IMG-LOGO

Biografía

Paul Wernick

Paul Wernick

Paul Wernick

Filmografía
Zombieland: Mata y remata

2019 | Zombieland: Double Tap

Diez años después de la gamberra y salvaje comedia de muertos vivientes Bienvenidos a Zombieland, su opera prima, Ruben Fleischer reincide con una historia situada en el mismo universo en que toca sobrevivir a toda costa, en que repiten los personajes protagonistas reunidos para la ocasión, Jesse Eisenberg, Emma Stone, Woody Harrelson y una ya crecidita Abigail Breslin, no es lo mismo tener once años que veintiuno, qué duda cabe. El temor de que se nos va a ofrecer más de lo mismo, el plato de antaño recalentado en el microondas de un Hollywood poco imaginativo, se disipa enseguida, pues Zombieland: Mata y remata muestra un fantástico dinamismo, idea algunas situaciones nuevas, y sobre todo, resulta completamente desternillante. Ya desde el arranque, Columbus, Tallahassee, Wichita y Little Rock como inquilinos de la Casa Blanca tras sortear a los zombies de turno –a estas alturas ya sabemos, véase el actual presidente, cualquiera puede llegar a vivir allí–, advertimos que los guionistas originales Rhett Reese y Paul Wernick, y el recién llegado Dave Callaham, se han ganado su sueldo, hay ingenio a la hora de idear los distintos gags. De entrada, hay ideas fáciles, aunque sean eficaces: Tallahassee ha desarrollado una relación paternofilial con Little Rock, y ésta reclama independencia, Columbus decide pedir matrimonio a Wichita, a lo que ella reacciona agobiada; esto provoca tensiones en el grupo e indeseadas separaciones. Pero enseguida entran nuevos personajes en liza, el hippy partidario de la no violencia, también con los zombies, Berkeley, o, auténtico hallazgo –está fantástica Zoey Deutch–, el prototipo de rubia buenorra y descerebrada Madison que se defiende de los muertos vivientes con su spray de pimienta. Lo que propicia que viajen hacia donde se supone que existe una comuna que vive pacíficamente, a salvo del peligro zombi. No es cuestión aquí de hacer la enumeración completa de las abundantes ocurrencias, como el recurso a las reglas de Columbus –una, la del título– o la clasificación de los zombies, baste subrayar que asoma con frecuencia la agudeza de ingenio. Y aunque se juegue con los dobles sentidos y el humor grueso, se procura no rebasar ciertos límites, claramente se advierte un esfuerzo de contención, también en la abundante violencia paródica, muy tarantinesca, como era la del original.

6/10
6 en la sombra

2019 | 6 Underground

Un millonario que ha fingido su propia muerte ha reclutado a cinco individuos para formar un equipo que persigue a peligrosos criminales y tipos sin escrúpulos. No se conocen entre sí por sus nombres, sino por números, comenzando con su líder, que se hace llamar Uno. Tras perder a uno de los miembros del equipo, durante una misión contra un narcotraficante en Italia, Uno llevará a sus hombres a Turdistán, un país árabe, para secuestrar a un temible individuo que ha dado un golpe de estado. Tras más de una década dedicado casi al completo a la saga iniciada con Transformers, de Paramount, Michael Bay ha logrado que Netflix le ceda la friolera de 150 millones de dólares y le haya dado luz verde para rodar lo que quisiera. Como consecuencia ha dado rienda suelta a su estilo propio, lo que quiere decir que parte de un guión aún más inexistente que en sus últimas entregas de la saga de los robots convertibles, pues únicamente parece interesado en componer vistosas secuencias de acción, más violentas que las de sus trabajos precedentes, compuestas con un montaje frenético. En el arranque sorprende, por la vistosa persecución inacabable por las calles de Florencia, pero finalmente acaba agotando, por la falta absoluta de personajes de entidad, o de secuencias con un mínimo de tensión dramática. De esta forma desaprovecha a actores de probada solvencia, como Ryan Reynolds y Mélanie Laurent, pues les han tocado personajes estereotipados.

5/10
Deadpool 2

2018 | Deadpool 2

Secuela de las andanzas del personaje más gamberro y políticamente incorrecto de la factoría Marvel, el superhéroe que se mofa cínicamente del modo en que encaran su profesión todos sus colegas dotados de poderes especiales y enfundados en mallas, él combate a los villanos de turno a su peculiar manera, y poniéndose en primerísimo lugar a sí mismo. De todos modos el enamorado Wade Wilson/Deadpool podría sentar cabeza, y formar una familia con su novia Vanessa. Sin embargo la desgracia llama a su puerta y Deadpool queda sumido en una profunda depresión, sólo piensa en morirse, pero tal deseo se le niega. Quizá lo que necesita es pensar un poco en los demás: así que Coloso le propone sumarse a los X-Men, y cuando tras diversas peripecias acaba en prisión, se le presenta la oportunidad de tutelar a un mutante adolescente, Puño de Fuego, gordito, resentido y lleno de ira. Como en el film original Deadpool, de nuevo resulta fundamental el guión cargado de bromas de Rhett Reese y Paul Wernick, al que se suma el propio actor protagonista, Ryan Reynolds. Conscientes de que el humor transgresor e iconoclasta, irónico con respecto a las convenciones de las películas de superhéroes y a sus intenciones primordialmente comerciales, ha sido celebrado por parte del público, exhausto ante la saturación del subgénero, se refuerzan las bromas y alusiones, con el protagonista dirigiéndose directamente al espectador. La paradoja consciente es que se utilizan para la trama esas mismas convenciones objeto de chanza, incluso permitiéndose dar la vuelta al argumento sin rubor, todo vale en el juego metacinematográfico, cabe proponer, y que cuele, cualquier “deus ex machina”. Sea como fuere, hay un buen puñado de gags tronchantes. No faltan de nuevo las frases zafias por su doble sentido, aunque en esta ocasión hay más contención, lo que se agradece. Sorprende la habilidad para fustigar la pederastia, haciendo al espectador cómplice de disfrutar del brutal castigo a los culpables de tan execrable crimen, y hasta se hace broma con la ideología de género –X-Force sería mucho más aceptable que el machista término X-Men–, y en la batidora de jugar a varias bandas no faltan una pareja lésbica de jóvenes mutantes, o las risas acerca de una suerte de atracción entre Deadpool y Coloso. Dirige la función David Leitch, conocido sobre todo como especialista y director de segunda unidad en películas de acción, y que hasta la fecha sólo había recibido crédito como director por la olvidable Atómica. Aquí se pliega a lo que demanda el film, humor servido con un ritmo razonable y una adecuada coreografía de las escenas de acción, con violentos desmembramientos, que evitan ser realistas.

6/10
Life (Vida)

2017 | Life

Un pequeño paso para los astronautas de la Estación Espacial Internacional, un gran paso para la humanidad. El equipo que opera ahí –tres estadounidenses, una rusa, un japonés, un afrobritánico tetrapléjico–, ha extraído de Marte un microorganismo unicelular en estado aletargado y al que despiertan, la primera evidencia de que existe vida más allá de la Tierra. Pero tan fenomenal descubrimiento, bautizado como Calvin por una encantadora niña desde Nueva York, va a verse empañado cuando el "pequeño" crece y se convierte en una amenaza letal para los habitantes de la estación espacial. Los guionistas de la celebrada –por algunos, no me cuento entre ellos– Deadpool, Rhett Reese y Paul Wernick, entregan una trama que se esfuerza en combinar rigor científico, dar carta de normalidad a lo que se cuenta mostrando a un equipo de científicos que trabaja en la conocida Estación Espacial Internacional, con su fabuloso hallazgo, y sumando de pronto a ello la acción desasosegante de un terrible enemigo que parece imbatible, y que los va eliminando uno a uno, al más puro estilo Alien, el octavo pasajero, una referencia inevitable, ante la cual Life (Vida) sale perdiendo. La película comparte con el film citado la atmósfera agobiante y terrorífica. Por otro lado, al malvado alienígena se le ha otorgado un diseño original, y toda la dirección artística está muy cuidada. Aunque Daniel Espinosa (El invitado) rueda bien, lo que se ve suena a ya visto, a lo que se suma la pega de que pese a contar con un buen reparto, los personajes apenas están desarrollados, incluido el simplón de Jake Gyllenhaal, que dice no desear vivir en un planeta de 8.000 millones de habitantes, que prefiere estar en el espacio. Los responsables del film parecen conscientes de que no aportan demasiadas novedades al género de la ciencia ficción, quizá eso explique el giro final, audaz relativamente.

5/10
Deadpool

2016 | Deadpool

Largometraje en solitario de uno de los personajes de mayor éxito de las últimas décadas de los comics Marvel. Vuelve a estar interpretado por Ryan Reynolds, que le dio vida en X-Men Orígenes: Lobezno, donde era un secundario que formaba parte de un particular equipo de mutantes con el protagonista. Estamos pues ante un 'spin-off' de otro: ¿Hollywood languidece? Wade Wilson sobrevive como mercenario, con encargos de poca monta, como amenazar a un repartidor de pizzas para que deje de acosar a una chica. En el bar donde trabaja su amigo Weasel conocerá a Vanessa, prostituta con la que inicia una intensa relación, que se ve amenazada cuando a él le diagnostican un cáncer terminal. Desesperado, acaba aceptando la oferta de un 'reclutador' desconocido que puede curar su cuerpo además de dotarle de poderes sobrehumanos. Por desgracia, Wilson no contaba con la letra pequeña de su peculiar acuerdo. Esperadísimo por los fans, el film Deadpool ha obtenido una buena taquilla en su estreno en Estados Unidos a pesar de un tono irreverente y grosero que espanta a parte del público, y las críticas han sido bastante elogiosas. Esto se explica en buena medida porque logra cierta frescura gracias al recurso de que el protagonista rompe la cuarta pared, dirigiendo al público sus iconoclastas y cínicos comentarios, y por la abundancia de humor, de tintes negros, y muchas veces metacinematográficos, tomándose a broma el universo de los superhéroes de la gran pantalla. En ese sentido, arrancan carcajadas detalles como los sinceros títulos de crédito iniciales, algún comentario sobre Liam Neeson y la saga Venganza, etc. Abundan los guiños a iniciados, que también apreciarán que aparezcan Coloso y la joven Negasonic Teenage Warhead, dos miembros de los X-Men. Sin embargo, por debajo de estos fuegos de artificio, el debutante en el largometraje Tim Miller sólo logra componer un film de venganzas bastante convencional, que aunque saca punta a los tópicos del cine de mutantes y demás enmascarados no puede evitar caer en ellos. Sus escenas de acción, más violentas que la media en este tipo de cine, funcionan, pero no resultan memorables. Nada llega a la altura de la también iconoclasta Kingsman. Servicio secreto, deconstrucción del género de superespías, que además ofrecía una historia brillante y atractiva. A Ryan Reynolds le pega el personaje, pero tampoco consigue apasionar al respetable. Su romance con la correcta Morena Baccarin (esposa del terrorista en Homeland) está lejos de resultar tan evocador y emotivo como otras historias del estilo de La bella y la bestia, sin ir más lejos una tan similar como la que cuenta Darkman, protagonizada por el aludido Neeson.

5/10
G.I. Joe: La venganza

2013 | G.I. Joe: Retaliation

Los G.I. Joe sufren una escabechina en una terrible emboscada, cuando andaban desarmando unas ojivas nucleares. La culpa es de un impostor que ha suplantado al presidente de los Estados Unidos, que se encuentra secuestrado. Los tres supervivientes conectarán con el esquivo Snake Eyes, y con un antiguo coronel retirado, para salvar al mundo mundial, que podría correr directo hacia su destrucción por culpa del archienemigo Cobra y secuaces como Zartan. Secuela de G.I. Joe, donde la trama es casi lo de menos, aunque ésta ofrece un momento desopilante y digno de mención, con todos los mandatarios mundiales jugando con los botoncitos de sus maletines nucleares. De modo que lo que ofrece G.I. Joe: La venganza consiste sobre todo en un puñado de momentos adrenalíticos, servidos por los musculosos protagonistas, hay que olvidar los diálogos, que no se acercan ni a graciosos. Dentro de los pasajes de acción, aparte de las coreografías de peleas de rigor, al más puro estilo oriental y bailarín –no en balde dirige la función John M. Chu, responsable de Street Dance y Step Up 3D–, destaca la escena en un inmenso paredón montañoso, muy vistosa aunque también muy de videojuego.

3/10
Bienvenidos a Zombieland

2009 | Zombieland

Muchos son los directores que han logrado llamar la atención con películas de zombies, desde que George A. Romero debutara con la clásica La noche de los muertos vivientes, claro modelo para sus seguidores. Vinieron después Peter Jackson (Tu madre se ha comido a mi perro), Zack Snyder (Amanecer de los muertos) y Edgar Wright (Zombies Party). Ahora, se une a tan selecto club Ruben Fleischer, de talento innegable, que sin duda dará que hablar, y que firma su opera prima. Columbus es un joven miedoso que intenta sobrevivir a pesar de que el mundo ha sido invadido por los muertos vivientes, que han acabado con la mayoría de la humanidad. A pesar de todo, Columbus intenta regresar a su pueblo natal en busca de sus padres. Para mantenerse vivo sigue escrupulosamente una serie de reglas: “No te hagas el héroe”, “Asegúrate de tener una salida”, etc. Por el camino, acabará pegándose a un tipo duro, Tallahasse, experto en exterminar zombies. Es necesario advertir que la cinta es extremadamente salvaje, y su humor negro extremo la hacen totalmente desaconsejable para el público más sensible. También es cierto que sus excesos violentos son bastante irreales. Por citar un ejemplo, va en la línea de Kill Bill Volumen 1, y aquel enfrentamiento entre Uma Thurman y los 88 maníacos.   En cualquier caso, los que a pesar de todo se apunten a ver Zombieland, comprobarán que la cinta se va ganando poco a poco incluso al espectador más reacio, gracias a sus personajes estrambóticos, a sus eficaces secuencias de acción, y a sus golpes de humor. Destaca la aparición de un conocido actor de Hollywood, que se interpreta a sí mismo, que atiende a las siglas B.M., y que da pie a una de las secuencias más surrealistas que se hayan visto jamás en una pantalla. El director ha dado con un reparto tan ajustado que después de ver la película resulta difícil imaginar qué otros actores podrían haber encarnado a los mismos personajes. Claramente se lleva la palma Woody Harrelson, memorable vaquero cazador de zombies, obsesionado por los twinkies. Pero el joven Jesse Eisenberg es un convincente pánfilo en lucha por la supervivencia. Les acompañan las brillantes Abigail Breslin (que a sus once años está muy crecida en relación a la memorable Pequeña Miss Sunshine!) y Emma  Stone (Supersalidos), que son dos inteligentísimas hermanas estafadoras. Aunque se trata de un film de entretenimiento muy gamberro, se permite un sincero y efectivo elogio de la amistad, ya que el tema central es la confianza en el prójimo en situaciones extremas.

6/10

Últimos tráilers y vídeos