IMG-LOGO

Biografía

Richard Widmark

Richard Widmark

93 años ()

Richard Widmark

Nació el 26 de Diciembre de 1914 en Sunrise Township, Minnesota, EE.UU.
Falleció el 24 de Marzo de 2008 en Roxbury, Connecticut, EE.UU.

Entre el bien y el mal

26 Marzo 2008

Actor de carácter, su peculiar físico como de niño torturado le empujó primeramente a papeles de villano. Pero también supo estar al servicio de la ley.

Dos géneros están indisociablemente unidos a la carrera interpretativa de Richard Widmark: el cine negro y de intriga, y el western. Quizá la escena más memorable de su amplia filmografía se produjo en su impactante debut en El beso de la muerte (1947), cuando empujaba la silla de ruedas de una anciana paralítica; ese trabajo le supuso una nominación al Oscar. Y es que, en sus primeros filmes, Widmark se especializó en papeles de villano inquietante (La calle sin nombreCielo amarillo), pero pronto se vería que igual servía para un roto que para un descosido, o sea, para un malvado que para un hombre íntegro. Actor muy físico, tenía un rostro duro, que comunicaba mucha vida interior, como si se debatiera perpetuamente entre el bien y el mal. Presentaba un punto aniñado, pero que podía ser malicioso, y con ambos aspectos supo jugar al interpretar sus papeles según fuera el caso.

Richard Widmark nació un 26 de diciembre de 1941 en Sunrise, en el estado de Minnesota. Por lo visto le encantaban cuando era niño las películas de monstruos, siendo por aquel entonces Boris Karloff uno de sus héroes. Como se le daba bien hablar en público pensó en estudiar para abogado, y acudió para ello al Lake Forest College. Pero interpretando precisamente a un abogado en la obra de teatro “El abogado” de Elmer Rice, en una representación amateur, descubrió su vocación actoral; en este terreno avanzaría trabajando en la radio en Mercury Theater on the Air de Orson Welles, y debutando en Broadway en 1943 con la obra “Kiss and Tell”; aunque también se dedicó a la enseñanza. Pero su verdadera oportunidad vendría al acabar la guerra con la citada El beso de la muerte, gracias a un empeño personal de Darryl F. Zanuck, tras lo cual siguió una fructífera relación con la Fox, a la que estuvo ligado por contrato siete años.

Noche en la ciudad (1950) le permitió encarnar a un personaje complejo, un perdedor nato promotor de combates de lucha. Ese mismo año se puso del lado de la ley con Elia Kazan en Pánico en las calles; consideraba a Kazan como el mejor director de actores; también actuó para Joseph L. Mankiewicz en Un rayo de luz. La verdad es que Widmark honró con su presencia una serie de títulos memorables, como Manos peligrosas (1953), de Samuel Fuller, donde está perfecto como carterista; del rodaje de este film contaba el actor cómo logró convencer al director para que no viviera con él su inveterada costumbre de dar la señal de acción a la hora de rodar, disparando con un revólver. Estaba orgulloso de haber trabajado junto a Marilyn Monroe en la magnífica Niebla en el alma, y decía de ella: "Algo sucedía entre ella y la lente de la cámara, y nadie sabe lo que es"; aunque no dejaba de señalar lo difícil que era trabajar con la actriz por su conocida fragilidad emocional, sus faltas de puntualidad y su dificultad para aprender las frases del guión.

Con John Ford hizo Dos cabalgan juntos (1960), que quizá no es el mejor título del director que se describía diciendo que hacía westerns, pero que no está nada mal; Widmark trabajó junto a James Stewart, y aseguraba que estaba deseando despertarse cada mañana del rodaje para tener un rato de diversión trabajando a las órdenes de Ford. Tiene además el actor en el género títulos clásicos como El jardín del diabloLanza rotaEl hombre de las pistolas de oroLa conquista del Oeste y El Álamo (1960), dirigido por John Wayne. Contaba Widmark que charlando en una ocasión Ford y Wayne, el primero animó al segundo a filmar personalmente la proeza del fuerte de Texas, pero que él pensaba que interiormente Ford estaba deseando que Wayne le dijera, "no, no, dirígela tú".

La tentación a la hora de hablar de Widmark es citar y citar películas fantásticas, sin más. Pero es que no hay más remedio, aunque no se debe olvidar su paso por la televisión en la serie Madigan, que arranca del film homónimo de Don Siegel. En cualquier caso es obligado mencionar su trabajo en Vencedores o vencidos, imprescindible mirada a los juicios de Nuremberg. Los 70 son años de títulos menores, aunque se sumó al reparto estelar de Asesinato en el Orient Express. Seguiría trabajando esporádicamente hasta cerrar su filmografía en 1991 con su intervención en El color de la ambición, un thriller que denosta la corrupción.

Richard Widmark murió el 24 de marzo de 2008 con 93 años en su casa de Roxbury, Conneticut, después de una larga enfermedad. Estuvo casado en dos ocasiones en su larga vida. Con Jean Hazlewood, con la que tuvo una hija, y con la que permaneció 55 años, hasta la muerte de ella. Y con Susan Blanchard, que le sobrevive, y con quien se casó en 1999.

Filmografía
El color de la ambición

1991 | True Colors

Tim Garrity (John Cusack) y Peter Burton (James Spader) son dos brillantes estudiantes de Derecho, íntimos amigos a pesar de sus enormes diferencias de carácter. Tim es honesto y estudia con la firme creencia de mejorar la convivencia entre los hombres gracias a la justicia y a las leyes. Por el contrario, a Peter le mueve su ambición de poder, y haría cualquier cosa con tal de conseguir lo que se propone. Con el tiempo, Peter se ve envuelto en un mundo de corrupción y de violencia. Ha traicionado, engañado y estafado a sus mejores amigos, incluido Tim. Pero ahora sólo éste puede rescatarle del pozo donde está metido. Un retorcido thriller que presenta los lados opuestos de la ambición humana. Una, movida por el deseo de justicia, y otra, por la codicia y el egoísmo. Tiene algunos momentos de mucha tensión.

5/10
Once Upon a Texas Train

1988 | Once Upon a Texas Train

Un tipo ha permanecido 20 años en prisión, pero una vez en libertad, no parece haberse reformado demasiado, pues recompone su banda y prepara un asalto a un tren. Pero sus colegas ya son mayorcitos, y un joven ladrón podría tratar de adelantarse a sus planes. Telefilm del Oeste de Burt Kennedy, tiene la gracia de que se pasean por él rostros muy carismáticos del género, algo entraditos en años.

5/10
Viejos recuerdos de Luisiana

1987 | A Gathering of Old Men

En los años 50, en el Sur de los Estados Unidos, el conflicto racial va adquiriendo cada vez más fuerza. Cuando un granjero blanco aparece asesinado, Mathu, uno de sus jornaleros, es señalado como el principal sospechoso. El sheriff de la localidad le arresta ante una multitud que aboga por linchar directamente al acusado sin esperar a un juicio. Ante esta situación, los amigos de Mathu, convencidos de su inocencia, deciden declararse culpables del crimen. Adaptación de la novela “Gathering of Old men”, escrita por Ernest J. Gaines, un prominente profesor afroamericano nacido en Luisiana en 1933. Sus actores rayan a gran altura: el veterano Richard Widmark como el sheriff, Holly Hunter como una mujer que quiere evitar la muerte de inocentes, y Louis Gossett Jr. (inolvidable instructor en Oficial y caballero) que fue nominado a un premio Emmy.

6/10
Hanky Panky (Una fuga muy chiflada)

1982 | Hanky Panky

Michael Jordon tiene la mala suerte de coincidir en un taxi con una joven que lleva un paquete. Cuando ella es asesinada, el inocentón Michael tendrá que darse a la fuga debido a que se convierte en sospechoso. Se verá envuelto entonces en un monumental lío criminal. Comedieta al uso, donde se pone énfasis en el histriónico Gene Wilder, aquí acompañado por un grupo de actores de notable prestigio. Incluso el director es nada menos que el actor Sidney Poitier. Entretenimiento y risas aseguradas para los incondicionales.

4/10
El defensor de las ballenas

1981 | A Whale for the Killing

La familia Landon pasa el verano navegando en un barquito. Una tormenta empuja su nave a un pueblecito de pescadores... donde también ha quedado varada una ballena, que no puede volver a alta mar. Charles, el progenitor, logra una comunicación especial con el animal, hasta el punto de defenderlo a capa y espada frente a los lugareños, que consideran una oferta económica de un ballenero que rondaba el lugar. Como inestimables aliados, Charles consigue que le ayuden una doctora y un viejo lobo de mar en la misión de salvar la ballena. Telefilm ecológico más bien simple. Aunque están bien las imágenes de la ballena atrapada y la música de Basil Poledouris, en lo relativo a la trama la arquitectura es mínima, con la cabezonería del protagonista, y la de un tipo que se le opone, en primer término. El maduro lobo de mar no da para mucho, produce lástima ver a Richard Widmark tratando de hacer algo con ese esquemático personaje. Y desde luego la resolución, con las autoridades presentándose en el lugar, deja bastante que desear.

4/10
Operación: Isla del oso

1979 | Bear Island

Una expedición científica de la OTAN se dirige a la Isla del Oso, que en realidad es una antigua base de submarinos U- Boat nazis. Sin embargo, el auténtico motivo de la empresa es encontrar un cargamento de oro que los alemanes dejaron en la isla cuando huyeron de allí. Basado en una novela del escocés Alistair Maclean (1922- 1987), especialista en temas concretos como el espionaje y la Segunda Guerra Mundial con personajes masculinos casi en exclusiva. El cine siempre ha mostrado mucha afinidad por sus libros con títulos tan populares como Los cañones de Navarone (1961), La caída de las águilas (1968) y Estación Polar Cebra (1970).

4/10
Coma

1978 | Coma

Susan Wheeler y Mark Bellows son dos jóvenes internos residentes del hospital Boston Memorial. Durante la práctica de un aborto, la paciente, una joven amiga suya, sufre una reacción inesperada a la anestesia. Ésta se queda en estado de coma, y Susan investiga el asunto. Descubre que está relacionado con una siniestra organización. Uno de los autores de best-sellers más conocidos, Michael Crichton, lleva al cine el libro más conocido de otro, Robin Cook, especialista en thrillers con trasfondos médicos. Supuso el debut del actor Ed Harris, en un pequeñísimo papel. El film contienes escenas de suspense muy logradas, entre cadáveres y sujetos en coma, aunque éstas conviven con algunos momentos un tanto inverosímiles. Se apuntan algunas consideraciones éticas acerca del ejercicio de la medicina, ese poder sobre la vida y la muerte -no parece casual que la operación que desencadena todo sea un aborto-, que sin referencias morales puede conducir a todo tipo de aberraciones.

6/10
El enjambre

1978 | The Swarm

En pleno cine de catástrofes, las abejas asesinas eran una opción. Sobre todo si había una novela escrita por Arthur Herzog Jr. en la que basarse. Dirigida por el especialista en el tema, Irwin Allen (productor de La aventura del Poseidón y El coloso en llamas), la acción se desarrolla en Texas. Allí crea el caos un enjambre de abejas africanas que anteriormente habían pasado por el Caribe y Brasil. Para su producción se usaron 20 millones de abejas y, en vista de la imposibilidad de adiestrarlas para que no picasen a la gente, se tuvo que recurrir a filmarlas desde el aire para dar sensación de peligro. Además, tal y como contaba Michael Caine en su biografía, “el principal problema era que las abejas te llenaban de mierda”. A pesar de un reparto espectacular – Richard Widmark, Olivia de Havilland, el citado Caine, Katharine Ross, Henry Fonda...–, el film pinchó en la taquilla americana donde recuperó solo 10 millones de dólares de los 21 de su coste. No sabemos muy bien por qué su vestuario obtuvo una nominación al Oscar. Extraordinaria banda sonora de Jerry Goldsmith.

5/10
Montaña rusa

1977 | Rollercoaster

Un terrorista chantajea a parques de atracciones colocando bombas en la montaña rusa, que pueden ser activadas por control remoto. Como otros títulos catastróficos, ello sirve para que viejas glorias se apunten a un reparto coral.

4/10
Alerta: Misiles

1977 | Twilight's Last Gleaming

Thriller político de suspense resuelto con toda la garra narrativa de Robert Aldrich, según la novela “Viper Three” de Walter Wager. Un militar norteamericano secuestra una base de misiles y amenaza con lanzarlos contra la Unión Soviética provocando la Tercera Guerra Mundial si el presidente de los Estados Unidos no reconoce ante el pueblo que ha mentido sobre la guerra del Vietnam. El filme tuvo muchos problemas de financiación ya que, por culpa de su compromiso político, no contó con la colaboración del ejército norteamericano y tuvo que reconstruir los decorados de las instalaciones militares en Alemania. Además, debido a que apenas había acción, su recaudación fue bastante pobre. Aldrich tuvo que cortar las escenas en que aparecía Vera Miles como esposa del presidente, y el estreno en Inglaterra dejó el metraje en 24 minutos menos.

6/10
De presidio a primera página

1977 | The Domino Principle

Roy Trucker está libre a cambio de un favor sin determinar. Lo que no se imagina es que se trata de reprtir el camino que le llevó al trullo. Gene Hackman encarna a un hombre enfrentado al dilema de redimirse o asesinar por salvar la vida de la mujer que ama. Stanley Kramer dirige un vibrante thriller, lleno de giros inesperados.

5/10
La monja poseída

1976 | To the Devil a Daughter

Un hombre pide ayuda a un escritor, John Verney, experto en cuestiones de ocultismo. Al parecer, su hija, que ahora tiene 18 años ha sido entregada al diablo desde niña, y el líder que lo ha llevado a cabo, el padre Michael, va a consumar en poco tiempo la consagración de la joven a las fuerzas del mal. Vernon intentará protegerla. Apañada película de terror de la productora británica Hammer, que más o menos logra superar la estética de los 70 y puede aguantar aún el visionado. Gran parte se debe a que está interpretada por actores muy solventes, sobre todo por un convincente Richard Widmark. El malvado de turno no es otro que Christopher Lee, mientras que la jovencita es Nastassja Kinski, en su segundo papel en el cine.

5/10
Asesinato en el Orient Express

1974 | Murder On The Orient Express

Basado en la novela homónima de Agatha Christie. Oscar a la mejor actriz (Ingrid Bergman). Un hombre es hallado muerto por apuñalamiento múltiple en el mítico y lujoso tren Orient Express. El asesino puede ser cualquiera, y con toda seguridad, todavía está a bordo del tren atrapado por la tormenta de nieve. Sidney Lumet filmó una película de hiperlujo, con un reparto coral envidiable, que aprovechó perfectamente. El director sabe crear un clima de suspense adecuado, hasta el inesperado desenlace, en que se narra el asesinato desde un punto de vista completamente nuevo. Una de las mejores adaptaciones de Agatha Christie a la pantalla.

6/10
Cuando mueren las leyendas

1972 | When the Legends Die

Thomas Black Bull vive en el bosque y ha jurado no regresar a la civilización, tras la condena de su padre. Acabará haciéndose amigo de un viejo vaquero. Western crepuscular con un buen trabajo del veterano Richard Widmark. El film resulta más o menos ameno aunque el ritmo resulta excesivamente lento.

5/10
Vanished

1971 | Vanished | Serie TV

Miniserie televisiva, con tono de intriga, acerca de la desaparición de un alto consejero del presidente de los estados Unidos. Aunque la Casa Blanca no parece tener mucha información cuando se ve acosada por los medios de comunicación, se desvela que quien sí tiene datos sobre el desparecido es el propio presidente. Al parecer el consejero, homosexual, era objeto de un chantaje. Protagoniza este discreto producto, basado en la novela de Fletcher Knebel, el veterano actor Richard Widmark (Dos cabalgan juntos, Manos peligrosas), y entre el reparto se encuentra la bella Eleanor Parker (Con él llegó el escándalo).

4/10
Dirigida por John Ford

1971 | Directed by John Ford

Peter Bogdanovich hizo en 1971 este documental sobre la vida y obra de John Ford, contribuyendo al conocimiento del maestro que se autodescribía como alguien que hace westerns. A través de entrevistas y escenas de sus películas, Bogdanovich analiza el estilo del director y su gran capacidad artística en una época en que el reconocimiento de la autoría cinematográfica no estaba desarrollado. En 2006 rehizo el documental con nuevo material para dar una perspectiva aún más amplia de la obra de Ford.

7/10
El infierno del whisky

1970 | The Moonshine War

1932. La Ley Seca está a punto de ser abolida. Pero mientras tanto, en un pequeño pueblo sus habitantes destilan whisky en grandes cantidades en secreto. Un agente federal se traslada al lugar para impedirlo. Una de las modestas pero elegantes y amenas comedias dirigidas por Richard Quine. Contó con un gran reparto, encabezado por el veterano Richard Widmark y con Alan Alda, que por entonces era una joven promesa. Se basa en una novela de Elmore Leonard, que adaptó él mismo el guión.

5/10
Talento por amor

1969 | A Talent for Loving

Extraña película, especie de western en clave de comedia, con un punto de surrealista fantasía. El mayor Patten, un jugador profesional en apuros económicos, decide casarse con una joven mexicana de familia pudiente. Pero no sabe que en esa familia hay una maldición según la cual las mujeres aman hasta la muerte. Dirige el film Richard Quine (Me enamoré de una bruja) y sorprende el gran reparto en cabezado por Richard Widmark.

4/10
La ciudad sin ley

1969 | Death of a Gunfighter

A finales del siglo XIX, en la ciudad texana de Cottownwood, el sheriff Frank Patch sigue siendo un hombre a la vieja usanza. Se dará cuenta de que los caciques quieren aniquilarle para poner en su lugar a otro sheriff más manejable, más acorde con los tiempos modernos. Oscuro y potente western con un personaje perfecto para ser encarnado por Richard Widmark. El resto del reparto es notable.

6/10
Brigada homicida

1968 | Madigan

Vigoroso thriller dirigido por Don Siegel y rodado en las calles de Nueva York. Allí, en su barrio hispano, el detective Madigan fracasa en su intento de detener a un sospechoso, lo que le hace recibir un ultimátum del jefe de policía que le da 72 horas para que cumpla con su deber. En este tiempo asistimos a la vida familiar de Madigan, a punto de romperse porque la esposa de éste le echa en cara que dedique más tiempo a su trabajo que a ella misma. Adaptación de la novela "The Commissioner", de Richard Dougherty, que, además de contar las acciones policiales hacía hincapié en los problemas íntimos de sus agentes, entre ellos el detective Madigan (Richard Widmark) y el jefe de policía encarnado por Henry Fonda que mantiene un romance con una mujer casada (Susan Clark, 35 años más joven que el actor). Su inesperado final causó bastante impacto en su época.

7/10
Camino de Oregón

1967 | The Way West

Kirk Douglas es William J. Tadlock, un senador que pide voluntarios para emprender un largo viaje hacia Oregón. A la aventura se apuntan varias personas, incluidas familias enteras, que sueñan con un futuro en el oeste del país. Durante el viaje se enfrentarán a todo tipo de peligros, incluida la presencia de los indios en muchas de las zonas que han de atravesar. Interesante western que cuenta con un espectacular reparto y la eficaz dirección de Andrew V. McLaglen, alumno aventajado de Ford.

6/10
Álvarez Kelly

1966 | Alvarez Kelly

Álvarez Kelly ve sus lealtades divididas durante la guerra de secesión. Ha aceptado transportar ganado para la Unión, pero al salvar la vida de un general sudista le surge la terrible duda. La aventura está servida.

6/10
Estado de alarma

1965 | The Bedford Incident

Corren años de crispación en las relaciones internacionales entre los dos colosos que dominan el mundo. La Guerra Fría está en su punto álgido. En este marco, un navío de la fuerza marítima de Estados Unidos, en una misión rutinaria, se cruza de imprevisto con un sospechoso submarino. Empiezan a cundir los nervios entre la tripulación. La ambigüedad del Capitán Eric Finlander (Richard Widmark) ante la situación, no ayuda a poner remedio al conflicto. Da la casualidad de que en el barco viaja un inquieto periodista, interpretado por Sidney Poitier, que pretendía realizar un reportaje sobre una tranquila misión de rutina. Una emocionante película bélica, con una fuerte carga de suspense. Desarrolla con fluidez la tensa situación que plantea el argumento. Widmark y Poitier están muy correctos en sus interpretaciones.

6/10
Patrulla de rescate

1964 | Flight from Ashiya

Tres oficiales norteamericanos del servicio de rescate aéreo han de viajar hasta Ashiya, en Japón, para rescatar un carguero que navega a la deriva por causa de un tifón. Las vidas personales de los tres hombres están llenas de problemas y dramas sentimentales, pero ahora tendrán que dejar todo eso a un lado para cumplir la misión. La tarea será aún más dificil cuando pierdan todas las provisiones debido a un accidente. Un trío muy solvente de actores, encabezados por Yul Brynner, lleva a buen puerto esta medianamente entretenida película de aventuras, romance y acción, basada en la novela de Elliott Arnold. El reparto femenino no es tan conocido, pero cumple con su trabajo.

4/10
Los invasores (1963)

1964 | The Long Ships

Dos hermanos vikingos parten en busca de la legendaria campana de Saint James, toda ella de oro macizo. Pero tendrán en su contra a las tropas sarracenas. Una de las mejores películas como cineasta del mítico director de fotografía Jack Cardiff (operador de Las zapatillas rojas), que se luce sobre todo en las espectaculares secuencias de batallas.

5/10
El gran combate

1964 | Cheyenne Autumn

El último western de John Ford. Cuenta la odisea de los indios cheyenes, que rehúsan ser confinados en una reserva, y emprenden un largo viaje de 3.000 kilómetros hacia sus territorios ancestrales. Una maestra cuáquera les acompaña, y el oficial que debe detenerles no acaba de tener claro que esa acción sea la correcta. Richard Widmark repitió con Ford tras Dos cabalgan juntos, en un título que muestra a los indios en toda su humanidad, algo por otra parte habitual en la filmografía del director de Maine. Con su expresivo título original, "Otoño cheyene", pinta de un modo muy lírico ese declinar de un gran pueblo al que el hombre blanco, sobre todo los leguleyos de Washington, habría condenado al ostracismo. El film, de reparto estelar, incluye como personajes secundarios a Wyatt Earp y Doc Holliday.

6/10
La conquista del Oeste

1962 | How The West Was Won

Como el título indica, esta película nos narra a través de las aventuras de varias generaciones de una familia, la colonización y conquista de las maravillosas tierras del oeste. Estamos ante un maravilloso relato épico. Grandiosos paisajes, abruptas montañas y ríos salvajes, son el decorado de esta superproducción Tres grandes directores fueron necesarios para la realización de este film: John Ford, Henry Hathaway y George Marshall. Tampoco se escatimaron medios a la hora de escoger el reparto: Henry Fonda, John Wayne, Gregory Peck, James Stewart, Carolyn Jones, Richard Widmark, Spencer Tracy, Karl Malden son algunos de los nombres que vemos aparecer en los títulos de crédito, casi todos ellos ya veteranos en el género del western. Con una duración de más de ciento cincuenta minutos, este film, que en ningún momento se nos hace largo, nos convierte en testigos de más de cincuenta años de la historia americana. Tiroteos, bandidos, indios salvajes, tahúres, vaqueros, buscadores de oro y todos los demás elementos que componen el western clásico, se dan cita en La conquista del oeste. La película ganó 3 Oscar y obtuvo ocho nominaciones.

6/10
Vencedores o vencidos

1961 | Judgment at Nuremberg

Tras la Segunda Guerra Mundial, se inician los famosos juicios contra los criminales de guerra nazis en Nuremberg, ciudad donde en 1934 Hitler organizó una espectacular concentración, transformada en documental cinematográfico por Leni Riefenstahl en El triunfo de la voluntad. El juez norteamericano Daniel Haywood (Spencer Tracy), es el magistrado norteamericano, decidido a servir a la justicia y a la verdad sin prejuicios. El coronel Lawson (Richard Widmark) es el fiscal, mientras que el abogado defensor es Rolfe (Maximilian Schell). Ésta es una lograda crónica de aquel proceso, interpretada con rigor por una plantilla de caras conocidas, entre los que destacan, además de los citados, Montgomery Clift, Burt Lancaster, Judy Garland y Marlene Dietrich, en uno de los últimos papeles de su carrera. Una película intensa y apasionante en la que se incluyen imágenes reales del holocausto nazi. Un Oscar para el mejor guión, de Abby Mann, y otro para Maximillian Schell, como brillante secundario.

7/10
Dos cabalgan juntos

1961 | Two Rode Together

Territorio de Texas, a principios de 1880. Son los tiempos en que sólo los tipos duros sobreviven en el salvaje Oeste norteamericano. Richard Widmark es el Jim Gary, un valiente aunque algo tieso teniente de caballería que, presionado por sus familiares y atendiendo las órdenes de su superior, pretende rescatar a un grupo de hombres y mujeres blancos que fueron secuestrados por los comanches cuando apenas eran unos niños. No le resulta muy difícil darse cuenta de que su empresa es imposible sin contar con la ayuda de alguien que conozca el terreno. Y el tipo adecuado parece ser Guthrie McCabb, sheriff algo escéptico y que con alma mercenaria trabaja cuando hay dinero de por medio –lo interpreta James Stewart–, ideal para formar un equipo de rescate. El sheriff se muestra duro y vaticina que los candidatos a ser rescatados se habrán convertido en unos salvajes, pero con alguna artimaña el teniente logra convencerle. Juntos emprenden un complicado viaje, en el que deberán superar multitud de contrariedades. Un excelente western del rey del género, John Ford, uno de los grandes directores de la historia del cine. Cuenta con una pareja protagonista de lujo. Como era característico en Ford, hay acción y emotividad. Sus personajes no son marionetas al servicio del desarrollo de la historia, sino que están muy bien perfilados y se puede escarbar en su interior. No es su western más recordado, pero es que compite con otros títulos del director, como La diligencia (1939), Fort Apache (1948), Centauros del desierto (1956) o El hombre que mató a Liberty Valance (1962). Entretenido, original y con personajes, especialmente el de Stewart, muy alejados de lo convencional. Supone toda una reflexión acerca de cómo un cambio en la educación cuando se es niño, puede suponer una transformación radical, pero a Ford, que maneja un guión de unos de sus colaboradores habituales, Frank S. Nugent, no le duelen prendas al señalar que a veces los comanches pueden mostrar un comportamiento más noble que las personas supuestamente civilizadas. La frase que le dice el oficial a McCabb sobre Gary -"esperaba que le enseñara que el único que puede hacer de Dios es Dios"-, en ese intento de recuperar a los que fueron tiernos infantes y ahora son adultos muy diferentes, resulta muy elocuente. Arriesga desde luego en el climático final del linchamiento de un blanco criado por los indios, al que el único lazo que le une con su pasado resulta ser la caja de música que conservaba su hermana. Entre los típicos elementos fordianos no falta su personalísimo sentido del humor, con el sargento de turno y las típicas peleas, y el baile de los oficiales solteros.

8/10
El Álamo (1960)

1960 | The Alamo

El siglo XIX fue testigo de las luchas entre los independentistas de Texas y el vecino ejército de México. La película narra el sitio que sufrieron los texanos en 1863 a manos de los mexicanos, en una antigua misión española. El film fue dirigido por John Wayne, cuyo esfuerzo estuvo a punto de dejarle en bancarrota, aunque algunos dicen que un tal John Ford le dio algo más que consejos a su fiel amigo. Además de dirigir, el mítico actor encarnó también al héroe Davy Crokett, mientras que Richard Widmark interpreto a su amigo Jim Bowie. Pese a fracasar en la época de su estreno, hoy en día, aunque quizá algo larga, la película resulta grandiosa.

7/10
La trampa (1959)

1959 | The Trap

Un abogado regresa a su casa en Tula, un remoto lugar semidesierto. Llega allí como emisario de su jefe mafioso, que pretende lograr la manera de abandonar el país. El abogado será reaciamente acogido por su padre el sheriff, su hermano y su ex novia. La ciudad poco a poco se llenará de maleantes. Interesante atmósfera criminal y desasosegante y gran protagonismo de Richard Widmark (Dos cabalgan juntos). Entre el reparto destaca Lorne Greene, muy célebre años después gracias a la serie Bonanza.

6/10
El hombre de las pistolas de oro

1959 | Warlock

Para enfrentarse a una banda de facinerosos, nada mejor que contratar a un pistolero. Así, Clay Blaisdell se encargará de poner orden en la pequeña ciudad de Warlock, apoyado por las pistolas de sus compinche Tom Morgan. Hasta que Johnny se convierte en sheriff de verdad. Aunque no faltan los tiroteos de rigor en cualquier western que se precie, éste de Edward Dmytryk ofrece además un buen estudio de personajes –no por casualidad se basa en una de las novelas más emblemáticas del género, obra de Oakley Hall–, bien encarnados por el trío Fond-Quinn-Widmark.

6/10
Desafío en la ciudad muerta

1958 | The Law and Jake Wade

Un antiguo delincuente es ahora un hombre de la ley. El encuentro con su amada le llevó a enderezar su vida. Pero el pasado se le presenta de nuevo en forma de un antiguo compinche, con el que cometió mil y una fechorías. Vibrante western de John Sturges. Destaca la interpretación de Richard Widmark como el villano, un personaje con muchos matices.

5/10
Mi marido se divierte

1958 | The Tunnel of Love

Los Poole, Isolde y Augie, no pueden tener niños, de modo que acuden a una agencia de adopción. Por un equívoco, miss Novick se lleva una muy mala impresión acerca de Augie. Es el comienzo de un enredo que crece y crece, lo que dificulta que la familia Poole pueda crecer. Comedia dirigida por Gene Kelly, un pelín sosa para lo que la trama promete, cuenta con la especialista Doris Day y el menos divertido Richard Widmark.

5/10
Santa Juana

1957 | Saint Joan

Adaptación de la obra teatral que George Bernard Shaw dedicó a Juana de Arco, con guión de Graham Greene. Éste quedó satisfecho del film, aunque algunos le acusaron de "catolizar" la obra de Shaw, algo que Greene negaba, entre otras cosas porque no le parecía que hubiera nada que "catolizar". La película arranca con el espíritu de Juana, ya muerta, que se le aparece al rey de Francia; a partir de ahí surgen varios flash-backs que describen cómo una campesina, investida de un mandato divino, logra encorajinar a los soldados de su país, hasta conducirlos a la victoria en su lucha contra los ingleses. Pero tras otro intento de repetir su hazaña bélica, guiada por unas voces que Juana escucha del cielo, es atrapada y arrojada a una celda; entonces se inicia un proceso judicial en que se le acusa de herética y bruja. Otto Preminger descubrió para el cine a Jean Seberg, que asume el papel principal de la doncella de Orléans. El film evidencia quizá en exceso su origen teatral, pero la historia de Juana de Arco sigue siendo arrebatadora, y la Seberg presta al personaje una conjunción de encantadora inocencia y firme convicción de su misión. Más exagerada es la composición de Richard Widmark como el delfín luego coronado rey, un personaje caricaturesco en exceso, indigno de llevar la corona por la frivolidad con que ejerce, es un decir, su cargo; ahí, claramente, se nota la pluma del Shaw más burlesco, con su toque suave de cinismo.

6/10
Huida hacia el sol

1956 | Run for the Sun

Katty, una periodista estadounidense, acude a un pueblo de México en busca de Mike Latimer, famoso novelista desaparecido. Consigue dar con Latimer, que se siente atraído por ella. El escritor le ofrece llevarla de vuelta en su avioneta, pero durante el viaje, el aparato sufre un accidente y se estrella en medio de la selva. Modesta pero entretenida producción de aventuras, dirigida con corrección por Roy Boulting (Soft Beds, Hard Battles). Richard Widmark y Jane Greer forman una buena pareja fílmica.

6/10
La ley del talión

1956 | The Last Wagon

Un sheriff lleva detenido a un asesino llamado Comanche Todd. Atraviesan tierra peligrosas de indios y se toparán con una caravana de pioneros. Éstos verán pronto la crueldad con que el sheriff trata a su detenido, que tiene sus defensores en una joven (Felicia Farr) y su hermano pequeño. Cuando la comitiva sufre un ataque mortal por parte de los apaches, los supervivientes tendrán que aliarse con Comanche Todd si quieren salir con vida del llamado Valle de la Muerte. Estupendo western dirigido con ritmo e intensidad, por Delmer Daves, un director con gran oficio aunque a veces se le considere de categoría menor. El guión, en donde interviene él mismo y James Edward Grant (El Alamo), es verosímil y cuida con detalle los caracteres de los diferentes personajes y especialmente el del poliédrico protagonista, uno de esos personajes de ética dudosa, entre el bien y el mal, en los que era especialista el carismático Richard Widmark.

6/10
El sexto fugitivo

1956 | Backlash

Sólido western del especialista John Sturges, con su punto de intriga. El guión a partir de la novela de Frank Gruber lo firmó otro experto en el género, Borden Chase, que escribió varios de los libretos de Anthony Mann. La trama arranca cuando Jim y Karyl confluyen, cada uno por su cuenta, en el punto en que seis hombres sufrieron un serio asedio por parte de los apaches. Las tumbas de cinco de ellos se encuentran allí, pero el sexto consiguió huir con una importante cantidad de oro, en lo que a todas luces parece fue una traición. De los difuntos, tres han sido identificados. Los otros dos podrían ser el marido de Karyl y el padre de Jim; aunque siempre queda la sombra de una duda: ¿no será el sexto hombre uno de sus allegados, posibilidad que se niegan a admitir? Aunque el desarrollo sigue cauces tradicionales bastante vistos –no faltan el romance de turno, los indios y la caballería, el sargento veterano, los duelos con pistoleros jovenzuelos y vengativos, el clásico ganadero honrado, etcétera–, hay que reconocer que el planteamiento argumental logra sorprender un tanto. Y por supuesto, las dudas se resuelven un catársico final, donde toca afrontar verdades desagradables.

6/10
Atraco en las nubes

1955 | A Prize of Gold

Durante la II Guerra Mundial, un sargento americano intenta apoderarse de un cargamento de oro nazi en Berlín. Richard Widmark protagoniza una correcta cinta de aventuras bélicas, basada en la novela de Max Catto.

5/10
The Cobweb

1955 | The Cobweb

Una exclusiva clínica psiquiátrica está a punto de ser el campo de batalla de una cruenta y loca disputa. Allí todo el mundo está mál de la cabeza, empezando por los trabajadores. Al médico se le ocurre una brillante idea a modo de nueva terapia para los pacientes; decide que habría que cambiar las cortinas del lugar y que van a ser ellos los que lo van a hacer, lo que acarreará todo tipo de problemas. Obra menor de Vincente Minnelli, así como de su protagonista, Richard Widmark.

5/10
El diablo de las aguas turbias

1954 | Hell and High Water

Adam Jones, oficial retirado de la Marina, es reclutado para una misión. Deberá capitanear un submarino que traslade a Alaska al profesor Montiel, experto en enrgía atómica, y a su joven colaboradora. Tras Manos peligrosas, el experto en cine de acción Samuel Fuller volvió a fichar como protagonista a Richard Widmark. El resultado es un sobrecogedor thriller de submarinos que ha influido en títulos como U-571 o Marea roja.

6/10
El jardín del diablo

1954 | Garden of Evil

Tres hombres se ven obligados a permanecer en México, tras el naufragio de su barco. Ocasión que una mujer aprovecha para recabar su ayuda, a cambio de una suculenta paga: su marido indio, y deben acudir con ella al rescate. En el camino se desata la avaricia por el dorado metal, y el deseo de captar la atención de la atractiva mujer. Buen reparto (Cooper, Hayward, Widmark y Cameron Mitchell), dosis de cinismo en la medida justa y gran partitura de Bernard Herrmann.

6/10
Lanza Rota

1954 | Broken Lance

El barón Matt Deveraux (interpretado por Spencer Tracy) es un pendenciero pero hábil ganadero, que maneja con mano de hierro su vasto imperio. Tiene una familia a la que adora, compuesta por su mujer de origen indio Princesa (interpretada por Katy Jurado) y su hijo en común Joe, que provoca los celos entre los tres hijos procedentes del anterior matrimonio de Matt. Joe se autoinculpa de un crimen cometido por su padre, y como consecuencia ingresa en prisión, donde permanece por espacio de tres años. Cuando regresa a casa, se encuentra con muchos cambios, puesto que su querido padre ha fallecido y son sus vengativos hermanos los que controlan las tierras. La mejor adaptación del relato "House of Strangers" del escritor Philip Yordan. En esta ocasión la acción se traslada al oeste, gracias a una hábil maniobra del guionista Richard Murphy, que obtuvo el Oscar al mejor guión en el año 1954. El resultado es un western psicológico que figura entre las mejores cintas de Edward Dmytryk (El motín del Caine), y con uno de los mejores actores de la historia, Spencer Tracy (Furia, El extraño caso del Doctor Jekyll, La costilla de Adán), en el papel protagonista con el que roza, una vez más, la perfección. Junto al veterano Tracy, un extraordinario plantel de actores dotan a este largometraje de una gran intensidad dramática. Del reparto destaca el joven Richard Widmark (Manos peligrosas), que se especializó en personajes conflictivos.

7/10
Manos peligrosas

1953 | Pickup on South Street

Skip McCoy es un carterista que ejerce su ‘profesión’ en el metro. Un día roba la cartera a Candy, una muchacha que ha sido elegida como mensajera para entregar una fórmula química supersecreta, destinada a los espías soviéticos que tratan de conseguirla a toda costa. La chica ignora que estaba siendo utilizada. Pero la policía ha sido consciente de la maniobra pues la iba siguiendo... Uno de los mejores trabajos del especialista en películas de tipos duros Samuel Fuller (Uno rojo división de choque). Describe la época de la Guerra Fría y el ambiente de los barrios marginales. El guión, con algún momento de excepción, es sólido y los actores excelentes.

7/10
Hombres de infantería

1953 | Take the High Ground!

El sargento Ryan trata de inculcar en sus soldados la verdadera disciplina militar y procura entrenarlos como si fueran auténticos robots de combate. Richard Widmark interpreta al implacable sargento que no dará respiro a sus jóvenes soldaditos. La guapa Elaine Stewart aporta el toque femenino entre tanto muchacho.

5/10
Tempestad en Asia

1953 | Destination Gobi

II Guerra Mundial. Un grupo de marines estadounidenses toman medidas meteorológicas en el Desierto del Gobi. Pedirán ayuda a los mongoles para poder recuperar su embarcación, al tiempo que son bombardeados por los japoneses. Richard Widmark protagoniza esta correcta historia de coraje en tiempos de guerra, dirigida por el todoterreno Robert Wise, tiempo antes de filmar sus dos obras maestras, West Side Story y Sonrisas y lágrimas.

5/10
Cielo rojo de Montana

1952 | Red Skies of Montana

Los “Smoke Jumpers”, intrépidos bomberos del estado de Montana, que combaten los incendios forestales. Después de que un rayo provoque un fuego devastador, todos los miembros de una patrulla excepto uno pierden la vida. Cliff, el superviviente, no recuerda nada, y primero calladamente, luego sin tapujos, uno de sus compañeros le acusa de haber abandonado a los otros, entre los que se encontraba su padre.Lo más valioso de este film de Joseph M. Newman sus espléndidas imágenes del fuego y los bosques devastados, ciertamente sobrecogedoras. También destaca por su inusitada violencia la pelea a puño limpio de los dos antagonistas. Sin embargo, la trama resulta demasiado elemental, y una voz en off acrecienta la sensación de estar viendo un “spot” sobre la labor del departamento antifuegos de Montana.

5/10
Niebla en el alma

1952 | Dont Bother to Knock

Lyn (Anne Bancroft), cantante en un hotel, ha decidido cortar con su novio Jed, al que considera egoísta y sin un corazón comprensivo. Mientras éste se encuentra frustrado en su habitación ve por la ventana a una bella joven (Marilyn Monroe) y acude a visitarla, creyendo que es una dama distinguida. En realidad, se trata de una chica desequilibrada que ha sido contratada esa noche para cuidar a la hija de un matrimonio que se hospeda en el hotel. Una de las primeras oportunidades que tuvo la mítica Marilyn Monroe para demostrar que, aparte de su belleza física, también poseía grandes dotes actorales. Junto a ella, otro gran actor, Richard Widmark (Manos peligrosas, Dos cabalgan juntos), especialista en papeles grises, de hombres atormentados, cuya auténtica personalidad es un misterio. La excelente realización de Roy Ward Baker convirtió este filme en un clásico del suspense.

7/10
My Pal Gus

1952 | My Pal Gus

Drama familiar que tiene como punto central el sufrimiento de los hijos ante el divorcio de los padres. El guión original es obra de la pareja formada por Fay y Michael Kanin, éste último hermano del célebre productor, director y guionista Garson Kanin (Mamá a la fuerza, Mi mujer favorita...). El protagonista es el joven Gus (George Winslow), que se marcha a vivir con su padre (Richard Widmark) en espera de que ambos puedan iniciar una vida en común. Cuando todo marcha sobre ruedas, e incluso el padre ha encontrado una nueva novia en la figura de la maestra de Gus, la esposa pide la custodia del niño. Se establece entonces una batalla legal por el pequeño.

5/10
4 páginas de la vida

1952 | O. Henry's Full House

Cinco grandes directores de la época dorada de Hollywood adaptan otras tantas historias de su compatriota, el escritor O'Henry. El también escritor John Steinbeck introduce las historias, a través de una voz en off. Está protagonizada por grandes estrellas de la época. Destaca el segmento dirigido por Howard Hawks, The Ransom of Red Chief, sobre dos mafiosos que raptan a un niño. Pero éste resulta tan insoportable que al final tienen que pagar a sus padres para que se lo lleven. Sin embargo, este episodio fue finalmente suprimido, porque los productores llegaron a la conclusión de que no era lo suficientemente divertido.

6/10
Luchas submarinas

1951 | The Frogmen

Durante la Segunda Guerra Mundial, el comandante Lawrence es designado para liderar a un grupo de submarinistas que tienen que llevar a cabo una importante misión. Durante el entrenamiento se muestra duro e impasible, ganándose la antipatía de sus soldados. La historia está basada en el cuerpo real de submarinistas UDT-4, que contribuyeron decisivamente durante la guerra en la campaña del Pacífico. De ahí que la película los rinda homenaje rendidamente, con un tono bastante autocomplaciente. Lo más interesante acaba siendo las realistas escenas submarinas, así como su reparto encabezado por Richard Widmark como el duro comandante dispuesto a todo con tal de preparar a conciencia a los hombres. Nominada al Oscar en las categorías de argumento cinematográfico (Oscar Millard) y fotografía en blanco y negro (Norbert Brodine).

6/10
Un rayo de luz

1950 | No Way Out

Dos criminales intentan escapar de la policía tras el atraco a una gasolinera. En su huida, uno de ellos es herido de bala. Le atiende un médico negro, al que el delincuente culpa de la muerte de su hermano, al que éste no pudo salvar la vida. Trazará un plan para vengarse. El director de Eva al desnudo denuncia el racismo de un sector de la sociedad a mediados del siglo XX, en este thriller con numerosos elementos de drama social. Supuso el debut del entonces jovencísimo Sidney Poitier.

5/10
Pánico en las calles

1950 | Panic in the Streets

Una banda callejera asesina a un tipo con demasiada fortuna en el póker. El muerto tenía la peste negra, de modo que la policía y sanidad deben moverse deprisa para dar con los asesinos, y evitar que contagien la enfermedad al resto de la población. Estupendo cine de género, con un inesperado Elia Kazan tras la cámara. Richard Widmark es el médico que intenta frenar la propagación de la enfermedad, y el debutante Jack Palance el fanfarrón que podría llevar consigo los gérmenes fatales.

6/10
Noche en la ciudad

1950 | Night and the City

Londres, años 30. Harry Fabian trabaja de mala manera consiguiendo clientes para un club nocturno llamado The Silver Fox. De todas maneras él planea mil y un tipo de negocios para convertirse en empresario. Su novia le quiere, pero está harta de prestarle dinero. Y es que Harry es un perdedor nato, un idealista iluso, y nada le sale bien. Surgirá una nueva oportunidad cuando consiga representar a un púgil prometedor de lucha grecorromana. Ignora que su presunto socio piensa dejarle colgado cuando tenga todo preparado para el combate del siglo. El genial Jules Dassin (Rififi), uno de los damnificados por la triste 'caza de brujas', dirige un poderoso film, entre el drama y el cine negro, con una de las mejores composiciones de Richard Widmark. Destaca la escena de lucha entre 'El estrangulador' y el veterano Gregorius, de inusitada violencia para la época.

7/10
Situación desesperada

1950 | Halls of Montezuma

El teniente Anderson es un ex profesor que asume el mando de un pelotón en la Segunda Guerra Mundial. Su misión será atacar un nido de misiles japoneses. Tendrá para ello que atravesar la jungla, llena de enemigos. Richard Widmark encabeza el reparto de esta entretenida película bélica dirigida por Lewis Milestone, responsable de la legendaria Sin novedad en el frente, sobre la Gran Guerra. El film cuenta con secundarios de altura, Jack Palance, Robert Wagner o Karl Malden, entre otros.

6/10
El demonio del mar

1949 | Down to the Sea in Ships

El capitán de un barco ballenero quiere transmitir a su nieto todos sus conocimientos sobre la mar y las ballenas. De esta manera, el joven podrá continuar con la tradición familiar. Un veterano Lionel Barrymore ejerce de abuelo del todavía jovencito Richard Widmark, pero que ya había sido nominado al Oscar como mejor secundario por su trabajo en El beso de la muerte, su primer trabajo como actor.

5/10
Furia del trópico

1949 | Slattery's Hurricane

Adaptación de una novela de Herman Wouk, en la que un ex piloto de la Marina ha optado por ganar dinero fácil trabajando para unos traficantes de droga. Los problemas parecen acumulársele cuando entabla relaciones con dos mujeres: una es la secretaria de uno de los capos de la organización, y la otra la mujer de un antiguo compañero de vuelo. Mezcla de aventuras y melodrama, sin muchas novedades que contar a pesar de su conocido reparto con Richard Widmark –en otro de sus ambiguos personajes–, Linda Darnell y Veronica Lake, por aquel tiempo casada con el director del film, André de Toth.

4/10
Cielo amarillo

1948 | Yellow Sky

Una banda de ladrones halla refugio junto a un buscador de oro y su nieta. Contra pronóstico, el líder del grupo (fantástico Gregory Peck) se enamora de la chica. De modo que sus planteamientos vitales dan un giro, mientras los otros bandidos empiezan a cuestionar su liderazgo. Las cosas se complican, porque la ley persigue a esos hombres. Se trata de uno de los mejores trabajos de William A. Wellman, con maravillosa fotografía en blanco y negro de lo que parece una ciudad espectral.

8/10
La calle sin nombre

1948 | The Street With No Name

Un policía se infiltra en una banda de gangsters . El jefe de la banda se entera de la existencia del topo, pero no sabe quién es. Stevens es el poli y Widmark el gángster en esta sólida muestra de cine negro.

6/10
El beso de la muerte

1947 | Kiss of Death

Cine negro de primera. Victor Mature interpreta a un gángster que 'canta' en prisión, tras una tragedia familiar. Al salir del talego, sus compinches querrán saldar cuentas. El actor Richard Widmark fue descubierto en este film.

7/10

Últimos tráilers y vídeos