IMG-LOGO

Biografía

Pablo Rago

Pablo Rago

Pablo Rago

Filmografía
Sólo se vive una vez

2017 | Sólo se vive una vez

Leo (Peter Lanzani) lleva a cabo pequeñas estafas con ayuda de una amiga, quien seduce a tipos desprevenidos, mientras Leo graba los encuentros. Pero ambos se meterán en un buen lío cuando en plena faena unos gángsters aparecen en escena y exigen al “cliente” que firme la patente de un invento que les hará millonarios. Sin embargo, Leo se las apaña para escapar con el documento en su poder, por lo que será perseguido a muerte. Comedia de acción coproducida por Argentina y España que ofrece una disparatada aventura gansteril tan ligera como medianamente entretenida. Tras algunos trabajos para la televisión Federico Cueva debuta en el cine gracias al estrambótico guión de Sergio Esquenazi, que retrata a un grupo de personajes de lo más variopinto, para dar lugar a una historia que tiene mucho de esperpéntica. La mezcla entre judíos y cristianos da lugar, claro, a algunos gags que tienen su gracia, pero lamentablemente se acaba abandonando esa confusión inicial en pro de la acción. Además, lo inverosímil de muchas situaciones resta empaque al conjunto. Junto al buen ritmo de la historia, hay en Sólo se vive una vez un esfuerzo por entregar efectos especiales eficaces, aunque el exceso (esa querencia por las explosiones) tiene como consecuencia el remarcar que estamos muy cerca de la pura parodia. Esta sensación queda bien apuntalada por el caricaturesco retrato de los criminales, comenzando por un Gérard Depardieu de lo más rectilíneo, seguido por el graciosete Santiago Segura y subrayado sobre todo por un Hugo Silva totalmente desfasado, aunque siga demostrando que tiene talento innato para la comedia.

4/10
Sin hijos

2015 | Sin hijos

Desde que se separó años atrás, Gabriel sólo vive para su trabajo y su hija Sofía, de 9 años. Cuando le surge una cita amorosa, se ocupa de dejar claro su nulo interés por la mujer de turno. Hasta que se reencuentra con Vicky, antiguo amor de la adolescencia, de la que se enamora al instante. Lo malo es que ésta manifiesta una especie de fobia hacia los niños, por lo que Gabriel decidirá ocultar la existencia de su pequeña. Cuarto largometraje de ficción del bonaerense Ariel Winograd, que tras las desconocidas fuera de Argentina Cara de queso ‘mi primer gheto’, Mi primera boda y Vino para robar se mantiene en el terreno de la comedia. Al guión le falta alguna vuelta de tuerca para que sus personajes resulten más creíbles, y para aprovechar mejor el trasfondo, una certera crítica hacia la superficialidad de quienes optan por vivir a tope sin descendencia, especie cada vez más extendida en la sociedad moderna. Por desgracia, esta idea sólo queda apuntada. Pero ahí está un elenco de auténtico lujo para elevar el nivel, pues Diego Peretti suple con su enorme expresividad las carencias del texto, y logra hacer reír, sólo apareciendo en la cama repitiéndose a sí misma que no debe ‘mencionar a Sofia’. Y la todoterreno Maribel Verdú deja claro que la comedia también es uno de sus fuertes, bordando a una mujer ‘liberal’ pero que en el fondo también tiene su corazoncito. A pesar de todo, les llega a robar la función con su desparpajo la niña Guadalupe Manent, que con su encanto es capaz de hacer cambiar de opinión a cualquier militante anti-niños.

5/10
Papeles en el viento

2015 | Papeles en el viento

Fernando, Mauricio y El Ruso están desolados a causa de la muerte por un cáncer de El Mono, cuarto integrante de su grupo de amigos de toda la vida. Éste había perdido todo su dinero, lo que pone en peligro el futuro de su hija, una niña. Para conseguir el dinero que garantice que no le falte de nada, el trío trama un plan para vender a un jugador del Atlético Independiente de Avellaneda, equipo de fútbol al que han animado toda su vida. El bonaerense Juan Taratuto vuelve a contar con su actor fetiche, Diego Peretti, tras No sos vos, soy yo, ¿Quién dice que es fácil? y La reconstrucción. En Papeles en el viento adapta la novela homónima de Eduardo Sacheri, con el que él mismo ha escrito el guión adaptado. El arranque de esta comedia dramática promete, sobre todo por el buen hacer del mencionado actor, que junto a Pablo Echarri y Pablo Rago bordan a sus personajes, una idílica pandilla a la que cualquiera querría pertenecer. Tiene también a su favor su falta de pretensiones. La trama conectará especialmente con espectadores masculinos, aficionados al balompié de mediana edad, como los protagonistas, aunque sus reflexiones sobre la amistad son universales. Supone además el último trabajo para el cine, como ilustre secundario, de Daniel Rabinovich, recordado miembro de Les Luthiers, que falleció poco después de encarnar aquí a un periodista deportivo. Por desgracia, el film se desinfla conforme avanza el rodaje. No llega al nivel de otras películas de Taratuto, que sin llegar a la maestría de algún compatriota como Juan José Campanella, suele conseguir cierta corrección. Aquí le falla el libreto, que no acaba de resultar verosímil, sobre todo en lo que se refiere al desenlace.

5/10
Rosa fuerte

2014 | Rosa fuerte

Cristina y Manuel son una pareja como cualquier otra que pasa un simple y aburrido domingo juntos. A medida que pasa el tiempo, la pareja muestra que está en una crisis. Están estancados y no saben cómo seguir hacia delante. Cristina empieza a recibir llamadas de otro hombre y se termina enterando de que va a ser madre.

El secreto de sus ojos

2009 | El secreto de sus ojos

Benjamín Esposito se acaba de jubilar después de llevar toda la vida trabajando en el juzgado. Su nuevo estado le concede mucho tiempo libre por lo que decide escribir una novela. Enseguida tiene claro de qué irá su libro. Hace más de dos décadas trabajó en el caso del asesinato y violación de una joven, que se resolvió de una manera nada satisfactoria. La vuelta atrás de Esposito lo lleva a mirar de frente otra vez a los fantasmas del pasado que en el presente lo atormentan más de lo que le gustaría reconocer. No sólo se trata de volver para dar respuesta al caso, sino que Benjamín tiene también razones sentimentales. Resulta que lleva más de 20 años enamorado de la que fuera su jefa en el juzgado. La mirada atrás parece ser la puerta para cerrar en el presente las distintas historias que han marcado su vida. Juan José Campanella vuelve al cine después de Luna de Avellaneda (2004). En este intervalo ha hecho mucha televisión, donde ha dirigido capítulos de series como House y Rockefeller Plaza. Su vuelta a la gran pantalla nos ha traído al mejor Campanella. Se trata de una película muy suya y que a la vez poco tiene que ver con lo que había hecho hasta ahora. Es difícil de definir; en el calificativo de thriller no encaja, se aproxima más al cine negro. Pero también tiene mucho de drama, sin olvidar el importante componente romántico. La estética de la cinta está muy cuidada. Planos maravillosos en los que da gusto reposar la mirada. Algunos de estos planos tienen como protagonistas absolutos a los ojos, que para eso aparecen en el título de la película. Se nota un gran esfuerzo por parte de director y actores porque los ojos “hablen”, cosa que en numerosas ocasiones se consigue pese a la dificultad que supone. Y es que llegado este punto, toca hablar de los actores. Todos y cada uno de ellos están soberbios tanto a nivel individual como en sus interrelaciones. Benjamin y su amada de juventud Irene destilan química, confianza, cercanía, están muy bien Ricardo Darín y Soledad Villamil. El mismo Benjamin con su compañero de fatigas Sandoval -estupendo Guillermo Francella-, compone una genial pareja de “investigadores” que provoca numerosas situaciones cómicas. Y es que Campanella compagina a la perfección este sentido del humor omnipresente con el contenido tan dramático que tiene la película. Es difícil ver una cinta de este estilo tan cuidada tanto en contenido como en forma. Se atañe además a las “normas” actuales de dar una sorpresa final, que resulta adecuada y perfecta para el clima de suspense que puebla la película. Para que no todo sean flores, cabe decir que hay un momento en que la película pierde algo de fuelle. Sucede en la segunda parte, pero al final, vuelve a recuperar todo su esplendor.

7/10
La mujer rota

2007 | La mujer rota

La mujer rota, da vueltas alrededor de un limite que no puede aceptar; el hombre que ama no la quiere. Este sentimiento devora su vida y por más que lo desea, no logra escapar del círculo vicioso de la obsesión.

El buen destino

2005 | El buen destino

Cuenta la historia de un pueblo que quedó al costado de la autopista y al costado de la civilización y el progreso, pero también al costado del capitalismo salvaje y del sálvese quién pueda. Desde allí, todavía son posibles la utopía y la solidaridad. En ese pueblo, cinco hombres, cuyas edades son dispares tanto como sus ocupaciones y su grado de desarrollo cultural y espiritual, le harán frente a la falta de trabajo, cada uno a su manera.

Apasionados

2002 | Apasionados

Los experimentos, con gaseosa. Eso descubre Lucía, la mejor amiga de Uma, que tiene la ocurrencia de prestarle el novio para que vea cumplido su deseo de ser madre. En principio, debe darle un tarrito con su semen. Pero la cosa no para ahí: se enamoran y tal, de modo que todo se complica. El veterano director argentino Juan José Jusid, poco conocido en estos lares, dirige esta cinta de enredo y romanticismo.

3/10
El mar de Lucas

1999 | El mar de Lucas

Irregular comedia dramática sobre un cincuentón que no acaba de sentar la cabeza, con quimeras que nunca realiza, pero al que se le presenta la realidad de que su hijo veinteañero le ha hecho abuelo.

4/10
Gracias por el fuego

1983 | Gracias por el fuego

Gracias por el fuego cuenta la relación de amor-odio entre un hombre y su padre, un hombre con gran poder e influencia.

Últimos días de la víctima

1982 | Últimos días d la víctima

Un asesino a sueldo tiene que cumplir una nueva misión, pero investigando a su víctima se obsesionará con una misteriosa mujer rubia.

Últimos tráilers y vídeos