Decine21
Ana Tramel. El juego
7 /10 decine21
Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

La historia de Ana Tramel, una brillante abogada penalista que vive sus horas más bajas. Una llamada de su hermano Alejandro, al que hace años que no ve, le hace ponerse de nuevo en marcha: ha sido acusado de asesinar al director del casino Gran Castilla. Rodeada de un pequeño equipo de confianza, se tendrá que enfrentar a una enorme corporación de la industria del juego.

7 /10 decine21

Crítica Ana Tramel. El juego (2021)

Algo más que una abogada

Algo más que una abogada

Madrid. La abogada Ana Tramel recibe una llamada de su hermano Alejandro. Ha sido detenido por el asesinato del director del casino de Robredo. Ana hace años que no ve a su hermano, pero considerando los hechos accede a ser su abogada. Los indicios no son muy halagüeños y la culpabilidad de Alejandro parece total. Sin embargo, Ana está dispuesta a hacer lo que sea para ayudar a su hermano y empieza a indagar en el turbio mundo de las empresas de juego y apuestas.

Notable serie española producida por Televisión Española y creada por Roberto Santiago, inspirada en su propia novela, “Ana”. El mundo del juego, de las casas de apuestas y de sus peligros derivados son el tapiz de fondo de una trama heredera del cine negro, con muertes, extorsión, amenazas, secretos, demandas y juicios y con una serie de personajes con vidas turbias y que parecen tener mucho que esconder. Detrás de las cámaras hay dos pesos pesados, Salvador García Ruiz y Gracia Querejeta, dos directores muy competentes y experimentados cuyas sus respectivas filmografías demuestran que para ellos el guión es lo más importante si se quiere llevar una historia a la pantalla.

Y efectivamente no pinchan hueso con una historia que interesa desde el comienzo, con un punto de partido impactante, y donde los guionistas se encargan de que el desarrollo intrigue cada vez más y no pierda comba. Las hechuras del cine negro son claras, aunque no sean a priori cristalinas. La corrupción campea por doquier en diferentes ámbitos, hay negocios turbios, garitos clandestinos y violencia constante en esta lucha entre David y Goliat, donde el primero es en este caso una abogada, Ana Tramel, que lucha casi sin esperanzas contra una enorme corporación empresarial. Ese empeño por investigar y desentrañar toda la bazofia que se oculta en el negocio del juego no tendrá límites para ella, aunque le rompan la cara literalmente. Esa innegociable connivencia con el mal, por mucho que las apariencias engañen, la emparenta más con una heroína “noir” que con una abogada dispuesta a salir indemne de un peligroso proceso judicial.

Con un total de seis capítulos de una hora aproximadamente cada uno, Ana Tramel. El juego es un alegato en toda regla contra la ludopatía y contra las instituciones que se lucran de esa adicción, un mal que está invadiendo alarmantemente numerosos hogares españoles y mundiales. Quizá se riza excesivamente el rizo con las traiciones, los giros y las sorpresas que se van desvelando a lo largo de la trama y el hecho de que cada capítulo termine con una revelación epatante es un modo quizá artificial e innecesario de agarrar por las solapas al espectador. También puede resultar extrema la montaña rusa de calamidades que acorralan a Ana Tramel, ya sea por un pasado que le persigue, traumas familiares de órdago, su propia adicción a las pastillas y el alcohol, las palizas e intentos de asesinato, etc. Y hay aquí un realismo directo que llama la atención, por ejemplo en el brutal ataque del parking, de una violencia inusitada.

A la excelente labor de todo el equipo técnico hay que añadir el que los personajes están sumamente cuidados, aunque inevitablemente algunos se vayan desvaneciendo en importancia con el metraje. Pero Maribel Verdú brilla con luz propia en su personaje de vida desarreglada y en su autodestructiva actitud quijotesca, capaz de lanzarse contra una jauría hambrienta sin remilgos, aunque el verdadero lobo esté dentro de ella. Le acompañan con sumo oficio Natalia Verbeke como su amiga fiel, que asume una subtrama de violencia domestica, e Israel Elejalde como el Guardia Civil amigo del acusado. Pero entre los más secundarios el trabajo es también excelente, véase Tomás del Estal, Víctor Clavijo y Juanma Cifuentes.

Comenta esta Serie TV

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Series más vistas HOY

Últimos tráilers oficiales