Decine21
Pequeño país
6 /10 decine21

Pequeño país

Petit pays

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
1 2 1 0 0 1

Reparto

Sinopsis oficial

La historia de Gabriel, un niño de diez años que se pasa el día con sus amigos en las calles de Buyumbura, Burundi, un escenario propicio a todo tipo de aventuras: robar mangos en los jardines, fumar a escondidas, bañarse en el río al atardecer… Un paraíso que se tambalea con la separación de sus padres y que se rompe en mil pedazos con el estallido de la guerra civil de 1993 en la vecina Ruanda.

6 /10 decine21

Crítica Pequeño país (2020)

Guerras civiles

Guerras civiles

Dura película basada en la novela de tintes autobiográficos de Gaël Faye, y que responde al esquema de ingreso de niño en la edad adulta por las duras circunstancias de su entorno. Gaby es un chaval de 10 años con una hermana pequeña, hijo de un empresario de la construcción francés y de una ruandesa tutsi que tuvo que exiliarse en la vecina Burundi. A la crisis matrimonial que atraviesan los padres, se suma la guerra civil en la cercana Ruanda, con el terrible genocidio que la acompaña, algo que no deja de salpicarles en su "pequeño país", hay odios latentes en una atmósfera política muy cargada por las cercanas elecciones presidenciales. El chico ve de este modo sacudida lo que era una vida cómoda y relativamente placentera, en que llevaba a cabo con sus amigos los ratos de ocio las típicas pillerías y travesuras de la edad del pavo.

Eric Barbier, director y guionista, vuelve a acudir a una fuente literaria que parte de la realidad tras Promesa al amanecer. Y se muestra hábil al describir una vida pequeñoburguesa teñida de exotismo africano, con las miserias de las infidelidades y reproches entre marido y mujer, más las reuniones sociales en que la boca se llena de mezquindades, que van a contrastar fuertemente con la violencia de una limpieza étnica que es puro horror, un odio irracional que convierte a las personas en monstruos ante los que no son de los suyos, y a las víctimas supervivientes en auténticos tarados, con huellas psicológicas imborrables. De un modo curioso, el film ofrece dos guerras civiles, por así decir, la familiar, y la de Ruanda, y paradójicamente las cicatrices de la primera empiezan a cerrar cuando se desata la segunda, quizá por aquello de que cuando sobrevienen las crisis las personas descubren lo que verdaderamente importa.

No ha seguido caminos fáciles Barbier en su propuesta, pues en los primeros compases ofrece una narración tranquila, sabe construir una atmósfera; y luego huye de los efectismos fáciles, de modo que aunque la violencia se masca y no se nos ahorra la visión de cadáveres, lo más duro queda acertadamente fuera de campo. Lo que no significa que la cinta deje de hacer mella por la barbarie que se aborda, todo lo contrario, hay momentos terribles, sobre todo en el pasaje que supone para Gaby la definitiva muerte de su inocencia.

Los actores, casi todos desconocidos, la excepción es Jean-Paul Rouve, lo hacen muy bien. Tiene mérito el pequeño Djibril Vancoppenolle, que soporta muy bien la responsabilidad que corresponde al protagonista. Pero también Isabelle Kabano, la madre, con su tremenda transformación.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Estrenos Películas

Últimos tráilers oficiales