IMG-LOGO

Biografía

Gary Lewis

Gary Lewis

Gary Lewis

Filmografía
Keepers, el misterio del faro

2018 | Keepers

Ópera prima del danés Kristoffer Nyholm, hasta ahora artífice de diversos episodios de las series The Killing y Taboo. Se ha basado en la leyenda local surgida en las islas escocesas de Flannan, en torno a tres fareros, que desaparecieron el 15 de diciembre de 1900, sin que exista ninguna pista sobre lo ocurrido. Los veteranos James –que deja temporalmente a su esposa y a sus hijos– y Thomas –que ha enviudado recientemente– se disponen a ocuparse del faro local durante seis semanas, acompañados del joven con poca experiencia Donald, huérfano al que denigran sus vecinos por considerarle un bastardo. Éste encuentra un bote salvavidas destrozado entre las rocas, que lleva a un hombre aparentemente muerto y un cofre cerrado. El tal Nyholm construye muy bien un thriller sobre la codicia que bebe claramente de El tesoro de Sierra Madre, y otros títulos sobre el tema dirigidos por el especialista John Huston. Muestra muy bien la dificultad para detener la espiral de la mentira, una vez iniciada, y consigue describir poco a poco a los personajes, aprovechando los sugerentes escenarios naturales de Escocia. El arranque –y el hecho de que se haya exhibido en Sitges– permite suponer que el relato va a derivar en elementos fantásticos, pero después trata de resultar bastante realista, lo que para un sector del público aficionado al fantaterror puede resultar decepcionante si le pilla por sorpresa. Sobra algún momento un tanto anodino, y alguna secuencia repetitiva, como suele resultar inevitable en el caso de directores primerizos. A su favor, cuenta con excelentes interpretaciones del reparto, compuesto por dos veteranos escoceses, Gerard Butler y Peter Mullan, y un inglés, el joven debutante en la pantalla grande Connor Swindells, que no desmerece del trabajo de sus compañeros. Los tres soportan la práctica totalidad del metraje casi en solitario, y consiguen plasmar bastante bien el riesgo de locura en el que puede desembocar la soledad.

6/10
Stonemouth

2015 | Stonemouth

Una obra ambientada en un apartado pueblo de Escocia dominado por un imperio familiar de la droga. La acción se desata cuando Callum, hijo del capo del lugar, se suicida inesperadamente en el puente de Stonemouth. Su mejor amigo, Stewart, exiliado del pueblo por sus problemas con el padre de Callum, regresa durante unos días para asistir al funeral. Allí deberá descubrir la verdad tras la muerte de su amigo.

Filth

2014 | Filth

Edimburgo. Bruce y sus compañeros policías se disputan un ascenso, lograr el puesto de inspector. La resolución del asesinato xenófobo de un estudiante japonés podría ayudarles. Aunque Bruce recurre también a las malas artes, o sea, a poner piedras –cuando no auténticas "bombas"– en su camino, que destrocen sus posibilidades. A medida que avanza la narración descubriremos que en realidad Bruce es un auténtico psicópata, apartado de su familia por razones que ignoramos, y al que quedan muy pocos restos de humanidad por su egocentrismo enfermizo que necesita urgentemente ayuda. Adaptación de una novela de Irvine Welsh, cuya obra previa dio pie a un gran película, Trainspotting, gracias entre otros a su director, Danny Boyle. La que nos ocupa, escrita y dirigida por el desconocido Jon S. Baird, adolece de un serio problema: que su protagonista resulta absolutamente repulsivo –qué desperdicio de talento, el de James McAvoy–, y sólo muy avanzado el metraje puede despertar en el espectador algo parecido a la compasión, porque le entendemos un poquito. De modo que todo se reduce a ser testigos de una trayectoria sumamente desagradable –sólo un atisbo de bondad en medio de un comportamiento traicionero y manipulador–, con un componente alucinatorio que agota, a veces hace pensar en el peor Terry Gilliam. Tampoco se entiende la obsesión con el sexo, muy reiterativa y sin gracia, por mucho humor negro que se nos pretenda ofrecer. El protagonista quizá esté como "las maracas de Machín", pero los otros personajes no parecen demasiado equilibrados, piénsese en el jueguecito de fotocopiarse los genitales.

4/10
Outlander

2014 | Outlander | Serie TV

Claire Randall es una enfermera que cree que ya ha visto de todo al atender a heridos con el cuerpo destrozado durante la Segunda Guerra Mundial. Acabada la contienda viaja con su marido Frank por las bellas tierras de Escocia, en lo que debería ser una especie de luna de miel que tenían pendiente. Pero tras ser testigo de una reunión de modernas brujas en un círculo de piedras megalíticas, de modo mágico ella es transportada en el tiempo al mismo lugar, pero a mediados del siglo XVIII, en pleno enfrentamiento de ingleses y escoceses. Ahí se topa con un antepasado de su marido, inglés, pero va a estrechar lazos con los escoceses, sobre todo con el apuesto Jamie, y comenzará a prestar sus servicios sanitarios ante el el estupor de un entorno social no tan avanzado médicamente ni en la presencia social de la mujer. Prometía más esta serie de Ronald D. Moore, a la que le pesa el tono demasiado serio con que mira la entrada mágica en el viaje del tiempo, lo que hace difícil al espectador su suspensión de la incredulidad. Si se hace restricción mental de esto, la idea es jugar con el deseo de la protagonista por volver a su época original, y los deseos de experimentar la recién descubierta, donde su corazón ha encontrado a otro hombre distinto a su marido; un toque feminista contemporáneo, más propio del momento en que se ha rodado la serie que del de la postguerra de la Segunda Guerra Mundial. Guerra brutal y sentimientos exacerbados en un Reino no tan Unido, configuran la propuesta de la serie.

5/10
L'olimpiade nascosta

2012 | Olimpiadas a escondidas

Los presos de un campo de concentración en Polonia organizan unos Juegos Olímpicos de forma clandestina. Los guardas los descubren e intentan participar para ganarles.

El caso Farewell

2011 | L'affaire Farewell

Unión Soviética, 1981. Son los últimos días del régimen de Brezhnev y la Guerra Fría entre los dos bloques a un lado y al otro del telón de acero es todavía una realidad. Sin embargo, los contactos, las traiciones y el espionaje son frecuentes. Por casualidad, el francés Pierre Froment, empleado en una multinacional en Moscú, recibe el encargo de su jefe galo de recoger unos documentos importantes de la mano de un tal Grigoriev, prestigioso coronel del KGB. Ese será el primer contacto entre los dos hombres, el primero de una serie de citas que significarán un amplio trasvase de información hacia Occidente, con el que esperan contribuir al fin de la Unión Soviética. El trato entre ambos hombres se irá haciendo cada vez más frecuente, más cordial, al tiempo que van tomando conciencia del riesgo que corren sus vidas y las de sus mujeres e hijos. El director Christian Carion ha dado muestras de ser un cineasta fino, que narra historias humanas de interés, sin plegarse a superficialidades comerciales. Con ese esquema triunfó en La chica de París, y sobre todo en la original Feliz Navidad, donde narraba un suceso histórico acontecido en las trincheras de la I Guerra Mundial. En este film, el director galo vuelve a basarse en hechos reales para entregar una película de espías de corte clásico y muy realista. Ese clasicismo tiene tanto que ver con el aspecto formal –la cámara nunca despista ni juega con el espectador–, como con el hecho de que trata muy genuinamente el tema del espionaje. Aquí no hay tramas intrincadas, ni líos de nombres, ni giros sorprendentes, ni, por supuesto, agentes todopoderosos al estilo James Bond o similares. Ni tan siquiera se ve una pistola. Simple y llanamente se trata de una película de con dos hombres normales que un buen día asumieron un papel activo como espías, una decisión difícil y únicamente impelida por sus conciencias, al margen de aventuras y romanticismos huecos. Sabían que se jugaban la vida y asumieron ese riesgo. Por otra parte, a pesar de su "autenticidad" este planteamiento arquetípico, donde la trama se desarrolla naturalmente, es también demasiado simple y desnudo, apuntalado por una triste y fría ambientación de Moscú. Y aunque al final planea una severa crítica hacia un Occidente cínico y sin escrúpulos, donde al fin y al cabo sólo interesan los fines políticos, en general da la sensación de que Carion no quiere liarse durante la narración, y por eso decide no inventar nada; sin embargo, esa decisión –perfectamente comprensible– también le obliga a repetirse en escenas anodinas, sin demasiado brío. Ejemplo de esa dirección sin nervio es la escena de la frontera con Finlandia, que debiera haber sido de altísima intensidad y resulta torpe y desaprovechada. Así que el plato fuerte de Carion hay que buscarlo en los personajes, que son los que mantienen el film a flote. Comprendemos bien cómo crece la amistad entre los espías, cómo sufren por sus familias, cómo dudan. En este sentido, lo mejor de la película es probablemente la relación entre Grigoriev y su hijo, muy verosímil. Los actores protagonistas están correctos, tanto Guillaume Canet como un inusual Emir Kusturica en labores de interpretación. Y llaman la atención los breves cameos de actores como Willem Dafoe, Diane Kruger o Benno Fürmann.

6/10
Dorothy Mills

2008 | Dorothy Mills

Jane es una psiquiatra que vive en la más profunda de las amarguras desde que su marido y su hijo murieron. Aún así, tiene que seguir con su vida por lo que continúa trabajando Su siguiente caso es el de una adolescente que ha tratado de estrangular a su bebé. La joven afirma ser inocente, cosa que Jane no creerá hasta que la oye hablar con la voz de su hijo fallecido. Inquietante thriller protagonizado por Carice van Houten (Valkiria).

4/10
¡Goool! 2: Viviendo el sueño

2007 | Goal! II: Living the Dream

Segunda entrega de la trilogía futbolística iniciada en 2005 con ¡Goool!, que no tuvo el éxito esperado. A pesar de todo, los productores Mike Jefferies y Matt Barrelle tienen previsto seguir adelante con la tercera y última parte. Éstos llegaron a un acuerdo con la FIFA, por el que les han permitido filmar en escenarios reales, con los jugadores del Real Madrid. Los aficionados al fútbol se darán cuenta de que en el tiempo trascurrido entre el rodaje y el estreno del film han cambiado muchos de los jugadores estrella del club blanco, e incluso su presidente, que también tiene un papel destacado. El club pierde un importante partido contra el Barcelona, su eterno rival (quizás por esta razón ha aceptado filmar la película un director catalán). Para tratar de mejorar los resultados, los directivos del Real Madrid deciden fichar al mexicano Santiago Muñez, jugador del Newcastle que está realizando una excelente temporada. Muñez está a punto de casarse con su novia, Roz, que trabaja como enfermera en Newcastle, ciudad que ambos adoran. Pero jugar en el Madrid es el sueño de cualquier futbolista, por lo que Muñez acaba aceptando la oferta. Una vez en la capital de España se reencuentra con Gavin Harris, un viejo conocido que también juega en el mismo equipo, pero que vive una sequía goleadora. Sigue el patrón básico del cine deportivo, al presentar deportistas en crisis que poco a poco se esfuerzan hasta llegar a la gran final. Todo es predecible en exceso, y algún personaje real se muestra poco natural ante las cámaras, sobre todo Florentino Pérez, el ex presidente. Algunos detalles resultan poco verosímiles (el gol de Alessandro Nivola sería “fuera de juego”, la final de la Champions League se juega en el campo de uno de los finalistas, algo que sería difícil que ocurriera en la realidad). Pero es un acierto haber fichado como director a un español, Jaume Collet-Serra (La casa de cera), un director muy imaginativo a nivel visual. Su film es bastante positivo al mostrar el valor del esfuerzo y de la superación personal, no sólo en el deporte, sino también para que no se deterioren las relaciones personales. Critica de forma tajante la parte frívola del mundo del deporte profesional, es decir todo lo relativo a las fiestas salvajes, la obsesión por el sexo, el derroche monetario... Logra especial emotividad la subtrama en que el protagonista descubre que en la capital de España vive su madre, que le abandonó cuando era pequeño.

5/10
Cargo

2006 | Cargo

Chris, joven que viaja mochila al hombro por África, huye de la policía tras cometer un pequeño robo en un mercadillo. Y decide colarse de polizón en un barco que zarpa rumbo a Marbella, con una carga de aves exóticas. Un miembro de la tripulación encuentra a Chris, que es llevado ante el capitán. Éste es un hombre carismático, que le permite quedarse a bordo a condición de que ayude en sus tareas al cocinero. Mientras desempeña su nuevo trabajo, Chris descubrirá que la bodega del navío encierra un oscuro secreto. Debut en la ficción del prestigioso documentalista británico Clive Gordon, autor de trabajos sobre los efectos de la catástrofe nuclear de Chernobyl y otros temas. El cineasta ha contado como guionista con Paul Laverty, colaborador habitual de Ken Loach, que se inspiró en artículos de prensa para escribir la historia. Aunque tiene un tono de thriller, en realidad se trata de un drama social que denuncia la oscura realidad de los que se aprovechan de la inmigración ilegal. El reparto internacional reúne al escocés Peter Mullan, al alemán Daniel Brühl y al español Luis Tosar.  

4/10
Feliz Navidad

2005 | Joyeux Noël

1914. Prolegómenos de la I Guerra Mundial, con su terrible guerra de trincheras que acabará dejando los campos de Europa sembrados de millones de cadáveres. Se acerca la Nochebuena, y los soldados de los distintos bandos se aprestan a celebrarla del mejor modo posible. En la trinchera británica, un clérigo escocés trata de reconfortar a los combatientes; un tenor alemán va a recibir la inesperada visita de su esposa, una soprano, un encuentro que encanta a las oficiales; y en el lado francés, un teniente francés que añora a los suyos, y perdió una cartera con recuerdos personales, se esfuerza por mantener la moral propia y la de sus hombres. Y de pronto, sucede una especie de milagro. El tenor canta, el pastor responde con su gaita, los soldados franceses aplauden… Y con increíble naturalidad viven una inesperada tregua, un momento de confraternización que, tal vez, podrían esforzarse en prolongar... Emotiva y sentida película de Christian Carion que, en contra de lo que podría pensarse, se basa en hechos reales. El director se las arregla en todo momento para crear emociones genuinas, alrededor de una idea muy simple: los hombres podrían entenderse, arreglar sus diferencias sin recurrir a la violencia, porque el amor pugna por salir de sus corazones. A ese respecto, la misa de gallo pone, nunca mejor dicho, la carne de gallina, como le ocurre al oficial alemán judío. La idea central, que podría considerarse elemental, está muy bien plasmada gracias a la amplia galería de personajes, la mayor parte de ellos bien definidos con unos pocos trazos. Puestos a poner peros, puede parecer algo grotesco el dibujo que se hace de los altos mandos, a los que la tropa importa poco, incapaces de mantener un diálogo sereno con sus subordinados: ni los superiores jerárquicos son necesariamente unos villanos, ni los simples soldados gente estupendísima. No obstante, se trata de un canto tan hermoso en honor a la paz, que se olvida fácilmente ese reduccionismo.

7/10
El inventor alemán

2004 | The Rockest Post

Finales de la década de los 30. Un científico alemán ejecuta experimentos con cohetes en una remota isla de Escocia, con la idea de dotar a sus aislados habitantes de un original servicio de correos. El tipo es muy querido por los lugareños, y especialmente por una joven que podría ser su gran amor. Pero las cosas cambian con el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Las autoridades nazis quieren aprovecharse de sus conocimientos, y le amenazan con tomar represalias sobre su familia, si no vuelve enseguida a casa. Stephen Whitakker, fallecido hace un par de años, ofrece un drama solvente, con una amable historia romántico y un dibujo del sentimiento de formar parte de una comunidad.

4/10
La reina de la guerra

2003 | Boudica

Isla de Bretaña en la época del Imperio Romano. Allí la reina guerrera Boudica se levantará contra los invasores cuando se vea brutalmente atacada y traicionada por las legiones romanas. Boudica logrará acaudillar a varios pueblos y tribus de la zona para vengarse de las tropas de Nerón. Telefilm de esmerada producción que recrea un episodio interesante de la historia de la conquista romana de Gran Bretaña. Destaca entre el reparto la presencia de la actriz Emily Blunt, en el que fue su debut en el cine.

4/10
Gangs of New York

2002 | Gangs of New York

Año 1847. Nueva York, que a principios de siglo contaba con 60.000 habitantes, ha alcanzado una cifra cercana a las 800.000 almas. La hambruna desatada en Irlanda ha forzado a la gente a emigrar, y el puerto de la ciudad recibe a diario a muchas personas que creen haber llegado al fin a la tierra de las oportunidades. Pero las cosas no son tan sencillas. Sobre todo porque los neoyorquinos de origen protestante, que ya llevan un tiempo establecidos en el lugar y se autodenominan “nativos”, odian a los irlandeses. Lo que despierta el mismo sentimiento en los recién desembarcados. Las reyertas callejeras no son raras, y en una de éstas que enfrenta a los nativos con los “Conejos muertos”, una banda irlandesa, el cura Vallon, su líder, muere a manos de Bill “El carnicero”, el jefe del otro bando. Su único hijo, Amsterdam, entonces un niño, es testigo de la muerte, y se jura vengar la memoria de su padre. Dicen que la venganza es un plato que se sirve frío, de modo que dieciséis años de estancia en un orfanato no es demasiado tiempo para Amsterdam, que al salir está listo para infiltrarse en la banda de Bill y ganarse así su confianza. Ha llegado la hora del desquite. El proyecto de Gangs of New York se remonta a 1970, cuando Martin Scorsese descubrió el libro del mismo título de Herbert Asbury, escrito en 1928. Allí se contaban historias de los bajos fondos neoyorquinos del siglo XIX. Para alguien como Scorsese, siempre interesado por el mundo gangsteril y los repliegues más oscuros y atormentados del ser humano (la prueba está en títulos como Malas calles, Taxi Driver, Uno de los nuestros o Casino), era material de primera. De modo que con el guionista Jay Cocks empezaron a pergeñar un guión. La cosa era compleja y el despliegue de medios impensable en aquel momento. Así que pasaron los años, nuevos guionistas (Steven Zaillian y Kenneth Lonergan) se sumaron a la tarea… y así hasta hoy, en que el film es una realidad. En la trama de la película se pueden observar claramente dos niveles. Por un lado está el trasfondo histórico, que Scorsese interpreta en clave ideológica con su tesis “América está construida sobre la violencia”, en una línea muy a lo Hobbes y su célebre aforismo “El hombre es un lobo para el hombre”. Y, en un esfuerzo por abarcarlo todo, se suceden hechos como la llegada masiva de inmigrantes irlandeses, los disturbios en Five Points, el estallido de la guerra de secesión con el consiguiente reclutamiento forzoso de soldados. Lo que convierte las calles de Nueva York en una enorme olla a presión a punto de explotar. A todos estos elementos se suman los enfrentamientos étnicos (donde el origen y la religión se convierten en señas de identidad), sociales (los pobres no tienen más remedio que alistarse, los ricos pueden evitarlo pagando una alta suma de dinero) y políticos (va a haber elecciones en la ciudad). El esfuerzo de Scorsese por ofrecer un fresco del Nueva York del siglo XIX necesita, obviamente, de una historia con unos personajes. Y Scorsese y su equipo de guionistas han imaginado una que pivota alrededor de Amsterdan y sus planes de venganza. El joven, un tipo habilidoso, se las apaña para entrar en el círculo más próximo de Bill “el carnicero” (Daniel Day-Lewis). Pero no puede prever que entre ambos va a surgir una curiosa relación paternofilial, donde Bill ve en Amsterdam algo más que un secuaz competente. Esto conduce a conductas muy, muy inesperadas, por parte de Amsterdam. Por supuesto que si Amsterdam tiene la cara de Leonardo DiCaprio, éste necesita con urgencia un motivo amoroso para seguir adelante. Y se lo da Jenny Everdeane (Cameron Díaz), una raterilla que consigue robar dinero y corazones con gran facilidad; el personaje, que desea reunir pasta para poder marchar al oeste, oculta un lado oscuro, y una relación especial con Bill.

6/10
Pure

2002 | Pure

Paul es un chaval de diez años muy espabilado, que vive con su madre Mel y su hermano pequeño Lee. La muerte del padre de un infarto hizo que Mel se viniera abajo, y desde entonces está enganchada a la heroína, que le proporciona periódicamente su camello Lenny. El despierto Paul creía que lo que su madre se inyectaba era una medicina, pero pronto debe enfrentarse a la cruda realidad. Y aunque hace todo lo que puede para que deje de ser una yonki, la cosa parece superior a sus fuerzas; por lo que Mel podría perder la custodia de sus hijos, que se irían a vivir con los abuelos paternos. Film modélico a la hora de abordar situaciones extremas sin complacencias, pero de un modo humano, y con mirada positiva, señalando el amor, la fuerza de voluntad y la ayuda de los seres queridos como medios para resolver problemas. El punto de vista de la narración es, indudablemente, el de Paul, obligado a crecer antes de tiempo. A su corta de edad debe afrontar un panorama que incluye la adicción de su madre; la muerte de la mejor amiga de ésta; el conocimiento de que la chica de la que está platónicamente enamorado, la menor de edad Louise, está embarazada y ya tuvo otro niño, que tuvo que dar en adopción; la actitud violenta de Lenny; y el resentimiento de la abuela hacia su madre. Lo que le conduce, en su esfuerzo por entender a su madre, a una decisión terrible, uno de los momentos más impactantes del film, que ofrece con cámara subjetiva los efectos de estar 'colocado'. Gillies Mackinnon (Un golpe del destino) aguanta el tipo dirigiendo -es notable el clímax en que se decide con quién van a estar los críos-, aunque abusa de la banda sonora, una bonita partitura de Nitin Sawhney que se hace notar demasiado. En el apartado actoral, señalar el estupendo trabajo de Molly Parker y Keira Knightley, madre y adolescente, y del niño protagonista Harry Eden.

6/10
Billy Elliot (Quiero bailar)

2000 | Billy Elliot

El título lo dice todo. Billy Elliot quiere bailar. Tiene once años, y de familia obrera. Su destino en los años 80 sería ir a parar a la mina, como su padre viudo; a no ser que Margaret Tatcher cierre antes las explotaciones mineras del Norte de Inglaterra. Pero a Billy no le atrae ni el carbón ni el boxeo. Lo que le encanta es la danza. Stephen Daldry se basa en un guión de Lee Hall, que parte de sus recuerdos de infancia. Y logra una perfecta simbiosis entre drama personal (Billy hará lo imposible para ver cumplido su sueño) y social (un modo de ganarse la vida a punto de desaparecer). Así, el padre de Billy quizá sacrifique la lucha en una batalla perdida de antemano, por la posible salida del pozo de su hijo pequeño. Una interesante reflexión aportada por el film se refiere al acceso de la clase obrera a la cultura. Tras la incomprensión inicial, las imágenes del padre de Billy extasiado ante el talento de su hijo, o de su visión de la capital, Londres (un mundo que desconocía), son muy ilustrativas. Junto a la trama, dura y sensible, hay un imaginativo uso de música y danza. Vivimos con Billy su aprendizaje, la cerrazón de padre y hermano, o la relación con la profesora. Billy Elliot es una pequeña gran película. Su aparente falta de pretensiones la engrandece. Y unos grandes actores, poco conocidos a excepción de Julie Walters (nominada al Oscar por Educando a Rita), la llenan de una agradecible humanidad.

7/10
Mi nombre es Joe

2000 | My Name is Joe

Joe ha conseguido, gracias a la ayuda de Alcohólicos Anónimos, superar su problema con la bebida. Está en el paro, pero gracias a pequeñas chapuzas que salen de tanto en cuando, sobrevive. Su vida es sencilla, pero alegre. Dedica algunos esfuerzos a entrenar a un penoso equipo de fútbol, al que ayuda no sólo con el deporte, sino en sus dificultades personales. La llegada de una abnegada asistencia social le hace descubrir el amor. Lo malo es una red mafiosa que domina el barrio, y en la que se ve enredado sin quererlo. El británico Ken Loach continúa su cine social, que ha producido títulos como Lloviendo piedras o Ladybird, Ladybird. El resultado, dentro de su marcado pesimismo, tiene una gran intensidad, y recibió premios en Cannes (al mejor actor, Peter Mullan) y en Valladolid (mejor película).

5/10
Orphans

1998 | Orphans

Cuatro hermanos (tres hombres y una mujer) se reúne con motivo de la muerte de su madre en Glasgow y salen a la luz sus problemas con un humor muy oscuro, a lo largo de una larga noche previa al entierro, donde no se sabe si es mejor reír o llorar, las muchas miserias familiares. El film supuso el debut en el largo como guionista y director de Peter Mullan. Están presentes las claves de amargura y ambiente católico algo asfixiante, al estilo "Las cenizas de Ángela", que desarrollaría de modo más brutal en Las hermanas de la Magdalena. Mullan demuestra cierto dominio en la puesta en escena, y hay escenas inspirada como la del breve flash-back de la tormenta con la madre, tierna, una constante que ya no reaparece apenas en el film, optando en cambio por momentos salvajes como la del tipo del pub cuyo trasero se convierte en improvisada diana.

4/10

Últimos tráilers y vídeos