IMG-LOGO

Biografía

Karel Roden

Karel Roden

Karel Roden

Filmografía
Family Film

2016 | Rodinný film

Nunca estamos solos

2016 | Nikdy nejsme sami

Deprimente película checa, escrita y dirigida por Petr Václav, que salta caprichosamente del blanco y negro al color, dos tramos en cada formato. Sigue las evoluciones de un grupo de personajes más o menos circularmente interconectados. Está un guardián de prisiones, que piensa que tiene soluciones para arreglar el mundo; un enfermo imaginario totalmente desequilibrado y su esposa que trabaja en un tienda de carretera, ambos tienen dos hijos con sus rarezas; un cliente de ese establecimiento, que regenta un club de alterne; y la bailarina-stripper que trabaja ahí, de la que está enamorado, que tiene una criatura, cuyo padre está en la cárcel. Con tono cansino, seguimos las evoluciones de personajes desquiciados y rotos, que se gritan y se maltratan sin apenas un ápice de humanidad, incapaces de encontrar el amor en su entorno habitual, lo que les lleva a buscarlo quiméricamente de otro modo. Aunque estéticamente cuidada, éticamente el film no deja ningún asidero –frustración y alienación pesan como una losa, no hay libertad que valga–, incluso apuntando que las nuevas generaciones están condenadas a heredar las taras de sus mayores, corregidas y aumentadas.

4/10
Sword of Vengeance

2014 | Sword of Vengeance

Un príncipe normando regresa al hogar en busca de justicia por el asesinato de su padre, muerto a manos de su tío, Earl Durant. Tras ganarse la confianza y lealtad de unos granjeros exiliados, los lleva a una brutal batalla contra el villano. La sed de sangre del protagonista lo llevará a sacrificarlo todo (y a todos) con tal de consumar su venganza.

La zarza ardiente (The Burning Bush)

2013 | Horici ker | Serie TV

Cat Run

2011 | Cat Run

Lidice

2011 | Lidice

Antes de estallar la Segunda Guerra Mundial, Frantisek Síma, habitante de la pequeña población de Lidice, cercana a Praga, es condenado a prisión por matar a su hijo en una discusión por un asunto de faldas. El resto de su familia trata de aprender a perdonarle, mientras el tiempo pasa y la República Checa se convierte en protectorado nazi. En 1942, por un equívoco fatal, Lidice será víctima de una brutal represalia por el asesinato del Reichsprotektor Reinhard Heydrich. Síma ignora lo ocurrido, y sus compañeros de cárcel prefieren mantenerle en la ignorancia aunque él se queje del extraño silencio de los suyos. Película basada en hechos reales, que escoge centrar su atención en un caso particular, el de Frantisek Síma -los otros personajes son decididamente periféricos-, para abordar el trágico destino de Lidice durante la Segunda Guerra Mundial, que conmovió a la opinión pública mundial. Petr Nicolaev adapta una novela de Zdenek Mahler que él mismo ha convertido en guión, y aunque su trabajo es pulcro y aseado, no consigue transmitir las deseadas emociones. El director da por hecho que el espectador conoce de sobras lo que supuso el atentado contra Heydrich, lo que tal vez sea cierto entre los checos, pero no en el caso del público internacional, por lo que momentos que debían ser muy intensos -el atentado, los fusilamientos...- carecen de intensidad dramática. En tal sentido el momento más poderoso sin duda es el regreso de Síma a Lidice en el marco de un paisaje invernal, buena metáfora del vacío que siente el protagonista. Jugando en parte a la desmitificación -el modo en que tratan a Síma al final de la guerra-, en parte a la sobriedad, queda un film frío, interesante pero no memorable. Karel Roden hace un buen trabajo encarnando al perplejo Síma, pero incluso los motivos del crimen que desata su historia permanecen demasiado opacos.

5/10
Un lugar solitario para morir

2011 | A Lonely Place to Die

Cinco montañeros que hacen escalada y senderismo por las montañas escocesas encuentran a una niña encerrada en una cámara subterránea. Decididos a salvarla se verán acechados y perguidos a muerte por los secuestradores de la joven. Entretenido producto de aventuras con dosis importantes de suspense y acción. No es la séptima maravilla del mundo, pero hay momentos logrados, un loable esfuerzo de verosimilitud y un sólido reparto que incluye algunos actores bastante solventes, como Melissa George, Ed Speelers o Sean Harris.

5/10
La huérfana

2009 | Orphan

El español establecido en Hollywood Jaume Collet-Serra regresa al terror, género al que pertenecía La casa de cera, su digna opera prima. Como entonces, Collet-Serra ha vuelto a ser producido nada menos que por Joel Silver, el artífice de éxitos como Matrix. El film llega acompañado de la polémica que levantó en Estados Unidos, donde fue acusada de estigmatizar a los niños adoptivos, aunque francamente, con el tesón que demuestran por ahí los padres que buscan adoptar, no parece creíble que se vayan a desanimar por una película sin muchas pretensiones, salvo la de entretener al público. El argumento peca de encadenamiento de desgracias en torno a los protagonistas. Kate y John Coleman son un matrimonio con mal fario. Una de sus hijas es sordomuda, la madre tiene problemas con el alcohol, y el padre fue infiel en el pasado. Para rizar el rizo, resulta que Kate pierde a un hijo aún no nacido, lo que le provoca terribles pesadillas. Para compensar en cierta manera esta pérdida, deciden adoptar a una niña, en un orfanato de monjas, donde quedan prendados de Esther, aparentemente encantadora, pero que pronto empieza a comportarse como una psicópata malvada... La huérfana es un producto demasiado convencional, que recuerda sobre todo a El buen hijo –con Macaulay Culkin como niño maquiavélico de apariencia angelical– y también a todas las películas que surgieron a rebufo de La mano que mece la cuna, donde personajes cotidianos y cercanos –la niñera, la compañera de piso, el inquilino– resultaban ser terribles asesinos. Excepto un giro final un poco novedoso que funciona más o menos bien, todo está bastante trillado, y además sobran los sustos facilones para sobresaltar a los adolescentes. Pero lo cierto es que Collet-Serra dirige con cierta fuerza, e imprime un buen ritmo a la película. Además, cuenta con buenos actores, como Vera Farmiga, aunque su rol de madre de infante malvado es exactamente el mismo que hizo en El hijo del mal. Por su parte, Peter Sarsgaard es un todoterreno que en esta ocasión logra superar parcialmente el handicap de que su personaje es el más desdibujado. Las reinas de la función son las niñas Aryana Enginer –que tiene problemas auditivos como su personaje– y sobre todo Isabelle Fuhrman, memorable niña malvada con un brillante porvenir.

4/10
RocknRolla

2008 | RocknRolla

El británico Guy Ritchie continúa fiel a su moderno estilo cinematográfico, tras sufrir las consecuencias del fiasco romántico de Barridos por la marea y dirigir seguidamente proyectos de poco renombre, como Revolver o el telefilm Suspect. Ahora regresa con fuerza gracias un producto genuinamente 'Ritchie', en la línea de los trabajos que le han dado fama, como Lock & Stock y sobre todo Snatch. Cerdos y diamantes. La cosa vuelve a ir de mafias, criminales, rateros de poca monta, mujeres de armas tomar, ajustes de cuentas, asesinos violentos, malentendidos y coincidencias. Todo ello regado con buenas dosis de violencia y humor negro, y ambientado en el Londres de la actualidad. Junto a su lugarteniente Archie (Mark Strong), el capo Jenny Cole (Tom Wilkinson) ha controlado desde hace tiempo los negocios en la City, los negocios criminales se entiende: trapicheos con la justicia, sobornos a los concejales, pelotazos inmobiliarios, asesinatos y extorsión, etc. Sin embargo, últimamente le ha salido un competidor más duro de lo previsto, el empresario ruso Uri Omovich (la comparación con un famoso magnate del fútbol es obligada). Con motivo de la cesión de unas licencias de obra entrarán en contacto, pero el pago de 7 millones de libras del ruso será 'interceptado' sin que él lo sepa por su bella contable Stella (Thandie Newton), quien, por su parte, para llevar a cabo su plan se vale de One Two (Gerard Butler), cabecilla de una banda de los barrios bajos denominada 'Grupo salvaje', que a su vez debe dinero a Jenny. Contar más del argumento no serviría de mucho y además no haría sino enrevesar todavía más la historia, porque la verdad es que Ritchie se pasa esta vez un poquito a la hora de liar las cosas, entrecruzar hilos narrativos y establecer relaciones entre los múltiples personajes. Durante los primeros minutos el espectador queda apresado por el frenético ritmo impuesto por el director, con profusos diálogos, explicaciones con voz en off, música estridente, variedad de personajes y continuos saltos de plano, tanto que pueden dejarle a uno demasiado aturdido. Lo mejor, por tanto, es dejarse llevar sin preguntarse demasiado "¿quién es éste?", "¿qué están buscando esos?" o "¿de qué se conocen esos otros?". Aquí sólo importa la acción, la rapidez, la tensión. Menos mal que atrapan las imágenes creadas por Ritchie, visualmente virtuosas, con gran profusión de recursos técnicos. Todo un antídoto contra el aburrimiento. Dicho esto, se le puede achacar al la película su absoluta falta de seriedad, y la consecuencia es que el olvido de la película puede llegar demasiado pronto. La hondura de la historia es mínima y en realidad todo es como un gran castillo de fuegos artificiales. Los gags humorísticos son frecuentes y no faltan los momentos de violencia, aunque en general se busca con sabiduría el fuera de campo. Destaca sobremanera la larga secuencia del segundo robo, con la persecución de los matones rusos, un verdadero alarde de dirección y montaje, con brutalidad y humor excelentes. También resulta muy ocurrente el recurso al 'macguffin' del cuadro, que acaba por resultar divertidamente misterioso. El reparto coral hace un buen trabajo, especialmente el trío formado por Tom Wilkinson, Gerard Butler y Mark Strong.

6/10
Largo Winch

2008 | Largo Winch

Nerio Winch, uno de los más importantes magnates del mundo de origen bosnio, ha muerto ahogado. Su imperio empresarial corre el riesgo de caer en manos de tipos con pocos escrúpulos, pero el previsor Wich, al que se suponía sin herederos, adoptó años atrás a un niño huérfano en su país. De modo que el aventurero Largo Winch, quien nunca tuvo una relación fluída con su padre –se veía como una pieza en sus planes–, es quien en teoría controla el conglomerado, pero un traficante de armas que quiere dedicarse a negocios honorables lanza una oferta de compra hostil que puede complicar mucho las cosas. Adaptación de las aventuras del cómic de Jean Van Hamme y Philippe Francq. Aunque se trata de una producción vistosa, con diversos escenarios internacionales y animadas (y bastante violentas) peleas, y las intrigas empresariales captan el interés, el balance es más bien negativo. El romo protagonista encarnado por Tomer Sisley carece de chispa, y las motivaciones de los villanos, con sus traiciones y demás, no están justificadas, resultan bastante gratuitas; es curioso que ni siquiera los lazos afectivos con la familia que cuidó de Largo siendo niño conmueven lo más mínimo.  Tampoco una actriz de la talla de Kristin Scott Thomas es capaz de elevar la película por encima de su innegable medianía.

4/10
Bathory: La condesa de sangre

2008 | Bathory

Finales del XVI. La esposa de Ferenc Nadasdy, Erzsébet Báthory –una mujer de gran belleza–, es acusada de ser adicta a la sangre de jóvenes doncellas. Drama medieval que se inspira lejanamente en el personaje real y que da una vuelta de tuerca la leyenda, pues supone que las acusaciones que sufrió la condesa fueron orquestadas por un noble rival, el palatino Turzo. Sea como fuere, la condesa Bathory está considerada desde entonces como una de las mayores asesinas de la historia, en la sangre de sus jóvenes víctimas buscaba la eterna juventud. Protagoniza con carácter la actriz inglesa Anna Friel (¡Goool!).

4/10
Las vacaciones de Mr. Bean

2007 | Mr. Bean's Holiday

Mr. Bean nació en una serie televisiva británica a comienzos de los 90, convirtiendo en una celebridad mundial a su protagonista, el cómico Rowan Atkinson. En 1997, Mr. Bean dio el salto a la gran pantalla, en Bean, lo último en cine catastrófico. Desde entonces, Atkinson ha encarnado a otros personajes, igualmente histriónicos y desastrosos, en títulos como Johnny English y Secretos de familia, que han dado buenos resultados en taquilla, pero que no han logrado igualar en popularidad a las aventuras de Mr. Bean. La anterior película respetaba poco el original de la pequeña pantalla, donde el personaje apenas mascullaba alguna palabra, y todo el humor se basaba en gags que recordaban a las comedias mudas de Buster Keaton y Charles Chaplin. Tampoco acababa de funcionar el hecho de que fuera una historia larga, cuando al personaje le iban mejor los sketches de corto recorrido. Conscientes de tales defectos, los guionistas, el desconocido director Steve Bendelack y el propio Rowan Atkinson se han puesto de acuerdo para solucionarlos. El protagonista sólo dice tres palabras en todo el film, y además, éste tiene estructura de ‘road movie’, lo que permite engarzar situaciones aisladas de lo más dispares, que aún así hacen avanzar el conjunto. Los demás personajes, apenas hablan, o lo hacen en francés o ruso.  En tiempos de la comedia zafia y grosera estilo Borat, se agradece un humor sano, de corte clásico, deudor de los cómicos citados y del francés Jacques Tati, pues el título homenajea claramente a su película Las vacaciones del señor Hulot. Aunque sus pretensiones son mínimas, responde sobradamente a las expectativas de un público que busca ‘echar unas risas’. A veces, consigue que al espectador se le salten las lágrimas, como en la secuencia del restaurante, y la del autostop.

5/10
Los abandonados

2006 | Los abandonados

Hace más de una década, Nacho Cerdá se perfiló como la gran esperanza blanca del fantaterror español con sus cortos Genesis y Aftermath, violentos pero visualmente impactantes. También es sospechoso de haber dirigido las falsas imágenes de una supuesta autopsia a un alienígena de Roswell, que dieron la vuelta al mundo. Sin embargo, Cerdà ha tardado muchos años en llevar a buen término su puesta de largo, tras involucrarse en varios proyectos que se fueron a pique. Los abandonados es una cinta atípica, que el director español ha filmado en inglés en Bulgaria, a donde se desplazan últimamente los equipos de muchas producciones internacionales, para reducir costes. Los actores proceden de diversos países, y muestran su eficacia a pesar de ser prácticamente desconocidos. Sigue los pasos de Marie, una productora de cine estadounidense, que regresa a Europa del Este, al lugar en el que nació. Aunque fue adoptada por una familia, le acaban de comunicar que ha fallecido su madre biológica, a la que nunca conoció, y que ésta le ha dejado como herencia una vieja granja aislada en medio de las montañas. El camión en el que viaja hasta ese lugar sufre un percance, y Marie se ve obligada a pasar la noche en su nueva propiedad. Allí, será testigo de inquietantes fenómenos sobrenaturales, y descubrirá que tiene un hermano gemelo. Cerdá se muestra desesperanzado y fatalista, no deja ni un resquicio de luz para sus personajes. Logra una factura técnica impecable, y materializa algunas ideas originales, como los zombies, réplicas de los protagonistas, a los que no pueden dañar, sin sufrir las mismas heridas. Pero el desarrollo es insulso, como ocurre en muchas películas de terror españolas rodadas en inglés, pues se ve desde fuera, sin que los personajes lleguen a implicar emocionalmente al espectador.

4/10
El último asalto (2006)

2006 | The Last Drop

En 1944, cuando la II Guerra Mundial estaba ya muy avanzada, Winston Churchill ideó un plan para acabar la contienda antes de Navidad: enviar a 35.000 soldados detrás de las líneas enemigas, en Holanda. Este film recrea tales sucesos, y narra además cómo un pequeño grupo de británicos tenía además otra misión: la de encontrar un tesoro de oro y numerosas obras de arte escondidas por los nazis. Entretenido film británico que recuerda a Los violentos de Kelly y el más clásico El tren. Dirige Colin Teague, especializado en series televisivas. Entre el reparto destaca la presencia de Michael Madsen (Reservoir Dogs) y Billy Zane (Calma total).

4/10
La prueba del crimen

2006 | Running Scared

Wayne Kramer sorprendió con The Cooler, con William H. Macy interpretando a un gafe. Sigue siendo igual de cenizo el protagonista de este imaginativo thriller, que centra su atención en Joey Gazelle, matón de poca monta, al que le encargan que se deshaga de un revólver. Lo esconde en el sótano, donde se lo roba un amigo de su hijo. Demasiados golpes de mala suerte del personaje y sus familiares y un final metido con calzador están a punto de hacer increíble el film, que también es en exceso truculento. Pero Kramer, dirige su propio guión con mucha pericia y un admirable sentido del suspense. En este sentido, destaca el enfrentamiento del personaje de Vera Farmiga, con unos sospechosos de pederastia. Paul Walker, que también ha participado en Banderas de nuestros padres con Clint Eastwood, demuestra que es capaz de hacer películas de mayor calidad que A todo gas y su secuela. Además, le acompaña el siempre eficaz Chazz Palminteri y el expresivo niño Cameron Bright, experto en personajes escalofriantes, como ha demostrado en Premonición y El enviado.

4/10
El mito de Bourne

2004 | The Bourne Supremacy

Aunque sigue amnésico, Jason Bourne ha logrado enterarse de que era un agente secreto, como James Bond, personaje con el que comparte las iniciales. Tras conseguir escapar de los secuaces de un político al que por lo visto intentó asesinar, y de sus antiguos compañeros del siniestro grupo conocido como Treadstone, Bourne se refugia en la India, con su amada Marie. Allí sufre pesadillas y tiene un fuerte sentimiento de culpa, pues intuye que pudo realizar actos terribles que ni siquiera recuerda. Para colmo de males, Kirill, un implacable asesino relacionado con su pasado reaparece y obliga a Bourne a emprender una huida por diversas ciudades europeas, en el transcurso de la cual descubrirá escalofriantes informaciones sobre actos cometidos por él. Hace dos años, el director Doug Liman sorprendía con El caso Bourne, lograda adaptación de la novela homónima de Robert Ludlum. Desde luego, era un soplo de aire fresco en un panorama cinematográfico dominado por el maniqueísmo, en el que se echaban de menos productos de intriga y acción de calidad. Lo que encontramos aquí es un personaje con dimensión humana, que se las tiene que arreglar sin sofisticados aparatos inventados, y atormentado por la culpa, pues ha sido capaz de cometer los actos más horribles, y ahora sufre sus consecuencias. Esta vez, el productor Frank Marshall mantiene a los protagonistas, y a la mayor parte del equipo técnico, pero cambia al director. Curiosamente, apuesta por el británico Paul Greengrass, autor de Domingo sangriento, un docudrama que reconstruía con realismo el tristemente célebre episodio acontecido en Irlanda del Norte. Y aunque es la primera vez que Greengrass afronta una superproducción estadounidense, lo cierto es que a la cinta le viene al pelo su estilo dinámico y realista, que recuerda a los clásicos del género de los 70, como French Connection. Destacan las persecuciones, que parecen de verdad frente a tanta influencia de los videojuegos imperante en el cine actual. Asimismo, Greengrass también es capaz de imponer un montaje frenético sin que la cinta parezca un videoclip.

7/10
Hellboy

2004 | Hellboy

Durante la Segunda Guerra Mundial, los nazis patrocinan un ritual pagano mediante el que el mismísimo Rasputín pretende traer a la Tierra a un demonio poderoso que les permita ganar la contienda. Algo sale mal, y sólo consiguen traer a un bebé de diablo rojo. Tras ser rescatado por el ejército aliado, será criado como un hijo por el profesor Broom. Convertido en un demonio adulto, socarrón y fumador de puros, Hellboy se hará miembro de una sociedad secreta: el Instituto para la Investigación Paranormal y de Defensa. Esta organización combate el mal y previene la llegada a nuestro mundo de otros demonios. Pero Rasputín reaparece para intentar atraer a Hellboy al lado oscuro. El cineasta mexicano Guillermo del Toro está especializado en cine fantástico, y es el autor de Cronos, Mimic y Blade 2. En esta ocasión toma por los cuernos la adaptación al cine del demoníaco personaje procedente del cómic, al que manifiesta tener un gran aprecio. Al frente de su equipo habitual, que incluye al director de fotografía Guillermo Navarro y al compositor Marco Beltrami, Del Toro logra una modélica ambientación gótica, compone eficaces secuencias de acción, y humaniza a los personajes a pesar de su carácter irreal. Al guión le falta solidez, quedándose a ratos en una acumulación de situaciones artificiosas. Se juega bien la carta del humor, pero se habría agradecido un mejor aprovechamiento del potencial dramático del personaje, con complejo de culpa porque en realidad es un demonio. De todas formas, por su alta calidad técnica apasionará a los aficionados al cómic e incondicionales del cine fantástico. Para ellos sale también a la venta la edición del coleccionista, que incluye una estatuilla de Hellboy y el Director’s Cut, un montaje distinto al que se vio en los cines.

5/10
El monje (2003)

2003 | Bulletproof Monk

En un monasterio del Himalaya, un monje es seleccionado cada sesenta años para cuidar un viejo pergamino sagrado, que concede la juventud eterna a quien lo lee. Durante la Segunda Guerra Mundial, el monasterio es destruido, y el portador del manuscrito vaga por la gran ciudad en busca de su sustituto. Según las profecías se trata de Kar, un joven ladronzuelo de poca monta. Ambos deberán proteger el manuscrito de un siniestro individuo que lleva años buscándolo. Espectacular cinta de artes marciales, con imaginativas secuencias de acción acrobática, que empareja a dos actores muy dispares. Chow Yun-Fat, protagonista de Tigre y dragón, es un especialista en películas de artes marciales, mientras que Seann William Scott está asociado a comedias como Colega, ¿dónde está mi coche? o Evolution. Producida por uno de los directores más punteros del género de acción, John Woo, se basa en el cómic homónimo publicado en Estados Unidos a finales de los 90, en los que por cierto se hablaba del personaje del monje como de una leyenda, pero éste no intervenía en la trama.

5/10
Blade II

2002 | Blade II

Al igual que Sherlock y Moriarty, o Superman y Lex Luthor, Blade y los vampiros son enemigos eternos. Pero el vampirismo hace extraños compañeros de ataúd, y el famoso cazavampiros, mestizo entre hombre y Nosferatu, debe unirse a sus rivales cuando entran en escena unas extrañas criaturas, los Reaper, que como el que roba a un ladrón, chupan sangre a los humanos, pero también a los otros chupasangres. Para liquidar esta amenaza que puede acabar en poco tiempo con todos los sufridos habitantes de la Tierra, Blade se une al grupo que se ha formado para combatirlos, compuesto por Nyssa, una atractiva vampiresa guerrera y varios soldados de élite. Antes de que los X-Men y Spider-Man arrasaran en la taquilla, Blade se convirtió en el primer superhéroe de la factoría Marvel con éxito en los cines. La secuela no podía tardar, y los productores encargaron un guión al artífice de la primera parte, David S. Goyer, que ahora se lo ha trabajado muchísimo más. La realización le fue encargada al mexicano Guillermo del Toro, que encadenó este rodaje en Hollywood con el de El espinazo del diablo en nuestro país. El cineasta aportó una cuidada ambientación que bebe de fuentes tan dispares como el cómic japonés, las películas de acción de Hong Kong y el expresionismo alemán (los malos son primos del legendario Nosferatu de Murnau). Por supuesto no habría habido secuela de Blade sin el actor que parece haber nacido para darle vida, Wesley Snipes, que sigue demostrando su entrenamiento en artes marciales como el kung fu y la técnica brasileña conocida como capoeira. El reparto incluye además una sorpresa para los aficionados al cine españoles: la presencia del amiguete Santiago Segura.

5/10
15 minutos

2001 | Fifteen Minutes

Al inspector de homicidios Eddie Fleming (Robert De Niro) le encanta salir en los medios de comunicación. Un asesinato relacionado con un incendio le obliga a colaborar con Jordy Warsaw (Edward Burns), un bombero al que no le gusta nada el circo mediático. Aunque surgen ciertas suspicacias, ambos detectan a Emil y Oleg, dos asesinos recién llegados del Este de Europa, que cometen crímenes sin ton ni son. Emil, que advierte la sed de morbo de la opinión pública, ha trazado un siniestro plan: cometer asesinatos atroces que Oleg graba en vídeo, para forrarse con la exclusiva de su historia. Y luego alegar locura para librarse del merecido castigo. ¿Se saldrán estos tipos con la suya? El director y guionista John Hersfeld traza, impregnada de un humor muy negro, una feroz crítica a la sociedad actual, ávida de información escabrosa. Él lo tiene muy claro y explica con cierto pesimismo: “Nos encontramos en una cultura en la que nadie se hace responsable de sus actos y todo el mundo quiere ser reconocido por nada.” De Niro, además de ser coprotagonista, produce el film. Le acompaña el director y actor Burns, quien asegura que, incluido él, “cualquier actor joven daría su brazo derecho por rodar con De Niro”.

4/10
El anillo del dragón

1994 | Desideria e l'anello del drago

Últimos tráilers y vídeos