IMG-LOGO

Biografía

Michael Andrews

Michael Andrews

Michael Andrews

Filmografía
Los tortolitos

2020 | The Lovebirds

Jibran, realizador de documentales, y Leilani, publicista, pasan la noche juntos, y se encuentran más acaramelados que nunca. Deciden, pues, compartir sus vidas. Pero cuatro años de convivencia después están discutiendo todo el tiempo, al borde de la ruptura. Su concepción de la realidad no puede ser más diferente. Sin embargo, en plena riña cuando él está conduciendo su automóvil, atropellan a un ciclista, desencadenante de una loca aventura, en que un tipo requiere su ayuda para iniciar una persecución, en que la pareja va a convertirse en sospechosa de un homicidio. Al ser él de origen pakistaní y ella afroamericana, no creen que las fuerzas del orden vayan a ser objetivos con ellos, podrán, piensan, los prejuicios racistas. Así que no saben cómo salir del entuerto. El tándem Kumail Nanjiani-Michael Showalter dio la campanada con la simpática comedia romántica La gran enfermedad del amor. Aquí tratan de reeditar el éxito con una cinta alocada, de diálogos atropellados y ritmo más o menos vertiginoso, con el planteamiento de “peces fuera del agua” y la acumulación de momentos más o menos surrelistas. Podría pensarse en Misterioso asesinato en Manhattan de Woody Allen, por poner un punto de comparación, aunque aquí el resultado es bastante irregular, incluidos innecesarios trazos de humor grueso. Ciertamente hay algún momento desternillante, pero se podía haber sacado más partido a la bizarra reunión de una secta de tipos enmascarados, o al interrogatorio de la policía. Existe química entre Nanjiani e Issa Rae, pero tampoco estamos ante una historia de amor entrañable: los personajes no están muy definidos y domina al fondo cierta mirada cínica, en el fondo porque parece ignorarse cuál es la base en que debe sustentarse una relación.

5/10
Headlock

2019 | Headlock

Familia al instante

2018 | Instant Family

Pete y su esposa, Ellie, tienen una vida acomodada tras triunfar con su negocio de reforma de casas. Pero han esperado demasiado para formar una familia, por lo que se sienten vacíos, así que tomarán la opción de adoptar, lo que requiere que asistan a clases previas. En una reunión con niños desamparados, conocen a Lizzy, una adolescente que les convence, aunque va en un “pack” con sus dos hermanos más pequeños… Mark Wahlberg ha quedado encantado con el realizador Sean Anders, bajo cuya batuta ha protagonizado Padres por desigual y su secuela, Dos padres por desigual. Ahora produce su tercera colaboración, donde también ejerce como protagonista. Se trata de un film muy superior a aquéllos, pues no sólo acumula momentos que causan carcajadas (la escena de la niña aislada resulta particularmente divertida), sino que también consigue resultar emotiva, y eso que no resulta nada fácil nadar entre ambos extremos. Trata con profundidad el esfuerzo que supone la adopción, dejando claro las dudas y las dificultades a las que se enfrentan quienes han elegido esta opción, pero también las recompensas que les esperan, y queda bastante claro que realizan una labor muy necesaria, para dar una familia normal a chicos que no la tienen. Mark Wahlberg y Rose Byrne han elegido componer a personajes exagerados, pero cumplen con sus tareas. Y están bien secundados, por un lado por veteranos tan eficaces como Octavia Spencer, y por otro por recién llegados como la jovencísima Isabela Moner, y sus expresivos hermanos. Concesión casi inevitable en los tiempos que corren, se incluye una pareja homosexual entre los compañeros de los protagonistas que acuden a las clases de padres adoptivos.

6/10
Jefa por accidente

2018 | Second Act

Amable comedia ambientada en el mundo laboral, para el lucimiento de su protagonista y coproductora Jennifer López. Sigue a Maya Vargas, mujer hecha a sí misma, que trabaja en un supermercado y que sin duda sería un crack en el mundo empresarial si no fuera por la pequeña pega de que su única titulación la constituye el graduado escolar. Pero en el mundo de internet eso tiene fácil arreglo, el hijo de una amiga le crea unos perfiles fabulosos en redes sociales, con diplomas, másteres y actividades deportivas y caritativas que dan un vuelco a su imagen. Hasta el punto de que tiene una entrevista directa con el presidente de Franklin & Clark, una marca de cosméticos, y acaba fichada como jefa de desarrollo de producto. Pero su llegada ha pisado algunos callos, lo que incluye a Zoe, vicepresidente de la compañía e hija del presidente, y se verá envuelta en una competición entre dos departamentos, para desarrollar la crema para la piel más competitiva del mercado. Dirige Jefa por accidente Peter Segal, especialista en comedias no demasiado brillante (Ejecutivo agresivo, 50 primeras citas) pero efectivo. Con un guión del gris Justin Zackham (Ahora o nunca) y la productora debutantes en estas lides Elaine Goldsmith-Thomas, combina la parte que dibuja la competencia empresarial, con una inesperada subtrama melodramática que explicaría la resistencia de Maya a tener hijos, que le ha llevado a romper con el hombre con el que llevaba conviviendo tres años. Con elementos architípicos de comedia, como las amigas del alma de la protagonista, el competidor que utiliza malas artes, y efecto "bola de nieve" que se produce cuando una no dice la verdad, se orquesta un film que se ve con agrado. No inventa la pólvora, pero tampoco lo pretende. Puede tener momentos almibarados, o recurrir a las canciones de un modo algo trillado, pero cumple con lo que pretende, y hay momentos logrados, como el del inesperado baile de Maya en una fiesta.

5/10
La gran enfermedad del amor

2017 | The Big Sick

Amable comedia inspirada en la propia vida de su protagonista, el actor de origen pakistaní Kumail Nanjiani, que últimamente triunfa en la serie humorística de HBO Silicon Valley. El propio Nanjiani firma el guión junto a su esposa americana Emily V. Gordon, con la que está felizmente casado desde hace una década. Kumail vive en Chicago, trabaja como taxista en Uber, pero su sueño es ser comediante, y por ello actúa en clubes nocturnos con sus monólogos, junto a otros colegas buenos amigos. La interrupción en una actuación por parte de Emily Gardner, supone el inicio de una relación, en que ambos van progresando en su enamoramiento. Pero ella va a caer enferma, y le van a inducir un coma, justo después de una fuerte discusión porque él le había ocultado a ella que su familia no deja de planificarle citas para un matrimonio concertado con una pakistaní. En tal impasse, Kumail conocerá a los padres de ella. El televisivo Michael Showalter, que debutó en 2015 en el largo dirigiendo a Sally Field en Hello, My Name is Doris, maneja bien la trama tragicómica y romántica, aunque quizá pueda haber una acumulación excesiva de largas frases de los personajes, en que se nota demasiado la búsqueda de una conexión con los monólogos cómicos que conforman la carrera artística del protagonista. Se agradece de todos modos que domine el equilibrio en el desarrollo, pues fácilmente podía haberse caído en la caricatura o el estereotipo. De modo que tenemos el clásico desconcierto vital de quien busca situarse en la vida, con el añadido del choque cultural, que se ve alimentado por la presión familiar. Sí, Kumail nació en Pakistán, está muy agradecido a los cuidados de sus padres y hermano, y no reniega de sus raíces culturales, pero a la vez ama a Estados Unidos y las oportunidades que le ofrece, aunque le toque lidiar con los prejuicios que despiertan sus orígenes. A la vez, en las relaciones con los demás, se apuesta por la búsqueda de la comunicación y la confianza, señalando el daño que puede ocasionar no decir la verdad, que sirve para que comience a arraigar la podredumbre, que puede echar a perder el amor. Kumail demuestra que además de hacer reír, puede conmover, y está bien el resto del reparto, la encantadora Zoe Kazan, los padres de ella Holly Hunter y Ray Romano, la familia de él, Anupam Kher, Zenobia Shroff y Adeel Akhtar, y los amigos cómicos Bo Burnham, Aidy Bryant y Kurt Braunohler.

6/10
Dos padres por desigual

2017 | Daddy's Home 2

Brad (Will Ferrell) y Dusty (Mark Wahlberg) se las han apañado para lograr lo que nadie ha logrado: compartir amistad y paternidad (uno como padre natural, el otro como padre adoptivo). Todo va a pedir de boca hasta que entran en escena el autoritario y machista padre de Dusty, Kurt (interpretado por Mel Gibson), y el sensiblero y emotivo padre de Brad, Don (interpretado por John Lithgow)... ¡justo a tiempo para las Navidades! Horrorizado ante el estilo progresista de educación empleado por Brad y Dusty, Kurt se propone romper la relación entre los dos. A medida que aparecen las primeras grietas en su amistad... ¿podrán los chicos demostrar a Kurt que su estilo moderno de educación funciona y pasar la mejor Navidad en familia de la historia?

Dirty Grandpa

2016 | Dirty Grandpa

Justo antes de su boda, un joven estirado es engañado para conducir a su abuelo, un ex teniente coronel del ejército, a Florida, para las vacaciones de primavera.

Padres por desigual

2015 | Daddy's Home

Brad tiene una familia estupenda y un buen trabajo en una importante radio. Es feliz con su mujer Sara y con sus hijos Dylan y Megan, a los que adora. El problema es que Brad no es su verdadero padre y por eso su mayor ilusión es que los pequeños dejen de llamarle Brad y empiecen a decir “papá”. Pero, cuando parece que su sueño puede hacerse realidad, la familia recibe la visita del padre real, Dusty, un tipo malote y aventurero que amenaza el status de Brad debido a la gran influencia que tiene sobre sus hijos. Es entonces cuando el papá y el padre adoptivo emprenden una batalla campal por ganarse el corazón de los pequeños. Tiene su gracia el sencillo planteamiento del director y guionista Sean Anders, curtido en comedias alocadas y superficiales que han tenido cierto tirón ante el público, como Jacuzzi al pasado, Somos los Miller o Cómo acabar sin tu jefe 2. En el film que nos ocupa ofrece una comedia típica estadounidense, de esas de usar y tirar, que no es más que una mera sucesión de situaciones ridículas y esperpénticas, con gags de todo tipo centrados en la rivalidad de los dos “papás”. Aunque no falten algunos chistes groseros, se agradece el tono generalmente familiar por el que se decanta Anders, y justo es reconocer que hay numerosos momentos graciosos. De fondo, sin embargo, se quiere restar importancia a una situación que es verdaderamente penosa, la de tantos matrimonios fracasados cuyas consecuencias sufren los hijos, que descubren en su más tierna infancia que tienen dos padres. Porque aquí no hay arreglo posible, tan sólo “otro” tipo de familia más… Todo el peso cómico de Padres por desigual está apoyado en los gags provocados por las payasadas de Will Ferrell (en ese típico papel de patoso de buen corazón) y del cachas Mark Wahlberg, con rol de chulito cool y enrollado que le gusta hacer de vez en cuando. Junto a ellos acompañan dos secundarios con gracia: el aprovechado gorrón Hannibal Buress y sobre todo Thomas Haden Church, en el papel del jefe de Ferrell. Varias escenas suyas son ciertamente despiporrantes.

4/10
Retales de una vida

2015 | The Adderall Diaries

Malditos vecinos

2014 | Neighbors

Mac y Kelly han comprado una linda casita donde quieren criar a su bebé Stella. No cuentan con que a su lado se mudará una hermandad universitaria, dispuesta a correrse todo tipo de juergas, con música a todo trapo, alcohol, drogas y sexo. Por las buenas intentarán Mac y Kelly que sus hormonales vecinos, capitaneados por Teddy, hagan una vida más tranquila, pero tras su fracaso declararán la guerra a la hermandad y harán todo lo posible para que sea destruida. Comedia absolutamente alocada, en línea con la filmografía de Seth Rogen (Superfumados, Juerga hasta el fin), aquí ejerciendo también labores de productor. En realidad todo lo que cuenta Malditos vecinos es una patochada sin cuento y el centro de la trama –fiestas descerebradas universitarias– es la carcasa perfecta para ofrecer una y otra vez chistes guarros, imágenes groseras y situaciones marrones de escasa originalidad. Aunque en ocasiones la risa surja espontánea, verdaderamente llama la atención la cantidad de procacidades que se sueltan por minuto, y es alarmante que los guionistas Andrew J. Cohen y Brendan O'Brien prácticamente no aciertan a inventar un gag que no tenga que ver con el sexo (se salvan las referencias cinéfilas, algunas muy divertidas como las imitaciones de Robert de Niro). Tanto ellos, como el director Nicholas Stoller (Todo sobre mi desmadre) provienen del exitoso modelo “Apatow”, pero aquí dejan completamente de lado la historia -que decae con los minutos– y mantienen sólo el envoltorio desmadrado. Se comprende que el film sólo gustará a los fans de este tipo de cine. En fin, al menos Seth Rogen y Rose Byrne componen una pareja correcta, con química, a la que se suma un esforzado Zac Efron, al cual, dicho sea de paso, le sigue costando huir de sus papeles académicos.

3/10
Tammy

2014 | Tammy

Después de perder su trabajo y descubrir que su marido le ha sido infiel, Tammy (Melissa McCarthy) sale a la carretera con su grosera y gran bebedora abuela (Susan Sarandon) en el viaje de su vida.

Cuerpos especiales

2013 | The Heat

Nueva comedia del realizador Paul Feig tras el bombazo obtenido con La boda de mi mejor amiga. Recupera como una de las protagonistas a Melissa McCarthy, que dio la campanada con aquel film hasta el punto de lograr una candidatura al Oscar a la mejor secundaria, todo un hito para una comedia grosera en esa línea. En Cuerpos especiales la actriz se empareja con Sandra Bullock, que en busca de nuevos caminos para su carrera, el mismo año de la magistral Gravity rueda esta comedia que poco tiene que ver con sus papeles de modosita en comedias dulces. Cuerpos especiales sigue los pasos de Sarah Ashburn (Bullock) agente del FBI con un talento especial para encontrar dónde ocultan los narcotraficantes las drogas. Para encerrar a un peligroso capo, debe unir sus fuerzas con Shannon Mullins (McCarthy), agente de policía de Boston extremadamente malhablada que no duda en usar métodos brutales y desagradables si es necesario para encerrar a los delincuentes. No llega a la altura del anterior trabajo de Feig, aunque en realidad Cuerpos especiales se apoya en la misma seña de identidad: el lenguaje grosero típico de las películas masculinas en boca de mujeres. Lo cierto es que McCarthy tiene gracia natural, y arranca sonrisas con frases extremadamente burras y porque su personaje se comporta como un hombre 'chuleta' de un film de serie B de tres al cuarto. También Bullock sabe hacer reír, como queda demostrado en la secuencia del bar en que ambas acaban borrachas. Cuando en ese momento del film, ejecutan un alocado baile al unísono, queda de manifiesto que las dos actrices pueden provocar carcajadas sin necesidad de diálogos divertidos. Pero el guión de Katie Dippold, procedente de las series MADtv y Parks and Recreation, apenas tiene entidad. Además, dura 117 minutos, un metraje a todas luces excesivo para una comedieta alocada, por lo que acaba haciéndose extremadamente interminable. Y sus golpes de humor negro a veces llegan a resultar desagradables, especialmente una sangrienta traqueotomía. En cualquier caso, Cuerpos especiales ha conectado con el público hasta el punto de que ya se anuncia la secuela.

4/10
El fundamentalista reticente

2012 | The Reluctant Fundamentalist

Una mirada a la encrucijada en que se pueden encontrar las personas originarias de países musulmanes y que tratan de abrirse paso en Occidente, tras los atentados del 11-S. Se basa en la novela de Mohsin Hamid. Sigue al pakistaní Changez, de buena familia, y que ha logrado formarse una sólida carrera como analista financiero, lo que le he llevado a ser fichado por una importante empresa con sede en Wall Street. Él ama a Estados Unidos, y también a su país, al que vuelve por ejemplo con motivo de la boda de su hermana. Además inicia una relación sentimental con una americana, fotógrafa artística, que no es sencilla, pues ella no se ha respuesto de la muerte en accidente de su prometido. La trama se desarrolla en dos tempos narrativos, marcados por la entrevista que el periodista Bobby Lincoln mantiene con Changez en Pakistán, con motivo del secuestro de un profesor universitario estadounidense por terroristas fundamentalistas islámicos. Lincoln, que ha sido mandado por la CIA, desea que Changez medie en la liberación de su conciudadano, pero éste le pide que antes escuche su historia, para que se haga una idea de lo que está ocurriendo, las cosas no son simplmente blancas o negras. La directora india Mira Nair logra imprimir al film cierta complejidad a la crisis de identidad del protagonista, que afecta por supuesto a las personas que tiene a su alrededor. Seguramente sería pedir demasiado esperar que diera una idea de por qué el fanatismo se apodera de determinada gente, pero sí logra exponer, con un tono quizá algo fatalista, esa colisión del mundo occidental con el islam, la dificultad por entenderse, incluso cuando las dos partes tienen representantes a los guía una buena voluntad. También se apunta la idea de cómo la modernidad y la eficiencia empresarial puede contribuir a enterrar la cultura y a olvidarse de la importancia de los individuos concretos. Está muy bien escogido el reparto: Riz Ahmed, protagonista absoluto, tiene el mérito de sostener bien la narración, pero le apoyan bien los numerosos secundarios, su jefe Kiefer Sutherland, su novia Kate Hudson, el periodista Liev Schreiber, el padre Om Puri...

6/10
Eternamente comprometidos

2012 | The Five-Year Engagement

Violet y Tom son tal para cual. Viven en San Francisco y se conocieron durante la fiesta de fin de año. El flechazo fue instantáneo. Se quieren de verdad y pocos meses después Tom le pide que se case con ella. Por supuesto, Violet acepta. No pueden ser más felices. Las familias y los amigos están encantados. Sin embargo, los planes de boda se trastocarán debido a que Violet consigue un ansiado puesto de trabajo en la Universidad de Michigan. No pasa nada: retrasarán la boda y Tom dejará su prestigioso puesto de chef en San Francisco y marchará con ella al frío Michigan. Y se casarán cuando puedan, cuando sus vidas se estabilicen... Pero ¿y si ese momento nunca acaba de llegar? El director Nicholas Stoller (Todo sobre mi desmadre) vuelve a formar equipo con Judd Apatow para ofrecer una comedia en su línea de “cine de autor”, el de la nueva y gruesa comedia norteamericana. Apatow cuenta además como protagonista con uno de sus actores fetiche, Jason Segel (Paso de ti), que también ejerce como productor ejecutivo y coguionista. Eternamente comprometidos tiene un planteamiento argumental más clásico de lo habitual en Apatow y la historia es en líneas generales un poco más amable que otras generadas por el escatológico productor. Esto no impide, claro, que ofrezca un sinnúmero de molestas zafiedades sin las cuales parece que su cine carecería de sentido, para bien o para mal. Pero, en fin, el talón de Aquiles de Eternamente comprometidos es el guión. Dista mucho de ser redondo; hay un claro estancamiento en el núcleo del conflicto (en parte porque resulta forzado) y el tramo final carece del encanto necesario para levantar el conjunto. Además, y esto es quizá lo más importante, falta chispa en la mayoría de los gags, chistes que presumiblemente tendrían que hacer despatarrarse al público y que no tienen el efecto deseado. Algunos arrancan la risa, claro, pero son más bien escasos. Lo mejor del film es el trabajo actoral, encabezado por una fascinante Emily Blunt, que demuestra una vez más su enorme talento. Segel está correcto, en su línea de lentorro y buena gente, mientras que los secundarios cumplen.

4/10
Bad Teacher

2011 | Bad Teacher

Elizabeth es el claro antiejemplo de profesora. Le importan un bledo sus alumnos, no prepara las clases, tiene costumbres poco edificantes, las relaciones con sus compañeros profesores son completamente interesadas. Su plan de dejar la enseñanza y casarse con un ricachón que la mantenga ha fallado, de modo que debe volver a las aulas. Allí empieza a cultivar el trato con un nuevo y atractivo profesor, que parece de buena posición social. Gamberra y zafia comedia pergeñada por Jake Kasdan, director (Dewey Cox: una vida larga y dura), y los guionistas Lee Eisenberg y Gene Stupnitsky (ambos responsables de Año uno y de episodios de The Office). La idea es poner patas arriba las películas de modélicos profesores, lo que se apunta en los títulos de crédito y se remacha con los filmes que la protagonista pone a sus alumnos para ahorrarse el tener que dar una clase. Y la gran originalidad transgresora estribaría en que no se ofrece moralina, Elizabeth sigue casi igual de impresentable al final de la película que al principio. Independientemente de lo cuestionable de este planteamiento, la realidad es que la película avanza a trompicones, sin rumbo fijo, acumulando gags, algunos más inspirados que otros. La falta de una estructura digna de ese nombre se nota especialmente en la parte referente a los niños de la película, muy poco dibujados, y con bromas relativas a su iniciación al sexo poco acertadas. Probablemente lo mejor del film son los secundarios, con algún descubrimiento como el de Lucy Punch, que encarna con talento a la antipática profesora rival de Elizabeth. Pero está claro que el protagonismo absoluto es para Cameron Díaz, que vuelve a transitar terrenos de comedia en plan sexy –con escenas como el lavado del coche, o el sexo con ropa, que pretenden ser graciosas y son sencillamente lamentables–, algo que quizá debería empezar a replantearse con los años que va sumando.

4/10
Jeff y los suyos

2011 | Jeff Who Lives at Home

La boda de mi mejor amiga

2011 | Bridesmaids

La vida de Annie es un completo desastre: sexo sin compromiso con un tipo odioso, un trabajo que no le gusta nada, y una tremenda capacidad para herir a los que tiene alrededor. La noticia de que su prima y mejor amiga Lillian se casa le llena de satisfacción, y sueña con hacer del día de la boda el más feliz de su vida, ocupándose de los preparativos. Pero entre las damas de honor se encuentra Helen, a quien Lillian ha conocido hace apenas ocho meses, y que ha ocupado un puesto de gran amiga; lo que provoca los celos de Annie, pues su rival es la típica mujer perfecta, con las mejores y más originales ideas para la organización del enlace. Divertido film del subgénero comedia con boda, pergeñado en la factoría del prolífico Judd Apatow, que aquí ejerce de productor. En realidad el alma de la cinta es la coguionista y protagonista Kristen Wiig, todo un descubrimiento, respaldada por la también guionista Annie Mumolo y el director Paul Feig. Como cabe imaginar, contiene algunas de las señas de identidad de las comedias Apatow, como el lenguaje obsceno, con la particularidad en esta ocasión de que está en boca de mujeres. En lo visual hay en cambio cierta contención, sin duda con vistas a recibir una calificación por edades benigna; no es tan salvaje como Resacón en Las Vegas, de la que se ha venido a decir que era su versión femenina, una indudable simplificación. Aunque algunas bromas son bastante elementales, groserías del tipo “caca-culo-pis” –véanse los efectos secundarios de comer en un restaurante brasileño–, hay un buen puñado de pasajes desternillantes que funcionan, como el “duelo” en la cena de pedida entre Annie y Helen, o los intentos desesperados de Annie por recabar la ayuda del agente Rhodes, un policía por el que siente cierta atracción no confesa. Por tanto un guión bien escrito, más un personaje central bien construido –el de Annie–, más buenos secundarios –qué divertida resulta, por citar un ejemplo, la dama de honor “mulier fortis” Megan, compuesta por Melissa McCarthy–, más un disparatado sentido del humor, componen una película razonable, que funciona, y que incluso los tópicos de las películas de bodas –los obstáculos que amenazan que que el día clave no sea tan feliz como se espera, los mil y un preparativos...– sabe retorcerlos, riendo de las cursiladas que pueden surgir en tales ocasiones.

6/10
Cyrus

2010 | Cyrus

John es un tipo maduro, que atraviesa una mala racha. Su ex esposa, de la que se divorció seis años atrás, va a casarse próximamente. Lo que le recuerda que él no está centrado... hasta que en una fiesta conoce a Molly, un encanto de mujer, con la que se lleva estupendamente. Aquello podría ser una segunda oportunidad para ser feliz. Pero el noviazgo incluye un “extra”: Cyrus, hijo de Molly de 22 años. El padre abandonó el hogar al poco de nacer, y él está muy unido a su madre. Tanto que de modo insidioso torpedea la relación, no desea que nada le aparte de su querida mamá. Original película de los hermanos Jack Duplass y Mark Duplass, típica muestra de cine americano independiente, aunque la cinta está respaldada en la producción por otros hermanos, los británicos Ridley Scott y Tony Scott. Hay que reconocer que la premisa tiene su gracia, y que se trata de una narración contenida, cuando se prestaba a todo tipo de excesos al estilo La guerra de los Rose. El reparto al completo está bien, pero llama la atención Jonah Hill, que cambia de registro –por una vez no le tenemos en una “chorrada” zafia para adolescentes descerebrados–, y lo borda como veinteañero enmadradado, incapaz de cortar el cordón umbilical con su madre aunque ya sea un adulto. Por supuesto, estamos ante una comedia, pero con elementos dramáticos, el film habla de las dificultades que surgen en las relaciones entre las personas, lo arduo que resulta encontrar la felicidad, más en una época donde dominan los desencuentros afectivos y los miedos de diversa índole. Quizá donde se les va la mano a los hermanos directores en su puesta en escena. Por un lado la película tarda en arrancar, deberían haber puesto sus principales cartas sobre la mesa con más agilidad. Por otro, carga su decisión de rodar cámara en mano, cambiando constantemente la distancia focal con zooms que distraen. En cambio hay que agradecer la sobriedad con que se cuenta todo; aciertan con el desenlace, y en una película como ésta encaja bien aquello de que “a buen final, no hay mal principio”.

6/10
Ni en sueños

2010 | She's Out of My League

Kirk es el típico pringadillo que conoce por casualidad a la despampanante Molly en el control del aeropuerto donde trabaja. Como asegura el título original, 'ella no juega en su liga', pero para su estupor, ella propicia las sucesivas citas. La cosa parece que va marchando, ante la incredulidad de los amiguetes y familia de Kirk, a los que parece inimaginable que puede estar con una chica diez, y no sólo físicamente, pues Molly es divertida, pertenece a una familia adinerada, y tiene un negocio de organización de eventos que no le nada mal. Típica comedieta de veinteañeros norteamericanos, que bascula entre lo tradicional y las bromas zafias tipo hermanos Farrelly o American Pie, con la inevitable moralina final. La película, producción de DreamWorks, tiene ciertamente sus momentos divertidos aunque a veces hasta el propio espectador se preguntará qué diablos ha visto Molly en Kirk. Protagonizan la cita actores desconocidos que cumplen.

5/10
Hazme reír

2009 | Funny People

Sorprendente comedia de Judd Apatow, para empezar por su inusual duración, casi dos horas y media. Sigue a George Simmons, un importante actor de comedia, al que le acaban de diagnosticar una enfermedad terminal. Hecho polvo, y sin nadie a quien contárselo, va a un local donde suelen acudir aspirantes a comediantes a hacer sus monólogos, con el deseo de hacerse un hueco en el difícil mundo de los profesionales de la risa. Allí le caen en gracia Ira y Leo, dos novatos, hasta el punto de que al día siguiente llama a Ira para que le componga gags cara a sus actuaciones en vivo, al tiempo que se convierte en una suerte de secretario y confidente. Primero en saber del grave estado de salud de George, le aconsejará que aproveche el tiempo que le queda para estar con sus seres queridos.Judd Apatow se ha convertido en el comediante de moda en Hollywood, combinando según le da los roles de guionista, director y productor. Aquí aúna los tres, en una trama con buen ritmo y cierta moraleja, como ocurría en Lío embarazoso, aunque el contexto sea conscientemente frívolo, sobre todo en su limitada mirada al sexo, donde no faltan las zafiedades de rigor. A veces da la impresión de que Apatow lleve a cuestas el complejo de que le tachen de moralizante. Porque lo cierto es que dentro del humor bestial que le ha dado fama, plantea la idea de qué cosas son las que hacen que la vida merezca la pena. George ha alcanzado las cotas más altas en su profesión, posee todo lo que el dinero puede comprar, se ha acostado con mujeres hermosas... Pero se ha alejado de su familia, y nunca se casó, dejó escapar a la mujer de su vida, la aventura de tener hijos. Curiosamente es la cercanía de la muerte lo que hace que se replantee las cosas, aunque un inteligente giro de guión invita a reflexionar sobre la sinceridad de ciertas resoluciones.Un grupo de actores cómicos con los que Apatow se siente muy a gusto, representan la función. Adam Sandler es el protagonista al que acecha la muerte, un rol con su lado un poquitín serio, tiene algo de su trabajo en En un lugar de la memoria. A Seth Rogen le toca hacer de “Pepito Grillo”, él es el inesperado amigo con ciertos principios, que asume su obligación de decir las cosas a las claras. Y luego están esos personajes cuya función principal es hacer reír, como Jonah Hill y Jason Schwartzman.De justicia es reconocerlo, aunque el film en parte sea una mirada al propio ombligo -el ombligo cómico de Apatow y compañía, al que se le perdonan todos sus excesos- contiene un buen puñado de gags que funcionan. Está, por supuesto, esa especie de homenaje a los profesionales de la comedia, y el tono es más festivo que el de otro título de estas características, El rey de la comedia de Martin Scorsese. Y una cierta capacidad de reírse de uno mismo, no tomarse demasiado en serio, una receta siempre eficaz, y que tiene un buen botón de muestra en ese intercambio entre Ira y el auténtico cantante James Taylor: “¿No te cansas de cantar siempre las mismas canciones?”, le dice el primero, a lo que el otro repone “¿No te cansas de hacer siempre bromas con la p.....?”.

5/10
Dewey Cox: una vida larga y dura

2007 | Walk Hard: The Dewey Cox Story

Risas paródicas, a partir de un subgénero de moda: los biopics de gente del mundo de la música. John C. Reilly asume el protagonismo con una historia del prolífico Judd Apatow (Supersalidos) y de Jake Kasdan, éste el director. Sigue a Dewey Cox, una leyenda del rock, y que comparte con Johnny Cash rasgos como el de una esposa ama de casa, y el romance con una cantante, y con Ray Charles un trauma en relación a la muerte de su hermano. El film incluye cameos de actores haciendo de músicos: Jack Black (Paul McCartney), Justin Long (George Harrison), Paul Rudd (John Lennon) y Jason Schwartzman (Ringo Starr).

4/10
¡Peligro! Menores sueltos

2006 | Unaccompanied Minors

Es Nochebuena y muchos niños que viajan solos se quedan incomunicados en un aeropuerto debido a un temporal de nieve. Cinco de ellos no están dispuestos a seguir las directrices del ‘malvado’ relaciones públicas del aeropuerto, y deciden escapar. La traducción del título en inglés es algo así como menores sin acompañante. Unas palabras que tienen mucho sentido para cualquier aerolínea. Y es que la película cuenta la historia de unos críos que viajan solos y que al ser menores dependen del personal de tierra y aire de las líneas aéreas. El director Paul Feig parte de esta premisa para contar la típica historia navideña. Todos los tópicos están presentes en esta película que habla del perdón, la necesidad de compartir, el amor, la familia y la amistad, sin demasiada gracia. La huida, que se convierte en una mezcla de Solo en casa y La terminal, acaba justificada por la consecución del tan manido espíritu navideño. Pese a los lugares comunes se nota que los tiempos cambian: los niños cada vez son más espabilados, se habla mucho del divorcio –según una encuesta que realiza uno de los chicos, la mayoría viajan solos porque van a ver a alguno de sus progenitores–, y emplean tecnologías novedosas para lograr su fuga. Entre los momentos más divertidos destacan dos persecuciones: la realizada en la cinta transportadora de maletas y la acontecida en la nieve. La primera, al igual que la idea de la película de quedarse más tiempo de lo previsto en un aeropuerto, puede herir la sensibilidad de aquellos que han sufrido y sufren las inclemencias relacionadas con los viajes aéreos. Aún así, está película promete sacar alguna sonrisa y ablandar un poquito el corazón, que en estas fechas ya está, de por sí, algo más sensible.

4/10
Paris, je t'aime

2006 | Paris, je t'aime

Mosaico formado por dieciocho historias cortas, rodadas por cineastas excepcionales, que giran en torno al amor. Cada una transcurre en un barrio de París diferente, que sirve como título a cada segmento. El principal escollo es que los cineastas tienen entre cinco y seis minutos por corto, lo que supone un reto para muchos de ellos, acostumbrados a desarrollar sus historias. Sintetizar un relato no es tarea fácil, menos en el cine moderno, en el que por ejemplo son necesarias tres horas de King Kong para contar lo mismo que la película clásica, de 100 minutos. Esta dificultad deriva en que pocos de los autores son capaces de desarrollar una historia de entidad, y los que salen mejor parados son en su mayor parte los que se decantan por narrar una anecdotilla. Es el caso de Joel y Ethan Coen, que mezclan suspense y comedia en ‘Tuileries’, aunque no muestran París, pues transcurre en su totalidad en la estación de metro. Steve Buscemi interpreta a un turista que descubre a una pareja magreándose en el andén de enfrente, lo que causará imprevistas reacciones de los observados. Tiene también su gracia ‘Tour Eiffel’, en la que Sylvain Chomet reivindica el derecho a la diversidad, a través de la historia de amor de dos mimos. Isabel Coixet realiza su primera incursión en el género cómico, pues en ‘Bastille’ parodia sus propios dramones lacrimógenos, a través de la historia de un hombre a punto de dejar a su mujer por una amante más joven. Resulta al menos curiosa ‘Père Lachaise’, en la que el especialista en terror Wes Craven  cuenta con simpatía la visita de una pareja a la tumba de Oscar Wilde. El propio Craven interviene brevemente como actor en ‘Quartier de la Madeleine’, donde Vincenzo Natali convierte a Elijah Wood en protagonista de una historia de vampiros. Esto no significa que no hayan tenido éxito algunos cineastas que han optado por la vía dramática. Destaca Gurinder Chadha, con ‘Quais de Seine’, que apunta con pocos trazos una historia de amor interracial. En ‘Loin du 16ème’, los brasileños Walter Salles y Daniela Thomas han elegido una entrañable historia de amor maternal, recordando que el amor puede ser de diferentes clases. Frédéric Auburtin se ha encargado de rodar imágenes de París, que sirven de transición entre los cortos, y de ‘Quartier Latin’, homenaje al cine de John Cassavetes, con dos de los actores habituales del neoyorquino, su esposa Gena Rowlands y Ben Gazzara. Como en todos los trabajos colectivos, es inevitable que el nivel sea desigual. Desentonan parcialmente algunos pasajes, como ‘Porte de Choisy’, relato surrealista en torno a unas peluquerías chinas. Lo mismo le ocurre a ‘Le Marais’, pues a pesar de la fuerza visual de Gus Van Sant, su narración de un encuentro que podría dar lugar a una relación homosexual no acaba de arrancar. 

5/10
My Suicidal Sweetheart

2005 | My Suicidal Sweetheart

Max ha pasado por varias crisis nerviosas que le han hecho querer matarse. Ahora, en la fiesta de su 21 cumpleaños, intenta ahorcarse delante de todos los invitados. Por ello regresa a una institución mental donde intenta recuperarse. Allí se enamorará de Grace, una joven también con tendencias suicidas. Comedia negra, y en cierto modo romántica, acerca del tema del suicidio. Supuso el debut en la dirección del productor Michael Parness, que se reservó también un papel como actor en la cinta. En los circuitos independientes de Estados Unidos cosechó bastante éxito, siendo premiada en diferentes festivales: California (mejor score para Michael Andrews) y actor (David Krumholtz); Magnolia (mejor película); y Rhode Island (premio especial del Jurado).

4/10
Tú, yo y todos los demás

2005 | Me And You And Everyone We Know

Típica película de cine independiente americano, carne de cañón para ser premiada en Sundance, como así ocurrió. Dibuja personajes cotidianos y situaciones minimalistas: la joven artista que hace vídeos, el dependiente de una zapatería con dos hijos, las chicas descaradas... Pequeña película, que resuelve con sensibilidad algunas escenas, pero cuya obsesión con el sexo (el chateo por internet con guarrerías, el viejo verde y las putitas adolescentes) resulta cargante.

4/10
Pegado a ti

2003 | Stuck On You

A pesar de ser siameses, pegados por la cadera, Bob y Walt Tenor son recordados por sus triunfos deportivos en Martha’s Vineyard, una localidad costera. Allí regentan un restaurante, donde logran servir la comida más rápidamente que nadie gracias a su trabajo en equipo, a cuatro manos. Si no tienen listo el pedido en tres minutos, al cliente le sale gratis. Pero Walt sueña con ser actor, y logra convencer a su hermano para trasladarse y probar suerte en Los Ángeles, donde Bob también está interesado en ir, pues allí reside la chica de sus sueños, a la que ha conocido a través de internet. Nada más llegar, se instalan en un motel donde conocen a April, otra aspirante a actriz que ayudará a Walt a conseguir un agente nonagenario: Morty O’Reilly. Éste, que no tiene muchos escrúpulos, sólo consigue para Walt un trabajo en una película pornográfica. Pero una serie de acontecimientos inesperados llevarán a Walt a protagonizar una serie televisiva. En sus grandes éxitos de taquilla, como Dos tontos muy tontos y Algo pasa con Mary, los hermanos Peter y Bobby Farrelly hicieron del humor grosero y gamberro su sello de fábrica. Su último trabajo es otra comedia, muy divertida, en la que los cineastas dejan claro que no pretenden renunciar a sus orígenes, incluyendo sus típicos gags exageradamente zafios. Pero también se nota que los hermanos han evolucionado hacia un estilo más amable, y la construcción de situaciones cómicas está más elaborada. Así lo demuestran los impagables momentos en los que los protagonistas logran ocultar su condición siamesa a la chica de la que Bob se ha enamorado, mediante hilarantes trucos como no salir del coche, etc., que recuerdan a las comedias más complejas del cine clásico. Además, toda la película es un elogio del amor fraternal, y una crítica al individualismo que nos invade. De paso, los directores arremeten contra la frivolidad del mundo del cine, o la frialdad de las modernas relaciones a través de internet. Los protagonistas, Bob Damon y Greg Kinear, estuvieron literalmente unidos la mayor parte del rodaje, y aún así aseguran que se lo pasaron estupendamente. Por lo visto, la prótesis que llevaban requería doce horas de maquillaje. La diferencia de edad entre Damon, de 33 años, y Kinear, de 40, se explica porque uno de los personajes, Bob, posee el noventa por ciento del hígado que comparten, por lo que el otro, Walt, envejece más rápidamente.

5/10
Cypher

2002 | Cypher

Harto de su existencia gris y monótona, Morgan Sullivan, un contable en paro e infelizmente casado, decide convertirse en espía industrial, y trabajar para Digicorp, una gigantesca corporación. Tras obtener una nueva identidad, Sullivan se introduce en una empresa rival, pero Rita, una misteriosa mujer oriental, le advierte de que sus jefes están haciéndole un lavado de cerebro con oscuras intenciones. Rita ofrece a Sullivan unas drogas con las que volverá a ser él mismo, y éste pasa a trabajar como agente doble para Frank Calloway, ejecutivo de Sumways, una compañía rival de Digicorp. Segundo trabajo del director canadiense Vincenzo Natalli, creador hace siete años de Cube, y que reincide en la ciencia ficción y las atmósferas opresivas. El cineasta consigue dosificar la intriga, y crear un ambiente futurista plausible con elementos mínimos. Sorprende la utilización de una fotografía prácticamente monócroma, que reduce los colores casi completamente al azul. Aunque parece una versión futurista de las cintas de suspense a lo Hitchcock, la cinta también recuerda a las adaptaciones fílmicas de las novelas de Philip K. Dick, como Blade Runner y Desafío total, con las que comparte el tema central: la realidad no es lo que parece. Modélica interpretación de Jeremy Northam, actor poco conocido a pesar de sus impecables trabajos en cintas como El caso Winslow o Un marido ideal, a quien acompaña el “ángel de Charlie” Lucy Liu.

6/10
Orange County

2002 | Orange County

Shaun es un surfero con sueños de grandeza. Desea salir de su pequeño pueblo, Orange County, para estudiar en la Universidad de Stanford, y convertirse en escritor. Pero los obstáculos surgen desde el momento en que su tutor se equivoca al enviar su solicitud. Sólo dispone de 24 horas para tratar de enmendar el desaguisado y colocar el formulario correcto en la mesa del rector. Le ayudarán en la loca carrera su amada novia y su hermano Black, un auténtico desastre con patas. Película generacional por muchas razones. La dirige Jake, hijo del prestigioso director Lawrence Kasdan; la protagoniza Colin, hijo del prestigioso actor Tom Hanks; y está producida por la MTV, un canal televisivo también prestigioso, que ha revolucionado el lenguaje audiovisual con sus videoclips musicales. El film es una comedia para adolescentes, que se aleja de la línea descerebrada que a veces adoptan este tipo de productos.

5/10
Pirados por la nieve

2001 | Out Cold

En una estación de esquí, cuatro despreocupados amigos viven a lo loco, centrados en la práctica del “snowboard”; es decir, se dedican a descender la montaña en trineo. El resto del tiempo lo pasan en fiestas y ligoteos varios. A la muerte del fundador de las instalaciones deportivas, el magnate que las adquiere decide transformarlas en un hotel de lujo. Los chicos intentarán que el lugar vuelva a la normalidad. El debut de los hermanos Emmett y Brendan Malloy, adopta un tono alocado de comedias para adolescentes, pero en los parajes helados de Alaska. Del reparto destaca el veterano Lee Majors, protagonista de teleseries como El virginiano.

4/10
Donnie Darko

2001 | Donnie Darko

En un barrio residencial norteamericano, un adolescente demasiado creativo, con problemas para adaptarse al mundo real, se refugia en la amistad imaginaria con un conejo gigante que le vaticina que el mundo desaparecerá al cabo de unos días. Esa misma noche, un avión pierde uno de sus motores, y se estrella contra su casa, justo encima de su habitación. Original propuesta que mezcla la crítica social del cine independiente americano con las atmósferas oníricas y el humor negro del cine de David Lynch. Supone el debut como realizador de Richard Kelly, autor también del guión, inspirado en la obra The Destructor de Graham Greene, y cuya originalidad sedujo a la actriz Drew Barrymore, que le ayudó a sacar el proyecto adelante, ejerce como productora e interviene en un pequeño papel. Junto a ella, destaca la presencia como secundarios de veteranos ilustres como Katharine Ross (El graduado), Mary McDonnell (Mumford) y Patrick Swayze (Ghost). El film se presentó en la edición 2001 del prestigioso festival de cine independiente de Sundance.

7/10
Promesa sangrienta

2009 | Blood and Bone

En las peleas callejeras de Los Ángeles, el ex presidiario Isiah Bone (Michael Jai White) se convierte en el mejor al vencer al campeón actual de luchas clandestinas. La mafia del lugar recurrirá entonces a Bone para luchar en peligrosas peleas internacionales. Sin embargo, Bone se negará, con lo que se declarará una guerra sin cuartel. Film de acción a mansalva, con luchas cuerpo a cuerpo y coreografías que desprenden adrenalina por los cuatro costados. Con un reparto poco conocido (a excepción de Julian Sands) y la dirección más o menos eficaz de Ben Ramsey (en su segunda película como realizador, tras De profesión asesino), la película gustará únicamente a los amantes del género.

4/10

Últimos tráilers y vídeos