IMG-LOGO

Biografía

Burnett Guffey

Burnett Guffey

Burnett Guffey

Premios: 2 Oscar

Oscar
1968

Ganador de 1 premio

Oscar
1954

Ganador de 1 premio

Filmografía
La gran esperanza blanca

1970 | The Great White Hope

En plenos años 50, el campeón negro de pesos pesados Jack Jefferson mantuvo una relación con Eleanor Backman, una mujer blanca. Por esta relación fue perseguido y acusado de mestizaje, que en la América de esos años era delito, con lo que debía cumplir una condena de tres años de prisión. Pero Jack y Eleanor huyeron juntos de Estados Unidos para evitar la pena. Película biográfica del boxeador Jack Johnson, el primer hombre de color que ganó el premio en su categoría. El film hace hincapié en su matrimonio interracial que le hizo vivir perseguido, acusado y que su carrera fuera decayendo conduciéndoles a un terrible final. La interpretación de la pareja es notable y gracias a su papel, James Earl Jones recibió un Globo de Oro, además de sendas nominaciones a los Oscar tanto él como Jane Alexander. Dirige Martin Ritt (El largo y cálido verano, El espía que surgió del frío).

5/10
Esta noche vamos de guerra

1970 | Suppose They Gave a War and Nobody Came

Los habitantes de una pequeña comunidad tienen problemas de convivencia con los soldados de una base militar cercana. Comedia que se inspira en la obra de Billy Wilder, de ahí la presencia de Tom Ewell (La tentación vive arriba) y Tony Curtis (Con faldas y a lo loco). Por desgracia, se queda muy lejos del nivel del maestro.

5/10
Some Kind of a Nut

1969 | Some Kind of a Nut

Comedia satírica con momentos tan hilarantes como surrealistas. El gran protagonista es el estrambótico Dick Van Dyke (Mary Poppins) y su papel le va que ni pintado. Interpreta a Fred un empleado en un banco que está a punto de divorciarse de su mujer, Rachel, y casarse de nuevo con su compañera de oficina, Pamela. Sin embargo, durante un picnic en el Central Park, Fred sufre la picadura de una abeja en la barbilla y a partir de ese momento una gran barba comienza a salirle, lo que traerá complicadas consecuencias. El film está lleno de humor, pero el guión es demasiado tonto y en general no logra alcanzar demasiada calidad, pese a que el protagonista está acompañado de dos grandes actrices, Angie Dickinson y Rosemary Forsyth.

4/10
La loca de Chaillot

1969 | The Madwoman of Chaillot

Katharine Hepburn encarna magistralmente a una aristócrata que ha perdido la cabeza. Vive en el barrio de Chaillot, de ahí el título de la película. Su vida se desarrolla en un mundo completamente irreal pues su locura le lleva a pensar que vive en otra época. Interesante reparto en el que es preciso mencionar a Donald Pleasence y Danny Kaye, dos solventes actores secundarios que con su buen hacer contribuyeron de manera muy positiva a una gran diversidad de películas como ésta.

4/10
El reparto

1968 | The Split

Un criminal recluta a varios especialistas para llevar a cabo un gran golpe que lleva planeando desde hace tiempo. El objetivo está claro: robar el botín conseguido con la venta de todas las entradas de fútbol de un famoso estadio de Los Ángeles. El problema comienza con el reparto del premio. Regular retrato sobre la avaricia humana. La película trata con un tono dramático un tema muchas veces tocado en el cine: el poder del dinero y su capacidad de romper relaciones, tanto en gente inocente como en culpables. En el reparto encontramos a actores como Jim Brown, Diahann Carroll y Gene Hackman.

5/10
Bonnie and Clyde

1967 | Bonnie and Clyde

Violenta y romántica historia de una pareja de atracadores en los años de la Depresión americana. El film se basa en hechos auténticos, y sigue la pista a Bonnie, un ladrón de bancos, y Clyde, una chica provinciana con ganas de emociones fuertes. Encadenarán un robo tras otro copando los titulares de los periódicos. Para ellos es un elemento adrenalítico, que además les une más y más. En los años 60 este film de Arthur Penn con guión de la pareja David Newman-Robert Benton produjo cierto escándalo, pues mostraba con todo realismo los continuos delitos de los protagonistabas, de los que no hacía una condena explícita. Más bien se producía cierta empatía con el espectador, gracias a la historia de amor, y al loco toque de comedia, por ejemplo con esa pareja de rehenes afectados por una especie de "síndrome de Estocolmo". La escena del acribillamiento final forma parte ya del imaginario del cine, y el film impulsó de modo notable las carreras de Warren Beatty y Faye Dunaway.

7/10
Emboscada a Matt Helm

1967 | The Ambushers

El agente Matt Helm se lo pasa muy bien como instructor de jovencitas en el ICE, servicio secreto de contraespionaje. Sin embargo, tendrá que aparcar sus labores para llevar a cabo una peligrosa misión. Una pequeña nave espacial de experimentación ha sido robada por el malvado mafioso mexicano José Ortega, después de maltratar a Sheila Sommers, la agente del ICE que pilotaba la nave. Para rescatar el valioso vehículo volador Matt Helm se desplazará a Acapulco y la agente Sommers se hará pasar por su esposa. Tercera película sobre las andanzas de Matt Helm protagonizadas por Dean Martin. El actor da el tipo perfecto para este personaje literario creado por Donald Hamilton, un tipo seductor, gracioso y caradura –parodia clara de 007–, que siempre está acompañado por las más bellas e insinuantes mujeres. En este caso, la historia es posiblemente la peor de las cuatro que protagonizó el actor, pues la trama es muy pobre y al guión le falta el humor que otras veces funciona. Pese a eso, podrá entretener quizá y, como es habitual, se incluye como excepción algún chiste gracioso en torno a las dotes cantarinas de Sinatra en detrimento de las del protagonista.

4/10
Los silenciadores

1966 | The Silencers

Matt Helm es una especie de James Bond a la americana que trabaja como espía en el ICE, servicio secreto de contraespionaje. Tendrá que evitar que la malvada organización "Gran O" manipule una prueba de misiles para organizar un desastre nuclear que puede acabar con Estados Unidos. Comedia de acción en la que Dean Martin se lo pasa en grande –él mismo interpreta varias canciones que suenan como banda sonora, e incluso se permite un chiste contra su amigo Frank Sinatra– con un personaje que es todo un donjuán. La película copia hasta la saciedad la franquicia de 007 –misiones peligrosas, mujeres fatales y seductoras, organizaciones secretas buena y mala, malvado de pacotilla–, aunque en este caso el conjunto –la trama y los efectos especiales, sobre todo– está al servicio del humor y el tono picante que inundan el film. El reparto está bastante correcto, con la aparición estelar de Cyd Charisse en un par de números musicales, y una torpe y encantadora Stella Stevens.

5/10
King Rat

1965 | King Rat

Durante la II Guerra Mundial, un joven soldado estadounidense es capturado por los japoneses, y enviado a un campo de concentración. George Segal obtuvo una enorme popularidad como protagonista de esta cinta bélica, basada en la novela de James Clavell.

6/10
Préstame a tu marido

1964 | Good Neighbor Sam

Simpática comedia del director de Tú a Boston y yo a California, con la siempre estimulante presencia de Jack Lemmon, a quien David Swift había dirigido el año anterior en Adán también tenía su manzana. El actor da vida a Sam, un hombre felizmente casado, padre de dos niñas, que se van a un campamento de verano. Él es un tipo muy creativo, que trabaja en el departamento de publicidad de una gran compañía. De modo inesperado le encargan la campaña de su principal cliente, un tipo muy conservador, al que agrada la vida familiar de Sam. Lo malo es que su imagen va a peligrar cuando llega de Europa Janet, la mejor amiga de su esposa Minerva. La bella Janet acaba de heredar una fortuna de su abuelo, pero... debe cumplir una condición. Estar casada, y desgraciadamente ella se ha divorciado recientemente. Para evitar la reclamación de la herencia por otros parientes, Sam y Janet simularán ser marido y mujer. Es el inicio de un montón de enredos.El tipo de historia, con los enredos matrimoniales y de riesgo de infidelidad, recuerda al cine de Billy Wilder, aunque seguramente sin las dosis de mala leche típicas del genial cineasta. No obstante, el director y coguionista Swift sabe imprimir el necesario 'timing' a una deliciosa narración, sembrada de gags ocurrentes y equívocos sin cuento, con un toque picantillo muy medido y la clásica guerra de sexos por partida doble. Lemmon está genial, como siempre, y Romy Schneider parece pasárselo en grande dando réplica al actor. También tiene presencia Edward G. Robinson en un breve papel.

6/10
Patrulla de rescate

1964 | Flight from Ashiya

Tres oficiales norteamericanos del servicio de rescate aéreo han de viajar hasta Ashiya, en Japón, para rescatar un carguero que navega a la deriva por causa de un tifón. Las vidas personales de los tres hombres están llenas de problemas y dramas sentimentales, pero ahora tendrán que dejar todo eso a un lado para cumplir la misión. La tarea será aún más dificil cuando pierdan todas las provisiones debido a un accidente. Un trío muy solvente de actores, encabezados por Yul Brynner, lleva a buen puerto esta medianamente entretenida película de aventuras, romance y acción, basada en la novela de Elliott Arnold. El reparto femenino no es tan conocido, pero cumple con su trabajo.

4/10
El hombre de Alcatraz

1962 | Birdman of Alcatraz

Robert Stroud (Burt Lancaster) tiene que cumplir una condena de 43 años en la temible cárcel de Alcatraz por un doble asesinato que cometió cuando era joven y violento. Allí, durante uno de sus paseos, encuentra a un pájarto herido, y este pequeño acontecimiento cambiará su vida. Obtiene un permiso especial para cuidar pájaros y estudiar ornitología, y después de algunos años de deidcación se convierte en uno de los mejores especialistas del mundo. La película es un retrato de un tipo inquieto e impulsivo que se ve forzado al asesinato por motivos de defensa propia, pero que va cambiando su actitud durante el encierro. Burt Lancaster completa una interpretación majestuosa, por la que estuvo nominado al Oscar. También lo estuvieron Telly Savalas, al mejor secundario, y Thelma Ritter, a la mejor secundaria. Es mencionable también la actuación de Karl Malden. A pesar de su larga duración, mantiene la intensidad, y es una aguda reflexión sobre la libertad y la esperanza en el ser humano. Basada en la novela biográfica de Thomas E. Gaddis. La música es del genial Elmer Berstein.

7/10
Piso de lona

1962 | Kid Galahad

Walter Gulick regresa a su casa tras haber estado unos meses en el ejército. Un día Walter deja sin sentido a un gángster que estaba molestando a Rose, la hermana de Grogan, propietario de un gimnasio. Tras este hecho, donde demostró cualidades, le convencen para que se entrene y se convierta en un boxeador profesional. Así lo hace, bajo el apodo de Kid Galahad. La película es un remake de Kid Galahad de Michael Curtiz. El rey del rock da vida aquí al joven que de la noche a la mañana se convierte en un campeón. El film, tiene buen ritmo y consigue unas interpretaciones aceptables, a pesar de contar con Elvis Presley que se le daba mucho mejor cantar, desde luego. El director, además, aprovecha a meter números musicales y cuenta también con buenos secundarios como Lola Albright o Charles Bronson (La gran evasión, El luchador). Joan Blackman había trabajado ya con Elvis en Amor en Hawai.

5/10
Homicidio

1961 | Homicidal

Emily, misteriosa veinteañera, convence a un botones de un hotel de Ventura, California, para reunirse con ella más tarde ese día en un juez local de paz para casarse. Puesto que le ofrece dos mil dólares en compensación, el chico acepta pese a estar desconcertado. Ambos llegan a altas horas de la noche a la residencia del magistrado, al que la chica asesina salvajemente, para después salir corriendo. Para pasar desapercibida, empieza a trabajar como enfermera para una anciana muda e inválida, a la que le dice que se llama Emily. Inquietante thriller de William Castle, uno de los grandes especialistas del terror de serie B, que trataba de sacar tajada del enorme éxito de Psicosis, estrenada sólo un año antes. Por supuesto, no admite comparaciones con la obra maestra de Alfred Hitchcock, pero logra crear tensión, pese a su reducido presupuesto, y cuenta con actores esforzados, sobre todo Joan Marshall, en un papel complejo. Supuso el segundo largometraje producido por el realizador a través de su sello, William Castle Productions, tras Macabre, que había logrado buenas cifras de de taquilla. Utilizó uno de sus característicos trucos promocionales, en este caso, un "descanso de miedo". En mitad del film se advierte de que lo que sigue resulta demasiado inquietante para los más sensibles, así que quienes no se sintieran capaces de aguantar, podían recuperar su dinero en las taquillas. Joe Dante, incondicional seguidor de Castle, homenajeó a este título en su película Gremlins, en la escena de la anciana que desciende la escalera en silla de ruedas, muy similar a la más impactante de la cinta. Y después, rendiría tributo a todo el cine de Castle en Matinee.

5/10
Mr. Sardonicus

1961 | Mr. Sardonicus

Un médico debe tratar al barón Sardonicus, desquiciado tras una curiosa experiencia en la tumba de su padre, donde trataba de encontrar un boleto de lotería premiado. Se trata de una trama con su punto macabro servida por el especialista William Castle.

La casa de las tres geishas

1961 | Cry for Happy

Andy Cyphers es un fotógrafo de la marina estadounidense, que acaba estableciéndose con sus hombres en la residencia de un grupo de geishas. Glenn Ford y Donald O'Connor protagonizan una simpática comedia, basada en una novela de George Campbell.

5/10
Desde el infierno a la eternidad

1960 | Hell to Eternity

La historia auténtica de Guy Gabaldon, un marine que sirvió con heroísmo durante la Segunda Guerra Mundial en el ejército de los Estados Unidos, logrando la increíble hazaña de que se rindieran 1.400 japoneses, soldados y civiles, en la isla de Saipan, cuando la disposición inicial era la lucha a muerte, hasta el suicidio si era preciso. Su proeza fue posible gracias a que Gabaldon quedó huérfano a edad temprana, y fue adoptado por una familia de origen japonés. En este contexto aprendería a amar las costumbres japonesas, y comenzó a hablar el idioma.El interesante y sólido film en blanco y negro de Phil Karlson tiene tres tramos bien diferenciados. El primero hace referencia al 'background' de Gabaldon, su etapa de civil; y allí se pinta con buen tino la ternura de la familia Nakanos, la aceptación de Guy como uno más de la familia; por lo que brilla con fuerza la injusticia de su confinamiento en campos -como el otros ciudadanos de origen nipón- tras el ataque a Pearl Harbour; una segunda parte, la más tópica, nos presenta a Gabaldon en el ejército, en una noche de permiso, congeniando con sus camaradas, y yendo a la búsqueda de alcohol y chicas; el tercer acto sería el propiamente bélico, donde no se escatima mostrar el horror de la guerra, los campos sembrados de cadáveres, o la 'solución' de quitarse la vida. Incluso veremos a Gabaldon cediendo a la tentación de una venganza brutal, tras la muerte de un camarada; pero recuperará la dignidad de persona, cuando sepa también ver personas en los japoneses, el reconocimiento de su familia en los civiles que pululan por ahí, y que conducen a un último gesto, después de su hazaña, que viene a ser la justa correspondencia a lo que él recibió de una generosa familia nipona.Protagoniza el film con aplomo Jeffrey Hunter, y entre los actores nipones está la conmovedora Tsuru Aoki, la madre, en su último trabajo para el cine -la actriz murió un año después-, y el veterano Sessue Hayakawa (El puente sobre el río Kwai, La casa de bambú), como el general Matsui, muy aferrado a su código del honor.

6/10
Sendero de furia

1960 | The Mountain Road

Senderos de furia tiene lugar durante la II Guerra Mundial, el mayor Baldwin, un oficial británico, está al frente de una compañía que debe destruir las vías de paso que van a utilizar los soldados japoneses. Aunque sus acciones son bastante efectivas pronto desata la oposición de la población civil, que se queja de que han quedado incomunicados. El veterano James Stewart protagonizó un correcto film bélico que adapta la novela de Alfred Hayes.

5/10
Que nadie escriba mi epitafio

1960 | Let No Man Write My Epitaph

Nellie Romano, una mujer de Chicago con problemas con las drogas, intenta por todos los medios sacar adelante a su hijo Nick y darle una vida mejor. Segunda parte de Llamad a cualquier puerta, en la cual el protagonista era el supuesto padre de Nick, que en su juventud llevó una vida conflictiva hasta el punto de acabar matando a un policía. Esta secuela la dirige Philip Leacock a partir de una novela de Willard Motley, y nada tiene que envidiar al thriller de Nicholas Ray. Entre el reparto, destacan Shelley Winters (La aventura del Poseidón), Jean Seberg (Al final de la escapada) o James Darren como Nick hijo.

6/10
Al borde de la eternidad

1959 | Edge of Eternity

El sheriff Edwards (Edgar Buchanan) y el detective de homicidios Les Martin (Cornel Wilde) intentan descubrir quién ha podido asesinar a tres personas en los alrededores de el Gran Cañón. Para ello comienzan a interrogar a todos los posibles testigos de lo ocurrido. Thriller rodado con el sello de nervio y tensión de su director. Se filmó en el Gran Cañón de Arizona, y cuenta además con una gran labor de dirección artística a cargo de Frank Tuttle (1905-1969), todo un veterano de Hollywood con más de 125 títulos en su haber y que a lo largo de su carrera consiguió tres nominaciones al Oscar con Las mil y una noches (1945), King Rat (1965) y Adivina quién viene esta noche (1967).

6/10
Llegaron a Cordura

1959 | They Came to Cordura

La acción nos sitúa en 1916, durante la famosa expedición mejicana. Thomas Thorn (Gary Cooper) es un oficial de la Armada de los Estados Unidos. Ocupa una posición en primera línea de combate, pero pronto le comunican que es relevado. Su nueva misión consiste en encontrar a cinco soldados que han sido galardonados por el gobierno con la Medalla de Honor. Una vez reunidos, deben llegar a la base militar de Cordura. Durante su andadura, el Mayor Thomas conoce a una mujer norteamericana, interpretada por Rita Hayworth, de quien se enamora enseguida. Thomas descubre que la mujer está acusada de traición, lo que le acarrea mayores problemas. Por fin consigue encontrar a los cinco soldados, pero les queda por delante un camino de vuelta repleto de sobresaltos y adversidades. Una película emocionante muy adecuada para los amantes de las aventuras. Dirigida con eficacia por Robert Rossen, que sería definitivamente reconocido dos años después con El buscavidas, protagonizada por Paul Newman. Un realizador con bastantes altibajos en su carrera, con películas como El político (1949) o Mambo (1955), protagonizada por su mujer Silvana Mangano. Llegaron a Cordura es un western ambicioso, del que se dice que estuvo influido por la relación del director con el Comité de Actividades Antinorteamericanas. Está basado en la novela de Glendon Swarthout.

6/10
Yo y el coronel

1958 | Me and the Colonel

Risas en tiempos de guerra, con la persecución nazi, el antisemitismo y el amor de dos hombres por una mujer como excusa. Danny Kaye es un fugitivo judío que huye en compañía de un oficial polaco.

5/10
Cita en Sundown

1957 | Decision at Sundown

El pueblo de Sundown está de fiesta. Todos celebran con ilusión que el hombre más rico del lugar va a casarse. Lo que no sospecha el homenajeado es que justo en el que parece ser el día más feliz de su vida, llega al pueblo un pistolero que busca venganza. Nunca le perdonará que le robara a su mujer que acabó suicidándose, por ello no parará hasta matar al hombre que está a punto de casarse. Uno de los últimos títulos de Randolph Scott, que para entonces ya había participado en películas míticas como El séptimo de caballería.

4/10
Los hermanos Rico

1957 | The Brothers Rico

Eddie trabajaba para la mafia pero ahora es un respetable hombre de negocios. Con leer esta frase es suficiente para oler el tono de la película. Como sucede a menudo en este tipo de títulos, por muchos que los protagonistas parezcan tener un futuro prometedor y legal por delante, el destino se empeña en hacerlos prisioneros de su pasado. Éste es el caso de Eddie, que cuando comienza a despegar se entera de que la policía persigue a sus antiguos compañeros.

5/10
Más dura será la caída

1956 | The Harder They Fall

El duro Bogart es un periodista corrupto que ayuda a amañar combates. Tan bien lo hace, que tiene engatusado a Toro Moreno, un boxeador del montón, pero que a medida que gana combates, se cree el dueño y señor del ring. Pero tendrá ocasión de desengañarse. Clásico del cine de boxeo, donde Humphrey Bogart compone un personaje memorable, que poco a poco se cuestiona la moralidad de sus actos. Mark Robson ya había abordado antes este submundo en la estupenda El ídolo del barro.

7/10
Al caer la noche (1956)

1956 | Nightfall

James no sabe cómo de la noche a la mañana se ha convertido en un fugitivo. Mientras la policía da con él, James tratará de averiguar las causas que le hicieron culpable de un asesinato que no ha cometido. Considerado un gran thriller de Jacques Tourneur, con buenas dosis de suspense e intriga. Aldo Ray (No somos ángeles) y Anne Bancroft (El graduado) protagonizan la cinta. Aparece Jocelyn Brando, hermana mayor del mítico actor.

6/10
En el ojo del huracán

1956 | Storm Center

Alicia Hull es acusada de comunista y despedida de su trabajo, al no retirar un libro que alababa al comunismo en la biblioteca en la que trabaja. Sólido drama protagonizado por Bette Davis, en un papel de bibliotecaria que le va como anillo al dedo.

6/10
En un aprieto

1955 | Tight Spot

Después de más de veinte años siendo la cabeza de la mafia, el gángster Ben Cosain va a ser juzgado por un tribunal federal. Sin embargo, las cosas se tuercen cuando el principal testigo de cargo es asesinado por la banda del mafioso. La única entonces que puede declarar contra el jefe del hampa será una reclusa, a la que recurrirá el fiscal. Meritorio film basado en una obra teatral de Leonard Kantor. Entre sus bazas está la de contar con un peso pesado del cine negro, Edward G. Robinson (Cayo Largo). La chica no es otra que la pareja de baile de Fred Astaire en tantas películas, la encantadora Ginger Rogers.

5/10
Cuenta hasta tres y reza

1955 | Count Three and pray

Van Heflin (El salario de la violencia) y Joanne Woodward (El zoo de cristal) protagonizan este western dramático que cuenta la historia de un pícaro convertido a predicador tras la Guerra de la Secesión norteamericana y sus intentos para reconstruir una vieja iglesia. Película del norteamericano George Sherman, veterano director en el género del western, que, sin llegar a funcionar del todo, consigue emocionar al espectador, debido especialmente a la pareja protagonista formada por dos grandes intérpretes.

5/10
Infierno 36

1954 | Private Hell 36

Melodrama criminal en el que dos detectives de homicidios se encuentran con la disyuntiva de quedarse o no con 80.000 dólares de un botín. Sin embargo, uno de ellos decide ser honesto y devolver el dinero. Algo que no está dispuesto a aceptar su compañero. Una de las últimas películas de la productora Filmmakers antes de su quiebra. Dicha compañía había sido fundada por el productor Collier Young y la que entonces era su esposa Ida Lupino. La actriz, también autora del guión, aparece arrebatadora enfundada con una bata a rayas. En un pequeño papel destaca la presencia de Dorothy Malone, una de las más atractivas actrices del Hollywood de ese tiempo, y que tendría sus momentos de gloria en dos melodramas de Douglas Sirk, Escrito sobre el viento (1956) y Ángeles sin brillo (1958).

5/10
Deseos humanos

1954 | Human Desire

Adaptación en clave de cine negro de una obra de Émile Zola. Ya en 1938 Jean Renoir había entregado una magnífica adaptación de este relato en que una relación adúltera pretende ser “solucionada” de modo expeditivo con el asesinato del marido engañado. Fritz Lang ofrece una buena versión de la historia contando con la pareja de Glenn Ford y Gloria Grahame, con los que había trabajado un año antes en Los sobornados. El tercer elemento del triángulo es Broderick Crawford, que compone bien al esposo traicionado.

7/10
De aquí a la eternidad

1953 | From Here To Eternity

Verano de 1941. La campaña del Pacífico está a punto de comenzar durante la Segunda Guerra Mundial. Faltan unos días para el ataque japonés a la base estadounidense de Pearl Harbour. El soldado Prewitt (Montgomery Clift), un antiguo boxeador, se incorpora a un cuartel de Honolulu. Se niega a entrar en el equipo de boxeo con el que el capitán Holmes (Philip Ober) persigue su ascenso, y esto le causa problemas. El motivo es que Prewitt había dejado ciego a un contrincante durante una pelea. Aunque es sometido a todo tipo de presiones, Prewitt no quiere boxear. Su amigo Maggio (Frank Sinatra) es víctima de las crueles torturas del sargento Fatso (Ernest Borgine), un auténtico fanfarrón. Entretanto, se desarrollan dos historias de amor, una de ellas el adulterio entre el sargento Warden (Burt Lancaster) y la esposa del capitán Holmes, Karen (Deborah Kerr). Se trata de una de las películas más exitosas de la historia. Está entre las diez películas más taquilleras de los años 50. Cuenta con un reparto que no puede ser más atractivo. Ganó 8 Oscar, entre ellos a la mejor película, al mejor director, a la mejor actriz secundaria (Donna Reed), al mejor actor secundario (Frank Sinatra), y al mejor guión adaptado. Basada en una novela autobiográfica de James Jones. Un libro polémico por su crítica a la institución militar, sus diálogos vulgares y sus atrevidas escenas explícitamente sexuales. Uno de los mayores beneficiados por el éxito de la película fue Frank Sinatra, que relanzó su carrera. Aceptó trabajar por muy poco dinero, a cambio de que su nombre se publicitase en los títulos de crédito. Se cuenta que la noche en que ganó el Oscar, en vez de celebrarlo salió a pasear por Beverly Hills de madrugada con la estatuilla en sus manos. Un policía le paró y le exigió identificarse, creyendo que era un chalado o un ladrón. Fred Zinnemann era conocido por su artesanal manera de dirigir películas. Su primer gran éxito fue Solo ante el peligro (1952). Otros de sus títulos conocidos son Oklahoma! (1955) o Un hombre para la eternidad (1966). La apasionada escena en la playa entre Burt Lancaster y Deborah Kerr es una de las más celebradas de la historia del cine. Indispensable.

8/10
The Last Posse

1953 | The Last Posse

Una partida de búsqueda y captura de unos forajidos vuelve sin éxito de su expedición. A través de un flash-back conoceremos el robo cometido por un padre y sus dos hijos, y cómo un sheriff borrachín se une, sin la complacencia del resto, al grupo que trata de capturarlos.Western dirigido con eficacia por el artesano todoterreno Alfred L. Werker. La estructura del film es original e intrigante, por lo que se nos oculta y desvela paulatinamente con el flash-back. Acapara la función el gran Broderick Crawford como el sheriff, aunque tiene un antagonista a su altura en Charles Bickford y su misterioso personaje.

5/10
Destino: Budapest

1952 | Assignment: Paris

Adaptación de un célebre serial escrito por Paul y Pauline Gallico, que tiene relación con la Guerra Fría, cuya época más activa en cuanto a espionaje se refiere se sucedía en esos momentos, en especial en los países europeos anexionados por Rusia tras la repartición de la Segunda Guerra Mundial tales como Polonia, Hungría, Checoslovaquia, Bulgaria, Rumania y Alemania Oriental. Un periodista del “New York Herald Tribune” es enviado a París para cubrir una noticia. Allí se enamora de la joven Jeanne, a quien también ama Nick, su editor. Aprovechando que el periodista está cubriendo una información en Budapest, y para apartarle de la chica, Nick hace lo posible para que los comunistas piensen que el periodista es un espía. La película fue filmada en las auténticas calles de Budapest.

5/10
Trágica información

1952 | Scandal Sheet

El ambicioso editor de un periódico ve su éxito amenazado con el regreso de su ex mujer, a la que abandonó veinte años atrás. Tras matarla involuntariamente, se encuentra con que sus mejores periodistas se ocupan de investigar el caso. En esta película sobresale un reparto muy completo que va desde Broderick Crawford con un aspecto brutal, irritable y amargado, a un John Derek como entrometido y oportunista periodista, la siempre elegante Donna Reed o ese jubilado y alcohólico periodista tan patético que interpreta Henry O'Neill.  Karlson es un director de cine a reivindicar en la actualidad porque sabe dotar sus historias de sencillez y precisión, sin adornos de ningún tipo.

6/10
Secreto de familia

1951 | The Family Secret

Intenso drama protagonizado por John Derek y Lee J. Cobb, que adapta una atractiva historia de Marie Baumer. Narra la peliaguda situación familiar que se produce cuando el hijo de un abogado mata por accidente a su mejor amigo. Él prefiere que su hijo confiese el hecho, mientras que su madre le pide que no lo haga y que se olvide del asunto. Al final gana la madre. Y lo malo viene cuando el padre es designado como defensor de un inocente que es acusado del asesinato.

5/10
Siroco

1951 | Sirocco

Harry es un contrabandista que se encuentra haciendo negocios en Damasco, en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial. Harry tiene mala fama y trafica con armas. Sin embargo, cuando desea salir del país necesitará pedir un salvoconducto a su máximo enemigo, el coronel francés Feroud. Éste hará chantaje al norteamericano. Entretenido film, entre la acción y el drama, protagonizado por dos pesos pesados del Hollywood de la época, Humphrey Bogart y Lee J. Cobb, que posteriormente volverían a trabajar juntos en La mano izquierda de Dios. El guión se basa en una novela de Joseph Kessel.

5/10
Drama en presidio

1950 | Convicted

Joe se ve involucrado en una pelea en un bar que cambiará su vida para siempre. En la reyerta mata a un hombre en defensa propia, lo que acaba llevándole a la cárcel. Las cosas podrían haber sido muy distintas si el inútil de su abogado hubiera alegado homicidio en defensa propia, cosa que no hizo. Pero en la cárcel alguien sabrá de su inocencia e intentará ayudarle, aunque Joe tiene sus propios planes. Película dirigida por Henry Levin, quien años después dirigiría el interesante drama biográfico Genghis Kan protagonizado por Omar Sharif.

4/10
En un lugar solitario

1950 | In a Lonely Place

Dixon Steele (Humphrey Bogart) es un prestigioso guionista, cínico y con una filosofía algo escéptica ante la vida. Está atravesando una mala racha porque no encuentra la inspiración adecuada para su próximo argumento. De repente, se encuentra con que es el principal sospechoso de un misterioso asesinato. El fue la última persona que vio viva a una joven que ha aparecido muerta. Esta joven era una ferviente admiradora suya, y quería ver cómo trabajaba su escritor favorito. El detective Burd Nicolai (Frank Lovejoy), un antiguo amigo suyo, le somete a una dura presión. Dixon encuentra en Laurel Gray (Gloria Grahame), su vecina, la coartada perfecta para que la policía le deje en paz, y así pueda centrarse en su próximo guión. De manera inevitable, el amor surge entre ellos. Pero a medida que avanzan en su relación, Laurel descubre que Dixon es un tipo algo desequilibrado y violento, lo que le hace pensar que no es una locura creer que fuera el verdadero asesino de la joven. Excelente película de cine negro, protagonizada por un formidable Humphrey Bogart, que sigue alimentando con este papel su imagen de cínico y romántico a la vez. Ya había rodado El último refugio (1941), El halcón maltés (1941), Casablanca (1942), Tener y no tener (1944) y El sueño eterno (1946). Un auténtico clásico que cautiva al espectador desde el principio hasta el final. Se vio eclipsado por otras obras maestras del mismo año, como Eva al desnudo, de Mankiewick, El crepúsculo de los dioses, de Billy Wilder, o La jungla del asfalto, de John Huston. Su director, Nicholas Ray, está considerado el puente entre el cine clásico y el moderno, gracias a su personal manera de concebir el cine en películas como Johnny Guitar (1953) o Rebelde sin causa (1955).

7/10
El político

1949 | All the King's Men

Adaptación de la celebérrima novela de Robert Penn Warren, ganadora del Premio Pulitzer. Cuenta la historia del gobernador de un estado innombrado de EE.UU., desde que es un simple destripaterrones algo ingenuo, estudiante de derecho, pertrechado del idealismo de ayudar a los más desfavorecidos, hasta que fagocitado por los mecanismos del poder utiliza las mismas armas sucias de sus predecesores, aunque sea para lograr metas loables, como la construcción de un hospital. Le acompaña en su trayectoria un periodista, que ejerce en el film de narrador, que termina especializado en descubrir trapos sucios que ayuden al gobernador a conseguir sus fines. Robert Rossen escribe, dirige y produce el film, Oscar a la mejor película en 1949, y auténtica exploración de los entresijos del poder, que empujan con frecuencia a la corrupción y a los atajos para cumplir objetivos. Y se nota la admiración del cineasta por la novela de Warren, que respeta en sus líneas generales, lo que resulta especialmente meritorio tratándose de una obra tan voluminosa, que obliga a un difícil ejercicio de compresión. Rossen atrapa todo un complejo manojo de pulsiones humanas, donde no tiene parte pequeña la búsqueda del afecto, y la dificultad y el miedo para comprometerse. Aunque no hay oportunidad de detenerse en algunos pasajes –el trapo sucio del juez, por ejemplo–, hay un acierto completo en la definición del político Willie Stark, magníficamente interpretado por Broderick Crawford, premiado con el Oscar. La escena de su discurso, una vez le ha hecho ver Sadie –estupenda Mercedes McCambridge, también oscarizada– su condición de `hombre de paja´ en unas elecciones, es soberbia. John Ireland hace una buena composición como el periodista Jack Burden, pero las aristas del cínico original se han suavizado, e incluso se disminuye su parte de culpa en la reacción del juez por el descubrimiento de un secreto del pasado. Rossen quedó especialmente contento de la cooperación de los paisanos de Stockton, población escogida para rodar la mayor parte del film: “Todos, desde el alcalde, el presidente de la Cámara de Comercio y el director del banco más importante, hasta el más pequeño de los alumnos del colegio público participaron en el rodaje, y aceptaron salir como figurantes.”

7/10
Relato criminal

1949 | The Undercover Man

El prestigioso agente del tesoro Frank Warren (Glenn Ford), se encarga de poner en jaque al Gran Jefe, un mafioso que encabeza una peligrosa banda criminal; y lo hace investigando sus libros contables. A Frank le ayuda su compañero George Pappas (James Whitmore). Pero su tarea no es sencilla. Cada vez se ven más involucrados en el caso, y su vida empieza a pender de un hilo. Sus investigaciones están levantando una polvareda inesperada, pues nadie se atreve a hablar, y un sargento implicado se suicida. El guión de Sydney Boehm está basado en las declaraciones reales de Frank J. Wilson, un ex jefe del Servicio Secreto de los Estados Unidos, y se inspira en el modo auténtico en que se pudo detener al tristemente célebre Al Capone. El ingenioso director Joseph H. Lewis comenzó como un artesano de películas de serie B. Sus mejores películas son Mi nombre es Julia Ross (1945) y El demonio de las armas (1950). Aquí imprime un ágil ritmo a la narración y logra que la intriga vaya en aumento, mientras plantea los temas del miedo a hablar de los testigos, y la tentación de los servidores de la ley de tirar la toalla o sucumbir a la corrupción. La interpretación del prolífico y sobrio Glenn Ford es muy eficaz, y también destaca Barry Kelley como el cínico abogado de los gángsteres.

7/10
Almas desnudas

1949 | The Reckless Moment

Tras descubrir el cadáver del amante de su hija, Lucía Harper sospecha que su hija Beatriz es la asesina. Thriller de Max Ophüls con una fantástica fotografía y una buena dirección de actores. Destaca en especial la interpretación de Joan Bennett (Una mujer en la playa) como la sufridora madre, que no está mal secundada por James Mason (Lazos de sangre).

6/10
Llamad a cualquier puerta

1949 | Knock on Any Door

Andrew Morton, un abogado de prestigio, acepta defender a Nick Romano, un delincuente de corta edad, acusado de haber asesinado a un policía. Morton basa su defensa en justificar el comportamiento de su cliente, explicando al jurado lo dura que ha sido su vida.  Mucho antes de su celebérrimo film Rebelde sin causa, Nicholas Ray ya había abordado la juventud conflictiva en este drama, basado en una novela de Willard Motley. Frente a los chicos de clase media de la película protagonizada por James Dean, en esta ocasión el protagonista es un joven humilde, que acabó convirtiéndose en un delincuente influido por las circunstancias de su azarosa vida. Supuso el primer papel importante del joven John Derek, que tenía 13 años y rodó el film el mismo año que El político. 

7/10
Opio

1948 | To the Ends of the Earth

Un agente del gobierno investiga a la tripulación del Kira Maru, un barco que ha zarpado con dirección a Shanghai. Sospecha que pueden estar detrás de un importante operación de tráfico de drogas. Sus pesquisas le llevarán hasta Ann, una mujer que parece ser la cabecilla del grupo. Excelente muestra de cine negro dirigida por Robert Stevenson, antes de que éste se especializara en films de Disney como Mary Poppins o Mi amigo el fantasma, que sin embargo son sus films más conocidos. Cuenta con un gran trabajo de Dick Powell, un actor ideal para el género negro.

6/10
Framed

1947 | Framed

Un ingeniero de minas sin empleo llega a una pequeña ciudad y allí se encuentra con que la situación laboral dista mucho de ser idílica. En el Café La Paloma conoce a una joven muy atractiva llamada Paula, y cuando al poco tiempo se mete en líos con la ley, la joven paga su fianza y le invita a su casa. Pero quizá sus intenciones no son tan buenas como parecen. Muestra eficiente de cine negro, protagonizado por Glenn Ford, quien acababa de dar el campanazo de su vida con la extraordinaria Gilda. La mujer fatal esta vez es la rubia Janis Carter (Infierno en las nubes).

6/10
Johnny O'Clock

1947 | Johnny O'Clock

Johnny O'Clock y su socio –Guido Marchetti– dirigen un casino en horas bajas. El detective Kutch sospecha que Johnny es el culpable del asesinato de un jugador. El genial Robert Rossen (El buscavidas, El político) debutó como director con esta historia de cine negro, después de diez años como guionista, habiéndose especializado en el género.

6/10
Gallant Journey

1946 | Gallant Journey

Cuando tenía 19 años, el director William Wellman se alistó en las fuerzas aéreas de la Legión Extranjera Francesa, donde combatió contra los alemanes durante la Primera Guerra Mundial, en la célebre Escuadrilla Lafayette. De ahí su afición a las películas de aviones, desde su galardonada Alas (1927). En esta ocasión, y con guión propio y de Byron Morgan, realiza una elogiosa biografía de John Montgomery, un inventor que fue pionero de la aviación norteamericana desde que en 1883 construyese su primer prototipo. Todo el tono del relato es amable y complaciente, narrado con eficacia y cierto entusiasmo, muy al estilo de los biopics de grandes personajes de la historia del país. El propio Wellman produjo la cinta a través de Columbia, lo que da idea de su implicación en el proyecto.

4/10
Mi nombre es Julia Ross

1945 | My Name Is Julia Ross

En Londres una joven norteamericana encuentra trabajo como secretaria personal de una dama inglesa. Allí conocerá a su hijo, un misterioso hombre con una profunda cicatriz en la cara. El encuentro será el comienzo de una terrible pesadilla.

Últimos tráilers y vídeos