IMG-LOGO
La belle époque
6 /10 decine21

La belle époque

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

 La belle époque

Víctor (Daniel Auteuil), un sexagenario desilusionado, ve su vida tambalearse el día en que Antoine (Guillaume Canet), un brillante empresario, le ofrece un nuevo tipo de atracción: mezclando artificios teatrales y reconstrucción histórica, la empresa de Antoine ofrece a sus clientes la oportunidad de sumergirse de nuevo en una era de su elección. Víctor decide revivir la semana más memorable de su vida: aquella en la que, 40 años antes, conoció al amor de su vida.

6 /10 decine21

Crítica

En busca del tiempo perdido

En busca del tiempo perdido

Victor Drumond es un ilustrador sexagenario que está de vuelta de todo, no conecta con la sensibilidad actual. Por eso se muestra reacio a aceptar las propuestas de su hijo Maxime para que colabore con él en una serie televisiva, que se basa en una actividad de ocio de moda montada por un amigo suyo, Antoine, que recrea cualquier época del pasado con magnífica ambientación y actores profesionales, permitiendo una experiencia inmersiva de primera magnitud. Pero vista su propia crisis matrimonial –su esposa Marianne le pide que se vaya de casa–, acaba aceptando la invitación de su hijo de viajar al pasado. Y escoge los años 70, la semana en que conoció a Marianne, el amor de su vida. La actriz que interpreta a su esposa, Margot, novia de Antoine, despertará en él una inesperada fascinación.

Nicolas Bedos, director y guionista, hace una original propuesta “proustiana”, que le permite reflexionar sobre el paso del tiempo y la capacidad que tenemos de sublimar el pasado como si hubiera sido siempre maravilloso, para de este modo justificar el escaso esfuerzo que se hace en el presente para preservar lo que tenemos, que ya no sería de nuestro agrado. Algunas ideas pueden evocarnos filmes que juegan con lo que podríamos llamar “vida actuada”, como El show de Truman y Familia.

El modo en que el cineasta imbrica la crisis del hoy y ahora, con esa especie de “montaña mágica” que es el pasado recreado por actores, está bastante logrado, de modo que realidad y artificio conviven con bastante naturalidad. Y entendemos que el protagonista se agarre, como a un clavo ardiendo, al amor recuperado que le ofrece Margot, aun sabiendo que no es real.

Las limitaciones del film provienen de su limitada mirada antropológica, por lo que el amor y la fidelidad encuentran una base bastante endeble sobre la que sustentarse. En este apartado todo es bastante superficial. Más interés tiene la idea del control que queremos ejercer sobre nuestras vidas, especialmente en relaciones donde no todo depende de uno mismo, se trata de una cosa de dos. Tal planteamiento lo encarna el personaje de Antoine, que maneja las historias del pasado, algo con lo que disfruta porque le proporciona la ficción de creer que también puede controlar la suya en el mundo real.

La belle époque goza de una magnífica dirección artística, que sabe subrayar la reconstrucción del pasado en el plató, nos recuerda con naturalidad un mundo artificial. Daniel Auteuil es perfecto para dar vida a un personaje en crisis, y Fanny Ardant resulta ideal como complemento, la esposa que se ha hartado de que esté siempre gruñendo. También les van como anillo al dedo sus personajes a Guillaume Canet –que sería el equivalente al Cristof de El show de Truman–, y a Doria Tillier, todo un descubrimiento que recuerda mucho a Cayetana Guillén Cuervo. Da gusto además ver al veterano secundario Pierre Arditi.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

También te pueden interesar

Últimos tráilers