IMG-LOGO

Biografía

Rita Hayworth

Rita Hayworth

68 años ()

Rita Hayworth

Nació el 17 de Octubre de 1918 en Brooklyn, Nueva York, EE.UU.
Falleció el 14 de Mayo de 1987 en Nueva York, EE.UU.

Nunca hubo una mujer como ella

04 Diciembre 2002

Durante la década de los cuarenta fue la reina de los corazones y los deseos de los hombres. ¿La razón? Una cascada de cabellos rizados, una boca llena de curvas, una voz insinuante, un vestido negro y... un guante.

Claro que a Glenn Ford el bailecito al son de “Put the Blame on Mame” no le pareció tan fascinante. Aunque, pese a todo, su ataque de celos no significaba otra cosa que una inmensa pasión por Gilda, encarnación de la mujer fatal que marcó la vida de Rita Hayworth.

La actriz había nacido bajo el nombre de Margarita Carmen Cansino el 17 de octubre de 1918, en Nueva York, y era hija de un español emigrado a Norteamérica y una irlandesa. Su padre era bailarín y su hija muy pronto emuló sus aptitudes y se puso a golpear los tablados, primero en Brooklyn y luego en Hollywood. Un día, mientras bailaba con su padre en un garito de California se fijo en ella nada menos que el vicepresidente de la Fox y la invitó a sentarse con ella. De ahí pasó a hacerse diversas pruebas de voz e imagen y posteriormente a firmar un contrato con la poderosa productora. Con ella brilló en La nave de satán, junto a Spencer Tracy.

Sin embargo, a partir de 1935 la joven actriz se quedó sin contrato. Tras algunos meses de penurias la Columbia se hizo con sus servicios, no sin antes quitarle el apellido paterno y sustituirlo por el materno y reducir su nombre a “Rita”. También cambiaron el color negro de su pelo al pelirrojo y parece que tuvo que pasar por alguna operación para ampliarle la frente. Tras esa “puesta a punto” nació la Rita Hayworth que iba a convertirse en el gran sex symbol de los cuarenta.

En 1939 tuvo un papel secundario de categoría en Sólo los ángeles tienen alas, de Howard Hawks. Más tarde saltó al estrellato con Sangre y arena (1941), adaptación de la novela de Blasco Ibáñez y coprotagonizada por Tyrone Power y Anthony Quinn. Sus excepcionales dotes para el baile le aportan papeles de gran interés para su carrera, como el que hizo junto a Fred Astaire en Bailando nace el amor (1942) o con Gene Kelly en Las Modelos (1944). Aquella era una época en que Rita ocupaba carteles y calendarios que alegraban la vida a los soldados que luchaban en la II Guerra Mundial. Y entonces llegó el bombazo de Gilda (1946). Imposible no caer rendido a los pies de esa mujer sin pasado conocido y belleza deslumbrante que se cimbreaba con exquisita sensualidad –traje blanco a dos piezas– mientras cantaba “Amado mío”. Tras el delirio, Rita se convirtió en un mito.

Al año siguiente, Orson Welles, entonces su marido, la dirigió en La dama de Shanghai, donde Rita, esta vez sin melena rubia, volvió a enardecer a las masas. Años después , Rita sobresalió en La dama de Trinidad (1952), de nuevo junto a Glenn Ford, en Salomé (1953), con Stewart Granger, en esa maravilla dirigida por Delbert Mann llamada Mesas separadas (1958), junto a Burt Lancaster, Deborah Kerr y David Niven, y en El fabuloso mundo del circo (1964), con John Wayne. Su última película fue La ira de Dios (1972).

Enferma de Alzheimer Rita murió el 14 de mayo 1987. “Pocas mujeres lograron hacer brillar tanto la magia del cine. Y ninguna pudo brillar tan alto y con tanta alegría de vivir”, dijo Glenn Ford. Pero Rita, quien había tenido cinco maridos y no había podido retener a ninguno, había sufrido con esa gloria efímera: “He obtenido demasiado de la vida”, llegó a declarar la mujer que había encendido los corazones de miles de espectadores.

Filmografía
La ira de Dios

1972 | The Wrath of God

Desconcertante película de aventuras que sitúa su acción en la Sudamérica de 1920, cuando un sacerdote norteamericano llamado Oliver Van Horne se convierte en un sádico mercenario y lidera a una banda de renegados para asesinar a un dictador. La discutible gracia de que el cura esconda un cuchillo en su crucifijo, una pistola en la Biblia y empuñe una metralleta mientras va liquidando personas, era la base de la novela escrita por Jack Higgins con su pseudónimo habitual de James Graham. Entre medias de tanto desconcierto hay lugar para las fuertes escenas de sexo habitual de la época, una exótica banda sonora de Lalo Schifrin y para diálogos absolutamente desquiciados. El rodaje tuvo lugar en varias localizaciones de México, y el director Ralph Nelson tuvo que lidiar con las drogas y el alcohol que circulaba libremente por gran parte de su reparto liderado por los ya decadentes Robert Mitchum y Rita Hayworth.

4/10
L'avventuriero

1967 | L'avventuriero

Adaptación de una novela de Joseph Conrad que, como suele ser habitual con este escritor (excepción hecha de Apocalypse Now), no tiene suerte en sus adaptaciones al cine debido a la complejidad de reflejar en imágenes la profundidad de sus textos. En esta ocasión lo intentó el más que notable director Terence Young (Sola en la oscuridad, Mayerling), si bien su esfuerzo queda bastante descompensado por el escaso brío de los acontecimientos. A destacar su trío protagonista Anthony Quinn, Rita Hayword y Rossana Schiaffino, así como la melancólica banda sonora de Ennio Morricone. Peyrol es un antiguo pirata que ha conseguido ser indultado de sus actividades gracias al triunfo de la Revolución en Francia. Tras llegar a puerto tiene una discusión con las autoridades por no darles la mitad de un dinero y tiene que huir refugiándose en una granja, donde habitan una tía y una sobrina a las que parece atraer amorosamente.

4/10
Las flores del diablo

1966 | Poppies Are Also Flowers

Un grupo de agentes de narcóticos de la ONU inyecta un componente radioactivo en un cargamento de opio, para ver quién mueve las drogas desde Irán en Europa. Curioso film, con trama de Ian Fleming (creador del agente 007), y atractivo y muy nutrido reparto internacional. La trama llevará a los personajes por diversos tugurios europeos y también por lujoso lugares llenos de corrupción.

4/10
La trampa del dinero

1965 | The Money Trap

Joe está acuciado por las deudas. Es detective de la policía y por su trabajo descubre el lucrativo negocio de un traficante de droga. Cuando averigua donde guarda el capo las enormes cantidades de dinero que le reporta la venta de estupefacientes, decide robarle para poner solución a sus problemas económicos. Glenn Ford y Rita Hayworth vuelven a verse las caras después de la estupenda Gilda. En esta ocasión, la Hayworth vuelve a interpretar a una sensual mujer del pasado de Ford.

4/10
El fabuloso mundo del circo

1964 | Circus World

Matt (John Wayne) es un hombre hábil con el rifle y propietario de un circo. La enorme carpa se extiende allí por donde va para ofrecer a sus espectadores el mayor espectáculo, y trapecistas, magos, malabaristas y payasos hacen lo propio para no decepcionar al público. Matt, por su parte, se hizo hace años, tutor de Toni, una joven que trabaja para él y que sueña con convertirse en una gran trapecista. Pero el circo no obtiene las ganancias deseadas y la crisis por la que pasa hace a Matt replantearse el futuro de sus empleados. Henry Hathaway (Alaska, tierra de oro), dirige este film ambientado en el circo y por algunos considerada una película floja dentro de su filmografía. Destaca la presencia del  'vaquero' John Wayne, de la guapa Rita Hayworth, y de una jovencita Claudia Cardinale (El gatopardo, Hasta que llegó su hora).

4/10
Último chantaje

1961 | The Happy Thieves

Por encargo de Muñoz, un aristócrata, Jimmy Boyle, ladrón de guante blanco y propietario de un hotel, roba un cuadro de Velázquez en una mansión, con la complicidad de una amiga. Pero cuando le entrega el cuadro a Muñoz, éste chantajea a Jimmy, obligándole a robar otra pintura, esta vez del Museo del Prado. Intrascendente thriller de robos rodado en Madrid. Lo mejor, el distinguido reparto.

5/10
Llegaron a Cordura

1959 | They Came to Cordura

La acción nos sitúa en 1916, durante la famosa expedición mejicana. Thomas Thorn (Gary Cooper) es un oficial de la Armada de los Estados Unidos. Ocupa una posición en primera línea de combate, pero pronto le comunican que es relevado. Su nueva misión consiste en encontrar a cinco soldados que han sido galardonados por el gobierno con la Medalla de Honor. Una vez reunidos, deben llegar a la base militar de Cordura. Durante su andadura, el Mayor Thomas conoce a una mujer norteamericana, interpretada por Rita Hayworth, de quien se enamora enseguida. Thomas descubre que la mujer está acusada de traición, lo que le acarrea mayores problemas. Por fin consigue encontrar a los cinco soldados, pero les queda por delante un camino de vuelta repleto de sobresaltos y adversidades. Una película emocionante muy adecuada para los amantes de las aventuras. Dirigida con eficacia por Robert Rossen, que sería definitivamente reconocido dos años después con El buscavidas, protagonizada por Paul Newman. Un realizador con bastantes altibajos en su carrera, con películas como El político (1949) o Mambo (1955), protagonizada por su mujer Silvana Mangano. Llegaron a Cordura es un western ambicioso, del que se dice que estuvo influido por la relación del director con el Comité de Actividades Antinorteamericanas. Está basado en la novela de Glendon Swarthout.

6/10
Sangre en primera página

1959 | The Story on Page One

Interesante película sobre un caso judicial. El abogado Santini, cuya vida es un desastre debido al alcohol y la miseria económica, deberá defender un difícil caso. Se trata de ayuda a la joven Jo Morris y a su amante, que han sido acusados del asesinato del marido. El abogado tendrá de este modo una oportunidad para recuperar su carrera y emprender una nueva vida. Escrita y dirigida por Clifford Odets, se trata de una más que entretenida propuesta, y cuenta con una magnífica interpretación de Rita Hayworth.

6/10
Mesas separadas

1958 | Separate Tables

El plantel artístico de la película impresiona. Se basa en la prestigiosa obra teatral del escritor Terence Rattigan, que participa en el guión. Cuenta los sucesos que ocurren en un hotel de la costa inglesa en temporada baja, donde se dan cita un grupo de curiosos huéspedes que en principio no tienen ninguna relación, y que a la hora de comer ocupan mesas separadas. Ahí están la madre dominante con su hija apocada Sybil; el mayor Pollock, envuelto en cierto escándalo del que hace eco la prensa, y atraído por Sybil; la recién llegada y famosa Ann, que busca el encuentro con su ex marido alcohólico Malcolm; Pat, la mujer que regenta el hotel, enamorada de Malcolm. Según avanza, la madeja de relaciones humanas, amores, odios y prejuicios, se va complicando. Una vez más, la imponente presencia de Burt Lancaster causa impresión. Un actor siempre genial, tanto en su faceta circunspecta como en la de personaje dinámico y expansivo. Rita Hayworth, convertida en mito de la pantalla desde Gilda (1946), completa una de sus interpretaciones más ambiciosas. Mencionables interpretaciones de la gran actriz del cine británico, Deborah Kerr, convertida en estrella desde Julio César (1953), y del elegante David Niven, que consiguió el Oscar.Delbert Mann dirige muy bien a sus actores, y aunque el origen teatral del film es evidente, sabe insuflarle vigor cinematográfico; justo es señalar que tiene un magnífico material en la gran obra de Rattigan. Saltan chispas cuando los personajes interactúan, y el clímax en el comedor, con todos los personajes en sus mesas separadas, resulta sencillamente memorable.

7/10
Fuego escondido

1957 | Fire Down Below

Tony (Jack Lemmon) y Félix (Robert Mitchum) son dos amigos que están muy contentos con la vida que llevan. Se dedican a navegar por el Caribe en su barco mercante, huyendo de los problemas de la civilización. Pero su relajada vida pega un vuelco cuando descubren a una bella muchacha, que se ha colado de polizón en su barco. Se trata de Irena (Rita Hayworth), que pretende llegar a una isla. Ambos acceden a transportar a Irena, pero irremediablemente se sienten atraídos por ella. Esta situación crear un conflicto que rompe su larga amistad. Un odio exacerbado se levanta entre Tony y Félix. La acción llega a su punto culminante cuando Tony se encuentra en una situación de extremo peligro y sólo Félix puede salvarle. Una divertida película con un argumento clásico, en el que dos hombres de caracteres distintos pelean por una bonita mujer. La Hayworth ya había alcanzado el estrellato en Hollywood, con títulos como Gilda (1946) o La dama de Shanghai (1948), y esta película trata de ser un vehículo para su lucimiento. Está respaldada por dos excelentes intérpretes. Basada en la novela de Max Patto. Una comedia muy recomendable para los aficionados al cine clásico.

6/10
Pal Joey

1957 | Pal Joey

Joey Evans (Frank Sinatra) es un educado caballero cuya profesión consiste en animar un club nocturno. Pero respecto al trato con las mujeres, casi ninguna habla bien de él. Es un seductor redomado, pero se aprovecha de sus dotes para engañar a sus presas y aprovecharse de ellas. Un día conoce a una dama ricachona llamada Vera (Rita Hayworth), que es bailarina de strip-tease. Inevitablemente, Vera es seducida por Joey, y queda prendada de él. Joey pretende engatusarla para sacarle su dinero. Vera cada día está más enamorada de Joey, y accede a financiarle su propio local. Pero el incorregible Joey vuelve a tropezar con la misma piedra al intentar engañar también a una hermosa corista, interpretada por Kim Novak. Una frívola comedia clásica de enredo, en la que Sinatra se ve rodeado de dos atractivas mujeres. Cuenta con brillantes números musicales interpretados por las dos damas. La joven Kim Novak fue considerada la sustituta natural de Rita Hayworth, que ya estaba en su declive en esta película, por lo que el enfrentamiento entre ambas en pantalla se puede ver como algo paradigmático. Sin embargo, su carrera fue fulgurante, y su atracción se acabó poco después con Vértigo (1958), de Alfred Hitchcock.

4/10
La bella del Pacífico

1953 | Miss Sadie Thompson

Adaptación de un relato de W. Somerset Maugham, de hecho la ambientación recuerda a muchas de sus obras, aunque para la ocasión se incluyen números musicales no demasiado “litetarios”. Sigue a Sadie Thompson, una chica de cabaret que se gana la vida en una isla tropical en los años de la Segunda Guerra Mundial. Su encuentro con el reverendo Davidson, le lleva a replantearse su vida. No cuenta con que este hombre hipócrita está dominado por la lujuria, lo que le lleva a una brutal agresión. Curtis Bernhardt filma su película en technicolor, explotando los exóticos lugares donde transcurre la acción. Y se esfuerza por conferir dramatismo a la historia, apoyándose en el trabajo de Rita Hayworth y José Ferrer. En el reparto se puede ver a un joven Charles Bronson.

5/10
Salomé (1953)

1953 | Salome: The Dance of the Seven Veils

Una de las actrices que tienen un lugar propio en la constelación de Hollywood, Rita Hayworth, interpreta a Salomé. La hermosa princesa Salomé es forzada a vivir con su padrastro, el rey Herodes, interpretado por Charles Laughton. Es una mujer caprichosa que se aburre en Galilea. Inicia un romance con el comandante Claudio, de la Legión romana, que admira en secreto a un predicador llamado Juan el Bautista. Poco después éste es encarcelado y condenado. Salomé se queda prendada de la fuerza y la serenidad que desprende Juan El Bautista, y para salvar su vida, baila para deleite de Herodes la danza de los siete velos. Pero su madre piensa otra cosa muy distinta. Aceptable recreación -fantasiosa, claro- en torno al conocido pasaje bíblico, narrado con bastante credibilidad. No obstante el personaje de Juan el Bautista es bastante acartonado, y Charles Laughton parece tomarse su papel con cierta desgana. En realidad toda la trama está dirigida al sensual baile de los siete velos, interpretado con gracia por Rita Hayworth, y en el que Laughton pone toda la carne en el asador con su mirada libidinosa.El director alemán William Dieterle, iniciado en la dirección teatral en su país desde principios del siglo XX, está considerado como uno de los grandes realizadores de proyectos de calidad, en los difíciles años de los comienzos del cine sonoro. Sus títulos más conocidos son Esmeralda, la zíngara (1939), El hombre que vendió su alma (1941) y Jennie (1948). Aunque Salomé no es una de sus películas más conocidas, y tanto su diseño de producción como sus colores chillones en technicolor han quedado obsoletos, merece la pena verla por la exótica recreación de la época, y por la seductora interpretación de la bellísima Hayworth.

4/10
La dama de Trinidad

1952 | Affair in Trinidad

Rita Hayworth interpreta a una cautivadora bailarina que trabaja en el espectáculo Trinidad Tropical. Allí la conoce un atractivo galán, interpretado por Glenn Ford. En misteriosas circunstancias, se comete un asesinato durante la actuación de Rita. La policía sospecha de ella por una serie de coincidencias. Ella está pasando un mal trago y se refugia en los brazos del galán, que la recoge con mucho gusto y le brinda su pasión. Así inician una historia de amor, con un crimen de fondo. Si quieren librarse de los pegajosos policías y de las sospechas que recaen sobre la bailarina, deberán decidirse a resolver el caso por su cuenta. El enorme éxito de Gilda (1946), de Charles Vidor, lanza al estrellato a Rita Hayworth, nacida como Margarita Carmen Cansino en Brooklyn. Seis años después, vuelve a protagonizar una película junto a su acompañante en Gilda, el sobrio Glenn Ford, en La dama de Trinidad.

6/10
Los amores de Carmen

1948 | The Loves of Carmen

Carmen es una gitana sin ninguna moralidad que, por su belleza y sensualidad, deja fascinado a un oficial que será capaz de todo con tal de estar junto a ella. Incluso del crimen. El film no pasa de discreto, aunque obtuvo una nominación al Oscar para la fotografía en color de William E. Snyder. Ya sea basadas en la novela de Prosper Mérimée o en la ópera de Bizet, lo cierto es que las versiones de la sevillana Carmen se han prodigado bastante a lo largo de la historia del cine, comenzando por versiones mudas en España (1911, 1913). Concretamente, esta española racial ha sido llevada al cine en 60 ocasiones, incluyendo parodias, dibujos animados e incluso una traslación al spaghetti-western (El hombre, el orgullo y la venganza). La perniciosa Carmen ha sido interpretada por estrellas de todo tipo y condición, siendo Pola Negri la más talentosa, Rita Hayworth la más impresionante, Dorothy Dandridge la más exótica, Julia Migenes la más morbosa, y Paz Vega la más indecente.

5/10
La dama de Shanghai

1947 | The Lady from Shanghai

Clásico donde los haya, La dama de Shanghai es una de las mejores películas de la mítica Rita Hayworth, elevada al cielo de los mitos gracias a su papel de Gilda, quizá el personaje más atractivo que hayan ofrecido las pantallas de cine. Basado en la novela de Sherwood King, el guión de esta película es una prueba fehaciente de la genialidad de Orson Welles, autor del mismo y de la dirección de la película. El célebre creador de Ciudadano Kane y Sed de mal demuestra de nuevo el por qué de su consagrada figura en el firmamento cinematográfico. La historia cuenta cómo un ingénuo marino irlandés (Orson Welles) se ve envuelto en una serie de intrigas controladas por una bella y misteriosa mujer (Everett Sloane). Entre ellos estará la fascinante presencia de la esposa del marino (Rita Hayworth). Inolvidable resulta la persecución en la galería de los espejos. Imprescindible.

8/10
La diosa de la danza

1947 | Down to Earth

Danny Miller anda preparando un musical en Broadway, acerca de dos pilotos que se estrellan en el monte Parneso, y tras sobrevivir, alternan con las nueve diosas musas del arte, sobre todo con Tersícore. Pero las auténtica diosas del monte Parneso, y en particular Tersícore, están que se suben por la paredes ante lo que consideran una obra vulgar, que las banaliza, mezclando diosas con béisbol y perritos calientes, la cultura popular americana. De modo que Tersícore pide ayuda al señor Jordan, el ángel que prepara el viaje de los difuntos a la otra vida, para ir a la tierra y cambiar el sentido de ese musical. Seis años después de dirigir El difunto protesta, Alexander Hall ofrece una variación sobre la idea de comedia celestial creada por Harry Segall, conservando algunos personajes y añadiendo otros. Así, James Gleason, representa en el original de boxeadores, aquí representa ahora a cantantes y bailarinas, y hará lo propio con Tersícore, o Kitty, el nombre que adopta en la Tierra; y Edward Everett Horton también repite el papel del mensajero 7013; en cambio no está Claude Rains, y lo cierto es que Roland Culver le falta el carisma y gracia que aquel imprimía al señor Jordan. Otras diferencias importantes son la presencia del technicolor y los números musicales. Y por supuesto la pelirroja Rita Hayworth, gran estrella de Columbia y reina de la función. La película es grata, pero le falta el encanto del primer film.

6/10
Gilda

1946 | Gilda

Son los años de la Segunda Guerra Mundial, en Buenos Aires. Ballin Mundson (George Macready) está al frente de un casino, y su hombre de confianza es un jugador llamado Johnny Farrell (Glenn Ford), al que Mundson ha sacado de un aprieto. Un día, a la vuelta de un viaje, Mundson se presenta en su casa con una atractiva mujer llamada Gilda (Rita Hayworth), y enseguida se establece una tirantísima relación entre Johnny y ella, una profunda mezcla de amor y odio que marcará la vida de los tres protagonistas. Una de las grandes películas de la historia del cine, con una apoteósica Rita Hayworth, que hace honor a al reclamo del film: "Nunca hubo una mujer como Gilda". Se trata de una genuina historia de cine negro, narrada con una tremenda fuerza. Impactó de tal manera en los espectadores de la época, que la primera experiencia atómica de la posguerra, la bomba lanzada por los norteamericanos sobre el atolón Bikini, llevó por nombre Gilda y tenía pegada una fotografía publicitaria de la Hayworth. Este papel encumbró a la actriz a la categoría de estrella eterna del celuloide. La escena en la que interpreta "Put the Blame on Mame", en la que se quita un guante, es una de las más famosas de la historia del cine, y el bailecito de "Amado mío" no le va a la zaga. Y, en fin, la sonora bofetada posterior que le propina un severo Glenn Ford no es menos célebre. Un drama pasional lleno de intriga, con una fantástica ambientación. Una joya.

9/10
Esta noche y todas las noches

1945 | Tonight and Every Night

Rita Hayworth interpreta a Rosalind Bruce, una directora de teatro que actualmente se ocupa de un musical en Londres. Además, Rosalind es una mujer de armas tomar. De manera fortuita, conoce a un elegante piloto de la armada británica, interpretado por Lee Bowman. Estamos en plena Segunda Guerra Mundial, cuando los ataques aéreos sobre Londres por parte de la aviación alemana son incesantes. Rosalind y el piloto se enamoran enseguida, pero las circunstancias son adversas. Ambos deberán poner a prueba su amor cuando a Rosalind le surge un compromiso ineludible. La película merece la pena, aunque sólo sea por contemplar a una de las actrices más cautivadoras de la historia del cine: Rita Hayworth. El director Howard Hawks le ofreció la oportunidad de su vida en Sólo los ángeles tienen alas (1939) y ella la aprovechó para formarse una aureola de actriz mítica. Sus actuaciones culminantes vendrían justo después de Esta noche y todas las noches, con Gilda (1946) y La dama de Shanghai (1948), dirigida por su ex marido Orson Welles. Está basada en la obra teatral Heart of a city, de Lesley Storm.

6/10
Las modelos

1944 | Cover Girl

Al ganar un concurso de belleza, una joven de Brooklyn abandona a su novio de toda la vida, para ejercer como modelo, pero se da cuenta de que la fama no puede sustituirle. EL director y la protagonista de Gilda volvieron a coincidir en un clásico del musical, que ganó al Oscar a la mejor banda sonora en 1945.

6/10
Mi chica favorita

1942 | My Gal Sal

Aceptable película llena de música, canciones y romance, que narra la vida del famoso compositor Paul Dresser, quien también trabajó como cantante y como actor. El protagonista está interpretado por Victor Mature (La túnica sagrada), un actor eficaz aunque un poco pétreo, no así su acompañante, una joven y esplendorosa Rita Hayworth. El film obtuvo el Oscar a la mejor decoración de interiores y la banda sonora estuvo nominada a la preciada estatuilla.

5/10
Bailando nace el amor

1942 | You Were Never Lovelier

El dueño de un fabuloso hotel de Buenos Aires tiene una norma dentro de su familia, y es que las hijas deben casarse en orden de edad. Cuando la hija mayor ha contraído matrimonio, sus hermanas insisten a María, la siguiente, para que haga lo propio. Pero ella no se conforma con cualquiera. Mientras tanto, el bailarín Bob Davis, se está alojando unos días en el hotel y ha conocido a María, de la que se enamora. Espléndido musical romántico protagonizado por la bellísima Rita Hayworth y el bailarín Fred Astaire, que regalan al público varios de sus mejores números de baile. La película fue nominada al Oscar en las categorías de mejor canción original por 'Dearly Beloved', además de a los apartados de mejor música y mejor sonido. El baile de los protagonistas bajo la música de la orquesta del español Xavier Cugat interpretando "The Shorty George" es absolutamente magnífico.

6/10
6 destinos

1942 | Tales Of Manhattan

Típica comedia norteamericana de los años 40, caracterizada por un guión de hierro y por un reparto repleto de estrellas. El director Julien Duvivier lleva a cabo un arriesgado experimento con la trama, que sigue los pasos de un traje, que continuamente va cambiando de propietarios, a los que les produce los más variados efectos. Así, asistimos a seis historias completamente diferentes. Entre los protagonistas de los diversos episodios se encuentran nombres míticos como Rita Hayworth (Gilda), Henry Fonda (Las uvas de la ira), Charles Laughton (Testigo de cargo) o Edward G. Robinson (Cayo Largo), entre otros.

6/10
Affectionately Yours

1941 | Affectionately Yours

Un reportero casado aprovecha que le mandan a cubrir noticias a diferentes ciudades de todo el mundo para conquistar mujeres de diversas nacionalidades. Mientras está en Lisboa, con su última conquista, su mujer le dice que ha encontrado a otro hombre y que se quiere divorciar. Decide regresar a casa para intentar arreglar su matrimonio. Amena comedia romántica con Merle Oberon demostrando que es una gran actriz cómica. Le acompañan grandes actores como Rita Hayworth y Ralph Bellamy, en papeles secundarios.

5/10
Desde aquel beso

1941 | You'll Never Get Rich

Martin Cortland (Robert Benchley) es un productor de teatro que se ha encaprichado con Sheila Winthrop (Rita Hayworth). Ella trabaja como corista en una obra, y no tiene ni idea de que el productor no le quita ojo de encima. Temeroso de mostrar abiertamente sus intenciones, Cortland utiliza como intermediario al director de escenografía, llamado Robert (Fred Astaire). Pero una desafortunada confusión obliga a Robert a alistarse de inmediato en el ejército. Desde este momento, se desencadenan una serie de situaciones en la que los personajes tratan de aclararse y arreglar el lío que han montado. Entretenida comedia musical de enredo, protagonizada por un Fred Astaire en el mejor momento de su carrera. El genial bailarín ya se había lanzado al estrellato con Sombrero de copa (1935) y Sigamos la flota (1936), ambas junto a la inolvidable Ginger Rogers. Por su parte, Rita Hayworth acababa de forjar su imagen mítica en Sólo los ángeles tienen alas (1939), que llevaría a su máxima expresión en Gilda (1946). No es una película de referencia, pero no defraudará a los admiradores del género.

5/10
La pelirroja

1941 | The Strawberry Blonde

Nueva versión de la película La mujer preferida, filmada en 1933 con Gary Cooper de protagonista. Ahora su lugar lo tomaba James Cagney como un dentista deprimido porque su enamorada –la rubia de fresa del título– se había casado con su mejor amigo. Los líos amorosos se suceden en un cuarteto amoroso donde también tiene mucho que decir la amiga de la rubia, encarnada por Olivia de Havilland. Todo según una obra teatral de James Hagan que se desarrollaba en 1910 y que fue convertida en guión por los hermanos Epstein, que dos años después causarían sensación con Casablanca. El productor asociado es William Cagney, hermano del actor. Dentro de su exclusivo reparto sobresale una risueña Rita Hayworth, después de que Ann Sheridan fuese expulsada del rodaje por un desacuerdo con la Warner. El film obtuvo una nominación al Oscar para la partitura de Heinz Roemheld. El argumento volvería a ser llevado a la pantalla en 1948 en forma de musical como One Sunday Afternoon, de nuevo dirigido por Raoul Walsh.

7/10
Sangre y arena

1941 | Blood and Sand

Juan Gallardo es un maestro del toreo que pronto empieza a acumular éxitos. Tras casarse con su novia de toda la vida, Carmen, Juan empieza a codearse con importantes personalidades y aristócratas, entre los cuales se encuentra Sol, una despanpanante y rica femme fatale con la que inicia una tumultuosa relación que no le trairá más que sufrimiento. Ambientado en el mundo de los toros y con personajes españoles, Rouben Mamoulian rodó este drama en Mexico y con actores norteamericanos, encabezados por el galán Tyrone Power y una bellísima Rita Hayworth. Destaca el precioso technicolor, la música de Alfred Newman y las canciones y saetas de Vicente Gómez. Basada en una novela del español Vicente Blasco Ibáñez, toda la atmósfera es llamativamente española. La película es el drama de un joven nublado por el éxito y la belleza de una pérfida mujer.

6/10
La dama en cuestión

1940 | The Lady in Question

Se trata de la primera vez que aparecen juntos en pantalla una de las parejas más seductoras de Hollywood. La que formaron Rita Hayworth y Glenn Ford. El director Charles Vidor se quedó prendado de la película francesa Gribouille, y enseguida convenció a los ejecutivos de la productora Columbia para que comprasen sus derechos. Esta película es, pues, una nueva versión de aquella película. Una interesante trama en la que Rita Hayworth es Natalie, una mujer que se ve perjudicada por un enredo judicial, pues es acusada de asesinato. La convicción de su inocencia de uno de los miembros del jurado, André, logra la absolución de Natalie. Compadecido de la joven, André ofrece trabajo a la chica en su tienda de bicicletas, pero ella adopta un nombre supuesto, para que su esposa no rehúse. La cosa se complica cuando otro miembro del jurado visita a André en su tienda para convencerle de que se equivocaron en su veredicto. Además, Pierre, el joven hijo de André, está prendado de Natalie, y cree que su padre tiene un lío con ella. Dirigida con sobriedad por Vidor, esta mezcla de drama judicial y comedia, resulta efectiva aún con el paso de los años. Destaca sobre todo el trabajo de Brian Aherne, un actor de carácter que aquí lleva casi todo el peso de la película. Vidor volvería a utilizar a la pareja Hayworth-Ford en Gilda (1946), en la que el segundo, ya sin el aspecto demasiado juvenil de este film, fue duda hasta el último momento, debido a su inactividad tras su participación en la Segunda Guerra Mundial, y en Los amores de Carmen (1948). Posteriormente vuelven a encontrarse en La dama de Trinidad (1952). Adecuada para los admiradores del cine clásico.

6/10
Susana y Dios

1940 | Susan and God

Susana está casada y tiene una hija, pero tras un viaje por Europa, comienza a sentir una ferviente vocación religiosa que le hará abandonar todo aquello que ha construido. Su marido Barrie intentará no perderla. Film dirigido por George Cukor con un buen reparto de actores encabezado por Joan Crawford (Alma en suplicio). La importancia de los compromisos y la crítica al fanatismo exacerbado son los motores de la historia.

5/10
Ángeles sobre Broadway

1940 | Angels Over Broadway

Charles, un contable acusado de malversación, piensa en suicidarse. Pero conoce en un garito a Bill, un gángster de poca monta que le propone una estafa, con ayuda de una bailarina y un escritor borracho.El dramaturgo y guionista Ben Hecht ejerce de codirector en este drama sobre el mundo del juego, de brillantes diálogos e intenciones moralizantes, donde convive el sentimentalismo con una mirada cínica, en la mejor tradición del cine negro.

6/10
The Lone Wolf Spy Hunt

1939 | The Lone Wolf Spy Hunt

Primer film de una serial detectivesco protagonizado por el Lobo Solitario Michael Lanyard, que se ve envuelto con su grupo de ayudantes en un complot antigubernamental relacionado con un arma antiaérea. Lo que le lleva a enfrentarse a cierto mortal enemigo. Se trata sin duda de una serie B, por tanto algo convencional, pero con un trío de actrices bien atractivo, el que componen Ida Lupino, Virginia Weidler y Rita Hayworth. Al héroe le da vida Warren William.

5/10
Sólo los ángeles tienen alas

1939 | Only Angels Have Wings

En un lugar en medio de ninguna parte en los Andes, presta servicio una pequeña línea aérea comercial. Geoff Carter (Cary Grant) está al mando. Y allí, en un pequeño microcosmos, hombres y mujeres se desafían, enamoran, discuten… En concreto, dos féminas se disputan la atención de Geoff: Bonnie, una corista, y Juddy, experta en romper corazones.  Uno de los mejores filmes de Howard Hawks ve la luz en DVD. Nos referimos a Sólo los ángeles tienen alas, ilustrativo de los temas favoritos del director, incluido el recurrente en su cine de la camaradería. Además, una de sus aficiones, que compartía con William Faulkner, era el amor al mundo de la aviación, por lo cual se sintió en el rodaje como pez en el agua. A la vez, se trata de una de las mejores muestras de la capacidad de Hawks para combinar aventuras, romanticismo y comedia. La historia en sí es la mar de sencilla. Jules Furthman escribió el atinado guión, aunque basado en las muchas anécdotas que le proporcionó Hawks, de las que asegura, todas tenían base real. Y funcionaban muy bien las referencias a un hecho vergonzoso en el personaje de Richard Barthelmess. Hawks, conocido por su afición a contar con fanfarrón desenfado anécdotas de rodaje, decía haber ayudado a convertir a Rita Hayworth en estrella (mérito compartido con Harry Cohn, presidente de Columbia). Así, en una escena en que Hayworth debía parecer borracha, al no saber cómo lograr que la actriz lo hiciera bien, ideó una estratagema: “Le dije a Cary Grant, cuando te parezca que la escena se apaga, di simplemente ‘no tienes ni idea de lo que te hablo, ¿verdad?’ y la agarras por el cuello y le echas esto por la cabeza. Se pondrá a gritar o a chillar o algo así, y entonces fundimos, y le pones una toalla por la cabeza…”. Y de este modo, la escena funcionó. Las otras dos estrellas del reparto, ya habían dado antes, en cambio, muestras de su buen hacer: Grant con el propio Hawks, en La fiera de mi niña, y Jean Arthur en varios de los filmes de Frank Capra.

8/10
Contrabando humano

1936 | Human Cargo

Basada en una novela de Kathleen Shepard, el film es un melodrama en el que el director Allan Dwan volvió a contar con los mismos protagonistas de High Tension y Joyas funestas –Brian Donlevy y Claire Trevor–, películas también filmadas en ese mismo año de 1936. Ellos son dos periodistas que, viajando de Los Ángeles a la localidad de Vancouver, se encuentran continuamente en peligro al investigar a distintos personajes del crimen organizado. En un pequeño papel encontramos a una muchacha bastante atractiva, Rita Cansino, en el papel de la explosiva Carmen, actriz después reconocida como la megaestrella Rita Hayworth.

5/10
La nave de Satán

1935 | Dante's Inferno

Últimos tráilers y vídeos