IMG-LOGO

Biografía

Michelangelo Antonioni

Michelangelo Antonioni

94 años ()

Michelangelo Antonioni

Nació el 29 de Septiembre de 1912 en Ferrara, Emilia-Romagna, Italia
Falleció el 30 de Julio de 2007 en Roma, Italia

Premios: 1 Oscar (más 5 premios)

Incomunicado estoy

31 Julio 2007

Michelangelo Antonioni, uno de los grandes del cine italiano, ha muerto a los 94 años de edad en su residencia de Roma, el 30 de julio, exactamente el mismo día que nos dejaba Ingmar Bergman, otro de los grandes maestros. Provocador nato, detestado por una parte del público por las largas tomas de sus personajes en silencio, él mismo era consciente de que hacía cine para minorías. En su filmografía, de enorme valor estético, trató temas de calado como la incomunicación, el desarraigo y el vacío existencial del hombre en la sociedad moderna.

Nacido en Ferrara, al norte de Italia, el 21 de septiembre de 1912, en el seno de una familia de clase media, Michelangelo Antonioni fue desde pequeño un estudiante modélico, y se licenció en Economía, por la Universidad de Bolonia. Apasionado por el cine, se dedicó en un primer momento a la crítica cinematográfica en la revista Cinema, ocupación que cambiaría a principios de los 40 por la de realizador, adelantándose más de una década a los críticos reconvertidos en directores de la Nouvelle Vague francesa. Primero fue ayudante de dirección de Marcel Carné en la memorable Los visitantes de la noche, y a continuación ejerció como guionista, colaborando con maestros italianos como Rossellini, De Santis y Fellini. Rodó varios cortos documentales (Gente del Po, Nitidez Urbana, La amorosa mentira, Superstición) antes de debutar en el largometraje con Crónica del amor, un drama sobre el adulterio protagonizado por Lucía Bosé. Tras La dama sin camelias, Los vencidos y Amor en la ciudad, se consagra con Las amigas, memorable adaptación de la novela ‘Las mujeres solas’, de Cesare Pavese, escritor que influyó notablemente en su filmografía. Premiado con el León de Plata en Venecia al mejor director, en 1955, este drama aborda de un modo pesimista la complejidad de las relaciones humanas, a través de la amistad entre la dueña de una tienda de modas y sus clientas.

“Mis películas antiguas me han hecho sentir como un padre con sus hijos. Nacen, las ves crecer y al final hacen su propia vida”, comentó el cineasta con respecto a sus películas de los 50. En esta época dirigió El grito, sobre las amargas consecuencias de la infidelidad matrimonial. A continuación inició su célebre trilogía sobre mujeres contemporáneas, formada por La aventura, La noche y El eclipse, protagonizadas entre otros grandes intérpretes por Monica Vitti, que se convirtió en su actriz fetiche. En ellas ensaya la fórmula del antiargumento, pues se distinguen por su trama escasa. En 1964 dirige su primera película en color, El desierto rojo, en la que Monica Vitti vuelve a ponerse a sus órdenes para encarnar a la esposa del director de una fábrica en estado de shock tras sufrir un accidente. El cineasta se fue a Gran Bretaña para rodar en inglés Blow Up, thriller inspirado por el cuento ‘Las babas del diablo’, de Julio Cortázar, sobre un frívolo fotógrafo londinense que investiga una inquietante imagen captada por su cámara. En EE.UU., Antonioni rodó el drama Zabriskie Point, y en coproducción con Francia, Italia y España filmó El reportero, con Jack Nicholson.

Antonioni contrajo matrimonio en los años 40 con Letizia Balboni, a la que abandonó por Enrica Fico, secundaria en alguna de sus películas, que le acompañó hasta su muerte. Fue ella quien le ayudó cuando en 1994 decidió regresar al cine, a pesar de que una grave enfermedad le había dejado parapléjico para sacar adelante Más allá de las nubes, codirigida por Wim Wenders. Su último trabajo, de 2004, ha sido el episodio Il filo pericoloso delle cose, de Eros, un tríptico que se completaba con otros dos segmentos de Steven Soderbergh y Wong Kar Wai.

Oscar
1995

Ganador de 1 premio

  • Oscar honorífico

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Filmografía
Eros

2005 | Eros

Film que incluye tres mediometrajes en torno al "eros", amor y sexo, y su confusión. Si a Antonioni se le nota la edad, y Soderbergh juega demasiado al experimentalismo, siempre queda Kar Wai, sin duda lo mejor de la cinta.

5/10
Más allá de las nubes

1995 | Par delà les nuages

Cuatro diferentes historias que tienen el mismo tema central, el amor. Las historias son: "Crónica de un amor que nunca existió", protagonizada por Inés Sastre; "La muchacha, el delito", protagonizada por Sophie Marceau y John Malkovich; "Este cuerpo de barro", protagonizada por Irène Jacob; y "No me busques", protagonizada por Jean Reno. Los diferentes relatos tienen como escenarios Ferrara, Portofino, Aix-en-Provence y París, y están realizadas por dos de los directores más representativos del cine europeo, el italiano Michelangelo Antonioni y el alemán Wim Wenders, que consiguen una atractiva mezcla de estilos.

4/10
Identificación de una mujer

1982 | Identificazione di una donna

Tras su traumático divorcio, Niccolò (Tomas Milian) es un director de cine que busca algo más que una simple actriz protagonista para su siguiente película. En realidad (y como su título indica) busca una mujer a la que identificar con su ex mujer. La búsqueda de este estereotipo creado en la mente de Niccolò hará que vaya cambiando el significado de su película. Filmada con numerosos flahsbacks en la persona del director, la historia mezcla géneros como el cine social, el policiaco, el suspense y, naturalmente, el romántico, con todos los ingredientes de experimentación técnica y subjetivismo artístico propias de su autor. Fue el penúltimo largometraje de Antonioni, ya que a partir de aquí, afectado por una apoplejía, sólo volvería a rodar en compañía de Wim Wenders el sensual drama de historias Más allá de las nubes (1995).

5/10
El misterio de Oberwald

1981 | Il Mistero di Oberwald

Adaptación de la obra teatral de Jean Cocteau, 'El águila de dos cabezas', sobre una reina que, diez años después de la muerte de su esposo, acaba aceptando como su amante a un extraño personaje dispuesto a asesinarla. Ella misma cree que este hombre puede ser la reencarnación del mismísimo Rey. Producida por la televisiva RAI, se rodó en poco más de dos meses en formato videográfico, dando una confusa sensación de pobreza técnica –en especial en el uso de los colores– ,que en nada beneficiaba al tono de la ya de por sí confusa historia.  En algunos países ni siquiera se estrenó en salas de cine, resultando uno de los títulos menos interesantes de su autor. La película recuperaba a Monica Vitti para el cine de Antonioni después de El desierto rojo (1964).

4/10
El reportero (1975)

1975 | Profesione: reporter

Un reportero destacado en África descubre el cuerpo sin vida de un tipo idéntico a él. Y decide suplantarle, sin conocer su relación con terroristas. Antonioni ofrece una extraña intriga, a ratos algo lenta y aburrida, aunque siempre resulte interesante la interpretación de un desconcertado Jack Nicholson. El director se luce con el largo plano secuencia final.

4/10
Zabriskie Point

1970 | Zabriskie Point

Uno de los títulos hippies más conocidos de la época, más que nada por el nombre de su prestigioso director y la banda sonora que incluye temas de Pink Floyd, The Rolling Stones, Patti Page y otros monstruos del rock. Fue producida por Carlo Ponti para MGM con un coste total de siete millones de dólares, y en ella se observa todo el indefinido universo de Antonioni en cuanto a un guión coherente se trata. Se adueñan de todo el metraje los paisajes vacíos y la exacerbada violencia de la sociedad norteamericana. Influenciada por las turbulencias sociales y raciales de la América de los 60, su acción tiene lugar cuando, tras una revuelta donde muere un policía, un estudiante escapa robando un avión. A pesar de algunos hallazgos de cámara y la banda sonora de canciones antes reseñadas, pasado el tiempo se contempla como un experimento bastante desfasado.

5/10
Blow Up

1966 | Blow Up

Un fotógrafo de vida frívola toma fotos sin cuestionarse el uso que harán de ellas sus clientes. Un día su cámara capta una imagen intrigante, que amplía y amplía en el laboratorio de revelado. Hay misterio encerrado, y esta vez nuestro hombre no podrá lavarse las manos. Michelangelo Antonioni, inspirado por un cuento de Julio Cortázar, 'Las babas del diablo', crea una atmósfera desasosegante. El film está rodando en los 60, en que la mirada indulgente hacia la vida bohemia –aquí el fotógrafo– era habitual, y es la parte del film que peor ha envejecido.

7/10
El desierto rojo

1964 | Il deserto rosso

Tras sufrir una fuerte depresión, Giuliana acabará manteniendo una relación extraconyugal con Zeller, un amigo de su marido. Primer film en color de Michelangelo Antonioni, que incide en temas como la soledad y la incomunicación. Obtuvo el León de Oro en Venecia.

6/10
El eclipse

1962 | L'eclisse

Riccardo y Vittoria. Una pareja en crisis. Ella quiere dejarle, él no está de acuerdo. La habitación cerrada no deja ver el exterior, pero retiradas las cortinas de los amplios ventanales, vemos que ya es de día. Toda una metáfora del amor eclipsado, agotado. Vittoria deja la casa, Riccardo la alcanza. Ella le da esquinazo, trata de encontrar consuelo en su madre, que está en la Bolsa, pero ni siquiera se da cuenta de lo hondo de su desconsuelo. Entre los corros está Piero, agente de Bolsa, que echa el ojo a Vittoria, y trata de cortejarla. Ella pasa la noche con unas amigas, esquiva a Riccardo, no acaba de atreverse a ir en serio con Piero... Y así van discurriendo las cosas.Magnífica película de Michelangelo Antonioni, Premio Especial del Jurado en Cannes en 1962, que compone una trilogía de la soledad con La aventura y La noche. Se trata de una penetrante mirada al vacío interior, al amor que se agosta y que renace de sus cenizas, al desnortamiento de una sociedad que un día gana millones de liras en bolsa y al siguiente se desespera porque su dinero se ha esfumado... Las escenas de histerismo en los corros de la Bolsa, frente a otros amplísimos planos donde circulan personajes solitarios, sugieren un paisaje apocalíptico, de fin del mundo, de que se está tocando fondo en las relaciones humanas; algo que se acentúa en las escenas de “naturalezas artificiales muertas” del último tramo. Tienen gran fuerza los planos que el cineasta italiano ofrece de los actores de espaldas, sus cogotes, sus nucas, son tremendamente expresivos de su capacidad de incomunicación, del misterio que albergan en sus almas. Monica Vitti, Alain Delon, Francisco Rabal, están perfectos al componer a sus personajes desolados, tocados siempre por la tristeza, pero en los que aún palpitan algunas ilusiones, sus pasiones por supuesto, pero también un anhelo inefable de felicidad. Se suele hablar de antiargumento al referirse a Antonioni, y está claro que el guión suyo y de Tonino Guerra lo es todo menos convencional: no se ajusta a las reglas clásicas de los tres actos, se detienen en el tedio de la cotidianeidad, aparentemente no ocurre nada, aunque ocurre todo. Es la paradoja de unas secuencias intensas, tras las cuales las cosas básicamente no han cambiado.

9/10
La noche

1961 | La notte

Un matrimonio en decadencia acude a ver a un amigo enfermo. Cada uno tiene su vida, anodina, en la que buscan algo más. Pero no saben en qué consiste ese algo más, y el aburrimiento y la angustia vital les reconcomen, un absoluta insatisfacción. El maestro italiano Michelangelo Antonioni ahonda en la fórmula del antiargumento, mostrando lo vulgar que puede ser la existencia humana, cuando falta amor.

6/10
La aventura

1960 | L'avventura

Un grupo de amigos de clase social acomodada pasan las vacaciones en el mar, junto a la costa siciliana. Forman un grupo frívolo y convencional, y cuando viajan a una isla, una joven desaparece. Y a partir de aquí poco hay que contar, pues este film de Michelangelo Antonioni es considerado como el paradigma del antiargumento. No ocurren muchas más cosas, el resto de la enigmática trama consiste simplemente en realizar una disección inmisericorde de cierta burguesía vacía por dentro, y del escaso aprecio que tiene a virtudes como la fidelidad, aunque se hable de amor, que debe convivir con cierta sensación de frustración; en efecto Antonioni llega a decir que "el mundo está hoy más lleno de sentimientos muertos que de sentimientos vivos", lo que deja claro su hondo pesimismo antropológico.El propósito formal del cineasta italiano queda claro en declaraciones como la de que "los guiones se van transformando en hojas de papel en blanco sobre las que escribirán aquéllos que trabajan en y delante de la cámara". Lo que habla de una forma de filmar con ideas básicas, que se desarrollan cuando se está en el lugar de rodaje.

8/10
El grito (1957)

1957 | Il Grido

Título esencial en el estertor del cine neorrealista italiano, que, aunque rodada doce años después del término de la Segunda Guerra Mundial, mostraba una Italia asolada por la miseria y el desencanto. En este caso se cuenta la historia de un obrero, a quien su mujer abandona por otro hombre y que, sin mucho interés por su propia vida, deambula por las calles de la localidad de Po en compañía de su hija. En su camino irá topándose con una serie de personajes marginales, sin que él deje de pensar en su esposa. El film se compone de poderosas imágenes y escasos diálogos –de ahí el título original, referido al grito que da su mujer cuando él cae desde lo alto de la torre de la fábrica–. Inicio del cine intimista y ecléctico de su director, que se complementa con su tetralogía junto a Monica Vitti: La aventura (1960), La noche (1961), El eclipse (1962) y El desierto rojo (1964).

6/10
Las amigas

1955 | Le amiche

Clelia, joven modista, va a Turín para abrir una sucursal de su empresa. En el hotel donde se aloja conoce a una mujer con mal de amores, que ha intentado suicidarse atiborrándose de pastillas. Ello le conduce al círculo de sus conocidas, con las que traba amistad. Michelanngelo Antonioni adapta una novela de Cesare Pavese, con guión coescrito con Suso Cecchi d'Amico, donde se encuentran bien presentes sus temas favoritos de la soledad y la incomunicación. El film contribuyó a renovar los conceptos aportados por el neorrealismo.

6/10
Amor en la ciudad

1953 | L' Amore in città

6/10
La señora sin camelias

1953 | La signora senza camelie

De la noche a la mañana, una sencilla vendedora se convierte en estrella del cine, tras haber hecho un papelito en una película. Los oropeles de la fama la deslumbran, pero no le satisfacen las malas películas que le toca interpretar, ella quiere grandes personajes. Este film de los 50 de Michalengelo Antonioni se inspira en la carrera de una auténtica actriz, Gina Lollobrigida, a la que incluso se le ofreció el papel protagonista. Pero quizá no le gustó mirarse en ese espejo, pues rechazó el papel, que recayó en Lucia Bosé.

6/10
El jeque blanco

1952 | Lo Sceicco bianco

Ivan y Wanda se acaban de casar y se marchan a Roma de viaje de novios. En la bella ciudad, Wanda busca el encuentro de Fernando Rivoli, su ídolo de los culebrones cinematográficos, lo que le lleva a dejar plantado al marido que, con su influyente familia, había concertado al día siguiente una audiencia en el Vaticano con el Papa. El héroe de cine al que Wanda había mitificado no es realmente el caballero que esperaba. Comedia de Federico Fellini con un arrogante Alberto Sordi (Los inútiles). Le acompañan Brunella Bovo y Leopoldo Trieste (Divorcio a la italiana). Se apuntan ya algunos elementos del surrealismo de su director, por ejemplo en la imagen del 'jeque blanco' columpiándose en un árbol en medio del bosque. La mirada es agridulce, pues si la vida real de casados no es lo mágica que debiera ser, y obliga a plegarse a las convenciones y disimulos, los sueños del cinematógrafo también conducen al desengaño. La partitura es de Nino Rota.

6/10
Un piloto regresa

1940 | Un pilota ritorna

Un piloto italiano es confinado en un campo de prisión inglés después de que su avión fuera derribado durante la 2ª Guerra Mundial. Se enamora de la hija de un médico y planea escapar durante un bombardeo para llegar a su casa. Film de Rossellini perteneciente a su 'trilogía fascista', que habla de la guerra y las hazañas de los aviadores. Destacan las cuidadas escenas de acción.

5/10
Eros

2005 | Eros

Film que incluye tres mediometrajes en torno al "eros", amor y sexo, y su confusión. Si a Antonioni se le nota la edad, y Soderbergh juega demasiado al experimentalismo, siempre queda Kar Wai, sin duda lo mejor de la cinta.

5/10
Más allá de las nubes

1995 | Par delà les nuages

Cuatro diferentes historias que tienen el mismo tema central, el amor. Las historias son: "Crónica de un amor que nunca existió", protagonizada por Inés Sastre; "La muchacha, el delito", protagonizada por Sophie Marceau y John Malkovich; "Este cuerpo de barro", protagonizada por Irène Jacob; y "No me busques", protagonizada por Jean Reno. Los diferentes relatos tienen como escenarios Ferrara, Portofino, Aix-en-Provence y París, y están realizadas por dos de los directores más representativos del cine europeo, el italiano Michelangelo Antonioni y el alemán Wim Wenders, que consiguen una atractiva mezcla de estilos.

4/10
Identificación de una mujer

1982 | Identificazione di una donna

Tras su traumático divorcio, Niccolò (Tomas Milian) es un director de cine que busca algo más que una simple actriz protagonista para su siguiente película. En realidad (y como su título indica) busca una mujer a la que identificar con su ex mujer. La búsqueda de este estereotipo creado en la mente de Niccolò hará que vaya cambiando el significado de su película. Filmada con numerosos flahsbacks en la persona del director, la historia mezcla géneros como el cine social, el policiaco, el suspense y, naturalmente, el romántico, con todos los ingredientes de experimentación técnica y subjetivismo artístico propias de su autor. Fue el penúltimo largometraje de Antonioni, ya que a partir de aquí, afectado por una apoplejía, sólo volvería a rodar en compañía de Wim Wenders el sensual drama de historias Más allá de las nubes (1995).

5/10
El misterio de Oberwald

1981 | Il Mistero di Oberwald

Adaptación de la obra teatral de Jean Cocteau, 'El águila de dos cabezas', sobre una reina que, diez años después de la muerte de su esposo, acaba aceptando como su amante a un extraño personaje dispuesto a asesinarla. Ella misma cree que este hombre puede ser la reencarnación del mismísimo Rey. Producida por la televisiva RAI, se rodó en poco más de dos meses en formato videográfico, dando una confusa sensación de pobreza técnica –en especial en el uso de los colores– ,que en nada beneficiaba al tono de la ya de por sí confusa historia.  En algunos países ni siquiera se estrenó en salas de cine, resultando uno de los títulos menos interesantes de su autor. La película recuperaba a Monica Vitti para el cine de Antonioni después de El desierto rojo (1964).

4/10
El reportero (1975)

1975 | Profesione: reporter

Un reportero destacado en África descubre el cuerpo sin vida de un tipo idéntico a él. Y decide suplantarle, sin conocer su relación con terroristas. Antonioni ofrece una extraña intriga, a ratos algo lenta y aburrida, aunque siempre resulte interesante la interpretación de un desconcertado Jack Nicholson. El director se luce con el largo plano secuencia final.

4/10
Zabriskie Point

1970 | Zabriskie Point

Uno de los títulos hippies más conocidos de la época, más que nada por el nombre de su prestigioso director y la banda sonora que incluye temas de Pink Floyd, The Rolling Stones, Patti Page y otros monstruos del rock. Fue producida por Carlo Ponti para MGM con un coste total de siete millones de dólares, y en ella se observa todo el indefinido universo de Antonioni en cuanto a un guión coherente se trata. Se adueñan de todo el metraje los paisajes vacíos y la exacerbada violencia de la sociedad norteamericana. Influenciada por las turbulencias sociales y raciales de la América de los 60, su acción tiene lugar cuando, tras una revuelta donde muere un policía, un estudiante escapa robando un avión. A pesar de algunos hallazgos de cámara y la banda sonora de canciones antes reseñadas, pasado el tiempo se contempla como un experimento bastante desfasado.

5/10
Blow Up

1966 | Blow Up

Un fotógrafo de vida frívola toma fotos sin cuestionarse el uso que harán de ellas sus clientes. Un día su cámara capta una imagen intrigante, que amplía y amplía en el laboratorio de revelado. Hay misterio encerrado, y esta vez nuestro hombre no podrá lavarse las manos. Michelangelo Antonioni, inspirado por un cuento de Julio Cortázar, 'Las babas del diablo', crea una atmósfera desasosegante. El film está rodando en los 60, en que la mirada indulgente hacia la vida bohemia –aquí el fotógrafo– era habitual, y es la parte del film que peor ha envejecido.

7/10
Tres perfiles de mujer

1965 | I Tre volti

Como su propio título indica, se trata de una película de episodios, con la mujer como eje central de sus tramas. Está dirigida por Michelangelo Antonioni, Mauro Bolognini, y Franco Indovina. El primero de ellos es 'Introducción: La prueba de cámara', y cuenta cómo la princesa Soraya (interpretada por ella misma), evita a los periodistas encerrándose en unos Estudios de cine, encontrándose allí con el mismísimo productor Dino De Laurentiis. En el episodio de Bolognini, la mencionada Soraya (célebre por ser la esposa en la vida real del sha de Persia, Reza Pahlevi), es una mujer que se encuentra con varios 'Amantes célebres', entre ellos Richard Harris y el español José Luis de Villalonga. El último, dirigido por Indovina y titulado 'Latin Lover', entra más en el terreno de la comedia debido a que su protagonista Alberto Sordi acaba enamorando (o enamorándose) de una mujer casada (de nuevo encarnada por Soraya).

5/10
El desierto rojo

1964 | Il deserto rosso

Tras sufrir una fuerte depresión, Giuliana acabará manteniendo una relación extraconyugal con Zeller, un amigo de su marido. Primer film en color de Michelangelo Antonioni, que incide en temas como la soledad y la incomunicación. Obtuvo el León de Oro en Venecia.

6/10
El eclipse

1962 | L'eclisse

Riccardo y Vittoria. Una pareja en crisis. Ella quiere dejarle, él no está de acuerdo. La habitación cerrada no deja ver el exterior, pero retiradas las cortinas de los amplios ventanales, vemos que ya es de día. Toda una metáfora del amor eclipsado, agotado. Vittoria deja la casa, Riccardo la alcanza. Ella le da esquinazo, trata de encontrar consuelo en su madre, que está en la Bolsa, pero ni siquiera se da cuenta de lo hondo de su desconsuelo. Entre los corros está Piero, agente de Bolsa, que echa el ojo a Vittoria, y trata de cortejarla. Ella pasa la noche con unas amigas, esquiva a Riccardo, no acaba de atreverse a ir en serio con Piero... Y así van discurriendo las cosas.Magnífica película de Michelangelo Antonioni, Premio Especial del Jurado en Cannes en 1962, que compone una trilogía de la soledad con La aventura y La noche. Se trata de una penetrante mirada al vacío interior, al amor que se agosta y que renace de sus cenizas, al desnortamiento de una sociedad que un día gana millones de liras en bolsa y al siguiente se desespera porque su dinero se ha esfumado... Las escenas de histerismo en los corros de la Bolsa, frente a otros amplísimos planos donde circulan personajes solitarios, sugieren un paisaje apocalíptico, de fin del mundo, de que se está tocando fondo en las relaciones humanas; algo que se acentúa en las escenas de “naturalezas artificiales muertas” del último tramo. Tienen gran fuerza los planos que el cineasta italiano ofrece de los actores de espaldas, sus cogotes, sus nucas, son tremendamente expresivos de su capacidad de incomunicación, del misterio que albergan en sus almas. Monica Vitti, Alain Delon, Francisco Rabal, están perfectos al componer a sus personajes desolados, tocados siempre por la tristeza, pero en los que aún palpitan algunas ilusiones, sus pasiones por supuesto, pero también un anhelo inefable de felicidad. Se suele hablar de antiargumento al referirse a Antonioni, y está claro que el guión suyo y de Tonino Guerra lo es todo menos convencional: no se ajusta a las reglas clásicas de los tres actos, se detienen en el tedio de la cotidianeidad, aparentemente no ocurre nada, aunque ocurre todo. Es la paradoja de unas secuencias intensas, tras las cuales las cosas básicamente no han cambiado.

9/10
La noche

1961 | La notte

Un matrimonio en decadencia acude a ver a un amigo enfermo. Cada uno tiene su vida, anodina, en la que buscan algo más. Pero no saben en qué consiste ese algo más, y el aburrimiento y la angustia vital les reconcomen, un absoluta insatisfacción. El maestro italiano Michelangelo Antonioni ahonda en la fórmula del antiargumento, mostrando lo vulgar que puede ser la existencia humana, cuando falta amor.

6/10
La aventura

1960 | L'avventura

Un grupo de amigos de clase social acomodada pasan las vacaciones en el mar, junto a la costa siciliana. Forman un grupo frívolo y convencional, y cuando viajan a una isla, una joven desaparece. Y a partir de aquí poco hay que contar, pues este film de Michelangelo Antonioni es considerado como el paradigma del antiargumento. No ocurren muchas más cosas, el resto de la enigmática trama consiste simplemente en realizar una disección inmisericorde de cierta burguesía vacía por dentro, y del escaso aprecio que tiene a virtudes como la fidelidad, aunque se hable de amor, que debe convivir con cierta sensación de frustración; en efecto Antonioni llega a decir que "el mundo está hoy más lleno de sentimientos muertos que de sentimientos vivos", lo que deja claro su hondo pesimismo antropológico.El propósito formal del cineasta italiano queda claro en declaraciones como la de que "los guiones se van transformando en hojas de papel en blanco sobre las que escribirán aquéllos que trabajan en y delante de la cámara". Lo que habla de una forma de filmar con ideas básicas, que se desarrollan cuando se está en el lugar de rodaje.

8/10
El grito (1957)

1957 | Il Grido

Título esencial en el estertor del cine neorrealista italiano, que, aunque rodada doce años después del término de la Segunda Guerra Mundial, mostraba una Italia asolada por la miseria y el desencanto. En este caso se cuenta la historia de un obrero, a quien su mujer abandona por otro hombre y que, sin mucho interés por su propia vida, deambula por las calles de la localidad de Po en compañía de su hija. En su camino irá topándose con una serie de personajes marginales, sin que él deje de pensar en su esposa. El film se compone de poderosas imágenes y escasos diálogos –de ahí el título original, referido al grito que da su mujer cuando él cae desde lo alto de la torre de la fábrica–. Inicio del cine intimista y ecléctico de su director, que se complementa con su tetralogía junto a Monica Vitti: La aventura (1960), La noche (1961), El eclipse (1962) y El desierto rojo (1964).

6/10
Las amigas

1955 | Le amiche

Clelia, joven modista, va a Turín para abrir una sucursal de su empresa. En el hotel donde se aloja conoce a una mujer con mal de amores, que ha intentado suicidarse atiborrándose de pastillas. Ello le conduce al círculo de sus conocidas, con las que traba amistad. Michelanngelo Antonioni adapta una novela de Cesare Pavese, con guión coescrito con Suso Cecchi d'Amico, donde se encuentran bien presentes sus temas favoritos de la soledad y la incomunicación. El film contribuyó a renovar los conceptos aportados por el neorrealismo.

6/10
Amor en la ciudad

1953 | L' Amore in città

6/10
La señora sin camelias

1953 | La signora senza camelie

De la noche a la mañana, una sencilla vendedora se convierte en estrella del cine, tras haber hecho un papelito en una película. Los oropeles de la fama la deslumbran, pero no le satisfacen las malas películas que le toca interpretar, ella quiere grandes personajes. Este film de los 50 de Michalengelo Antonioni se inspira en la carrera de una auténtica actriz, Gina Lollobrigida, a la que incluso se le ofreció el papel protagonista. Pero quizá no le gustó mirarse en ese espejo, pues rechazó el papel, que recayó en Lucia Bosé.

6/10
La noche

1961 | La notte

Un matrimonio en decadencia acude a ver a un amigo enfermo. Cada uno tiene su vida, anodina, en la que buscan algo más. Pero no saben en qué consiste ese algo más, y el aburrimiento y la angustia vital les reconcomen, un absoluta insatisfacción. El maestro italiano Michelangelo Antonioni ahonda en la fórmula del antiargumento, mostrando lo vulgar que puede ser la existencia humana, cuando falta amor.

6/10

Últimos tráilers y vídeos