IMG-LOGO

Biografía

Alfredo Landa

Alfredo Landa

80 años ()

Alfredo Landa

Nació el 03 de Marzo de 1933 en Pamplona, España
Falleció el 09 de Mayo de 2013 en Madrid, España

Premios: 3 Goya (más 1 premios)

Un auténtico ‘crack’

30 Enero 2008

El actor Alfredo Landa falleció a los 80 años de edad el 9 de mayo de 2013. Durante sus últimos meses de vida vivió prácticamente retirado de la vida pública tras atrancarse y quedarse descolocado al recoger el Goya de honor. Como actor fue un ‘crack’. Aunque se pasó toda su vida interpretando comedietas de medio pelo en las que perseguía en calzoncillos a las turistas suecas de Torremolinos, con el tiempo demostró su enorme valía. Ni siquiera necesitaba texto. Le bastaba con una mirada para expresarlo todo. ¡Cómo miraba este actor! Sin duda tuvo una de las mejores miradas de la gran pantalla.

Hijo de un capitán de la Guardia Civil, el nacimiento de Alfredo Landa Areitio está muy ligado al número 3. Al parecer, nació el 3 del 3 del 33, en el número 3 de una calle de Pamplona. Se sentía muy unido a su tierra. “¡Yo soy navarro, ante todo y por encima de todo, navarro! Y que no me toquen ‘el magro’ con el tema. Ser navarro marca nivel”, declaró el actor en una entrevista. Pero abandonó pronto Navarra, pues cuando tenía doce años su padre fue trasladado a San Sebastián. En la capital guipuzcoana decidió matricularse en la facultad de Derecho. Allí, descubre su vocación interpretativa cuando se integra en el grupo conocido como Fundación Teatro Español Universitario (TEU).

Integrado en esta institución participó en unos cuarenta montajes de obras de autores variopintos. Su madre, alarmada de que quisiera convertirse en cómico, llegó a organizar una reunión familiar, con él y sus tíos, para convencerle de que era una locura. “Le dije a mi madre que si ella quería me quedaba, y acababa la carrera de Derecho. Pero luego, si a los cuarenta años yo no era feliz, le echaría la culpa a ella. Cuando escuchó esto, ella misma dijo que me fuera”, explica después. Poco después, cogía el tren con destino a Madrid, la 3ª ciudad importante de su vida, en busca de una oportunidad para ganarse la vida profesionalmente como actor. Puesto que cuando estaba en el TEU le habían dado un premio universitario de interpretación, consiguió que le hicieran una carta de recomendación para un importante director de escena madrileño. Pero éste no le hizo ningún caso. Corría el año 1958, y durante mucho tiempo, sólo obtuvo algún que otro contrato como doblador. Después empezaron a ficharle como secundario en el teatro.

Poco después, Landa interpretaba un papelillo en “Eloísa está debajo de un almendro” en el madrileño teatro María Guerrero. Quiso el destino que una tarde pasara por el teatro a ver la función el cineasta José María Forqué. Le acompañaba Pedro Masó, el coguionista de la pelicula que andaba preparando, Atraco a las tres, hoy día considerada un gran clásico del cine español. Fue Masó el primero en fijarse en su talento.

“Masó le preguntó a Forqué quién era ese actor bajito al que no había visto en su vida. Forqué miró el programa y dijo que era un tal ‘Alfredo Landa’. Decidieron llamarme a su despacho al día siguiente”, recuerda el actor. Así fue como acabó interpretando a uno de los empleados de banco que organizaban un atraco a su propia sucursal. “Mi primera experiencia en el rodaje fue extraña. Forqué me citó en la Casa de Campo de Madrid y me dijo que me sentara y pusiera cara de susto. Y después vete a casa”, ha declarado Landa. Pero mientras filmaba ese film acabó descubriendo su pasión por la comedia, por lo que no le importó demasiado que después le encasillaran en el género.

A partir de ese momento, alterna el teatro con el cine. Durante su primera etapa rueda algunas memorables cintas con varios de los mejores directores del momento, como El verdugo, de Luis García Berlanga, Nobleza baturra, de Juan de Orduña, Ninette y un señor de Murcia, de Fernando Fernán Gómez e Historias de la televisión, de José Luis Sáenz de Heredia.

El gran giro de su carrera se produce con No desearás al vecino del quinto, de Ramón Fernández, uno de los grandes éxitos del cine español de todos los tiempos. El actor realizó una memorable composición del protagonista, Antón, peluquero supuestamente afeminado que aprovechaba sus viajes a Madrid para echar ‘una cana al aire’ en compañía de señoritas. El film fue todo un fenómeno sociológico e inició la corriente denominada “landismo”, denostada por la crítica, por su recurso al humor facilón, un poco “subido de tono”, pero sin pasarse.

En el fondo son producciones con un fondo entrañable por su reflejo costumbrista de la época. Los títulos no dejan lugar a dudas: La decente, Aunque la hormona se vista de seda..., No desearás a la mujer del vecino, París bien vale una moza, Vente a ligar al Oeste, Pisito de solteras, Manolo, la nuit, El reprimido, Las obsesiones de Armando, Fin de semana al desnudo, Solo ante el Streaking, Cuando el cuerno suena, Los pecados de una chica casi decente. Vistas hoy, mantienen todavía cierta gracia. Destaca algún que otro trabajo igualmente cómico, sobre temas del momento, como Vente a Alemania, Pepe y No pagues más letras, cielo.

El cine de Alfredo Landa gana en interés cuando Juan Antonio Bardem le contrata como protagonista de El puente (1977), que inicia la etapa número 3 y definitiva de su filmografía, marcada por sus mejores interpretaciones. El argumento del film de Bardem recuerda mucho a sus películas habituales, pues Landa interpreta a un mecánico cuarentón que aprovecha un puente para ir a Torremolinos, para pegarse ‘la juerga padre’. Pero la película tiene un tono surrealista y una gran carga crítica hacia la España de la época. A partir de ese momento, le fichan para dramas, o comedias de mayor calidad, como La vaquilla, de Luis García Berlanga, Los paraísos perdidos, de Basilio Martín Patino, El bosque animado, de José Luis Cuerda, La próxima estación, de Antonio Mercero y El rey del río, de Manuel Gutiérrez Aragón.

También se convirtió en una especie de actor fetiche para José Luis Garci, a cuyas órdenes se puso por vez primera en Las verdes praderas, de 1979. Posteriormente fue el detective Germán Areta, en El Crack y El Crack II, sentidos homenajes al cine negro, adaptando la fórmula a la realidad española. Con Garci, Landa también ha rodado Canción de cuna, Historia de un beso, Tiovivo c. 1950 y Luz de domingo, tras la que anuncio su retirada cinematográfica, y su ruptura de relaciones con el propio Garci, tras una discusión por motivos que nunca se hicieron públicos. Aunque posteriormente se reconciliaron, no deja de resultar curiosa esta discusión, tras muchos años de colaboración profesional, pues otros filmes del actor, como La próxima estación, ¡Biba la banda! y El río que nos lleva, contaban con Garci en tareas de producción.

El mejor momento profesional del actor le llegó gracias a Paco el Bajo, uno de los protagonistas de Los santos inocentes, con la que el director Mario Camus adaptaba la célebre novela de Miguel Delibes. Por su trabajo, Landa obtuvo el premio de interpretación masculina en Cannes, ex aequo con su compañero de reparto Francisco Rabal.

A Alfredo Landa la vida le sonrió en el terreno personal. Estuvo casado cinco décadas con Maite Imaz. Reconocía que a ella le debía la estabilidad y la felicidad. “Sin ella yo hubiera sido un imbécil y creo que no lo soy”, dijo. El matrimonio tuvo tres hijos (el número 3 le perseguía) y varios nietos (durante mucho tiempo otros tres, pero al final nació el cuarto). La Academia de Cine quiso reconocer la labor de toda una vida del actor con el Goya honorífico, el mismo año en que también obtuvo una candidatura por su excelente trabajo en la citada Luz de domingo.

Goya
2008

Ganador de 1 premio

  • Goya de honor
Goya
1993

Ganador de 1 premio

Goya
1988

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Filmografía
Luz de domingo

2007 | Luz de domingo

Película “de entonces”, rodada en Asturias, parsimoniosa… Con bonita música y reconstrucción de época, cuidada fotografía, literaria voz en off del narrador … Muy de Garci, vamos, pero más entonado que en otras ocasiones, en las que llega a hacerse cargante. Adapta libremente una obra de Ramón Pérez de Ayala –el guión es de José Luis Garci y su colaborador habitual, Horacio Valcárcel–, y transcurre a principios del siglo XX, en el pueblecito asturiano de Cenciella, al que acaba de llegar el joven Urbano, que se incorpora a su puesto de secretario del ayuntamiento. Pronto quedará prendado de una moza de buen ver, Estrella, que vive con su abuelo Joaco. Pero al tiempo se verá enredado en las cacicadas del alcalde Atila, y las tropelías de sus tres soberbios hijos, que desean hacerse con una finca de Joaco. Los enfrentamientos llegarán a una situación límite y terrible cuando Urbano y Estrella, ya prometidos, son atacados en el bosque por el cuarteto más un quinto matón. Aunque al abuelo le hierve la sangre por lo ocurrido, la respuesta de Urbano a la agresión desconcertará a propios y extraños. El cineasta asturiano saca a pasear su cinefilia y su nostalgia, como es habitual en él, con el arranque de la romería, un evento festivo que recuerda a la saga de El padrino, que tiene su continuidad en los modos “padrinescos” del alcalde, muy bien interpretado por Carlos Larrañaga; también se ve esto en las postales neoyorquinas, con ese final junto a la Estatua de la Libertad –que contrasta con la imagen gris de España a la que ha llegado, oh, horror… ¡Franco!–, o en los diálogos costumbristas, algunos muy simpáticos, otros más artificiales. La película, a pesar de esa insistencia en “la luz del domingo”, tiene sus momentos duros y hasta desagradables, pero se agradece cierta contención y estilo en pasajes como el de la violación, o el clímax en la puerta de la iglesia. Y se agradece que se planteen temas de cierta entidad, como el perdón, la venganza, la justicia y la paciencia, la generosidad al acoger una nueva vida, la magnanimidad que no se deja reconcomer por el rencor, el reconocimiento de la virtud del prójimo… No faltan además críticas al cainita carácter español, a través del personaje de Andrea Tenuta. Como ya ha hecho Garci en otros títulos de su filmografía, aquí ofrece una variada galería de personajes, los lugareños de Cenciella, bien perfilados; y hay que reconocer que los actores están muy bien, desde los jóvenes enamorados, Álex González y Paula Echevarría, que dan muy bien el tipo de un amor puro, pasando por el músico Manuel Galiana, el abuelo Alfredo Landa, la viuda de Kiti Manver, el médico Fernando Guillén Cuervo, además del citado Larrañaga y de una pléyade de tipos, figurantes o con un par de frases, que cumplen perfectamente.

6/10
Tiovivo c. 1950

2004 | Tiovivo c. 1950

“No eran los mejores tiempos, pero eran los nuestros.” Con esta declaración nostálgica y mecanografiada concluye José Luis Garci este film coral, que arroja una mirada agridulce a la España de 1950, y concretamente a Madrid. El director asturiano recurre a tenues pinceladas a la hora de retratar a multitud de personajes variopintos, junto a sus pequeños dramas cotidianos: la taquillera de metro enamorada de quien no debe (es un cura, pero ella lo ignora), la beatorra avariciosa, el empleado de banco que ante sus parientes de provincias tiene un gran empleo en la capital, el ‘conseguidor’ de libros prohibidos, el dueño de un taller mecánico, la gente de la academia de baile… Y con una curiosa mezcla de añoranza y denostación de tantas cosas de la época franquista, ofrece un film que ha irritado a mucho progre, quizá por su calculada ambigüedad. Llama la atención que nadie pueda ser feliz en esos años (¿no hay alguien entre tanta gente a quien le vaya más o menos bien?), y como parece invitar a comparar con lo que ahora nos toca vivir, las conclusiones pueden ser para todos los gustos. En cualquier caso destaca el increíble reparto, y la ambientación de la época, brillantes sin duda. Y agota un poquillo tanta cinefilia apenas encubierta, y muchos detalles ‘garcianos’ (referencias al fútbol, los toros, las calles de Madrid), poco naturales en la trama.

5/10
Los Serrano (2ª temporada)

2003 | Los Serrano | Serie TV

En estos episodios, Diego tiene que hacerse cargo de todos los líos familiares durante la estancia en EE.UU. de Lucía, su esposa. Y Eva siente celos por la relación de Marcos con Raquel la profe de literatura. Más enredos en esta alocada familia. En este temporada, la serie cuenta con la presencia de la guapa Elsa Pataky.

4/10
El oro de Moscú

2003 | El oro de Moscú

El celador de un hospital recibe la confidencia de un anciano agonizante, que le revela dónde está el oro que el gobierno republicano planeaba enviar a Moscú cuando estalló la guera civil. Con ayuda de un amiguete, tratará de hacerse con el dorado metal, pero la cosa no va a resultar tan sencilla. Comedia en la más pura tradición de disparatada “españolada”, con reparto de campanillas, y donde el más gracioso resulta ser Gabino Diego.

3/10
La luz prodigiosa

2003 | La luz prodigiosa

Al comienzo de la guerra civil española en 1936, un joven pastor recoge a un hombre, dado por muerto tras un fusilamiento. En 1980 el pastor, que nunca ha podido olvidar aquellos hechos, regresa al convento donde le dejó para saber qué ha sido de él; y descubre que aún vive, y que aunque ha perdido la memoria podría tratarse de un personaje relevante del mundo artístico. El granadino Miguel Hermoso (Fugitivas) adapta la primera novela de Fernando Marías, un drama intimista y con su punto de intriga y de crítica al periodismo sensacionalista. Con una sobresaliente banda sonora de Ennio Morricone, recupera al mítico Nino Manfredi, actor italiano que triunfó en nuestro país en cintas como El verdugo. Alfredo Landa le da réplica como el tipo que se pregunta si actuó correctamente en el pasado.

4/10
Historia de un beso

2002 | Historia de un beso

José Luis Garci vuelve a rendir tributo al melodrama con una historia intimista y sentimental, ambientada en el imaginario pueblo asturiano de Cerralbos del Sella, ese lugar casi mítico por su belleza y por su melancólica carga de vidas pretéritas que ya fue explorado en You're the One (una historia de entonces). Invierno 1949. En la casona familiar Llendelabarca acaba de fallecer el escritor Blas Otamendi y desde Francia llega su sobrino Julio para darle su último adiós. Pero ese viaje supondrá además el reencuentro con su infancia y la suave evocación de sus primeros anhelos de adolescente. Al hilo de las conversaciones con los amigos de su tío fallecido –el médico, el cura, el alcalde– Julio recuerda…, y el presente y el pasado se entrelazan para revivir las historias de amor que tío y sobrino protagonizaron en el verano de 1925. Definitivamente Garci es un tipo que viaja a contracorriente, que no cede ni un fotograma a las modas que ahora comandan el cine patrio. Con la ayuda del guionista Horacio Valcárcel y del aliento fotográfico de Raúl Pérez Cubero, el director madrileño vuelve a recrearse en la palabra y la imagen, con ese ritmo personal de elegía cinematográfica que a algunos puede resultar acaramelado. Cada plano está cuidado con desmesurado primor, como si se tratara de una colección de estampas de principios de siglo, y los diálogos, algunos muy literarios, prestan la necesaria intensidad dramática. Hay escenas antológicas, como la que tiene lugar en la iglesia o la del monólogo de Julio frente a la tumba de su tío. Y al monumental trabajo de Alfredo Landa (un tipo que ya no tiene nada que demostrar) hay que añadir la carga de autenticidad que prestan Carlos Hipólito y Beatriz Rico, responsables de algunos de los momentos mejor logrados del conjunto.

5/10
El refugio del mal

2002 | El refugio del mal

Siguiendo las reglas de un extraño juego, Martín (Daniel Freire) llega a un misterioso hotel aislado donde espera encontrar a su hermano, al que en su juego persigue por todo el país. La amistad que entabla con la dueña del hotel (Rosana Pastor) y su hija (Lucía Jiménez) durante su estancia, le lleva a sentirse atraído por la sensualidad de las dos mujeres pero pronto descubre que algo le ha pasado a su hermano y que ambas pueden estar implicitas en su desaparición..

Los porretas

1996 | Los porretas

Inspirada en una popular serie radiofonica, el film nos cuentas la historia de Segismundo Porretas, un hombre mayor, que se acaba de instalar en casa de su hijo, y al que su nuera le reclama parte de la pensión para que contribuya a los gastos de la casa. Segismundo resulta ser un abuelo poco convencional. No sólo mantiene interminables discusiones con su nuera, sino que realiza un montón de excentricidades, tales como quitarle un "ligue" a su nieto o hacerse pasar por mendigo. A todo ello se une la súbita aparición de una antigua amante.  Carlos Fuentes dirige este film a la "española", que logra entretener al espectador. Destaca la interpretación de ese veterano del cine español que es Alfredo Landa, al que en esta ocasión da réplica una estupenda Miriam Díaz-Aroca.

3/10
El rey del río

1995 | El rey del río

César (Achero Mañas), un joven atrevido y ambicioso, es distinto a sus hermanos. Su madre no pudo criarlo y le dejó con su hermana Carmen (Carmen Maura), y con el marido de ésta, Antón (Alfredo Landa). Elisa (Ana Alvarez) y Fernando (Gustavo Salmerón) son los hijos de este matrimonio. Fernando rivaliza con César, pero siempre anda detrás de él y encubre todas sus gamberradas. Elisa está enamorada en secreto de César. Antón no puede disimular el aprecio que siente por César, que lo aprovecha en detrimento de Fernando. En esta complicada vida familiar, explotan los sentimientos ocultos coincidiendo con la captura por César de un gigantesco salmón llamado el Rey del Río. Una película emotiva y agradable, escrita por el prestigioso Rafael Azcona. Landa y Maura están sensacionales en su papel de padres. Narra una complicada historia de sentimientos familiares con finura, de una manera muy atractiva. Los paisajes que se muestran son espectaculares.

6/10
Canción de cuna

1994 | Canción de cuna

Espléndido melodrama basado en la obra teatral homónima de Gregorio Martínez Sierra, que ya había sido adaptada al cine anteriormente. A principios de siglo, unas monjas acogen en su convento a una niña abandonada. Su único vínculo con el exterior es un médico cascarrabias, pero buena persona. Unos años después la niña se ha convertido en una apuesta joven, que ha conocido al hombre de su vida, con el que desea contraer matrimonio. Un guión espléndido, una puesta en escena de altísima calidad y unas interpretaciones antológicas convierten a Canción de cuna en la mejor película de José Luis Garci y en uno de los mejores filmes españoles de los últimos años. Para llorar a gusto.

7/10
¡Por fin solos!

1994 | ¡Por fin solos!

Arturo (Alfredo Landa) es un honrado y maduro padre de familia, con un feliz matrimonio. Se da cuenta de que está en la edad dorada de la vida, con sus hijos ya crecidos. Piensa que la solución a sus problemas pasa por la independencia de sus hijos. De esta manera, tendría más tiempo y tranquilidad para disfrutar de la vida junto a su esposa. Pero en los tiempos que corren, resulta muy complicado echar a los hijos de casa de una manera suave. Arturo entiende que es muy difícil para sus hijos encontrar trabajo, mantener un piso y llevar una vida propia, pero está claro que esta situación le está fastidiando. Así que decide pasar a la acción, meterse en la vida de sus hijos e idear un plan para que sus hijos se vayan de casa por las buenas. Una entretenida comedia de enredo familiar, que es a la vez un agudo retrato realista. Cuenta con la eficaz interpretación de Alfredo Landa. Narrada con agilidad, provoca situaciones divertidas, en las que cualquiera puede verse identificado. Hace pasar un buen rato al espectador.

4/10
La marrana

1992 | La marrana

En busca del rico manjar de tierras extremeñas. Después de haber pasado una temporada cautivo en Túnez, Bartolomé se dirige a su pueblo de tierras de Extremadura, con el deseo de comer buena carne de cerdo. En el camino se encontrará con un tipo que tiene una marrana. Divertida comedia española, con ese toque entre mágico y surrealista propio del director José Luis Cuerda (Amanece que no es poco). Alfredo Landa y Antonio Resines están espléndidos.

3/10
El Quijote

1991 | El Quijote | Serie TV

Alonso Quijano, un hidalgo manchego de unos 50 años y de mediana posición económica, queda hasta tal punto trastornado por la lectura de los libros de caballería que decide salir a buscar aventuras acompañado de su fiel escudero Sancho Panza. La peculiar locura de Don Quijote, la fascinación que despierta en Sancho su señor y la bondad de ambos personajes contrastan con la brutalidad, las burlas y el escarnio de que son objeto por parte de aquellos a quienes tratan de ayudar.

7/10
Marcelino, pan y vino

1991 | Marcellino

Correcta y cuidada adaptación del clásico literario de José María Sánchez Silva, que ya contó con la memorable versión de Ladislao Vajda. En este caso toma las riendas un grande del cine italiano, Luigi Comencini, quien cuenta con pesos pesados del cine español como Fernando Fernán Gómez o Alfredo Landa. Narra la historia de Marcelino, un niño que es acogido en un convento de frailes y que habla con Dios como con un amigo.

5/10
El río que nos lleva

1989 | El río que nos lleva

La película adapta una célebre novela de José Luis Sampedro, quien recrea el último traslado de troncos por el río Tajo, que tuvo lugar en los años 40 del siglo XIX, desde Peralejos de las Truchas hasta Aranjuez. A la vez ofrece una trama dramática protagonizada por un irlandés (Tony Peck) que ha perdido la fe en el ser humano, tras su experiencia en la II Guerra Mundial. Buen reparto Alfredo Landa y Fernando Fernán Gómez.

5/10
Sinatra

1988 | Sinatra

Antonio se queda solo cuando su mujer le abandona. Acabará en una pensión trabajando de portero de noche, mientras intenta por todos los medios encontrar la compañía de una mujer. Así conocerá a Natalia, una joven a la que le falta un tornillo; Isabel, una prostituta de la que enamora; Hortensia, una señora mayor que busca marido; y hasta un transexual... Comedia, con toques de drama, que no logra despegar, pese al esfuerzo del protagonista Alfredo Landa, en un papel que le va como anillo al dedo, el de buenazo del que todos se aprovechan. De fondo suenan a menudo las canciones de Joaquín Sabina, que hace un cameo al inicio vestido de Groucho Marx.

3/10
El bosque animado

1987 | El bosque animado

Delicada, entrañable y divertida adaptación del clásico literario de Wenceslao Fernández Flórez, sobre los habitantes de la mágica Fraga de Cecebre. Destaca el trabajo coral del magnífico reparto.

6/10
¡Biba la banda!

1987 | ¡Biba la banda!

Año 1938, Guerra Civil española. Los músicos de una banda militar están preocupados porque debido al conflicto bélico no saben cuándo van a poder actuar. Agustín recibe una carta de su novía donde le cuenta que lo está pasando muy mal y éste decide desertar del bando nacional. Varios soldados irán en su busca para traerlo de vuelta. Comedia española escrita y dirigida por el actor y ocasional realizador Ricardo Palacios. Se trata de una película tontorrona, de trama algo surrealista, pero que cuenta con el buen hacer de un reparto nutrido de estrellas, entre las que destacan Alfredo Landa, José Sancho, Antonio Ferrandis o Florinda Chico.

5/10
El pecador impecable

1987 | El pecador impecable

Don Honorio es un hombre cincuentón que aún vive dominado por su posesiva madre, doña Aurora, una mujer que lleva a su hijo a misa, le hace partícipe de su colección de sellos, le arrastra a sesiones de bingo y, sobre todo, se encarga de que ninguna mujer le seduzca. Pero a la muerte de su progenitora, el mundo de Honorio sufre una radical transformación.

Tata mía

1986 | Tata mía

Elvira abandona el convento en el que ingresó siendo muy joven y se instala en Madrid, en busca de ayuda para superar su crisis existencial. Convertida en una cuarenton, descubre que el mundo se ha transformado por completo desde su infancia. Una de las mejores películas de José Luis Borau, que describe a variopintos personajes. Recuperó a la legendaria actriz Imperio Argentina, que encabeza un excelente reparto.

5/10
Tristeza de amor

1986 | Tristeza de amor | Serie TV

Una cadena radiofónica va a estrenar un nuevo programa nocturno con dos locutores de amplia y famosa trayectoria. Ellos son dos viejos conocidos: él tuvo que exiliarse y ella fue la razón por la que lo hizo. Serie melodramática española, de gran calidad, que constaba de 13 capítulos de una hora de duración, y que narraba las vicisitudes de los componentes de este programa de radio. Entre el sólido reparto de caras conocidas, destaca la presencia de Alfredo Landa y Concha Cuetos, en los papeles protagonistas. Se trata de la primera serie española rodada completamente en vídeo.

4/10
Bandera negra

1986 | Bandera negra

Begoña trabaja de camarera en un elegante club bilbaíno, en donde conoce al naviero Don Javier. La joven, conociendo el atractivo que ejerce sobre el empresario, consigue que éste coloque a su padre como capitán del barco mercante Urkia, en donde también viaja un ladrón amigo de Begoña. pronto se conoce que las intenciones reales del barco no son juego limpio. El bilbaíno Pedro Olea (El maestro de esgrima) escribe y dirige este drama salpicado de intriga, en donde contó con el actor Alfredo Landa como protagonista. Éste se esfuerza por dar hondura a su personaje, a las relaciones con su hija, etc. Sin embargo, no funciona la película debido a la falta de garra de la historia, apolillada y simple, narrada con insuficiente ritmo.

3/10
Los paraísos perdidos

1985 | Los paraísos perdidos

Una joven regresa a la casa de su madre, a punto de morir, en un pueblo de Castilla. Allí se reencuentra con amigos y conocidos de su infancia. Basilio Martín Patino recorre los cambios acontecidos en España entre las décadas de los 60 y 80, con sólidos intérpretes.

5/10
La vaquilla

1985 | La vaquilla

En plena Guerra Civil española unos soldados republicanos planean robar la vaquilla que el pueblo enemigo cocinará en el banquete de la fiesta en honor a la Virgen de Agosto. Esto echaría al traste los festejos, pero animaría a las tropas que sufren escasez de alimentos debido a la guerra. Comedia al más puro estilo del equipo formado por Luis García Berlanga y Rafael Azcona, ambientada en la Guerra Civil y con moraleja de fondo. Hay algunos aspectos tópicos, como las caracterizaciones del comandante franquista (Agustín González), del marqués o del cura, con el anticlericalismo propio de Berlanga, y también excesiva tendencia a la grosería burda. De todas maneras, el tono cómico resta seriedad y maniqueísmo a la visión de la época. La odisea del intento de rapto de la vaca es la parte más divertida del film, que cuenta entre el reparto con actores de la talla de Alfredo Landa, José Sacristán o María Luisa Ponte.

6/10
Las autonosuyas

1984 | Las autonosuyas

Adaptación de uno de los muchos “best seller” escritos por el escritor conservador Fernando Vizcaíno Casas y que, casi siempre, venían a mover algunos de los frágiles cimientos de la Transición Española. En este caso le tocó el turno al tema de las Autonomías y los idiomas co- oficiales de Galicia, Cataluña y El País Vasco. Tratado en un tono de farsa, su argumento nos traslada hasta un pueblo llamado Rebollar de la Mata, donde se ha constituido el Ente Autonómico Serrano. Así todos los alcaldes pueden, según expresión popular, “chupar del bote”, mediante enormes sueldos, dietas, coches oficiales, seguridad, secretarias... y otras prebendas. A partir de ahora, el alcalde de Rebollar será Presidente de esta Comunidad instalando como idioma oficial el “farfullo”. José Bódalo ganó el premio del Círculo de Escritores Cinematográficos al mejor actor de reparto. Fue la última colaboración entre Gil y el actor Fernando Sancho, tras una fructífera e intermitente unión que había comenzado en 1951 con El gran Galeote.

4/10
Los santos inocentes

1984 | Los santos inocentes

En un pueblecito extremeño, durante los años 60. Paco el Bajo, un campesino, intenta salir adelante con su familia, formada por su esposa, Régula, y sus tres hijos Quirce, Nieves y la Niña Chica, retrasada profunda. Además, deben hacerse cargo del hermano de Régula, Azarías, un disminuido psíquico, expulsado del cortijo donde había prestado servicio durante décadas por sus costumbres poco higiénicas. Azarías se encariña con un ave al que llama "milana bonita". La mejor adaptación de una de Miguel Delibes, realmente memorable, un valioso cuadro de las diferencias sociales, donde ciertas clases pudientes miran al resto del mundo por encima del hombro, sin ver personas, solo peones que están a su servicio para hacer lo que les venga en gana. Cuenta con magníficas interpretaciones de todo el elenco, aunque es obligado destacar los trabajos de Francisco Rabal y Alfredo Landa, premiados con todo merecimiento en Cannes. Se le debe reconocer a Camus una extraordinaria capacidad para sacar poesía de las situaciones cotidianas que retrata. El único pero que se le puede poner a Mario Camus es que resultan más creíbles los personajes humildes, los de clase alta son algo estereotipados.

8/10
El crack II

1983 | El crack II

Germán Areta vuelve a la carga con otro caso sobre dos hombres desaparecidos. Cuando sus cuerpos son encontrados todo apunta a que uno mató al otro y luego se quitó la vida, pero Areta no lo tiene tan claro. Además, han asesinado a su ayudante y el detective empieza a temer por su vida. Secuela de El crack, donde repite Alfredo Landa y parte del reparto de la primera. El resultado es notable gracias al buen hacer del protagonista.

5/10
Un rolls para Hipólito

1982 | Un rolls para Hipólito

La próxima estación

1982 | La próxima estación

José acoge en su casa a Ana, una chica de su misma edad, 17 años. Los padres del chico no aceptan que la niña se quede a vivir con ellos y más aún cuando se enteran de que se ha escapado de su casa. El padre de José intentará hablar con los padres de la chica y resolver el problema. Tras triunfar con la serie Verano azul, el director vasco Antonio Mercero estrenó este interesante film sobre amores juveniles y conflictos generacionales. Aunque no es nada del otro mundo, la historia está bien narrada y cuenta con actores de renombre.

5/10
El crack

1981 | El crack

Areta es un detective que se involucra en el caso de la hija desaparecida de un terrateniente. Cuanto más investiga con sus pesquisas más va dándose cuenta de lo turbio del asunto, como que la joven se escapó de casa tras quedarse embarazada y que su padre la obligó a abortar. Oscuro drama detectivesco de José Luis Garci, quien homenajea el cine negro americano de los 40 a la vez que retrata la España de los 70. El film cuenta con un protagonista de lo mejor del cine español, Alfredo Landa, que aquí se mete de lleno en un papel serio, alejado de sus habituales comedias. La presentación de Areta en el bar de carretera es antológica. La película ganó dos premios CEC y tuvo una secuela dos años más tarde.

6/10
Préstame a tu mujer

1981 | Préstame a tu mujer

Años 80 en España. Rodolfo es el tipico ejecutivo de derechas. Hace creer a todo el mundo que lleva una vida ejemplar junto a su mujer y sus prácticas religiosas, aunque en realidad es un libertino que tiene una aventura paralela con una mujer ligera de cascos. Comedia típica de la España posfranquista, muy cercana al cine del destape de la época. Aunque cuenta con un reparto apañado, todo es muy cómico, verdusco y absolutamente tonto.

2/10
Profesor eróticus

1981 | Profesor eróticus

Coproducción hispanomexicana que entronca directamente con las comedias de medio pelo del cine del destape en España. Dirige la función Luis María Delgado (Dele color al difunto, Mi marido y sus complejos), un realizador bastante monotemático respecto a la temática sexual de sus películas. La trama se centra en el lío que se produce durante un Congreso de sexología en Mallorca. Entre el reparto hay excelentes actores españoles.

2/10
El poderoso influjo de la luna

1981 | El poderoso influjo de la luna

Un psiquiatra observa a los vecinos de su barrio madrileño, que se desquician en las noches de plenilunio, pero que después recuperan enseguida su estado normal. Una equivocación causará un terrible suicidio. Primer largometraje, tras varios cortos, de Antonio del Real, que como ocurrirá con su filmografía posterior, logra un film correcto, que funciona, pero no entusiasma. Comedia coral que quiere recordar al cine de Luis García Berlanga, cuenta con un reparto repleto de secundarios de lujo, entre ellos de niño el mismísimo Javier Bardem.

4/10
El canto de la cigarra

1980 | El canto de la cigarra

Las verdes praderas

1979 | Las verdes praderas

Conchi y José son un matrimonio unido con dos hijos. Cuando llega el viernes la familia al completo viaja al chalet de la sierra madrileña al que acuden todos los fines de semana. Pero la vida en el chalet no es tan idílica como parece y descubren que les trae más preocupaciones que alegrías. José Luis Garci describe con espíritu crítico un fenómeno que empezaba a darse en España en la época de finales de los 70, cuando muchos ciudadanos compraban su segunda vivienda. Gran trabajo de Alfredo Landa, que hace gala de su gran naturalidad y compone un José Rebolledo realmente auténtico.

4/10
Paco el seguro

1979 | Paco el seguro

España, años 20. Paco es un hombre casado que trabaja como cristalero. Pero Paco tiene otro trabajo: dejar preñadas a las mujeres pobres que desean ser nodrizas en casas de gente acomodada. En un momento dado a Paco le ofrecen también "formar" a futuras prostitutas. Extraño drama basado en una novela de Andrés Laszlo. El film tiene un planteamiento bastante delirante, aunque el tema del sexo se trata de un modo tan serio y fuera de lugar que el conjunto tiene una atmósfera surrealista. La puesta en escena despide un rancio aire de novela decimonónica. Se trata de una coproducción francoespañola, con protagonismo para un Alfredo Landa mucho más serio de lo habitual.

3/10
Historia de "S"

1979 | Historia de "S"

Sebastián es un diseñador de moda obsesionado con el sexo y con diseñar vestidos que ensalcen el erotismo. Debido a esa obsesión acudirá a una psicoanalista, la cual le aconsejará dar rienda suelta a todos sus deseos sexuales. Comedia erótica protagonizada por Alfredo Landa, con abundantes y gráficos desnudos de todo tipo. La cosa no hay por donde cogerla y no queda más que una patética muestra del cine del destape de la época en España, cuando se estrenaba la democracia. El propio Alfredo Landa afirmó que era la peor película que había hecho: "horrible, abominable", declaró.

2/10
El rediezcubrimiento de México

1979 | El rediezcubrimiento de México

Tras la Guerra Civil española, Caferino, un ganadero asturiano decide buscar nuevas ganancias al otro lado del atlántico, concretamente en México, lugar donde frecuenta su tío una tienda de ultramarinos. Caferino descubrirá distintas estrategias de engaño en el negocio obteniendo grandes benificios, algo que cambiará repentinamente por la muerte de un ser cercano a él.

4/10
Celedonio y yo somos así

1977 | Celedonio y yo somos así

Comedia picaresca al más puro estilo hispánico de Mariano Ozores, quien aquí cuenta con el protagonismo de Alfredo Landa y un reparto habitual en su filmografía. Daniel es un pueblerino bueno e ingenuo. Para ayudar a un amigo que vive en Ginebra decide ir a la capital para casarse por poderes con una mujer, en representación de su amigo. Lo que no sabe es que la novia es en realidad una prostituta que desea cambiar su vida.

3/10
El puente (1977)

1977 | El puente

Una muestra de lo que significó la llegada de la democracia para el cine de Juan Antonio Bardem. Ni sombra del creador de Muerte de un ciclista, Calle mayor, etc. Aquí se deja llevar por la ligereza de la época para rodar una típica historia, entre la comedia y el drama costumbrista, que bien pudiera ser el colofón del llamado cine del "landismo". De cualquier forma, es verdad que hay un retrato amable y agridulce de la España de aquellos años y de sus gentes por medio de un rodaje llevado con buen ritmo, al estilo "road movie". Juan es un mecánico que se queda "colgado" durante un puente en Madrid. Tras algunas dudas decide marcharse él solito hacia el sur, rumbo Torremolinos, Marbella, etc., a lomos de su motocicleta "Poderosa". Su objetivo, claro, es ligar con cualquier chica que se le pase por delante, sin embargo durante el trayecto encontrará su personal aventura.

4/10
Tío, ¿de verdad vienen de París?

1977 | Tío, ¿de verdad vienen de París?

Alberto llega a Madrid para cuidar a sus sobrinos y éstos no paran de hacerle preguntas sobre de dónde vienen los niños. Discreta comedia al estilo Mariano Ozores, en donde lo mejor es el nutrido reparto de grandes actores.

4/10
Esclava te doy

1976 | Esclava te doy

Alberto es el típico varón español, ligón, caradura y machista, aunque de buen corazón. Además tiene una querida, a pesar de que está casado y tiene dos hijos pequeños. Un buen día su mujer, harta de todo, se marcha de casa, y a Alfredo se le viene el mundo encima. Desde entonces intentará recuperar a su esposa. La película, típica españolada de los 70, ofrece algunos gags graciosos y Alfredo Landa ofrece una interpretación muy típica suya. Eugenio Martín centra la cuestión en el tema de la emancipación de la mujer. Ya no vale que el varón haga lo que le dé la gana y de que la mujer aguante todo.

3/10
Alcalde por elección

1976 | Alcalde por elección

Federico Villalba alega que viaja a Madrid por negocios. Pero en realidad queda con una hermosa mujer con la que asiste a un partido de fútbol. No contaba con aparecer en televisión. Simplona comedieta que sin embargo tiene algún momento logrado.

4/10
Mayordomo para todo

1976 | Mayordomo para todo

Carlos es un "Don Juan" que cree tener una enfermedad venérea, por lo que usará a su mayordomo para que le sustituya en los encuentros amorosos que tenga. Todo saldrá bien hasta que el joven se enamore de una chica y el mayordomo vea peligrar su estrategia. Comedia de enredos protagonizada por dos de los actores españoles más reconocidos de la época: el entrañable Alfredo Landa y el galán Juan Luis Galiardo.

4/10
Solo ante el Streaking

1975 | Solo ante el Streaking

Película que supuso la retirada de José Luis Sáenz de Heredia (1911-1992), uno de los grandes directores del cine español, injustamente tratado por su condición de “cineasta del Régimen”, por culpa de películas aduladoras como Raza y Franco: ese hombre. En esta ocasión, él mismo escribió Sólo ante el steaking, siguiendo la moda del destape de la época. Una comedia de la que incluso llegó a sentirse avergonzado, si bien llevó al cine nada menos que a 647.942 espectadores. En ella, Alfredo Landa es un profesor universitario que un día recibe una sorpresa: parte de sus alumnos aparecen en clase completamente desnudos y con una careta puesta. Decidido a averiguar quiénes han sido los responsables de tal desacato, se verá envuelto en una vorágine de divertidos acontecimientos.

4/10
Cuando el cuerno suena

1975 | Cuando el cuerno suena

Comedia propia de la época setentera en España, en donde los guiones que se estilaban eran de color bastente "verde". Dirige el especialista del género Luis María Delgado. Aquí se trata de recrear la vida de un pueblecito, Medina de los azores, y de sus gentes, entre ellas, el alcalde, el cantero, el cura, el biólogo y el boticario, etc. La trama se centra sobre todo en José (Alfredo Landa), el boticario que tiene problemas de fertilidad con su mujer, una preciosa rubia.

4/10
Los pecados de una chica casi decente

1975 | Los pecados de una chica casi decente

Alocada comedia española, dirigida por el especialista de la época Mariano Ozores, La historia, basada en una obra teatral, es peregrina a más no poder. Ambientada en un pueblo de sur de Italia, trata de la llegada del Obispo al lugar. Allí, el parroco intentrá evitar que se entere de un crimen relacionado con él y con su hermana María. Lo mejor es sin duda el trabajo cómico de la pareja formada por Alfredo Landa y Lina Morgan.

3/10
Dormir y ligar: todo es empezar

1974 | Dormir y ligar: todo es empezar

Saturnino (Alfredo Landa) no para de trabajar. Las gentes de su pueblo le requieren para todo tipo de cosas y arreglos, de modo que su vida es un no parar y sólo piensa en el momento de dormir, de descansar. Cuando llega a su casa, su mujer Elvira (Esperanza Roy) está harta de que no le haga ni caso, de que no cumpla con sus "obligaciones conyugales", ya que la libido de Saturnino ha desaparecido y lo único que quiere es dormir. Al cabo de muchos meses, Elvira se empieza a impacientar...Comedieta española al estilo de Mariano Ozores, levemente picantilla pero medianamente agradable, que retrata a un Landa gracioso, perpetuamente agotado. Lo mejor son los diálogos del amigo interpretado por Antonio Ozores. En un leve cameo aparecen los actores Francisco Rabal, Carmen Sevilla, Concha Velasco, el escritor Alfonso Paso y el músico Augusto Algueró.

3/10
El reprimido

1974 | El reprimido

Un hombre que vive con su madre va a casarse, pero tiene miedo a que su matrimonio sea un desastre ya que no tiene experiencia sexual. Sus amigos se lo llevan a Francia para que elimine su problema pero el viaje resulta un desastre.

Fin de semana al desnudo

1974 | Fin de semana al desnudo

Angustias, camarera de un hotel, y Rodolfo, uno de los inquilinos, se convierten en testigos de un homicidio. Ella se encierra en la habitación de Rodolfo, a esperar que pase la noche y poder avisar a la Guardia Civil. Comedieta de poco calado, con cierto tono 'picantón' como preludio de lo que sería el cine del Destape.

3/10
Jenaro el de los 14

1974 | Jenaro el de los 14

Acertar los 14 resultados de una quiniela puede hacerte millonario y cambiarte la vida de la noche a la mañana. Lo va a comprobar Jenaro, pueblerino al que sus paisanas no le hacían ningún caso, pero ahora le salen novias por todas partes. El tándem Mariano Ozores-Alfredo Landa ofrece simpáticas risas en esta predecible comedia.

4/10
Las obsesiones de Armando

1974 | Las obsesiones de Armando

Armando visita a un amigo psiquiatra, pero se enamora de la mujer de éste, y también de su hermana gemela. Comedia subida de tono con pocas pretensiones y argumento disparado. Aún así, resulta eficaz en alguno de sus tramos.

4/10
Un curita cañón

1974 | Un curita cañón

Un curita incapaz de mantener la boca cerrada ante la injusticia es trasladado a una parroquia donde se espera que sea capaz de no meterse en líos. Pero por supuesto, no parará quieto. Film del tardofranquismo en clave de comedia y con su punto picante.

2/10
Manolo la nuit

1973 | Manolo la nuit

Mientras su mujer Susana está en Madrid, Manolo se dedica a "trabajar" en Torremolinos sin que ella lo sepa. Manolo es un macho hispánico, bajito y simpático, que se barajan todas las jovencitas extranjeras que van a tomar el sol. Cuando Susana descubre esa situación simula que va a tener un hijo con otro hombre, de modo que Manolo intentará recuperar el favor de su esposa, a la que él realmente quiere más que nada. Típica comedia española del llamado "Landismo", con un Alfredo Landa divertido, tierno y de buen corazón, alrededor del cual pululan jovencitas de buen ver. La película, con algún gag gracioso, es simple hasta decir basta, pero al menos es amable y se deja ver.

3/10
Las estrellas están verdes

1973 | Las estrellas están verdes

Luis es redactor de la sección del horóscopo en un diario. El hombre está fascinado con Olga, una estrella de la canción. Cuando se entera que la mujer es seguidora de su sección no dudará en ir a por ella.

No firmes más letras, cielo

1972 | No firmes más letras, cielo

Sabino tiene un buen puesto en una empresa de seguros. Es un tipo feliz pues además está casado con un antigua y y guapa modelo llamada Elisa. Ella dejó las pasarelas por los celos de su esposo, aunque enseguida encontró la manera de devolverle la jugada pidiéndole dinero a manos llenas para comprar todo tipo de lujos. Para cubrir las "necesidades" de su esposa, Sabino acabará pluriempleado, algo que lo llevará al límite, emocionalmente hablando. Protagoniza Alfredo Landa que venía de rodar títulos más divertidos y populares que el que nos ocupa, como Cateto a babor.

4/10
Los novios de mi mujer

1972 | Los novios de mi mujer

Narra las vicisitudes de un matrimonio de clase media que durante unas vacaciones en la montaña sufre una crisis. El motivo es que él se lía con una amiga de su mujer, y ésta les caza. Ni corta ni perezosa la esposa le asegura que seguirá el lema de "ojo por ojo", con lo que el marido intentará apartar a todos sus amigos de ella. La película es una comedia barata y tontorrona, típica del "landismo", con el clásico tema verdezuelo como protagonista, aunque manteniendo siempre la compostura. Alfredo Landa está en su típico papel de tipo sencillo y de buen corazón al que las cosas le salen fatal.

2/10
Pisito de solteras

1972 | Pisito de solteras

Aunque catedrático, Emilio es un infeliz que pega la espantada cuando está a punto de casarse. No tiene otra ocurrencia que esconderse en el pisito de solteras que comparten cuatro amigas de su ex prometida, que intentan seducirle con sus encantos. Típico enredo con pelín de picante, protagonizado por Alfredo Landa.

4/10
Guapo heredero busca esposa

1972 | Guapo heredero busca esposa

Fidel vive solo en un pueblo de Castilla con la espectativa de heredar el lugar, pero el testamento dice que tiene que tener familia, por lo que necesita rapidamente encontrar mujer.

2/10
Los días de Cabirio

1971 | Los días de Cabirio

Cabirio, un empleado de banca, desea casarse, pero el sueldo no le llega. Un amigo que practica la prostitución le aconseja que viaje a Torremolinos donde puede conseguir una fortuna ofreciendo sus servicios sexuales a turistas extranjeras. A pesar de la gracia natural de Alfredo Landa, se trata de una comedia menor, sin demasiada gracia, cuyo título hace referencia al magistral film de Federico Fellini sobre la prostitución Las noches de Cabiria.

4/10
Préstame quince días

1971 | Préstame quince días

Galdino es un español que emigró a Alemania, donde ha conseguido ahorrar mucho dinero, a base de trabajar muchísimo. Cuando le dicen que su madre está a punto de morir, decide regresar unos días a su pueblo, Pedrezuela de los Infantes. Pero en las cartas que le ha enviado a su madre, le dijo que se había casado en Alemania, y no puede presentarse solo. Iris, una cabaretera, se presta a fingir que es su esposa. Alfredo Landa protagoniza una de las architípicas comedias españolas, de argumento sencillo. Compensan sus carencias de presupuesto las interpretaciones de los esforzados protagonistas.

4/10
La decente

1971 | La decente

Adaptación de una obra homónima de Miguel Mihura que fue bastante alabada por la crítica, en especial por el buen hacer narrativo de su director a la hora de calibrar las posibilidades cómicas de su argumento. Además, el que tuviese ciertos toques picantes la convirtió en un buen título de cara a la taquilla. El mismo día en que Nuria va a casarse conoce a Roberto, de quien se enamora a primera vista. Pero ella sigue adelante con sus planes y se convierte en una mujer casada. Años después, casualmente Roberto va a vivir a un chalet al lado de Nuria, volviendo a renacer su amor. Como ella se niega a ser infiel, le propone a Roberto que la única opción de estar juntos es asesinar a su esposo.

6/10
Vente a Alemania, Pepe

1971 | Vente a Alemania, Pepe

Para pasar unos días de vaciones llega a su pueblo, Peralejos, el simpático Angelino, quien ha hecho fortuna en Alemania y que cuenta maravillas de las condiciones laborales en ese país. Fascinado con esas noticias, su amigo Pepe decide marchar también al país germano. Muy pronto se dará cuenta de que las cosas no son tan fáciles. Comedia de medio pelo, en la línea de las baratas películas de los 70, que recrea la inmigración de la época desde España hasta Alemania. La trama ligera, al estilo Pedro Lazaga, no da para mucho, pero Alfredo Landa está como pez en el agua con su personaje de Pepe, un pueblerino hispánico cuya idiosincrasia resulta surrealista y patética en el mundo germano. Le da buena réplica José Sacristán.

4/10
No desearás a la mujer del vecino

1971 | No desearás a la mujer del vecino

Típica película del landismo de los años del tardofranquismo, sigue a Pedro y Mariano, más atentos a las chicas que pasan por su agencia de publicidad que a sus respectivas esposas, que dedicen pagarles con la misma medicina, ligando con hombres más jóvenes. 

4/10
El diablo Cojuelo

1971 | El diablo Cojuelo

Cleofás libera a un diablo y sobrevuela la ciudad enseñándole la vida privada de la gente. Modesta adaptación de la clasica obra del Siglo de Oro escrita por el sevillano Luis Vélez de Guevara.

Aunque la hormona se vista de seda...

1971 | Aunque la hormona se vista de seda...

Fermín tiene una farmacia donde trabaja Paloma, una jovencita de buen ver, pero él no puede evitar rehuir constantemente a las mujeres. Un buen día echa una mano a un hombre que le puede ayudar a relacionarse con el sexo opuesto. Al argumento le falta sustancia. Pero por lo menos cuenta con actores lo suficientemente solventes.

3/10
Simón, contamos contigo

1971 | Simón, contamos contigo

Alfredo Landa encarna a un vendedor de libros que se hace famoso por un elixir con el que es capaz de atraer a la mujer que quiera y conquistarla.

Vente a ligar al Oeste

1971 | Vente a ligar al Oeste

Benito, guardagujas ferroviario, escucha un toque de corneta y ve cruzar un escuadrón de jinetes americanos. Alarmado por una posible invasión, corre a pedir ayuda hasta que descubre que todo lo acontecido forma parte del rodaje de una de las muchas películas que se filman en Almería. Uno de los grandes éxitos del 'landismo', con una trama que arranca algunas sonrisas.

4/10
Si estás muerto, ¿por qué bailas?

1971 | Si estás muerto, ¿por qué bailas?

Losndres, años 70. Un local nocturno con números musicales es un hervidero de espías y conspiraciones internacionales. Allí cualquier bailarina o artista puede ser un misterioso criminal. Una rara avis del cine español, dirigida por Pedro Mario Herrero. Curiosa película a lo Sherlock Holmes con intriga misteriosa, tono de comedia y atmósfera picantona, protagonizada por el todoterreno Alfredo Landa.

4/10
No desearás al vecino del quinto

1970 | No desearás al vecino del quinto

Andreu, un joven ginecólogo, abre su consulta en una ciudad de provincias. Pero no tiene ningún éxito, porque se trata de un hombre atractivo que pone celoso a los maridos de sus potenciales clientes. Descubre que Antón, un sastre amanerado presuntamente gay, en realidad es un mujeriego que finge ser lo que no es para triunfar en su oficio. El film más representativo e imitado del "landismo", tal y como se llamaban a las comedias ligeras, y un poco subidas de tono para la época, protagonizadas por Alfredo Landa. Fue además uno de los grandes éxitos del cine español de todos los tiempos. Aunque ha quedado muy desfasada por el paso de los años, algunos momentos son muy divertidos, sobre todo por el buen hacer de los actores.

5/10
Cateto a babor

1970 | Cateto a babor

Miguel Cañete es un joven bueno, algo paleto, que vive con su hermano pequeño Quique. Finalmente debe ingresar en la Marina a pesar de haber intentado librarse del ejército. Desde el principio está en el punto de mira del estricto sargento Canales, que le exige más que los demás. Pero un día Miguel conoce a Julia, una bella joven ciega de la que se enamora y que casualmente es la hija del sargento. Tierna película, con momentos divertidos y otros de mayor intensidad emotiva protagonizada por el gran Alfredo Landa. Destacan también Florinda Chico, José Sacristán y Rafaela Aparicio entre el reparto.

5/10
El alma se serena

1970 | El alma se serena

Una muchacha de provincias llamada Consuelo no se fía nada de lo que pueda estar haciendo su novio en Madrid. Cuando le encuentra comprueba que es un auténtico golferas que anda rodeado de mujeres. Adaptación de una obra teatral de Juan José Alonso Millán, repleta de chistes usados y ambiente de vodevil que contaba con un buen trío protagonista, Concha Velasco, José Sacristán y Alfredo Landa. Su director, Sáenz de Heredia, quedó bastante satisfecho del resultado de esta comedia hasta el punto de que después la dirigió también en teatro.

4/10
¿Por qué te engaña tu marido?

1969 | ¿Por qué te engaña tu marido?

Eduardo se dispone a contraer matrimonio con una chica muy poco agraciada físicamente. Durante la ceremonia empieza a sentir dudas sobre la decisión que ha tomado. Además, empieza a imaginar cómo sería su vida junto a algunas de las invitadas a la boda, todas ellas mujeres atractivas. Así, se inventa una supuesta vida con Claudia, con la que al principio todo marcha bien, pero luego ella se abandona y engorda, lo que a él le provoca rechazo. También se ve junto a Dora, esbelta y escultural, pero ésta resulta ser una narcisista obsesionada con su propia belleza, con la que no se puede vivir. Manuel Summers critica la obsesión por la estética y la sobrevaloración de la belleza en la moderna sociedad, en esta adaptación de una novela de Wenceslao Fernández Flórez. Pero se trata de una comedia muy convencional, alejada de las primeras comedias dramáticas del director, que tuvo un enorme éxito de taquilla.

4/10
Las Leandras

1969 | Las Leandras

Patricia vuelve a España tras su estancia en Londres estudiando. Cuando llega a su casa, descubre que su madre Rosa, una célebre y gran vedette, está casi sin dinero y trabajando en un teatrucho de bajo nivel. Las dos se pondrán manos a la obra para realzar de nuevo su carrera. Película para mayor gloria de la desaparecida Rocío Dúrcal y que supuso un éxito de taquilla. El film es una versión para el cine de una revista que Celia Gámez incorporó en los escenarios años atrás. Rocío Dúrcal interpretó aquí un papel más maduro, alejado ya de los personajes de niña como en Tengo 17 años o Más bonita que ninguna.

5/10
Una vez al año ser hippy no hace daño

1969 | Una vez al año ser hippy no hace daño

"La Flor de Lis y los Dos del Orinoco" son un trío musical que actúa en Torremolinos, donde un avispado empresario piensa que podrían dar más de sí. El muy activo José Luis Dibildos produce y coescribe esta historia para sus cómicos habituales, donde destaca el trío musical de Tony Leblanc, Concha Velasco y Alfredo Landa.

4/10
Soltera y madre en la vida

1969 | Soltera y madre en la vida

Julia, una joven soltera, se queda embarazada. Su novio, Paco, un humilde mecánico, no se considera responsable. Cuando su hija le explica la situación, el padre, guardia del madrileño parque del Retiro, decide empuñar su escopeta para obligar a Paco a que reconozca al bebé. Insulsa comedieta al servicio de Lina Morgan. Unos años más tarde, el mismo realizador, Javier Aguirre, dirigió Soltero y padre en la vida, una especie de continuación, con otros actores, donde José Sacristán interpreta a un solterón que ha de hacerse cargo en solitario de su hijo.

4/10
Cuatro noches de boda

1969 | Cuatro noches de boda

En una iglesia de madrid se celebran tres bodas. Después de la celebración todas las parejas se enfrentarán a su primera noche de bodas. También lo hará una pareja que se casó veinte años atrás y no pudo celebrar su luna de miel. Comedia española de Mariano Ozores sin grandes pretensiones, que dentro de un tono tontorrón ofrece algunas secuencias bastante divertidas. Buen reparto español.

4/10
No disponible

1969 | No disponible

Juan, boxeador, no se centra, y su entrenador, preocupado, le presenta a una chica, aunque sin decirle que ejerce la profesión más vieja del mundo. Aunque comedia menor, tiene un reparto de grandes actores.

3/10
No somos de piedra

1968 | No somos de piedra

Lucas está casado con Enriqueta, pero siempre está pensando en otras mujeres. A pesar de todo, sigue con Enriqueta, que es muy fértil y tiene con ella muchos hijos. Manuel Summers dio un giro hacia un cine más ligero y zafio, con esta comedieta inferior a otros de sus trabajos. Al menos, cuenta con correctos intérpretes.

5/10
La dinamita está servida

1968 | La dinamita está servida

Un atentado contra el mismísimo rey de Chalia está tramándose en la Costa Brava, donde el hombre pasa sus vacaciones. Una pareja que acude al mismo destino se verá enredada en la trama. Comedia producida y coescrita por José Luis Dibildos, protagoniza un divertido Tony Leblanc.

4/10
Los que tocan el piano

1968 | Los que tocan el piano

Un ladrones de poca monta son pillados por la policía y van a parar entre rejas. Cuando salen, se preparan para dar un golpe a lo grande, ayudados por un "colega" que se ha formado en Europa con métodos modernos. Una de las trece películas que compartieron Toni Leblanc y Concha Velasco, con producción y guión coescrito por José Luis Dibildos, en una trama de comedia donde también intervino Alfonso Paso.

4/10
Los subdesarrollados

1968 | Los subdesarrollados

Un par de amigos están al frente de una agencia de detectives especializados en recabar pruebas sobre la infidelidad de maridos desamorados. Fernando Merino dirige esta comedia picarona del dúo José Luis Dibildos-Alfonso Paso, con los mejores cómicos españoles de época, encabezados por Toni Leblanc.

4/10
Un diablo bajo la almohada

1968 | Un diablo bajo la almohada

Un marido celoso no tiene mejor idea que poner a prueba a su esposa poniéndole la tentación cerca. Y claro, las cosas se complican. José María Forqué ofrece una versión contemporánea de la novela ejemplar de Cervantes "El curioso impertinente" en esta coproducción de España, Francia e Italia. Funciona sólo a ratos, pero entretiene.

4/10
40 grados a la sombra

1967 | 40 grados a la sombra

Película alrededor del concepto “quedarse de Rodríguez”, que se aplica al padre de familia que se queda solo en la ciudad trabajando, mientras el resto de la familia se va de veraneo, la situación de Jacinto; “vacaciones en el campo”, el caso de Máximo; y “veraneo de playa”, el plan de Evaristo. El film explora estas tres situaciones para sacarles su mejor vena cómica, con el trío José Luis López Vázquez, Antonio Ozores y Alfredo Landa al frente. Por supuesto, tendrán ocasión de conocer a las clásicas beldades, turistas extranjeras.

4/10
¿Qué hacemos con los hijos?

1967 | ¿Qué hacemos con los hijos?

Antonio es taxista y padre de familia y un buen día descubre que no conoce realmente a sus cuatro hijos. A pesar de que cree que son muchachos responsables y sensatos, en realidad su hijo Antonio le coge el taxi para irse de fiesta y a una de sus hijas se le ha metido en la cabeza ser cantante, aunque no tenga mucho futuro como tal. Antonio no sabrá cómo meterles en cintura. Divertida comedia de Pedro Lazaga, que volvió a contar con el simpático Paco Martínez Soria tras La ciudad no es para mí. 

4/10
Los guardiamarinas

1967 | Los guardiamarinas

Un grupo de marineros se prepara para convertirse en guardiamarinas. Este proceso que les llevará a ser un oficial de rango menor, les hará experimentar todo tipo de situaciones. Desde las típicas novatadas a las nuevas responsabilidades a las que se enfrentarán cuando tengan un cargo superior al presente. Versión muy a la española de las típicas películas de superación en el ejército norteamericano estilo Oficial y caballero.

3/10
Novios 68

1967 | Novios 68

Historias entremezcladas sobre distintas relaciones de pareja. El quid de la cuestión es que Pedro Lazaga presenta cinco parejas atípicas por diversos motivos, lo que complica más las cosas teniendo en cuenta que eran los años sesenta. Como es habitual, Arturo Fernández interpreta al gran galán de turno y en esta película tiene nada más y nada menos que tres novias.

3/10
Pero... ¿en qué país vivimos?

1967 | Pero... ¿en qué país vivimos?

Mientras Manolo Escobar entona sus tonadillas españolas con su prodigiosa voz –en también prodigioso playback–, Concha Velasco hace lo propio con algunos temas pop, en una comedia sin pretensiones, donde lo mejor son sus secundarios, Alfredo Landa, Antonio Ferrandis, e incluso Joaquín Prat. La historia es la de una empresa de publicidad que pretende reunir en una misma campaña whisky y manzanilla, representados a su vez por dos célebres cantantes: Antonio Torres, que canta canción tradicional flamenca; y Bárbara, todo un ídolo entre los jóvenes. Entre ambos surge una gran rivalidad, hasta el punto de que se enzarzan en una peculiar apuesta: organizarán un concurso televisivo para ver a quién prefiere el público y, si Bárbara pierde, se cortará su espectacular melena.

5/10
Crónica de nueve meses

1967 | Crónica de nueve meses

Divertida película coral sobre los acontecimientos que sobrevienen a un embarazo. La película narra las vicisitudes de diversas familias tras la noticia. Algunos maridos la reciben con alegría, otros con menos; las mujeres tienen diferentes antojos durante su época de buena esperanza; los nombres de los retoños serán tema de discusión; y los nervios estarán a flor de piel. Dirige la comedia Mariano Ozores, que de ese género sabía un rato, y entre los intérpretes hay un nutrido grupo de grandes comediantes españoles de lo más castizos.

4/10
Las que tienen que servir

1967 | Las que tienen que servir

Juana y Francisca están sirviendo en casa de los Stevens, un matrimonio americano. Las dos tienen novio, uno es huevero y otro transportista con motocarro propio. Y ambos con un concepto totalmente totalitario y machista respecto a las relaciones hombre-mujer. Las muchachas también tienen dos pretendientes americanos destinados en la Base Americana de Torrejón. Juana y Francisca se encuentran en medio de los celosos españoles y los fornidos yanquis. Chocan la mentalidad de los dos bandos. Después los puños. Después...

Las cicatrices

1967 | Las cicatrices

Un joven quiere ser torero y no va a parar hasta conseguirlo. Para ello cuenta con la ayuda de su hermano y un amigo que le apoyarán hasta convertirse en una gran figura del toreo.

De cuerpo presente

1967 | De cuerpo presente

El arte de casarse

1966 | El arte de casarse

Eladio está enamorado de Ignacia, pero ella está empeñada en pescar a Antolín, el más rico del lugar. Aunque Eladio no tiene un duro está decidido a ganarse el corazón de Ignacia. Mientras tanto, Amparito quiere casarse con un hombre serio y formal, y se debate entre el amor de Ramón y de Saturnino, dos típicos españoles. Divertidísima comedia que presenta varios relatos románticos en clave de humor. Sin duda Concha Velasco y Alfredo Landa son dos de los mejores intérpretes del género.

4/10
Hoy como ayer

1966 | Hoy como ayer

Un periodista llamado Federico está observando una ristra de artículos de diarios de los años 20, donde observa que los titulares de entonces no son muy diferentes de los de ahora; de pronto, uno de los fotografiados se dirige a él para explicarle la verdadera naturaleza de esas imágenes, y comparar las costumbres de entonces con las de la actualidad. Los hermanos Mariano y Antonio Ozores articulan una original trama, por la que desfila lo más granado de los actores españoles de la época. Tiene gracia el debate en que los dos personajes principales defienden su punto de vista de qué época es mejor.

5/10
Amor a la española

1966 | Amor a la española

Típica película de su época, que retrata al españolito medio deslumbrado por las esculturales turistas extranjeras que comienzan a frecuentar las playas españolas. En el reparto está Alfredo Landa, que con títulos como éste dio pie a que se acuñara el término "landismo" para referirse a ellos. Alfonso Paso no sólo interviene en el guión, sino que tiene un pequeño papel.

4/10
El arte de no casarse

1966 | El arte de no casarse

Cuatro divertidas historias sobre conquistadores y seductores españoles que intentan evitar el matrimonio. Pascual marcha a la capital para hacer el servicio militar y seduce a varias chachas. Alfredo, por su parte, es el heredero de un ancestral secreto familiar para heredar el matrimonio. Los excelentes Conchita Velasco y Alfredo Landa aparecen secundados por un espectacular elenco de los mejores actores del cine español.

4/10
Las viudas

1966 | Las viudas

Tres directores para tres relatos que son los que conforman esta película. "Luna de miel", "El aniversario" y "El retrato de Regino" tienen en común que son tres historias sobre mujeres que se quedan viudas. En el primer caso por "querer demasiado" a su marido, en el segundo por una aventura extramatrimonial de su esposo, y en el tercero por ser un mal marido.

4/10
Nuevo en esta plaza

1966 | Nuevo en esta plaza

Emotiva y costumbrista historia real del torero Palomo Linares, quien tras una vida de pobreza abandonó el taller donde trabajaba para cumplir el sueño de ser torero. Tras una carrera de sufrimientos y obstáculos, logró finalmente triunfar en la arena. Producida por Pedro Masó, que se encarga también del guión, dirige el biopic el catalán Pedro Lazaga (Los tramposos). Por supuesto, el protagonista está interpretado por el mismísimo diestro Palomo Linares.

5/10
La ciudad no es para mí

1966 | La ciudad no es para mí

Agustín, un sesentón aragonés, viudo y más bien paleto, marcha a Madrid a visitar a su hijo, un médico de prestigio; y descubre que la vida en la capital es todo un follón. Las risas vienen servidas de la mano del cómico Paco Martínez Soria, en una de sus comedias más recordadas. Dirige Pedro Lazaga (Los chicos del Preu) y cuenta con un espectacular y nutrido reparto.

5/10
Historias de la televisión

1965 | Historias de la televisión

Una serie de personajes se reúnen en torno a los concursos televisivos que, por aquel entonces, causaban sensación en nuestro país. La película constaba en un principio de cinco historias, que finalmente se quedaron en tres. Una de ellas es la de Felipe, hijo del guarda del zoo, y Katy, aspirante a cantante, que se conocen en uno de estos concursos donde el premio es un piso. Producida por Pedro Masó, éste intervino en el guión esperando repetir el éxito obtenido diez años antes por Sáenz de Heredia con Historias de la radio. Ahora, además, se aprovechaba el tirón juvenil al incluir canciones de Augusto Algueró, una de las cuales, “Chica Ye-Ye” cantada por Concha Velasco, alcanzó una gran popularidad. La película llevó al cine a 1.171.272 espectadores.

7/10
Whisky y vodka

1965 | Whisky y vodka

En la ciudad de Chamonix coinciden las hijas de los embajadores de la Unión Soviética y los Estados Unidos. El problema es que ambas se parecen como dos gotas de agua, y durante un enredo intercambian sus personalidades. Todo se complica cuando uno de los embajadores es secuestrado. Tras rodar con Marisol Búsqueme a esa chica (1964), Fernando Palacios aceptó el encargo de dirigir a otras niñas prodigio como las gemelas Pili y Mili, en esta ingenua producción de Benito Perojo que contó con un guión escrito a ¡cinco manos! por Jaime de Armiñán, Mariano Ozores, Manuel Iglesias, Arturo Rígel y el francés Paul Greeanf, ya que se trataba de una coproducción entre su país y España.

3/10
Nobleza baturra (1965)

1965 | Nobleza baturra

Ninette y un señor de Murcia

1965 | Ninette y un señor de Murcia

Con el dinero de una herencia inesperada, Andrés, que nunca ha salido de Murcia, viaja a París donde vive su amigo Armando. Éste le busca una casa de huéspedes donde Andrés conoce a Ninette, una parisina que con formas más que persuasivas le induce a no salir nunca de la casa. Excelente recreación cinematográfica de la obra teatral de Miguel Mihura, orquestada y protagonizada por un inspirado Fernando Fernán Gómez, que además ha elegido a un reparto ideal. Supera ampliamente a posteriores versiones realizadas para la televisión y el cine.

6/10
Casi un caballero

1964 | Casi un caballero

El formidable equipo cinematográfico formado por el director José María Forqué y los guionistas Vicente Coello, Pedro Masó y Rafael J. Salvia, vuelve a trabajar juntos dos años después de la estupenda Atraco a las tres. En este caso adaptan una divertida y disparatada obra teatral de Carlos Llopis. Un trío de ladrones de baja estofa, encabezado por la pizpireta Susana, conoce al apuesto Alberto, un ladrón profesional, elegante y eficaz. Tan experto es el tal Alberto que se dedica a sustraer los hurtos a la triste banada de Susana. pero las cosas empiezan a dar un giro cuando entre Alberto y Susana nazca algo parecido al amor. La película reúne un cuarteto espectacular de comediantes españoles de la época.

6/10
La niña de luto

1964 | La niña de luto

Rocío, hija de una humilde familia andaluza, está muy contenta porque llega el final del luto que ha de guardar por la muerte de su abuela. Por fin podrá casarse con Rafael, su novio, ya que tuvo que aplazar la boda por el fallecimiento. Pero al día siguiente, su abuelo come demasiado en un bautizo, y muere de una indigestión. De nuevo, Rocío tiene que guardar luto y aplazar la boda, pero entonces Rafael, cansado de la situación, le propone huir y casarse lejos de allí. Rocío no se atreve a alejarse de los suyos porque es una mujer tradicional. En su segundo largometraje, tras el éxito de Del rosa al amarillo, Manuel Summers, satiriza la vida en un pueblecito de la España de los 60. Memorable interpretación de Alfredo Landa, superior a sus papeles posteriores en comedietas de medio pelo.

6/10
Llegaron los marcianos

1964 | I marziani hanno dodici mani

Alocada coproducción hispanoitaliana, típica de los años sesenta, cuando el tema de la vida en otros planetas era tema en boca de todos. Los marcianos X1, X2, X3 y X4 son enviados al planeta Tierra para preparar la conquista. Sin embargo, pese a la misión encomendada por la Gran mente, los recién llegado se lo pasarán tan bien entre los humanos que deciden quedarse por estos lares. Destaca la presencia española de Alfredo Landa. Es la primera película que dirigió el guionista y director Giuseppe Moccia, padre de Federico Moccia, quien alcanzó la celebridad gracias a sus novelas y películas sobre amores adolescentes, tales como Perdona si te llamo amor o 3 metros sobre el cielo.

4/10
Se vive una vez

1963 | Se vive una vez

Un hombre vive solo. Su vida es triste, desgraciada, pero el destino le tiene preparada una gran sorpresa. Conocerá a una mujer estupenda y se casarán. Sin embargo, las calamidades se multiplican cuando ella muere repentinamente. El pobre tipo querrá entonces suicidarse. La historia del film, basada en una novela de Santiago Lorén, es bastante deprimente y pasó sin pena ni gloria. Sorprende el esplédido reparto, de actores españoles de primer orden. También se conoce a la película con el título "Benigno, hermano mío".

3/10
La verbena de la Paloma

1963 | La verbena de la Paloma

Adaptación de la zarzuela de Tomás Bretón que ya había sido llevada al cine en 1921, dirigida por José Buchs; y en 1935, con realización de Benito Perojo. Fue filmada por un gran amante del género –y en especial del maestro Chueca, su músico preferido–, Sáenz de Heredia, en una producción de Benito Perojo y Cesáreo González. Heredia modernizó la obra con un llamativo reparto donde estaban Vicente Parra y Concha Velasco de pareja central; acertó además al contar con Miguel Ligero como el pícaro Don Hilarión (que se liga a la Casta y a la Susana) en un papel que el veterano actor ya había realizado en la versión de 1935. Los magníficos decorados del Madrid antiguo son obra de Enrique Alarcón, y la sutileza y ritmo de los números musicales la convirtieron en un clásico musical de nuestro cine que llegó a concentrar en el cine a más de medio millón de espectadores.

6/10
Escuela de maridos

1963 | Escuela de maridos | Serie TV

Exitosa serie de los primeros tiempos de la televisión en España, donde se satirizaban los comportamientos habituales de los típicos maridos de la España de la época. El título hace referencia a la obra teatral de Molière.

4/10
El verdugo

1963 | El verdugo

Amadeo es un verdugo que acaba de jubilarse. Su hija Carmen no encuentra novio por la macabra profesión de su padre. Finalmente se queda embarazada de José Luis, un empleado de pompas fúnebres que tampoco encontraba pareja por su trabajo. A Amadeo le van a conceder un piso por su condición de funcionario, pero sabe que cuando se lo entreguen ya estará jubilado. Tratará de convencer a José Luis para que acepte convertirse en su sustituto como verdugo, lo que les permitirá conservar el inmueble. Le promete que no tendrá que matar a nadie. Pero cuando se hace cargo del puesto, llega una orden de ejecución, lo que asusta terriblemente y se plantea dimitir aunque esto signifique que se quedará en la calle. Comedia negra que sin duda es una de las mejores películas de Luis García Berlanga, junto con Bienvenido Mister Marshall y Plácido. El realizador aprovecha un inspirado guión de Rafael Azcona que lanza una clara crítica contra la pena de muerte, pero también describe problemas de la España de la época, como la dificultad para acceder a una vivienda, la burocratización, etc. También describe fenómenos como el turismo emergente del momento. Según el propio Berlanga también quería tratar la dificultad del ciudadano para seguir su propio camino en libertad. "Lo importante en la historia es, a mi juicio, la facilidad con que el hombre contemporáneo acaba cediendo a los condicionamientos sociales, se trague inconscientemente -o quizá no- los elementales cebos que las circunstancias le tienden y quede así, sujeto a las garras de un estado de vida que no es el que íntimamente habría deseado", comentó el realizador. Como curiosidad, el director valenciano ha contado en más de una ocasión que la censura le hizo eliminar el sonido de los hierros del garrote vil, que el verdugo lleva en su maleta. Genial la escena de la cueva de Mallorca, con los guardias civiles gritando en las grutas el nombre "José-Luis-Rodríguez". En el reparto destaca especialmente el gran José Isbert, que imprime gran humanidad y humor a su peculiar personaje de Amadeo. Le acompañan unos correctos Nino Manfredi y Emma Penella, e inspirados secundarios como José Luis López Vázquez, María Luisa Ponte, Alfredo Landa y Chus Lampreave. A nivel técnico, destaca la inspirada fotografía del italiano Tonino delli Colli, operador habitual del cine de Pier Paolo Pasolini.

8/10
Atraco a las tres

1962 | Atraco a las tres

Uno de los filmes más divertidos del cine español. En la que seguramente es su mejor película, José María Forqué aprovechó el talento cómico de un inconmensurable José Luis López Vázquez y de otros nombres ilustres como Alfredo Landa, Cassen, Gracita Morales, Agustín González... para contar el atraco de los trabajadores de un banco a su propia sucursal.

7/10
El puente de la paz

1958 | El puente de la paz

Los caciques de dos pueblos deciden construir un puente que sirva para cruzar el río que los separa. Su construcción supondrá un problema, pues ninguno de los dos ha contado con el propietario que posee las tierras donde se levantará el puente. Película satírica en cuya gestación colaboró el gran dramaturgo Miguel Mihura. Para Alfredo Landa supone su primer trabajo cinematográfico, su debut como actor.

4/10

Últimos tráilers y vídeos