Decine21
El deseo de Robin
6 /10 decine21

El deseo de Robin

Robin's Wish

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

La vida del actor Robin Williams deteniéndose en sus últimos meses de vida y arrojando luz sobre algunas informaciones que surgieron alrededor de su suicido, en agosto de 2014. La películaanaliza la enfermedad, nunca diagnosticada, que padecía el actor, la demencia con cuerpos de Lewy, que sin duda es clave para entender en qué circunstancias decidió quitarse la vida el protagonista de películas tan icónicas como "El indomable Will Hunting", "Señora Doubtfire", "Jumanji" o "El rey pescador".

6 /10 decine21

Crítica

Figura irrepetible

Figura irrepetible

Falleció a una edad relativamente temprana, 63 años, y lograba una conexión con el público inusitada, lo que explica que el suicidio de Robin Williams causara una conmoción mayor que la de otras estrellas más reconocidas. No resulta así extraño que su deceso haya dado lugar ya a dos documentales, En la mente de Robin Williams (Marina Zenovich, 2018), y éste que tiene al frente al especialista en el género Tylor Norwood, responsable de The United States of Detroit -que no tuvo mucha relevancia-. No parece contar con un presupuesto abundante -lo que quizás explique que no haya logrado testimonios de pesos pesados de la realización que trabajaron con el biografiado, como Steven Spielberg y Christopher Nolan-, ni hace gala de enorme originalidad o voz propia al estilo de Michael Moore, ni nada de eso. Por otro lado, sus imágenes rescatadas del pasado carecen de calidad.

Sin embargo, su obra resulta absorbente e interesantísima, porque tiene muy claro lo que quiere contar, con ayuda de Susan Schneider, la viuda, que ofrece los principales testimonios del film: que si el vitalista Robin Williams acabó quitándose la vida tuvo que padecer lo indecible, y estar bastante desorientado en sus últimos días, así que sería una pena que este triste final dejara una falsa imagen de quién fue en realidad. Fue víctima de demencia con cuerpos de Lewy, enfermedad neurodegenerativa que le estaba destruyendo el cerebro por dentro, se sentía cada vez más confundido e inseguro, y sufría dificultades para comprender la realidad. 

Antiguos compañeros de cuando despuntó como cómico de monólogos recuerdan el increíble talento de Robin Williams, una máquina a la hora de improvisar, con una capacidad innata para hacer reír. Lo mismo piensan David E. Kelley, creador de la serie The Crazy Ones, en la que éste trabajó al final de su carrera, y Shawn Levy, que le tuvo en plena forma en Noche en el museo, cuando convenía dejarle inventar ideas, y rodar las tomas de diferentes formas a cuál más creativa, pero también estuvo a sus órdenes ya afectado por su enfermedad en la tercera entrega de la saga, cuando olvidaba los diálogos, y le telefoneaba a altas horas de la madrugada para preguntarle si servía lo que había rodado con él. Se agradece sobre todo que el film exhiba una enorme elegancia, y no explote el morbo de su terrible muerte. El título hace referencia a que Robin Williams siempre decía que con su carrera deseaba "ayudar a la gente a tener menos miedo".

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Últimos tráilers oficiales