IMG-LOGO

Biografía

Robert Mark Kamen

Robert Mark Kamen

Robert Mark Kamen

Filmografía
Objetivo: Washington D.C.

2019 | Angel Has Fallen

Mike Banning no atraviesa su mejor momento de salud. Casado y con una hija pequeña, debería tomarse un respiro en su trabajo como agente de seguridad del presidente de los Estados Unidos, Allan Trumbull. Pero su sentido de responsabilidad le impide hacerlo. En esa situación, se convertirá en el primer sospechoso de un intento de asesinato del presidente, en el que muere todo el equipo de seguridad excepto él. Con Trumbull en coma y la nación en manos del vicepresidente Kirby, Banning deberá descubrir la verdad de la conspiración mientras es perseguido por las fuerzas del orden. Tercera entrega de las hazañas de Mike Banning, el mejor hombre sobre el terreno en el equipo de seguridad del presidente de los Estados Unidos, un papel que le va al pelo a Gerard Butler y gracias al cual ha conseguido hacerse un hueco entre los mejores actores de acción. Desde luego sigue funcionando en pantalla el personaje creado por Katrin Benedikt y Creighton Rothenberger, el ex militar cuya habilidad en el combate le hace salir airoso de las situaciones más inverosímiles y dejar un reguero de cadáveres a su espalda como si tal cosa. Obviamente, la trama de Objetivo: Washington es muy simple, pero las continuas escenas de acción –con drones, bombas, tiroteos, puñetazos, peleas a cuchillo, etc.– no dejan siquiera darse cuenta de ello, mientras el espectador se pregunta cómo diantres saldrá esta vez Banning del atolladero. El resultado es eminentemente entretenido, correctamente rodado por Ric Roman Waugh (El mensajero), aunque por su falta de novedad quizá no alcance el nivel de la primera entrega. De fondo, hay mención al peligro de ciertos gobernantes estadounidenses que demandan continuamente un estado de guerra, ‘modus vivendi’ que necesitan para sacar su propio beneficio. Entre el reparto, además de Butler destaca la presencia de un barbudo Nick Nolte –cuyo novedoso personaje aporta también un punto de humor– y de Piper Perabo, que sustituye a Radha Mitchell como esposa de Banning.

5/10
El portal del guerrero

2016 | Warrior's Gate

Jack Bronson, un joven americano, es mágicamente transportado a la antigua China, donde tendrá que aprender a convertir sus habilidades con los videojuegos en las de un guerrero de Kung Fu, para rescatar a la bella princesa de las garras de un malvado rey bárbaro.

V3nganza

2015 | Tak3n

Tercera entrega de la saga producida y coescrita por el francés Luc Besson, que se diría la variante gala de La jungla de cristal, acción trepidante más problemática familiar, de nuevo acompañan al protagonista, en antiguo agente secreto Bryan Mills, su ex mujer Lenore y su hija Kim. Ésta ya tiene un noviete formal, y está embarazada, aunque la cosa no entraba en sus planes y no se atreve a decirlo a nadie. Mientras Lenore no acaba de estar contenta con su actual matrimonio y tal vez podría reconciliarse con Bryan. El caso es que unos tipos se cargan a una persona muy querida para Bryan –no diremos quién, por aquello de mantener la sorpresa, aunque tampoco es que importe muchísimo–, y trata de colgarle "el mochuelo" a él, por lo que se convierte en un fugitivo de la justicia, perseguido por un inteligente policía, Franck, aunque no tanto como su presa. La fórmula está ahí, y aunque se intentan variantes como la de no orquestar la trama en torno a un secuestro y trabajar sobre la idea de 'falso culpable', o jugar el partido en casa por así decir –ya no transcurre la acción en París o Estambul, sino en Los Ángeles–, la cosa es más de lo mismo, muchas peleas coreografiadas por Olivier Megaton, que ya dirigió la segunda entrega, un mínimo de intriga, muchos coches volando por los aires, y el clímax en la pista de despegue de un aeropuerto, una fantasmada pero que tiene su punto. Liam Neeson confirma que a los sesenta años puede hacer de héroe de acción, aunque su personaje es bastante básico no está tan amortizado como los clásicos actores del género, Bruce Willis, Sylvester Stallone y compañía deben conformarse con reunirse con los demás amiguetes en pelis como Los mercenarios. Resultan buenos fichajes Forest Whitaker y Dougray Scott, mientras que Famke Janssen y Maggie Grace deben conformarse con hacer lo que pueden con sus personajes.

4/10
Venganza: Conexión Estambul

2012 | Taken 2

Aunque el nivel medio de calidad de las películas producidas por el francés Luc Besson deja que desear, entre todas ellas destaca Venganza, de Pierre Morel. Cuatro años después de aquel film llega a las pantallas Venganza: Conexión Estambul, la inevitable secuela. En Venganza: Conexión Estambul, el agente de la CIA retirado Bryan Mills se ha vuelto más sobreprotector si cabe con su hija, desde que fue secuestrada en París, y que ya está en edad de sacarse el carnet de conducir y se ha echado novio. Mientras, la madre ha cortado con su segundo marido, y se atisban posibilidades de reconciliación con Mills. Durante una estancia de los tres en Estambul, son víctimas de las maquinaciones de Murad, padre del cabecilla de los tipos que retuvieron a la adolescente, y que busca venganza porque Mills le mandó al otro barrio. Toma el relevo como realizador Olivier Megaton, otro de los discípulos de Besson, responsable de Colombiana y Transporter 3. Consigue darle dinamismo al film, y compone eficaces secuencias de acción y persecuciones, que le sacan tajada a la capital de Turquía, poco aprovechada por el cine del mainstream. En Venganza: Conexión Estambul, Besson y su también colaborador habitual Robert Mark Kamen vuelven a formar tándem en el libreto, como en la primera parte. Y aunque esta vez todo se ha vuelto un tanto más previsible, y algunos tramos resultan difíciles de creer salvo que el espectador le ponga empeño (atención al método que utiliza Liam Neeson para que le localice su hija), lo cierto es que los guionistas demuestran inteligencia a la hora de abordar temas como la unidad familiar, y la espiral a la que conduce la venganza y el odio. Repiten los actores principales. Liam Neeson se muestra tan convincente como siempre que le dan carrete, en lugar de relegarle a invitado de lujo de superproducciones estilo Battleship, Ira de titanes o El caballero oscuro: La leyenda renace. Encarna a su esposa otra vez Famke Janssen, que prueba que no debería estar casi olvidada. También realiza un buen trabajo como hija nuevamente la prometedora Maggie Grace, en alza tras sus apariciones en Perdidos y Amanecer (Parte 1).

5/10
Transporter: La serie

2012 | Transporter: The Series | Serie TV

La historia se centra en Frank (Chris Vance), un antiguo militar de operaciones especiales que ahora se dedica a transportar mercancias o personas sin importar lo que diga la ley. Basada en las cintas de acción protagonizadas por Jason Statham.

4/10
Colombiana

2011 | Colombiana

Colombia. Cuando es una niña de nueve años, Cataleya es testigo del asesinato de sus padres a manos de un narcotraficante. Conseguirá llegar a Estados Unidos, donde con los años se convertirá con la ayuda de su tío en una experta asesina. Desde entonces, los asesinos de sus padres serán su objetivo. El productor Luc Besson (especializado en productos de trepidación absoluta, como Transporter, Venganza o Desde París con amor) se hace cargo también de la creación y el guión de este movidito film llamado a convertir a la actriz Zoe Saldana en una estrella de acción. Si hasta el momento se había dejado ver con relativa discreción en Star Trek, Ladrones o metamorfoseada en criatura azul en Avatar, ahora se convierte en omnipresente protagonista de un film apabullante con un personaje que se diría primo hermano de los interpretados a menudo por Jason Statham: una especie de Nikita moderna, asesina implacable, letal, todo furia, determinación, inteligencia y exactitud a la hora de dejar cadáveres a su paso. Por supuesto, el director Olivier Megaton (que ya se asoció con Besson en Transporter 3) realza el lado más sexy de la actriz, enfundándola en ropa muy ligerita o vestidos ajustadísimos y sacando partido a su flexibilidad como si se tratara de una contorsionista. Ni que decir tiene que la película resulta hiperprevisible en su fantasioso planteamiento y aunque no intenta descubrir la pólvora (aunque hace mucho uso de ella), resulta entretenida pues se trata sencillamente de una historia de venganza contra los "malos", con mucha acción, con momentos de total inverosimilitud (como el asesinato en la comisaría) o peleas cuerpo a cuerpo donde la velocidad y el montaje de las imágenes llegan al paroxismo en un intento de hacer creíble la escena. En este sentido, la secuencia más lograda acaba siendo la huida de la niña en los inicios del film, cuando se enfrenta por primera vez cara a cara con el malote de la película, que no es otro que el español Jordi Mollà.

5/10
Transporter 3

2008 | Transporter 3

El francés Luc Besson continúa exprimiendo la franquicia por él creada en 2002, sobre un ex combatiente de operaciones especiales, experto en la lucha cuerpo a cuerpo. Trabaja de transportista, trasladando la mercancía por un precio acordado y confiando en su habilidosa conducción automovilística. Por supuesto, su vida está llena de peligros, porque quienes hacen los encargos no son siempre gente de paz, y también porque a menudo se implica en la "mercancía". En esta tercera entrega, el "paquete" resulta ser Valentina, una joven de buen ver, hija del primer ministro ucraniano. Unos indeseables, liderados por un tal Johnson, utilizan a Frank para poder tener controlada a la joven, con el objetivo de "negociar" con su padre la aceptación de un contrato comercial de funestas consecuencias ecológicas. Pero Frank tiene poca libertad de movimientos: un artefacto colocado en su muñeca le impide alejarse demasiado del coche donde transporta a la chica, si no quiere volar por los aires. Esta vez dirige la película Olivier Megaton (vaya nombrecito tan adecuado) que sustituye así a Louis Leterrier (El increíble Hulk) y a Corey Yuen, responsables de las anteriores entregas. Pero poco importa quién esté detrás de la cámara, porque la historia es más de lo mismo, y la realización es casi lo de menos. Todo se resume en conducción extrema y espectaculares luchas cuerpo a cuerpo, con coreografías de Corey Yuen convenientemente montadas para resultar espectaculares a la vez que imposibles, y poco más. Aclaremos que la esencia de la historia no está precisamente en el guión, y no digamos ya en los diálogos. Aquí sólo importa la pura acción. Jason Statham (Snatch. Cerdos y diamantes) vuelve a ser el inexpresivo e indestructible Frank Martin, un rol creado por Besson exclusivamente para él, mientras que Natalya Rudakova debuta en el cine con el personaje títere de Valentina. Entre los secundarios destacan el malo malísimo Robert Knepper, de rostro archiconocido gracias a su excelente personaje de T-Bag en la serie Prison Break, y el simpático François Berléand (Borrachera de poder), que retoma su personaje de perspicaz inspector de policía, cómico y perplejo.

4/10
Venganza

2008 | Taken

Un espía retirado del servicio se ve obligado a su pesar a volver a la acción cuando, durante un viaje por Europa, su hija es secuestrada en París. Los autores de tan inmundo delito son un grupo de mafiosos albaneses, y no sólo se han limitado a secuestrar a la hija de Bryan –que así se llama el ex espía– sino que además la obligan a prostituirse. Ni que decir tiene que el ex agente especial se jugará el todo por el todo para pararles los pies. Y lo que no saben es que está muy, pero que muy enfadado. El film está dirigido por el francés Pierre Morel, realizador semidesconocido que hasta el momento tan solo ha dirigido Distrito 13, un film de acción trepidante de gran éxito en Francia. Tanto ese film como éste llevan la firma del gurú del cine de acción galo, Luc Besson, que aquí, como suele hacer, ejerce también de productor. Junto a él escribe Robert Mark Kamen, guionista de la saga Transporter. La película apenas presta atención a otra cosa que no sea la pura acción, y ésta ha sido muy bien planificada, especialmente en escenas como la de la persecución en coche por la obra. La trama limita peligrosamente con hechos sórdidos y desagradables, pero en ningún momento se llega al mal gusto. Lo que sí asusta un poco es el bosquejo que se hace del entramado de la trata de blancas y de los métodos que utilizan para llegar hasta las jovencitas. Dan ganas de no salir de casa. En cuanto al reparto, destaca sobremanera un felizmente recuperado Liam Neeson, que aquí es el absoluto protagonista, pues el director narra la película únicamente a través de sus acciones. Su personaje es una máquina del espionaje, el rastreo y la lucha cuerpo a cuerpo y aunque todo en el fondo es un poco fantasioso, la puesta en escena es muy realista y Neeson logra que nos creamos la historia y que empaticemos con él. Le acompañan en pantalla, aunque levemente, la rubita Maggie Grace (Perdidos), que interpreta a la hija, y la bella actriz holandesa Famke Janssen (X-Men), ex mujer de Bryan.

6/10
Bandidas

2006 | Bandidas

El francés Luc Besson escribe y produce un western repleto de elementos humorísticos, protagonizado por Penélope Cruz, a quien ya produjo en la fallida Fanfan la tulipe, y su amiga Salma Hayek, que llevaban algún tiempo queriendo trabajar juntas.  Besson brinda la oportunidad de debutar en el largometraje a dos directores noruegos, los treintañeros Joachim Roenning y Espen Sandberg, que proceden del mundo de la publicidad. El argumento recuerda a algún que otro clásico del western. Tyler Jackson y sus hombres, que supuestamente trabajan para un banco neoyorquino, aterrorizan a los habitantes de Santa Rita, una tranquila localidad mexicana, para obligar a sus habitantes a vender sus tierras por un dólar. María Álvarez, humilde hija de un granjero herido por la banda de Jackson, decide unirse a la malcriada burguesa Sara Sandoval, cuyo padre, director del banco, ha tenido peor suerte y ha sido asesinado. Juntas atracan el banco del padre de Sara, para entregar el dinero a los campesinos extorsionados, al más puro estilo de Robin Hood. Los inexpertos cineastas parecen convencidos de que los gags funcionarán mejor si sus actores gesticulan exageradamente, lo que da al traste con la credibilidad de la película. Tampoco dan con el tono de cine de aventuras clásico que supuestamente pretenden, parten de un guión absolutamente fallido y carecen de presupuesto para rodar secuencias de acción que tengan un mínimo de espectacularidad. En suma, una oportunidad fallida de recuperar el western, único género inventado por el cine.

3/10
Transporter 2

2005 | Transporter 2

Frank Martin es un ex miembro de las Fuerzas Especiales, una máquina de la lucha cuerpo a cuerpo y de otras habilidades peligrosas, que trabaja como transportista. Ahora, sin embargo, su labor se limita a ser chófer de la acaudalada familia Billings. Frank es alguien peculiar, no muy dado a explayarse emocionalmente debido a su profesión, pero el caso es que se ha encariñado con Jack Billings, el niño de seis años al que lleva y recoge del colegio todos los días. Por eso, cuando a alguien se le ocurre secuestrar a su pequeño amigo, Frank promete hacérselo pagar seriamente. Segunda entrega de las aventuras de esta especie de Arnold Schwarzenegger con traje de chaqueta y corbata. Las coreografías de las peleas son llamativas y el joven director Louis Leterrier (Transporter, Danny the Dog) demuestra que ha asimilado todas las lecciones de su maestro Luc Besson, productor hasta el momento de todas sus películas. Eso sí, Leterrier riza un poquito el rizo en alguna escena (la del camión, por ejemplo), en la que la verosimilitud se revela como la última de sus prioridades. El estólido Jason Statham (Snatch. Cerdos y diamantes) se muestra convincente con su pétreo personaje, Amber Valletta (Hitch) pone la nota de belleza y la debutante Kate Nauta expone su perfil más sangriento y exótico.

4/10
Transporter

2002 | Le transporteur

En un lugar del litoral francés, Frank Martin, ex soldado de operaciones especiales, sobrevive con una insólita ocupación. Especialmente entrenado para la conducción, maneja el volante para transportar mercancías de la mafia, o para esquivar a la policía durante un atraco. Un día escucha ruidos en el maletero, y rompe una regla: abrir el paquete que debe entregar. Se trata de una mujer amordazada, a la que procura ayudar. El cineasta galo Luc Besson continúa empeñado en rodar producciones de acción europeas que no tengan nada que envidiar a las estadounidenses. En esta ocasión, el reputado director de Juana de Arco ejerce como guionista y productor ejecutivo, y ha delegado la realización en uno de sus colaboradores habituales, el coreógrafo Corey Yuen.

5/10
El beso del dragón

2001 | Kiss of the Dragon

El beso de la muerte, suavizado paradójicamente en este film como “beso del dragón”, es una técnica de artes marciales bastante letal, una de las muchas que el experto en mamporros Jet Li practica con los ojos cerrados. Entre patada y patada, el chico tiene tiempo para idear argumentos, y así, imaginó la historia de un policía chino perdido en un país hostil. No es muy original pero, ¿a quién le importa si sirve como excusa para una buena sucesión de coreografías de acción? Eso debió pensar el francés Luc Besson (El quinto elemento), que coescribió un guión a partir de esta premisa: Liu Jian es un agente del gobierno chino que, tras ser traicionado en París, es acusado falsamente de asesinato e intenta demostrar su inocencia. Besson se portó como un señor con Li, pues se convirtió en productor ejecutivo, buscó como compañera de reparto a Bridget Fonda (protagonista de la versión americana de Nikita) y designó como director a su compatriota Chris Nahon, autor de anuncios televisivos.

5/10
El quinto elemento

1997 | The Fifth Element

Luc Besson dirige esta historia de ciencia ficción, que nos narra la búsqueda del quinto elemento, que junto con la tierra, el aire, el agua y el fuego, componen el motor del universo. A cargo de esta tarea, están: un desaliñado taxista del siglo XXIII (Bruce Willis), una atractiva enviada celestial (Milla Jovovich), y un curioso monje (Ian Holm). Para lograr sus fines, han de oponerse a un malvado e histérico villano, (Gary Oldman), dispuesto a todo para evitar la unión de los cinco elementos y asi dominar a la humanidad. Espléndido relato de ciencia ficción, que combina acertadamente acción, efectos especiales, y, en algunas ocasiones, una sutil ironía de los tópicos del género. Destaca el diseño visual del film, inspirado en los comics de Moebius y Jean Claude Mézières, este último creador del personaje de Valerian. Así, sobresale una cuidadosa recreación de las calles y modo de vida de una futurista ciudad de Nueva York.

5/10
Un paseo por las nubes

1995 | A Walk In The Clouds

La II Guerra Mundial ha terminado. Un soldado conoce a una joven embarazada y, todo galante, se hace pasar por su marido ante su familia viticultora. El film fue la aventura en Hollywood de Aitana Sánchez-Gijón.

6/10
Arma letal 3

1992 | Lethal Weapon 3

Tercera entrega de las desventuras de dos policías muy diferentes. Riggs (Mel Gibson) va a tener ocasión de conocer a una chica policía casi tan alocada y amante de la acción como él: Lorna Cole, a la que insufla carisma y encanto Rene Russo. Habrá naturalmente idilio, aunque Riggs siga amando y añorando a su querida esposa fallecida. Se añadieron efectos especiales espectaculares, como el derribo completo de un edificio de un montón de plantas (se aprovechó que ese edificio debía ser derruído). El film recaudó todavia más que sus predecesoras. Al igual que sus anteriores, vuelve a dirigir, Richard Donner.

6/10
Gladiator (1992)

1992 | Gladiator

El mundo del hampa y el boxeo se dan cita en esta espléndida e intensa película dramática. Tommy (James Marshall) es el único chico blanco en un lugar donde no existen las reglas y donde la vida a menudo está en juego. El joven está obligado a pelear en el ring para honrar el nombre de su padre y poder liquidar todas sus deudas. Para ello, tendrá que enfrentarse en el cuadrilatero con Lincoln (Cuba Gooding Jr.), su mejor amigo, el cual busca en sus puños el único medio para salir del guetto para siempre. Entre los dos aparecerá también el siniestro poder de la mafia, dueña del lugar. La película muestra algunos valores humanos como la amistad y la valentía. Rowdy Herrington rueda con pericia este intenso drama donde sobresale el veterano actor Brian Dennehy y Cuba Gooding Jr., Oscar al Mejor Actor Secundario por la película Jerry Maguire.

5/10
La fuerza de uno

1992 | The Power of One

El apartheid en Sudáfrica se ha convertido casi en un subgénero, con representantes ilustres como Grita libertad, de Richard Attenborough; Un mundo aparte, de Chris Menges; y Una árida estación blanca, de Euzhan Palcy. En ellos, se abordaba la evolución de la amistad entre una familia blanca y otra negra, una vez que la primera conoce las terribles vejaciones que sufre la segunda. John G. Avildsen (Rocky, Karate Kid), ha elegido un enfoque distinto a partir de la novela de Bryce Courtenay "La potencia de uno". El film retrata la vida de un muchacho inglés en la Sudáfrica de los años 30, desde su nacimiento hasta la mayoría de edad. Se muestra así un aspecto poco conocido de la vida de este país: la curiosa segregación existente dentro de los propios blancos, entre los afrikaners –descendientes de franceses, holandeses y alemanes, que constituyen la clase dirigente– y los ingleses. La vida de P.K., huérfano desde los 7 años, no es fácil. Sin complacencias, y hasta con cierta crudeza en el tratamiento de la violencia, Avildsen fija su atención en las desgracias que le acaecen y en los amigos que le ayudan a sobrellevarlas. Para ello imprime al relato un tono dickensiano, donde se asoman diversos personajes: el hechicero que ayuda a P.K. a encontrar el valor; un alemán (Armin Mueller-Stahl) muy alejado de las ideas nazis en que se mueven los compañeros de internado; un negro (Morgan Freeman) que le enseña a boxear; el director de su college (John Gielgud); y María, su primer amor. Tampoco faltan los villanos, aunque sus rasgos están más desdibujados. En ese contexto bien definido se hace un canto a lo que da título al film: la fuerza de uno, que admite dos lecturas igualmente atractivas. La actitud decidida de una sola persona puede hacer mucho por los demás. Y la unidad de un grupo de personas en torno a un ideal que vale la pena –la integración racial– da la fuerza para sacarlo adelante. Destacan los muchachos que interpretan al protagonista en tres etapas de su vida –Brendan Deary, Guy Witcher, Stephen Dorff–, así como el magnífico elenco de actores secundarios. Estupenda la fotografía de Dean Semler y la música de Hans Zimmer, inspirada en temas africanos. El film tiene momentos intensos –escenas en el internado, el concierto en el campo de prisioneros–; sin embargo, se echa en falta una mayor coherencia interna –ciertas lagunas, brusquedad del final–, que de haberse cuidado podía haber convertido esta apreciable película en excelente.

6/10
Karate Kid III

1989 | The Karate Kid. Part III

El joven Daniel Larusso (Ralph Macchio), apodado Karate Kid, fue el flamante ganador de un torneo de karate, donde tuvo que enfrentarse al peligroso discípulo de Kreese. Entremedias, realizó un viaje a Japón acompañando a su maestro Miyaggi (Pat Morita). Allí conoció el amor y vivió de cerca la muerte. Ahora Kreese, que guarda deseos de venganza por la humillación que sufrió, le tiende una trampa. Kreese consigue que Daniel acepte defender su título de campeón de karate. Cuando le plantea su decisión a Miyaggi, tienen una fuerte discusión. Daniel ha ido contra las enseñanzas tradicionales de Miyaggi, que dicen que los conocimientos de karate nunca deben utilizarse para el lucimiento personal o para someter a los demás, sino para defender el honor y la justicia. Daniel decide buscarse otro entrenador, que resulta ser un violento y trata de borrarle las enseñanzas de Miyaggi. Por fin, Daniel comprende que ha traicionado a Miyaggi y vuelve con él. Pero el combate es inevitable. Se trata de la tercera parte de esta conocida saga, de gran éxito entre el público adolescente. Es una forma distinta de enfocar las películas de artes marciales. Los problemas y los sentimientos del protagonista tienen un lugar importante en el argumento. Tiene eficaces escenas de lucha, en las que cualquier aficionado puede verse identificado.

4/10
Karate Kid II

1986 | The Karate Kid. Part II.

Daniel Karate Kid (Ralph Macchio) ya es un virtuoso luchador que sigue los consejos de su maestro Miyaggi (Pat Morita). Nunca utiliza sus conocimientos de karate por lucimiento personal, sino por una causa justa e inevitable. Miyaggi está triste porque le llega la noticia de que su padre está muy enfermo. Convence a Daniel para que le acompañe a Japón, con el fin de ver a su padre antes de que muera. Pero una vez allí, las complicaciones buscan a Daniel. Un grupo de malvados está sembrando el pánico, utilizando las técnicas de lucha para extorsionar a los desfavorecidos. Daniel no puede quedarse de brazos cruzados ante esta injusticia, y decide enfrentarse a ellos con la ayuda de su maestro. A la vez, conoce a una bonita chica del país, y enseguida queda prendado de ella. Pronto Daniel se da cuenta de que la situación en la que está involucrado no es una competición, sino una lucha a vida o muerte. Segunda parte de la conocida saga. La primera tuvo un gran éxito entre el público adolescente, y significó una forma distinta y cercana de ver las películas de artes marciales. Es entretenida de principio a fin. Cuenta con emocionantes escenas de acción y lucha, en las que se tiene en cuenta el honor y la justicia de los luchadores.

4/10
Karate Kid

1984 | The Karate Kid

Primera entrega de lo que, debido a su éxito, constituiría después una larga saga. Nos narra las aventuras de Daniel, un muchacho recién llegado a la ciudad de los Angeles, que pronto se ve envuelto en problemas a causa de "los Cobras", una terrible pandilla de jóvenes luchadores de karate que la toma con él por salir con la antigua novia del líder de la cuadrilla. Daniel deberá recurrir al viejo maestro Miyagi, un conocedor de todas las artes marciales así como un consumado filósofo. Él le entrenará, aconsejará y ayudará para su enfrentamiento con los terribles "Cobras." Entretenido film de aventuras y luchas de artes marciales, impregnado de filosofía y sabiduría oriental, dirigido por John G. Avildsen (Rocky), y protagonizado por Ralph Macchio y Pat Morita, a quienes acompaña una jovencita Elisabeth Shue.

6/10
Capturado

1982 | Split Image

Un joven universitario con un futuro brillante, es introducido a través de una atractiva joven en una secta religiosa para nuevas generaciones. Allí, le lavan el cerebro hasta hacerle pensar que ha malgastado su vida. Sus padres, desesperados, contratan a un criminal para que secuestre a su hijo y le devuelva su personalidad. 

5/10
Taps (Más allá del honor)

1981 | Taps

Un grupo de jóvenes cadetes se atrincheran ante los planes de cierre de su escuela militar, dispuestos a defender su posición, con la fuerza si es preciso. El general que dirige la escuela trata de contener la rebelión, pero los chicos le toman como rehén. Intenso film, con reparto juvenil de futuras estrellas. Se trata de un sorprendente drama, dpmde el veterano George C. Scott le dio la alternativa al debutante Sean Penn, pero también a Tom Cruise. 

5/10
Transporter Legacy

2015 | The Transporter Refueled

Camille Delamarre (Brick Mansions) ofrece en su segunda película como director este reboot de la franquicia creada por el francés Luc Besson, que contaba ya con tres entregas. Lo más llamativo es que el protagonista ha dejado de estar interpretado por el estólido Jason Statham y ha sido sustituido por el aún menos expresivo Ed Skrein (Ill Manors). Curiosamente no es la primera vez que Dellamarre trabaja con el personaje de Frank Martin, ya que también ha sido director de segunda unidad en numerosos episodios de la serie del mismo título protagonizada por el convincente Chris Vance. Frank Martin es requerido por una mujer para hacer un trabajito. A pesar de que la clienta cambia las reglas, Frank se verá obligado a seguir su juego al saber que su padre ha sido secuestrado y que morirá si no cumple con su parte del plan. Pronto se da cuenta de que él y su padre han sido invitados a una trama de venganza por parte de cuatro jovencitas de buen ver que desean desvalijar las cuentas de los tres mafiosos que las han utilizado como esclavas sexuales durante años. Los problemas de Transporter Legacy son muchos. El más importante es que el guión es de una planicie supina, sólo ofrece acción y esa ni siquiera sorprende (aunque sea inverosímil hasta el tebeo), pero además la sorna de otras entregas prácticamente desaparece. Se intenta, es cierto, mantener cierto tono de humor, pero los gags no funcionan, llegan poco por culpa de la sosería de Ed Skrein, un actor que contra pronóstico acaba por hacer bueno el trabajo de Statham. El film tiene en su contra además que se esfuma la complicidad del protagonista con la policía –ese simpático personaje de François Berléand ofrecía en anteriores películas humor, dinamismo, variedad ante tanta acción–, aunque sí se gana algo de frescura en la trama con la introducción de Frank Martin Sr., padre del ex agente de las fuerzas armadas, aquí interpretado por Ray Stevenson. También funciona el papel de la chica de turno, gracias a que está interpretada con correcta chulería por una actriz que promete, Loan Chabanol.

3/10
The Karate Kid

2010 | The Karate Kid

Remake de la película de 1984 Karate Kid, que obtuvo un impresionante éxito y conoció dos secuelas. Aquí asume el mando la familia Smith, con el matrimonio Will Smith y Jada Pinkett Smith como productores y con el protagonismo de la película por parte de su hijo Jaden Smith, de tan sólo 12 años, y que ya había hecho sus pinitos interpretativos en los filmes En busca de la felicidad y Ultimátum a la Tierra. Sherry Parker y su hijo Dre abandonan Detroit y se van a vivir a China. Asimilar el cambio es complicado, sobre todo para Dre, pues en el país asiático todo es nuevo, empezando por el idioma. Él es un chico despierto y simpático, que muestra su desparpajo y chulería con cierta ingenuidad y la visión caprichosa de un chaval sin complejos. Pero pronto se dará de bruces con la realidad, cuando reciba una brutal paliza de otro niño que domina las artes marciales. Para colmo, el abusón resulta estar en su mismo colegio y, aunque también conoce a una chica encantadora que le hace tilín, su estancia en el centro empieza convertirse en un martirio causado por el "bullying" que le provocan los matones. Pero un día, cuando está recibiendo otra paliza, recibe la ayuda inesperada del señor Han, un hombre de pocas palabras que trabaja como encargado del mantenimiento del edificio donde viven Dre y su madre. El film se distancia muy poco del original. Tiene lugar en China, el protagonista es unos años más joven, el kárate es sustituido por el kung fu, el señor Miyagi pasa a llamarse Han y la célebre frase "dar cera, pulir cera" se convierte más o menos en "recoge la chaqueta, cuelga la chaqueta". Pero esos son, "grosso modo", los detalles nuevos veintiséis años después. Porque tanto el guionista Christopher Murphey, como el director Harald Zwart mantienen idéntico el espíritu que anima la trama, una historia de superación personal que es mucho más que ganar un combate de artes marciales: el enfrentamiento pasa a ser una batalla con uno mismo, en el que el niño se hace adulto enfrentándose a sus miedos, superando los fracasos, levantándose una y otra vez, evitando el odio y conservando la dignidad. El director logra ofrecer este variado ramillete de valores y los entrega con emotividad (y muy “a la americana”), si bien es cierto que la película se hace un poco larga, pues a Zwart le cuesta meterse en faena y demora demasiado la presentación del núcleo de la historia. En cuanto al reparto, Jackie Chan es una elección perfecta para interpretar el señor Han, un hombre humilde y sabio, que no acaba de superar un pasado traumático, mientras que el chaval Jaden Smith hace creíble su evolución gracias a su gran naturalidad para transmitir emociones.

5/10
Transporter 3

2008 | Transporter 3

El francés Luc Besson continúa exprimiendo la franquicia por él creada en 2002, sobre un ex combatiente de operaciones especiales, experto en la lucha cuerpo a cuerpo. Trabaja de transportista, trasladando la mercancía por un precio acordado y confiando en su habilidosa conducción automovilística. Por supuesto, su vida está llena de peligros, porque quienes hacen los encargos no son siempre gente de paz, y también porque a menudo se implica en la "mercancía". En esta tercera entrega, el "paquete" resulta ser Valentina, una joven de buen ver, hija del primer ministro ucraniano. Unos indeseables, liderados por un tal Johnson, utilizan a Frank para poder tener controlada a la joven, con el objetivo de "negociar" con su padre la aceptación de un contrato comercial de funestas consecuencias ecológicas. Pero Frank tiene poca libertad de movimientos: un artefacto colocado en su muñeca le impide alejarse demasiado del coche donde transporta a la chica, si no quiere volar por los aires. Esta vez dirige la película Olivier Megaton (vaya nombrecito tan adecuado) que sustituye así a Louis Leterrier (El increíble Hulk) y a Corey Yuen, responsables de las anteriores entregas. Pero poco importa quién esté detrás de la cámara, porque la historia es más de lo mismo, y la realización es casi lo de menos. Todo se resume en conducción extrema y espectaculares luchas cuerpo a cuerpo, con coreografías de Corey Yuen convenientemente montadas para resultar espectaculares a la vez que imposibles, y poco más. Aclaremos que la esencia de la historia no está precisamente en el guión, y no digamos ya en los diálogos. Aquí sólo importa la pura acción. Jason Statham (Snatch. Cerdos y diamantes) vuelve a ser el inexpresivo e indestructible Frank Martin, un rol creado por Besson exclusivamente para él, mientras que Natalya Rudakova debuta en el cine con el personaje títere de Valentina. Entre los secundarios destacan el malo malísimo Robert Knepper, de rostro archiconocido gracias a su excelente personaje de T-Bag en la serie Prison Break, y el simpático François Berléand (Borrachera de poder), que retoma su personaje de perspicaz inspector de policía, cómico y perplejo.

4/10
Transporter 2

2005 | Transporter 2

Frank Martin es un ex miembro de las Fuerzas Especiales, una máquina de la lucha cuerpo a cuerpo y de otras habilidades peligrosas, que trabaja como transportista. Ahora, sin embargo, su labor se limita a ser chófer de la acaudalada familia Billings. Frank es alguien peculiar, no muy dado a explayarse emocionalmente debido a su profesión, pero el caso es que se ha encariñado con Jack Billings, el niño de seis años al que lleva y recoge del colegio todos los días. Por eso, cuando a alguien se le ocurre secuestrar a su pequeño amigo, Frank promete hacérselo pagar seriamente. Segunda entrega de las aventuras de esta especie de Arnold Schwarzenegger con traje de chaqueta y corbata. Las coreografías de las peleas son llamativas y el joven director Louis Leterrier (Transporter, Danny the Dog) demuestra que ha asimilado todas las lecciones de su maestro Luc Besson, productor hasta el momento de todas sus películas. Eso sí, Leterrier riza un poquito el rizo en alguna escena (la del camión, por ejemplo), en la que la verosimilitud se revela como la última de sus prioridades. El estólido Jason Statham (Snatch. Cerdos y diamantes) se muestra convincente con su pétreo personaje, Amber Valletta (Hitch) pone la nota de belleza y la debutante Kate Nauta expone su perfil más sangriento y exótico.

4/10
El nuevo Karate Kid

1994 | The Next Karate Kid

Nueva entrega de la saga, que presenta la novedad de que en esta ocasión el "viejo maestro" versado en toda clase de artes marciales tiene como discípula a una jovencita. Exceptuando este detalle, el film es más de lo mismo. Kárate, luchas, el proceso de aprendizaje, la paciencia del maestro, el tesón de la alumna... En definitiva, un producto entretenido, sobre todo para los incondicionales de la serie y las artes marciales. Pat Morita vuelve a encarnar de nuevo al anciano profesor de Karate, y Hilary Swank (Boys Don't Cry, Million Dollar Baby ) da vida a la sufrida alumna. La película está dirigida por Christopher Cain.

4/10

Últimos tráilers y vídeos