Decine21
Caos calmo
6 /10 decine21

Caos calmo

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
6 /10 decine21

Crítica Caos calmo (2008)

Tras la muerte de su esposa

Tras la muerte de su esposa

Pietro y Carlo son dos hermanos en torno a los cuarenta, que un día en la playa se lanzan al mar para salvar a dos mujeres de morir ahogadas. A su vuelta a casa, el mayor de ellos, Pietro, se encuentra con la noticia traumática de que su mujer se ha caído por la ventana y ha muerto. Cruel ironía del destino: una vida se salva y otra se pierde. Pietro queda solo con su hija Claudia, pero su estado en días posteriores es extrañamente tranquilo, no ha explotado a llorar y el dolor parece no aflorar como se supondría. Sin embargo, los hábitos de Pietro sí cambian, pues tras llevar a su hija al colegio decide quedarse cada día en el jardín de enfrente, viendo pasar las horas, esperando el fin de la jornada. Allí hace su vida y le irán a ver sus compañeros de trabajo –en plena crisis por una fusión empresarial–, que le pedirán consejos y le hablarán de sus crisis, y también recibirá otras visitas: la cuñada, la chica del perro, el hermano, etc.

Calma caótica, caótica calma, caos calmo. Qué más da. El film muestra cómo el shock que recibe el protagonista le sitúa en otro plano de la realidad, y las cosas que antaño importaban parecen ahora no tener sentido. La escala de valores cambia radicalmente. Ésa es la idea que anima este drama basado en una novela de éxito de Sandro Veronesi y que sabe transmitir con eficacia el director Antonio Luigi Grimaldi, hasta ahora especializado casi prácticamente en series televisivas. Ese estado externo de dominio y serenidad que se apodera de Pietro –apenas roto en alguna ocasión– es captada por los demás personajes, que contrariamente a lo que pudiera ser lógico, son los que acuden a él y le hacen confidencias, charlan, discuten y se abrazan. Estamos ante un film con gran profusión de diálogos, exteriores e interiores, rodado con elegancia y sobriedad, y en muy pocas localizaciones.

Hay muy buenos sentimientos en el film, encarnados sobre todo en el protagonista, pero también se desprende de la historia una visión limitada del ser humano, incapaz de acudir a la trascendencia, como no sea por motivo de chanza. En este sentido, el film es muy 'italiano' y recuerda mucho a la excelente La habitación del hijo, en la que también el protagonista, interpretado de nuevo por Nanni Moretti, debía de enfrentarse a una dolorosa e inesperada muerte familiar, sin asomo de esperanza. Aquí, de todas maneras, el conjunto es más amable y menos triste, pues hay muchos momentos de sentida humanidad que endulzan la situación –la complicidad con la hija, la alocada hermana, el encuentro con Yolanda, el tierno juego con el niño con síndrome de Down, la relación con el hermano, etc.–, e incluso hay cabida para algunos contrapuntos tragicómicos. En este contexto, no se entiende mucho la explícita escena del desahogo sexual, metida con calzador y que rompe completamente con toda la línea narrativa anterior. Entre el reparto destacan Valeria Golino y la chiquita Blu Di Martino. Aunque todo el peso recae lógicamente en Nanni Moretti, quien compone a un Pietro perfecto y conmovedor. Se ve que ese estado de perpetua calma insatisfecha, de impaciencia serena ante lo incomprensible de la vida, es una tipología de persona que le va al cineasta, pues está presente en muchos personajes de sus películas, como en Caro Diario o Abril. Por último, hay que destacar la bella banda sonora, repleta de canciones perfectamente escogidas.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Últimos tráilers oficiales