IMG-LOGO

Biografía

Christopher Eccleston

Christopher Eccleston

56 años

Christopher Eccleston

Nació el 16 de Febrero de 1964 en Salford, Lancashire, Reino Unido
Filmografía
Where Hands Touch

2018 | Where Hands Touch

El rey Lear

2018 | King Lear

The Leftovers (3ª temporada)

2017 | The Leftovers | Serie TV

La última temporada de esta serie de tintes apocalípticos, que se basa en el libro de Tom Perrotta, creador de la misma junto a Damon Lindelof. De nuevo juega con la dialéctica entre racionalismo y fe de los personajes, tras la misteriosa partida del dos por ciento de la población mundial de modo inexplicable, cuando está a punto de cumplirse el séptimo aniversario de este hecho, y la gente espera que ocurra "algo". Como en la segunda temporada, hay un prólogo en otra época, ahora más cercano en el tiempo, buen aperitivo para entrar a servir el plato principal. En el pueblo de Milagro, Kevin sigue ejerciendo de jefe de policía, pero tras su asombrosa experiencia de pasar por la muerte, Matt, el pastor, que ha visto a su esposa Mary despertar de un coma, está convencido de que se trata de un nuevo mesías, y hasta escribe un libro sobre él de tipo bíblico. Nora, la novia de Kevin, sigue sin poder olvidar a sus hijos, y aunque se autoengaña diciéndose que está investigando un fraude según el cual, por un módico precio, se puede contactar con los que se fueron, ella tiene la secreta esperanza de poder reunirse con ellos. Esto le llevará a Australia con Kevin, donde el padre de éste, contacta con los aborígenes, guiándose por unas viejas grabaciones de cassette. Corría riesgo de darse vueltas a sí misma en exceso, con lo que Perrotta y Lindelof aciertan decidiéndose por poner punto a final a su serie cuando su capacidad de intriga y de plantear interrogantes inquietantes sobre el sentido de la vida, lo que merece la pena, etcétera, no resultan cansina, sino todo lo contrario. Hay inteligencia y contención genuinas en la narración, también en el uso medido de la partitura musical verdaderamente magistral de Max Richter, que logra evocar el sentido de pérdida y añoranza de un modo increíble.

6/10
The Leftovers (2ª temporada)

2015 | The Leftovers | Serie TV

Segunda temporada de la serie creada por Tom Perrotta y Damon Lindelof, a partir de la inquietante novela de tintes apocalípticos del primero. Tres años después de la partida que supuso la inexplicable desaparición simultánea de 140 millones de personas por todo el mundo, el antiguo jefe de policía Kevin marcha con su hija Jill y su nueva novia Nora –cuya familia "partió" al completo– marchan al pueblo de Jared en Texas, ahora conocido como Milagro, al que muchos acuden como una especie de Lourdes, ya que ninguno de sus 9261 habitantes desapareció en el día fatal. Muchos van a modo de peregrinos, pero ellos han conseguido comprar una casa. Pero el sitio puede que no sea tan seguro: enfrente tienen una extraña familia afroamericana, y la desaparición de 3 jovencitas empieza a inquietar a la población. Además por allí anda un hermano de Nora, con su mujer en un estado de extraño letargo, que también espera un milagro. Y mientras Kevin empieza a pensar que está loco, pues tiene frecuentes visiones de Patti, una de esas fumadoras que habían hecho voto de silencio, y que se supone que está más que muerta. Situaciones inquietantes que tocan la fibra más íntima del ser humano, servidas por buenos actores y tramas atinadas, más las múltiples variaciones de un inspirado tema musical, contribuyen a la solidez de esta serie, de la que no es fácil señalar adónde quiere llevar al espectador, pero que decididamente engancha. Y es que al final plantea de modo diferente los grandes interrogantes acerca del sentido de la propia existencia de cada uno y de lo que nos pasa. Ya el primer capítulo, que al modo de 2001, una odisea del espacio, arrancaba en la prehistoria, da la medida de la audacia de sus responsables.

7/10
Legend

2015 | Legend

Historia basada en hechos reales, las andanzas de los gángsteres londinenses de baja extracción social y hermanos gemelos Reggie y Ronald Kray, el primero de mente despejada, el otro poco menos que retrasado mental, homosexual pervertido y muy violento, y, desde luego, con innegables problemas psíquicos. Está contada desde el punto de vista de Frances, la esposa de Reggie, un poco artificiosamente, con el recurso puntual de su voz en off. La cinta la escribe y dirige Brian Helgeland, que ganó un Oscar por su guión de L.A. Confidential, lo que a priori era una garantía de que habría cuidado esta nueva trama criminal. Pero algo le pasa a este film, que a pesar del cuidado reparto, y del glamour que suele rodear el subgénero gangsteril, resulta un tanto insulso. Se sigue, tiene un pase, pues este tipo de tramas es agradecido, aunque veamos en el East End de Londres las típicas escenas de siempre de enfrentamiento entra bandas, cobro de comisiones, discusiones sobre el modo de llevar los negocios, acuerdos con los "primos" americanos. Algún momento, no obstante, resulta grotesco, como la foto del policía con los gemelos, para ponerle en evidencia, hay como cierta desgana en su entrega, que no invita al espectador a creer lo que ve. Tom Hardy se desdobla encarnando a los dos gemelos, pero falta fuerza a estos personajes, tanto al cuerdo y supuestamente sensato, como al chiflado niñoide; no pueden describirse, como los que vemos en El padrino, como "bigger than life", a pesar de que podamos verlos un poco marcados por su destino. Hay algo de irreal en la narración, y tampoco resulta atractiva la historia romántica de Frances y Reggie, o los celos de Ronald hacia la novia y luego esposa.

5/10
El misterio de Lord Lucan

2015 | The mystery of Lord Lucan | Serie TV

Una increíble historia real sobre un asesinato que conmovió a la alta sociedad londinense y que aún hoy continúa sin resolverse.

The Leftovers

2014 | The Leftovers | Serie TV

Inquietante serie creada por Damon Lindelof y Tom Perrotta, creada a partir de la novela del segundo –Perrotta es autor de las novelas que dieron pie a Election y Juegos secretos–, para HBO, productora que parece haber tomado una veta de angustia existencial en sus series, tras True Detective. El punto de partida resulta osado y engancha, pues la idea es que un mal día, sin ninguna causa aparente, desaparecieron de la faz de la Tierra 140 millones de personas, desde bebés hasta ancianos, el 2% de la población. Nadie sabe por qué, pero a punto de cumplirse el aniversario de la desgracia, las autoridades ultiman un homenaje a los que denomina "héroes". Mientras líderes religiosos y científicos discuten las causas de la tragedia, lo hay quienes simplemente la aceptan, quienes optan por la violencia, o los que están cansados de tanta palabrería, y que forman un enigmático grupo que se diría han hecho un voto de silencio. El episodio piloto deja el listón de las expectativas bastante alto, a la vez que despliega una galería de personajes variopintos, donde destacan los componentes de una familia, disgregada tras la desaparición de uno de los hijos. Las cuestiones apocalípticas que permiten pensar sobre el sentido de la vida forman parte de la obra de Lindelof, uno de los creadores de Perdidos, mientras que Perrotta parece aportar cierto elemento insano e incómodo, de modo que todo apunta a que el espectador va a poder bucear por los recovecos más oscuros del ser humano, cuando todo su mundo es puesto patas arriba y comienza lo que sólo se puede describir como una dura prueba.

6/10
Thor: El mundo oscuro

2013 | Thor: The Dark World

La antigua raza de los elfos oscuros, liderada por el siniestro Malekith, pretende sumir el universo en la oscuridad con la ayuda de una misteriosa sustancia llamada Éter. Mientras la científica Jane Foster se encuentra investigando campos gravitatorios en la Tierra el éter se apoderará de ella. Malekith irá en su busca y Thor será el único obstáculo entre el elfo y Jane. Aunque no repiten los directores y guionistas de Thor (2011), esta secuela mantiene y aún quizá supera a su predecesora. Tiene a su favor que la acción no cesa, ya que nos mete en harina desde la primera imagen y elude con virtuosismo presentaciones más o menos ingeniosas o dramáticas. Detrás de las cámaras se ha situado esta vez Alan Taylor, acostumbrado al medio televisivo y últimamente curtido en la serie Juego de Tronos, mientras que el remodelado equipo de guionistas está encabezado por Christopher Yost, especialista en la adaptación de comics, seguido de Christopher Markus y Stephen McFeely, los cuales formaron ya equipo en Capitán América: El primer vengador y en las tres primeras películas que adaptan “Las crónicas de Narnia” de C.S. Lewis. Por encima de cualquier otro elemento, el film sobresale por su excelente factura visual, con preciosistas imágenes de planetas, como la de Asgard, y unos efectos especiales sencillamente perfectos que, esta vez sí, la tecnología en 3D abrillanta sin lugar a dudas. Toda esa imaginería está al servicio sobre todo de la acción, momentos apabullantes que tienen un poco de todo, desde las clásicas peleas a puñetazos hasta persecuciones de naves al más puro estilo de La guerra de las galaxias. Pero hay muchos otros elementos que hacen de Thor: El mundo oscuro una buena película de superhéroes. El guión dedica a los diferentes personajes su espacio propio, aunque Thor (Chris Hemsworth) y la científica Jane Foster (Natalie Portman) se lleven el protagonismo. A los momentos álgidos para la reina Frigga (Rene Russo), el rey Odín (Anthony Hopkins), el vigilante del puente de Bifrost (Idris Elba), la luchadora asgardiana Sif (Jaimie Alexander) o los terrícolas Darcy (Kat Dennings) y el Dr. Selvig (Stellan Skarsgård), se suma el que es verdaderamente el plato fuerte del guión: la fascinante presencia del hermanastro de Thor, el alocado y peligroso Loki (excelente Tom Hiddleston). El dúo Thor-Loki es sin duda lo mejor del film y, además de acción y enfrentamientos entre dos caracteres tan opuestos, se despacha un excelente sentido del humor, con numerosos gags –alguno de ellos tremendamente osado– que funcionan a la perfección, además de alguna que otra sorpresa... Tan atractivo resulta el duelo fraterno que el malvado Malekith pierde fuerza y se convierte en un personaje un tanto tópico, de nula profundad. A esto se suman también algunas invenciones poco logradas, como el modo en que el éter entra en Jane o ciertas coincidencias de cuchufleta. De todas formas, el conjunto no se resiente demasiado de estos leves traspiés y cumple como vehículo para el entretenimiento. Dicho esto, es pertinente avisar a los espectadores que, al término del film, permanezcan en sus asientos escuchando la banda sonora de Brian Taylor hasta que se enciendan las luces. Y no sólo para disfrutarla sino para no perderse dos secuencias de la película escondidas entre los títulos de crédito.

6/10
Una canción para Marion

2012 | Song for Marion

A Marion, casada y con un hijo adulto, le quedan pocas semanas de vida. Es una mujer alegre, bondadosa, todo lo contrario que su arisco y taciturno marido, Arthur, incapaz de asumir el futuro y fatal desenlace, y de llevar una convivencia pacífica con su hijo James, del que hace años está distanciado. Pese a su estado terminal, la gran ilusión de Marion es cantar todos los días en un coro para jubilados, donde es muy querida, hasta el punto de que intentará con los demás que les seleccionen para participar en un concurso. Emotiva comedia dramática de indudable sabor agridulce, que pondrá un nudo en la garganta de cualquier espectador que se precie de ser medianamente humano. La historia es leve, con pocos personajes relevantes, e incide en las dificultades de las relaciones familiares, erosionadas tantas veces con el paso del tiempo. El matrimonio protagonista es singular debido a que ambos cónyuges tienen caracteres completamente opuestos, tanto que en algún momento la cosa raya en lo estrafalario. La superación del dolor, el vencimiento del orgullo, la lucha ante la dificultad de enseñar los propios sentimientos y el poder del pasado son temas que quedan seriamente apuntalados en el guión escrito por el también director Paul Andrew Williams, cuya mayor virtud es que no se nota su presencia detrás de las cámaras, algo importante en una historia pequeña, familiar, de corte clásico y final optimista, más o menos previsible. En el apartado interpretativo destaca el veterano dúo protagonista, Vanessa Redgrave y Terence Stamp, pero sobre todo llama la atención el estólido y agrio trabajo del actor inglés, que vuelve a ser paradigma de hombre atormentado, silencioso, triste, incapaz de transmitir amor, ese tipo de personas que ya ha encarnado en tantos filmes desde el lejano El coleccionista. Les da buena réplica a los veteranos la joven y brillante Gemma Arterton (Tamara Drewe), en un papel que podría ser de mera comparsa pero que ella convierte en pieza clave de la película.

6/10
The Shadow Line

2011 | The Shadow Line | Serie TV

The Borrowers (Los inquilinos)

2011 | The Borrowers

Los borrowers son unos seres diminutos de aspecto humano que viven debajo del suelo. La adolescente Arrietty Clock está deseando explorar el mundo exterior, pero para ello tendrá que salir de su escondrijo subterráneo, algo que sus padres temen pues no se fían de los seres humanos. Cine familiar fantástico que supone una adaptación más de la célebre creación de Mary Norton, que ya ha tenido sólidas versiones cinematográficas, como Los Borrowers o la animada Arrietty y el mundo de los diminutos.

5/10
Amelia

2009 | Amelia

Biopic de la piloto norteamericana Amelia Earhart, una de las mujeres más famosas de su tiempo, de quien ya se hizo una película con el título Amelia Earhart: el vuelo final. Si Charles Lindbergh alcanzó la celebridad el 20 de mayo de 1927 al ser el primer hombre que cruzó en solitario el Oceáno Atlántico en avión, Amelia ocupó idéntico puesto en cuanto al género femenino en 1932 –el mismo día en que se cumplían 5 años de la gesta de Lindbergh–, cuando voló en su pequeño monoplaza Lockheed Vega desde Newfoundland (Canadá) hasta tierras irlandesas. Amelia estuvo casada con el empresario y editor George Puttnam, quien le dio su primera oportunidad para cruzar el Atlántico en 1929 (aunque esa vez sólo en calidad de pasajera) y supo después cómo sacar mucho partido comercial y económico a las aventuras de su mujer, gracias al cual pudieron financierase numerosos vuelos en avión y otras actividades pioneras para las mujeres que deseaban ser pilotos. La directora india Mira Nair (La boda del monzón, La feria de las vanidades) dirige este film con corrección y elegancia, pero no puede evitar que resulte bastante aburrido. Quizá sea el guión sin sorpresas, quizá sean los personajes demasiado distantes, quizá sea el modo frío y decimonónico de narrar, pero el resultado carece por completo de garra. Se centra, claro está, en el personaje de Amelia, pero prestando especial atención a su faceta rebelde y feminista. El film muestra a una mujer que basa su libertad en la falta de compromisos, y en su ansia algo irracional y temeraria por volar, lo que acaba por resultar un poco superficial e incluso infantil. Hay una fotografía cuidada, una estudiada música de Gabriel Yared y algunas buenas tomas aéreas, pero todo está como 'embotellado' y también resultan empalagosas y artificiales las frases en off sobre la belleza, la libertad, la plenitud..., a propósito de la mirada de la piloto hacia el cielo, las nubes, las aguas del mar, etc. En cuanto al reparto, Hilary Swank se esfuerza como siempre, aunque esta vez en vano, y los personajes secundarios son más secundarios que nunca. Quizá Richard Gere da más el pego como el marido de Amelia, pero resulta muy banal el personaje encarnado por Ewan McGregor.

4/10
G.I. Joe

2009 | G.I. Joe: The Rise of Cobra

Después de Transformers, Hasbro prosigue la aventura cinematográfica de llevar sus juguetes a la pantalla con G.I. Joe, basada en unos célebres muñecos de acción creados en 1964, y que eran como la versión masculina de la Barbie para las niñas. El trío compuesto por Stuart Beattie, David Elliot y Paul Lovett, dirigidos por Stephen Sommers, el responsable de La momia, han imaginado una trama situada en un futuro no muy lejano, donde las fuerzas de élite internacionales -aunque lideradas por Estados Unidos, faltaría más- de los G.I. Joe se enfrentan a los villanos complicados con todo tipo de armas sofisticadas. Y justamente McCullen es un supervillano, descendiente de un escocés que vendía armas en el siglo XVII a franceses y escoceses que luchaban entre sí; ha pasado el tiempo, y, 'de casta le viene al galgo', McCullen se dedica a la fabricación de armas. Y acaba de desarrollar para la OTAN un arma vírica que corroe el metal de modo alucinante. Pero tiene trazado un plan maquiavélico para que esta peligrosa arma provoque el caos mundial, de modo que nazca un nuevo orden político internacional que pueda controlar personalmente. Por supuesto los intrépidos G.I. Joe, unos marines de lujo total dirigidos por el general Hawk, van a tener que impedirlo. Sus mejores soldados -entre ellos Snake Eyes y Scarlett- pelearán de firme, respaldados por dos nuevos fichajes del grupo, Duke y Ripcord. Además, deben vérselas con dos secuaces de McCullen: Storm, el viejo enemigo de Snake Eyes, experto como él en artes marciales; y la Baronesa, una antigua novia de Duke. Stephen Sommers entrega lo que se le pide: acción a raudales, explosiones, persecuciones, peleas, armas sofisticadas, adrenalina pura y dura. Casi no hay un sólo plano que carezca de algún tipo de efecto especial. Práctica en este terreno tiene el chico, pues su currículum peliculero va en la línea del cine de acción y aventuras, y aunque se le agradecería un poquito más de fuerza visual, hay que reconocer que trepidación no falta al film, aunque a veces puede llegar a ser cansino. Cierto tipo de escenas las hemos visto mil veces, y aquí se entrega más de lo mismo; pero justo es señalar también que todo el tramo de la película que transcurre en París es tremendamente original, la imposible acción transcurre en pleno centro de la capital francesa, y junto a lugares emblemáticos, lo que da pie planos muy impactantes. En cuanto a la trama, hay cierto esfuerzo en componer algo coherente, con múltiples personajes, que hasta arrastran pequeños traumas del pasado; quizá sean algo estereotipados -nadie debe esperar actuaciones de Oscar-, pero al menos presentan algún elemental rasgo definitorio. Y cuestiones como la venganza y la rivalidad, justifican al menos ciertas acciones. El arranque, que se sitúa en el siglo XVII, se diría marca de fábrica de Sommers, piénsese en sus entregas de la La momia. Y se apuntan críticas a la industria armamentista -¿inspiración de Iron Man?- y a los peligros de la biotecnología, a lo que se suma una malévola broma final a cuento del presidente estadounidense.

5/10
Los seis signos de la luz

2007 | The Seeker: The Dark Is Rising

La productora Walden Media sigue empeñada en entregar cine familiar de calidad, después de títulos de la talla de Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario, Un puente hacia Terabithia o La telaraña de Carlota. Ahora su punto de partida son las novelas juveniles de Susan Cooper. El film sigue los pasos de la familia Stanton, un matrimonio con seis hijos, y mayormente del hijo pequeño Will, un adolescente que está empezando a descubrir que le gustan las chicas, y que sufre las burlas y bromas de sus dos hermanos mayores gemelos. Un día se presentan ante él los Ancestrales, unos personajes que le explican que, por ser "el séptimo hijo de un séptimo hijo" tiene un don especial que le convierte en Buscador, capaz de reconocer los seis signos que salvarán al mundo de una terrible e inminente amenaza. El chico considera que su valía es escasa, pero pondrá todo de su parte para descubrir dichos signos, lo que le obliga a viajar en el tiempo y enfrentarse a increíbles peligros. Estamos ante una película entretenida, e impregnada de buenos valores educativos: desde la unidad familiar y la necesaria confianza entre padres, hijos y hermanos, a la necesidad de enfrentarse a los problemas sin complejos, aunque de entrada asusten. Pero le pesa un tanto el ensamblaje del mundo fantástico con el mundo real de la familia y la escuela (el equivalente a "muggles" y magia de la saga "Harry Potter"), algo torpe, y un manierismo excesivo en la acumulación de efectos visuales y de una cámara que busca, con ocasión o sin ella, planos cenitales, ángulos extraños y mareantes movimientos en espiral.

5/10
Dina

2002 | I Am Dina

Noruega, 1860. La pequeña Dina desencadena un accidente en el lavadero que acaba con la vida de su madre. Repudiada por su padre, la chica queda al cuidado de unos sirvientes. Con el tiempo se ha convertido en una inadaptada, de personalidad psicótica, atormentada por el recuerdo de su madre y obsesionada con el sexo. El danés Ole Bornedal, autor de El vigilante nocturno, dirige y coescribe esta adaptación de una novela de la autora sueca Herbjorg Wassmo. La película es típicamente nórdica, al estilo bergmaniano: densa y opresiva, triste y algo desasosegante, de fotografía majestuosa. Lo mejor, la interpretación de Maria Bonnevie, la inquietante y extraña Dina.

4/10
Los otros

2001 | Los otros

Un apartado caserón victoriano en la isla de Jersey. Es el año 1945, y la Segunda Guerra Mundial acaba de concluir. Grace vive con sus dos hijos en forzada reclusión. El marido fue a combatir, y no ha vuelto. Los chicos sufren una rara enfermedad: no puede exponerse a la luz del día, y deben vivir en perpetua penumbra. Su madre, sobreprotectora, pone todos los medios para que estén a gusto. Abre y cierra puertas para evitar los rayos de luz fatal. Y los educa lo mejor que puede, dentro de unos estrictos principios religiosos, a veces poco meditados. La llegada de tres nuevos sirvientes va a alterar la vida de tan peculiar familia. ¿Están tramando algo? ¿Tienen algo que ver con los extraños ruidos que se oyen en la casa, producidos por “los otros”? Inquietante y terrorífico film de Alejandro Amenábar, que sabe asustar sin acudir a las sanguinolencias al uso. El joven director (y guionista, y autor de la banda sonora) demuestra una vez más ser un maestro en la creación de atmósferas. Sabe agarrar al espectador y encerrarlo con Nicole Kidman y sus retoños en el siniestro caserón donde transcurre la película, para erizarnos el cabello a su antojo. Amenábar reconoce que de niño le gustaba imaginar historias de casas encantadas y extraños fantasmas. Y que las pelis de miedo como La semilla del diablo, Alien, el octavo pasajero, La noche del cazador, Seven y El silencio de los corderos le chiflan. Así las cosas, se ha despachado a gusto en este film. Quizá otra referencia inevitable es Alfred Hitchcock, el mago del suspense. Hasta el hecho de convertir a Nicole Kidman en una mujer rubia asustada, un poco a lo Grace Kelly, nos remite a las célebres rubias que poblaron las películas del mago del suspense.   Los otros es la película española que más éxito ha tenido en Estados Unidos hasta la fecha. Su recaudación en ese país ha rozado los 100 millones de dólares, y logró mantenerse con gran mérito entre las diez más vistas durante varias semanas. Lo suyo no fue el clásico arrase el primer fin de semana, para luego caer en picado, cuando se corre la voz de que el film no es bueno. Todo lo contrario: mantuvo una recaudación constante durante varias semanas, señal inequívoca de que funcionó bien el “boca-a-oreja” de que se trataba una estupenda película. Amenábar volvió a repetir el éxito de los Goya que ya tuvo con Tesis: ocho premios, incluidos el de mejor película, director y guión.

7/10
60 segundos

2000 | Gone In Sixty Seconds

Sesenta segundos. Ése es el tiempo que invierte Memphis en robar un coche. Pero eso lo dejó hace tiempo. Ahora lleva una vida honrada. Lo malo es que su hermanito es un trasto, y ha decidido seguir sus pasos. Y como su último golpe salió mal, el clásico mafioso con mala leche exige que en tres días, tres, le entregue 50 coches ni más ni menos. Si no, lo pagará con su vida. Ante tal chantaje, Memphis reúne a su antiguo equipo y se pone manos a la obra de robar vehículos. “Robar 50 coches en una sola noche. Pensé que era una idea genial.” Así habla el guionista del film, Scott Rosenberg (Beautiful Girls). Y Nicolas Cage, el protagonista, tampoco se corta: “La película tiene un hilo conductor muy sólido.” No sabemos si ambos exageran un pelín. El caso es que Rosenberg y el director Dominic Sena sirven una historia de acción con múltiples persecuciones automovilísticas, de la que disfrutarán seguro los amantes de la velocidad.

5/10
Corazón

1999 | Heart

El matrimonio de Gary y Tess está a punto de irse a la porra: los celos torturan a Gary, hasta el punto de que sufre un ataque al corazón, que obliga a un trasplante. De pronto, con el nuevo corazón, cambia el modo de ser del protagonista. Curioso film, que especula sobre los secretos del amor.

4/10
eXistenZ

1999 | eXistenZ

Allegra es una innovadora creativa de videojuegos, que acaba de diseñar algo totalmente revolucionario: eXistenZ, un juego orgánico que se descarga en el sistema nervioso de los seres humanos, hasta el punto de que les introduce en un mundo donde es difícil distinguir qué es real y qué ficción. Cuando unos fanáticos tratan de asesinar a Allegra, ella no tiene más remedio que huir con ayuda de Ted, un vigilante jurado, al mundo imaginario inventado por ella. El canadiense David Cronenberg (La mosca (1986), Scanners, Videodrome, El almuerzo desnudo) firma un film coherente con su filmografía. Ambientes futuristas extraños, escenas repulsivas (atentos a la pistola de cartílagos, o al asqueroso metaflesh), violencia, sirven para configurar un raro universo, en el que las apariencias engañan. Cronenberg asegura: "Estoy convencido de que lo que la gente hace con los ordenadores y videojuegos es tratar de acercarse cada vez más al juego y fusionarse con él". Inquietante, ¿no? Pues para contarlo, el director ha contado con Jennifer Jason Leigh y Jude Law, éste candidato al Oscar por El talento de Mr. Ripley.

6/10
The Invisible Circus

1999 | The Invisible Circus

Phoebe, una adolescente marcada por el suicidio de su hermana mayor, desea averiguar por qué se quitó la vida. Emprende un viaje que le lleva a Europa, y allí encuentra al que fuera novio de su hermana, con quien inicia una relación. Adaptación de una novela de Jennifer Egan, aunque tiene un juvenil y atractivo reparto, no acaba de enganchar, quizá por las idas y venidas temporales y los sositos personajes.

4/10
A Price Above Rubies

1998 | A Price Above Rubies

Las tribulaciones de un matrimonio judío, donde ella se siente incómoda porque viven las tradiciones religiosas del modo más ortodoxo. Se trata de buen cine independiente, con gran trabajo actoral de Renée Zellweger y Christopher Eccleston.

Elizabeth

1998 | Elizabeth

El film del director indio Shekhar Kapur especula con la vida sentimental de Elizabeth, dándole un "toque oriental". Fue conocida como "la reina virgen" y, desde luego, nunca se casó. Pero antes de tomar tal decisión, para dedicarse a gobernar, ¿tuvo alguna aventura sentimental? Lapur y su guionista, Michael Hirst, piensan que sí; y además, bastante tórrida. La historia, en este punto, parece darles la razón. La reconstrucción ambiental de la película es de primera clase. Pero, en la precisión histórica, el film se toma algunas libertades. No sólo en la vida amorosa de la reina, sino en las diversas intrigas políticas, y en las diferencias entre anglicanos y católicos. Para imprimir un aire de conspiración al film, Kapur ha convertido a la cámara en el "principal conspirador": "se mueve como una serpiente, siempre lista para atacar". El éxito del film en Estados Unidos ha sorprendido a sus productores británicos. No sólo ha valido un Globo de Oro a su actriz principal, Cate Blanchett, sino que la película ha obtenido 7 candidaturas a los Oscar, incluida la de mejor película.

6/10
Jude

1996 | Jude

Adaptación de la novela de Thomas Hardy, sobre el tormentoso romance entre un joven y su prima en la Inglaterra del XIX. Los temas tratados se muestran desde una perspectiva reflexiva y trabajada. Lo mejor son los rasgos psicológicos de los personajes, todos ellos muy bien interpretados por un excepcional elenco de actores del que destaca Kate Winslet (Sentido y sensibilidad, Titanic). Jude Fawley (Christopher Eccleston) es un joven picapedrero muy inteligente que sueña con estudiar en la universidad. Tras un breve e infeliz matrimonio se traslada a Christminster, donde conoce a su prima Sue, de la que se enamora perdidamente. Su ilícita unión les obligará a cambiar continuamente de trabajo y domicilio.

6/10
Tumba abierta

1994 | Shallow Grave

Juliet, David y Alex son tres amigos que se van a vivir los tres juntos a un piso de solteros. Un día, Hugo, uno de sus compañeros aparece muerto en la cama, víctima de una sobredosis y deja en el piso una maleta llena de dinero. Los chicos, lejos de avisar a la policía, deciden deshacerse del cadáver y repartirse el botín. Humor negro en esta cinta de Danny Boyle, protagonizada por Ewan McGregor, que destacaría dos años después con el mismo director en Trainspotting. Buen ritmo y variedad de géneros dentro de la película, pues hay humor, algo de thriller, suspense... y unos protagonistas algo descerebrados que urdirán una macabra solución.

5/10

Últimos tráilers y vídeos