saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Dos madres perfectas

Dos madres perfectas

Two Mothers

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

Dos madres perfectas

Una historia que mezcla el amor, la lujuria y el poder de la amistad, trazando las relaciones pasionales de Liz y Roz, dos amigas de la infancia que se enamoran cada una del hijo de la otra.

Crítica decine21.com

estrella
3
Amigas para siempre
Amigas para siempre

Adaptación de la primera de las novelas cortas que componen "Las abuelas", el texto de la premio Nobel ya fallecida Doris Lessing, que se distingue por no haber tenido demasiada suerte hasta el momento con las traslaciones de sus obras a la pantalla. Dirige Dos madres perfectas la francesa Anne Fontaine, autora de varios filmes con ideas interesantes pero que no acaban de funcionar, como Coco, de la rebeldía a la leyenda de Chanel o Nathalie X.

Dos madres perfectas tiene como personajes centrales a Lil y Roz, amigas desde la infancia con sendos hijos de la misma edad. Mientras que la primera de ellas es viuda, la otra está casada con un profesor universitario al que ofrecen un buen puesto en la lejana Sidney. Cuando éste último se ausenta, ambas mujeres inician al mismo tiempo una relación, cada una con el hijo de la otra.

Repite la temática habitual en la filmografía de la directora, las mujeres que desafían a la sociedad. Ésta se esfuerza con rodar con relativa elegancia una historia sórdida que plantea una doble relación semincestuosa. Además, logra que su folletinesco punto de partida no resulte tan ridículo como podía haber sido.

Pero por lo demás, todo resulta fallido en Dos madres perfectas. Aunque cuenta como protagonistas con dos actrices de excepción, Naomi Watts y Robin Wright, ninguna de ellas logra que su personaje resulte mínimamente creíble, por culpa sobre todo de un guión plúmbeo, que además, dicho sea de paso, cuenta con unos diálogos demasiado explicativos, que resultan pedantes en diversas ocasiones.

Peor es el trabajo que realizan los dos jóvenes que encarnan a sus retoños, James Frecheville y Xavier Samuel, de los que la directora explota su buena presencia ante las cámaras, pero que no parecen haber recibido indicaciones de ningún tipo, hasta el punto de que realizan una interpretación insulsa, a pesar de que el primero hizo un trabajo encomiable en Animal Kingdom. Curiosamente el que fuera su tío atracador en aquélla, Ben Mendelhson, encarna aquí a su padre, convirtiéndose en el único actor que se salva mínimamente en el film.

La historia no acaba de resultar creíble, por la poca humanidad con la que se presentan las acciones de los personajes, algunas no del todo claras. No se comprende por qué Roz, de la que no se han observado problemas en su matrimonio, inicia el primero de los 'affaires', mientras que tampoco resulta del todo creíble la motivación de Lil, que hace lo propio en principio por venganza ante lo sucedido. Ambas mujeres se plantean únicamente su propio hedonismo, y si acaso que alguien desde fuera pudiera no entender su comportamiento, pero nada más. Por ejemplo, el hecho de que éste afecte a su relación con otras personas cercanas no parece importarles lo más mínimo.

 

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE