IMG-LOGO

Biografía

Judy Davis

Judy Davis

65 años

Judy Davis

Nació el 23 de Abril de 1955 en Perth, Western Australia, Australia
Filmografía
Feud: Bette and Joan

2017 | Feud: Bette and Joan | Serie TV

Nueva creación televisiva del prolífico Ryan Murphy –respaldado por Michael Zam y Jaffe Cohen–que repite la fórmula de crear series con temporadas completamente independientes, pero unidas bajo un paraguas común, tras American Horror Story y American Crime Story, llega Feud, que entregará tramas donde los protagonistas han mantenido una fuerte rivalidad. Para arrancar, recrea las famosas diferencias entre dos grandes actrices de la pantalla, las oscarizadas estrellas Joan Crawford y Bette Davis. Ambas han alcanzado ya una edad, es la era de la televisión, no les ofrecen trabajo, cada una hace lo que puede, con pequeños papeles o interpretando teatro. Entonces Crawford decide buscar material por su cuenta, y da con una novela de terror que podría proporcionar papeles para ella y otra diva, en la línea de Psicosis. Quizá sería la ocasión de trabajar por primera vez con Davis, a quien admira, pero ante la que se siente dolida, piensa que no le ha correspondido reconociendo su talento. El interés despertado en el cineasta Robert Aldrich pone en marcha la producción de ¿Qué fue de Baby Jane?. El propio Murphy dirige el piloto, y consigue una buena ilustración del esfuerzo de rodar buenas películas en una época en que Hollywood, con el viejo sistema de estudios en decadencia, está experimentando una gran transformación. Esfuerzo adicional en el caso de dos mujeres a las que la edad no perdona, con la tiranía de los productores que piden actrices jovencitas. El recurso de incluir declaraciones de actrices, como si estuvieran siendo entrevistas en un programa televisivo, funciona, da al conjunto una estructura original. Llama la atención el excelente reparto, y el logro para que Jessica Lange y Susan Sarandon den el pego emulando a Crawford y Davis, algo a priori no tan sencillo, pero que se consigue con el maquillaje y el buen trabajo actoral.  

6/10
Café Society

2016 | Café Society

Bobby Dorfman es un joven judío neoyorquino que parte hacia Hollywood en los años 30 en busca de una vida mejor. Busca paradójicamente liberarse de sus padres, su hermana casada con un comunista y su hermano gángster, pues acude a otro pariente, su tío Phil, célebre agente de las estrellas de cine. La idea es que le dé algún trabajillo, aunque sea como chico de los recados. Phil le coloca bajo la tutela de su secretaria Vonnie, de la que enseguida se enamora. Pero ella tiene novio, e incluso cuando rompe con él, surgirán nuevos obstáculos, el destino puede ser muy irónico. Es ya un lugar común decirlo, pero repitámoslo, Woody Allen nunca defrauda. Aunque eso sí, uno le pone el listón tan alto, que en el film que nos ocupa cabe decir: esperábamos más. Su Café Society se encuadra en sus películas "serias", aunque siempre haya espacio para las bromas, en esta caso negras o agridulces, como las que propicia un gángster que nos hace pensar en Balas sobre Broadway. Siguiendo la vena filosófica pesimista de la que ya hiciera gala con profesor de la materia incluido en Irrational Man, el director y guionista nos viene a decir que no es posible la felicidad plena, que las oportunidades vienen y van, que la vida consiste en elecciones, aunque no es lo mismo una Veronica que otra Veronica, las dos mujeres principales en la vida de Bobby. Anhelamos una vida auténtica, pero no sabemos lo que es eso, y con frecuencia en el camino nos dejamos llevar sin más, por lo que nos ocurre, no somos tan dueños de nuestras decisiones como creemos. El desencanto impregna el film, que muestra sobre todo a tres personajes, Bobby, Vonnie y Phil, agitados cada uno por el amor, el trabajo, lo que quieren hacer en sus vidas, y que sin duda acaban ejerciendo su libertad, pero lo que han hecho no les deja satisfechos (aunque intuimos que de haber seguido otros derroteros, tampoco su felicidad habría estado garantizada). De modo que Allen traza con habilidad el arco vital de este trío, mientras coloca un telón de fondo de glamour hollywoodiense, y de gángsteres neoyorquinos, quizá algo forzado, pero que ayuda a sostener el entramado, y hacer el trago amargo en que consiste el film más llevadero. Como es habitual, el cineasta acierta con sus actores, Jesse Eisenberg y Steve Carell –los alter ego de Allen, sobre todo el primero, pero también el segundo–, más las chicas, Kristen Stewart y Blake Lively, y los numerosos y eficaces secundarios.

6/10
La modista

2015 | The Dressmaker

Dungatar, un ínfimo villorrio australiano situado en medio del páramo desértico. Corren los años 50 del siglo XX y la conmoción llega al lugar cuando regresa de improviso Tilly Dunnage, modista de renombre que viene de trabajar con las mejores firmas de moda en España, Roma y París. Tilly fue apartada de su hogar y de su madre cuando era una niña, debido a que asesinó a un compañero de clase. O al menos ésa es la noticia que corrió por el pueblo. Ahora, muchos años después, la propia Tilly busca descubrir la verdad, y aunque todo el mundo la mira con reticencia ella les atraerá gracias a su talento con la aguja, la maquina de coser y sus maravillosos diseños.  Película rarita, rarita. La directora australiana Jocelyn Moorhouse no se prodiga mucho tras las cámaras. Tuvo cierto éxito en 1992 con Donde reside el amor y dos años después estrenó la interesante Heredarás la tierra. Ahora, casi veinte años después, entrega su tercera película como directora, con claros puntos en común con las anteriores, como el hecho de centrarse en el mundo femenino, con tendencia al dramón familiar, y de servirse de novelas previas que han tenido cierto éxito. Además siempre ha contado con actrices de gran prestigio. De hecho puede decirse que lo mejor de esta historia es la presencia poderosísima de Kate Winslet. Especialmente en los quince primeros minutos su magnetismo es insuperable. Como los habitantes de la pequeña villa quedamos epatados con su look a lo mujer fatal, su seguridad, su despampanante figura, su desafiante desprecio. Casi es entonces un personaje de cine negro, de viñeta. Y entonces… viene la catástrofe. Ese inicio tan prometedor se viene abajo cuando la modista recién llegada empieza a mostrar su vulnerabilidad y decide interactuar con la comunidad. El tono de la película, inicialmente cercano a la comedia de intriga tiende a desparramarse por todos los géneros y tonalidades, la tragicomedia absurda (del estilo Coen, véase ese hombre que no puede dejar de caminar), el dramón familiar lacrimógeno, el idílico romance, la tragedia sangrienta y vengativa. El espectador no sabe muy bien a qué atenerse y el conjunto acaba por ser totalmente desconcertante. Lo peor es que la trama es tan disparatada que a mitad de película deja de interesar casi por completo, especialmente tras producirse un hecho insólito. Es una lástima porque La modista está bien rodada y la historia prometía, con ese planteamiento tan atractivo de pequeña comunidad llena de secretos, con numerosos personajes extravagantes, odios escondidos y refinados, en medio de una atmósfera inquietante que presagia que algo imprevisto va a salir a la luz. Además de Winslet destaca el delirante papel de Hugo Weaving como policía travestido o el de Liam Hemsworth como el galán perfecto.

5/10
El extraordinario viaje de T.S. Spivet

2013 | The Young and Prodigious T.S. Spivet

T.S. Spivet es un chaval de 12 años de extraordinaria inteligencia, que vive con su atípica familia en un rancho en Montana. Su padre es el tradicional cowboy de pocas palabras. Su madre es una investigadora científica, experta en escarabajos. Su hermana mayor es una adolescente, en plena edad del pavo. Y su hermano mellizo murió en un trágico accidente. Spivet tiene una mente tan preclara que inventa una máquina de movimiento perpetuo que le supone un importante premio. De modo que emprende un viaje en solitario –pues se siente excluido del resto de la familia– para recoger el galardón, mientras que los que se lo han concedido ignoran que el genial inventor es un niño. Adaptación de “Las obras escogidas de T.S. Spivet”, original libro juvenil de Reif Larsen, muy gráfico, con dibujos en los márgenes. Lo traslada muy imaginativamente a la pantalla Jean-Pierre Jeunet, que ha demostrado de sobras su capacidad de crear mundos visualmente muy atractivos a lo largo de una filmografía que arrancó en los 90 con Delicatessen. En esta ocasión además recurre por primera vez al 3D, algo completamente justificado, pues saca todo el partido a la tridimensionalidad con múltiples recursos en planos muy estudiados, de gran elaboración en su concepción en localizaciones y acabado digital, incluidos dibujos, recortables, mapas, “bocadillos”... El guión de Jeunet y Guillaume Laurant estructura la narración en los clásicos 3 actos, “El Oeste”, “El viaje” y “El Este”, y recurre sin cansar a la voz en off de Spivet, muy bien encarnado por el niño Kyle Catlett, todo un descubrimiento por su desparpajo y naturalidad. El extraordinario viaje de T.S. Spivet es un canto al deseo de conocer y a la ciencia, pero, no deja de subrayarse, ésta debe estar atravesada por la poesía, o dicho de otro modo, ser humana. Porque de otro modo lleva al escepticismo ante tantas cosas bellas de la vida, o al mercantilismo y la manipulación de los sentimientos, la tentación que ronda a una de las directivas del Smithsonian, la institución que ha premiado al chico. Cine de aventuras fantásticas, en la línea de La invención de Hugo, con momentos dramáticos, pero también buenos golpes humorísticos, ofrece una atinada reflexión sobre la familia, el modo en que hay que cultivar las relaciones padres-hijos o entre hermanos, abordando de frente los malos tragos que depara la vida, sin excusas que demoran y empeoran determinadas situaciones.

7/10
A Roma con amor

2012 | To Rome with Love

Un guardia urbano romano que pone orden a la circulación, por así decir, introduce un ramillete de historias que transcurren en la ciudad eterna: el arquitecto famoso americano, que recordando sus años mozos en Roma, se topa con un compatriota estudiante de arquitectura, y es testigo de sus devaneos amorosos; la pareja provinciana de recién casados, que en la gran urbe se pierden y enredan, ella conoce a un famoso actor, él recibe la visita inesperada de una prostituta; la turista americana que se enamora y compromete con un italiano, y a la que vienen a ver sus padres, él promotor musical que encuentra un tenor donde menos lo espera; y finalmente el padre de familia y gris oficinista que un día se convierte en alguien famoso sin que exista razón objetiva alguna para ello. Sigue Woody Allen su periplo fílmico por ciudades europeas, tras Londres, Barcelona y París le llega el turno a Roma. Con su ritmo habitual de una película al año, el cineasta neoyorquino da muestras con A Roma con amor de sus virtudes y defectos. Su nueva película no es redonda, ni mucho menos, dista de la perfección lograda con Midnight in Paris. Aunque justo es reconocer que Allen confiesa siempre no estar satisfecho con el resultado de sus filmes, que salvo excepciones en la mayoría detecta fallos. En el film que nos ocupa, esto es muy claro. En el haber de Allen está el saber trenzar los diversos hilos narrativos, la construcción de personajes con un acertado reparto, ciertas ocurrencias que introduce con prodigiosa naturalidad y encajan bien, lograr que parezca que todo ocurre en poco tiempo. ¿Los problemas? Ciertos estereotipos italianos que evidencian demasiado la mirada foránea, las bromas de comedia de alcoba no las maneja con el necesario desparpajo. El complejo de no perder comba con la mentalidad actual, del que es botón de muestra el monólogo de Ellen Page sobre su experiencia de una relación lésbica. La reiteración en lo que al principio suponían hallazgos: la idea de la ducha del personaje de Woody Allen, las servidumbres de la fama que padece Roberto Benigni, el embarazo que produce en los que le rodean el descaro de Penélope Cruz. Ver una película de Woody Allen siempre tiene interés, y en tal sentido A Roma con amor no es la excepción. Pero es cierto que se trata de un trabajo que se diría hecho con desgana, con el piloto automático, y que poco aporta a su filmografía, a excepción de que supone un reconocimiento más de que Woody se hace mayor, la petición de su personaje a Judy Davis de que no le psicoanalice resulta muy elocuente. Aunque el tema de la fama sea abordado a la italiano, desde una óptica que retrotrae a Federico Fellini y La dolce vita, lo cierto que es que Allen ya lo había tratado en Celebrity.

5/10
Dark Blood

2012 | Dark Blood

El foco de la tempestad

2011 | The Eye of the Storm

La muerte está cerca de la anciana Elizabeth Hunter, rodeada de enfermeras que le prestan mil cuidados, y con la mente lúcida sólo a ratos, mientras se mueve entre ensoñaciones del pasado, conatos de romances no resueltos, y recuerdos de algo parecido a la felicidad. Junto a ella acuden sus dos hijos adultos, que llevan una vida insatisfactoria. Basil es un autor de teatro, irremediable mujeriego, que en su regreso al hogar de antaño llega a añorar algo parecido a la inocencia infantil. Mientras que su hermana Mary tiene el título de princesa, pero en un rasgo de lucidez reconocerá la insípido de su frívola existencia, y quizá inicie la reconciliación con su madre por ciertos hechos nunca perdonados. El veterano director australiano Fred Schepisi adapta una obra de su compatriota y Premio Nobel de Literatura Patrick White, que ofrece una visión desencantada del ser humano, caracterizado por sus miserias y que fácilmente se deja llevar por las pulsiones más primarias, sin pensar en las repercusiones que tal comportamiento puede tener en los otros. Hay pues una disección nada complaciente de ciertas clases sociales que dejan pasar la vida sin saber dejar huella del modo que verdaderamente importa. En cualquier caso el cuadro es parcial, los trazos demasiado impresionistas, y domina un pesimismo suavizado con una leve ironía, que viene a decir que los seres humanos somos incorregibles. Lo mejor del film son los actores, y si bien Charlotte Rampling como anciana ida está un pelín pasad de rosa, Geoffrey Rush y Judy Davis demuestran de sobras sus grandes dotes interpretativas. Alexandra Schepisi, hija del director, no pasa de correcta, aunque tiene ocasión de probar que sabe llorar con ocasión de una escena de hallazgo de cadáver algo truculenta.

4/10
Entre líneas

2011 | Page Eight

Johnny Worricker es un veterano agente del MI5. Cuando su colega y jefe resulta muerto repentinamente, un archivo inexplicable hace su aparición y su contenido amenaza la estabilidad de toda la organización. Por casualidad, Johnny contacta además con una activista política llamada Nancy Pierpan, que resulta ser su vecina... No le quedará otra al agente que ocultar su identidad durante un tiempo e intentar averiguar la verdad sobre lo sucedido. Moderna película de espías adecuada a los nuevos tiempos. Producida por la BBC directamente para la televisión, sorprende la presencia de un reparto de mucho renombre, encabezado por Rachel Weisz y Bill Nighy. El guión es interesante y la trama resulta entretenida en todo momento. Planificada con elegancia, dirige y escribe David Hare, de cuyas manos salieron los guiones de Las horas o El lector, entre otros.

6/10
Separados

2006 | The Break-Up

Gary y Brooke se casaron muy enamorados. Pero el tiempo ha pasado, y sus diferencias de carácter han empezando a abrir grietas en su matrimonio. Él trabaja en una empresa familiar turística; es un tipo campechano, poco refinado, y que suele ir ‘a su bola’; ella es más sofisticada, detallosa y sensible, y presta sus servicios profesionales en una galería de arte. Los pequeños resquemores se van sumando y un día estalla la trifulca; en lo que se diría una reedición de La guerra de los Rose a pequeña escala empiezan a hacerse la vida imposible. Y lo curioso y absurdo del caso es que, en el fondo, se quieren. Peyton Reed (A por todas, Abajo el amor) tiene un pequeño gran problema en su film de ribetes tragicómicos: la situación única en que consiste todo él. Y una vez planteada ésta, la cosa se estanca hasta hacerse insufrible. Ni todo el encanto de la ‘friend’ Jennifer Aniston puede remediarlo.

2/10
María Antonieta

2006 | Marie Antoinette

Vuelve Sofia Coppola a indagar en el eterno femenino, algo que a todas luces se ha convertido en su especialidad. Pero si sus anteriores filmes -Las vírgenes suicidas, Lost in Translation- acontecían en la época actual, ahora da un salto hacia atrás en el tiempo y nos sumerge en la corte francesa del siglo XVIII, para ofrecernos su personal visión de una de las más famosas reinas de la historia: María Antonieta, casada a los 15 años con Luis XVI y reina de Francia durante 19 años. Para componer el film, la guionista y directora rechazó la famosa biografía escrita por Stefan Zweig, ya que consideró que trazaba a una María Antonieta demasiado responsable y juiciosa en su comportamiento. Coppola prefirió basarse en la versión ofrecida por Antonia Fraser, y narrar una historia acerca de una joven desenfadada, jovial, caprichosa y despilfarradora, con las despreocupaciones de la juventud muy agudizadas y con poca conexión con la realidad. En definitiva, una joven normal que sin ser consciente de su situación, se encontró desgraciadamente en el ojo del huracán de la convulsa revolución francesa. No cabe duda de que el film pone en la picota la decadencia de la monarquía francesa previa a la revolución. Toda la vida de la corte es frívola, tediosa, vacía hasta lo absurdo, llena de gente y costumbres ridículas ("esto es Versalles", explica irónicamente un personaje). Kirsten Dunst hace un trabajo realmente notable, pleno de naturalidad, y diríase que se ha convertido ya en la actriz fetiche de la directora, tras su estupendo y primerizo papel en Las vírgenes suicidas.

6/10
A contracorriente

2003 | Swimming Upstream

Film basado en la historia auténtica del nadador Tony Fingleton. El propio Tony escribió un libro con su hermana Diane acerca de su vida, y el guionista de la película. Situada en la Australia de los años 50 y 60, arranca presentándonos a Los Fingleton, una familia de condición humilde, compuesta por el matrimonio y cinco hijos, en los que Tony ocupa la tercera posición. El difícil carácter del padre dificulta la convivencia familiar, aunque los chicos tienen un modo estupendo de divertirse: la piscina, donde nadan, bucean, y estrechan lazos. El hobby ayudará a Tony a convertirse en nadador; pero le costará más ganarse el aprecio de su duro padre. Russell Mulcahy ofrece un film sólido, que combina la descripción de los esfuerzos del protagonista por triunfar en el agua, con las relaciones familiares. En el reparto tenemos a unos estupendos Geoffrey Rush y Judy Davis, como padres de familia, aunque los actores que encarnan a los hermanos, de niños y ya jóvenes, también hacen un buen trabajo.

5/10
Tardes de Gaudí

2001 | Gaudi Afternoon

Cassandra (Judy Davis), una traductora americana afincada en Barcelona, conoce a otra americana, Frankie (Marcia Gay Harden), que vive en la misma ciudad. Frankie le pedirá ayuda para encontrar a su marido desaparecido y Cassandra accederá a indagar. Conocerá a luego otros diversos personajes y muy pronto empezará a descubrir que hay muchos misterios en torno a la familia. Comedia de intriga, bastante peculiar, con elenco de actrices internacionales y donde la intrincación arquitectónica de Gaudí se revela una metáfora del interior de las personas. Hay mucha presencia costumbrista en este film, donde Susan Seidelman, directora de Buscando a Susan desesperadamente, juega a la confusión de géneros, el lesbianismo y la búsqueda de la propia identidad.

4/10
Dash and Lilly

1999 | Dash and Lilly

Recreación de la relación amorosa que tuvieron los escritores Dashiell Hammett y Lillian Hellman durante los años dorados de Hollywood. Su turbulenta historia se enmarca en hechos históricos tan importantes como las dos Guerras Mundiales y la caza de brujas de McCarthy. Dashiell Hammett escribió la obra que dio pie a El halcón maltés, mientras que su compañera Lillian firmó importantes libretos como el de La jauría humana.

4/10
Celebrity

1998 | Celebrity

Lee Simon es un novelista sin éxito, cuyas relaciones con las mujeres son muy poco duraderas. Su intento de colocar un guión en Hollywood le da entrada al mundo de las celebridades: gente acelerada, siempre a la búsqueda de nuevos placeres y sensaciones. El vértigo que sufre Simon en este mundo es descomunal. Woody Allen sigue con sus temas habituales, aunque con un pesimismo más marcado que en otros films. El director (que cede el típico papel que él suele interpretar a Kenneth Branagh) analiza el desconcierto afectivo de numerosos personajes, con un acidísimo sentido del humor y un tratamiento de la sexualidad mucho más oscuro y descarnado de lo acostumbrado. El reparto, como siempre, es fantástico: desde los jovenzuelos Leonardo DiCaprio, Winona Ryder, Famke Janssen y Charlize Theron, hasta los más veteranos Judy Davis, Joe Mantegna y Melanie Griffith.

5/10
Desmontando a Harry

1997 | Deconstructing Harry

Harry es un escritor con éxito de agitada vida sentimental. Su vida inspira sus libros, lo que irrita a los implicados. Y se interroga, con escepticismo, sobre Dios y el judaísmo, las relaciones hombre-mujer y la sexualidad, los hijos... Sustitúyase Harry por Woody Allen, escritor por director, libros por películas. Imposible dejar de ver a Allen en su obra, que ahora describe a un escritor que se siente más cómodo con los personajes que crea que con los del mundo real. El reparto es envidiable, la historia tiene aspectos originales. El juego entre realidad e imaginación, con distinto tratamiento fotográfico, funciona bien. Con chispazos de genio, el director repite sus temas de siempre, adobados de amargura y erotismo. Y el humor crece en negrura, como en la cruel historia de los padres de Harry. No faltan ideas ocurrentes, como la del actor desenfocado, al que nadie ve con nitidez, o la visita al infierno.

7/10
Poder absoluto

1997 | Absolute Power

El presidente de los Estados Unidos se ve envuelto en el asesinato de una de sus amantes, pues el tipo es muy aficionado a prácticas sexuales sadomasoquistas. Tratará de tapar el escándalo con todos los medios a su alcance, que son muchos. Con lo que no contaba es con un testigo de su crimen bastante inusual: un ladrón de guante blanco, que estaba "trabajando" en la casa de un millonario de Washington, donde se "entretenía" el magnatario. Adaptación del best-seller de David Baldacci, no es lo mejor que ha hecho Clint Eastwood en su vida, pero la película se sigue con interés, y siempre da gusto ver a Gene Hackman, aquí como impresentable presidente.

5/10
Sangre y vino

1996 | Blood And Wine

El ambicioso vendedor de vinos Alex Gates (Jack Nicholson), está metido en un asunto peligroso. Su negocio va de mal en peor, y para salir a flote ha planeado el robo de un collar de brillantes de un millón de dólares, perteneciente a uno de sus clientes. Para ello solicita la ayuda de un experto en desvalijar cajas fuertes, Victor Spanski (Michael Caine). El cebo ideal para tender la trampa al propietario del collar es una atractiva muchacha, Gabriella (Jennifer López), que trabaja como niñera. Pero las cosas se complican cuando la esposa de la víctima, interpretada por Judy Davis, y su receloso hijastro Jason (Stephen Dorff), se involucran en la trama. De esta manera, el golpe meticuloso y limpio de Alex se convierte en un desatino. Se trata de un atractivo thriller que cuenta con un brillante equipo de intérpretes. Michael Caine obtuvo por este trabajo la Concha de Plata al mejor actor en el Festival de San Sebastián. Tiene situaciones intrigantes, suspense y violencia, al más puro estilo del cine negro. Los aficionados al género quedarán satisfechos.

6/10
Expediente Cammermeyer

1995 | Serving In Silence: The Margarethe Cammermeyer Story

La coronel Cammermeyer (Glenn Close) es una brillante enfermera del Ejército de los Estados Unidos. Lleva casi 25 años de servicio fiel a su patria, y fue condecorada por su labor durante la guerra de Vietnam. Su máxima aspiración es ascender para ingresar en el cuerpo del Servicio Secreto. Pero durante una entrevista de rutina, cuando su ingreso está ya aceptado, comete el error de declarar sinceramente su homosexualidad. Esto plantea un conflicto a sus superiores, que nunca se habían encontrado con un caso parecido. Por este motivo, es expulsada inmediatamente del ejército, sin tener en cuenta sus años de servicio ni sus méritos. Cammermeyer no está dispuesta a aceptar esta injusticia, y decide enfrentarse al ejército en un polémico juicio. Un telefilm que pone en tela de juicio la tolerancia del ejército respecto a la homosexualidad femenina. Cuenta con la siempre eficaz interpretación de Glenn Close. Una historia con ánimo de denuncia que cautivará a los interesados en el tema que plantea.

3/10
Maridos y mujeres

1992 | Husbands and Wives

Jack y Sally son una pareja liberal que después de darle muchas vueltas a su relación, han decidido separarse de manera amigable, por el bien de ambos. Racionalmente han llegado a la conclusión de que no son dichosos juntos, y antes de que sea más tarde deben buscar la felicidad por su cuenta. Esta decisión sorprende mucho a sus mejores amigos, la pareja formada por Woody Allen y Mia Farrow, que sin saberlo están atravesando la misma situación. La película narra las relaciones entre varios personajes, que coinciden en sus dudas y sus indecisiones. Una comedia típica de Woody Allen, que trata de reflejar la complejidad de las relaciones amorosas entre un hombre y una mujer. Protagonizada por la atractiva Mia Farrow, unida sentimentalmente a Allen durante diez años, con quien trabajó además en Zelig (1983), La rosa púrpura del Cairo (1985) o Delitos y faltas (1989). Realista, divertida y con un ritmo muy rápido. Ésta no es una de las mejores películas de Allen, y quizá se repite un poco, pero sin duda merece la pena.

6/10
El almuerzo desnudo

1991 | Naked Lunch

Adaptación libre de la rarita novela homónima de William S. Burroughs, a cargo del también rarito David Cronenberg. William es un tipo que, además de ser escritor, se dedica a exterminar insectos, y que ha tenido problemas en el pasado con la droga. De hecho, su esposa ha caído en una extraña adicción al producto que él utiliza para matar bichos. Y él no parece estar demasiado bien de la cabeza, pues sufre extrañas alucinaciones, en las que es una especie de espía al que encargan misiones extrañas criaturas, a modo de insectos gigantes, que se metamorfosean a partir de objetos como su máquina de escribir. Como puede verse, esta trama sólo cabe calificarla de completo desparrame mental, concebida por Burroughs con toda probabilidad bajo los efectos de algún alucinógeno, y bajo el peso de un duro trauma (la esposa de Burroughs murió de un disparo accidental del escritor, un hecho que Cronenberg incorpora a esta trama semiautobiográfica, con el permiso del interesado). Aunque el diseño de los insectos está muy cuidado, el desarrollo argumental se acerca peligrosamente a lo plúmbeo, con la creación de una atmósfera pesada en la que resulta difícil entrar. La coartada de ‘película experimental’ no justifica al film, ni mucho menos.

4/10
Donde los ángeles no se aventuran

1991 | Where Angels Fear to Tread

Pulcra adaptación de la novela de E.M. Forster, sigue la tradición de narraciones británicas sobre viajes de anglosajones a paises mediterráneos que les cambian sus planteamientos vitales. El film sigue a Lilia, una mujer madura que acaba de enviudar, y que por consejo de su familia viaja a Italia con la institutriz de su hija, con la idea de aliviar su pesadumbre. Contra pronóstico la mujer va a enamorarse de un italiano, lo que provoca una reacción de rechazo entre sus supuestos seres queridos ingleses. Charles Sturridge, responsable de la magnífica adaptación televisiva de Retorno a Brideshead, atrapa bien los temas de la obra original, la hipocresía y los convencionalismos sociales, que dificultan la ya de por sí ardua tarea de la búsqueda de la felicidad. El reparto es excelente, lo mismo que el ropaje fotográfico, musical, de dirección artística...

6/10
Barton Fink

1991 | Barton Fink

Un autor teatral de éxito escucha el canto de sirenas de Hollywood. Y allí descubre que no todo el monte es orégano, pues le encargan absurdas películas de lucha libre. Al tiempo, extraños personajes del motel donde se aloja le ayudarán a su temido enfrentamiento con la página en blanco de la máquina de escribir. Genial acercamiento de los Coen al momento creador, los hermanos mezclan sabiamente géneros e influencias fílmicas, introducen personajes excéntricos, y nos intrigan con cierta misteriosa caja. 

8/10
El largo camino de la libertad

1991 | One Against the Wind

La historia real de la condesa Mary Lindell, que en el París ocupado por los nazis ayuda a los pilotos ingleses clandestinos que acaban ahí, a recuperar la ansiada libertad. También echa una mano a la Resistencia, y su forma de actuar, ayudada por sus dos jóvenes hijos, es echarle mucha cara en el trato con los nazis, como si fuera una dama de pocas luces acostumbrada a que todo el mundo siga enseguida sus intrucciones. Protagoniza este telefilm ganador del Globo de Oro, Judy Davis, que también se llevó el premio de mejor actriz.

5/10
Alice

1990 | Alice

Woody Allen al ataque. Aquí sigue a Alice, que lleva una vida gris. Su marido la ignora, y ella no ha hecho nada para remediarlo... hasta ahora. Unas hierbas le llevan a un viaje para descubrirse así misma.

6/10
Pasaje a la India

1984 | A Passage to India

Adaptación de la novela homónima de E.M. Foster, cuenta el viaje iniciático de una joven inglesa a la India, para encontrarse con su prometido. La extraña fascinación que provoca el lugar influirá en todos los personajes británicos. David Lean dirige este drama que obtuvo 11 nominaciones a los Oscar, ni más ni menos, entre ellos a la mejor película. Maurice Jarre (El hombre que pudo reinar, Jesús de Nazaret, Único testigo, La escalera de Jacob, Ghost), consiguió el Oscar a la mejor música y Peggy Ashcroft (Historia de una monja) el correspondiente a la mejor actriz.

7/10
Una mujer llamada Golda

1982 | A Woman Called Golda

Película hecha para la televisión sobre la vida de la política israelita Golda Meir. Siendo muy pequeña se trasladó con su familia a Estados Unidos. Contrajo matrimonio con Morris Myerson y volvió a Palestina. Defendió los derechos humanos de los judíos soviéticos en Moscú y exponía que cualquier individuo en Palestina podía vivir construyendo conjuntamente un país próspero. Fue una mujer con carácter que luchó por lo que creía en una profesión dominada mayoritariamente por hombres. Ingrid Bergman protagonizó este telefilme y fue su última película. La actriz luchó durante el rodaje contra el terrible cáncer que la iba consumiendo. Alan Gibson dirigió un drama redondo, con buena fotografía y unas interpretaciones perfectas.

7/10

Últimos tráilers y vídeos