IMG-LOGO

Biografía

Steve Toussaint

Steve Toussaint

Steve Toussaint

Filmografía
Tutankamón

2015 | Tut | Serie TV

Serie televisiva de tres episodios que imagina una trama palaciega en el Egipto de los faraones, en el siglo XVI a.C., más exactamente sobre las intrigas que sufre el joven Tutankamón (Avan Jogia) y su lucha por controlar a los enemigos del reino, los Mittani, y hacerse con el poder y la confianza de su pueblo. Cuidada producción que cuenta con la presencia del actor Ben Kingsley, en el papel del ladino visir que aconseja al joven faraón. La ambientación es eficaz, pese a las claras limitaciones del presupuesto, visible sobre todo en los decorados y el vestuario. Aún así el guión resulta entretenido, las batallas están bien filmadas y sabe trasladar bien la intriga y las dudas y nobles aspiraciones del joven protagonista.

5/10
Line of Duty (2ª temporada)

2014 | Line of Duty | Serie TV

Segunda temporada de la popular serie policíaca de la BBC, sobre la AC-12, la unidad anticorrupción que investiga posibles casos de agentes que no cumplen con su deber. En esta ocasión todo arranca con la emboscada sufrida por la noche por un convoy policial que transportaba a un testigo protegido cuya identidad es desconocida. Sólo sobrevive este testigo, que en un estado lamentable y con graves quemaduras, permanece en la UCI, y la inspectora Lindsay Denton. Entre los agentes fallecidos se encuentra una mujer con cuyo esposo la detective Kate Fleming tenía una aventura. Ella y Steve Arnott, bajo las órdenes del superintendente Ted Hastings, lideran una investigación por si alguien desde dentro proporcionó datos sobre el traslado, faciltando el ataque. Y no dejan de chocar con los egos de la policía criminal que también investiga los hechos. A su equipo se sumará Dot, que estaba en el grupo en que se infiltró Kate tiempo atrás para investigar un caso de corrupción; quien podría tener razones para entorpecer los avances en el caso, pues él mismo es un agente corrupto que facilitó en el pasado que un capo de las drogas se fuera de rositas, facilitándole un modo de cooperar con la justicia que en realidad era un bote de humo. De nuevo Jed Mercurio, creador de la serie, da muestras de una gran habilidad a la hora de desarrollar una trama compleja, con muchísimos vericuetos, que sirven para desarrollar a los personajes y mostrar su humanidad, pues pueden ser buenos policías, pero en su vida privada pueden ser unos ligones –el caso de Steve–, vivir una relación adúltera engañando a una amiga –Kate–, o entramparse con una deuda sin advertirlo a la mujer –Ted, que trata de reconciliarse con ella, aunque no lo tiene nada fácil–. En esta ocasión se juega además la carta de la ambigüedad de varios personajes, sobre todo la inspectora Denton, que sufre todo tipo de vejaciones, y sobre la que siempre planea la duda de si es una víctima o una artera manipuladora; también en el caso del adjunto al jefe de policía, Michael Dryden, asoma la sorpresa. No faltan los momentos trepidantes y de gran tensión, y también algunos pasajes de tortura bastante desagradables. El reparto, tanto el ya conocido –Martin Compston, Vicky McClure, Adrian Dunbar, Craig Parkinson–, como las incorporaciones –sobre todo Keeley Hawes–, demuestran un gran talento interpretativo, y se hacen perfectamente a sus personajes.

7/10
Prince of Persia: las arenas del tiempo

2010 | Prince of Persia: The Sands of Time

Feliz adaptación del popular videojuego del mismo nombre, desarrrollado en 1989 por Jordan Mechner, el cual también ha ideado ahora la historia del film. Sin ser una maravilla, el resultado es muy superior a otras lamentables adaptaciones de las consolas, como Doom, Max Payne o Hitman, por nombrar sólo los fiascos más sonados. Aquí, la función está dirigida por un director de cierto peso, Mike Newell (Harry Potter y el Cáliz de fuego), lo cual se nota sobre todo porque da prioridad a la historia, aventurera y romántica, por encima de los inevitables efectos especiales. Cuando era un chavalín despierto, valiente y temerario, el pequeño Dastan (Jake Gyllenhaal) fue recogido por el noble rey de Persia y llevado a palacio, en donde fue criado como uno de sus propios hijos. Con el tiempo creció y demostró su valor y destreza en la guerra, aptitudes que comparte con sus hermanos Tus y Garsiv. La familia real –compuesta por el rey Sharaman, su hermano Nizam, y los tres príncipes– forma una unidad muy compacta, pero su cohesión va a ser puesta a prueba cuando tras la llegada de unos informes sobre tráfico de armas, se decide invadir la ciudad sagrada de Alamut, regentada por la bellísima princesa Tamina (Gemma Arterton). Pero cuando el ejército persa celebra la victoria, el rey muere asesinado, y todo apunta a que el responsable es el príncipe Dastan. Película de aventuras de toda la vida, para verla con palomitas y regresar a los sueños de infancia, con castillos y fortalezas, princesas y príncipes, malvados oscuros y traiciones perversas, duelos con espadas y persecuciones malabares, magia y hechicería, tesoros y pasadizos secretos. El film bebe de los aires clásicos de los relatos de "Las mil y una noches" y también de la atmósfera y la puesta en escena de otras aventuras exóticas, no exentas de humor, al estilo de La momia. Y aunque la simpleza de algún diálogo incita a la risa y la historia es tan previsible como uno puede imaginar, el film gana enteros gracias a la labor del equipo de guionistas formado por Boaz Yakin (Titanes. Hicieron historia) y los socios Carlo Bernard y Doug Miro (responsables de El gran rescate y Presencias extrañas). Todos ellos se las arreglan para entregar un variado grupo de personajes bien definidos, cuidados con esmero, y que cuentan con minutos suficientes como para no ser simples comparsas, especialmente la princesa interpretada por Gemma Arterton o el simpático y característico sinvergüenza encarnado por un excelente Alfred Molina. En honor a la verdad, el film se desinfla hacia el final, cuando abusa de la fantasía y de unos efectos especiales de feria, efectistas y ridículos, y la trama se deja llevar demasiado por las zarandajas místicas y esa cansina moda olímpica de hablar de los dioses. Menos mal que gran parte del film obvia todo esto y se centra en ofrecer acción a raudales, diálogos humorísticos, ritmo modélico, escenarios variados, amor y sacrificio, y en fin, todo eso que ha de tener una película de aventuras para no aburrir.

6/10
El vuelo de la ira

2007 | Flight of Fury

John Sands es un experto agente de las Fuerzas Aéreas norteamericas que es encarcelado injustamente por su propia agencia debido a la información privilegiada que tiene procedentes de diferentes misiones. Tras escapar recibirá una oferta: podrá permanecer en libertad si recupera el bombardero Stealth, que ha sido robado con fines terroristas. Película de acción sin mucha cordura, que sirve únicamente como vehículo de lucimiento del incombustible Steven Seagal, quien también es coautor del guión.

3/10
Disparando a perros

2005 | Shooting Dogs

El escocés Michael Caton-Jones es un director eficaz, que tiene en su haber títulos más o menos correctos, como Memphis Belle, Condenado, Chacal (1997) y sobre todo Vida de este chico. Es cierto que dirigió la nefasta Instinto básico 2. Adicción al riesgo, pero el año anterior había hecho con capital británico este valioso drama, que si no ha tenido una mayor repercusión es por una razón concreta: que repite el tema del genocidio ruandés de Hotel Rwanda, un film con el que comparte muchos elementos. El contexto histórico es el mismo, la sangrienta guerra civil iniciada en 1994 por las facciones más radicales de la minoría hutu, que tras asesinar al presidente del país inició el genocidio de la etnia tutsi. Como en el film de Terry George, esta película se desarrolla en Kigali, en el momento de mayor locura, cuando un grupo de tutsis, ciudadanos extranjeros y soldados de la ONU se refugian en unas instalaciones. Aquí los protagonistas no acuden a un hotel, sino que intentan sobrevivir en una escuela que llevan misioneros católicos. Otro punto en común, es que ambos trabajos se basan en personajes reales. Esta vez, el personaje más importante es Christopher, un sacerdote franciscano inspirado en el misionero bosnio Vjeko Curic, uno de los dos curas no africanos que permanecieron en el país durante la matanza. En el guión ha participado David Belton, reportero que cubrió la guerra para BBC, y que quedó deslumbrado por la figura de Curic. A él le debe la vida, pues el párroco convenció a unos milicianos borrachos, que le detuvieron en la carretera, para que no le asesinaran. Belton es también uno de los productores del film. Christopher –el alter ego de Curic– se describe a través de los ojos de Joe, un joven maestro recién llegado a la escuela, que promete a Marie, una alumna brillante, que las fuerzas de la ONU les protegerán. Sin embargo, éstas parecen no hacer nada... El film describe minuciosamente el conflicto, una de las mayores tragedias de finales del siglo XX. Caton-Jones no oculta que fue un genocidio particularmente sangriento, marcado por los feroces machetazos que asestaban los hutus a sus víctimas, pero muestra las secuencias violentas con elegancia y contención. Critica la pasividad de la ONU y de la comunidad internacional, al tiempo que describe de forma minuciosa y exalta la fe del párroco protagonista, como factor que da sentido a sus valiosos sacrificios, un rayo de luz y de esperanza en un momento de máxima convulsión. El veterano actor John Hurt aprovecha sobradamente el atractivo del personaje, y entrega uno de sus mejores trabajos de los últimos tiempos.

6/10

Últimos tráilers y vídeos