IMG-LOGO

Biografía

Sam Peckinpah

Sam Peckinpah

59 años ()

Sam Peckinpah

Nació el 21 de Febrero de 1925 en Fresno, California, EE.UU.
Falleció el 28 de Diciembre de 1984 en Inglewood, California, EE.UU.

El último

09 Enero 2012

Figura muy representativa del Nuevo Cine americano, Sam Peckinpah destacaría por ser uno de los directores más capaces y “contestatarios” de la industria de Hollywood.

Nieto de un jefe indio, Sam Peckinpah (Fresno, California, 21 de febrero de 1925 - Inglewood, California, 28 de diciembre de 1984) estudió Derecho y después se enroló en el Ejército estadounidense. Diplomado en Arte Dramático, trabajó como ayudante de dirección de Donald Siegel en La invasión de los ladrones de cuerpos (1956) y fue guionista y realizador de diversas series televisivas, como las populares El hombre del rifle y The Westerner.

Cineasta “maldito” en los inicios, a causa del control tácito de sus películas por los productores -algunas fueron mutiladas o alteradas en el montaje-, Peckinpah sería uno de los renovadores del género western, al que le dio un cariz intelectual, violento y subjetivo lejos de los tópicos entonces reinantes: Duelo en la Alta Sierra (1962), Mayor Dundee (1965) y Grupo salvaje (1969), especialmente. Al desmitificar el Far West y consolidar el género crepuscular, tras la crisis ocasionada por el spaghetti-western europeo, se reafirmó con estas declaraciones: “No me interesa el mito; sólo me interesa la verdad. Y el mito del Oeste se encuentra en la explotación de la gente que iba a conseguir tierra. Si se quiere hacer una película sobre el Oeste hay que hacerla sobre esta gente que iba y tenía tierra. Y que robaron y mataron a los ´malditos` indios. Pero eso lo cambié, o al menos espero haberlo conseguido en Grupo salvaje. Uno de mis propósitos al realizar esta película era romper el mito del Far West”.

Es obvio que, a nivel de creación fílmico-estética, su pulso cinematográfico y originalidad narrativa son notables, así como su empleo del color y el clima interno que concebía en sus filmes. Por ello fueron célebres sus sangrientos ralentí, a modo de ballet, también a través de escenarios naturales auténticos. No obstante, en su aplaudida obra incurrió en excesos eróticos y violentos o cínicos y humorísticos, que acaso le proporcionarían más fama que sus meros valores artísticos.

Sam Peckinpah sacaba temas del Oeste, afirmando que nunca había realizado westerns, para pronunciarse acerca del “héroe” tradicional, sobre la sociedad de ayer y hoy; al propio tiempo, ponía en la picota los defectos de la idiosincrasia norteamericana y del hombre contemporáneo inmerso en un contexto con el que no está de acuerdo o le parece corrompido. Así, aparecen claramente el puritanismo, la hipocresía, el orgullo, la explotación, el triunfalismo, la miseria, el paternalismo, la ambición, los convencionalismos, el sentido del amor y la violencia… Y, para ello, se sirvió de unos tipos muy característicos y de situaciones-límite llenas de “claves” difíciles de aprehender por el gran público, debido a la agudeza crítica -entre líneas- e insinuaciones simbólicas, como sucede, por ejemplo, en Junior Bonner (1972), con Steve McQueen como el legendario cowboy protagonista.

Algo obstinado e individualista, el universo peckinpehiano es un tanto escéptico, patético y atormentado: un mundo sufriente, donde el hombre -antihéroe y “perdedor”-, se encuentra irremisiblemente atrapado, como se puede observar en Perros de paja (1971); o bien está condenado por el progreso tecnológico, como también se evidencia en La balada de Cable Hogue (1970). De ahí que su obra ofrezca un mosaico de desesperación individual y colectiva acerca de una sociedad que se destruye y que sólo se considera “superable” por medio de una violencia aún mayor, como se demuestra en La huida (1972) y Pat Garret y Billy the Kid (1973). La violencia, en definitiva, como liberación; el mismo Peckinpah manifestaría: “Todo es confuso y no sé bien qué es lo que hay que hacer. Estoy aprendiendo porque no tengo respuestas, sólo preguntas que hacer”.

Tras realizar los thrillers nihilistas Quiero la cabeza de Alfredo García (1974) y Los aristócratas del crimen (1975), la brechtiana cinta antibélica La cruz de hierro (1977) y su amarga parodia Convoy (1978), película testimonial que demostró su maestría como narrador, acaso se sentiría cansado de luchar contra el sistema y estuvo cinco años sin trabajo como realizador. Cuando acababa de cumplir 58 años, Sam Peckinpah se despidió del cine con un fallido film de espionaje, Clave: Omega (1983). Posiblemente, su temprana muerte haya sido, como en sus antepasados pieles rojas de la Peckinpah Mountain, la desaparición del último guerrero.

Filmografía
Clave: Omega

1983 | The Osterman Weekend

Lawrence Fassett es miembro de la CIA y acaba de perder a su mujer a manos de unos asesinos. Todo parece indicar que la KGB anda detrás del caso y también la organización Omega. Fassett cuenta con la ayuda de un reportero de televisión que intentará descubrir a los compinches. Thriller de espías con notas de drama y una pizca de humor en alguna escena, que mantiene el interés en todo momento. Interesante interpretación de John Hurt y Rutger Hauer donde también destaca Craig T. Nelson y Burt Lancaster. Fue la última película de Sam Peckinpah.

5/10
Blackjack (1982)

1982 | Jinxed!

Como su propio título indica, Blackjack es un thriller de jugadores que tiene lugar en la localidad de Reno, Nevada, un auténtico paraíso para gastar el dinero en todo tipo de juegos. Allí un jugador profesional llamado Harold (Rip Torn) se enfrenta durante una partida a Willie (Ken Wahl), sin saber que su rivalidad irá mucho más allá de las mesas de juego cuando el segundo se enamore de Bonita (Bette Midler), la novia de Harold. Las cartas están sobre la mesa, cuando Bonita propone a Willie asesinar a su novio. A pesar de buenos momentos de tensión y de un adecuado reparto, la película nunca acaba de tener la fuerza necesaria para que el interés se mantenga. Una lástima, porque fue el último título dirigido por el maestro Don Siegel.

4/10
Convoy

1978 | Convoy

Tras la injusta detención de un camionero, sus compañeros protestan obstaculizando la circulación, al formar una larga caravana. El veterano cineasta Sam Peckinpah (Grupo salvaje) dirige esta vez una historia comedida y sin violencia.

4/10
La cruz de hierro

1977 | Cross of Iron

El ejército alemán se retira de Rusia tras sufrir el desastre de Stalingrado. Pero hasta el frente llega un oficial prusiano dispuesto a ganar la Cruz de Hierro. En el camino tropezará con el pelotón de Steiner, un sargento alemán que desprecia la guerra, y no soporta el ansia de gloria en la batalla. Sam Peckinpah (Grupo salvaje), que filmó esta película en 1977, hace honor a su fama de director violento y ofrece una visión absolutamente antirromántica de la guerra, con escenas brutales y una intención clara: mostrar el sinsentido de la guerra. Magnífico James Coburn.

7/10
Los aristócratas del crimen

1975 | The Killer Elite

Un agente de la CIA busca al traidor que le hirió en una misión. Violenta cinta de espías del director de Grupo salvaje, que esta vez se basa en una novela de un tal Robert Rostand.

4/10
Quiero la cabeza de Alfredo García

1974 | Bring Me the Head of Alfredo Garcia

La hija adolescente de un poderoso mexicano, se ha quedado embarazada. El padre recibe muy mal la noticia y ofrece una millonaria recompensa por la cabeza de Alfredo García, el padre de la criatura.

6/10
Pat Garrett y Billy the Kid

1973 | Pat Garrett & Billy the Kid

Billy ‘el niño’ huye a Nuevo México de su ex compañero, el sheriff Pat Garrett. En uno de sus westerns crepusculares, lleno de contrastes entre violencia descarnada y momentos poéticos, Sam Peckinpah revisa la historia del legendario bandido Billy ‘el niño’. Describe una curiosa relación paternofilial, de amor y odio entre sus protagonistas. Cuenta con una modélica interpretación de James Coburn (Pat Garrett). También interviene el músico Bob Dylan, que compuso además la banda sonora.

7/10
La huida

1972 | The Getaway

Carol McCoy (Ali MacGraw) consigue sacar a su marido Doc McCoy (Steve McQueen) de la cárcel y juntos cometerán un espectacular robo. El director Sam Peckinpah dirigió en orden cronológico todas las escenas de esta cinta de acción, muy impactante para su época, basada en la novela de Jim Thompson. Rodada con gran ritmo y con una fuerte intensidad dramática entre el matrimonio protagonista, resulta especialmente espectacular el clímax en la frontera de El Paso. Tras el rodaje, McQueen y MacGraw se casaron en la vida real en 1973 y estuvieron juntos cinco años.

7/10
Junior Bonner

1972 | Junior Bonner

Junior Bonner regresa a su casa de Arizona para dar un último espectáculo de rodeo, después de haberse dedicado muchos años a ello. A su vuelta, intentará reconciliarse con su familia y en especial con su alcohólico padre. El sello de Sam Peckinpah está presente a lo largo de la película de este director inconformista y provocador, que ha dejado obras como Duelo en la Alta Sierra o Perros de paja. El guión de Jeb Rosebrook es digno de mención, sobre todo por los diálogos entre padre e hijo, Steve McQueen y Robert Preston respectivamente. Entre el polvo de Arizona, los toros y los rudos vaqueros, destaca el alegato a la familia y la necesidad de perdón.

6/10
Perros de paja

1971 | Straw Dogs

David es un matémático, hombre pacífico y tranquilo que odia la violencia, pero se traslada a vivir al pueblecito ingles de su joven y atractiva esposa Amy. Se trata de un lugar habitado por maleantes, destrucción, vicio y agresividad. El acoso y violación a su mujer Amy será el comienzo de una pesadilla. Sam Peckinpah (Pat Garrett y Billy the Kid) dirige una dura pero gran película donde describe unos personajes oscuros, angustiados, inseguros e instintivos, y pone a prueba al ser humano en el personaje de Dustin Hoffman, pues le precipita a una situación terrible, cuando ha de permanecer encerrado en su casa ante los delincuentes que pretenden entrar. El film contiene secuencias fuertes con buena carga de violencia y sexualidad. La música es de Jerry Fielding (Johnny cogió su fusil), la cual estuvo nominada al Oscar.

7/10
La balada de Cable Hogue

1970 | The Ballad of Cable Hogue

Un tipo es abandonado por sus dos socios en el desierto. Contra todo pronóstico encuentra agua antes de morir. Y, ni corto ni perezoso, emprende un negocio para refrescar a los viajeros, mientras permanece a la espera de que un día acudan allí sus ex camaradas. A la vez se enamora de Hildy, una guapa prostituta. El gran Peckinpah muestra el fin del oeste, esta vez sin su típico tono violento, con un gran Jason Robards como cabeza de reparto. Todos los personjes tienen mucho aire de pícaros, especialmente el "predicador", un charlatán lujurioso de tomo y lomo. El aire tragicómico y desvergonzado de la historia alcanza su cénit en el sorprendente y meláncolico final.

6/10
Grupo salvaje

1969 | The Wild Bunch

1911. La era del lejano Oeste llega a su fin. Pike Bishop (William Holden) atraca un banco con su banda. Pero unos cazarrecompensas, liderados por Deke Thornton (Robert Ryan), antiguo socio de Pike, les han tendido una emboscada. Los hombres de Pike aprovechan un desfile para escudarse tras ciudadanos inocentes. La situación provoca una masacre, pero Pike y otros cuatro forajidos emprenden la huida. La obra cumbre de Sam Peckinpah, donde muestra su turbia visión de un mundo lleno de auténticos depredadores salvajes, en el que resulta difícil sobrevivir. Sus protagonistas son tipos desagradables, capaces de provocar una matanza de inocentes para abrirse camino. Pero el director es capaz de mostrar su punto de vista, y les otorga rasgos de humanidad y ciertos valores, como la lealtad. Así, el espectador llega a empatizar en mayor o menor medida con ellos, sobre todo en comparación con los siniestros cazarrecompensas a las órdenes del ferrocarril, o con el despiadado general Mapache, todos ellos inmorales.

8/10
Mayor Dundee

1965 | Major Dundee

Charlton Heston interpreta al rudo oficial de un destacamento de soldados del Cuerpo de Caballería de Estados Unidos. Relegado a un puesto apartado que vigila a un grupo de prisioneros, antiguos soldados confederados, decide emprender la persecución de una peligrosa partida de indios, que ha causado una masacre en la región, y que comanda el astuto jefe Charriba. Para ello forma una expedición compuesta por presos confederados, soldados negros, exploradores indios, y sus propios hombres. Un cóctel sin duda muy explosivo. La labor del atormentado Mayor Dundee no es fácil, porque además de luchar contra la hostilidad del territorio y los peligrosos indios, que le llevan a México cruzando el río Grande, debe enfrentarse al ánimo de sus propios hombres, que empiezan a plantearse el sentido de su misión. Un atractivo western con elementos crepusculares, que contiene algunos de los mejores ingredientes de este género clásico. Estructuran la narración los apuntes del diario que lleva el joven corneta del destacamento de Dundee. Sam Peckinpah está considerado el último director norteamericano especializado en westerns. Curiosamente, él llevaba sangre india en sus venas. Realizador de títulos magníficos, como Duelo en la alta sierra (1962), Grupo salvaje (1969), y en otra línea La huida (1972), en la dirección de este título tuvo problemas con los productores, y sólo muchos años después de rodado el film conoció éste el montaje deseado por el director. La acción constante se mezcla con una tensión que se masca y con un atractivo conflicto interior de los personajes, lo que le aleja de ser una película convencional. Ahí están para demostrarlo el duelo interpretativo entre Charlton Heston y Richard Harris, o los apuntes románticos, bien introducidos, con algunos pasajes mexicanos que humanizan a los personajes. De las escenas de acción destaca sin duda el clímax en el río Grande, que enfrenta a los hombres de Dundee con el ejército francés del emperador Maximiliano.

6/10
Gloriosos camaradas

1965 | The Glory Guys

En Fort Doniplan, un fuerte del Oeste, llega el capitán Harrolds, que reclutará a unos soldados para el ejército de la Unión. Su primera labor es recluir a los indios siux en reservas. Pero el general McCabe pretende aniquilarlos y organiza un ejército para que luche contra ellos. Las intenciones de McCabe es alcanzar gloria y reconocimiento en esta guerra. Sam Peckinpah (Los aristócratas del crimen) escribió el guión y empezó a dirigir la película cuando fue sustituido por Arnold Laven. La historia se basa en una novela de Hoffman Birney.

4/10
Duelo en la Alta Sierra

1962 | Ride the High Country

Steve Judd, agente federal retirado, es contratado por un banco para transportar oro junto con dos colaboradores, entre ellos su antiguo colega Gil Westrum. Por el camino se les unirá una jovencita que está a punto de casarse. Se trata de uno de los primeros éxitos de Sam Peckinpah, que narra una historia clásica sobre la lealtad y sentido del deber. Los talluditos Joel McCrea y Randolph Scott bordan unos papeles muy nostálgicos. Y la estupenda y lírica banda sonora de George Bassman engrandece el aire crepuscular de la película.

6/10
Compañeros mortales

1961 | The Deadly Companions

El niño de una mujer llamada Kit Tilden muere en el tiroteo que se produce en un banco cuando Yellowleg, un antiguo soldado y un prófugo se enfrentan a una banda de ladrones. Yellowleg apenado por tal hecho y sintiéndose culpable decide acompañar a la madre para enterrar a su hijo en una zona apartada, donde se encuentra también la tumba del padre del chico. Por el camino tendrán que sortear los peligros que les acechan y a los apaches. Aceptable western firmado por Sam Peckinpah, que debutaba en el cine. Brian Keith y Maureen O'Hara, que volverían a coincidir en Tú a Boston y yo a California, protagonizan este drama donde funcionan bien en pantalla. Los personajes ocultan secretos y temores que se van desvelando a lo largo del metraje mientras ambos se van conociendo por el largo camino a Siringo, un lugar inhóspito habitado por indios. A pesar de no ser una de las películas más conocidas de su director, el film entretiene. 

4/10
La ley del revólver

1955 | Gunsmoke | Serie TV

Una de las series más famosas de la historia de la televisión, que nació como un serial radiofónico, en 1952, producido por Norman MacDonnell. Narraba las peripecias de Matt Dillon, el sheriff de un pueblecito del oeste. Cuando empezó a barajar la posibilidad de adaptarlo a la pequeña pantalla, MacDonnell le ofreció el papel del protagonista, el sheriff Matt Dillon, al mismísimo John Wayne. Cuando éste rechazó el papel fichó a James Arness, que se hizo muy popular con la serie y que fue recomendado por el propio Wayne. Se mantuvo en antena a lo largo de 20 temporadas, batiendo todos los records en este sentido –tuvieron que pasar muchísimos años para que Los Simpson igualara el número–. En todo ese tiempo, la serie pasó del blanco y negro al color, y también pasó de los episodios de media hora iniciales a una hora. Destaca el trabajo de un jovencísimo Burt Reynolds, que interpretaba a Quint Asper, herrero del pueblo, y descendiente de los indios. La serie también dio a conocer a Dennis Weaver, ayudante del sheriff protagonista, y por sus numerosos episodios pasaron rostros hoy en día tan populares como Jodie Foster o Harrison Ford. Entre los directores que rodaron alguna entrega destacan Sam Peckinpah, Andrew V. McLaglen, Arthur Hiller, Robert Stevenson o Mark Rydell.

7/10
Quiero la cabeza de Alfredo García

1974 | Bring Me the Head of Alfredo Garcia

La hija adolescente de un poderoso mexicano, se ha quedado embarazada. El padre recibe muy mal la noticia y ofrece una millonaria recompensa por la cabeza de Alfredo García, el padre de la criatura.

6/10
Perros de paja

1971 | Straw Dogs

David es un matémático, hombre pacífico y tranquilo que odia la violencia, pero se traslada a vivir al pueblecito ingles de su joven y atractiva esposa Amy. Se trata de un lugar habitado por maleantes, destrucción, vicio y agresividad. El acoso y violación a su mujer Amy será el comienzo de una pesadilla. Sam Peckinpah (Pat Garrett y Billy the Kid) dirige una dura pero gran película donde describe unos personajes oscuros, angustiados, inseguros e instintivos, y pone a prueba al ser humano en el personaje de Dustin Hoffman, pues le precipita a una situación terrible, cuando ha de permanecer encerrado en su casa ante los delincuentes que pretenden entrar. El film contiene secuencias fuertes con buena carga de violencia y sexualidad. La música es de Jerry Fielding (Johnny cogió su fusil), la cual estuvo nominada al Oscar.

7/10
Grupo salvaje

1969 | The Wild Bunch

1911. La era del lejano Oeste llega a su fin. Pike Bishop (William Holden) atraca un banco con su banda. Pero unos cazarrecompensas, liderados por Deke Thornton (Robert Ryan), antiguo socio de Pike, les han tendido una emboscada. Los hombres de Pike aprovechan un desfile para escudarse tras ciudadanos inocentes. La situación provoca una masacre, pero Pike y otros cuatro forajidos emprenden la huida. La obra cumbre de Sam Peckinpah, donde muestra su turbia visión de un mundo lleno de auténticos depredadores salvajes, en el que resulta difícil sobrevivir. Sus protagonistas son tipos desagradables, capaces de provocar una matanza de inocentes para abrirse camino. Pero el director es capaz de mostrar su punto de vista, y les otorga rasgos de humanidad y ciertos valores, como la lealtad. Así, el espectador llega a empatizar en mayor o menor medida con ellos, sobre todo en comparación con los siniestros cazarrecompensas a las órdenes del ferrocarril, o con el despiadado general Mapache, todos ellos inmorales.

8/10
Villa cabalga

1968 | Villa Riders

Lee Arnold es un aventurero algo egoísta que conoce a Pancho Villa y decide unirse a su causa y luchar junto a él por el mero hecho de salir ganando económicamente. A lo largo de su cruzada irá cambiando sus metas. Yul Brynner (Anastasia), caracterizado como el célebre revolucionario mexicano, y Robert Mitchum (Con él llegó el escándalo) son la pareja protagonista.

5/10
Mayor Dundee

1965 | Major Dundee

Charlton Heston interpreta al rudo oficial de un destacamento de soldados del Cuerpo de Caballería de Estados Unidos. Relegado a un puesto apartado que vigila a un grupo de prisioneros, antiguos soldados confederados, decide emprender la persecución de una peligrosa partida de indios, que ha causado una masacre en la región, y que comanda el astuto jefe Charriba. Para ello forma una expedición compuesta por presos confederados, soldados negros, exploradores indios, y sus propios hombres. Un cóctel sin duda muy explosivo. La labor del atormentado Mayor Dundee no es fácil, porque además de luchar contra la hostilidad del territorio y los peligrosos indios, que le llevan a México cruzando el río Grande, debe enfrentarse al ánimo de sus propios hombres, que empiezan a plantearse el sentido de su misión. Un atractivo western con elementos crepusculares, que contiene algunos de los mejores ingredientes de este género clásico. Estructuran la narración los apuntes del diario que lleva el joven corneta del destacamento de Dundee. Sam Peckinpah está considerado el último director norteamericano especializado en westerns. Curiosamente, él llevaba sangre india en sus venas. Realizador de títulos magníficos, como Duelo en la alta sierra (1962), Grupo salvaje (1969), y en otra línea La huida (1972), en la dirección de este título tuvo problemas con los productores, y sólo muchos años después de rodado el film conoció éste el montaje deseado por el director. La acción constante se mezcla con una tensión que se masca y con un atractivo conflicto interior de los personajes, lo que le aleja de ser una película convencional. Ahí están para demostrarlo el duelo interpretativo entre Charlton Heston y Richard Harris, o los apuntes románticos, bien introducidos, con algunos pasajes mexicanos que humanizan a los personajes. De las escenas de acción destaca sin duda el clímax en el río Grande, que enfrenta a los hombres de Dundee con el ejército francés del emperador Maximiliano.

6/10
Gloriosos camaradas

1965 | The Glory Guys

En Fort Doniplan, un fuerte del Oeste, llega el capitán Harrolds, que reclutará a unos soldados para el ejército de la Unión. Su primera labor es recluir a los indios siux en reservas. Pero el general McCabe pretende aniquilarlos y organiza un ejército para que luche contra ellos. Las intenciones de McCabe es alcanzar gloria y reconocimiento en esta guerra. Sam Peckinpah (Los aristócratas del crimen) escribió el guión y empezó a dirigir la película cuando fue sustituido por Arnold Laven. La historia se basa en una novela de Hoffman Birney.

4/10
El hombre del rifle

1958 | The Rifleman | Serie TV

Serie televisiva en formato de western familiar, gran éxito a finales de los 50, y que conoció cinco temporadas. Sigue en Nuevo México a Lucas, un ranchero viudo con un hijo de doce años, que debe compatibilizar su trabajo con el mantenimiento del orden en la zona, pues el sheriff local no da abasto. Le sirve de ayuda su Winchester especial. Entre los guionistas de la serie figura el nombre de Sam Peckinpah, que luego sería un importante revisionista del género. Y como rostro emblemático, está Chuck Connors, que aunque tuvo una larga carrera en tele y cine debe su popularidad sobre todo a esta serie.

6/10
Visitante del más allá

1979 | The Visitor

Katie es una niña con poderes en la mente que sufre distintos estados, entre el bien y mal. Los doctores que la tratan creen que vive una extraña conexión telequinética con el diablo. El italiano Giulio Paradisi dirige una drama menor que recuerda a El exorcista, donde una niña tiene episodios demoníacos. Ni la historia ni los actores hacen nada por sacar algo bueno de este soporífero film, pero destaca la presencia de Glenn Ford, John Huston o Sam Peckinpah, que pasaban por allí.

2/10
Clayton Drumm

1978 | Amore, piombo e furore

Clayton Drumm es un pistolero condenado al que finalmente se le indulta con la condición de que acuda al rancho de un forajido llamado Matthew y acabe con él, ya que este hecho beneficiaría a una empresa de ferrocarril. Cuando Drumm llega a la casa de éste y conoce a su mujer, es incapaz de darle muerte. Flojo film, que gustará a los aficionados del spaguetti-western, con la presencia del atractivo Fabio Testi y de Warren Oates (Quiero la cabeza de Alfredo García). Los tópicos se suceden, incluido el de la moza resultona que se deja caer en los brazos del protagonista.

4/10
La invasión de los ladrones de cuerpos

1956 | Invasion of the Body Snatchers

Miles Bennel, médico de Santa Mira, una pequeña localidad californiana, investiga el comportamiento de varios de los lugareños, que según sus familiares se comportan como otra persona. Clásico del cine de terror, basado en una novela de Jack Finney. Rodada en plena Guerra Fría, la invasión extraterrestre es una metáfora de la amenaza soviética. Aunque es evidente que carece de presupuesto, Don Siegel (Harry el sucio) logra una atmósfera angustiosa y opresiva. El cineasta se luce en secuencias como la de la autopista, en la que el protagonista trata de alertar a los conductores.

6/10
Perros de paja (Straw Dogs)

2011 | Straw Dogs

Revisión de la novela "The Siege of Trencher's Farm", de Gordon Williams, que ya dio lugar a una de las películas más conocidas y duras de Sam Peckinpah. Toma el testigo como realizador Rod Lurie, responsable de La última fortaleza y Candidata al poder. El principal cambio con respecto al film precedente es el escenario donde transcurre la acción, ya que se sustituye Gran Bretaña por el sur estadounidense, con sus jugadores de fútbol americano, entrenadores, música country, etc. El protagonista pasa de ser astrofísico a guionista de cine, aunque sigue llamándose David Sumner. Se mantiene en líneas generales el mismo esquema, pues Sumner se traslada con su mujer, Amy, actriz que ha aparecido en una conocida serie televisiva, al pueblo natal de ésta tras la muerte de su padre. Los Sumner pretenden quedarse allí una temporada mientras arreglan la casa familiar, tarea para la que han contratado a Charlie, un ex novio de Amy, al frente de un pequeño equipo. Pero el reservado guionista, necesitado de soledad para trabajar en un guión sobre una película acerca de la batalla de Stalingrado, no acaba de encajar con unos vecinos que piensan que les mira por encima del hombro. Además, Charlie sigue sintiéndose atraído por Amy... Todo esto, más la desaparición de la hija del entrenador, desencadenará la tragedia... Peckinpah era más hábil para utilizar el fuera de campo de cara a contar cómo la tensión iba en aumento, hasta que explotaba la violencia. De esa forma, su relato se hacía más fluido y creíble. También se apoyaba bastante el film en la elaborada construcción del personaje central que realizaba Dustin Hoffman, genial como intelectual poco agraciado físicamente que parece sentirte acomplejado por su carácter débil e impotente para proteger lo suyo. Aunque James Marsden hace lo que puede, obviamente no es lo mismo. En la nueva cinta quedan numerosos cabos sueltos. De repente, los carpinteros resulta que han ahorcado brutalmente al gato. ¿Son trabajadores o una panda de psicópatas? No se entiende por qué los protagonistas ante la marcada hostilidad que sufren en el lugar siguen permaneciendo allí. Y luego, de repente, una trama secundaria desencadena un auténtico baño de sangre por pura casualidad, y el personaje de Marsden pasa de ser un inútil que no sabe ni ponerle el seguro a la escopeta, a comportarse como un Terminator. Por lo demás, Kate Bosworth (Superman Returns) sin ser Susan George realiza un trabajo aceptable, el joven Alexander Skarsgård da el tipo, y la factura técnica es correcta.

4/10

Últimos tráilers y vídeos