saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Morir para contar

Morir para contar

Morir para contar

Sinopsis oficial

Morir para contar

Lo cuentan en primera persona, desde la intimidad de los que han estado allí dando voz a las víctimas, de quienes han visto lo peor de la crueldad humana. En 2012, Hernán Zin sufrió un incidente en Afganistán que cambiaría para siempre su vida. Los traumas acumulados durante 20 años de trabajo como reportero de guerra explotaron de repente. Empezaron la depresión, la soledad, las conductas autodestructivas. En busca de respuestas a lo sucedido, Hernán Zin entrevista a otros periodistas. Les pregunta por sus traumas, sus pérdidas, sus miedos y sus familias. Reporteros secuestrados por el ISIS, heridos en Siria, que han perdido a amigos y compañeros en las guerras de Bosnia, Sierra Leona, Irak o Afganistán. Un retrato brutal y desgarrador de la guerra.

Galería de imágenes

Morir para contar
Morir para contar
Morir para contar
Morir para contar

Crítica decine21.com

estrella
6
Periodismo de guerra
Periodismo de guerra

El reportero argentino Hernán Zin ofrece en ese documental un sentido homenaje a los periodistas que cubren los conflictos bélicos en el planeta. El propio Zin ha vivido en sus carnes ese oficio pero la tensión acumulada le ha acabado pasando factura y su salud se ha resentido. Esta película es como el punto final de Zin a esa manera de vivir, concebida por tanto al modo de una personal despedida en donde rememora trágicos sucesos vividos por periodistas españoles en los últimos años.

Al contrario que otras de sus obras más conocidos, como Nacido en Gaza o Nacido en Siria, se recoge en Morir para contar poco material actual procedente de conflictos en activo. Más bien es una mirada atrás con el objeto de transmitir las impactantes experiencias de muchos de esos periodistas que a lo largo de los años cubrieron sucesos terribles, como la Guerra de los Balcanes, las dos guerras de Irak, las guerras en Sierra Leona y de la República Centroafricana, la Guerra de Afganistán, la Guerra de Siria... Se dedica especial atención a los hechos que rodearon las muertes en el terreno de algunos conocidos reporteros, como Julio Fuentes, Miguel Gil o José Couso, así como a los numerosos secuestros que han sufrido muchos de ellos, como Javier Espinosa.

En ocasiones desconcierta el salto adelante y atrás cronológico de la trama, o cierta arbitrariedad en las imágenes o los hilos narrativos que se ofrecen, pero la mayor parte del tiempo se articula la narración a través de entrevistas clarificadoras hechas en estudio a un nutrido grupo de profesionales del ramo que trabajaron codo con codo con sus compañeros fallecidos. Y aunque quizá cabría pedir más originalidad en la puesta en escena, lo cierto es que aunque los parlamentos a cámara sean reiterativos la fuerza conmovedora de las palabras es suficiente para mantener vivo el interés.

El resultado es un documento potente, que abre los ojos al espectador sobre una de las profesiones más peligrosas del mundo, al tiempo que se habla de la responsabilidad moral de decirle a la sociedad lo que está sucediendo y se explican las motivaciones de sus protagonistas, como también queda claro el precio a pagar por su audacia: los traumas que se derivan de las tensiones y del miedo, las dificultades por mantener relaciones afectivas estables o la difícil recuperación de la vida cotidiana lejos de la guerra.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE