IMG-LOGO

Biografía

Fritz Lang

Fritz Lang

85 años ()

Fritz Lang

Nació el 05 de Diciembre de 1890 en Viena, Austria
Falleció el 02 de Agosto de 1976 en Beverly Hills, Los Angeles, California, EE.UU.

Expresionista de pura cepa

25 Abril 2012

El maestro del cine germano Fritz Lang (Viena, 5 de diciembre de 1890 - Los Angeles, 2 de agosto de 1976) es otro de los genios indiscutibles del Séptimo Arte.

Está considerado como uno de los grandes del expresionismo y del cine negro norteamericano. De origen judío y católico como su padre, estudió Arquitectura y fue pintor. Guionista y realizador bajo la égida de Erich Pommer, debutó como director en 1919 y emigró a Estados Unidos a causa del nazismo.

Su formación arquitectónica y sentido pictórico contribuyeron a que se integrara en el movimiento expresionista, del que fue uno de sus más importantes creadores en el campo cinematográfico junto a F.W. Murnau, Robert Wiene, Paul Wegener..., aunque más estilizado y acaso más puro que sus coétaneos. En la primera época realizó filmes de la categoría de Las tres luces – también conocida como La muerte cansada– (1921), El doctor Mabuse (1922) la epopeya wagneriana Los nibelungos (1923-24), su monumental Metrópolis (1926), si bien estas dos últimas tienen elementos románticos y futuristas. Antes de que la ascensión de Hitler al poder le obligara a abandonar Alemania, realizaría dos nuevas obras maestras con implicaciones políticas: M, el vampiro de Düsseldorf (1931) y su parábola El testamento del Dr. Mabuse (1933), con las que ensayó la técnica del naciente sonoro. “M no fue un film antinazi como afirman algunos, sino una película contra la pena de muerte”, según me comentaría personalmente en 1970. “En lo que respecta a mi segundo Mabuse, sí pretendí hacer una cinta contra el nazismo, pues puse en boca de criminales las palabras de Hitler: la destrucción total y el mundo nuevo que él quería construir. Tanto es así que tuve que salir del país corriendo, tras ser requerido por el Führer”. Al huir de Alemania, Lang se separa de su esposa y coguionista, Thea von Harbou, que se transformaría en una de las mayores propagandistas del régimen nazi.

Al igual que otros colegas suyos, se dirigió a la Meca del Cine para continuar su brillante carrera. Tras una adaptación en Francia (Liliom, 1934), Hollywood le abrió las puertas en 1936 y allí prácticamente permaneció hasta su muerte. En esos largos años realizó nada menos que 22 filmes, dentro de varios géneros: el bélico, los policíacos y el cine “negro”, su género preferido, centrado en temas criminales y judiciales: La mujer del cuadro, Perversidad, Gardenia azul, Mientras Nueva York duerme...; así como los western -están hoy muy valorados La venganza de Frank James, Espíritu de conquista y Encubridora, que contribuiría a la renovación “intimista”-. Películas que sin llegar a la genialidad de sus mejores obras germanas, consolidarían también a Lang como un maestro del cine americano.

El talento de Fritz Lang se abrió paso fácilmente en Hollywood, aunque el estilo del sistema de producción americano era muy distinto del que había conocido en Alemania. “No encontré dificultades; al contrario, pude imponerme enseguida. Se me abrieron las puertas. La verdad es que en Europa no existían prácticamente los productores. Sin embargo, en Estados Unidos el régimen de producción está tan metido en el sistema capitalista que resulta inhumano. Sí, los productores son inhumanos; no son personas”, me manifestaba asimismo en 1970.

En la obra de Lang se aprecian claramente unas constantes: el complejo de culpabilidad real o ficticia del hombre, el cerco implacable del medio social, la persecución del destino, la fatalidad, el instinto de venganza, el deseo de justicia... Constantes que desarrolló incluso en su etapa americana, con los filmes psicológicos y de acción. De ahí que quizá pueda calificarse la obra langiana de determinista, donde el hombre no es realmente libre y la voluntad se encuentra encadenada por un factor decisivo, interno o externo. Ante esta observación personal, Lang replicó en la misma entrevista: “Yo no sé si es determinista o no mi postura; para mí lo importante no es el fin, sino el combate para alcanzarlo. Lo que el hombre necesita es combatir. Aunque el sistema le oprima a uno, lo que debe hacer es luchar para llegar al fin. Para mí el hombre es lucha y creo que no puede vencer, no puede alcanzar plenamente ese fin”.

A pesar de este pesimismo latente, el realizador vienés intentó hacer reaccionar al público con su cine: “No he pretendido hacer un cine sin más -concluía en aquella ocasión-, sino expresar mi concepción del mundo. Nunca he hecho películas para ganar dinero, aunque he ganado mucho, sino para el espectador. Cada cinta influye en el público y, a su vez, el público influye en la propia película. Cuando se cierra el ciclo es cuando la obra está completa. Nunca he pretendido cambiar las cosas, la sociedad. Para ello me hubiera dedicado a la política y no al cine. Sólo he pretendido mostrar realidades con el fin de que quienes las contemplen tomen decisiones personales”.

Son famosos su simbolismo expresivo, traducido por el movimiento de las estructuras plásticas, y su gran sentido espacial. Y, a nivel estético-narrativo, el denominado “cambio langiano”, por medio del cual una situación se transforma en algo totalmente opuesto al gesto o deseo que la han provocado, sin trampas ni abandonar la lógica, volviendo a ceder el paso al azar, ese Destino inexorable, según Fritz Lang, o dando un nuevo impulso a la acción. Al propio tiempo que su puesta en imágenes va borrando lo arbitrario y se queda en lo esencial.

Retirado a Los Angeles y dedicado a impartir cursos en las Universidades norteamericanas, viajaría a Alemania en 1959 para realizar cine. En la India rodó una coproducción inspirada en uno de sus guiones de juventud: El tigre de Esnapur y La tumba india, según el relato de Joe May, con quien había colaborado en sus inicios. Al año siguiente, volvería a su mítico personaje con Los crímenes del Dr. Mabuse (1960); mientras Jean-Luc Godard le homenajearía en El desprecio y Claude Chabrol le dedicaría un insólito Dr. M, en 1989. En la actualidad, la obra de Fritz Lang continúa siendo estudiada por los aficionados y especialistas.

Filmografía
Los crímenes del Dr. Mabuse

1960 | Die 1000 Augen des Dr. Mabuse

La película que cierra la filmografía de Frizt Lang, y que retoma a un persona recurrente en varios de sus trabajos, el siniestro doctor Mabuse. Partió de dos ideas que le parecieron atractivas para el guión, una bala que no deja huellas, y el espionaje que los nazis tenían proyectado realizar en un hotel para alojar a diplomáticos. El film es muy ágil, y tiene buenos hallazgos visuales, pero aportaba poco a lo ya contado antes sobre Mabuse, incluso con recursos narrativos que se repetían.

6/10
El tigre de Esnapur

1959 | Der tiger von Eschnapur

Aventuras exóticas en la India, en la primera de una doble entrega que concluye con La tumba india. Dirige el maestro Fritz Lang, que después de su periplo americano, consecuencia de la huida de Alemania por el auge nazi, regresó a su país, y rodó en localizaciones auténticas, con capital europeo y en alemán, esta cinta de un género que hasta entonces no había abordado. El film, a partir de un texto de Thea von Harbou, que fue esposa de Lang y se había llevado a la pantalla en los años 20 quedando nuestro director fuera del proyecto, cuenta la llegada al ficticio reino de Esnapur de Harald, un afamado arquitecto, cuyos servicios han sido requeridos por el maharajá Chandra. En el camino tiene tiempo de salvar la vida a Seetha, una hermosa bailarina, de las fauces de un tigre. El flechazo es instantáneo, pero el maharajá tampoco es insensible a los encantos de la joven, y como se da cuenta de por dónde van las preferencias de ella, enseguida nace el demonio de los celos. Con el tono ingenuo típico de este tipo de historias, la película se ve con agrado, y momentos como los del doble enfrentamiento con el tigre resultan creíbles. Además se trata de introducir al espectador en una India embriagadora, sobre todo en las escenas del templo de la diosa, donde Seetha ejecuta sus sensuales danzas sagradas. Por cierto que las escenas por los túneles y la aparición de unos leprosos implorantes remite a uno de los filmes tempranos de Lang: Metrópolis (1927).

6/10
La tumba india

1959 | Das indische grabmal

Segunda entrega de las aventuras exóticas en Esnapur, iniciadas por Fritz Lang con El tigre de Esnapur. El arquitecto Harald y la bailarina Seetha están perdidos en el desierto, a punto de morir en una tormenta de arena, pero son salvados 'in extremis' por los habitantes de un pueblo que les ofrecen su hospitalidad. Pero los celos del maharajá Chandra siguen vivísimos, y ha organizado una persecución para capturar a los fugitivos. Entretanto la hermana de Harald y su esposo, que no sospechan nada de lo que ocurre, han llegado a palacio y Chandra le encarga a él que construya una tumba donde enterrar viva Seetha una vez la haya hecho su esposa, ya que no parece posible conseguir su amor. Nuevo y entretenido derroche de exuberancia, con más escenas de los leprosos, que en su búsqueda de la libertad parecen un auténtico ejército de zombies. Esta vez se presta más atención a las intrigas palaciegas, pues una conspiración está en marcha para derrocar a Chandra. El film entrega otro baile muy sensual de Seetha ante la diosa y una serpiente, curiosa prueba para ver si es inocente a los ojos de ella.

6/10
Más allá de la duda (1956)

1956 | Beyond a Reasonable Doubt

Una de las últimas producciones de la RKO –al borde de la quiebra– fue este thriller dirigido por Fritz Lang con su talento habitual. Cine negro y de denuncia periodística según un guión de Douglas Morrow, presenta una admirable atmósfera en blanco y negro creada por la fotografía de William Snyder. En su trama, el periodista Tom Garrett (Dana Andrews) está dispuesto a llegar lo más lejos posible para convencer a la opinión pública de que las pruebas para condenar a una persona de asesinato pueden ser perfectamente manipulables. Así que se fabrica una serie de evidencias que le convierte en asesino imaginario, eso sí, con fatales consecuencias.

7/10
Mientras Nueva York duerme

1956 | While the City Sleeps

Prensa y cine negro unidos en un título imprescindible del Hollywood de los 50, rodada en tan solo cinco semanas utilizando el sistema panorámico conocido como "Superscope" magistralmente resuelto gracias a la poderosa fotografía en blanco y negro de Ernest Laszlo. Adaptación de la novela "The Bloody Spur", de Charles Einstein, donde se narra el devenir diario del periódico "New York Sentinel". Algunos de sus miembros intentan acceder a la dirección del mismo, al tiempo que buscan pistas sobre una serie de crímenes de índole sexual que se están cometiendo en la ciudad. El reparto coral está integrado por un buen número de rostros conocidos como Dana Andrews, Ida Lupino, Vincent Price, Rhonda Fleming y George Sanders en una memorable selección de casting.

9/10
Los contrabandistas de Moonfleet

1955 | Moonfleet

John es un joven sencillo cuya madre está a punto de morir. En el lecho de muerte, le recomienda que se marche a Moonfleet con Jeremy Fox, un pirata que tuvo una relación con ella hace tiempo. El muchacho así lo hace y comienza a vivir aventuras mientras surca los mares con Fox, un bucanero dedicado al contrabando. Magnífica película de Fritz Lang (La mujer del cuadro), llena de ación y aventura. Buen ritmo y dirección de actores con Stewart Granger (Scaramouche) de protagonista. Destacan también George Sanders y Joan Greenwood, así como la música de Miklós Rózsa.

6/10
Deseos humanos

1954 | Human Desire

Adaptación en clave de cine negro de una obra de Émile Zola. Ya en 1938 Jean Renoir había entregado una magnífica adaptación de este relato en que una relación adúltera pretende ser “solucionada” de modo expeditivo con el asesinato del marido engañado. Fritz Lang ofrece una buena versión de la historia contando con la pareja de Glenn Ford y Gloria Grahame, con los que había trabajado un año antes en Los sobornados. El tercer elemento del triángulo es Broderick Crawford, que compone bien al esposo traicionado.

7/10
Gardenia azul

1953 | The Blue Gardenia

Anne Baxter (Eva al desnudo) despliega todo su encanto en este elegante drama con tintes de cine negro, que narra las desventuras de Norah, una joven telefonista enamorada de un militar que está en el frente, y que tras un desengaño se ve mezclada en un crimen relacionado con un local llamado Gardenia Azul. El argumento está basado en una novela de Vera Caspary, y aunque es una obra menor y algo ingenua, Lang (Perversidad, La mujer del cuadro) nunca defrauda. Destaca la fotografía de Nicholas Musuraca, con unos claroscuros memorables, como en el plano general de Norah entrando en la redacción del Chronicle para entrevistarse con el periodista. El discreto reparto cuenta con Ann Sothern, a quien vimos en Carta a tres esposas, y con la aparición estelar de Nat 'King' Cole, quien canta con su característica sensibilidad el tema que da título a la película.

6/10
Los sobornados

1953 | The Big Heat

Tras demostrar sus enormes aptitudes para el cine negro, con películas como La mujer del cuadro o Perversidad, el director alemán Fritz Lang llegó al cenit con esta obra maestra del género. Glenn Ford es Dave Bannion, un sargento de policía de Nueva York que investiga el suicidio de un compañero. Tras varias muertes violentas, sus pesquisas le conducen hasta el jefe de la mafia, Mike Lagana, y a dos de sus matones, Vince Stone y su lacayo Larry. También conoce a la chica de Stone, una atractiva rubia con la cara de Gloria Grahame. Pocas veces en el cine clásico se ha visto un film tan violento como Los sobornados. Aun hoy sorprende su seca y fría brutalidad. No se ve sangre, pero hay escenas que ponen los pelos de punta, como el atentado en el coche o la famosa quemadura con el café hirviendo. Ford compone un protagonista genuino, atormentado, propio del género y, aunque es polizonte, actúa como un detective típico, siguiendo sus pistas de modo individual y dispuesto a todo con tal de encontrar a los responsables de la red de corrupción que impera en todos los ámbitos del gobierno local. La Grahame está soberbia –volvería a colaborar con Lang al año siguiente en Deseos humanos, también con Glenn Ford– y Lee Marvin es el perfecto matón, asesino y sádico, con una psicótica tendencia por torturar a las mujeres.

8/10
Encuentro en la noche

1952 | Clash by Night

El maestro Fritz Lang dirige este interesante drama, con aires de film noir, basado en el libreto teatral de Clifford Odets. La trama se centra en el regreso de Mae Doyle a su pueblo natal, procedente de la ciudad. Mae, mujer de mundo, espabilada y poco hogareña, escapó antaño con un hombre, y ahora no es bien recibida por su hermano Joe. Quienes sí la acogen con cariño y admiración son Peggy, la pizpireta novia de Joe, y un antiguo amigo de la familia, el pescador grandote y bonachón Jerry. Poco a poco la vida de Mae se apacigua y comienza a salir para divertirse, acompañado de Jerry y de su amigo Earl, un tipo algo descarado y arrogante, que despierta en Mae sentimientos contrapuestos, a un tiempo atrayentes y repelentes. Con este material, el germánico Lang hace alarde de talento narrativo y de eficacia a la hora de envolver de intensidad algunas escenas. La historia ofrece reflexiones acerca de la naturaleza del verdadero amor, alejado del capricho y asentado en el compromiso, aunque quizá el resultado final sea algo simplista y forzado. Robert Ryan compone un Earl algo envarado y en verdad despreciable, contrapunto perfecto del Jerry de Paul Douglas. Y el personaje de Mae -motor del film- está perfectamente retratado por la gran Barbara Stanwyck, una actriz de una fuerza descomunal para transmitir independencia femenina. La película supuso la única colaboración entre Lang y la irresistible Marilyn Monroe, aquí en un papel menor pero muy jugoso, que ella borda con su habitual aire de chica sencilla y un poco tarambana, de gran corazón.

6/10
Encubridora

1952 | Rancho Notorious

Un ranchero se dispone a hacer lo que sea para vengar la muerte de su novia. Lo que le conduce al rancho de una fascinante mujer, refugio de todo tipo de cuatreros. La carismática Marlene Dietrich compone a la oscura mujer que acoge a indeseables. Esta acompañada por un reparto a la altura. Dirige el maestro Fritz Lang, toda una garantía de calidad.

7/10
Guerrilleros en Filipinas

1950 | American Guerrilla in the Philippines

Primavera de 1942. En la guerra contra Japón, el general MacArthur se ve obligado a replegar sus tropas sitas en Filipinas, y él mismo debe trasladarse a Australia. Los soldados que han sobrevivido al hundimiento de un barco deben tratar de llegar a un aeródromo. Pero hay un pero: el lugar ha sido tomado por los nipones. Fritz Lang entrega un correcto film bélico, bien documentado acerca de los avatares acontecidos en Filipinas, con Tyrone Power en el papel estelar. El único personaje femenino de entidad lo asume Micheline Presle, una misionera que se enfrenta a serios problemas a causa de la guerra.

5/10
House by the River

1950 | House by the River

Una de las películas menos conocidas de su director, Fritz Lang, rodada para Republic, a partir de una novela de A.P. Herbert. La trama, de atmósfera gótica, transcurre en su mayor parte en una casa de campo, muy próxima a un caudaloso río. Ahí el mediocre escritor de novelas de misterio Stephen Byrne ve con frustración cómo las editoriales rechazan sus manuscritos uno tras otro. Una noche en que su esposa Marjorie está ausente, Stephen alimenta su pasión hacia Emily, una atractiva criada, hasta el punto de tratar de forzarla, lo que provoca su muerte accidental; la inmediata llegada a la casa de John, hermano tullido de Stephen, le convierte en cómplice del encubrimiento de lo sucedido, pues con engaños le convence de que debe evitar el escándalo, de modo que meten el cadáver de Emily en un saco, y lo arrojan al río. Al principio la idea dominante es que Emily se ha fugado con un hombre tras robar algunas cosas de Marjorie, pero la aparición del cadáver cambia las tornas. Curiosamente, algunos indicios apuntan a que John podría ser el asesino, mientras que el cínico Stephen ha alcanzado, de modo inesperado, el éxito que ansiaba como escritor.Aunque ciertamente la historia tiene algo de folletín, con los hermanos enfrentados, amores no confesados, cadáveres que se empeñan en reaparecer, y en manos de otro director, sería un encadenado de clichés, lo cierto es que Lang logra una película inquietante, de aire expresionista, magníficamente fotografiada. Louis Hayward hace un buen trabajo como el escritor malsano, débil, vicioso y manipulador. Hay que reconocer los méritos del director, también en el final, que pese a buscar su condición de “final feliz” de modo algo forzado, está salvado, al menos en parte, por el inteligente truco de una oportuna cortina fantasmal.

6/10
Secreto tras la puerta

1948 | Secret Beyond The Door...

Una rica heredera se enamora de un arquitecto durante un viaje a México. Poco tiempo después sospecha que puede ser un asesino. Entretenida intriga de terror psicológico al estilo del mejor cine de Hitchcock, a cargo de otro maestro, Fritz Lang (Furia, Metrópolis). La puesta en escena y las actuaciones son excelentes.

6/10
Clandestino y caballero

1946 | Cloak and Dagger

A finales de la Segunda Guerra Mundial, el ambiente está caldeado en cuanto a conocimientos atómicos. Alvah Jesper es un físico que va en busca de Katerin Lodor, otro científico para interrogarle. Cuando los alemanes les descubren, Lodor es asesinado. Ahora Jesper buscará en Italia al físico Polda, y contará con la ayuda de Gina, una líder de la resistencia de la que se enamorará. Interesante thriller de espías, aliados y traidores, ambientado en la Segunda Guerra Mundial. Dirige Fritz Lang (Metrópolis (1927)) y protagoniza Gary Cooper junto a Lilli Palmer (Cuerpo y alma).

6/10
Perversidad

1945 | Scarlet Street

Fritz Lang adapta una novela de Georges de La Fouchardière, llevada al cine por Jean Renoir con el título La golfa. Un tipo de mediana edad se enamora de una joven, que se aprovecha de sus habilidades artísticas.

8/10
La mujer del cuadro

1945 | The Woman in the Window

Un hombre de familia se ve implicado en un crimen con mujer de por medio. Y es que el tipo, fascinado por el cuadro de una hermosa mujer que preside un escaparate, queda todavía más fascinado cuando conoce a la mujer de carne y hueso. Pero tontear con ella, le traerá muchas complicaciones. Fritz Lang maneja con pericia esta historia, y por una vez Edward G. Robinson no compone al gángster de turno. Atentos al hábil paso de sueño a realidad.

8/10
El ministerio del miedo

1944 | Ministry of Fear

Recién salido de un psiquiátrico, un tipo gana una tarta en una feria. En su interior se esconde un valioso microfilm, detrás del cual van unos espías nazis. Film de propaganda rodado durante la Segunda Guerra Mundial, bastante más sutil que la media de los que se hacían en aquella época, no en vano tiene detrás la trama de una novela de Graham Greene y la valiosa dirección del cineasta de origen alemán Fritz Lang. Ray Milland encarna bien el personaje de alguien que duda de su cordura.

6/10
Los verdugos también mueren

1943 | Hangmen Also Die

Heydrich “el verdugo”, líder nazi en Checoslovaquia, es tiroteado. El tipo muere, mientras el culpable, el doctor Svoboda, escapa a la carrera. Mascha, una muchacha, le esconderá en su casa, poniendo con ello en peligro a toda su familia. Tras huir de Alemania, el cineasta Fritz Lang filmó esta magistral cinta sobre la resistencia de los checoslovacos ante la ocupación nazi. El guión, en torno a la libertad, está escrito por Lang con el dramaturgo Bertolt Brecht.

7/10
El hombre atrapado

1941 | Man Hunt

La trama de este largometraje debió traerle amargos recuerdos a su director, Fritz Lang, que tuvo que abandonar Alemania debido a que no se plegó a la exigencia de los nazis para hacer cine de propaganda. De hecho, la historia es la de un cazador inglés que está de vacaciones en Baviera y que, de pronto, se encuentra con que tiene al alcance de su mira telescópica al mismísimo Adolf Hitler. Convencido de que asesinándole evitará millones de muertos, dispara su rifle pero se le olvidó introducir una bala en la recámara. Es entonces cuando es perseguido implacablemente por agentes de la Gestapo hasta el mismísimo Londres. Modélica muestra de cine de acción, ágil y bien narrado, que tuvo que pasar algunos filtros de la censura en el personaje de Joan Bennett (una prostituta de buen corazón) así como algunos cortes en el montaje final a cargo del productor Zanuck. Adaptación de la novela "Rogue Male", de Goeffrey Household, en una película que en un principio iba a rodar John Ford.

8/10
Espíritu de conquista

1941 | Western Union

El ingeniero Edward Creighton dirige la instalación de una línea telegráfica. El trazado de la línea atraviesa una peligrosa zona del oeste, en la que los indios están en pie de guerra. Sue, la hermana de Edward, recluta al personal de los pueblos cercanos, pero debe ofrecerles un sueldo alto por la peligrosidad del trabajo. El maestro Fritz Lang adapta una novela del famoso autor de westerns Zane Grey. Los personajes son muy realistas, alejados de los héroes casi sobrehumanos habituales del género.

6/10
La venganza de Frank James

1940 | The Return of Frank James

Entre sus más reputadas interpretaciones, el mítico Henry Fonda protagonizó grandes clásicos del cine del oeste, como La pasión de los fuertes de John Ford y este título. Frank James (interpretado por Henry Fonda) decide tomarse la justicia por su mano después de que su hermano Jesse, uno de los forajidos más buscados del oeste, fuese asesinado por la espalda por varios hermanos cobardes, los Ford (interpretados por John Carradine y Charles Tannen). En su venganza es ayudado por su joven amigo Glenn (Jackie Cooper) y por la joven hija del propietario del periódico local (Gene Tierney). Lo difícil es llevar a cabo su objetivo y poder escapar a la acción de la justicia.  Fritz Lang comenzó su andadura cinematógrafica en su Alemania natal, donde realizó grandes clásicos como Metrópolis y El anillo de los nibelungos. Después de la Segunda Guerra Mundial emigra a Estados Unidos donde prosigue una carrera sólida con títulos como Furia. Este es uno de sus mejores títulos, debido al espléndido reparto en el que, debido a que se trata de una producción de Darryl F. Zanuck (Las uvas de la ira), destacan dos nombres asociados al cine de este productor junto con el maestro John Ford: Henry Fonda y John Carradine. El resto del reparto también es excepcional, y destaca una de las actrices más exitosas de la época, Gene Tierney. El guión original es obra de Sam Hellman.

4/10
You and Me

1938 | You and Me

¿No compensa ser bueno? El dueño de una tienda, rebosante de buenas intenciones, contrata ex presos en libertad provisional con idea de ayudarles en su reincorporación a una vida honrada. Dos de ellos, un hombre y una mujer, se enamoran. Él admite su pasado criminal, pero ella se lo ha ocultado, pues de saberlo no podrían casarse. Cuando descubre el secreto de su amada, el marido volverá a reunirse con malas compañías.Esta película debería haber sido el debut en la dirección de Norman Krasna, autor de la idea original. Pero tras un camino de actores que rehúsan trabajar con un novato y tal, Fritz Lang se hizo con el proyecto, pero sin demasiada fortuna. La idea de mezclar drama social y romanticismo con canciones propias de un musical dio como resultado un film algo extraño, que no logró ganarse al público.

6/10
Sólo se vive una vez

1937 | You Only Live Once

Tras su primer trabajo en Estados Unidos, Furia, el maestro alemán Fritz Lang aborda una de sus típicas historias fatalistas, donde los esfuerzos de un criminal por regenarse se dan de bruces con el destino, al tiempo que se enamora de la secretaria del defensor del pueblo. Destaca la trágica escena envuelta en niebla, a las puertas de la cárcel. Sylvia Sidney es la chica sufriente enamorada del hombre perseguido, y el jovencito Henry Fonda logra un trabajo muy intenso, que más tarde sería seña de identidad del actor de los andares elegantes.

7/10
Furia (1936)

1936 | Fury

Joe Graham es confundido con un secuestrador y el sheriff le detiene. La gente del pueblo, harta de delincuencia, toma al asalto la oficina del sheriff para linchar a Graham. Dado por muerto, Graham tratará de vengarse de los culpables de su situación. Tras huir de la Alemania nazi, Fritz Lang recaló en Hollywood, donde rodó este emotivo alegato en contra las masas enfurecidas y despersonalizadas, que puede interpretarse como una crítica a Hitler. Contó como protagonistas con Spencer Tracy y Sylvia Sidney, dos grandes actores.

7/10
Liliom

1934 | Liliom

Lilom es un charlatán que se dedica a las variedades. Se enamora perdidamente de una criada con la que decide emprender una vida en común. Pero las cosas no serán fáciles y Lilom se meterá en un sinfín de problemas que le acabarán costando la vida. Charles Boyer protagoniza esta historia que dirige el gran Fritz Lang.

6/10
El testamento del Dr. Mabuse

1933 | Das testament des Dr. Mabuse

Pero antes de que Lohmann logre explicarse con su interlocutor, éste sufre un atentado. Por el modus operandi, Lohamann cree que el culpable es el legendario Dr. Mabuse, que hipnotizaba a sus víctimas para cometer crímenes. Pero éste se encuentra recluido en un centro psiquiátrico. Con la llegada del cine sonoro, Fritz Lang filmó una nueva versión hablada de Dr. Mabuse, uno de sus primeros trabajos mudos, que adaptaba una obra de Norbert Jacques. Coescrita con su mujer Thea von Harbou, también autora de Metrópolis, la cinta refleja la convulsa situación de Alemania en entreguerras. Censurada antes de su estreno por el gobierno nazi, la edición especial se presenta en una versión restaurada, con 41 minutos añadidos al montaje conocido hasta la fecha en España.

7/10
M, el vampiro de Düsseldorf

1931 | M

Un peligroso asesino de niñas provoca el terror entre la población. Como la policía toma las calles para encontrarle, los delincuentes, temerosos de no poder continuar con sus actividades ilegales, se unen para capturar al asesino. Una de las primeras obras maestras del cine sonoro alemán. En su penúltimo trabajo antes de exiliarse de Alemania, el maestro Fritz Lang describe el contexto social de inestabilidad e inseguridad que potenció el auge del nazismo.

8/10
La mujer en la luna

1929 | Fraud im mond

Un científico organiza un viaje a la Luna, convencido de que está llena de oro. Último film mudo de Lang y un clásico de la ciencia ficción, basado en una novela de su esposa, la guionista Thea Von Harbou. El cineasta inventó la clásica cuenta atrás en la escena del lanzamiento. Esto añade más tención que si la cuenta es hacia delante, y el espectador no sabe cuándo finaliza

6/10
Spione

1928 | Spione

Un agente de policía persigue al cabecilla de una red de espionaje. Tras Metrópolis, Fritz Lang dirigió este film de aventuras, con un tono que recuerda a los seriales de la época. Se trata de un auténtico precursor de las películas de 007.

6/10
Metrópolis

1927 | Metropolis

Metrópolis es, quizá, la última gran joya del expresionismo alemán. Una película futurista, que presenta una sociedad inquietante, donde una clase privilegiada explota al resto de la humanidad. Su brillante imaginería ha fascinado a todo tipo de espectadores. La historia es sencilla, y está contada en clave mesiánica. Joh Fredersen, hijo del líder de la clase dominante en la ciudad de Metrópolis, entra en contacto por casualidad con la clase obrera. La hermosa Maria, en compañía de un grupo de niños, ha accedido a un jardín reservado a los privilegiados. Picado por la curiosidad, Joh desciende a los subterráneos de la ciudad, donde los obreros trabajan en condiciones infrahumanas poniendo a punto la maquinaria que permite que Metrópolis funcione cada día. Después de escuchar un vibrante discurso de Maria, en que recuerda a los obreros que todos los hombres son hermanos, Joh asume la función de ser nexo de unión entre dos mundos muy distintos. Pero la puesta en funcionamiento de un robot con los rasgos de Maria va a complicar mucho su tarea. Con guión de quien era entonces su esposa, Thea von Harbou, Fritz Lang rodó un film deslumbrante y moderno, que hoy sigue conservando todo su poder de fascinación. Su brillante diseño de edificios y autopistas futuristas sigue inspirando el cine de hoy, como puede verse, sin ir más lejos, en Minority Report. Los efectos especiales, como la puesta en marcha del robot y el videoteléfono, son imaginativos y conservan hoy toda su validez. La versión que ofrece Divisa es la restaurada por la Fundación Murnau, que aporta una magnífica calidad de imagen; y ofrece el montaje más aproximado a la versión que Lang estrenó originalmente en el año 1927, que ayuda a entender mucho mejor la motivación de los personajes. Cuenta con la música orquestada del momento del estreno, de Gottfried Huppert. Y gracias a los extras del film, pueden conocerse todos los detalles que rodean a su creación.

9/10
Los nibelungos

1924 | Die Nibelungen: Siegfried - Die Nibelungen: Kriemhilds Rache

En su etapa muda, el maestro Fritz Lang (Los sobornados) realizó una impresionante recreación del más célebre episodio de la mitología alemana. Estrenado en su día con un recorte de más de dos horas de duración, el film fue finalmente restaurado hasta completar sus casi cinco horas de metraje, si bien es cierto que repartidas en dos partes diferenciadas: "La muerte de Sigfrido" y "La venganza de Krimilda". Hay efectos especiales impactantes para la época, sobre todo en la escena del dragón.

6/10
El doctor Mabuse

1922 | Dr. Mabuse, der Spieler

Con sus poderes hipnóticos, un siniestro individuo pone en marcha una organización mafiosa. Una de las primeras películas destacables del maestro Fritz Lang, escrita con su esposa Thea Von Harbou. Se trata de un folletín policíaco del que posteriormente rodaría dos secuelas con sonido: El testamento del Dr. Mabuse y Los crímenes del Dr. Mabuse.

7/10
Las tres luces

1921 | Der müde Tod

Una pareja de enamorados viaja en diligencia. Paran para descansar en una posada en la que se les acerca un desconocido. Éste se lleva al novio, dejando desconsolada a la muchacha. Cuando ella descubre que aquel hombre es en realidad la muerte, le pide que se lo devuelva. La muerte le muestra tres vidas a punto de extinguirse y le explica que si logra salvar una de ellas le devolverá a su novio. Primer gran éxito de Fritz Lang, que ya había dado muestras de su enorme nivel con Las arañas. La trama une tres historias trágicas, filmadas con diferente fotografía y que se desarrollan en diferentes escenarios de occidente y oriente. En todas ellas toca los mismos temas, el amor, el odio y los celos, subrayando así la universalidad de los mismos. Luis Buñuel aseguraba que decidió hacerse cineasta después de ver esta cinta, que claramente también inspiró a Ingmar Bergman para su celebérrima El séptimo sello.

7/10
Corazones en lucha

1921 | Vier um die Frau

El celoso y adinerado Yquem compra a su esposa unas joyas en el mercado negro, pero allí se topa con un antiguo novio de su esposa a quien sigue hasta el lugar donde se aloja. Con dudas sobre si su esposa tiene aún alguna relación con él, escribe una falsa carta citándola en el hotel. Joyita del período mudo de Fritz Lang, que se creyó perdida durantes muchos años, y que critica las diferencias sociales, la hipocresía y las frustraciones mal digeridas. El cineasta firma el guión con su esposa Thea von Harbou. Grandes trabajos de Carola Toelle y Rudolf Klein-Rogge.

6/10
Los crímenes del Dr. Mabuse

1960 | Die 1000 Augen des Dr. Mabuse

La película que cierra la filmografía de Frizt Lang, y que retoma a un persona recurrente en varios de sus trabajos, el siniestro doctor Mabuse. Partió de dos ideas que le parecieron atractivas para el guión, una bala que no deja huellas, y el espionaje que los nazis tenían proyectado realizar en un hotel para alojar a diplomáticos. El film es muy ágil, y tiene buenos hallazgos visuales, pero aportaba poco a lo ya contado antes sobre Mabuse, incluso con recursos narrativos que se repetían.

6/10
El tigre de Esnapur

1959 | Der tiger von Eschnapur

Aventuras exóticas en la India, en la primera de una doble entrega que concluye con La tumba india. Dirige el maestro Fritz Lang, que después de su periplo americano, consecuencia de la huida de Alemania por el auge nazi, regresó a su país, y rodó en localizaciones auténticas, con capital europeo y en alemán, esta cinta de un género que hasta entonces no había abordado. El film, a partir de un texto de Thea von Harbou, que fue esposa de Lang y se había llevado a la pantalla en los años 20 quedando nuestro director fuera del proyecto, cuenta la llegada al ficticio reino de Esnapur de Harald, un afamado arquitecto, cuyos servicios han sido requeridos por el maharajá Chandra. En el camino tiene tiempo de salvar la vida a Seetha, una hermosa bailarina, de las fauces de un tigre. El flechazo es instantáneo, pero el maharajá tampoco es insensible a los encantos de la joven, y como se da cuenta de por dónde van las preferencias de ella, enseguida nace el demonio de los celos. Con el tono ingenuo típico de este tipo de historias, la película se ve con agrado, y momentos como los del doble enfrentamiento con el tigre resultan creíbles. Además se trata de introducir al espectador en una India embriagadora, sobre todo en las escenas del templo de la diosa, donde Seetha ejecuta sus sensuales danzas sagradas. Por cierto que las escenas por los túneles y la aparición de unos leprosos implorantes remite a uno de los filmes tempranos de Lang: Metrópolis (1927).

6/10
La tumba india

1959 | Das indische grabmal

Segunda entrega de las aventuras exóticas en Esnapur, iniciadas por Fritz Lang con El tigre de Esnapur. El arquitecto Harald y la bailarina Seetha están perdidos en el desierto, a punto de morir en una tormenta de arena, pero son salvados 'in extremis' por los habitantes de un pueblo que les ofrecen su hospitalidad. Pero los celos del maharajá Chandra siguen vivísimos, y ha organizado una persecución para capturar a los fugitivos. Entretanto la hermana de Harald y su esposo, que no sospechan nada de lo que ocurre, han llegado a palacio y Chandra le encarga a él que construya una tumba donde enterrar viva Seetha una vez la haya hecho su esposa, ya que no parece posible conseguir su amor. Nuevo y entretenido derroche de exuberancia, con más escenas de los leprosos, que en su búsqueda de la libertad parecen un auténtico ejército de zombies. Esta vez se presta más atención a las intrigas palaciegas, pues una conspiración está en marcha para derrocar a Chandra. El film entrega otro baile muy sensual de Seetha ante la diosa y una serpiente, curiosa prueba para ver si es inocente a los ojos de ella.

6/10
Los verdugos también mueren

1943 | Hangmen Also Die

Heydrich “el verdugo”, líder nazi en Checoslovaquia, es tiroteado. El tipo muere, mientras el culpable, el doctor Svoboda, escapa a la carrera. Mascha, una muchacha, le esconderá en su casa, poniendo con ello en peligro a toda su familia. Tras huir de Alemania, el cineasta Fritz Lang filmó esta magistral cinta sobre la resistencia de los checoslovacos ante la ocupación nazi. El guión, en torno a la libertad, está escrito por Lang con el dramaturgo Bertolt Brecht.

7/10
Furia (1936)

1936 | Fury

Joe Graham es confundido con un secuestrador y el sheriff le detiene. La gente del pueblo, harta de delincuencia, toma al asalto la oficina del sheriff para linchar a Graham. Dado por muerto, Graham tratará de vengarse de los culpables de su situación. Tras huir de la Alemania nazi, Fritz Lang recaló en Hollywood, donde rodó este emotivo alegato en contra las masas enfurecidas y despersonalizadas, que puede interpretarse como una crítica a Hitler. Contó como protagonistas con Spencer Tracy y Sylvia Sidney, dos grandes actores.

7/10
Liliom

1934 | Liliom

Lilom es un charlatán que se dedica a las variedades. Se enamora perdidamente de una criada con la que decide emprender una vida en común. Pero las cosas no serán fáciles y Lilom se meterá en un sinfín de problemas que le acabarán costando la vida. Charles Boyer protagoniza esta historia que dirige el gran Fritz Lang.

6/10
El testamento del Dr. Mabuse

1933 | Das testament des Dr. Mabuse

Pero antes de que Lohmann logre explicarse con su interlocutor, éste sufre un atentado. Por el modus operandi, Lohamann cree que el culpable es el legendario Dr. Mabuse, que hipnotizaba a sus víctimas para cometer crímenes. Pero éste se encuentra recluido en un centro psiquiátrico. Con la llegada del cine sonoro, Fritz Lang filmó una nueva versión hablada de Dr. Mabuse, uno de sus primeros trabajos mudos, que adaptaba una obra de Norbert Jacques. Coescrita con su mujer Thea von Harbou, también autora de Metrópolis, la cinta refleja la convulsa situación de Alemania en entreguerras. Censurada antes de su estreno por el gobierno nazi, la edición especial se presenta en una versión restaurada, con 41 minutos añadidos al montaje conocido hasta la fecha en España.

7/10
M, el vampiro de Düsseldorf

1931 | M

Un peligroso asesino de niñas provoca el terror entre la población. Como la policía toma las calles para encontrarle, los delincuentes, temerosos de no poder continuar con sus actividades ilegales, se unen para capturar al asesino. Una de las primeras obras maestras del cine sonoro alemán. En su penúltimo trabajo antes de exiliarse de Alemania, el maestro Fritz Lang describe el contexto social de inestabilidad e inseguridad que potenció el auge del nazismo.

8/10
La mujer en la luna

1929 | Fraud im mond

Un científico organiza un viaje a la Luna, convencido de que está llena de oro. Último film mudo de Lang y un clásico de la ciencia ficción, basado en una novela de su esposa, la guionista Thea Von Harbou. El cineasta inventó la clásica cuenta atrás en la escena del lanzamiento. Esto añade más tención que si la cuenta es hacia delante, y el espectador no sabe cuándo finaliza

6/10
Spione

1928 | Spione

Un agente de policía persigue al cabecilla de una red de espionaje. Tras Metrópolis, Fritz Lang dirigió este film de aventuras, con un tono que recuerda a los seriales de la época. Se trata de un auténtico precursor de las películas de 007.

6/10
Metrópolis

1927 | Metropolis

Metrópolis es, quizá, la última gran joya del expresionismo alemán. Una película futurista, que presenta una sociedad inquietante, donde una clase privilegiada explota al resto de la humanidad. Su brillante imaginería ha fascinado a todo tipo de espectadores. La historia es sencilla, y está contada en clave mesiánica. Joh Fredersen, hijo del líder de la clase dominante en la ciudad de Metrópolis, entra en contacto por casualidad con la clase obrera. La hermosa Maria, en compañía de un grupo de niños, ha accedido a un jardín reservado a los privilegiados. Picado por la curiosidad, Joh desciende a los subterráneos de la ciudad, donde los obreros trabajan en condiciones infrahumanas poniendo a punto la maquinaria que permite que Metrópolis funcione cada día. Después de escuchar un vibrante discurso de Maria, en que recuerda a los obreros que todos los hombres son hermanos, Joh asume la función de ser nexo de unión entre dos mundos muy distintos. Pero la puesta en funcionamiento de un robot con los rasgos de Maria va a complicar mucho su tarea. Con guión de quien era entonces su esposa, Thea von Harbou, Fritz Lang rodó un film deslumbrante y moderno, que hoy sigue conservando todo su poder de fascinación. Su brillante diseño de edificios y autopistas futuristas sigue inspirando el cine de hoy, como puede verse, sin ir más lejos, en Minority Report. Los efectos especiales, como la puesta en marcha del robot y el videoteléfono, son imaginativos y conservan hoy toda su validez. La versión que ofrece Divisa es la restaurada por la Fundación Murnau, que aporta una magnífica calidad de imagen; y ofrece el montaje más aproximado a la versión que Lang estrenó originalmente en el año 1927, que ayuda a entender mucho mejor la motivación de los personajes. Cuenta con la música orquestada del momento del estreno, de Gottfried Huppert. Y gracias a los extras del film, pueden conocerse todos los detalles que rodean a su creación.

9/10
Los nibelungos

1924 | Die Nibelungen: Siegfried - Die Nibelungen: Kriemhilds Rache

En su etapa muda, el maestro Fritz Lang (Los sobornados) realizó una impresionante recreación del más célebre episodio de la mitología alemana. Estrenado en su día con un recorte de más de dos horas de duración, el film fue finalmente restaurado hasta completar sus casi cinco horas de metraje, si bien es cierto que repartidas en dos partes diferenciadas: "La muerte de Sigfrido" y "La venganza de Krimilda". Hay efectos especiales impactantes para la época, sobre todo en la escena del dragón.

6/10
El doctor Mabuse

1922 | Dr. Mabuse, der Spieler

Con sus poderes hipnóticos, un siniestro individuo pone en marcha una organización mafiosa. Una de las primeras películas destacables del maestro Fritz Lang, escrita con su esposa Thea Von Harbou. Se trata de un folletín policíaco del que posteriormente rodaría dos secuelas con sonido: El testamento del Dr. Mabuse y Los crímenes del Dr. Mabuse.

7/10
Las tres luces

1921 | Der müde Tod

Una pareja de enamorados viaja en diligencia. Paran para descansar en una posada en la que se les acerca un desconocido. Éste se lleva al novio, dejando desconsolada a la muchacha. Cuando ella descubre que aquel hombre es en realidad la muerte, le pide que se lo devuelva. La muerte le muestra tres vidas a punto de extinguirse y le explica que si logra salvar una de ellas le devolverá a su novio. Primer gran éxito de Fritz Lang, que ya había dado muestras de su enorme nivel con Las arañas. La trama une tres historias trágicas, filmadas con diferente fotografía y que se desarrollan en diferentes escenarios de occidente y oriente. En todas ellas toca los mismos temas, el amor, el odio y los celos, subrayando así la universalidad de los mismos. Luis Buñuel aseguraba que decidió hacerse cineasta después de ver esta cinta, que claramente también inspiró a Ingmar Bergman para su celebérrima El séptimo sello.

7/10
Corazones en lucha

1921 | Vier um die Frau

El celoso y adinerado Yquem compra a su esposa unas joyas en el mercado negro, pero allí se topa con un antiguo novio de su esposa a quien sigue hasta el lugar donde se aloja. Con dudas sobre si su esposa tiene aún alguna relación con él, escribe una falsa carta citándola en el hotel. Joyita del período mudo de Fritz Lang, que se creyó perdida durantes muchos años, y que critica las diferencias sociales, la hipocresía y las frustraciones mal digeridas. El cineasta firma el guión con su esposa Thea von Harbou. Grandes trabajos de Carola Toelle y Rudolf Klein-Rogge.

6/10
Fritz Lang. El círculo del destino

2000 | Fritz Lang, le cercle du destin. Les films allemands

Elaborado documental sobre la etapa alemana de Fritz Lang. Reconstruye sus inicios en el cine, su matrimonio con la guionista Thea Von Harbou, y el rodaje de obras maestras como Metrópolis (1927).

6/10
El desprecio

1963 | Le mépris

Paul (Michel Piccoli) es un joven escritor que acaba de casarse felizmente con la guapa Camille (Brigitte Bardot). Paul, acaba de recibir una buena oferta de trabajo que no puede rechazar, y es escribir el guión de una película que se basará en La Odisea de Homero, y que va a dirigir Fritz Lang. Pero a partir de este momento, Paul y Camille empezarán a distanciarse debido al continuo trabajo de él que se debate entre las exigencias del ambicioso productor Jeremy Prokosch (Jack Palance) y la visión particular que quiere dar como dramaturgo. El amor de la pareja irá languideciendo, y finalmente derivará en pasotismo y desprecio. Destacado título de Jean-Luc Godard y uno de los más importantes de su filmografía. La película, basada en una novela de Alberto Moravia, está llena de símbolos, empezando por la similitud entre los personajes de la propia Odisea (Ulises, Penélope y Poseidón), y los protagonistas del film (Paul, Camille y Prokosch), que se mueven por los mismos impulsos y tienen los mismos miedos y deseos. De alguna forma, La Odisea termina absorbiendo las vidas del matrimonio de una manera fatal. Destaca la interpretación de los actores, con una Bardot muy seductora y un papel muy inusual del director Fritz Lang, y la música de Georges Delerue (Ana de los mil días), así como la fotografía de la ciudad napolitana a cargo de Raoul Coutard. Con este film, el director se aleja a cierta distancia de la 'nouvelle vague', movimiento cinematográfico con el que se le relaciona.

7/10

Últimos tráilers y vídeos