plantel de jóvenes protagonistas que están en alza en Hollywood.

4/10
The Family Fang

2014 | The Family Fang

Encuentros en Nueva York

2010 | Please Give

Hojas de hierba

2009 | Leaves of Grass

Brady y Bill Kincaid son gemelos idénticos, pero sus personalidades no pueden ser más distintas. Brady vive en Little Dixie, un pueblo de Oklahoma, y se dedica a cultivar marihuana. Bill, por su parte, desapareció de allí diez años atrás y ha llegado a ser una eminencia universitaria en filosofía clásica. No quiere saber nada de su familia –hermano y madre–, a quienes considera unos colgados que arruinaron su juventud. Pero con una estratagema, Brady conseguirá que su hermano regrese. En realidad le necesita para llevar a cabo un plan radical para librarse de sus deudas. Cuarto largometraje tras las cámaras del actor Tim Blake Nelson, cuyo mejor papel hasta la fecha sea seguramente el del preso tarambana de O Brother! Aquí dirige y escribe una historia con sabor muy personal, ambientada en su estado natal –Oklahoma– y en la idiosincrasia de sus gentes, y enfrentando esa vida con el contraste “cultureta” de la Universidad de Brown, en donde a la sazón también se graduó el propio Nelson. Otros aspectos de su universo están presentes, como la inclusión de una subtrama judía –recordemos que Nelson dirigió La zona gris, amargo film sobre el holocausto–, con un eficaz e histriónico personaje interpretado con maestría por Richard Dreyfuss. Hojas de hierba –homenaje explícito a Walt Whitman– es una comedia dramática, con más drama que comedia, que habla de la vida provinciana y de desacuerdos familiares permanentes en el tiempo, a la par que suelta su granito de arena a favor del mundo de la marihuana y su cultivo. Personajes esperpénticos, matones, y otras vidas que pululan por ahí se dan cita en una historia en verdad leve, tragicómica, tejida de cotidianidad, con un argumento desconcertante, que no acaba de cuajar porque sencillamente parece arbitrario y no sabe muy bien a dónde dirigirse. Visual y narrativamente hablar de Hojas de hierba es, por lo demás, hablar del cine de los hermanos Coen, porque las situaciones y planos definitorios del film son puramente coenianos, con el surrealismo y exceso de películas como Sangre fácil o Fargo. Escenas como la entrevista con Rothbaum, la aparición del dentista o el ataque con ballesta son muestras de ello. En el plano actoral hay que destacar el doble esfuerzo Edward Norton al dar vida a los gemelos y la luminosidad de Keri Russell en los pocos momentos que la vemos en pantalla.

4/10
Assassination of a High School President

2008 | Assassination of a High School President

Vagina dentata

2007 | Teeth

Extraño film, de temática rocambolesca y provocadora, que mezcla la comedia, el terror y el cine adolescente gore. Narra la historia de Dawn, una chica muy peculiar que vive centrada en preservar su virginidad. La razón es que dentro de su vagina tiene unos dientes que, como el espectador puede imaginar, no rebirián muy bien a los intrusos. Suena a risa, pero ese es el argumento de esta especie de cuento de terror americano –con escenas bastante asquerosas– dirigido por Mitchell Lichtenstein, que debuta en el largometraje.

3/10
Pequeño Manhattan

2005 | Little Manhattan

Gabe, un niño de once años que nunca se ha fijado en las chicas, se siente atraído por Rosemary Telesco, una compañera de colegio a la que conoce de toda la vida. Se queda de piedra cuando Rosemary le anuncia que se marcha una temporada a un campamento de verano, y que al año siguiente cambiará de colegio, por lo que dejarán de verse. Los guionistas Mark Levin y Jennifer Flackett (Wimbledon, Madeline) debutan como directores con esta comedia romántica y juvenil, sobre la iniciación al amor.

4/10
Cosas de familia

2003 | It Runs In The Family

Alex es un prestigioso abogado de mediana edad que intenta reconvertirse en político. Pero tiene dificultades de comunicación con su padre –también abogado, que fundó el bufete en el que trabaja–, y con sus hijos, pues el mayor trafica con drogas y el pequeño no le habla. Tres generaciones de una familia de actores, unidas en la misma película. El veterano Kirk Douglas, recuperado parcialmente de una apoplejía que le dejó casi inválido durante unos años, filma su película número 86 con 86 años. Comparte cartel con su ex mujer, Diana, el hijo de ambos, Michael Douglas, de prestigio reconocido, y su nieto, Cameron, hijo de Michael, un veinteañero rompedor que podría dar que hablar en el futuro. Juntos imprimen un inusitado realismo a un guión ligero, que acumula demasiadas secuencias inconexas. El responsable de que el proyecto se llevara a cabo fue Michael, que se puso al frente de la producción tras los atentados del 11 de septiembre, que le dieron pie a reflexionar sobre la importancia de la unidad familiar. Decidió trabajar en la misma película que su padre, tomando como modelo la superior En el estanque dorado, que emparejaba a Henry Fonda con su hija Jane.

4/10
Dos torpes en apuros

1998 | Safe Men

Dos torpes cantantes de bareto son confundidos por un mafioso con unos célebres desvalijadores de cajas fuertes. Y bajo amenaza, les obliga a dar un golpe para él. La chapuza será inevitable. La película hila una serie de situaciones disparatadas, que en algunos momentos consiguen arrancar del espectador la ansiada carcajada.

3/10
Ley y orden

1990 | Law & Order | Serie TV

En Nueva York, un departamento de policía tendrá que resolver los distintos casos de violencia y asesinato que se le presentan. A su vez, los fiscales del juicio abogarán por las víctimas. El sargento Maxwell y el detective Mike Logan son los eficaces protagonistas de cada una de las tramas. Gran éxito de público y varios premios Emmy para esta serie que reune 18 temporadas. Ahí es nada.

6/10

Últimos tráilers y vídeos