IMG-LOGO

Biografía

Asa Butterfield

Asa Butterfield

23 años

Asa Butterfield

Nació el 01 de Abril de 1997 en Islington, Londres, Reino Unido
Filmografía
Sex Education (2 ª temporada)

2020 | Sex Education | Serie TV

Otis tendrá que dominar sus recién descubiertos impulsos sexuales para poder avanzar en la relación con su novia Ola, al mismo tiempo que se enfrentará a la ya tensa relación que tiene con Maeve. Mientras tanto el instituto de Moordale sufrirá un brote de clamidia, lo que demostrará la necesidad de mejorar la educación sexual en las aulas. Además, llegarán nuevos alumnos que también desafiarán el statu-quo.

Sex Education

2019 | Sex Education | Serie TV

Otis. Un adolescente. Su madre es psicoterapeuta sexual. Su casa está decorada con todo tipo de motivos fálicos y poblada de libros y vídeos de su especialidad. El chico no logra tener experiencias sexuales satisfactorias, tal vez está cohibido por la abrumadora presencia materna, ni siquiera logra masturbarse, pobrecito. Pero se sabe toda la teoría, lo que le va a ayudar a tener un inesperado éxito entre sus compañeros de instituto, que se encuentran como animalitos en celo, pero algo despistados; le ayuda a dar consejos Maeve, una compi con fama de chica malota. El título de esta serie acierta al 50%. Trata de sexo. Hay mucho sexo. En realidad, casi no hay otro motivo de conversación o acción entre los personajes, y todo es muy gráfico. En cambio, de educación, cero pelotero. Al final, esta creación de la desconocida Laurie Nunn se reduce a una supuesta idea feliz, el descrito punto de partida, que se supone despertará la curiosidad, sobre todo del público adolescente, con sus ganas de epatar y chistes fáciles. La idea de que el chico rarito ha heredado de su madre el talento (!?) para aconsejar sobre problemas sexuales no da para mucho, desde el momento en que se parte de que la sexualidad se reduce a un juego sin consecuencias, pura fisiología que nada tiene que ver con los afectos, el amor o la entrega, de lo único que hay que preocuparse es de encontrar el camino personalísmo para manejarlo, como si fuera el manual de instrucciones de cualquier aparato. Por lo demás, tenemos lo típico de todas estas series de instituto que parecen hechas con el mismo molde, de chicos y chicas guapitos y guapitas, abusones con traumas, el chaval gay desenfadado, los profes torpes, el autoritario director... Sin mucho talento.

2/10
Ambición

2019 | Greed

En la isla griega de Mykonos, el magnate del mundo de la moda en decadencia Sir Richard McCreadie prepara una suntuosa fiesta, inspirada en la película Gladiator, para celebrar su sesenta cumpleaños, y demostrar a los medios de comunicación que todavía le queda mucha cuerda. Pero se complica la preparación del evento, que incluye construir un anfiteatro a imitación del Coliseo, y traer un león, a lo que se suma la tensión con la madre de su hijo, a la que ha sustituido por una joven, y con su controladora madre. Además, han empezado a investigarle por la forma fraudulenta con la que consolidó su imperio, lo que provoca que algunos invitados cancelen su asistencia. Como su personaje, el británico Michael Winterbottom anda algo de capa caída, quedan lejos el Oso de Oro por In This World, de 2003 y el Oso de Plata al mejor director en Berlín por Camino a Guantánamo, de 2006, y la Concha de Plata al realizador en San Sebastián por Génova, de 2008, y otros títulos de enorme interés, como Wonderland (1999) y El perdón (2000). Así que trata de dar un golpe de efecto con una disparatada sátira del mundo empresarial, un tanto facilona y tópica, de denuncia de los excesos que pueden cometer los poderosos, lo que a ratos trae a la memoria El lobo de Wall Street, pero sin lograr el mismo resultado. Parece que el realizador ha perdido algo de la chispa que tenía antaño, y el metraje resulta excesivo. Al menos se salvan algunos momentos divertidos, tienen gracia los chistes sobre el film de Ridley Scott. Y también sale airoso Steve Coogan, de nuevo a las órdenes de Winterbottom tras buenos trabajos en 24 Hour Party People, Tristam Shandy y la serie iniciada con The Trip. Demuestra ser un buen actor que imprime humanidad a su exagerado personaje, empresa en la que fracasan con los suyos Isla Fisher (la ex) y Asa Butterfield (su retoño). El título original, Greed, se corresponde con el de Avaricia, el clásico de Erich Von Stroheim, así que usarlo resulta una decisión un tanto codiciosa, porque no resiste las comparaciones.

5/10
Then Came You

2018 | Then Came You

Time Freak

2018 | Time Freak

Las reglas de Slaughterhouse

2018 | Slaughterhouse Rulez

Don Wallace ingresa como nuevo interno en la prestigiosa institución escolar Matadero, situada en medio del campo británico, en una zona cercana a un bosque. Allí pronto se dará cuenta de que va a tener una vida difícil. El director es muy rarito, su compañero de cuarto, Willoughby, es igual de extraño y la disciplina es férrea en el lugar debido a un veterano muy violento. Lo único bueno en el horizonte es la presencia de Clemsie, una estudiante por la que Don se siente atraído. Pero todo esas cosas quedarán en segundo plano cuando unas excavaciones prohibidas en el bosque cerca de la escuela provoquen el caos y la muerte entre los alumnos. Los comediantes ingleses Simon Pegg y Nick Frost se hicieron un nombre en el cine gracias a sus delirantes comedias de terror, al estilo Zombies Party. Aquí recuperan el aliento de antaño y ejercen como productores y también como actores de esta película gamberra y sanguinolenta que hará las delicias de frikis poco exigentes. Terror, sangre y humor se unen en un argumento poco trabajado, donde los efectos especiales importan poco y parece que lo más relevante es pasarlo bien en el rodaje. El resultado es inferior al de otras películas del mismo estilo. Cuenta, eso sí, con la aparición de otros actores de renombre, como Michael Sheen o la australiana Margot Robbie.

4/10
Un espacio entre nosotros

2017 | The Space Between Us

La historia de amor imposible entre Gardner Elliot, el primer humano nacido en Marte, y Tulsa, una adolescente de Colorado.

The House of Tomorrow

2017 | The House of Tomorrow

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares

2016 | Miss Peregrine's Home for Peculiar Children

Vuelve el mejor Tim Burton, el director entrega un cuento de calidad con una maestría que no se le veía desde Big Fish y La novia cadáver, de 2003 y 2005 respectivamente. Se trata de la adaptación de la novela juvenil homónima de Ransom Riggs, que en su estructura de un adolescente que viaja a un mundo fantástico, todo un proceso de maduración, tiene mucho en común con Alicia en el País de las Maravillas, pero aquí los logros de Burton son mayores, consigue cierto realismo en el mundo mágico que nos pinta, nos creemos lo que vemos. Jake es hijo único, en el colegio le toman el pelo, su padre tiene la cabeza literalmente llena de pájaros (es ornitólogo, o eso pretende) y no le hace mucho caso. En cambio tiene una conexión especial con su abuelo Abe, que de pequeño le contaba apasionantes cuentos. Una noche le llama por teléfono alarmado, necesita su ayuda, está siendo atacado por alguien, y le da unas pistas sobre un lugar en el que habría estado en 1943, la casa de Miss Peregrine para niños peculiares, una suerte de, nunca mejor dicho, "peculiar" orfanato. Cuando llega lo encuentra muerto, y la versión oficial es que algún animal le atacó. Pero Jake queda afectado hasta el punto de que acuden a una psicoterapeuta, que acepta la sugerencia del chico de viajar a Gales, donde estuvo ese orfanato que fue bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial. Allí encontrará una puerta que le lleva a un mundo fantástico, de niños peculiares, o sea, con un don, custodiados por miss Peregrine; el mismo Jake va a enterarse de que es un niño peculiar; y que sus nuevos amigos viven en un bucle, en una especie de "día de la marmota", donde en cada jornada toca protegerse de terribles enemigos, Barron, los Huecos y diversos monsturos. Lo mejor que puede decirse de la película es que nunca deja de sorprender. Llama la atención el guión sin fisuras ni caídas de ritmo urdido por Jane Goldman, acostumbrada a las lides de las tramas fantásticas y acción, pues escribió los libretos de títulos como Stardust y La mujer de negro, Kingsman y su secuela, y dos entregas de X-Men. Su alianza con Burton resulta perfecta, pues el director se encuentra muy a gusto con una amplísima galería de personajes estrambóticos e inadaptados, buenos y malos, y puede dar rienda suelta también a su sentido del humor, esos ojos que anhelan tener los Huecos, o el Barron compuesto por un delirante Samuel L. Jackson, verdaderamente genial. Además de que la narración es agilísima, visualmente el film es muy original, en decorados y diseño del aspecto de los personajes y su vestuario, con magníficos efectos especiales, donde destaca la batalla de los gigantes y los esqueletos, todo un deslumbrante homenaje nada disimulado a Ray Harryhausen.

8/10
Ten Thousand Saints

2015 | Ten Thousand Saints

El juego de Ender

2013 | Ender's Game

Año 2070. La humanidad está en guerra contra unos alienígenas denominados insectores, que casi arrasan la Tierra cincuenta años atrás. Ender es un chaval que tiene un don para la estrategia en la batalla, sabe cómo manejar al contrincante, sabe utilizar todos los elementos para lograr la victoria. Ahora sólo lo hace por medio de videojuegos, pero el coronel Graff ha visto en él al futuro líder de las fuerzas terrestres contra los insectores, así que decide entrenarlo en la llamada Escuela de Batalla, una base espacial aislada de la Tierra. Ahí Ender tendrá que enfrentarse a los demás y a sí mismo para demostrar si realmente tiene las aptitudes necesarias para liderar las tropas que impidan la extinción de la raza humana. Adaptación de la más célebre novela de Orson Scott Card, primera una saga que ha tenido un éxito editorial considerable y que se prestaba adecuadamente para ser llevada a la gran pantalla. Detrás de las cámaras se sitúa Gavin Hood, cuyo film Tsotsi ganó el Oscar a la mejor película extranjera en 2006 y que más tarde dio el salto a Hollywood para dirigir Expediente Anwar y X-Men Orígenes: Lobezno. Sigue pues el director surafricano inmerso en el cine comercial con El juego de Ender, que en ciertos aspectos recuerda a otras producciones futuristas como Los juegos del hambre, en donde los niños son los protagonistas de la acción y se convierten de algún modo en cobayas de los adultos. El juego de Ender se puede incluir en un tipo de películas cuyo argumento gira en torno al entrenamiento del héroe con fines bélicos, por lo que recuerda al subgénero de las “academias militares”, sólo que la ambientación futurista la acerca más a películas del estilo La guerra de las galaxias. Sin embargo, al contrario que en el clásico de Lucas, no está lograda la tensión extra requerida para emocionar al espectador con en este tipo de relatos de crecimiento y aprendizaje. Quizá sea culpa de varios elementos: la instalación espacial en donde se sitúa la acción, un lugar demasiado frío, aséptico, reducido; las tópicas e injustificadas provocaciones con los otros reclutas; la esperada rebeldía ante las normas y los mandos superiores; los numerosos personajes cliché, etc. Son elementos que, acumulados, rebajan la originalidad de la propuesta. Tampoco están aprovechados los duelos en la esfera de entrenamiento, supuestamente muy importantes pero que resultan de una simpleza llamativamente infantil. Por eso quizá las secuencias más logradas son las que tienen lugar en la Tierra, en el arranque de la película: son más vivas, reales y dramáticas que todo lo que vendrá después. Asimismo, es posible que el aire de videojuego también haya "jugado" una mala pasada a la historia. Aquí efectivamente los límites entre la consola, la realidad y la conciencia del jugador se desdibujan, hasta el punto de entremezclarse. Aunque a priori este enfoque tiene un innegable gancho, a Gavin Hood le ha faltado inventiva para plasmar la idea con eficacia, de modo que la resolución es confusa, inconsistente y tramposilla. Quedan de fondo, eso sí, ideas interesantes que surgen a lo largo de la historia creada por Scott Card, preguntas y reflexiones acerca de la propia vocación, de las dudas ante el destino, de la justificación de la guerra y de los límites morales de las acciones humanas en situaciones críticas. Por lo demás, al esforzado trabajo del joven Asa Butterfield (La invención de Hugo), que asume su papel con la requerida intensidad, acompañan unos poco memorables papeles de los veteranos Harrison Ford y Ben Kingsley.

4/10
La invención de Hugo

2011 | Hugo Cabret

París, tras la Primera Guerra Mundial. El pequeño Hugo Cabret, que ha heredado de su padre el gusto por los inventos, se ha quedado huérfano. Y tras desaparecer su viejo tío borrachín, que se ocupaba del mantenimiento del reloj de la estación de tren, vive solo en la torre, junto a la complicada maquinaria que ayuda a marcar las horas, sin que nadie lo sepa. Toda su ilusión es poner en marcha un autómata que andaba reparando su padre, y que cree que le ayudará a dar un sentido a su vida. Le ayudará Isabelle, que siempre ha deseado vivir una ventura, y se encuentra bajo la tutela de sus padrinos Georges y Jeanne. El viejo Georges regenta una tienda de juguetes mecánicos, de la que de vez en cuando Hugo birla piezas, y está amargado por algún suceso indeterminado del pasado. Imaginativa adaptación de un libro infantil de Brian Selznick -pariente del mítico productor David O. Selznick-, con guión de John Logan, que ya había colaborado con Martin Scorsese en El aviador. Por fin el director italoamericano entrega una película infantil disfrutable por pequeños y grandes –no nos parece que el “ladrillo” Kundun entre en las categorías de “infantil” y “disfrutable”–, su historia de un huérfano al que intenta capturar el lisiado y cuadriculado inspector de la estación, que trata de resolver un enigma atravesando mil aventuras en compañía de una amiga, con la moraleja de encontrar el propio sitio en el mundo, arreglando lo que está roto, está perfectamente servida. Nunca es ñoña y desprende emociones genuinas, tiene magia y el encanto de un relato de Charles Dickens. Además Scorsese asume con La invención de Hugo el reto de rodar una película en 3D, y lo hace con brillantez, sacando todo el partido al formato, de modo que la deslumbrante imaginería –maravilloso diseño de producción de Dante Ferretti– luce en todo su esplendor, el apartado visual del que es responsable el director de fotografía Robert Richardson resulta deslumbrante, y la música de Howard Shore acompaña muy bien. El cineasta se suma al selecto grupo de colegas –James Cameron, Wim Wenders, Werner Herzog...– que sí saben utilizar la tridimensionalidad en sus historias, lo suyo no es la simple excusa de otros para que la productora haga más “caja”. Destaca el partido que se saca al tren que quiere salirse de la pantalla, guiño a los Lumière, pero también en los planos picados y contrapicados, e incluso en algunos primeros planos, y ello de un modo nada artificial, justificado por lo que se está contando. El ritmo es muy dinámico, no en balde colabora por enésima vez con Scorsese en el capítulo de montaje Thelma Schoonmaker Scorsese es un estudioso del cine, que ha publicado libros y hecho documentales para llamar la atención sobre los grandes maestros del Séptimo Arte, desconocidos con demasiada frecuencia por el gran público. Ahora suma a tal faceta este film que rescata a grandes genios del cine mudo del olvido, ahí está presente como personaje el gran mago y pionero del cine francés, Georges Méliès, a cuyos logros se rinde homenaje, pero también, aparte de los mentados hermanos Lumière, Harold Lloyd, Charles Chaplin, etc. Una magnífica pedagogía de los orígenes del cine, en forma de entrañable película familiar. Acierta el director en el reparto de La invención de Hugo. Los chavales protagonistas resultan encantadores, mientras que Ben Kingsley, que ya hizo a un eficaz Faggins en el Oliver Twist (2005) de Roman Polanski, encaja muy bien como el cascarrabias Georges. No es cuestión de hacer aquí el repaso completo de los actores secundarios, pero merece la pena destacar las composiciones de Sacha Baron Cohen y Emily Mortimer, su delicada historia de amor da pie a un par de escenas memorables. Puestos a poner un “pero” al film, podemos decir que el secreto del estado de decaimiento de Georges no encuentra una explicación plenamente satisfactoria, uno esperaba algo de más calado. Pero en fin, como decía Billy Wilder, “nadie es perfecto”.

8/10
La niñera mágica y el Big Bang

2009 | Nanny McPhee and the Big Bang

La actriz Emma Thompson vuelve a meterse en la piel de la niñera Nany McPhee, personaje de hadas creado por la escritora Christianna Brand, que ya interpretó en La niñera mágica. En este film la actriz inglesa participa muy activamente, ya que además de escribir por completo el guión, también ha llevado a cabo labores de producción. Dirige con mucho gusto Susanna White, hasta ahora responsable sobre todo de dramas y que ha triunfado definitivamente con la serie bélica de televisión Generation Kill. La historia, basada libremente en los personajes y libros de Brand, está ambientada en los años de la II Guerra Mundial y nos presenta a una familia inglesa que vive en una granja en medio del campo. La madre, la Sra. Green, está sóla porque su marido se encuentra en el frente y se las ve y se las desea para mantener a la familia y para gobernar con tranquilidad su casa, pues tiene tres hijos pequeños, Norman, Megsie y Vincent. La Sra. Green tiene que lidiar además a su cuñado que está empeñado en que ella firme la escritura de la granja para venderla... Pero las cosas van a complicarse más cuando llegan a pasar unos días con ellos sus dos jóvenes primos, unos remilgados que llegan de la ciudad. La convivencia comienza a ser catastrófica con cinco niños en casa. Una noche, cuando la situación ha llegado al límite para la Sra. Green llaman a la puerta. Y allí aparece una mujer muy fea, vestida de negro, que se presenta como Nanny McPhee y dice ser una niñera dispuesta a ayudarla. Film familiar destinado sobre todo al público infantil y que ofrece innumerables secuencias divertidas y llenas de acción, un idílico retrato de la vida en el campo y un tierna visión de la familia. Los personajes están bien perfilados y ayuda al interés de la historia la presencia varios conflictos dramático en la trama, como la incertidumbre del paradero del padre, las maquinaciones malévolas del cuñado, la complicada convivencia entre los pequeñuelos y, por supuesto, las enseñanzas de Nany McPhee. Ésta podría ser una especie de Mary Poppins por sus artes mágicas, y también por su modo de actuar con los niños, llevando con mano firme su educación y a la vez inculcándoles un buen puñado de virtudes y valores. Sin embargo, su aspecto exterior es todo lo contrario al bello personaje de Julie Andrews, ya que en este caso se oculta, con un espeso maquillaje de aspecto brujeril, el rostro Emma Thompson... Le acompañan en el reparto una genial Maggie Gyllenhaal como la Sra. Green y un divertido Rhys Ifans en el papel del ruin cuñado. Por lo demás, con bastante explicitud el film pone el dedo en la llaga en la lacra del divorcio y en el daño que éste produce en los niños, y por el contrario ofrece decididamente un amable elogio de la unidad familiar y del amor a los hijos.

5/10
El niño con el pijama de rayas

2008 | The Boy in the Striped Pyjamas

Traslación a la pantalla de la homónima novela superventas de John Boyne. Ambientada en los años de la Segunda Guerra Mundial, describe el traslado de Bruno y su familia a una mansión cercana a un campo de concentración, de la que el padre ha sido nombrado comandante. Bruno es un niño de ocho años de poderosa imaginación, que se aburre en casa todo el día, pues su hermana mayor Gretel es un poco tostón, y las demás personas que pululan alrededor son mayores. En tal tesitura capta su atención lo que él cree que es una granja vecina, muy rara eso sí, ya que todos los trabajadores visten un poco convencional pijama de rayas. Ilusionado con ser explorador, y sin que lo sepan sus padres, logra acercarse a la alambrada del campo, donde conoce a un chico de su edad, Shmuel, internado ahí dentro. Ninguno de los dos entiende lo que ocurre, pero entre ambos, y en secreto, surge una amistad.Se trata de una digna adaptación de la obra original, una especie de fábula cruel, cuya principal dificultad era preservar el punto de vista del niño, cuya ingenuidad aguanta el papel, pero que en imágenes podía resultar difícil de aceptar. Además, la sobrevalorada novela resultaba un tanto reiterativa en la acumulación de equívocos. Por todo lo dicho el director y autor del guión adaptado, Mark Herman (Tocando el viento, Little Voice), juega con la idea de que el pequeño protagonista se acerca un poco más al horror de la verdad, que lo que permitía traslucir el libro; también se amplía el protagonismo de la madre, de modo que también una adulta empieza a desembarazarse de su ceguera. El film se sigue con interés, sobre todo a través del niño, estupendo Asa Butterfield. Algo estereotipados se nos antojan el padre y un malvado nazi, o la simpleza con que es retratada la hermana. También falta sutileza al desenlace, muy sobrio en el original, por lo que la impresión en el lector era muy fuerte; aquí se opta por un tratamiento demasiado hollywoodiense, con vibrante montaje paralelo, lluvia, desesperación, el niño por un lado, la familia y los soldados por otro, lo que hace el patético subrayado irónico demasiado evidente.

6/10

Últimos tráilers y vídeos