Decine21
Flow
5 /10 decine21

Flow

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Reparto

Sinopsis oficial

Flow

La historia de Walter Mann, un actor que libra una batalla interior entre su luz y su oscuridad, a través de un viaje, en el que uno de los dos polos terminará por imponerse. FLOW habla de la amargura del ser humano y del difícil tema del perdón y de la reconciliación con uno mismo y con la vida. También de las relaciones familiares, de la soledad, de la relación entre la vida y el arte, la espiritualidad y el arte, en definitiva del viaje interior del ser humano.

5 /10 decine21

Crítica Flow (2014)

Crisis total

Crisis total

Walter Mann es un actor de mediana edad, bebedor, con esposa y una hija, a las que descuida. Cuando está en una época de ensayos para protagonizar por primera vez una obra teatral, su padre muere. Diversos y desgraciados acontecimientos se precipitan entonces y Walter, consciente de que lo ha perdido todo, se hundirá en un pozo oscuro...

El director David Martínez debuta en el largometraje después de haber trabajado de ayudante de director durante muchos años, colaborando con nombres ilustres como Mario Camus, Pedro Almodóvar o Pilar Miró. Desde luego, para su ópera prima no ha querido lanzarse con algo banal y precipitado; lejos de eso entrega una película muy personal, en donde se habla del amor al teatro, al oficio de actor y al coraje de escoger una vida libre, y también del perdón y la redención.

El modo en que transmite esas ideas es sumamente discursivo, explícito, de modo que su propuesta tiene mucho que ver con lo que en su día se llamó “cine de arte y ensayo”, con todas sus consecuencias. El protagonista vuelca su mundo interior de diferentes maneras: con actuaciones sobre las tablas, o con monólogos o pensamientos sin un interlocutor que responda a sus palabras. Es un hombre que se busca a sí mismo y que expone sus zozobras en medio de su crisis interior. La cosa llega a veces a resultar un poco forzada, artificiosa, y pese a que comprendemos bien el itinerario de Walter la película no acaba de ser del todo satisfactoria. Sin embargo, hay valentía y honradez en el guión del director, escrito en colaboración con Juan García del Santo. Ambos hablan de que la liberación interior del ser humano pasa por diluir el odio del corazón y admitir el amor, el perdón. Y cuando uno toca fondo, el camino hacia esa paz es admitir precisamente nuestra poquedad, algo que invita a mirar a lo alto, a Dios. Como dice el film, ese cambio de perspectiva puede transformarnos: la vida deja de ser un absurdo y se convierte en un misterio.

Técnicamente la película está muy cuidada. La planificación es ejemplar, y se adivina un montaje estudiado, meticuloso; solo sorprende a veces una puesta en escena demasiado desnuda, sin figurantes, lo que acentúa el mínimo presupuesto y el aire ensayístico de la historia. Con dos partes narrativas muy distintas –la urbana y la campestre–, Martínez inserta entre ellas segmentos de actuación teatral del omnipresente protagonista, Walter, donde el actor Juan del Santo ofrece una gran variedad de registros, con momentos especialmente curiosos, como sus imitaciones de Robert De Niro como Capone en Los intocables de Eliot Ness.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Estrenos Películas

Últimos tráilers oficiales