IMG-LOGO

Biografía

Cayetana Guillén Cuervo

Cayetana Guillén Cuervo

51 años

Cayetana Guillén Cuervo

Nació el 13 de Junio de 1969 en Madrid, España

¿Periodista o actriz?

23 Junio 2015

Cayetana Guillén Cuervo es una mujer camaleónica que ha trabajado tanto en televisión, de periodista y actriz, como en el cine y el teatro. Estaba predestinada al mundo del espectáculo, ya que proviene de una familia de artistas con mucha historia en España.

Nacida en Madrid el 13 de junio de 1969, Cayetana, es hija del difunto actor Fernando Guillén e hija de la veterana actriz Gemma Cuervo. Su hermano es el conocido intérprete Fernando Guillén Cuervo, con quien ha trabajado en varios proyectos. El único resquicio familiar no artístico lo tiene su hermana Natalia. Cayetana se graduó en Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid.

Su carrera artística comenzó desde bien pronto, pues solo tenía diecisiete años cuando realizó su primera interpretación en la serie Segunda enseñanza; drama sobre la educación en un colegio. A partir de este momento no pararía de trabajar, compaginando pequeños papeles en televisión con series como Historias de la puta mili, Colegio mayor, Juntas pero no revueltas Raquel busca su sitio, con un largo listado de largometrajes.

En la gran pantalla ha actuado junto a grandes actores como Alfredo Landa, en la comedia La marrana, ambientada en la España rural del siglo XV. Con Gabino Diego y Antonio Resines coincidió en Los hombres siempre mienten, una comedia gamberra sobre un ladrón de novelas. En 1995 actuó en Historias del Kronen, un drama sobre sexo, drogas y muerte, en el que compartió set con Juan Diego Botto y Jordi Mollá.  Con Karra Elejalde y su propio hermano protagonizó la alocada comedia Corsarios del chip. Aunque nunca haya sido una actriz muy reconocida, también ha estado a las órdenes de grandes directores españoles, como José Luis Garci en El abuelo, drama aplaudido por público y crítica sobre la vejez y el daño que pueda hacer la verdad. Cayetana recibió el Premio del Círculo de Escritores Cinematográficos gracias a su interpretación. En su filmografía también se incluye la ganadora de un Oscar: Todo sobre mi madre. El drama dirigido por Pedro Almodóvar.

Ejerciendo de periodista, Cayetana ha presentado el programa televisivo "Versión española", en el que se hacía un repaso de las mejores películas españolas. En "D-Calle" fue muy criticada ya que apareció fumando porros en antena. "Días de cine" hacía un repaso de la actualidad nacional e internacional de la industria cinematográfica. También llegó a presentar los Premios Goya en 2004. Por otro lado, su carrera teatral ha sido constante.

Tras unos años en los que su imagen perdió fuerza, las exitosas producciones Amar es para siempre, telenovela sobre la posguerra española, y El ministerio del tiempo, una serie innovadora acerca de los viajes en el tiempo, le devolvieron a la primera línea.

Su vida personal es estable; está casada con el fotógrafo Omar Ayyashi Ramiro y tiene un hijo.

Filmografía
La maldición del guapo

2020 | La maldición del guapo

Años después de cumplir condena por estafa, el maduro Humberto lleva una existencia tranquila, regentando un bar en Madrid. Viudo, tiene la espina clavada de que la cárcel le alejó de su hijo Jorge, que reniega de él. Pero le pedirá que le preste dinero, porque no ha podido evitar que robaran valiosas joyas de la tienda en que trabaja, y desea restituir lo que cuestan a la dueña. Humberto a su vez pedirá un préstamo que tendrá que devolver como sea, así que empieza a planear uno de los timos que ponía en práctica en los viejos tiempos. El gallego afincado en Argentina Beda Docampo Feijoo quizás no ha logrado un film memorable, pero acumula títulos interesantes, de tono amable (Amores locos, Francisco. El padre Jorge). Lo mismo ocurre con esta cinta que tiene ecos de los grandes títulos de timadores como El golpe, y otros más cercanos en el tiempo, como Nueve reinas. No llega ni de lejos a la altura de estos modelos, pero mantiene el interés al hablar del amor paterno-filial. Eleva el nivel un extraordinario reparto de actores españoles y argentinos. Sobresale Gonzalo de Castro (Humberto), aunque quede la sensación de que se le ha podido sacar más tajada, y Juan Grandinetti (Jorge). Pero también dan el tipo Cayetana Guillén Cuervo (una joyera), Carlos Hipólito (el marido de ésta) y una sorprendentemente seria Malena Alterio (la mano derecha de estos dos últimos).

5/10
El crack cero

2019 | El crack cero

Año 1975, cuando se presiente que Francisco Franco está a punto de morir. Tras abandonar la policía, Germán Areta se establece como investigador privado, alquilando una oficina, con secretaria, y requiriendo los servicios de El Moro, antiguo delincuente, como ayudante. Pronto, requiere sus servicios una misteriosa mujer, que no quiere dar muchos datos, al estar casada, pero le requiere para averiguar quién mató a su amante, el sastre Narciso Benavides, pese a que la policía ha catalogado el caso como suicidio. Con El crack, de 1981, y su continuación, El crack II, de 1983, José Luis Garci trasladaba a la Gran Vía madrileña al típico detective de novela negra, muy al estilo de Philip Marlowe, creado por el novelista Raymond Chandler, que interpretó en la pantalla Humphrey Bogart. Recuperaba como protagonista a Alfredo Landa, con quien había rodado Las verdes praderas, que con su increíble transformación en el duro Areta demostraba por fin que daba para mucho más que para las comedias en las que perseguía suecas en la década anterior. A sus 75 años, el realizador ha acertado al recuperar al personaje, en una precuela de la saga, su mejor trabajo de los últimos años, que sigue el patrón de sus dos precedentes, pero rodado en blanco y negro, por primera vez en la filmografía del autor con cámara digital. Si dedicaba las dos primeras a Dassiell Hammett y al citado Chandler, en esta ocasión rinde tributo a un tercer maestro, James M. Cain, responsable de El cartero siempre llama dos veces. Ha dispuesto de un presupuesto muy reducido, por lo que la mayor parte de la acción se desarrolla en interiores muy reducidos, pero esto juega a favor del film, pues se logra una atmósfera de cine de serie B. Al parecer ha tenido que recurrir incluso a su propio despacho como localización, y hasta se ha visto obligado a utilizar algunos planos rodados para Solos en la madrugada del centro de Madrid, porque éste ha cambiado bastante desde la época que se pretende retratar, y no había dinero para retoques digitales. Precisamente, vuelve a ser una obra nostálgica, como ocurre en la mayor parte de la filmografía del cineasta, pues además los diálogos recuerdan a deportistas, músicos y figuras del cine de antaño. Garci ya no ha podido escribir el guión con su habitual colaborador Horacio Valcárcel, ya fallecido, así que ha reclutado a Javier Muñoz, director del sorprendente pero desconocido film Sicarivs: La noche y el silencio. El libreto versa sobre el desencanto, pero también sobre la capacidad de refugiarse en un pasado idealizado, donde cada uno puede sentirse a salvo porque lo conoce a la perfección. Este tema da pie a un desenlace emotivo. Logra intrigar al espectador, pese a que quizás el desarrollo de la investigación se alargue demasiado, lo que provoca un bajón de ritmo hacia la mitad, que después se consigue remontar. Como siempre, Garci recurre a los mejores actores, capaces de hacer creíbles diálogos en ocasiones demasiado literarios o con referencias un poco forzadas. Resultaba especialmente difícil sustituir al carismático Landa, ya fallecido. Ha sido una buena elección Carlos Santos, ganador del Goya al actor revelación por convertirse en Luis Roldán, en El hombre de las mil caras. Sorprende más, por inesperada, la caracterización de Miguel Ángel Muñoz, como El Moro, que actúa sobre todo como contrapunto cómico, en un rol que bordó en su momento Miguel Rellán. No desentonan Pedro Casablanc, como El Abuelo, comisario que antaño fue José Bódalo, y Cayetana Guillén Cuervo, como astuta proxeneta. Quizás desentona Macarena Gómez, un tanto sobreactuada.

6/10
El ministerio del tiempo (2ª temporada)

2016 | El ministerio del tiempo | Serie TV

Nuevas andanzas de los agentes del Ministerio del Tiempo, que realizan misiones en el pasado para evitar que cambie la historia, a las órdenes de Salvador Martí. Javier Olivares sigue desarrollando la serie que creó junto a su fallecido hermano Pablo, que combina elementos didácticos con el entretenimiento puro y duro, una fórmula que funciona bien, aunque a veces las bromas pueden ser algo reiterativas. Tras los acontecimientos de la primera temporada, Julián Martínez, médico del Samur contemporáneo, ha sido retirado del trabajo de campo, y pasa consulta en la enfermería del Ministerio, lo que sirve para que tome decisiones inesperadas. Entretanto, a la universitaria del XIX Amelia Folch y al soldado de los tercios de Flandes Alonso de Entrerríos se les encomienda una misión junto al Cid Campeador, deben averiguar si el auténtico ha sido sustuido por un impostor. Además, Irene Larra recupera su puesto en el Ministerio, aunque deberá ganarse de nuevo la confianza de unos subalternos no satisfechos de sus manejos. Con más medios, y una dirección agil de Marc Vigil, la serie sigue destacando por su frescura, por ejemplo la idea de que unos cineastas puedan documentarse sobre una película histórica viajando al pasado y tomando imágenes con que arranca el primer episodio, tiene su gracia. Además se incorpora Hugo Silva en un papel de policía de 1981 apodado "Pacino" por su parecido con Al Pacino, y que se incorpora a la patrulla de Amelia y Alonso.

6/10
El ministerio del tiempo

2015 | El ministerio del tiempo | Serie TV

Original serie televisiva española sobre viajes en el tiempo, que tiene detrás a los creadores de Isabel, Javier y Pablo Olivares, no en balde ofrecen un simpático guiño asegurando que el ministerio del tiempo surgió durante su reinado. La trama parte de la idea de que en España, desde esa época, existe un ministerio que custodia diversas puertas que dan acceso a diversos momentos históricos; su misión es que la historia no cambie, pues si alguien la alterara, las consecuencias resultan imprevisibles. Para tal tarea cuenta con funcionarios de todos los tiempos, pero últimamente han creado un equipo de 3 miembros recién reclutados: Alonso de Entrerríos, soldado de los tercios de Flandes, que aporta la valentía física y el sentido del honor; Amelia Folcho, de finales del siglo XIX, y la primera mujer que estudia en las aulas de la Universidad de Barcelona; y Julián, enfermero del servicio de urgencias de Madrid en la actualidad, que perdió a su mujer en un accidente, con coraje algo alocado porque no tiene nada que perder. El primer caso en que deben trabajar implica a dos subalternos de Napoleón, que han venido al Madrid actual con idea de saber que pasó con las invasiones europeas de su jefe, y cambiar el pasado. Realmente, tras el visionado del primer episodio, hay que concluir que El ministerio del tiempo lo tiene todo para triunfar. Pues aúna diversos géneros con feliz fortuna, las aventuras, el fantástico, la intriga, el histórico e incluso la comedia, las bromas con las anacronismos, incluidos chistes sobre Alatriste, tienen su gracia. Los tres actores principales, Rodolfo Sancho, Aura Garrido y Nacho Fresneda, están muy en su papel, y los secundarios que dan vida a sus superiores, por ejemplo Cayetana Guillén Cuervo, dan el tipo. El arranque es bueno, y la clave es que se ofrezcan argumentos que permitan que la cosa crezca, junto a los casos que es de imaginar irán variando de capítulo en capítulo, de intentos de cambiar la historia.

6/10
Una pistola en cada mano

2012 | Una pistola en cada mano

El siempre interesante realizador barcelonés Cesc Gay (En la ciudad, Ficción) estructura su sexto film, Una pistola en cada mano, como una sucesión de encuentros de dos personajes distintos por escena, en diferentes localizaciones de su ciudad natal. De nuevo describe a urbanitas representativos de la España actual, con la diferencia de que éstos han ido madurando, como el propio realizador, y ahora andan en torno a la cuarentena. Una pistola en cada mano se compone de varios segmentos, que finalmente se unen. J., que no se siente feliz a pesar de tenerlo todo, se encuentra casualmente con E., que por problemas económicos se ha visto obligado a volver con sus padres. S. lleva a su hijo a casa de su ex mujer, a la que no ha olvidado un par de años después del divorcio. Mientras persigue a su esposa a la que supone infiel, G. se reencuentra con un conocido, L., que pasea a su perro. A pesar de que está casado, P. intenta llevarse a la cama a Mamen, una compañera de trabajo. Durante un breve trayecto en coche, María mantiene una conversación sin tapujos sobre sus intimidades matrimoniales con el marido de su mejor amiga, Sara, que a su vez les espera con el cónyuge de ella. Gay reflexiona sobre el dolor que causa la infidelidad, el desconcierto que provoca la ruptura familiar, la soledad, y otros temas que en mayor o menor medida han ido apareciendo en su cine, centrándose sobre todo en los personajes masculinos, aunque uno de los temas más recurridos sea la dificultad de éstos para comprenderlas a ellas. El título, Una pistola en cada mano, es una referencia simbólica a las dificultades del individuo para mantenerse fiel y 'atender a un único arma'. El lujoso reparto reúne casi por completo a los más destacados intérpretes de mediana edad del cine en español (con Javier Bardem, Sergi López y Carmelo Gómez estarían prácticamente todos). Aunque se nota la mano del realizador en la dirección de actores, su gran especialidad, no todos están a la misma altura, lo que provoca cierta descompensación en los diferentes tramos de los que consta Una pistola en cada mano. Una vez más, Cesc Gay se asegura de rodar con cámara, Javier Cámara, impresionante como ex marido desesperado en el que quizás sea el mejor tramo, junto a la menos conocida pero sorprendente Clara Segura (Los niños salvajes). El mano a mano entre Leonardo Sbaraglia y Eduard Fernández (otro actor recurrente de Cesc Gay), viene a ser sencillamente increíble, al igual que el duelo de titanes que se establece entre Luis Tosar y Ricardo Darín, sin duda dos pesos pesados. La conversación entre Eduardo Noriega y Candela Peña funciona, más por la labor de ella, aunque el santanderino está bastante correcto. El último episodio acaba siendo inferior, a pesar del inmenso talento de Leonor Watling, que se mide con un Alberto San Juan que da lo justo, y posteriormente con un contenido pero insulso Jordi Mollà y una Cayetana Guillén Cuervo decepcionante en su regreso a la pantalla de cine, tras ocho años centrada en la televisión.

6/10
La mirada violeta

2004 | La mirada violeta

Violeta vive con Ari, pero le es infiel. Va por la vida dando tumbos, y sólo pone freno a sus superficiales relaciones con hombres, cuando el que la pretende es un adolescente. El trato con su madre tampoco es sencillo, pues ella le hace frecuentes recriminaciones. Los debutantes directores Nacho Pérez de la Paz y Jesús Ruiz orquestan una trama leve y premiosa sobre el desconcierto y la veleidad de la protagonista, Violeta, que anda a la búsqueda de ese algo que todos desean, llamado felicidad. Esta mujer, encarnada por Cayetana Guillén Cuervo, se revela como incapaz de averiguar que tal estado del alma no puede ser fin, sino consecuencia de las elecciones correctas.

1/10
Amor idiota

2004 | Amor idiota

Pere-Lluc es un idiota confeso, condición que cree compartir con toda la humanidad. Parece haber llegado al colmo de la idiotez cuando ofrece un bochornoso espectáculo exhibicionista en un restaurante. Pero la estulticia no conoce fronteras, y tras una noche de borrachera, se fija en una atractiva mujer casada, Sandra, que coloca banderolas publicitarias por la noche. Y como si fuera un inmaduro adolescente, empieza a espiarla, hasta que se conocen y emprenden una tórrida relación. El director catalán Ventura Pons (Actrices) adapta una desconocida novela de Lluís-Anton Baulenas, que está en la línea de jóvenes desorientados y vacíos por dentro, que se mueven por impulso hacia ninguna parte. Film muy subido de tono, lo protagonizan el televisivo Santi Millán y Cayetana Guillén Cuervo.

1/10
Fumata blanca

2002 | Fumata blanca

Un cardenal es chantajeado con unas fotos comprometidas. Peli española de director debutante, con telón de fondo religioso y formato de thriller. De modo simplista, la Iglesia aparece como mafiosa estructura de poder, esclavizadora de las pobres conciencias. Eso sí, la imaginería católica viste mucho, y un cónclave todavía más. José Sacristán da vida a un escéptico comisario, padre del cura protagonista, que le echa una mano con el caso.

3/10
Raquel busca su sitio

2000 | Raquel busca su sitio | Serie TV

Raquel, abogada divorciada que trabaja como funcionaria en Bruselas, solicita el traslado a Madrid. Allí acaba trabajando en un centro social dirigido por otra chica también llamada Raquel, aunque la suelen llamar Quela. Correcta serie, de calidad superior a otros productos españoles similares. Obtuvo una buena acogida por parte del colectivo de trabajadores sociales.

5/10
Sí, quiero...

1999 | Sí, quiero...

Comedia alocada a la española, con situaciones rocambolescas que se van entremezclando hasta la exageración. El director guipuzcoano Eneko Olasagasti dirige a algunos intérpretes de renombre, como Marta Belaustegui y Juan Luis Galiardo. Jon va a casarse con cristina, hija del director del banco donde trabaja Jon. Pero poco antes de la boda, Jon se encuentra con su antigua novia, Carmen. El día de la boda Jon es incapaz de dar el "sí, quiero", de modo que su vida da un giro radical y empiezan a pasarle todo tipo de cosas.

4/10
El abuelo

1998 | El abuelo

Principios del siglo XX. Don Rodrigo, patriarca librepensador y cascarrabias, vuelve a España desde América, con los bolsillos vacíos. Está arruinado. Al llegar a su casa se enfrenta con su nuera, la condesa doña Lucrecia, quien públicamente era infiel a su marido, hijo de don Rodrigo. En su deseo de ser fiel al honor familiar, exige a la condesa que le revele cuál de sus dos nietas es legítima. En efecto, la otra es fruto de los amores de doña Lucrecia con un pintor. Pero la condesa, pensando en el bien de sus hijas, no quiere satisfacer la razonable curiosidad del suegro. Y se dedica a hacerle la vida imposible, hasta el punto de tratar de recluirle en un convento. Adaptación libre de la novela de Benito Pérez Galdós por Horacio Valcárcel y José Luis Garci. La película, que fue candidato al Oscar, cierra la trilogía melodramática de Garci (con Canción de cuna y La herida luminosa (1997)). El film conjuga drama y ternura con equilibrio, sin forzar las cosas. Honor y amor, pasión y deber, rencor y perdón, esperanza y fatalismo, son los grandes temas presentes. Los personajes son entrañables, y sus dramas personales hacen difícil contener las lágrimas. Fernando Fernán Gómez está soberbio y se merecía su Goya al mejor actor. Le da la réplica la joven Cayetana Guillén Cuervo. De justicia es señalar el gran trabajo del fallecido Rafael Alonso, enfermo de cáncer durante el rodaje, que da vida al entrañable tutor de las niñas.

6/10
Atómica

1998 | Atómica

Comedia dramática bastante patética, centrada en una serie de personajes desorientados para quienes el sexo lo es todo. Detrás de las cámaras están a dúo Alfonso Albacete y David Menkes, directores con muy poco desarrollo que tocaron fondo con la horripilante Mentiras y gordas. Aquí el nivel es también muy bajo, con gran explicitud erótica y lenguaje desagradablemente frívolo y procaz. La historia se centra en Victoria (Cayetana Guillén Cuervo), una escritora frustrada porque su chico, el periodista Jorge (Adrià Collado), le ha dejado tirada. Su amiga Ana (Nathalie Seseña) irá a vivir con ella cuando corte con el palurdo Dani (Gustavo Salmerón). Victoria conocerá además a Carla (María Esteve) ex novia de un traficante de droga de tres al cuarto.

2/10
Hazlo por mí

1997 | Hazlo por mí

Andrés y Nuria forman un matrimonio gris; David, su hijo único, concentra el poco amor que les queda. De este panorama se aprovecha Isabel, que seduce al marido con el deseo de explotar su situación económica, desahogada gracias a la colocación que le proporciona su suegro. Con la ayuda de un ‘camello’ convence a su amante de que debe una importante cantidad de dinero; el incauto Andrés se apresta a conseguirla consintiendo en el secuestro de su propio hijo, en la confianza de que el suegro pagará el rescate. Inverosímil. Es el adjetivo que mejor define la trama de la película con que debuta el joven director Ángel Fernández Santos. A la falta de ingenio, que raya el ridículo —nada que ver con otros filmes de secuestros como Fargo, de los hermanos Coen—, se añade la decisión inmotivada de rellenar el film con continuas escenas de cama. El resultado, un producto indigerible, plegado a las motivaciones comerciales a través de recursos más que dudosos.

2/10
La herida luminosa (1997)

1997 | La herida luminosa

El doctor Molinos es un prestigioso cardiólogo de la España de los años cincuenta. Su matrimonio con Isabel no pasa por un buen momento, y su vida cambia radicalmente cuando conoce a Julia, una compañera de trabajo. Sin embargo, vivir ese nuevo amor le acarreará numerosos problemas al ser un hombre casado.

5/10
Más que amor, frenesí

1996 | Más que amor, frenesí

El título ya lo dice todo, ésta no es una historia de amor, sino que aborda la relación desenfrenada de un grupo de jóvenes al grito de ¡la noche es joven! y tal. Producido por Fernando Colomo, el film fue el debut del trío formado por Alfonso Albacete, Miguel Bardem y David Menkes, que luego sería dúo al descolgarse del grupo Bardem. Constituye la trama todo un cúmulo de groserías y situaciones morbosas, tipo '¿mata este tipo a sus amantes después de acostarse con ellos?', con cintas de vídeo sobre estas actividades. El reparto está repletito de nombres jóvenes que calarían más o menos en el cine español.

3/10
Corsarios del chip

1996 | Corsarios del chip

Andrés, es un participante de un concurso de la TV, que se ha hecho muy famoso al quedar imbatido semana tras semana, pues contesta correctamente a todas las preguntas que se le hacen. La dirección del programa sospecha que hace trampas. Para demostrarlo contrata a un curioso equipo formado por Raul Gamboa, un detective ciego, Roberto, un motero siempre de mal humor, Vicky, la secretaria, y Yimbo, un perro ladrador pero poco mordedor. Juntos se adentran en una complicada trama, donde se citan peligro, corrupción y alta tecnología. Fernando Guillén Cuervo y Karra Elejalde protagonizan esta tonta comedia dirigida por Rafael Alcázar. Suspense, comedia e informática aparecen correctamente combinados para producto diseñado únicamente para entretener al espectador.

2/10
Historias del Kronen

1995 | Historias del Kronen

Adaptación de la novela de José Ángel Mañas, que relata las andanzas de un grupo de jóvenes en la noche madrileña y en especial de Carlos, un estudiante de 21 años amante de la provocación, que se reúne con sus amigos en un bar llamado Kronen. Todos suelen vivir al límite por la noche y no admiten ninguna barrera. La realización Montxo Armendáriz (Tasio, Las cartas de Alou, Secretos del corazón) y las interpretaciones son bastante buenas, lo que compensa la dureza de la trama y un argumento que expone las actitudes de este tipo de jóvenes y, a pesar de su distanciamiento, resulta crítico.

5/10
Los hombres siempre mienten

1994 | Los hombres siempre mienten

Martín (Gabino Diego) es un joven que tiene enormes inquietudes literarias pero que es incapaz de llevarlas a cabo. Su forma de ser está a punto de ser el motivo de expulsión de la escuela literaria en la que estudia. Una noche, en la que está intentando escribir algo que impresione a su profesor y así permanecer en la escuela, descubre por casualidad que su vecino es escritor, pero no uno cualquiera, sino un novelista famoso... ¡y su último manuscrito está al alcance de la mano! Martín decide copiarlo íntegramente. A partir de entonces su vida ya nunca será la misma. Antonio Resines, uno de los grandes actores españoles, demuestra su talento en esta comedia, cuyo guión , bastante forzado, está firmado por Fernando León de Aranoa (Barrio). Gabino Diego es un actor con gracia, pero que siempre interpreta el mismo papel: chico feo y soñador que, aunque parezca mentira, acaba siempre conquistando a la más guapa. Lo que ha limitado su carrera interpretativa a este tipo de papeles. La película cuenta además con dos conocidos secundarios, Jordi Mollà y Cayetana Guillén Cuervo. Antonio del Real, aparte de algún film de prestigio (El río que nos lleva), apuesta sobre todo por el género de la comedia popular. No le ha ido mal en taquilla con ¡Por fin solos!, ni con Los hombres siempre mienten. Lo cierto es que en esta ocasión las piezas no acaban de encajar. Algunos gags funcionan, pero la mayoría carecen de ingenio y se basan en un burdo erotismo. Además, Del Real da una visión bastante pobre de la juventud española.

4/10
La marrana

1992 | La marrana

En busca del rico manjar de tierras extremeñas. Después de haber pasado una temporada cautivo en Túnez, Bartolomé se dirige a su pueblo de tierras de Extremadura, con el deseo de comer buena carne de cerdo. En el camino se encontrará con un tipo que tiene una marrana. Divertida comedia española, con ese toque entre mágico y surrealista propio del director José Luis Cuerda (Amanece que no es poco). Alfredo Landa y Antonio Resines están espléndidos.

3/10
Amo tu cama rica

1992 | Amo tu cama rica

Pedro es un chico formal que una noche en un bar se queda profundamente enamorado de Sara, una chica muy guapa que está intentando quitarse de enmedio a otro chico. Pero aunque ambos congenian al instante y parecen enamorados, los dos se empiezan a distanciar cuando ella flirtea con cualquiera y él se da cuenta de que todos los chicos la persiguen. Irán pasando los años y los dos van teniendo parejas diferentes, pero la casualidad hará que Sara y Pedro se vayan reencontrando continuamente. Exitosa comedia romántica, muy frívola y desenvuelta, pero quizá uno de los mejores trabajos del director Emilio Martínez Lázaro. Los actores protagonistas están fenomenal, sobre todo un Pere Ponce, muy inspirado y divertido, mientras que Ariadna Gil está tan natural y guapa como siempre. El argumento se basa en una novela de Martín Casariego y la música de jazz de Michel Camilo es, por lo demás, soberbia.

5/10
Don Juan en los infiernos

1991 | Don Juan en los infiernos

Adaptación libre realizada por Gonzálo Suárez sobre el celebérrimo personaje de Don Juan. En esta película es Fernando Guillén el encargado de encarnar a este conquistador, que no tenía límites a la hora de tratar de complacer a las damas. Gonzalo Suárez retrata los apuros que vivió el personaje precisamente por llevar este tipo de vida que parecía no entender de normas.

4/10
El amor sí tiene cura

1991 | El amor sí tiene cura

Comedia verde a la española, dirigida por el especialista en esas lides, Javier Aguirre. La trama se centra en los deseos, los actos y las obsesiones sexuales de varios personajes, entre ellos las del cura. El "salido" Fernando Esteso interpreta a dos personajes, el de un cura y su hermano. El resultado es lamentable y, aunque en tono de comedia, incluye escenas eróticas y procacidades bastante explícitas.

2/10
La mirada violeta

2004 | La mirada violeta

Violeta vive con Ari, pero le es infiel. Va por la vida dando tumbos, y sólo pone freno a sus superficiales relaciones con hombres, cuando el que la pretende es un adolescente. El trato con su madre tampoco es sencillo, pues ella le hace frecuentes recriminaciones. Los debutantes directores Nacho Pérez de la Paz y Jesús Ruiz orquestan una trama leve y premiosa sobre el desconcierto y la veleidad de la protagonista, Violeta, que anda a la búsqueda de ese algo que todos desean, llamado felicidad. Esta mujer, encarnada por Cayetana Guillén Cuervo, se revela como incapaz de averiguar que tal estado del alma no puede ser fin, sino consecuencia de las elecciones correctas.

1/10

Últimos tráilers y vídeos