IMG-LOGO

Biografía

Mark Robson

Mark Robson

64 años ()

Mark Robson

Nació el 04 de Diciembre de 1913 en Montreal, Québec, Canadá
Falleció el 20 de Junio de 1978 en Londres, Reino Unido

Canadiense en Hollywood

27 Diciembre 2011

Rodó excelentes películas, sobre todo en los 50 y dirigió a grandes estrellas como Paul Newman, Grace Kelly, Dana Andrews, Kirk Douglas y Humphrey Bogart. Mark Robson tiene un lugar de oro en el corazón de todos los cinéfilos.

Nacido el 4 de diciembre de 1913 en Montreal, Québec, Mark Robson abandonó pronto Canadá para trasladarse a Estados Unidos de cara a estudiar Ciencias Políticas en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). Después estudió Derecho en la Pacific Coast University.

Empezó a trabajar en la industria del cine como empleado del departamento de propiedades de 20th Century Fox. De ahí pasó al departamento de dirección artística de RKO, donde acabó reciclándose en montador. Con otro joven destinado a convertirse en un gran realizador, Robert Wise, montó la legendaria Ciudadano Kane, y también El cuarto mandamiento, que por imperativo de los estudios fue horriblemente mutilada.

A continuación, Robson fichó por el productor Val Lewton, en cuya factoría editó varias de las mejores películas de Jacques Tourneur, como La mujer pantera o Yo anduve con un zombie. Fue Lewton quien le dio su primera oportunidad como realizador en el ámbito del terror, especialidad de la casa, con La 7ª víctima y El barco fantasma. Uno de los grandes del género, Boris Karloff, rodó a sus órdenes La isla de los muertos y Bedlam, hospital psiquiátrico, donde el canadiense también ejerció como coguionista.

Cuando finalizó su asociación con Lewton se unió a otro de los grandes productores de todos los tiempos, Stanley Kramer, que le fichó para dirigir El ídolo de barro, uno de sus mejores trabajos, con Kirk Douglas como camarero que se reconvierte en boxeador. Kramer le produjo Home of the Brave y Samuel Goldwyn el melodrama Mi loco corazón.

Los 50 son los años de esplendor de Robson, que empieza a producir sus proyectos, y rueda la práctica totalidad de sus títulos más conocidos, como la comedia Phffft!, el film bélico Los puentes de Toko-Ri, el film pugilístico Más dura será la caída, que supone la última aparición en cine de Humphrey Bogart, y el folletín El valle de las muñecas. Obtuvo por entonces dos candidaturas al Oscar al mejor director, por el melodrama Vidas borrascosas, con Lana Turner, y por el drama con Ingrid Bergman El albergue de la sexta felicidad.

Desde entonces, el realizador –del que se desconocen bastante los detalles de su vida privada– se prodigó mucho menos, aunque abordó todo tipo de géneros, pues filmó la cinta de suspense deudora del cine de Alfred Hitchcock El premio, el film bélico El coronel Von Ryan, el drama El valle de la muñecas y la cinta catastrofista Terremoto.

Mientras rodaba El tren de los espías en Londres sufrió un ataque al corazón que dio al traste con su vida. Ocurrió el 20 de junio de 1978, cuando contaba con 64 años de edad. El director Monte Hellman se encargó de terminar su film póstumo.

Filmografía
El tren de los espías

1979 | Avalanche Express

El jefe de la policía secreta de la Unión Soviética ha estado trabajando durante mucho tiempo como 'topo' para las potencias occidentales. Cuando su situación se vuelve desesperada y está a punto de ser descubierto, decide pedir ayuda al gobierno de los Estados Unidos. Para ayudarle se forma una organización especial denominada "El círculo Sparta" que le protegerá en un largo y peligroso viaje en tren que ha de recorrer toda Europa. Basada en la novela de Colin Forbes, cuenta con un guión de Abraham Polonsky que fue uno de los nombres más conocidos de la "caza de brujas". Tanto su director, Mark Robson (65 años) como su actor principal Robert Shaw (51 años) fallecieron de un ataque al corazón antes de terminar el rodaje del film.

5/10
Terremoto

1974 | EarthQuake

El cine norteamericano suele dramatizar los sucesos más relevantes de su historia. Esta vez le tocó el turno a los dramáticos efectos que produjo el terremoto ocurrido en el Sur de California, que casi destruye Los Ángeles, en la mañana del 9 de febrero de 1971. Para asegurar la calidad, el productor Jennings Lang contrató a Mario Puzo, novelista y guionista que acababa de triunfar con El padrino. Los actores son competentes, en especial el mítico Charlton Heston (Ben-Hur, Los diez mandamientos).

4/10
Feliz cumpleaños, Wanda June

1971 | Happy Birthday, Wanda June

A Harold todos lo daban por muerto después de ocho años. Sin embargo, el famoso deportista y escritor vuelve a casa y se da cuenta de que nada es como antes. Entre otras cosas, su mujer está a punto de casarse con un médico. Película que, al igual que Náufrago de Robert Zemeckis, retrata el regreso frustrado al hogar.  A Ulises se le hizo tarde y Penélope se cansó.

5/10
El valle de las muñecas

1967 | Valley of the Dolls

Ácida y frívola mirada hacia el mundo del espectáculo, en especial en lo que tiene que ver con la corrupción de las mentes superficiales e inmaduras que sólo buscan el éxito exterior. La historia se basa en una novela de la escritora Jacqueline Susann, de quien más tarde también se adaptaría la sórdida historia Once Is Not Enough. El guión se centra principalmente entre chicas jóvenes que pretenden triunfar en el mundo del espectáculo. Un cáncer deprimirá seriamente a Jennifer, que ve cómo su futuro como actriz pornográfica se tambalea; la cantante Neely se hará adicta a las pastillas, mientras que la remilgada Anne trabajará para hacer anuncios publicitarios; y Helen no descansará hasta salir adelante, etc. Destaca el nutrido reparto de actrices, con nombres como Susan Hayward, Sharon Tate o Patty Duke.

4/10
Mando perdido

1966 | Lost Command

Tras haber fracasado en su campaña bélica en Indochina, el militar Pierre Raspeguy retorna a Francia dispuesto a que los altos mandos le concedan otra oportunidad para enmendar su error y liderar un batallón que aniquile a los terroristas de la guerra de Argelia. Adapción de la novela 'Les centurions', de Jean Lartéguy, que, rodada en escenarios naturales y con un reparto internacional (Anthony Quinn, George Segal, Michèle Morgan, Maurice Ronet, Alain Delon y Claudia Cardinale) fue bastante bien recibida en taquilla. Una crítica –no muy feroz, eso sí– contra la actitud del gobierno galo en los conflictos de sus antiguas colonias es una de las partes más interesantes del largometraje. La otra es la música de Franz Waxman y la fotografía realista de Robert Surtees.

6/10
El coronel Von Ryan

1965 | Von Ryan's Express

Frank Sinatra es el protagonista absoluto de este film, que recrea la arriesgada fuga de un grupo de prisioneros durante los últimos días de la II Guerra Mundial. La historia comienza cuando, durante uno de los múltiples combates de los aliados contra los nazis, el coronel Joseph Ryan -personaje interpretado por Frank Sinatra-, es derribado y captura por el enemigo, por lo que es enviado a un campo alemán de prisioneros americanos e ingleses. Allí, resulta ser el oficial de mayor graduación, por lo que releva en el mando al oficial británico, que había ejercido esa función hasta el momento. Sus métodos, casi tiránicos, le hacen recibir el apodo de Coronel Von Ryan. En poco tiempo, elabora un complejo plan de fuga que consiste en apoderarse de un tren, en el que todos viajarán desde Italia hasta Suiza. Cuando finalmente lo consiguen, los nazis no reparan en medios para intentar detenerles, por lo que se produce una persecución que se extiende a toda Europa. Mark Robson es un director especializado en persecuciones en tren (El tren de los espías) que, en esta ocasión consigue una amena historia que buenos momentos en las secuencias de acción. Del reparto destaca el siempre correcto Trevor Howard y, como curiosidad, contiene la aparición de una jovencísima Raffaella Carrà, posteriormente dedicada a la presentación de programas televisivos.

6/10
El premio

1963 | The Prize

Andrew Craig es un joven y guapo vividor que acude a Estocolmo para recibir el premio Nobel de literatura. En la ciudad sueca, se ve inmerso en una confabulación contra el Dr. Stratman, un científico también premiado al que van a raptar. Magnífico thriller protagonizado por el galán Paul Newman, muy al estilo de Cortina rasgada, que rodaría en 1966 a la órdenes de Hitchcock. En este caso, el film tiene buenas dosis de misterio y humor, logrando una película redonda, interesante y entretenida. Gran trabajo de Newman, de Edward G. Robinson y de una guapísima Elke Sommer.

7/10
Desde la terraza

1960 | From the Terrace

Un joven financiero de Wall Street (Paul Newman) está obsesionado con ganarse el respeto de su padre, para lo cual su único camino reside en conseguir el mayor éxito profesional posible. Este empeño le hace olvidarse de su vida personal totalmente, por lo que su mujer (Joanne Woodward) comienza una relación adúltera. Paradójicamente, la misma situación fue la causa de que el matrimonio de sus padres se rompiese, por lo que su madre se fue de casa y acabó arruinada, convertida en una mujer alcohólica y promiscua. El joven financiero se encuentra desesperado, pero cuando cree que sus problemas no tienen solución recibe la ayuda inesperada de una bella y honesta joven, gracias a la cual comienza a poner orden en su vida. La mejor son las interpretaciones de Paul Newman y de su mujer en la vida real, Joanne Woodward. Ambos consiguen dar una credibilidad impresionante a sus personajes. Con la experta dirección de Mark Robson, productor además de la película, el resultado final es un sombrío drama que trata en profundidad las relaciones extraconyugales. El excelente guión es obra de Ernest Lehman, que adaptó con soltura una exitosa obra homónima del escritor John O'Hara.

5/10
El albergue de la sexta felicidad

1958 | The Inn Of The Sixth Happiness

Biopic de Gladys Aykward, una generosa mujer cristiana que abandonó Inglaterra para atender a los pobres de China. Memorable trabajo de Ingrid Bergman, en una película que recuerda a Ana y el rey.

5/10
La cabaña

1957 | The Little Hut

El matrimonio Ashlow –Lady Susan y Sir Philip– y un amigo de ambos sufren un naufragio. Logran salvar la vida alcanzando una isla desierta. Una vez allí se las tendrá que arreglar para sobrevivir. Divertida adaptación teatral con un trío de actores de auténtico lujo. La historia responde a la vieja idea de ver cómo se las apañan varios personajes fuera de su hábitat natural.

5/10
Vidas borrascosas

1957 | Peyton Place

Brillante adaptación de la desgarradora novela de Grace Metalious, sobre los acontecimientos que suceden en un idílico pueblo de New Hampshire. Allí las familias luchan por inculcar las buenas costumbres entre sus hijos, pero los escándalos se suceden. Las cosas se disparan cuando un hombre alcoholizado abusa de su hijastra. La película es digna de los conflictivos melodramas de los años 50, llenos de secretos, crímenes vergonzosos y personajes con dobles caras. Lana Turner está radiante y la película fue nominada a la friolera de nueve Oscar.

6/10
Más dura será la caída

1956 | The Harder They Fall

El duro Bogart es un periodista corrupto que ayuda a amañar combates. Tan bien lo hace, que tiene engatusado a Toro Moreno, un boxeador del montón, pero que a medida que gana combates, se cree el dueño y señor del ring. Pero tendrá ocasión de desengañarse. Clásico del cine de boxeo, donde Humphrey Bogart compone un personaje memorable, que poco a poco se cuestiona la moralidad de sus actos. Mark Robson ya había abordado antes este submundo en la estupenda El ídolo del barro.

7/10
La furia de los justos

1955 | Trial

Angel es un muchacho mexicano que es acusado haber violado y matado a una chica, por lo que le condenan a la pena de muerte y se convierte en el punto de mira de todo el pueblo. El abogado Barney (Arthur Kennedy), está dispuesto a demostrar su inocencia, aunque en realidad, intenta beneficiarse del caso y utilizarlo para su campaña comunista. Mark Robson (Infierno bajo cero, Vidas borrascosas) dirige con solvencia este drama social que destaca por un buen guión y una música notable. Los intérpretes ponen el resto, sobresaliendo el magnífico Glenn Ford (Gilda). El film trata temas como la verdad, el racismo y los intereses propios que a veces se disfrazan de justicia. Arthur Kennedy estuvo nominado al Oscar al mejor actor.

6/10
Atraco en las nubes

1955 | A Prize of Gold

Durante la II Guerra Mundial, un sargento americano intenta apoderarse de un cargamento de oro nazi en Berlín. Richard Widmark protagoniza una correcta cinta de aventuras bélicas, basada en la novela de Max Catto.

5/10
Los puentes de Toko-Ri

1955 | The Bridges at Toko-Ri

Una emocionante película de aventuras bélicas, protagonizada por un brillante elenco de artistas. Las vidas de los personajes interpretados por William Holden, Grace Kelly, Mickey Rooney y Fredric March, se ven entremezcladas por la terrible Segunda Guerra Mundial. Estrenada un año en el que destacaron películas míticas como Ha nacido una estrella, de George Cukor, o La ley del silencio, del controvertido Elia Kazan. Su protagonista femenina, la bella Grace Kelly, daría vida ese mismo año a la elegante modelo Lisa Carol en La ventana indiscreta, de Alfred Hitchcock. Dos años después abandonaría el mundo del cine al contraer matrimonio con el príncipe Rainiero III de Mónaco.

6/10
Infierno bajo cero

1954 | Hell Below Zero

El oficial Duncan viaja en un barco hacia Ciudad del Cabo con el objetivo de cerrar unos asuntos que tiene pendientes. Durante el trayecto conoce a una mujer llamada Julie que viaja con la intención de investigar el asesinato de su padre, y Duncan le ayudará, a la vez que ambos deshojan la margarita. Además, el oficial se unirá a una tripulación de un barco ballenero. Aventuras heladas y cálido romance es lo que ofrece esta película de Mark Robson (Los puentes de Toko-Ri). Destacan las imágenes, casi documentales, de la caza de las ballenas. Alan Ladd (La novia de acero) es el sagaz protagonista y la chica de turno es Joan Tetzel, alabada actriz de teatro.

4/10
Phffft!

1954 | Phffft

Desigual comedia, a pesar de contar con un guión de George Axelrod, que colaboró al año siguiente con Billy Wilder en La tentación vive arriba, además de ser el autor del libreto de Desayuno con diamantes. Ni siquiera la presencia como protagonistas de Jack Lemmon y Judy Holliday logran que levante el vuelo esta historia de un matrimonio que tras ocho años de convivencia deciden divorciarse, pues han descubierto que se aburren juntos mortalmente. Pero su recién estrenada segunda soltería les hace descubrir que la recuperada libertad no les da felicidad, en realidad siguen enamorados el uno del otro.La trama ofrecía puntos suficientes para el enredo y bueno, algún gag logrado hay, por ejemplo la primera vez que coinciden los ex esposos en un restaurante, una situación embarazosa, o el mostacho de 'latin lover' que se deja Lemmon para crearse una nueva personalidad. Pero en general falta 'timing' alocado a esta película, y ciertamente no parecía ser Mark Robson, un director que brilla en títulos dramáticos como El ídolo de barro o Más dura será la caída, el más indicado para llevar a buen puerto esta comedia que, en el mejor de los casos, no pasa de correcta.

3/10
Retorno al paraíso

1953 | Return to Paradise

En una isla de Polinesia, un aventurero recién llegado se gana la confianza de la población enfrentándose al gobernador local. Pequeño film protagonizado por el mítico Gary Cooper.

5/10
Nuevo amanecer

1951 | Bright Victory

Durante la Segunda Guerra Mundial, el sargento Larry queda ciego, por lo que es llevado a un hospital militar. Allí se encuentra con otros compañeros heridos en batalla. Drama bélico protagonizado por Arthur Kennedy, que optó al Oscar al mejor actor. Dirige Mark Robson (Retorno al paraíso, Vidas borrascosas).

5/10
No quiero decirte adiós

1951 | I Want You

Dos hermanos que residen en una pequeña población del Este de los Estados Unidos, trabajan para la empresa de construcción de su padre. Cuando estalla la Guerra de Corea, ambos son reclutados por el ejército, lo que provoca la desesperación de la novia del primero y la esposa del segundo. Conmovedor drama que muestra los efectos de la guerra en una típica familia. El mítico Dana Andrews (Laura) realiza una de sus mejores interpretaciones. Obtuvo una nominación a los oscar en el año 1951.

6/10
El ídolo de barro

1949 | Champion

Midge Kelly recorre California en busca de fortuna con su hermano inválido. Consigue trabajo en un restaurante, se enamora de la hija del propietario, y se casa con ella. Un cliente del local, representante de boxeo, aprecia las habilidades pugilísticas de Midge y le propone convertirse en boxeador profesional. Stanley Kramer produce esta excepcional mirada al mundo del boxeo, que advierte del lado oscuro del éxito. Impresionante trabajo de Kirk Douglas, como un tipo que deja de lado a los suyos, cegado por su meteórico ascenso. Mark Robson retomaría los temas de este film en Más dura será la caída, otro imprescindible drama de boxeo.

7/10
Roughshod (Sin contemplaciones)

1949 | Roughshod

Dos hermanos conducen su ganado por Sonora. Como son unos caballeros, aceptan escoltar a unas vedettes cuyo carruaje ha sufrido un percance. Simpático western, donde destaca Gloria Grahame.

4/10
Fiel a tu recuerdo

1949 | My Foolish Heart

Una mujer, en apariencia felizmente casada, vive sumida en la tristeza. Esta situación le lleva a recordar el pasado, cuando dejó pasar la oportunidad de disfrutar de una vida dichosa. Su memoria la conduce hasta 1941, en los días en que vivía un maravilloso romance. Sin embargo, algo se torció en el camino. El interesante Mark Robson (Más dura será la caída) firma un interesante drama, con guión de los hermanos Epstein, reponsables del libreto de la mítica Casablanca, protagonizado por Dana Andrews (Los mejores años de nuestra vida) y Susan Hayward.

4/10
Bedlam, hospital psiquiátrico

1946 | Bedlam

Film producido por Val Lewton, que también firma el guión con uno de sus directores habituales, Mark Robson. La historia está inspirada por un cuadro de William Hogarth del siglo XVIII, dedicado al hospital psiquiátrico de Bedlam. En pleno siglo de las luces, donde se supone que la razón impera por doquier, la institución es empleada para deshacerse de personas incómodas, alegando su supuesta locura, o para entretenimiento de nobles ociosos, que ríen con los hábitos impredecibles de los locos. El señor Sims, director del centro, no es inocente al respecto. Y Nell, cortesana arrimada a un lord, tampoco muestra demasiada compasión. Pero provocada por Sims, y animada por el ejemplo de un cuáquero, aprenderá a tener lástima de los enfermos, y descubre detrás de ellos a seres humanos. Lo que contraría sobremanera a Sims, que se las arregla para que declaren loca a Nell y la recluyan en el manicomio. Si Boris Karloff sabe componer a las mil maravillas uno de esos personajes siniestros a los que nos tiene acostumbrados, la que más nos sorprende es Anna Lee como la dama en peligro que aprende a compadecerse del prójimo, con unas cuantas escenas donde despunta el ingenio de sus agudas frases. Ayudan a componer la necesaria atmósfera siniestra los locos, bien definidos con algunos rasgos de asombrosa lucidez, que hacen creíble la escena del juicio y su implacable venganza.

6/10
La isla de la muerte (La isla de los muertos)

1945 | Isle of the Dead

1912. La guerra europea se libra, entre otros lugares, en Grecia. Allí el exigente y torturado general Nikolas Pherides ha lograda una importante victoria, lo que no le impide empujar a uno de sus hombres al suicidio por lo que considera un comportamiento deshonroso. Poco después, en compañía de un periodista americano, visita una isla cercana donde está enterrada su esposa. Ambos deberán permanecer forzosamente en la isla con los habitantes de una casa, debido a una plaga de septicemia. Allí se desatan miedos atávicos -la siniestra Kyra atribuye la enfermedad a la vorvolaka. siguiendo supersticiones locales-, que empujan a plegarias paganas, o a oraciones más sencillas, o a buscar una mirada puramente racional sl problema. La obligada convivencia aumenta progresivamente la tensión de las relaciones entre unos y otros. Esmerada producción de Val Lewton, con su ambientación terrorífica tan característica, a la que ayuda no poco la presencia del siempre inquietante Boris Karloff. Mark Robson sabe crear la atmósfera adecuada para la historia, con los debates clásicos fe-razón, y un dibujo adecuado de personajes, sobre todo los siniestros. Ideas como el miedo a ser enterrada viva de la señora St. Aubyn, o las dudas de la joven Thea acerca de la vorvolaka, se revelan muy eficaces.

6/10
Juventud salvaje (1944)

1944 | Youth Runs Wild

Curiosa y atípica producción de Val Lewton, pensada para prevenir la delincuencia juvenil, un problema acuciente en los años de la Segunda Guerra Mundial, cuando las ocupaciones de los combatientes y sus familias `distraían´ a los muchachos, llevándoles por el buen camino. Es lo que dice el film muy gráficamente en su arranque, cuando un camión que avanza marcha atrás derriba una señal de tráfico que pide precaución, por ser una zona transitada por niños. La trama se centra básicamente en dos jóvenes novios, que se ven afectados por las malas compañías, mientras sus padres no les prestan toda la atención que debieran. Aunque la intención pedagógica resulta demasiado obvia es un film digno, temprano trabajo del director de El ídolo de barro y Más dura será la caída.

4/10
La 7ª víctima

1943 | The Seventh Victim

Debut en la dirección de Mark Robson, en la RKO, y de Kim Hunter (Un tranvía llamado Deseo) como actriz de cine. Cuenta los intentos de Mary por encontrar a su hermana Jacqueline, desaparecida sin dejar ninguna pista de su paradero. Cuando entra en la habitación que ocupaba en un motel, encuentra una silla, y una soga colgadada del techo que le hacen temer lo peor. A medida que indaga más, encuentra al hombre que amaba a su hermana; pero extrañas pistas parecen indicar que ha caído en las garras de una siniestra secta. Se trata de una correcta producción de Val Lewton, de fotografía muy contrastada y característica, donde Robson da pruebas de que sus tareas como montador le habían dado oficio más que suficiente para crear una atmósfera desasosegante.

5/10
El barco fantasma

1943 | The Ghost Ship

Tom Merriam culpa al capitán del barco al que acaba de incorporarse como tercero de a bordo, de negligencia en la muerte accidental de un marinero. Su punto de vista parece bien fundado, pero el resto de la tripulación, movido por una especie de temor reverencial, hacen piña a favor de su capitán.  Segundo trabajo del director Mark Robson, que pasó de montador de RKO a dirigir thrillers como éste. Como en La 7ª víctima, se trata de una producción de Val Lewton, con el mismo operador de fotografía y músico, lo que se nota en la creación de una atmósfera inquietante, muy adecuada para una trama de ambiguo capitán, molesto de que se cuestione su autoridad, que recuerda al creado por Humphrey Bogart para El motín del Caine. La ambientación del barco y la actitud de los marineros -genial el recurso de la voz en off para el tripulante mudo- está en la mejor tradición de historias sobre el mar como la concebida por Herman Melville en "Moby Dick".

6/10
Bedlam, hospital psiquiátrico

1946 | Bedlam

Film producido por Val Lewton, que también firma el guión con uno de sus directores habituales, Mark Robson. La historia está inspirada por un cuadro de William Hogarth del siglo XVIII, dedicado al hospital psiquiátrico de Bedlam. En pleno siglo de las luces, donde se supone que la razón impera por doquier, la institución es empleada para deshacerse de personas incómodas, alegando su supuesta locura, o para entretenimiento de nobles ociosos, que ríen con los hábitos impredecibles de los locos. El señor Sims, director del centro, no es inocente al respecto. Y Nell, cortesana arrimada a un lord, tampoco muestra demasiada compasión. Pero provocada por Sims, y animada por el ejemplo de un cuáquero, aprenderá a tener lástima de los enfermos, y descubre detrás de ellos a seres humanos. Lo que contraría sobremanera a Sims, que se las arregla para que declaren loca a Nell y la recluyan en el manicomio. Si Boris Karloff sabe componer a las mil maravillas uno de esos personajes siniestros a los que nos tiene acostumbrados, la que más nos sorprende es Anna Lee como la dama en peligro que aprende a compadecerse del prójimo, con unas cuantas escenas donde despunta el ingenio de sus agudas frases. Ayudan a componer la necesaria atmósfera siniestra los locos, bien definidos con algunos rasgos de asombrosa lucidez, que hacen creíble la escena del juicio y su implacable venganza.

6/10

Últimos tráilers y vídeos