IMG-LOGO

Biografía

Thomas Schlamme

Thomas Schlamme

Thomas Schlamme

Filmografía
House of Cards (6ª temporada)

2018 | House of Cards | Serie TV

Decepcionante última temporada de House of Cards, que tuvo que enfrentarse al desafío de prescindir de su actor principal, Kevin Spacey, por los escándalos sexuales de los que ha sido acusado, cuando ya se había iniciado su producción. Esto obligó a una reescritura completa de lo previsto y al retraso en su lanzamiento. La presión que debieron sentir los guionistas puede imaginarse, estar a la altura de las anteriores temporadas desprovistos de su principal arma, el formidable actor. La ausencia del personaje que justifica toda el entramado, el carismático y maquiavélico Frank Underwood, acaba pesando demasiado, no deja de estar presente como un fantasma, y el recurso a jugar con esta idea, la de una especie de no-muerto que se resiste a descansar en paz en su tumba, de sombra muy, muy alargada, no acaba de funcionar. No está Spacey-Underwood, y hablar de él todo el tiempo sólo complica las cosas, aumentando la añoranza, el espectador le echa de menos aunque no quiera. Frank Underwood ha muerto. Con su prestigio por los suelos, no ha sido enterrado en Arlington sino en su Georgia natal, ironías de la vida, junto a la tumba de su padre al que tanto odiaba. ¿Por causas naturales? No está claro, aunque la versión oficial asegura que murió pacíficamente en la cama que compartía en la Casa Blanca con su esposa, la presidenta Claire Underwood. Se escuchan ruidos extraños en la residencia presidencial. ¿Será un fantasma? No, un pajarito se había colado y quedado emparedado, pero Claire lo encuentra y deja volar. La ambiciosa viuda trata de hacerse respetar, pero demasiadas personas poderosas a su alrededor piensan que es una marioneta que pueden manejar a su antojo. Destacan a este respecto el vicepresidente Mark Usher y los hermanos Shepherd, Bill y Annette. Por otro lado el fiel Doug Stamper, siempre una especie de perrito faldero de Frank, desearía el indulto presidencial al que también aspiraba el ex presidente, y está ingresado en un centro psiquiátrico sometiéndose a sesiones de terapia. Es triste ser testigo de la decadencia de la serie, que aquí deviene en intrigas palaciegas que parecen una caricatura de los Borgia, nada queda de la grandeza shakespereana de los comienzos con una lady Macbeth de opereta, simulando una depresión; la impresión es que Beau Willimon se ha quitado de en medio del desaguisado, aunque siga figurando en los créditos como creador. Claire toma el testigo de Frank para dirigirse al espectador y desafiarle, echándole a la cara su pragmático cinismo, pero no es lo mismo, y se abusa del recurso. Tenemos a muchas mujeres con poder, tratando de encarnar el sueño feminista, pero sin garra ninguna, ya sea Annette, como una antigua amiga de la universidad de Claire y ahora rival, pobre recién llegada al naufragio Diane Lane, o a Jane, la mujer turbia a la que ya daba vida Patricia Clarkson, que comparte algunas escenas sonrojantes con el presidente ruso, negociando condiciones ventajosas para su presencia en Siria, aprovechando su presencia en el sepelio por la antigua secretaria de estado; aunque las más altas cotas del ridículo se alcanzan cuando asoma un gabinete para tiempos del #MeToo, a cuya causa el cinismo hace un flaco favor. Un personaje que da pena el el de Seth, que trabaja para los Shepherd como ridículo correveidile. Y la cuestión del aborto o una cuestión de paternidad, en fin, todo resulta, con perdón de "embarazoso" culebrón. A Robin Wright hay que reconocerle coraje por intentar sostener a su personaje, interpretándolo hasta el final, e incluso echando el telón del último episodio, que dirige, aunque no basta. Ahora sí, descansen en paz de una vez Frank Underwood y compañeros, y pasemos a otra cosa.

3/10
When We Rise

2017 | When We Rise | Serie TV

The Americans (4ª temporada)

2016 | The Americans | Serie TV

La cuarta temporada de The Americans, una serie ambientada en los años más gélidos de la guerra fría, arranca con una posición de tablero de ajedrez harto complicada. El matrimonio de los Jennings, espías rusos que tienen una tapadera perfecta de típica famiia americana, no tienen muy claro cómo va a gestionar Paige, su hija adolescente, la noticia de la identidad de sus padres. Su madre Elizabeth trata de explicarle lo que hacen, y al fondo tiene la idea, menos sólida en su esposo Philip, de que ella seguirá sus pasos. Pero la jovencita, que frecuenta mucho una iglesia local, está sumida en un mar de dudas, se siente mal cuando en la escuela todos juran lealtad a la bandera americana. Por otro lado, Martha, secretaria en el FBI seducida por Philip tiempo atrás para que sea una fuente de información, va a tener que digerir la muerte por supuesto suicidio de un compañero, para que no la acusen a ella de espionaje. Además, el agente Stan Beeman está más que mosqueado cuando le llega la noticia de que han visto a su vecino Philip con su ex mujer, ve aquello como una especie de traición. Y Nina, que trabajaba en la embajada rusa, está tratando de sonsacar secretos a un ingeniero, como modo de redimirse ante las autoridades de su país. Sin duda que Joseph Weisberg ha logrado crear una serie apasionante sobre el juego de espías entre rusos y americanos, en que las misiones clandestinas conviven con las relaciones familiares y sentimentales, en un "totum revolutum" donde no es fácil conciliar tener la conciencia tranquila con actos de moralidad más que dudosa, coartadas como "por amor a mi país" no parecen bastar. El punto fuerte de la nueva temporada es saber si Paige va a pasar por el aro de aceptar la actividad de sus padres, un fuerte dilema moral en el que le han colocado sus padres, y que pone en peligro la vida de otras personas; los mismos padres, empezando por Philip, no pueden evitar recordar cómo se iniciaron como espías, lo que alimenta sus dudas sobre Paige. Por otra parte las armas biológicas forman parte de la labor de los espías, y ayudan a hacer avanzar la narración de forma efectiva. Los actores Keri Russell, Matthew Rhys, Noah Emmerich, Alison Wright y compañía se saben al dedillo sus personajes, y a tenor del primer episodio, Holly Taylor está creciendo también como actriz componiendo a Paige.

6/10
The Americans (3ª temporada)

2015 | The Americans | Serie TV

Intensa tercera temporada de las andanzas del matrimonio formado por Elizabeth y Phillip Jennings, agentes de la KGB en Estados Unidos. Ambos parecen tener un enfoque diferente en la cuestión de su hija adolescente Paige, a la que sus superiores quisieran empezar a preparar como espía, mientras ellos quieren que la dejen en paz, aunque no coinciden en el cómo. Por otro lado, y al poco de la muerte de Leonidas Breznev, continúan sus misiones para lograr información sensible, y ahora son requeridos para conseguir los nombres clave de los agentes de la CIA que están saboteando la invasión soviética en Afganistán. Además Nina, la amante del agente del FBI Stan Beeman, ha dado con sus huesos en una celda en Rusia, mientras él sufre presiones de los rusos, que saben de su pasión por ella. La serie creada por Joseph Weisberg permanece fiel a sus señas de identidad, subrayando la esquizofrenia de los protagonistas en los años de la Guerra Fría durante el mandato Reagan, no sólo por ocultar su verdadera profesión a los hijos, sino por las contradicciones que detectan en la causa a la que sirven, en el fondo Estados Unidos no les parece tan mal. Al estilo de las viejas películas de espías, la trama es dura a veces en violencia y sexo, y se apunta al nihilismo de quienes intuyen que sus principios son algo etéreos, y no respetan la dignidad de las personas. Ello se combina con momentos de intriga, peleas, y la sensación de que se estrecha el cerco, por parte del FBI, para destapar las actividades de Elizabeth y Phililip. Al buen hacer de los actores habituales –Keri Russell, Matthew Rhys...–, se suma esta temporada el veterano Frank Langella.

6/10
The Americans (2ª temporada)

2014 | The Americans | Serie TV

Elizabeth y Philip Jennings deben reunirse con otro matrimonio espía ruso en Estados Unidos, cara a cumplir una misión. Pero los encuentran acribillados a balazos, todo un shock para el hijo superviviente, lo que les obliga a cuestionarse en primera persona cómo puede afectar su actividad clandestina al futuro de sus hijos Paige y Henry. Precisamente la primera empieza a notar que sus padres guardan algún tipo de secreto, por lo que no deja de resultarle difícil de entender que le recriminen cierto espacio de privacidad, como el que le brinda una chica integrada en un grupo parroquial. La serie de espionaje creada por Joseph Weisberg y ambientada en los Estados Unidos de Ronald Reagan crece en complejidad en la segunda temporada, porque los Jennings empiezan a ser cada vez más conscientes de que su familia tapadera se parece mucho a una familia auténtica, por lo que infidelidades por amor a la patria rusa, o poner en riesgo la propia vida empieza a ser un problema. Por otro lado se sigue desplegando el personaje del agente del FBI Stan Beeman, vecino de los Jennings que ignora que tiene al enemigo tan cerca de casa. Acostándose con la funcionaria de la embajada rusa Nina obtiene alguna información, aunque el juego del contraespionaje puede jugarle una mala pasada. También podría tener problenas Philip con su falso matrimonio con la funcionaria gubernamental estadounidense Martha Hanson. Con un gran reparto encabezado por Keri Russell, Matthew Rhys y Noah Emmerich, y tramas elaboradas, el gran mérito es combinar las misiones del matrimonio protagonista y el cerco que podría estrecharse sobre ellos, con los dramas personales de los personajes. No se trata de pura acción e intriga, sino de una inteligente mirada a las últimas bocanadas del trabajo de inteligencia hacia el final de la guerra fría.

7/10
Manhattan

2014 | Manhattan | Serie TV

The Americans

2013 | The Americans | Serie TV

Dos agentes soviéticos, con los supuestos nombres de Elisabeth y Philippe, simulan ser marido y mujer fabricándose la tapadera perfecta -hijos genuinamente americanos, trabajos normales...- para realizar misiones encubiertas del KGB en Estados Unidos. Pero un día, cuando ya son plenamente operativos, en los años de la presidencia de Ronald Reagan, se instalan enfrente vecinos nuevos: una familia con la particularidad de que el padre, Stan, es agente de contraespionaje del FBI. El guionista de series televisivas Joseph Weisberg se estrena como creador de una de espías que tiene un sugestivo punto de partida y utiliza bien el telón de fondo histórico de la guerra fría. El episodio piloto, dirigido por Gavin O'Connor (Tumbleweeds, El milagro), está rodado con oficio, y sirve para sentar las bases del juego de sospechas entre vecinos, a la vez que una serie de flash-backs ayudan a entregar, dosificada, la información sobre el pasado de este “matrimonio perfecto”: de modo que vemos cómo la asociación “profesional” no puede evitar que hayan surgido afectos, lógicos por la vida en común y la familia que han formado, lo que choca con el continuo fingimiento, que se ha convertido en un estilo de vida. Se apuntan ya conflictos como el de los hijos hechos a la vida en Estados Unidos, y que nunca podrían entender el “oficio” de sus progenitores, o las dudas entre la lealtad a la URSS o entregarse en los brazos del “american way of life”. Quizá algunas situaciones están forzadas -el secuestrado en el coche-, y las peleas resultan confusas y violentas, pero la serie apunta maneras equilibrando suspense y drama, y los actores -Keri Russell, Matthew Rhys, Noah Emmerich- están bien.

6/10
Pan Am

2011 | Pan Am | Serie TV

Años 60. La prestigiosa aerolínea Pan Am viaja alrededor del mundo ofreciendo vuelos de lujo con la tripulación más selecta. Sus azafatas son jóvenes, atractivas, educadas, divertidas y soñadoras. Sus pilotos más de lo mismo. Juntos surcan los cielos y viven decenas de situaciones en las que hay un poco de todo: líos amorosos, mentiras, traiciones y hasta se cuela entre ellos una espía de la CIA. En esta serie fresca y divertida en torno a una época marcada por el optimismo y el bienestar, cada capítulo ofrece siempre algo nuevo al espectador: un destino exótico y distinto en el que puede suceder lo más inesperado. El protagonismo recae sobre las guapas azafatas de la Pan Am, símbolo del capitalismo y progreso americanos, dirigidas en sus jornadas laborales por Christina Ricci (La familia Addams), una joven actriz siempre con algo particular que aportar a sus personajes. Le siguen con paso firme la australiana Margot Robbie (Neighbours), Kelli Garner (Salvando las distancias, Red Velvet) y Karine Vanasse (Switch), para constituir un grupo de chicas lleno de sueños y con ganas de comerse el mundo. De alguna manera, ellas representan a aquellas mujeres que en los años 60 querían dejar atrás los convencionalismos sociales para construir sin dependencias su propia vida, aunque no sin dificultades. Pan Am muestra la sociedad de esta década contextualizándola en plena Guerra Fría, y se presenta como un drama entre turbulencias donde caben momentos divertidos otros para el amor, el misterio o la acción. El adecuado ritmo invita a subirnos a bordo de cada historia, en principio sin un rumbo definido, pero siempre con destino final satisfactorio. Funciona adecuadamente el uso de continuos flashbacks que nos explican el pasado de los personajes, la esencia en sí de una serie para sentirla y disfrutarla muy cerca de sus protagonistas, de una forma casi cotidiana, y al mismo tiempo con muchas sorpresas. Pues todos ellos esconden algo, pretenden algo. lo bueno es que es difícil saber qué es ese algo.

5/10
Parenthood

2010 | Parenthood | Serie TV

Los lazos afectivos de tres generaciones de la familia Braverman, que comparten una gran casa. Están los abuelos; sus hijos, cuatro hermanos, entre los que hay dos felizmente casados, aunque en un caso tienen un niño problemático y con rarezas, una divorciada con dos hijos adolescentes, y un cuarto soltero y tal vez con compromiso, que va a descubrir que tiene un niño negrito de una relación fugaz.Producción en la que están implicados Ron Howard y Brian Grazer, se trata de la clásica serie con múltiples personajes de un mismo clan. Aunque se describen sus altibajos sentimentales, la idea-concepto fuerte de la serie son las relaciones padres-hijos, no siempre fáciles, aunque exista siempre el elemento del amor, pues para empezar los progenitores pueden tener comportamientos inmaduros, nada ejemplares, y tendiendo a veces a permisivos. Entre los actores hay unos cuantos populares gracias a la televisión como Peter Krause (A dos metros bajo tierra) y Lauren Graham (Las chicas Gilmore) más otros que hicieron sus pinitos en cine para encontrar ahora refugio en la pequeña pantalla, véanse a Monica Potter o Bonnie Bedelia.

5/10
Studio 60

2006 | Studio 60 on the Sunset Strip | Serie TV

El día a día de un show televisivo en una cadena norteamericana. Diversos empleados tendrán que luchar por la audiencia. Serie cómica estadounidense creada por el gran Aaron Sorkin (El ala oeste de la Casa Blanca), que pone en solfa el mundillo televisivo, sobre todo en cuento al plegamiento hacia lo políticamente correcto. El meollo de la cuestión es mostrar lo que ocurre fuera del directo, las relaciones entre los personajes, etc. Como es habitual en el guionista, la serie destaca por sus diálogos, densos pero realistas, en este caso con bastante dosis de ácido humor. Cuenta con un amplísimo reparto coral en donde se incluyen célebres estrellas como Matthew Perry o Amanda Peet y también actores y actrices que entonces empezaban a dar el salto, como Sarah Paulson o Nate Corddry. Aunque todo ayudaba a que la producción fuera un éxito, sorprendentemente la serie fue un fracaso comercial y fue cancelada rápidamente. Tan sólo se emitieron 22 capítulos correspondientes a una temporada.

5/10
El ala oeste de la Casa Blanca (3ª temporada)

2001 | The West Wing | Serie TV

La tercera tmporada de la serie, muestra a un comité que investiga el silencio del presidente acerca de su esclerosis múltiple. Pero lo más sonado es sin duda la difícil decisión de Bartlet para enfrentarse a los enemigos del exterior, lo que le conduce en el último episodio a aprobar una delicada misión secreta que torturará su conciencia. El episodio, brillante, recuerda a El padrino.

7/10
El ala oeste de la Casa Blanca (2ª temporada)

2000 | The West Wing | Serie TV

El presidente Bartlet ha sobrevivido a un atentado, pero ha ocultado a sus electores que sufre una enfermedad degenerativa. Segunda entrega de la serie sobre la trastienda de la la Casa Blanca.

7/10
El ala oeste de la Casa Blanca

1999 | The West Wing | Serie TV

Josiah Bartlet, presidente demócrata, debe lidiar con continuos conflictos. Para ello, cuenta con un equipo de asesores. Leo McGarry, jefe de personal, tiene a su cargo, entre otros, a C.J. Cregg, secretaría de prensa, al director de comunicación Sam Seaborn, y al joven Charlie, enamorado de la hija del presidente. 9 premios Emmy avalaron la calidad de la primera temporada de una serie que describe el trabajo cotidiano del personal de la Casa Blanca.

7/10
Urgencias (2ª temporada)

1995 | ER | Serie TV

Pese a la oposición de sus compañeros, la doctora Kerry Weaver es elegida jefe de los médicos residentes. Además, llegan nuevos estudiantes. Así comienza la segunda temporada de la serie de médicos creada por Michael Crichton.

6/10
Miss América

1989 | Miss Firecracker

Camelle (Holly Hunter), una chica provinciana de cascos ligeros, sueña con ganar un concurso de belleza emulando a su presumida prima Elain (Mary Steenburgen), ganadora años atrás, y que atraviesa una crisis familiar. Popeye, una joven negra (Alfre Woodard), le ayuda a preparar el vestido que lucirá en el desfile. Empezando por Elain, muchos de los conocidos de Carnelle no creen que sea buena idea el que se presente al concurso; pero ella se ha esforzado mucho, incluso corrigiendo su mala fama, y haciendo buenas obras en el pueblo. También aparece en escena el hermano de Carnelle (Tim Robbins), recién salido del psiquiátrico, y un admirador (Scott Glenn).  Una grata comedia de ambientación sureña y sabor agridulce, con atractivo reparto y buenos personajes. Pinta bien la atmósfera de las fiestas locales, los rasgos estrafalarios de unos y otros, lo fácilmente que puede divertirse la gente con bien poca cosa. Quizá como narración es poca cosa, falta progresión, pero tiene buenos pasajes, como la escenificación de un célebre pasaje de Lo que el viento se llevó, a la que sigue un número patriótico de claqué de Carnelle, en la prueba de habilidades de las concursantes a miss; o el descubrimiento del vestido rojo.

5/10

Últimos tráilers y vídeos