IMG-LOGO

Biografía

Anton Yelchin

Anton Yelchin

27 años ()

Anton Yelchin

Nació el 11 de Marzo de 1989 en San Petersburgo, Rusia
Falleció el 19 de Junio de 2016 en Los Ángeles, California, EE.UU.

Desde Rusia con talento

08 Septiembre 2011

“Anton Yelchin ha fallecido esta mañana en un accidente mortal”, declaró Jennifer Allen, su representante. "Su familia pide que se respete su privacidad en este momento." Al parecer el cuerpo del actor fue encontrado en su domicilio el 19 de junio de 2016 por amigos que acudieron después de que éste faltara a un ensayo con su banda de rock. La policía ha confirmado que el cadáver del joven, de 27 años, fue hallado en su residencia de Studio City, en el barro de San Fernando, en Los Ángeles, aplastado por su propio coche contra el muro de ladrillos del buzón. El vehículo estaba en marcha, en punto muerto. "Parece que había salido de su coche y se fue detrás de él cuando el vehículo rodó por un camino empinado", explica el comunicado del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD).

Anton Viktorovich Yelchin nació el 11 de marzo de 1989, en la Unión Soviética, dos años antes de que ésta dejara de existir oficialmente, en la ciudad de Leningrado, que posteriormente retomaría el nombre de San Petersburgo.

Sus padres, Irina Korina y Viktor Yelchin, eran célebres estrellas del ballet. En 1972 ambos lograron la clasificación para los Juegos Olímpicos de Invierno, pero las autoridades comunistas les prohibieron participar por ser judíos. Con semejante opresión no es de extrañar que seis meses después de nacer el pequeño Anton, el matrimonio decidiera emigrar a Estados Unidos.

Hijo único, Anton Yelchin empezó a actuar desde niño, y de hecho a los once años intervino en un episodio de Urgencias. Posteriormente interpretó pequeños papeles en films como 15 minutos y La hora de la araña. A los 12 le llegó su consagración, como protagonista de Corazones en Atlántida, adaptación de una novela de Stephen King, donde daba el tipo frente al siempre inmenso Anthony Hopkins. Los aficionados al cine constataron el talento que tenía aquel joven actor que interpretaba a Bobby Garfield, el hijo de una viuda que acogía en su casa a un misterioso forastero.

No es de extrañar que después Nick Cassavettes le diera uno de los papeles principales de la escalofriante Alpha Dog, donde era un quinceañero secuestrado por un joven narcotraficante. Se basaba en un personaje real que tuvo un tráfico final. Las críticas hacia su trabajo fueron especialmente elogiosas.

Su origen ruso fue determinante para que le escogieran para interpretar a su compatriota Pavel Chekov, navegante y miembro más joven de la tripulación del Enterprise, en Star Trek, actualización de la saga galáctica dirigida por J.J. Abrams. También tuvo un papel determinante en otra entrega de otra famosa franquicia de ciencia ficción, Terminator Salvation, donde encarnó al jovencísimo Kyle Reese, el padre de John Connor, líder de la resistencia humana contra las máquinas. Y en Noche de miedo (Fright Night), remake de un gran éxito de los 80, encarna a un chico que descubre que su vecino es un vampiro. Entre tanto cine fantástico tuvo tiempo de hacer de hijo de Mel Gibson en El castor.

Aficionado a tocar la guitarra, Yelchin tocaba en el desconocido grupo punk The Hammerheads, hasta que éste se disolvió. En 2007 se matriculó en Cine, en la prestigiosa Universidad del Sur de California. Tiene pendiente de estreno el thriller Odd Thomas, de Stephen Sommers, donde es la estrella absoluta junto a Willem Dafoe.

Filmografía
Purasangre

2018 | Thoroughbreds

Lily y Amanda, dos chicas de clase alta, vuelven a reencontrarse tras años sin haberse visto pese a que fueron grandes amigas durante su infancia. Mientras que Lily se ha convertido en una estudiante modélica, Amanda acaba de salir de un centro psiquiátrico por emprenderla contra el caballo purasangre de su madre. Ambas vuelven a conectar, pero Mark, padrastro de la primera, amenaza con separarlas ya que quiere enviar a ésta a un internado. Las jóvenes deciden reclutar a Tim, traficante de drogas de poca monta, para que asesine a Mark. Debut como realizador y guionista de Cory Finley, que deja claro que tiene talento, sobre todo se luce cuando recurre a los planos secuencia. Pese a su ritmo premeditadamente pausado, consigue una enorme tensión. Además, cuenta con dos brillantes trabajos de Anya Taylor-Joy y Olivia Cooke, que reflejan muy bien la crueldad de sus personajes, que pese a tenerlo todo aparentemente, se encuentran totalmente desnortadas. Está a la altura en su último papel, antes de su prematura muerte por accidente Anton Yelchin, en un personaje completamente opuesto, una persona humilde que sueña con tener el nivel de vida de sus jefas. Parece haber tomado como modelo el cine de Alfred Hitchcock (sobre todo su film La soga), y Criaturas celestiales, de Peter Jackson. Tras un arranque modélico, el film no cumple del todo sus expectativas, le falta algo de fuerza, y resulta bastante frío, mientras que el desenlace no acaba de ser aceptable. Todo indica que en el futuro su responsable dará más juego.  

5/10
Star Trek: Más allá

2016 | Star Trek Beyond

Al capitán Kirk le está haciendo mella estar al frente de la nave Enterprise en una misión que durará cinco años, dedicada a la exploración de mundos desconocidos. Ya no sabe ni en qué día vive. Está a punto de contarle a su colaborador más cercano, Spock que se plantea su dimisión, pero ignora que éste también piensa colgar el uniforme, pues tras el fallecimiento del embajador Spock ha pensado en regresar al planeta Vulcano para relevarle en su labor. Antes de que puedan decir nada, la Federación les encomienda la misión de adentrarse en una nebulosa para rescatar a la tripulación de una astronave. Tras las dos primeras entregas de la nueva franquicia de Star Trek, J.J. Abrams abandonó la silla del director para ocuparse de Star Wars: El Despertar de la Fuerza, capítulo siete de la otra saga galáctica. Le sustituye Justin Lin, responsable de la mayoría de entregas de Fast & Furious. Como se esperaba, se ha llevado el film a su terreno, así que aquí prima la acción a mansalva, muchas veces inverosímil, pero todo se acepta de buen grado en un relato de ciencia ficción en el que parece que vale cualquier cosa. Se nota también que en el libreto ha colaborado el actor que da vida al ingeniero Scotty, Simon Pegg, especialista en escribir comedias como Zombies Party, por lo que el humor está más presente que nunca. Él mismo aprovecha su talento para la risa, sobre todo en las escenas de su personaje con la alienígena Jaylah, encarnada por Sofia Boutella, una buena incorporación a la serie, pero resulta especialmente divertida la relación entre Spock (Zachary Quinto) y el doctor McCoy (Karl Urban). Buen trabajo del reparto habitual, incluyendo a Chris Pine, que al final va a aprender a actuar, y a Zoe Saldana, que pone la nota romántica, en su relación con el vulcano de las orejas  puntiagudas. Resultan especialmente emotivas las breves intervenciones de Anton Yelchin, fallecido poco después de terminar el rodaje. En general se trata de un espectáculo lo suficientemente vistoso, con acertados homenajes a la serie e intérpretes originales, sobre todo al desaparecido Leonard Nimoy, que sacarán una lagrimilla a los fans de siempre, una elaborada partitura de Michael Giacchino, y un mensaje pacifista lleno de ‘buenismo’ pero positivo. Con todo ello, el espectador apenas percibe que en realidad desarrolla un argumento demasiado sencillo, que tiene problemas de ritmo, y que se desaprovecha el talento de Idris Elba en un villano tópico.

6/10
Porto

2016 | Porto

Broken Horses

2015 | Broken Horses

Green Room

2015 | Green Room

Una banda de punk rock, a la que el éxito no acaba de sonreír. Después de una actuación decepcionante, el que les contrató se apiada de ellos, y les invita a acudir a un local donde tiene contactos su sobrino, que frecuenta gente de extrema derecha. Felices por haber provocado al público con canciones antinazi, y con sus emolumentos en el bolsillo, un teléfono móvil olvidado les conduce a ser testigos de algo que no debían haber visto. Lo siguiente que viene es su confinamiento en el camerino mientras llega la polícía, pero por supuesto, hay más que eso. Tras la buena acogida de Blue Ruin, Jeremy Saulnier vuelve a repetir como director y guionista en el género de thriller inquietante atravesado de violencia con rasgos gore. De buen acabado, Green Room tiene la virtudes y defectos que cabe suponer. Y hace que nos preguntemos si su próximo film incluirá otro color en el título, ¿qué tal Pink Town? El cineasta tiene buena mano para la fotografía y la creación de atmósferas, por lo que logra tener al espectador en tensión en todo momento. Pero que nadie espera una crítica a la violencia de grupos extremistas o algo así, esto es puro entretenimiento, un ejercicio de estilo bien ejecutado. Quizá algo reiterativo, pero con algún diálogo ingenioso, "¿de qué banda te llevarías música a una isla desierta?". Por otro lado la trama no resulta especialmente novedosa, con el planteamiento de un grupo de personajes –los de la banda de rock, más otros que se convertirán en más o menos aliados–, encerrados en un lugar concreto y amenazados de muerte por tipos muy mal encarados, pertrechados de armas y perros, y uno de ellos, el encarnado por Patrick Stewart, con una labia de tipo razonable y cerebral. En la presencia de este actor, y de otros relativamente conocidos como Anton Yelchin e Imogen Poots, se detecta que Saulnier se puede permitir algún lujo, relativo, a la hora de fichar intérpretes que puedan sonar al púbico.

6/10
Experimenter

2015 | Experimenter

Interesante película basada en hechos reales, escrita, dirigida y producida por Michael Almereyda. Sigue de un modo didáctico nada cargante, con el protagonista a veces dirigiéndose directamente al espectador, los experimentos del psicólogo y sociólogo neoyorquino de origen judío Stanley Milgram. Éste, influido por la muerte de parientes suyos en los campos de exterminio nazis, y por el aspecto banal de Adolf Eichmann durante sus juicios en Israel, condujo a partir de 1961 una serie de pruebas sobre la obediciencia y el comportamiento ante la autoridad de personas corrientes, lo que le llevó a inesperadas conclusiones. Los resultados produjeron gran controversia en la opinión pública y entre los expertos, al sacar a la luz lo fácilmente que una gran mayoría aceptaba, sin cuestionárselo demasiado, órdenes aberrantes, pero también porque los propios experimentos parecía ser éticamente reprobables. El gran mérito de Almereyda es crear emoción y tensión con la trama, planteando cuestiones morales de calado, en torno a la libertad y a la manipulación, y ello con propuestas visuales originales, y mostrando el lado humano del protagonista, incluida su historia de amor y vida familiar, donde brillan Peter Sarsgaard y Winona Ryder. No estamos ante un biopic convencional, pero al mismo tiempo se nos ofrece un cuadro bastante completo de Milgram y su trayectoria científica en Yale, Harvard y Nueva York, que en un mundo de "reality shows" continúa mostrando la vigencia de bastantes de sus investigaciones sobre el comportamiento del individuo y la masa, y las dificultades para rebelarse contra las corrientes dominantes.

6/10
De 5 a 7

2014 | 5 to 7

Brian (Anton Yelchin) es un joven aspirante a novelista que vive en Nueva York. Un día conoce a una bella mujer llamada Arielle (Bérénice Marlohe), la mujer de un diplomático francés. Pronto comienzan una relación extramatrimonial con un acuerdo bastante sencillo. Todo empieza a complicarse cuando los padres de Brian no entienden la inusual relación de su hijo. Pero lo que hay entre Brian y Arielle es otra manera de ver y vivir el amor.

Rudderless

2014 | Rudderless

Guerra total

2014 | Cymbeline

Caza al terrorista

2014 | Dying of the Light

Evan Luke, está retirado, pero volverá a la CIA para enfrentarse a un terrorista llamado Banir.

Enterrando a la ex

2014 | Burying the Ex

Max y Evelyn son pareja, pero no pueden ser más diferentes. Él regenta una tienda de artículos de miedo, calaveras, momias, películas de terror, fanzines, todo decorado con telas de araña y carteles de cine. Ella es una pija redomada, atenta a una alimentación sana entre otras zarandajas. La relación podría acabar mal por cauces naturales, pero es el atropello de un autobús el q la mata a ella. Pero, oh, una promesa de amarse para siempre, hecha inadvertidamente ante el busto de un diablillo que concede deseos, hará que Evelyn vuelva de la tumba. Justo cuando está congeniando con Olivia, una chica que lleva una heladería con sabores absurdos que aluden a la cultura pop y y friki que chifla a Max. Como se ve por la trama, es el tipo de película que parece pegar a Joe Dante, el director, popular sobre todo por Gremlins y su secuela, pero que dirige muchas frikadas de serie B. Algunas están logradas, pero la que nos ocupa no tiene demasiada chispa y únicamente agradará a los incondicionales del terror con humor desopilante, peterpanes del fantástico como el propio Dante, cuyo filmo no es exactamente divino.

3/10
Sólo los amantes sobreviven

2013 | Only Lovers Left Alive

  Una atípica historia de vampiros, como no puede ser de otra manera si viene firmada por uno de los reyes del cine independiente underground americano, Jim Jarmusch. Describe el reencuentro de los eternos enamorados Adam y Eva en la ciudad del primero, Detroit, ella ha decidido dejar Tánger porque sabe que su amado sigue dando vueltas a una de sus ideas recurrentes, el suicidio. Con siglos de existencia a sus espaldas, estos vampiros ya no van matando gente y chupándoles la sangre de la yugular, sino que compran material de primera calidad en hospitales, o acuden a otros proveedores humanos, que ignoran su particular condición. El cultivado Jarmusch ofrece un film fantasmal y lánguido, en su línea habitual, ligero aunque esté sembrado de referencias literarias y musicales que plasman sus personales gustos. Sin ser una de las siete maravillas de la humanidad, hay que reconocer en el director su habilísima realización con fotografía perpetuamente nocturna, la capacidad de manejar y combinar tonos, a veces románticos, con tintes trágicos, otras veces siguiendo planteamientos gamberros, propiciados por la aparición de Ava, la hermana de Eva, que muestra que los instintos primitivos siguen existiendo en nuestra sofisticada civilización actual, también entre los vampiros. Los actores se prestan de buen grado al juego de Jarmusch, ya sean los protagonistas, Tilda Swinton y Tom Hiddleston, o secundarios de lujo como John Hurt y Mia Wasikowska.  

6/10
Star Trek: En la oscuridad

2013 | Star Trek Into Darkness

Aunque el capitán Kirk acaba de ser degradado como superior de la Enterprise, por saltarse la reglas en su misión de observar y explorar el universo, pronto recupera el mando cuando un peligrosísimo terrorista, casi un superhombre, golpea el mismo corazón de la Federación. Kirk y su tripulación parten extraoficialmente en su busca, pues corren el riesgo de enfurecer a los Klingon, ya que el fugitivo se oculta en sus dominios. Segunda entrega de la revisitación de la franquicia Star Trek a cargo de J.J. Abrams y equipo, o sea, Roberto Orci, Alex Kurtzman y Damon Lindelof. Como en sus populares series televisivas –Alias, Perdidos, Fringe– se las arreglan para combinar la emoción trepidante de una trama de acción con la creación de conflictos en sus personajes, no tremendamente complejos, pero si más que la media de los que pueblan este tipo de filmes. Y el primer acto terrorista tiene cierto verismo, el tipo de atentados que podemos ver en el mundo real, salvando las distancias que se quieran. De modo que el capitán Kirk (Chris Pine) y el doctor Spock (Zachary Quinto) tienen sus arcos de transformación: el primero, impulsivo y emocional, aprenderá a desarrollar sus dotes de líder y tomar decisiones difíciles pensando en su tripulación y en la misión; y el otro, más allá de su proverbial falta de emociones típica de los vulcanos, será capaz de entender que en la vida no sólo hay que seguir reglas, y que existen relaciones tan importantes como la de la amistad. De los demás, Scotty (Simon Pegg) pone la nota humorística. Las chicas (Zoe Saldana y Alice Eve), la verdad es que pintan poco, mientras que el villano Benedict Cumberbatch sí tiene carisma, al igual que Peter Weller, que encarna a Marcus. Star Trek: En la oscuridad es muy entretenida, que es lo que se le exige. No obliga a estar al cabo de la calle de los intrígulis del mundo “trekkie”, pero los fans encontrarán muchos, muchos elementos, para vibrar y relacionar la películas con el extenso universo creado por Gene Roddenberry. El 3D aporta poco, pero a cambio no distrae, lo que se agradece. Algunas escenas son muy vistosas, sobre todo el clímax de Spock zumbándose con el villano de la función.

6/10
Odd Thomas, cazador de fantasmas

2013 | Odd Thomas

Thomas es un joven capaz de hablar con fantasmas malignos, lo cual le servirá para ayudar al jefe de policía local en la resolución de crímenes. El director de La momia, Stephen Sommers, dirige esta adaptación de una novela de fantasía y misterio de Dean R. Koontz. Tiene efectos especiales no demasiado sofisticados, pero por contra incluye trabajos de actores de cierto renombre, como Anton Yelchin, la guapa Leonor Varela o incluso Willem Dafoe.

5/10
El castor

2011 | The Beaver

Walter Black debería ser feliz... pero no lo es. Casado, con dos hijos, dirige una empresa juguetera... y está sumido en una profunda depresión. Después de intentarlo todo para arreglar las cosas, Meredith, su esposa, le ha dejado. Refugiado en el alcohol y con ideas suicidas, llega una inesperada tabla de salvación: la marioneta de un castor, perpetuamente unida a su mano, y gracias a la cual logra expresarse, conectar con los demás y consigo mismo. Pero la línea que separa una curiosa terapia y la locura puede ser muy tenue. Notable regreso a la dirección de la actriz Jodie Foster, quince años después de A casa por vacaciones. Quizá le falta un punto de emoción genuina a su film, pero demuestra gran oficio, y el deseo siempre loable de abordar cuestiones de entidad. Como en sus otras películas como directora, se reserva además un papel coprotagonista. Y de nuevo reincide en un tema común a gran parte de su filmografía –piénsese en títulos como El silencio de los corderos, Nell, El pequeño Tate...–, el problema de la comunicación con los demás, y singularmente con los seres más queridos, la propia familia. Cuenta para ello con un guión de Kyle Killen, con varios puntos de interés. Desde luego, es original el punto de partida, el otro yo de Walter volcado en la marioneta del castor, donde se logra un difícil equilibrio entre lo dramático y lo cómico, lo surrealista e incluso lo terrorífico. También tiene interés la subtrama del hijo adolescente, Porter, que rechaza a su padre, con el que presenta similitudes que lejos de agradarle le producen temor. La soledad, el autoengaño, la herencia genética, el conocimiento propio, la humildad para dejarse ayuda, las modas, el impacto de los medios de comunicación, son ideas que enriquecen la trama. La película presenta un subtexto indudable, la formidable interpretación que entrega Mel Gibson de su personaje tiene una base en su propia vida, sus muy aireados por la prensa problemas personales, y se nota para bien; su trabajo es poderoso, tanto al mostrar el dolor y las contradicciones de Walter, como en su intereactuación con la marioneta, el actor se diría que es un experto ventrilocuo. También se advierte, como en sus anteriores filmes manejando la cámara, que Foster es una buena directora de actores. Está su propio trabajo, por supuesto, un papel difícil el de esposa que no quiere tirar la toalla, que debe ser sobrio y contenido. Pero también el de Riley Thomas Stewart, el hijo pequeño, y el de los adolescentes Anton Yelchin y Jennifer Lawrence, que encarnan bien la idea de buscar un lugar en el mundo.

6/10
Como locos

2011 | Like Crazy

Anna, británica,  estudia en Los Ángeles y se enamora terriblemente de un joven llamado Jacob. La desgracia sobreviene cuando a ella no le renuevan el visado y ha de regresar a su país. Ambos enamorados mantendrán la relación a distancia, lo cual no será fácil. Los estimables actores Anton Yelchin y Felicity Jones demuestran un gran oficio al encarnar convincentemente a sus personajes. Gran parte de los diálogos fueron improvisados.

4/10
Noche de miedo (Fright Night)

2011 | Fright Night

Charley y su madre separada tienen un nuevo vecino en el barrio residencial donde viven a las afueras de Las Vegas. El problema es que el macizo Jerry, que así se llama el vecino, es un vampiro, y aunque el friqui Ed advierte a su amigo Charley de su condición de chupasangres, éste, que quiere ser un tipo popular para que no le deje su novia May, no le hace ningún caso. Con terribles consecuencias que le obligarán a reaccionar. Puesta al día de  Noche de miedo, la peli de terror ochentera de Tom Holland, servida en 3D con fotografía del español Javier Aguirresarobe. La función corre a cargo de un director inesperado, Craig Gillespie, responsable de la sorprendente Lars y una chica de verdad, y de la serie televisiva United States of Tara. Como se ve, el argumento es lo de menos, de lo que se trata es de plegarse con buen ritmo a las convenciones de las películas de miedo para adolescentes, con sustos, ligoteos y sentido del humor, este segundo a ratos de tipo paródico: pues se retuercen los clichés y se hacen bromas con  Crepúsculo, hasta el punto de que el mismo actor Anton Yelchin luce un look que recuerda al vampiro guaperas Edward Cullen. No faltan las convenciones habituales para combatir a los vampiros, el recurso al gore y variados efectos especiales, junto a personajes alocados de distinto pelaje. Colin Farrell compone al maléfico vampiro con una perpetua pose de ser superior invencible. La película es lo que es, entretenimiento intrascendente para un público poco exigente, pero al menos no totalmente infumable. La idea es seguir la senda de títulos como Bienvenidos a Zombieland.

4/10
Memoirs of a Teenage Amnesiac

2010 | Memoirs of a Teenage Amnesiac

Terminator Salvation

2009 | Terminator Salvation

Digna, pero no memorable. Así es la cuarta entrega de la saga comenzada por James Cameron, sobre un futuro poco halagüeño dominado por las máquinas. En esta ocasión es el gran Christian Bale quien interpreta al humano John Connor, jefe de la resistencia contra los terminators en un planeta desolado y apocalíptico. Hay en el año 2018 un grupo de líderes de esa resistencia, que dirige los combates contra Skynet desde la base secreta que tienen bajos las aguas en un submarino; pero Connor es el líder natural, considerado entre la gente de a pie como una especie de profeta o mesías. Ahora su esposa espera un niño, pero él sigue intrigado con las grabaciones que le dejó su madre Sarah, sobre todo con las que se refieren a su padre viajero en el tiempo, Kyle Reese, a quien debe localizar y salvar antes de destruir la base principal de las máquinas enemigas. Porque sólo así logrará que éste conozca a su madre en el pasado. Encontrará un inesperado aliado en Marcus, un condenado a muerte en 2002, que se ha convertido en alguien muy diferente de quien fue en el pasado. Lo mejor que se puede decir de este film es que se inserta bien en la saga. Miedo nos daba que McG fuera el director, pero el caso es que este hombre videoclipero rueda bien, al servicio de la historia, y si acaso cabe reprocharle cierta frialdad en la narración, aunque ésta ya se encuentra presente en el guión de John D. Brancato y Michael Ferris. Sigue la idea de contraponer maquina y hombre, entre los que se puede producir un cierto intercambio de roles: a quien se veía como robot demuestra humanidad, mientras quien está dotado de espiritu toma decisiones maquinalmente. Esto se nota en el conflicto que surge alrededor del misterioso Marcus, que provoca dudas en Connor y en la guerrera de la resistencia Blair. Se nos antoja demasiado serio Christian Bale como líder, como si su responsabilidad para salvar al mundo diera un excesivo hieratismo a su interpretación; más interesante es la perplejidad de Marcus, aunque le falta hondura a la actuación de Sam Worthington. De alguna forma se nota que McG no es un director de actores, no logra que los distintos personajes despeguen de sus moldes arquetípicos. No obstante, la historia tiene garra, se sigue con interés, y sabe insertar guiños para los conocedores de la saga. Y hay suficientes escenas de acción para que los ojos del espectador no se despeguen de la pantalla en ningun momento. Hay un buen trabajo en la construcción de un escenario post-holocausto nuclear, y buenos pasajes con los distintos terminators en acción, incluido uno que deviene en agradable sorpresa. Entre los "gadgets" nuevos destacan los mototerminators, y un robot gigante que se diría primo hermano de los Transformers.

6/10
New York, I Love You

2009 | New York, I Love You

Película homenaje a la ciudad de Nueva York, concebida por el mismo artífice de Paris, je t'aime, el productor Emmanuel Benbihy. Consta de once segmentos, dirigidos por diez directores distintos, y el gran logro con respecto al precedente –pues se conserva la idea de una buena 'plantilla' de actores y directores– es una maravillosa unidad, podría llegar uno a creer que la película completa ha contado con una sola persona dirigiendo, en la línea de películas corales como Magnolia. Puede cambiar el momento del día -mañana, noche-, el marco geográfico, los personajes, pero hay un algo, el alma podríamos decir, que da prodigiosas vida y cohesión al conjunto. Lo que no quita para que haya pasajes sencillamente memorables, frente a otros más ligeros, a veces pequeñas bromas, pero siempre insertadas con inteligencia.   Entre las pequeñas historias sobresalen tres: la de Shekhar Kapur, de aire mágico, sobre una anciana cantante de ópera dispuesta a suicidarse en el hotel que se alojó antaño, con maravillosas interpretaciones de Shia LaBeouf, Julie Christie y John Hurt; la de Fatih Akin sobre un pintor, Ugur Yücel, fascinado con una joven oriental, Shi Qi; y la de Joshua Marston, con soberbios trabajos de Eli Wallach y Cloris Lechman, que dan vida a un matrimonio cascarrabias pero profundamente enamorados tras más de 60 años casados. Pero tienen también interés por supuesto las de Jiang Wen –un juego entre ladrones, Andy García y Hayden Christensen–, Mira Nair –la relación entre una judía a punto de casarse, Natalie Portman, y el hindú propietario de una tienda compuesto por Irffan Khan–, Shunji Iwai –la singular relación telefónica entre un compositor de bandas sonoras de anime, Orlando Bloom, y su productora, Christina Ricci–, Yvan Attal –que tiene dos historias, la de dos curiosos intentos de ligue, Ethan Hawke con Maggie Q, y Chris Cooper con Robin Wright Penn–, Brett Ratner –el baile de graduación de una chica en silla de ruedas, que involucra a James Caan, Anton Yelchin y Olivia Thirlby–, Allen Hugues –dos amantes ocasionales, Drea de Mateo y Bradley Cooper, van a reencontrarse– y Natalie Portman –un tipo, Carlos Acosta, pasea por Central Park con una niña–. El motivo amoroso está presente en las tramas, hay sorpresas y giros ingeniosos, y llama la atención como se inserta el tema de la sexualidad omnipresente en la sociedad actual, pues en muchas, aunque haya algún apunte grosero, hay una cierta crítica indirecta a este hecho. Resulta muy inteligente además el uso de un personaje con una cámara de vídeo, cuya presencia cobra sentido al final del film de un modo muy original y bello, broche perfecto a una gran película.

7/10
Star Trek

2008 | Star Trek

Tanto va el Enterprise al espacio, que al final el filón se agota. Hasta los más fieles seguidores de la célebre astronave se dieron cuenta de que la décima entrega fílmica, Star Trek: Némesis, daba muestras sobradas de que la fórmula se había sobreexplotado. A pesar de todo, en su segundo largometraje como director, J.J. Abrams, creador de las series televisivas Alias y Perdidos, se ha propuesto resucitar Star Trek, que antes de ser una saga cinematográfica fue una de las más conocidas  series televisivas de la historia. Abrams parte de cero, en la línea de Batman Begins, de forma que cualquiera que desconozca por completo a los personajes pueda disfrutar sin problemas de la trama. Pero además, el astuto director ha sabido, mediante una estratagema de guión que conviene no desvelar, hacer que nada de lo que ocurra aquí contradiga lo ya visto en las entregas anteriores, para no molestar a los miles de ‘trekkies’, tal y como se conoce a los fans con los que cuenta la saga. Tan de cero pretende empezar la historia Abrams que abre el film con el nacimiento del protagonista, el capitán James Tiberius Kirk, que viene al mundo al mismo tiempo que su padre se inmola, mientras se enfrenta a la nave de Nero, un capitán renegado de la raza de los romulanos. Tras una infancia rebelde, Kirk acaba convirtiéndose en un brillante cadete de la Flota Estelar, donde aún se recuerda el valor de su progenitor. Allí se hace amigo de McCoy, que estudia para ser oficial médico, conoce a la joven Uhura, experta en lenguajes y formas de comunicación, con la que no acaba de llevarse bien del todo, e inicia una enconada rivalidad con Spock, hijo de una humana y de un vulcano, raza que se distingue por su afán de controlar las emociones. Una supuesta llamada de auxilio llevará a Kirk y al resto de cadetes a embarcarse en el Enterprise y enfrentarse nuevamente con Nero, el romulano que reaparece con un siniestro y destructivo plan... El reparto es completamente nuevo, salvo por la inclusión del legendario Leonard Nimoy, el intérprete original de Spock, que encarna a su personaje envejecido. Para interpretarlo cuando es joven, le ha sustituido el joven Zachary Quinto, en el papel más importante junto con el hasta ahora muy secundario Chris Pine, que encarna al capitán Kirk, El tal Pine es un joven atractivo con  mucho potencial para arrastrar al público adolescente a los cines, al igual que Zoe Saldanha, muy expresiva como Uhura, el más importante papel femenino. Destaca la inclusión en el reparto del especialista en comedia Simon Pegg (Scotty), y de la veterana Winona Ryder, que es la madre de Spock en un corto pero emotivo papel. Sorprende el fichaje del excelente actor Eric Bana para encarnar al villano, Nero, pues aunque borda el papel, no se comprende si era necesario un fichaje que sin duda habrá costado una millonada, para un papel irreconocible, ya que está siempre completamente recubierto de maquillaje. Se declara Abrams más seguidor de Star Wars que de Star Trek, y su película está próxima al primer George Lucas, en la medida en que no pretende hacer ciencia ficción dura, sino una dinámica cinta de aventuras, con mucha acción, y sofisticados efectos especiales. Y sin embargo, sorprende su habilidad para no traicionar a los iniciados. A estos les ofrece numerosísimos guiños que les harán muy felices (la prueba del Kobayashi Maru, la babosa de Star Trek II. La ira de Khan, y hasta la sintonía original de la serie y el monólogo del principio...), pero hay un especial cuidado en que los homenajes estén tan integrados en la historia que no es necesario saber nada para poder seguirla. Es una entrega más ligera de lo habitual, pues aunque contiene notas positivas sobre la amistad, las emociones humanas, el sacrificio y el sentido del deber, está claro que Abrams está pendiente de sorprender continuamente. Su habilidad para conseguirlo es notable, sobre todo en algunos momentos memorables, como la persecución protagonizada por el pequeño Kirk, la secuencia en la que éste se arroja en paracaídas para sabotear una perforadora y su huida de un monstruo gigantesco en un planeta inhóspito. Se le puede achacar una pequeña bajada de ritmo cuando el anciano Spock cuenta su historia, y la inclusión de una secuencia de sexo en una saga que hasta ahora era completamente blanca, para todos los públicos. Pero ha logrado resucitar el cadáver, que es lo de que se trataba.

7/10
Charlie Bartlett

2007 | Charlie Bartlett

Yelchin es nuevo en el instituto y no logra adaptarse al centro. El director decide echarle una mano y lo nombre psicólogo de su curso. Su misión será la de actuar de mediador entre los estudiantes que tengan conflictos, a los que aconsejará para que salgan del atolladero. Casi nada, tratándose de un instituto. Jon Poll debuta como director con esta historia de adolescentes después de haber trabajado como montador en sagas como la de Austin Powers o Los padres de él.

5/10
Alpha Dog

2006 | Alpha Dog

Escalofriante película basada en hechos reales, que como otros títulos coetáneos –Diario de un escándalo, Juegos secretos–, dibuja una sociedad occidental enferma, que debería empezar a afrontar de una vez los graves problemas que la amenazan. Nick Cassavetes, director y guionista, recrea tomándose ciertas libertades el caso de Jesse James Hollywood, que conmocionó en 1999 a la opinión pública estadounidense. El cuadro que entrega de los adolescentes californianos y sus familias no puede ser más desolador. La cosa arranca con el enfrentamiento violento entre los jóvenes Johnny Truelove y Jake Mazursky, por una deuda relacionada con el tráfico de marihuana. Decidido a cobrar su deuda “como sea”, Johnny no tiene ocurrencia mejor que secuestrar a Zack, el hermanastro adolescente de Jack, un quinceañero que se siente sobreprotegido por sus padres. Lo que podría ser una experiencia desagradable, para Zack se convierte en una inmersión en el mundo de los adultos (?), en el que siempre quiso ingresar. Pues los “amigos” de Johnny, especialmente Frankie, lejos de maltratarle, le tratan como a un “colega”, haciendo de él uno más en sus juergas y francachelas. Pero paralelamente, en el “mundo real”, las cosas se les están complicando. Los padres de Zack han denunciado la desaparición del chico, Jake amenaza a Johnny de muerte, un abogado afirma que se enfrenta a posibilidad de cadena perpetua… Y en el horizonte asoma la posibilidad de lo que podríamos denominar “solución final”. El mayor interés de la cinta es su condición de radiografía social sin moralina, de la que salen malparados jóvenes y adultos. Los primeros viven en un artificial “mundo infeliz”, donde los alicientes que les animan responden al nombre de alcohol, sexo, droga, ropa, videojuegos, música y poco más. Su completa inmadurez les incapacita para tomar cualquier tipo de decisiones, y cuando se mueven en “terreno peligroso”, la posibilidad de “meter la pata” más todavía, es casi del cien por cien. Caso llamativo es el de Elvis, objeto de burlas de la banda de Johnny, cuyo complejo de inferioridad le convierte en carne de cañón para ejecutar la acción que ningún otro osaría acometer. Y triste, muy triste, es el caso de Zack, la víctima, que se plantea su secuestro como una “gran aventura”, de un vértigo embriagador. En la parte de los progenitores, los tenemos de dos tipos: los que se mueven ya en el mundo de la delincuencia, y que más que otra cosa reprochan a sus retoños su increíble estupidez a la hora de resolver un “problema”; y los “normales” –es un decir–, sinceramente preocupados, pero sin recursos para ganarse la confianza de sus hijos. La película cuenta con un atinado reparto –destacan entre los jóvenes Anton Yelchin y Justin Timberlake, y Sharon Stone entre los adultos– y buen ritmo, donde los interrogatorios que salpican el metraje, y los rótulos que enumeran las personas que se cruzan con el secuestrado como “Testigo 1”, “Testigo 2”, etcétera, presagian un fatal desenlace. Eso sí, la enorme crudeza con que se describe el estilo de vida vacío de los personajes –experiencias sexuales, lenguaje soez, peleas, droga…– resulta excesiva.

6/10
Gente poco corriente

2005 | Fierce People

Finn es un joven de 16 años que es detenido cuando compraba cocaína para su madre. Esto frustra sus planes de verano, que le iban a llevar a Sudamérica a estudiar a una tribu indígena. En su lugar, se va con su madre a una casa propiedad de un rico amigo. Una vez en el campo, madre e hijo tratarán de salir adelante, lo que no va a ser fácil ya que todo el lujo y riqueza que los rodea no tardará en convertirse en podredumbre. El punto de partida de la película es el de comparar una brutal tribu del Amazonas, que acaba de tener su primer contacto con el hombre civilizado, y la “tribu” de los ricos y poderosos que pueblan la inmensa finca del adinerado señor Osborne. Si bien la idea puede tener cierto interés, se convierte en un quiero y no puedo. La relación entre la violenta tribu y los egoístas millonarios se deshilacha por momentos hasta que acaba entrando en el terreno del surrealismo, peyorativamente hablando. Una pena, porque éste es el punto original de la película, que, por otra parte, es la misma historia de siempre, de niños ricos que siempre han tenido tanto que pierden su identidad como ser humano y el sentido de la realidad. De hecho, se vuelve a dar el caso de que el título español no hace justicia al original, Fierce People, es decir, gente feroz. Y es que la película muestra una realidad brutal y deshumanizada. Así que el sueño que inicialmente conocen Finn y su madre, se acaba tornando en pesadilla. Diane Lane está estupenda, como siempre, aunque su personaje está cogido con alfileres. De hecho, es uno de los grandes agujeros de la película. Los primeros cinco minutos de metraje muestran a una mujer completamente enganchada al alcohol y las drogas, cosa que se evapora como por arte de magia en cuanto se traslada al campo. Se pasa por encima de sus adicciones, pero tan de puntillas, que parece que se trata de dos mujeres distintas.

3/10
Delitos menores

2004 | House of D

Cuentecillo nostálgico y de aristas tragicómicas, escrito y dirigido por David Duchovny, Mulder en Expediente X, que tras firmar varios episodios de la serie, debuta en el cine grande tras la cámara. No acaba de dar con el tono, y hace bueno el dicho ‘Quien mucho abarca, poco aprieta’ al narrar la dura adolescencia de Tommy, su amistad con un retrasado, su primer amor, los consejos de una presidiaria, los disgustos de la madre, su intervención en una eutanasia… Pero el chico se esfuerza, y el reparto tiene su encanto.

4/10
El cielo no puede esperar

2001 | Delivering Milo

Elisabeth. Una mujer felizmente embarazada, con su bebé a punto de nacer. Pero llegada la hora de dar a luz, el crío, de nombre Milo, se resiste a salir al mundo. En efecto, las almas de los niños que van a nacer esperan su turno pacientemente en un lugar del cielo: pero Milo, que ha oído que la Tierra es un lugar bastante inhóspito, se niega a nacer. Esto provoca una crisis tal que hay que recurrir al ángel Elmore, que durante un día enseñará al niño cómo es la vida en Nueva York, y la necesidad de gente buena que hay en el mundo. Nick Castle (Daniel el travieso), con guión de Diana Wagman y David Hubbard, entrega una historia de tintes caprianos con muchos puntos de conexión con ¡Qué bello es vivir! Se nos recuerda, en efecto, cómo cada persona tiene su pequeño-gran papel que jugar en la historia de la humanidad. Albert Finney da vida al ángel de la guarda, mientras que el niño Anton Yelchin, a quien vimos en Corazones en Atlántida, es el pequeño que no se atreve a nacer.

4/10
Corazones en Atlántida

2001 | Hearts in Atlantis

Malas noticias: ha muerto Sully, el mejor amigo de la infancia de Bobby. Lo que despierta entrañables recuerdos de cierto verano. Por aquel entonces Bobby se divertía cantidad con sus amigos Molly y Solly. Y encima la llegada del forastero Ted, inquilino de una de las habitaciones de la casa donde vive Boby con su madre viuda, trajo consigo una inesperada aventura. Adaptación del libro de Stephen King, donde resuenan ecos del relato The Body, llevado al cine por Rob Reiner con el título Cuenta conmigo. Scott Hicks, con guión de William Goldman, subraya el tono nostálgico, la rememoración de la infancia perdida. Se habla de la entrada de Boby en la edad adulta, dolorosa en algunos aspectos (primer beso, amistad con un adulto, nueva perspectiva de su progenitor). Anthony Hopkins está magnífico en su composición de un hombre sabio y cansado.

5/10
La hora de la araña

2001 | Along Came A Spider

El detective Alex Cross ha quedado tocado después de la muerte de una compañera policía en una operación de alto riesgo. Hasta el punto de decidir retirarse del servicio. Pero el secuestro de una niña, hija de un senador, obliga a Cross a volver a la faena. Y comienza a colaborar con la agente del servicio secreto que custodiaba a la cría. Pronto van a descubrir que el rapto de la chiquilla es sólo el primer paso de un maquiavélico plan, que podría desencadenar una grave crisis internacional. El neozelandés Lee Tamahori (Guerreros de antaño, Mulholland Falls. La brigada del sombrero) es el encargado de poner imágenes a este thriller, adaptación de la novela de James Patterson. Y consigue trepidación, desde el arranque traumático de la película, pasando por el secuestro en la escuela, o la inquietante escena de la cabina. Pone rostro al célebre detective negro el actor Morgan Freeman, que ya encarnó al personaje en El coleccionista de amantes.

5/10

Últimos tráilers y vídeos