IMG-LOGO

Biografía

Billy Bob Thornton

Billy Bob Thornton

65 años

Billy Bob Thornton

Nació el 04 de Agosto de 1955 en Hot Springs, Arkansas, EE.UU.

Premios: 1 Oscar

El perdedor que se pasa al otro lado

16 Marzo 2006

Le pega interpretar a ciudadanos corrientes pero avariciosos, que insatisfechos por una existencia rutinaria ponen en marcha estrategias para chantajear, quedarse con bolsas llenas de dinero o cometer asesinatos, todo vale con tal de resolver su vida. Pero ojo, que es un tipo que piensa, a Billy Bob Thornton le han dado el Oscar como guionista, ha probado ser un solvente realizador, y tiene una destacable carrera como músico.

Nacido el 4 de agosto de 1955 en Hot Springs, Arkansas, en el seno de una familia metodista, William Robert Thornton tuvo una juventud durísima marcada por la pobreza, pues vivía en una casa sin electricidad ni agua caliente, y para colmo de males le maltrataba su progenitor. Pero todos estos episodios nefastos le han servido de inspiración para sus personajes. “El talento no es ningún ingrediente de mi éxito”, señaló en una entrevista. “Simplemente tomo prestadas las emociones de mi propio pasado para que mis personajes cobren vida”. El peor momento de su vida llegó cuando su hermano falleció repentinamente, en 1988. Sufre un Trastorno Obsesivo Compulsivo que le lleva a asociar a las personas con los números. “Constantemente hago matemáticas en la cabeza, lo que resulta agotador”, ha confesado.

Su sueño de triunfar como jugador de béisbol se desvaneció por culpa de una lesión, por lo que se centró en su carrera musical, como batería de la banda Tres Hombres. Como el éxito se le resistía en este campo, decidió dejarlo todo para emigrar a Los Ángeles, en compañía de Tom Epperson, su amigo de la infancia, con el objetivo de triunfar como actores, aparte de iniciar la carrera de Derecho, que nunca terminó. Puesto que nadie les contrataba, desempeñó todo tipo de trabajos, por ejemplo ejerció como camarero.

Durante un evento de la industria del cine en el que servía los canapés, conoció al legendario realizador Billy Wilder, que mantuvo una intensa conversación con él. Tras conocer a grandes rasgos detalles de su vida, el director de El apartamento acabó aconsejándole que se dedicara a vender guiones. Se puso inmediatamente manos a la obra con Epperson, pero los ejecutivos de los estudios ni les recibían. Como consecuencia, ambos pasaron hambre, hasta el punto de que Billy Bob Thornton acabó en el hospital con problemas cardíacos causados por desnutrición.

Finalmente consiguió debutar como actor con el olvidado film de terror La sangre del cazador, de 1986. A continuación, logró colocar uno de sus libretos coescritos con Epperson, Un paso en falso. En la cinta, él mismo interpretó a un traficante de drogas que se escapa con la novia de un policía, que iba a estar encarnado por Bill Paxton. A partir de ese momento empezó a irle mejor, ya que le llamaban de vez en cuando para pequeños papeles, así que fue un excursionista en Una proposición indecente, y un jugador de cartas en Tombstone: La leyenda de Wyatt Earp.

La consagración le llegó a Billy Bob Thornton cuando debutó como realizador con El otro lado de la vida, también escrita por él, en la que interpreta a un discapacitado que sale del manicomio en el que ha estado internado veinticinco años. Gracias a su logrado equilibrio entre drama y humor, logró contra todo pronóstico el Oscar al mejor guión, quitándoselo al favorito de ese año, el de El paciente inglés. También llegó a ser finalista como actor principal.

Ya reconocible por el gran público, le llegaron sus mejores papeles. Dio vida a un estrafalario mecánico en Giro al infierno, a un estratega político en Primary Colors, el director ejecutivo de la NASA en Armageddon, al presidente de Estados Unidos en Love Actually, a un alcohólico que trabaja vestido de Papa Noel en Bad Santa, a David Crockett en El Álamo, la leyenda, y al carcelero del corredor de la muerte de Monster’s Ball, entre otras. Destaca especialmente en el terreno del thriller, pues sus dos mejores trabajos serían el tipo que con su hermano (de nuevo Paxton) encuentra una avioneta estrellada con una bolsa que contiene cuatro millones de dólares en Un plan sencillo, de Sam Raimi, por la que obtuvo una tercera candidatura a la estatuilla de la Academia, y el barbero que chantajea al amante de su mujer en El hombre que nunca estuvo allí, de los hermanos Coen, que le repescaron para Crueldad intolerable.

No le ha ido demasiado bien en el amor a Billy Bob Thornton, que se ha emparejado con seis mujeres, y ninguna le ha durado más de cuatro años. Divorciado de Melissa Lee Gatlin, con quien tuvo a su primogénito, ha estado con las también actrices Toni Lawrence (Donantes), y Cynda Williams (Cuanto más, ¡mejor!), con Pietra Thornton, madre de otros dos retoños, y la más famosa de todas, Angelina Jolie, diecinueve años menor que él, con quien tuvo una relación tan breve como intensa y enfermiza, pues cada uno llevaba un medallón untado con la sangre del otro. “Aún nos llevamos bastante bien, pero manteníamos estilos de vida diferentes; a ella le encantaba salir y yo soy más bien agorafóbico”, recuerda. Se separaron después de tres años de relación, y de adoptar a un chico llamado Maddock, cuando Thornton se cansó de continuas reuniones con políticos, activistas, ricos deseosos de donar dinero a causas benéficas y responsables de agencias de adopción. En los últimos años ha estado vinculado a Connie Angland, maquilladora de cine que ha dado a luz a su última hija. Durante un tiempo también mantuvo un noviazgo con la actriz Laura Dern.

Pese a su prometedora ópera prima, la carrera como realizador de Billy Bob Thornton se fue al traste por el estrepitoso fracaso de su segundo trabajo, Todos los caballos bellos, ambiciosa superproducción con Matt Damon y Penélope Cruz, que no llega ni de lejos a la calidad de la novela de Cormac McCarthy en la que se basa. En los últimos años, el astro ha brillado de nuevo en el universo de los Coen, esta vez en televisión, con la serie Fargo, inspirada en el largometraje homónimo. En la primera temporada interpretaba a un asesino a sueldo enigmático, que acaba ayudando a un mediocre vendedor de seguros.

Oscar
1997

Ganador de 1 premio

Filmografía
London Fields

2018 | London Fields

Un escritor, Samson Young, llega para ocupar el apartamento de un colega en una zona suburbial de Londres. Alí conoce a diversos personajes, como la bella Nicola Six, por la que suspiran el extravagante tirador de dardos Keith Talent y el ricachón Guy Clinch. La joven tiene una premonión sobre su muerte y eso se convertirá en el motor de la novela que Young está escribiendo. No funciona nada esta adaptación de la novela homónima de Martin Amis, en donde el propio autor está acreditado como coguionista. Ni la puesta en escena rebuscada e irreal, ni los variopintos personajes, ni la confusa historia logran atraer lo más mínimo. Algo que literariamente puede tener sentido –ese jugar con la realidad o con la creación del autor–, en pantalla se vuelve totalmente tramposo, lleno de huecos e interrogantes. ¿Es todo fruto de la imaginación del autor? ¿Existe realmente el personaje encarnado por Billy Bob Thornton o el verdadero escritor es únicamente el interpretado por Jason Isaacs? No ha sabido manejar correctamente ese material el director Mathew Cullen. La introducción además de ciertos elementos fantasiosos y la ambientación cutre acaban con la paciencia del espectador, que sólo mantiene la atención gracias a la capacidad seductora de Amber Heard, caracterizada como una mujer fatal que juega a varias bandas, y al esforzado trabajo del resto de elenco, pese a que sus roles dejan mucho que desear (especialmente el de un Jim Sturgess muy pasado de rosca). Llama la atención también que compartan varios planos en pantalla Johnny Depp y Amber Heard, tiempo después de su sonada y violenta separación matrimonial. La explicación es sencilla: el rodaje se produjo en 2013, aunque la producción de la película se cerró en 2018, lo que habla de una película maldita que ha tenido mil y un problemas en su desarrollo.

2/10
En mil pedazos

2018 | A Million Little Pieces

Adicto al alcohol y a las drogas, James toca fondo, pero su hermano Bob le interna en una rigurosa clínica de desintoxicación, inspirada por principios católicos. Al considerarse ateo no logra conectar con la doctora que le atiende, Joanne, pero poco a poco ésta se lo va ganando. En el centro coincide con John, un paciente homosexual que se autoagrede, Leonard, un tipo maduro que trata de integrarle en su grupo de amigos y Lilly, que trata de encandilarle pese a que las reglas prohíben estrictamente las relaciones entre pacientes. Tras venderse a la industria con la infumable Cincuenta sombras de Grey, experiencia de la que salió tan escaldada que no repitió en las secuelas, la realizadora Sam Taylor-Johnson vuelve a dirigir a su marido, Aaron Taylor-Johnson, a quien tuvo bajo su batuta en Nowhere Boy, esta vez en un drama basado en hechos reales, para el que ambos han compuesto el guión. Adapta el libro de memorias de James Frey, que causó una enorme controversia en Estados Unidos porque pese a venderlo como autobiográfico tenía pasajes completamente inventados, como la intervención dental sin anestesia, que ha sido recogida en la cinta. Una cita de Mark Twain que aparece al principio del film le quita hierro al asunto: “He vivido cosas terribles en mi vida. Algunas de ellas realmente ocurrieron”. Dejando aparte esta cuestión, el film tiene mucho valor, por su visión del infierno del alcoholismo y las drogas, centrándose en la extrema complicación para desengancharse, y hacer frente al demonio interior que puede arrastrar a las personas a tocar fondo. Se explica muy bien que el propio enfermo puede ser su peor enemigo, al no reconocerse como tal, y estar convencido de que sus adicciones le traen felicidad. De esta forma resulta fundamental encontrar una motivación que le empuje a dejarlas. Estamos ante un film donde cobra una importancia fundamental la relación del protagonista con los secundarios. Por suerte, cuenta con trabajos de primera categoría del reparto, sobre todo por parte del aludido Taylor-Johnson. Pero está bien respaldado por actores reconocidos; brillan sobre todo Billy Bob Thornton (Leonard), Juliette Lewis (la doctora), Giovanni Ribisi (John) y Charlie Hunnam (hermano del personaje central).

6/10
Reporteras en guerra

2016 | Whiskey Tango Foxtrot

La historia auténtica de la corresponsal de guerra en Afganistán Kim Barker, a partir de sus recuerdos consignados en un libro donde acude a un tono jocoso, que la película trata de capturar. Al parecer la persona que reseñó este libro para el New York Times aseguró que el personaje de Baker tenía un aire Tina Fey, lo que facilitó que alguien le animara a leerlo. Como resultado pidió a Paramount que se hicieran con los derechos, y lo convirtió en un vehículo para ser la protagonista, además de que asumió tareas como productora. El principal problema de la película es que no acaba de dar con su tono, en parte porque renuncia a atrapar el papel que juegan los medios a la hora de informar a la opinión pública, tal cosa parece importar poco, más allá del logro de un éxito personal en lo profesional. Quizá en papel funcione la combinación de reportajes periodísticos importantes con el colorido del ambiente de juergas y locura de los periodistas, que se atiborrarían de opio y alcohol, además de acabar acostándose con quien se pueda. Pero en la pantalla se empieza con este aire un poco alocado y surrealista, por no decir grsosero, de modo que cuando llega la trama romántica con el fotógrafo escocés, o una misión de rescate que se convierte en un "scoop" periodístico, estas derivas parecen eso, derivas, porque realmente ni nos han preparado para la historia de amor, y casi nos hemos olvidado de que estamos en una película encuadrable en ese subgénero de dramas de chicos de la prensa. Quizá lo más logrado es el retrato de Fahim Ahmadzai, el afgano que ayuda a moverse a Kim por una sociedad tan compleja como la afgana, y cuyo estilo de vida normal –se casa y la invita a su boda, tiene dos niños, es sensato...– supone un callado reproche para la que termina siendo su amiga, que querría darle un abrazo, si no fuera porque él no lo acepta, no son las costumbres locales. Pasajes como éste, o el reencuentro con un marine, hacen vislumbrar lo que podía haber sido una cinta con mayor equilibrio, cara a su propósito de recordar un conflicto, el afgano, que paulatinamente ha sido olvidado por los medios. Pero los codirectores, Glenn Ficarra y John Requa, que tampoco es que tengan en su filmografía previa las "joyas de la corona" –Crazy, Stupid, Love, Focus– se limitan a cumplir sin excesiva brillantez, con recursos como un par de canciones no muy hábilmente introducidas. Y no explotan el contraste entre el nihilismo de los periodistas hundidos en el hedonismo y la adrenalina de sus crónicas, y la miseria y decencia de la población local, que sufre los abusos de fanáticos y talibanes, véase el caso del pozo volado por sorprendentes razones. El reparto, a pesar de contar con caras conocidas, tampoco brilla demasiado, pues los personajes de Margot Robbie, Martin Freeman, Billy Bob Thornton y Alfred Molina –dos periodistas, un general y un fiscal alocado– resultan demasiado estereotipados.  

5/10
Bad Santa 2

2016 | Bad Santa 2

Goliath

2016 | Goliath | Serie TV

Expertos en crisis

2015 | Our Brand Is Crisis

Una profesional de enderezar campañas electorales imposibles con grandes resultados, se ha retirado de esta ocupación tras una mala experiencia. Pero una conocida vuelve a requerir sus servicios para las elecciones presidenciales en Bolivia, y se deja convencer para asesorar al senador Castillo, con el señuelo de que así podrá vencer en las urnas a un viejo rival también experto en marketing electoral. David Gordon Green es un director de los que rompe el saque, igual te firma la comedieta gamberra y tontorrona Superfumados, es premiado en Berlín por Prince Avalanche o entrega la estimable Joe. Aquí lanza una mirada a la trastienda de la política, los tejemanejes de una campaña electoral en Bolivia; pero falta una buena vertebración a la narración, la evolución de lo que acontece no es demasiado natural, e incluso hay cambios de tono, de drama a comedia, que chirrían. A su favor tiene que no cae demasiado en el estereotipo al pintar este país iberoamericano, y tiene algunas escenas donde puede brillar Sandra Bullock como protagonista, como su primer y vibrante consejo político tras haberla visto previamente apagada y sin ganas de nada. Pero la rivalidad con el personaje de Billy Bob Thornton cae en el cliché, y le falta un punto de fuerza la idea de mostrar la ilusión y el desencanto de un joven –muy bien y natural Reynaldo Pacheco– hacia el candidato Castillo –convincente Joaquim de Almeida–.

5/10
Territorio Grizzly

2015 | Into the Grizzly Maze

Entourage (El séquito)

2015 | Entourage

¡Victoria! La esperada adaptación para la gran pantalla de la serie El séquito por fin ve la luz. El terremoto Ari Gold ha vuelto de su retiro celestial en el paraíso italiano, y está preparado para dar guerra. Encerrado en un yate privado lleno de mujeres se encuentra Vinny (Adrian Grenier), recalcando lo dura que es la vida del actor. Su séquito está de camino y BOOM. ¡Los chicos están de vuelta! Comedia gamberra, ligera y ágil, tributo a los seguidores de la serie. La trama se centra en el debut tras las cámaras de la estrella de Hollywood Vincent Chase. El gran paso que puede acrecentar su leyenda o destruirla ha llegado. Con esta premisa, y en la línea de las series producidas por HBO, Doug Ellin presenta un torbellino de fiestas, desnudos y excesos. Se burla de la industria y todo el circo que la rodea llevándolo hasta el límite de lo extravagante. Es un film vacuo, con personajes poco desarrollados y una historia sencilla, pero con fluidez de diálogos y un ritmo que prácticamente no decae durante su metraje. Probablemente el público objetivo la olvide pronto, pero el seguidor de la serie agradecerá el volver a pasar un buen rato con sus chicos de Queens. Jeremy Piven nos regala de nuevo una interpretación memorable como el maleducado y misógino agente Ari Gold. Los mejores momentos del largometraje los copan las secuencias de este personaje que ya le dio la oportunidad de ganar el Globo de Oro y tres Emmy. El guionista y director, Doug Ellin, no ha logrado darle el peso necesario al resto de protagonistas, especialmente a una figura muy querida como Johnny Drama (Kevin Dillon). El resto – Vinny, Eric y Tortuga - pasan de largo casi sin permitir al espectador distinguir el color de sus ojos. No cabe duda de que esto jugará en su contra, ya que los protagonistas no tienen el carisma de la serie y los secundarios han perdido demasiado peso. Ellin se ha quedado a las orillas de demostrar que podía hacer algo más, pues las exigencias de adaptar un serie al cine en poco más de 100 minutos le han pasado factura. Al final la película respondería a un capítulo largo que reabre y cierra la trama definitivamente de forma digna y con un gran final. La esencia permanece y volvemos a ver divertidos cameos. Descontrol, sexo y crítica al mundillo de Hollywood son las bazas de la serie, y aquí vuelven a estar presentes.

6/10
El juez

2014 | The Judge

Hank Palmer es un abogado brillante de la gran ciudad. Experto en defender en los tribunales a poderosos corruptos, vende su talento a cambio de cuantiosos emolumentos. Para Hank lo legal es lo importante, la implicación emocional es absurda. Al borde del divorcio, parece que su única debilidad es el amor que siente por su pequeña hija. Cuando recibe la noticia de la muerte repentina de su madre, Hank viajará al pueblo de su infancia, en Indiana, y allí se reencontrará con una familia –padre y dos hermanos– a la que tiene olvidada. Aunque piensa estar allí sólo un par de días, tras el entierro se verá obligado a permanecer en el pueblo, pues su padre –prestigioso juez de la localidad por más de 40 años– ha resultado ser sospechoso de un asesinato. El director David Dobkin (El cambiazo) firma su mejor película, a años luz de las que había realizado hasta la fecha: un sólido drama acerca de la relaciones entre padres e hijos, los fantasmas del pasado y el sentido de la justicia. Seguramente tiene mucho que ver que esté detrás de la historia el guionista Nick Schenk, quien no había dado señales de vida desde su excelente libreto de Gran Torino. El juez presenta una galería de personajes excelentes, todos ellos muy elaborados y nada superficiales, aunque lógicamente se llevan la palma el abogado Hank Palmer y su padre Joseph, cuyas personalidades van adquiriendo cada vez más entidad conforme avanza la historia. Padre e hijo mantienen durante todo el film un intenso pulso, tanto en el modo de afrontar el caso en los tribunales, como sobre todo en lo que se refiere a su propia relación paterno-filial, emocionalmente afectada por años de distanciamiento y un pasado conflictivo que poco a poco se va revelando. Hay en el film temas de importancia, respecto a la educación de los hijos, el equilibrio entre exigencia y comprensión paterna (no siempre fácil) o la severidad a la hora de gestionar los traspiés, a veces serios, de jóvenes rebeldes y pendencieros. ¿Toda buena educación ha de perseguir el triunfo de los niños? ¿Todo en la vida es el éxito profesional? ¿A qué precio? En realidad, ¿qué es triunfar? El juez además ofrece una rica reflexión acerca de la diferencia entre justicia y legalidad. Porque la mera legalidad puede no tener nada que ver con la justicia, con el bien o el mal. En este sentido, Hank sería el positivista, pues para él las herramientas legales siempre son el camino. Para su padre, el juez Joseph Palmer, las cosas son distintas: emplear con eficacia las triquiñuelas jurídicas no equivale a impartir justicia. Los dos son brillantes, pero su visión del derecho es completamente opuesta. La película no sería la misma sin el reparto. A todas luces es formidable, con interpretaciones que alejan los clichés más ligeros. El actor Robert Downey Jr. completa uno de los mejores papeles de su carrera, un tipo con ese puntillo de sabelotodo que se le da tan bien, pero esta vez con mucha vulnerabilidad tras la pulcra fachada. Y el veterano Robert Duvall le da la réplica con una perfección tremenda (la escena del baño, aunque algo desagradable, es antológica). Ambos merecerían la nominación al Oscar. También están excelentes Vera Farmiga y Vincent D'Onofrio.

7/10
Fargo (serie)

2014 | Fargo | Serie TV

Todo arranca con la llegada a un pueblecito invernal de Minnesota, con nieves casi perpetuas, del enigmático asesino profesional Lorne Malvo, dispuesto a ejecutar uno de sus “trabajos”, eliminar a un tipo, pura rutina. Se cruza en su camino el mediocre vendedor de seguros Lester Nygaard, y Malvo se “apiadará” de él y las humillaciones que recibe de parte de un antiguo compañero de pupitre, y de su insoportable esposa, realizando un asesinato adicional, ayudándole a manejar otro y cometiendo de propina un tercero. Lo que inevitablemente propicia una investigación de la perspicaz y oronda agente Molly Solverson, que debe sortear los obstáculos de su inepto jefe. Lograda traslación del universo de Fargo, la película homónima de los hermanos Coen al formato de serie televisiva. Noah Hawley tiene el mérito de crear algo que no es exactamente un remake ni una reinvención, pues en la trama existen numerosos elementos reconocibles del original, pero el conjunto tiene personalidad propia y atrapa. La serie en su primera temporada recrea bien la América profunda, donde pueden convivir los buenos sentimientos de una vida sencilla –Molly y su padre, más el acercamiento-enamoramiento del agente de otro pueblo, el viudo Gus, que vive con su hija adolescente–, con la inmoralidad de tipejos egocéntricos y muy poca cosa –el vendedor Nygaard, el empresario Stavros Milos– y una caterva de asesinos sin escrúpulos de rasgos casi demoníacos, encabezados por el frío y brillante Malvo. Los actores están muy bien seleccionados: a algunos sorprenderá ver a “Bilbo-Watson” Martin Freeman en su odiodo papel de Nygaard, resulta todo un descubrimiento Allison Tolman como Molly, y su padre en la ficción, Keith Carradine, aporta todo su carisma. No podemos además dejar de mencionar a Billy Bob Thornton, el asesino despiadado y cínico, o a Colin Hanks, el policía que habría preferido ser repartidor de correo a agente de policía. El film incide en cierto sentido del humor existencia, a partir de la violencia irracional y de la existencia anodina propia de lo cotidiano. También hay un sexo tosco y de motel, que parece incidir en su condición de pura forma de entretenerse en lo que no dejan de ser vidas mediocres y grises. Aunque la partitura musical la firma un tal Jeff Russo, también es una curiosa recreación de la original de Carter Burwell, quien tal vez habría merecido un crédito en la serie.

7/10
Cut Bank

2014 | Cut Bank

Cut Bank es un pequeño pueblo de Montana, famoso por ser el más frío de América. Al menos así reza un cartel publicitario a la entrada de la localidad. Al joven Dwayne le gustaría salir de allí, irse lejos con su novia Cassandra, que sueña con ser actriz. Además se siente atrapado porque tiene que cuidar de su padre enfermo. Un día, mientras los dos novios pasan el tiempo en su pradera favorita, Dwayne presencia y graba un asesinato. La víctima es el cartero del pueblo. El sheriff comenzará a investigar los hechos... El planteamiento y los personajes de Cut Bank recuerdan sobremanera a los de Fargo: pueblo perdido de Estados Unidos, tipos que quieren engañar con un falso crimen para sacar tajada, y plan fallido que desemboca en un desastre... Pero conforme avanza el relato se ve que el guión de Roberto Patino no ha incluido ni un ápice del humor negro y surrealista de los hermanos Coen. El director Matt Shakman, curtido en series como Mad Men, entrega un thriller singular, historia de asesinos en la América profunda, uno de esos lugares ideales para fabricar y albergar a tipos solitarios, ciudadanos corrientes a los que se cree conocer, sin saber que en realidad son peligrosos psicópatas. Adopta un tono seriote, aunque las andanzas de los lugareños –el sheriff compuesto por John Malkovich, el visitante Oliver Platt, el indio Match– desconciertan un poquito con la forma de actuar, ofreciendo un retrato quizá algo caricaturesco de la idiosincrasia propia y estrafalaria de los grupos humanos de esos sitios remotos. El caso es que las relaciones entre los personajes sugieren una familiaridad soterrada, típica de pueblos pequeños, pero su trato frío y distante (quizá a eso y no a la temperatura se refiera el cartel de entrada al pueblo) se transmite también al espectador, que no se siente muy identificado con sus problemas. Algunas interpretaciones son buenas, especialmente la de Michael Stuhlbarg (Un tipo serio), verdaderamente modélica, pero también las de los mentados Malkovich y Platt. Mucho menos carisma tiene Liam Hemsworth (Los juegos del hambre), que desaprovecha una buena ocasión de brillar en un film muy diferente al resto de su filmografía.

5/10
Jayne Mansfield's Car

2012 | Jayne Mansfield's Car

Forajidos de Baytown

2012 | The Baytown Outlaws

Comedia de acción descerebrada y bastante pasada de rosca que narra cómo una mujer contrata a unos hermanos criminales para que rec¡scaten a su hijo, a quien tiene retenido su ex marido. Acción y violencia a mansalva es lo único que ofrece Barry Battles en su primer film como director y guionista. ha contado, eso sí, con dos actores de renombre, Eva Longoria y Billy Bob Thornton.

4/10
Sed de venganza

2010 | Faster

Adrenalítica película de acción, con guión más plano que un tranchete (por mucho que se quieran colar algunas reflexiones), pero con una agresividad en las imágenes capaz de despertar al espectador más narcolépsico. La historia se cuenta en una sola frase: un hombre corpulento sale de la cárcel, en donde ha permanecido diez años, y en apenas tres días va en busca de los asesinos de su hermano, a los que se va cargando sin compasión. La película está dirigida por George Tillman Jr., que obtuvo cierta notoriedad con Notorious (no es un juego de palabras). La puesta en escena, como todo en el film es oscura, con imágenes violentas y abundancia de primeros planos con música y sonidos atronadores. Todas las imágenes están diseñadas para el lucimiento de Dwayne Johnson, que aporta músculos y malas pulgas como nunca lo había hecho, y que ofrece su cara menos expresiva posible. Destacan entre el reparto una galería de experimentados secundarios, con especial atención a Billy Bob Thornton en uno de esos papeles ambiguos de perdedor que tanto le gustan. Ah, y hay un buen papel para el desconocido Oliver Jackson-Cohen, que puede tener un futuro prometedor.

4/10
La conspiración del pánico

2008 | Eagle Eye

Trepidante película que funciona con el esquema que tan buenos resultados diera a Alfred Hitchcock, piénsese en Con la muerte en los talones, de dos personajes corrientes y molientes inmersos contra su voluntad en una situación extrema. La trama se inicia con el ejército estadounidense desarrollando una operación contraterrorista. A pesar de que una supercomputadora desaconseja ejecutar dicha operación, y el secretario de defensa es del mismo parecer, el presidente la autoriza, con desastrosas consecuencias. Poco después, el joven Jerry se entera de que su hermano gemelo, militar, ha muerto en un accidente. Destrozado por la desgracia, debe enfrentarse además a sus padres, descontentos con el modo en que maneja su vida. De pronto, sin comerlo ni beberlo, se encuentra con que su piso está lleno de material para fabricar bombas; una misterioso comunicante telefónico comienza a darle instrucciones para evitar ser acusado de terrorista. Al mismo tiempo, una mujer, Rachel, descubre con horror que su hijita ha sido secuestrada. Ella y Jerry, que no se conocían, serán obligados bajo amenazas a formar parte de un maquiavélico plan, que podría poner patas arriba a los Estados Unidos, y por ende, al mundo entero. Steven Spielberg produce este film, dirigido por D.J. Caruso, con Shia LaBeouf de protagonista. Se ve que los tres han estrechado lazos gracias a títulos como Transformers, Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal y Disturbia, y aquí entregan una película la mar de entretenida, concebida como una vertiginosa montaña rusa, donde se acumulan con acierto las situaciones peligrosas y la sensación de indefensión de los personajes, que deben esforzarse por tomar el control de una situación que, aparentemente, les supera. El guión pide al espectador que suspenda su incredulidad, una convención que se acepta fácilmente, de modo que puede uno identificarse con esa especie de persecución de tintes paranoicos a través de teléfonos, satélites y pantallas de ordenador, dando órdenes o rectificándolas de forma desconcertante. Aparte de la referencia hitchcockiana ya apuntada, el film cita muy conscientemente 2001: una odisea del espacio, para advertir acerca de unas máquinas que estarían supliendo al ser humano peligrosamente a la hora de tomar decisiones comprometidas. LaBeouf va camino de convertirse en una gran estrella. Actúa con gran naturalidad, y da el tipo de joven actual, buen tipo pero algo indolente. Le da buena réplica Michelle Monaghan, una actriz que ha ido creciendo desde sus iniciales papeles secundarios en títulos como Misión imposible III.

6/10
Los confidentes

2008 | The Informers

Adaptación de la novela homónima de relatos cortos escrita por Bret Easton Ellis, responsable de títulos como “American Psycho”. Se trata de una historia coral sobre una estrella de rock, un traficante de drogas, un productor de éxito, una presentadora de noticias y un secuestrador. La acción se desarrolla en Los Ángeles a principio de los años ochenta y refleja lo más alto y lo más bajo de la sociedad del momento. Lo más interesante de la película, es su reparto.

4/10
Cuestión de pelotas (Mr. Woodcock)

2007 | Mr. Woodcock

Seann William Scott saltó a la fama por la saga de American Pie, marcada por el constante recurso al humor zafio. No es de extrañar que le hayan puesto como protagonista de este film, muy en esa línea, aunque resulta mucho más extraña la presencia de sus dos ilustres compañeros de reparto, nada menos que Billy Bob Thornton y Susan Sarandon. Esta vez, Scott interpreta a John Farley, que fue un niño obeso, maltratado por el señor Woodcock, el sádico profesor de educación física que le humillaba continuamente. Con el paso del tiempo, Farley logró recuperar la autoestima. Su experiencia al superar los malos recuerdos del pasado dio lugar a un libro de autoayuda que le ha convertido en un autor de éxito. Pero cuando vuelve a su ciudad natal, descubre que su madre, que se quedó viuda hace tiempo, ha iniciado una relación con el señor Woodcock, que volverá a denigrarle como antaño. El prometedor punto de partida podría haber dado lugar a situaciones divertidas, que propiciasen algún ligero apunte sobre la superación personal y la capacidad de perdonar. Pero el debutante Craig Gillespie no puede superar los defectos de un guión que pretende hacer reír a base de chistes muy simplones, casi siempre en torno al sexo.

3/10
Escuela de pringaos

2006 | School for Scoundrels

Roger es un joven trabajador del ayuntamiento de Nueva York, controlador de las zonas de aparcamiento en la calle. Pero tiene un serio problema. Su autoestima la tiene por los suelos. Cuando alguien se le pone chulito (un conductor enfadado, un compañero de trabajo graciosete...) no sabe reaccionar. También tiene pánico para invitar a salir a Amanda, su guapa vecinita. En tal tesitura, y leídos inútilmente mil y un manuales de autoayuda, un amigo le recomienda acudir a las ultrasecretas clases del doctor P, que con ideas algo heteredoxas logra que sus pupilos ganen en confianza. El problema es que Roger resultará un alumno bastante aventajado, lo que produce el mosqueo del doctor P.Saber que Todd Phillips, el director Viaje de pirados y Starsky & Hutch, está tras la cámara no suponía precisamente la mejor garantía para esta película. Pero contra pronóstico se trata de una comedia amable, con varios momentos desternillantes, donde sólo desentona algún trazo grueso, pero no muy exagerado. La cosa sirve además para poner en la picota la obsesión por la autoestima, a veces un problema exagerado, que sirve para que más de uno viva del cuento.Jon Heder se mantiene fiel a la imagen de "pasmao" (por mantener la gramática del título español del film) que mostró en Napoleon Dynamite, y Billy Bob Thornton no debe esforzarse demasiado para encarnar al duro maestro, que humilla constantemente a sus alumnos. El resto de actores-alumnos tiene su gracia, mientras que el personaje de Michael Clarke Duncan no tiene demasiada gracia, el gigantón de La milla verde no acaba de encontrar papeles interesantes. Los gags más divertidos ocurren en las clases, y en los momentos en que los alumnos tratan de poner en práctica lo aprendido en el mundo real.

4/10
El granjero astronauta

2006 | The Astronaut Farmer

Un astronauta de la NASA se ve obligado a abandonar el trabajo de sus sueños y jubilarse para salvar la granja de su familia. Sin embargo, no tiene pensado rendirse en ningún momento, por lo que decide construir su propio cohete espacial en su casa, a pesar de las numerosas advertencias por parte del gobierno. Con un reparto estelar, encabezado por grandes actores como Billy Bob Thornton, Bruce Dern, Virginia Madsen o J.K. Simmons, la película cuenta la lucha de un hombre por hacer realidad su sueño de viajar al espacio. El film está lleno de emoción y mensajes muy positivos, y, aunque el resultado no es redondo, logra ser satisfactorio en su misión de entretener.

5/10
La cosecha de hielo

2005 | The Ice Harvest

El anticuento navideño, con formato de cine negro. Durante la Nochebuena, con el telón de fondo de una paisaje gélido y nevado, un abogado y su socio piensan poner tierra de por medio, tras robar un buen pico a un mafioso. Pero la madeja es más complicada de lo que parece. Mujeres hermosas y fatales que rebosan sensualidad, amigos borrachos, divorcios mal llevados y lealtades traicionadas configuran un cuadro que va a complicar, y mucho, el plan inicial. Aunque en este thriller abunda un curioso humor negro, sorprende descubrir tras la cámara a Harold Ramis, experto en comedia como prueba su genial Atrapado en el tiempo, Mis dobles, mi mujer y yo o Una terapia peligrosa. Para este cambio de registro maneja un guión de los muy competentes Richard Russo y Robert Benton, que a su vez adaptan una novela de Scott Philips. De acabado irregular, destaca el desenlace y el estupendo reparto, con papeles para John Cusack y Billy Bob Thornton que les vienen como anillo al dedo.

4/10
Una pandilla de pelotas

2005 | Bad News Bears

Morris, como su apellido indica, es un tipo con mucho ‘morro’, al que le gusta empinar el codo y más bien irresponsable. Jugador profesional de béisbol de corto recorrido, y entrenador venido a menos, debe entrenar al grupo de chavales más ‘matado’ que cabe imaginar. Y lo cierto es que se aplica a la tarea sin demasiado entusiasmo, mientras que su rival Roy lleva todas las de ganar en el inevitable campeonato. Richard Linklater es un director desconcertante, que igual se aplica a películas intimistas muy personales (Antes de amanecer, Antes del atardecer) que se apunta a historias más o menos comerciales. En este último apartado dirigió con mucho tino Escuela de rock, una comedia con niños notable. Ahora trata de repetir la fórmula, aunque la cosa no acaba de funcionar del todo, en parte porque ha dejado de lado la ingenuidad de Escuela de rock. Billy Bob Thornton hace su papel de desastrado sin despeinarse (en realidad, está despeinado todo el film) y Greg Kinnear le da réplica como el entrenador superperfecto e insoportable.

4/10
Friday Night Lights

2004 | Friday Night Lights

Película basada en hechos reales, descritos con un vibrante estilo documental, que contribuye a acentuar el verismo de lo narrado. Sigue la pista en el año 1988 a los Panteras, un equipo de instituto de fútbol americano de la pequeña ciudad texana de Odessa, que aspiran a descollar en el campeonato interestatal. Los chicos son de extracción social humilde, y saben que la oportunidad de alcanzar la gloria deportiva es única: o la aprovechan ahora, o lo sentirán el resto de su vida. Mientras el entrenador Gaines trata de mentalizar a los jugadores, vemos los problemas de algunos de ellos: la presión de un padre alcohólico, que en su juventud ganó el campeonato; una lesión inesperada de un joven negro; el momento inaplazable de dejar a la madre enferma para ir a estudiar a otro lugar… Peter Berg da otra vuelta de tuerca al subgénero de cine deportivo al acentuar el realismo del film, sin por ello perder un ápice del tono épico que suele acompañar a este tipo de historias. Frases de un estupendo Billy Bob Thornton, asegurando que “la perfección es poder mirar a tus amigos a los ojos y saber que hiciste todo lo posible para no defraudarles”, enardecerán al espectador amante de las películas sobre la capacidad de superación.

5/10
El Álamo (2004)

2004 | The Alamo

Tras los desgraciados sucesos del 11-S, recibió luz verde en Disney este proyecto, la realización de una gran película épica repleta de heroísmo, que se suponía ayudaría a sostener los sentimientos patrióticos de una nación unida por la dolorosa tragedia. Curiosamente, y a pesar de lo bien hecha que está, la acogida estuvo un poco por debajo de las expectativas. Quizá pesó la existencia de otro título legendario, dirigido 44 años antes por un John Wayne a quien asesoró el maestro John Ford, que contaba estos mismos hechos. La trama se centra en los hechos acontecidos en la primavera de 1836, cuando apenas doscientos hombres soportaron durante dos semanas el terrible asedio del ejército mexicano, mandado por el general Antonio López de Santa Ana. La desproporción numérica era innegable (había miles de soldados mexicanos), pero los ocupantes del fuerte de El Álamo en San Antonio de Bexar, que creían en su causa, aguantaron el tirón, y su heroica hazaña daría bríos para la formación del estado de Texas. El film está contado con detallado realismo, mostrando los puntos de vista de uno y otro bando, y los preparativos de Sam Houston para acudir al lugar en el momento adecuado. Frente a las opciones recientes de presentar numerosos ejércitos a golpe de efecto digital, se apuesta por un retrato de la guerra más tradicional, con actores, especialistas y explosiones controladas. El film tiene un adecuado tono épico: entre los actores, correctos, destacan Patrick Wilson, que da vida con convicción al idealista con un punto de ingenuidad William Travis, y Billy Bob Thornton, sin duda el rey de la función, un estupendo David Crockett que nada tiene que ver con John Wayne, pero que es maravilloso.

5/10
Love Actually

2003 | Love Actually

Para los amantes de las películas románticas, Richard Curtis es un viejo conocido. De su talento nacieron los guiones de Cuatro bodas y un funeral, Notting Hill o El diario de Bridget Jones, sin lugar a dudas tres cumbres de la comedia romántica actual. Respecto a la Love Actually, el mismo Curtis explica que tenía demasiadas historias de amor en la cabeza y no tenía tiempo para esperar a que se filmaran todas. Así que decidió fundir todos esos guiones en uno solo y ponerse por primera vez él mismo detrás de la cámara. El resultado es un collage de diez pequeñas historias de amor protagonizadas por una variada galería de personajes cuyas vidas se entrelazan de algún modo. El experimentado guionista no comete el error de repetirse. Así somos testigos de amores entre jefes de estado y empleadas; de maridos y esposas; de hermanos y hermanas; de hijos y padres; de amistades duraderas, y, cómo no, de romances entre hombres y mujeres con situaciones vitales tan normales como distintas y originales. Las diferentes tramas son simultáneas en el tiempo y están ambientadas en los días próximos a la Navidad. A Curtis le sirve este “truco” para arrancar de sus personajes sentimientos hondos, de tal forma que, cada uno a su modo, experimente la necesidad de sincerar su corazón. Y ahora que el cine suele derivar con demasiada frecuencia hacia historias frustrantes, hay que agradecerle a Richard Curtis su talante esencialmente optimista, una declaración de principios con la que no duda en iniciar la película. Este enfoque es compatible, sin embargo, con las licencias que se toma a la hora de explicitar escenas de burda grosería, que aunque sirvan a la postre para reivindicar el amor verdadero, resultan sorprendentes en una comedia de este perfil. Para dar buen acabado a su cóctel romántico, el director cuenta con un reparto de aúpa, con muchos de los mejores actores británicos actuales. Y lo demuestran en escenas delirantes (Hugh Grant), emocionantes (Colin Firth), surrealistas (Bill Nighy), mágicas (Keira Knightley) o desgarradoras (Emma Thompson), por enumerar sólo las más emotivas. Sin duda, el mundo iría mucho mejor si se hiciesen más películas como ésta, porque después de verla dan ganas de ser bueno de verdad y brindar con champán con el amor de tu vida.

7/10
Bad Santa

2003 | Bad Santa

Willie T. Stokes, un individuo fracasado, trabaja cada año haciendo de Santa Claus en unos grandes almacenes. Su objetivo es reventar la caja fuerte del local en el que trabaja, con ayuda de su amigo Marcus, para obtener el dinero suficiente que les permita vivir hasta la siguiente navidad. Terry Zwigoff, autor de Crumb, un documental sobre el prestigioso dibujante underground Robert Crumb, y de la notable adaptación del cómic Ghost World, dirige esta cinta que podría parecer la típica comedia navideña al uso. Atención a los despistados, porque en realidad no tiene nada de cine familiar, sino que se trata de una comedia negra, con toques de humor grosero, con una actuación exagerada de Billy Bob Thornton, que parece más un Grinch barriobajero que Santa Claus.

3/10
Levity

2003 | Levity

Tras cumplir condena por asesinato, Manuel Jordan localiza a la hermana de quien fue su víctima. Sinceramente arrepentido, quiere hacer algo, reparar el daño que hizo, aunque no sabe bien cómo proceder. En su andadura, conoce a una especie de predicador, que le da alojamiento, y a una espabilada joven, que se está deslizando por la cuesta de la autodestrucción. Sensible inmersión en el itinerario de un hombre que busca el perdón y la expiación de sus culpas. Ed Solomon dirige y firma el guión, y se las arregla para ahondar en las heridas del alma de los diversos personajes. Los cuatro actores principales, Thornton, Morgan Freeman, Hunter y Dunst, cumplen con creces en sus respectivos papeles. Sobre todo el primero, que refleja bien en su rostro la encrucijada en la que se debate, y sus dificultades para sincerarse.

6/10
Crueldad intolerable

2003 | Intolerable Cruelty

Miles Massey (George Clooney) es un abogado especializado en divorcios, inventor de una cláusula matrimonial infalible, pensada para solteros de oro que no desean ser esquilmados por potenciales pretendientes depredadores. A él acude un marido pillado "in fraganti" con otra mujer, cuya esposa, Marilyn Rexroth (Catherine Zeta-Jones), solicita el divorcio. El descubrimiento de que Marilyn se casó por dinero, facilita a Massey la defensa de su cliente; pero con lo que no podía contar es con enamorarse de esa increíble mujer, que volverá a cruzarse en su vida. Con la excusa de una comedia más o menos alocada, con pareja de intensidad y química sorprendentes (magníficos George Clooney, al que cada vez le viene menos grande la comparación con Cary Grant, y Catherine Zeta-Jones, bellísima y muy contenida), los hermanos Joel y Ethan Coen sirven una aguda crítica a una sociedad en que los divorcios están a la orden del día, y donde los repartos de bienes enriquecen a picapleitos y cónyuges ambiciosos. Los acuerdos que tienen en cuenta el “por si acaso”, o los pactos por los que “no me enfadaré si sales con otro”, hablan a las claras, con un divertido toque cínico, de matrimonios donde hay de todo menos amor. Los Coen apuestan en esta ocasión por una narración muy clásica, donde la cámara apenas se hace notar. Siguen presentes los detalles surrealistas que les han hecho célebres (las apariciones con fondo negro de un abogado mentor enchufado a un gotero, el genial asesino asmático, el marido maltratado haciéndose una foto Polaroid de sus lesiones…), pero más integrados en la historia. Al fondo de una línea asumidamente disparatada, donde la exageración es norma, late sin moralinas el anhelo de un amor verdadero y para siempre, como lo único capaz de satisfacer a las personas. A Massey le sale el dinero por las orejas, y Marilyn tiene una fortuna al alcance de su mano: pero no les basta, lo saben y están insatisfechos. De un modo quizá menos brillante que en otras ocasiones pero eficaz, los Coen entregan un film entretenido, en el que funciona el juego del ratón y el gato. Desentonan un par de detalles zafios, aunque se incluyan con la intención de subrayar las patéticas infidelidades conyugales de algunos personajes.

7/10
Al caer la noche (2002)

2002 | The Badge

Una localidad sureña tranquila. Tanto que el sheriff Dan Hardwick se despierta tarde, en su coche patrulla, resacoso tras una noche de alcohol. Ignora que va a tener un día movido. Un transexual aparece asesinado junto a la carretera. Hardwick no piensa dedicar mucho tiempo al caso, porque tiene fobia a los homosexuales. Además, el juez le ha pedido que abandone la investigación, pues se acercan las elecciones a gobernador, y no conviene armar mucho revuelo. Pero Hardwick descubre pruebas que implican al candidato demócrata, y de que éste no tiene intención de mantenerle como sheriff. Así que decide esclarecer el asunto, aunque eso le cueste su reputación y el cargo. El documentalista Robby Henson, por lo visto especializado en retratar el sur de los Estados Unidos, vuelve a describir ambientes propios de las obras de Tennessee Williams. A pesar del bajo presupuesto (está rodada para la televisión por cable), aprovecha una historia policíaca para criticar la corrupción política y la doble moral. A Billy Bob Thornton le viene que ni pintado un papel de sheriff mediocre en busca de redención, con reminiscencias de sus trabajos en El hombre que nunca estuvo allí y Monster's Ball.

4/10
Waking Up in Reno

2002 | Waking Up in Reno

Dos estrafalarias parejas han decidido pasar juntos las vacaciones. Los cuatro viajan a Reno, para ver un espectáculo de camiones gigantes. La convivencia entre ellos se verá puesta a prueba durante el periplo. Drama romántico dirigido por el desconocido cineasta y actor secundario Jordan Brady. Cuenta con intérpretes famosos en roles secundarios, como la española Penélope Cruz.

4/10
Daddy and Them

2001 | Daddy and Them

Un matrimonio de Arkansas intenta ayudar a un familiar, que ha sido acusado de asesinato y enviado a prisión. La situación no será fácil entre ellos y los demás familiares debido a las turbulentas relaciones que tuvieron en el pasado.  Tercera cinta como director de Billy Bob Thornton (El otro lado de la vida, Todos los caballos bellos) , que también escribe y protagoniza. A pesar de que cuenta con un impresionante elenco de buenos actores, se trata de una comedia negra, de ambientación sureña, que fracasó estrepitosamente en Estados Unidos, y que en otros países se estrenó directamente en vídeo.

4/10
El hombre que nunca estuvo allí

2001 | The Man Who Wasn't There

La palabra mágica es "chantaje". Una carta anónima dirigida al amante y jefe de su esposa, reclamando una importante suma de dinero a cambio de su silencio, puede cambiar su suerte. Con las pasta conseguida través de este procedimiento, Ed piensa invertir en un negocio importante que acaba de pasar ante sus narices. Los hermanos Coen pergeñan una película pequeña en apariencia, pero que funciona con ejemplar perfección. La construcción del personaje de Ed, patético náufrago existencial, está perfectamente sostenida por la interpretación del camaleónico Billy Bob Thornton, y por el recurso a una voz en off que nunca llega a cargar. Joel imprime un adecuado ritmo, acorde con la anodina vida de Ed. La elección de un glorioso blanco y negro para las imágenes y el acopañamiento musical de las sonatas de piano de Benethoven ayudan a componer una atmósfera de agotamiento vital, teñida de fatalismo. Las cosas no acaban de salir como uno quiere, vienen a decir los hermanos de Minnesota. Los Coen se inspiran con toda claridad en la novela negra, sobre todo en James M. Cain, cuyos relatos más célebres, El cartero siempre llama dos veces y Perdición, juegan con elementos como el chantaje, la avaricia y la indidelidad.

6/10
Monster's Ball

2001 | Monster's Ball

Alrededor de la casualidad y de tres muertes violentas, concentradas en un breve lapso de tiempo, han construido Milo Addica y Will Rokos el guión de esta película. El romance que se produce, entre la esposa negra de un condenado a la pena capital y el guardián blanco del corredor de la muerte, es el punto adonde se dirige la compleja trama. Y ahí el director, Marc Forster, echa toda la carne en el asador, para hacer creíble lo increíble. Billy Bob Thornton y la oscarizada Halle Berry, protagonistas absolutos del film, procuran inyectar credibilidad a una relación que empieza inspirada por la compasión, y se serena tras una “terapia” de sexo compulsivo. Consciente quizá Forster de los elementos excesivos que maneja, apuesta por la sobriedad en el desenlace, con una mirada al nocturno cielo estrellado que recuerda, aun siendo filmes muy diferentes, a Una historia verdadera.

6/10
Bandits (2001)

2001 | Bandits

Joe y Terry: dos atracadores que nunca fallan. Su método es de una sencillez aplastante: secuestran al director del banco que piensan desvalijar en su casa, por la noche; y, al día siguiente, tempranito, acuden con él a abrir las puertas del “tenderete”, para que les entregue la pasta gansa. Las cosas van a cambiar un poco cuando se cruza en su camino Kate, un ama de casa ignorada por su marido. Los dos bandidos se enamorarán de ella, y la incorporan a la banda. Buen cine comercial, servido por el veterano Barry Levinson (El mejor, Rain Man, La cortina de humo). Con personajes bien trazados, interpretados por un trío de lujo: Bruce Willis (hombre tranquilo), Billy Bob Thornton (maniático histérico) y Cate Blanchett (mujer que necesita cambiar de aires). Aun con dosis de emoción, el film está más cercano a los momentos de comedia de Dos hombres y un destino y Bonnie and Clyde, que a otros títulos de robos. El film incluye una escena de evasión de la cárcel, rodada en una auténtica prisión en Oregón. De hecho, 150 inquilinos del lugar intervinieron como extras en algunos planos. Y por lo visto, cuando Willis y Bob Thorton traspasaron las puertas de la prisión en un camión de cemento, estalló una espontánea salva de aplausos por la “fuga”. Sin duda que no tuvieron que actuar demasiado para expresar sus deseos de libertad.

6/10
Al sur del cielo, al oeste del infierno

2000 | South of Heaven, West of Hell

Valentine Casey (Dwight Yoakam) es un Marshall del territorio de Tucson en 1900. En navidad, su familia fuera de la ley, el clan de los Henry, de los que se separó le hacen una violenta visita. Tras la confrontación Valentine tendrá que enfrentarse a su antigua familia para salvar a su amor Adelyne (Bridget Fonda). Western de segunda pese al gran plantel que presenta. Solo apta para verla de sobremesa durante un fin de semana.

3/10
Fuera de control (1999)

1999 | Pushing Tin

Controlar el rumbo de varios aviones es algo semejante a dirigir un circo con tres pistas. Pues bien, si la comparación sirve, el controlador aéreo Nick (John Cusack) bien podía ser contratado para dirigir el Circo Price o el que se tercie. Su fama es casi mítica. Lo malo es que un día llega un tipo nuevo al trabajo: se trata de Russell (Billy Bob Thornton), y tampoco se le da nada mal lo de controlar el tráfico aéreo. Pero el tipo es más chulo que un ocho, y empieza a poner más que nervioso a Nick. El film entremezcla el riesgo y estrés propios del trabajo de estos profesionales con sus problemas domésticos y sentimentales. Dirige un inesperado Mike Newell (Cuatro bodas y un funeral, Donnie Brasco), que cuenta con un reparto fantástico. Además de los dos rivales principales, se puede ver en papeles secundarios a Cate Blanchett (la reina de Elizabeth) y a la oscarizada Angelina Jolie.

4/10
Un plan sencillo

1998 | A Simple Plan

La vida de dos hermanos que viven en un apartado pueblecito, cambia por completo el día en que encuentran una avioneta estrellada, con su piloto muerto y una bolsa con cuatro millones de dólares. ¿Por qué no quedarse con la pasta, y hacer como que no han visto nada? Las cosas, por desgracia para ellos, no serán tan sencillas. Sam Raimi (Darkman, Rápida y mortal) dirige esta original fábula sobre la avaricia, un poco en la línea de El tesoro de Sierra Madre de John Huston: "Los protagonistas no son malos chicos. Son simplemente seres humanos, que toman una decisión y cargan con las consecuencias. Luchan por salir del lazo creado por el dinero, que se está cerrando lentamente en torno a ellos, como un nudo corredizo", ha afirmado Raimi. El film atrapa desde el minuto uno, a la vez que plantea cómo el afán de riqueza puede oscurecer todos los buenos sentimientos. Las dos candidaturas a los Oscar de Un plan sencillo, en los apartados de guión y actor de reparto (el estupendo Billy Bob Thornton), son más que justas.

6/10
Primary Colors

1998 | Primary Colors

Jack Stanton hace campaña a la presidencia de los Estados Unidos. Preocupado de los asuntos del hombre de la calle, con tirón popular... logra que el hijo de un célebre activista de los derechos humanos se una a su equipo. Éste descubre que su jefe hace compatibles conciencia política y líos de faldas. ¿Les suenan unos tales Bill e Hillary Clinton? Los escándalos de la presidencia americana (con Monica Lewinsky en primera línea) inspiran a Hollywood. La novela "Primary Colors", publicada con seudónimo por un cronista político del Washington Post, es la base del film. Describe las elecciones primarias de un imaginario candidato demócrata a la presidencia. Las comparaciones entre realidad y ficción son inevitables. La versión fílmica suaviza algo la mordaz crítica del libro, e incluso se habló de presiones desde la Casa Blanca, o de la elección de un director con simpatías demócratas, que trataba de ayudar a Clinton con su trabajo. Mike Nichols (El graduado, Armas de mujer) lo negó tajantemente. La película cuenta con un reparto de primera fila. John Travolta, el candidato a presidente, consigue un asombroso mimetismo con Bill Clinton. Emma Thompson es su esposa, pragmática pero dolida por las infidelidades. Billy Bob Thornton aparece como veterano jefe de campaña. Y Kathy Bates es una especie de Pepito Grillo de Stanton, que le insta a ser fiel a sus principios y a no usar las armas sucias de sus contendientes.

6/10
Cosecha propia

1998 | Homegrown

Tres vividores, Jack, Carter y Harlan, trabajan para Malcolm que tiene como propiedad un cultivo de marihuana en el estado de California. pero un buen día Malcolm es asesinado, y tras el estupor inicial, el trío de trabajadores deciden cultivar por su cuenta la propiedad de Malcolm. Claro está que no saben dónde se están metiendo... Simpática comedia, con buen ritmo y logrados momentos de humor. Además de Ryan Phillippe (Harlan), Hank Azaria (Carter) y Billy Bob Thornton (Jack), se da cita en ella un reparto impresionante, llenito de caras conocidas. Dirige Stephen Gyllenhaal (El país del agua), padre de los actores Jake Gyllenhaal y Maggie Gyllenhaal, convertidos más tarde en grandes estrellas y que tienen en este film un pequeño papel.

4/10
Armageddon

1998 | Armageddon

Un asteroide se dirige hacia la Tierra. En pocos días podría acabar con todo rastro del ser humano, como ocurrió muchos años atrás con los dinosaurios. ¿Qué hacer? Expertos de la NASA, consejeros presidenciales y estrategas militares se devanan los sesos. La única idea que podría funcionar es enviar una nave tripulada hasta el meteorito. Allí habría que hacer un agujero a una profundidad adecuada, e introducir en su interior un explosivo nuclear. La explosión debería romper el asteroide en mil pedazos, que tomaran una trayectoria no mortífera. ¿Pero quién es capaz de hacer un agujero lo bastante profundo para que la misión tenga éxito? ¡Está clarísimo! Expertos perforadores que buscan petróleo en los fondos oceánicos. Y el mejor es Harry S. Stamper (un Bruce Willlis tan duro como siempre) y su equipo. El problemas es que, aunque son muy buenos en su trabajo, son algo "bruticos". No en vano, el director Michael Bay ha definido la película como una especie de Doce del patíbulo del espacio, en referencia al célebre film sobre un grupo de reclusos que realizan una importante misión, enmarcada en la Segunda Guerra Mundial. Acción trepidante desde el minuto uno. El inconfundible estilo de Michael Bay (un bombardeo de planos que apenas duran más de dos segundos cada uno) ayuda a crear ese ritmo apabullante, que deja sin aliento. Así es esta película. Desde la furia incontenida de Bruce Willis al descubrir a su hija líada con uno de sus hombres, pasando por la secuencia en la estación espacial rusa, hasta llegar al asteroide. Y por supuesto que no faltan algunos fragmentos de asteroide, que destruyen ciudades y monumentos emblemáticos de todo el mundo. Si la reciente Deep Impact se centraba en los sentimientos de los personajes, los responsables de Armageddon apuestan sin dudarlo por el espectáculo con enormes dosis de adrenalina. Eso no implica que hayan descuidado el argumento, que ha contado con todo un batallón de prestigiosos guionistas: Jonathan Hensleigh y Scott Rosenberg (Con Air (Convictos en el aire)), Robert Towne (Chinatown, Marea roja), Tony Gilroy (Medidas desesperadas), J.J. Abrams (A propósito de Henry) y Ann Biderman (Las dos caras de la verdad). En el reparto tampoco se han regateado esfuerzos. Al imprescindible Willis hay que añadir a Ben Affleck (coganador de un Oscar por el guión de El indomable Will Hunting), Liv Tyler, Billy Bob Thornton, Steve Buscemi, Will Patton... Un reparto atractivo y a la vez arriesgado, que funciona perfectamente.

5/10
Giro al infierno

1997 | U Turn

A un tipo se le estropea el coche en Superior, un pueblo perdido en el desierto, justo cuando iba a saldar una deuda con un mafioso de Las Vegas. Mientras espera que lo arregle un mecánico algo atontado, se encuentra con otros personajes no menos excéntricos: un jefe indio ciego; una provocativa mujer apache y su loco y celoso marido, que le propone asesinarla; una jovencita a la que le gusta tontear, y su novio paleto y bravucón; y un sheriff del que no se sabe muy bien lo que quiere. Oliver Stone compone una peculiar película, donde cruza cine negro con el aire irónico y violento del cine de Sam Peckinpah, y en la que no falta hasta un homenaje a Duelo al sol, de King Vidor. Lo hace con una visión alucinada, próxima a la de Asesinos natos, de la que son firmes apoyos la esmerada fotografía, el brioso montaje y la música de Ennio Morricone, deudora de sus partituras para Sergio Leone. Pero si en el film citado podía hacerse una lectura de crítica a la glorificación actual de la violencia, aquí Stone ofrece, con una ironía desazonante, todo un catálogo de situaciones inmorales —asesinato, adulterio, traición...—, donde sólo sexo y dinero mueven a las personas. Inicialmente el director mantiene el interés gracias a que sigue el punto de vista del personaje de Sean Penn, a quien sin querer las cosas se le complican cada vez más, hasta extremos delirantes. Pero el planteamiento retorcido acaba componiendo un indigesto cóctel, capaz de destrozar los estómagos con más aguante.

6/10
El ganador

1997 | The Winner

Un individuo (Vincent D'Onofrio) lleva una existencia anodina en Las Vegas hasta que un día descubre que gana siempre que juega en el Casino. La Mafia se entera de este hecho, por lo que le acosará para sacar el máximo beneficio, así como su propio hermano (Michael Madsen), que también pretende sacar tajada. Mientras tanto, él se enamora de una espectacular joven que también pretende aprovecharse de su suerte. Desgarrador drama que indaga en la tragedia del protagonista quien, a pesar de su suerte, está abocado al fracaso. Su descripción psicológica está muy cuidada, y el personaje está bien interpretado por Vincent D'Onofrio.

5/10
Camino al cielo

1997 | The Apostle

A Sonny Dewey, un predicador pentecostalista tejano, se le hunde el mundo cuando descubre que su esposa le es infiel. En un momento de ira golpea a su oponente, con tan mala fortuna que queda en coma. En su huida encuentra refugio en una pequeña comunidad sureña; y bajo el pseudónimo de E.F. el apóstol, funda su propia iglesia. Allí experimenta la satisfacción de acercar a Dios a un nutrido grupo de gente sencilla, primero negros, luego también blancos. Robert Duvall escribe, dirige, protagoniza y produce, con un aire cercano a Gracias y favores de Bruce Beresford, una película arriesgada. ¿Seguir el día a día de un predicador protestante? ¿Qué locura de film es éste? Sin duda que lo es, y bien lo debe saber Duvall, que ha puesto dinero de su bolsillo. Sin embargo logra componer un personaje memorable (Duvall fue candidato al Oscar al mejor actor), en el que quedan patentes virtudes y defectos.

7/10
No mires atrás (1996)

1996 | Dont Look Back

Jesse Parrish, Steve Criss y Morgan son tres amigos que deciden sellar su amistad con un curioso pacto en el que se comprometen a socorrerse mutuamente en caso de necesidad. Años más tarde Jerry Parrish, ha tenido una vida plagada de sucesivos fracasos. No obstante, una noche es testigo de una pelea entre dos personas por un maletín lleno de dinero. La tentación es demasiado fuerte y Jerry Parrish decide robarlo. Con el maletín en su poder acudirá a sus antiguos amigos reclamando el cumplimiento del antiguo pacto.  Geoff Murphy esta al frente de la dirección de este intrigante film, que depara alguna que otra sorpresa. El papel principal corre a cargo de un siempre creible Eric Stoltz,

5/10
El otro lado de la vida

1996 | Sling Blade

Karl Childers, retrasado mental, ha estado 25 años en un manicomio por el asesinato de su madre y su amante cuando era niño. Los médicos le creen curado del traumático suceso y le dejan libre. Aunque no tiene dónde ir, su sencillez y bondad le ayudan a encontrar trabajo y a trabar amistad con un chaval. Fue la película sorpresa de la academia en 1997, hasta el punto de arrebatar el Oscar al mejor guión a El paciente inglés. El hasta entonces desconocido Billy Bob Thornton (director, guionista y protagonista) consigue lo que parece imposible: equilibrio entre drama y humor, ternura y horror.

7/10
Camino de la fortuna

1995 | The Stars Fell on Henrietta

El señor Cox arriba al pequeño pueblo de Henrietta. Nada más llegar se convence de que el lugar es un yacimiento petrolífero, por lo que inicia una campaña para movilizar al pueblo para que todos trabajen para hacerse con el petróleo. En pleno auge petrolífero, los problemas de todo tipo se sucederán. El oro negro en tierras norteamericanas ha inspirado a un sinfín de interesantes títulos. Entre ellos, destacan por encima de todos las oscarizadas Gigante y Pozos de ambición.

4/10
Dead Man

1995 | Dead Man

Un hombre llamado William Blake (¿guiño al célebre poeta romántico?) llega al Oeste para trabajar en una fábrica. Pero allí el director de la empresa ya ha contratado a alguien en su puesto. Más tarde, diversas aventuras convierten a Blake en un forajido. Dentro de la filmografía independiente del norteamericano Jim Jarmusch, este western se encuentra entre lo más rarito. Rodado en blanco y negro, y plagado de personajes estrafalarios, contiene pasajes tan magnéticos como incomprensibles. Destaca el pequeño papel del veterano Robert Mitchum y los punteos minimalistas de Neil Young.

6/10
En tierra peligrosa

1994 | On Deadly Ground

Forrest es un obrero de una planta petrolífera que se enfrentará a un magnate con unos planes fatales para el medio ambiente. Steven Seagal dirige y protagoniza este limitadito film que a pesar de sus buenas intenciones morales, cae pronto en el aburrimiento. El guión es mediocre y la cinta solo pretende ser un lucimiento del forzudo Seagal, el cual recurre fácilmente a la violencia y al erotismo gratuito. Extraña la presencia del gran Michael Caine en una película de estas pretensiones.

2/10
Floundering

1994 | Floundering

John Boyz, un sarcástico treintañero que se ha quedado sin trabajo, intenta decidir qué hacer con su vida. Incapaz de dormir, y sumido en la más absoluta apatía, John se dedica a observar a sus vecinos con prismáticos. Esta producción independiente retrata las consecuencias de los disturbios de Los Ángeles, de 1992. Realizan pequeños cameos populares actores como Viggo Mortensen, Ethan Hawke y Billy Bob Thornton.

4/10
Líos unidos

1993 | Trouble Bound

El mismo año en que Patricia Arquette rodó la vibrante Amor a quemarropa, protagonizó también esta modesta comedia de acción, junto a Michael Madsen, el siniestro psicópata de Reservoir Dogs. Un jugador profesional, que gana un coche (con un cadáver dentro), vive una intensa aventura con la nieta de un mafioso. Los dos serán perseguidos insistentemente por distintos asesinos. Como se ve, el argumento suena a muchas veces visto, y ciertamente la película aporta bien poco.

4/10
Blood In, Blood Out

1993 | Bound by Honor

Miklo, Cruz y Paco son tres latinos que viven en un barrio bajo de Los Angeles. Poco a poco, los tres se van introduciendo en pandillas nada aconsejables, lo que hace que acaben separados. Miklo es llevado a prisión, Paco cumple el servicio militar y Cruz se vuelve adicto a la heroína. Los tres intentarán salir adelante con el ansia de conseguir honor y respeto. Notable drama de tres horas de duración sobre tres muchachos rebeldes, crecidos en un barrio difícil, que aprenden a conocer el valor de ser líderes en un mundo que intenta pisarlos. Buen guión y dirección. Benjamin Bratt protagoniza la cinta junto con Delroy Lindo. Billy Bob Thornton tiene un pequeño papel.

6/10
Una proposición indecente

1993 | Indecent Proposal

David y Diana (Woody Harrelson y Demi Moore), son un joven matrimonio que pasan por un bache económico y deciden probar suerte en el casino de Las Vegas. Esa misma noche, un apuesto millonario, John Cage (Robert Redford), les ofrece un millón de dólares por pasar una noche de pasión con ella. El dilema está servido. ¿Aceptarán o no?, ¿se pondrá en juego su matrimonio? Fiel a su estilo, el polémico director inglés Adrian Lyne (9 semanas y media, Atracción fatal) plantea una historia morbosa en la que juega al escándalo y a la doble moralidad, a la vez que pone en entredicho algunos principios éticos básicos. Al guaperas Robert Redford le va como anillo al dedo el papel de galán conquistador, mientras que Demi Moore está también convincente en su interpretación de enamorada pero asustada e insegura esposa.

4/10
Tombstone. La leyenda de Wyatt Earp

1993 | Tombstone

Títulos como Bailando con lobos y Sin perdón han despejado el camino a un buen puñado de producciones que revisitan el viejo Oeste. Tombstone lo hace a través de unos personajes ‑Wyatt Earp y Doc Holliday‑ que ya forman parte de la leyenda americana, y que han dado lugar a dos clásicos del cine: Pasión de los fuertes, de John Ford, y Duelo de titanes, de John Sturges. El film presenta a un Wyatt Earp (Kurt Russell) que deja su puesto de sheriff en Dodge City para establecerse con su mujer y sus hermanos Virgil y Morgan ‑también casados‑ en Tombstone, próspera ciudad de Arizona gracias a las minas de plata. Los Earp desean llevar una vida pacífica dedicada a los negocios. Pero sus planes se trastocan cuando deben enfrentarse al clan de los Clanton y los McClaury. Contarán con la ayuda de Doc Holliday (Val Kilmer), enfermo tísico e íntimo amigo de Wyatt. La narración bascula entre el tono épico y la pura acción; y esta mezcla, que ya emplearon el guionista Kevin Jarre y el director George P. Cosmatos en Rambo con buenos resultados de taquilla, funciona sólo a ratos. Jarre, que logró imprimir de heroismo la interesante Tiempos de gloria, no acaba de dar con la fórmula que haga a sus personajes legendarios, y a la vez salve la trepidación continua. Esto hace que algunos diálogos y evoluciones ‑por ejemplo las dudas amorosas de Wyatt‑ suenen un poco con voz de falsete. Y eso que los actores están muy bien en sus papeles. Pese a todo, es una película entretenida, en la que resaltan algunas ideas básicas. Estamos ante una historia de buenos y malos, y los primeros harán lo posible para que triunfe la justicia, renunciando al merecido descanso que deseaban disfrutar tras servir muchos años a la ley. No faltan algunas frases lapidarias, el canto a la amistad, el recurso a la venganza... temas típicos del western; en este caso se bañan con un cierto revisionismo a través de la filosofía del ‘carpe diem’. Transmitir un poco de desencanto es el papel que le corresponde a Doc Holliday, aunque en el fondo sea un romántico dispuesto a sacrificarse por su amigo Wyatt. George P. Cosmatos resuelve bien un buen puñado de secuencias. Pero además de fallar en otras, le falta habilidad para hilvanar ‑a veces incluye escenas de acción que no vienen muy a cuento‑, para dotarlas de una coherencia que podía haber hecho la película bastante mejor de lo que es.

5/10
Falso movimiento

1992 | One False Move

Fantasía es una bonita muchacha que vive en las afueras de Los Angeles con su novio. Es una chica con un pasado oscuro, que no quiere revelar. Ambos deciden escapar de la ciudad, pero las cosas se complican y se ven involucrados en un violento atraco que acaba con varios muertos. Ayudados por un amigo de su novio, algo desequilibrado, tienen que huir a toda pastilla. La policía les pisa los talones. Los encargados del caso son dos expertos agentes, acostumbrados a los métodos implacables de la gran ciudad. Tras la pista de los fugados, llegan al tranquilo pueblo de Star City, donde la ley la impone un joven sheriff, cuyos métodos chocan con los de los policías de Los Angeles. El sheriff Hurricane Dixon se pone tras el caso y descubre que bajo el cuerpo de Fantasía se esconde Lila Davis, una antigua novia que desapareció por sorpresa. Deberá escoger entre la justicia o sus antiguos sentimientos. Un entretenido thriller que tiene una selección de los mejores ingredientes del género negro. Hay acción, intriga, e incluso problemática social. Proviene del cine independiente norteamericano, y en su guión está implicado el actor y director Billy Bob Thornton.

4/10
Jayne Mansfield's Car

2012 | Jayne Mansfield's Car

Daddy and Them

2001 | Daddy and Them

Un matrimonio de Arkansas intenta ayudar a un familiar, que ha sido acusado de asesinato y enviado a prisión. La situación no será fácil entre ellos y los demás familiares debido a las turbulentas relaciones que tuvieron en el pasado.  Tercera cinta como director de Billy Bob Thornton (El otro lado de la vida, Todos los caballos bellos) , que también escribe y protagoniza. A pesar de que cuenta con un impresionante elenco de buenos actores, se trata de una comedia negra, de ambientación sureña, que fracasó estrepitosamente en Estados Unidos, y que en otros países se estrenó directamente en vídeo.

4/10
Camouflage

2001 | Camouflage

Un actor en paro y más aburrido que una ostra comienza a interesarse por la investigación privada. Contactará así con un tal Jack Potter, un madurito detective, escéptico y mal encarado, y ambos se meterán de lleno en una oscura trama de asesinato. Leslie Nielsen (Aterriza como puedas, Agárralo como puedas) se sale un poco de sus descerebrados papeles habituales en esta peli de acción, cuyo guión está firmado por el ex de Angelina Jolie, Billy Bob Thornton.

3/10
Premonición (2000)

2000 | The Gift

En un pequeño pueblo de Georgia, Annie Wilson (Cate Blanchett), viuda y madre de tres hijos, se gana la vida echando las cartas a sus vecinos para predecirles el futuro. A ella acuden, entre otros, Buddy, un joven desequilibrado en busca de esperanza, y Valerie, una joven que sufre tremendas palizas de un marido violento que no soporta que su esposa visite a la vidente. Aunque el trabajo de Annie no es demasiado bien visto por las autoridades locales, tras la desaparición de una joven, y debido a la falta de pruebas, la policía decide acudir a ella como única posibilidad de descubrir su paradero. En la línea de las últimas películas de suspense con tintes sobrenaturales, Premonición es un producto dignísimo gracias a las interpretaciones de un soberbio reparto, con mención especial para Cate Blanchett, Giovanni Ribisi (el joven médico de Salvar al soldado Ryan) y Keanu Reeves, este último en un papel muy distinto al que nos tiene acostumbrados. Sam Raimi recupera la sórdida habilidad que ya mostró en Un plan sencillo para plasmar con fidelidad el perfilado guión de Billy Bob Thornton, el cual se las arregla para que la historia atrape al espectador hasta el último fotograma. Algunas secuencias, como el primer encuentro de Blanchett con los prometidos Greg Kinnear y Katie Holmes, o la de sus siniestras visiones nocturnas en las ramas del árbol, están muy conseguidas y resultan verdaderamente inquietantes.

4/10
Un asunto de familia

1996 | A Family Thing

Billy Bob Thornton y Tom Epperson, los guionistas de la magnífica Un paso en falso (Carl Franklin, 1992), han desarrollado para Robert Duvall –que ejerce de actor y productor– un drama familiar, a caballo entre Arkansas y Chicago, que presenta no pocos puntos de interés. Se centra en el asombroso descubrimiento que Earl, un sexagenario hombre de campo, hace al fallecer su madre. Ella no era tal –el padre lo confirma–, sino que su verdadera madre tenía la piel negra. Movido por un desconocido resorte, Earl marcha a conocer a Ray, su hermanastro de color. Tras un primer encuentro no muy feliz, el buen hacer de la tía T. irá acercando a los dos hermanos. La trama recuerda a Secretos y mentiras de Mike Leigh, aunque el marco sea muy distinto: el Sur de los Estados Unidos. La historia, con un guión bien pulido y una correcta realización, señala como las diferencias familiares, hasta las más inesperadas, pueden ser superadas cuando hay amor y deseos de buscar lo que une. Robert Duvall y James Earl Jones ofrecen un magnífico recital interpretativo.

5/10
No mires atrás (1996)

1996 | Dont Look Back

Jesse Parrish, Steve Criss y Morgan son tres amigos que deciden sellar su amistad con un curioso pacto en el que se comprometen a socorrerse mutuamente en caso de necesidad. Años más tarde Jerry Parrish, ha tenido una vida plagada de sucesivos fracasos. No obstante, una noche es testigo de una pelea entre dos personas por un maletín lleno de dinero. La tentación es demasiado fuerte y Jerry Parrish decide robarlo. Con el maletín en su poder acudirá a sus antiguos amigos reclamando el cumplimiento del antiguo pacto.  Geoff Murphy esta al frente de la dirección de este intrigante film, que depara alguna que otra sorpresa. El papel principal corre a cargo de un siempre creible Eric Stoltz,

5/10
El otro lado de la vida

1996 | Sling Blade

Karl Childers, retrasado mental, ha estado 25 años en un manicomio por el asesinato de su madre y su amante cuando era niño. Los médicos le creen curado del traumático suceso y le dejan libre. Aunque no tiene dónde ir, su sencillez y bondad le ayudan a encontrar trabajo y a trabar amistad con un chaval. Fue la película sorpresa de la academia en 1997, hasta el punto de arrebatar el Oscar al mejor guión a El paciente inglés. El hasta entonces desconocido Billy Bob Thornton (director, guionista y protagonista) consigue lo que parece imposible: equilibrio entre drama y humor, ternura y horror.

7/10
Falso movimiento

1992 | One False Move

Fantasía es una bonita muchacha que vive en las afueras de Los Angeles con su novio. Es una chica con un pasado oscuro, que no quiere revelar. Ambos deciden escapar de la ciudad, pero las cosas se complican y se ven involucrados en un violento atraco que acaba con varios muertos. Ayudados por un amigo de su novio, algo desequilibrado, tienen que huir a toda pastilla. La policía les pisa los talones. Los encargados del caso son dos expertos agentes, acostumbrados a los métodos implacables de la gran ciudad. Tras la pista de los fugados, llegan al tranquilo pueblo de Star City, donde la ley la impone un joven sheriff, cuyos métodos chocan con los de los policías de Los Angeles. El sheriff Hurricane Dixon se pone tras el caso y descubre que bajo el cuerpo de Fantasía se esconde Lila Davis, una antigua novia que desapareció por sorpresa. Deberá escoger entre la justicia o sus antiguos sentimientos. Un entretenido thriller que tiene una selección de los mejores ingredientes del género negro. Hay acción, intriga, e incluso problemática social. Proviene del cine independiente norteamericano, y en su guión está implicado el actor y director Billy Bob Thornton.

4/10
Jayne Mansfield's Car

2012 | Jayne Mansfield's Car

Daddy and Them

2001 | Daddy and Them

Un matrimonio de Arkansas intenta ayudar a un familiar, que ha sido acusado de asesinato y enviado a prisión. La situación no será fácil entre ellos y los demás familiares debido a las turbulentas relaciones que tuvieron en el pasado.  Tercera cinta como director de Billy Bob Thornton (El otro lado de la vida, Todos los caballos bellos) , que también escribe y protagoniza. A pesar de que cuenta con un impresionante elenco de buenos actores, se trata de una comedia negra, de ambientación sureña, que fracasó estrepitosamente en Estados Unidos, y que en otros países se estrenó directamente en vídeo.

4/10
Todos los caballos bellos

2000 | All The Pretty Horses

John y Lacey son dos amigos inseparables que viven en Texas. Pero sienten la llamada de la aventura, y parten hacia la frontera, rumbo a Méjico. Tras diversas peripecias (conocen, por ejemplo, al adolescente Jimmy) encuentran trabajo en un rancho como vaqueros. Pero John encuentra algo más: la guapa hija del patrón, que le hace bastante tilín. Ted Tally, el guionista de El silencio de los corderos, adapta una larga novela del gran escritor Cormac McCarthy. Bonita fotografía, amplios horizontes... y el amor y la amistad. Aunque no logra captar la hondura ni la excelencia de la obra literaria, destacan los trabajos de Henry Thomas, el niño de E.T., el extraterrestre, y del semidesconocido y sorprendente Lucas Black. Penélope Cruz dio un paso más en su conquista de Hollywood.

5/10
El otro lado de la vida

1996 | Sling Blade

Karl Childers, retrasado mental, ha estado 25 años en un manicomio por el asesinato de su madre y su amante cuando era niño. Los médicos le creen curado del traumático suceso y le dejan libre. Aunque no tiene dónde ir, su sencillez y bondad le ayudan a encontrar trabajo y a trabar amistad con un chaval. Fue la película sorpresa de la academia en 1997, hasta el punto de arrebatar el Oscar al mejor guión a El paciente inglés. El hasta entonces desconocido Billy Bob Thornton (director, guionista y protagonista) consigue lo que parece imposible: equilibrio entre drama y humor, ternura y horror.

7/10

Últimos tráilers y vídeos