IMG-LOGO

Biografía

Bruto Pomeroy

Bruto Pomeroy

Bruto Pomeroy

Filmografía
Antes de la quema

2019 | Antes de la quema

Cádiz. Mientras crea el material que cantará su grupo de chirigotas en los próximos carnavales, Quique comienza a trabajar a media jornada como jardinero en un almacén donde se guardan los narcóticos requisados en operaciones policiales, de cara a incinerarlos. El Tuti, capo mafioso local que admira sus letras, le propondrá que participe en un robo de la mercancía de aquel sitio, lo que le proporcionará un dinerillo que no le viene mal, ya que Quique debe mantener a su madre, tras la muerte de su progenitor, vigilante de seguridad tiroteado, y el encarcelamiento de su hermana por ejercer como camella. Más de cuatro décadas después de inventar la comedia madrileña con Tigres de papel, el veterano Fernando Colomo inaugura el género denominado narcochirigota gaditana, siguiendo la línea de comedia amable que tan buenos resultados le dio en su anterior largometraje de ficción, La tribu, uno de sus mayores éxitos, que transcurría en Barcelona. Funciona mejor la parte cómica, sobre todo por los localismos del lenguaje, recogiendo expresiones como “no, ni na”, etc., y como retrato costumbrista de la realidad actual de la provincia andaluza, centrándose en sus problemas con las drogas y el desempleo y la precariedad laboral. También como aproximación al fenómeno de las chirigotas, que desatan pasiones en la zona; los espectadores llenan el Teatro Falla de la capital, y vitorean a las diferentes congregaciones como si fueran ídolos del rock. Por el contrario, lo relativo al robo resulta demasiado convencional, y acusa cierta falta de fuerza, sobre todo cuando se incluye una escena de acción que no funciona. A su favor cuenta con el espontáneo trabajo del reparto, pese a que su creíble acento gaditano muchas veces requeriría de subtítulos, como en Roma. En su primer papel protagonista, el habitual secundario Salva Reina (La isla mínima) retrata muy bien a un pícaro que podría encontrarse fácilmente en la zona, de buen corazón. Le acompañan intérpretes sólidos, como Manuel Manquiña –el ladrón gallego–, Maggie Civantos –la hermana de Quique, Meme, encarcelada como su célebre personaje en Vis a vis– o Manuela Velasco –Rosario, la conductora de los ladrones–.

6/10
La primera cita

2019 | La primera cita

Isabel y Sebastián forman un matrimonio sevillano de mediana edad. Él es un militar prejubilado y ella es ama de casa. Pero ahora le va a tocar a él cuidar de su mujer, ya que el mal de Alzheimer se aproxima e Isabel empieza a perder la memoria y a tener vacíos mentales. En esa situación Sebastián descubre que su mujer tuvo una aventura con otro hombre hace años. Tras Todo saldrá bien, el sevillano Jesús Ponce vuelve a insistir en una película dramática de sesgo realista. Con leves incursiones de otros personajes, la historia se vertebra en la relación que une a Isabel y Sebastián, dos personas muy opuestas, cuyo matrimonio no ha sido de color de rosas. El guión de La primera cita se excede quizá al pintar los clichés del militar machista, putero, sumamente egoísta, no muy inteligente y sobre todo desconsiderado con su esposa. En el otro lado, la mujer servil que lleva aguantando toda su vida los desprecios y ninguneos de su marido. La idea de contar una historia de redención es por supuesto elogiable, pero no acaba de resultar creíble la evolución interior de Sebastián, ni tampoco muchos de los momentos en la relación con su mujer, falta imaginación. Quizá destaque más el realismo que se desprende en la conversación con el médico o con el ex compañero militar. Tampoco hace un favor al conjunto la puesta en escena muy sosa, con una iluminación especialmente desvaída, que lleva a pensar por momentos en el cine amateur. Entre el reparto destacan actores habituales del director, en primer lugar Isabel Ampudia, que hace un trabajo esforzado, y luego Mercedes Morán y Víctor Clavijo. Por su parte, Sebastián Haro no parece sentirse cómodo con su rol protagonista, y sí hace una convincente aparición Bruto Pomeroy.

4/10
La mano invisible

2016 | La mano invisible

Un mecánico, un albañil, una mujer de la limpieza, una telefonista, un mozo de almacén y un informático son reclutados para llevar a cabo su trabajo habitual ante una audiencia. Bajo esta premisa, y mediante una sobria puesta en escena, La mano invisible convierte a los trabajadores de cuello azul en un producto de entretenimiento. Esta condición de espectáculo, precisamente, vacía los oficios con que estos personajes han bastido su identidad de cualquier sentido productivo y los vuelve todavía más vulnerables a la explotación laboral. A medida que la presión se agrave, la dimensión escénica de su trabajo será una fuente suplementaria de conflictividad.

Ispansi (Españoles)

2010 | Ispansi (Españoles)

En plena Segunda Guerra Mundial, Paula acompaña a un convoy de niños españoles, procedentes de un orfanato madrileño, y que han sido acogidos en la Unión Soviética. Le acompaña en el penoso viaje un comisario político, Álvaro, que ignora que tiene ante sí a una mujer de derechas, de familia bien, que por circunstancias personales se ha sumado a la expedición. Carlos Iglesias, director, guionista y actor, se esfuerza en ofrecer un cuadro equilibrado del triste enfrentamiento de las dos Españas, que derivó en cruentísima guerra civil. Lo que no es suficiente para entregar una buena película. El director de Un franco, 14 pesetas aburre con su omnipresente y mustia voz en off, que se dedica a puntear el relato, y su narración carece de algún punto fuerte o meta capaz de mantener el interés. Una vez acontece la muerte accidental de uno de los chavales y vemos en flash-back la vida de Paula antes de la guerra, no sabemos muy bien hacia dónde se dirige la película. La historia de amor carece de ‘punch’, las suspicacias entre los componentes del convoy están poco perfiladas, los personajes sueltan largas peroratas que lastran la narración, hay demasiada pose impostada y falta de naturalidad en muchos pasajes, como en los relativos a la familia de Paula. Incluso al empeño por no ser maniqueo le falta sutileza, véase la escena de la División Azul con la SS, o el retrato de un cura y una monja; y resulta poco realista ver la quema de imágenes religiosas en Madrid, no con el apasionamiento propio de una multitud exaltada, sino con la indiferencia con que destruiría unos documentos un aburrido oficinista. Es una pena que la película sea tan gris, porque hay un destacable esfuerzo de producción, Suiza da el pego de la estapa rusa cubierta por la nieve. Los actores no resultan demasiado memorables, aunque justo es reconocer que con sus diálogos impronunciables no lo tenían fácil.

3/10
Plutón B.R.B. Nero

2008 | Plutón B.R.B. Nero | Serie TV

Serie de humor que teóricamente parodia a las películas de ciencia ficción y que sin embargo abusa hasta la exageración del chiste fácil y chabacano, haciendo honor al lamentable humor español de ínfima calidad. Se trata de una creación del director Álex de la Iglesia, quien también ha escrito y dirigido casi todos los capítulos, estrenados en la segunda cadena de Televisión Española. La trama cuenta la búsqueda de un planeta habitable, pues la Tierra se ha convertido en un lugar desastroso. La misión corre a cargo de la nave Plutón BRB Nero ('putón verbenero' ja, ja), comandada por el capitán Valladares. Dentro de la nave todo son tonterías y diálogos surrealistas y absurdos. Entre la tripulación se encuentran el capitán, su lugarteniente, una androide científica, un mecánico, otro androide de baja tecnología y un asqueroso extraterrestre llamado Roswell, interpretado por Enrique Villén, y que quizá es lo único destacable de esta casposa y fallida serie completamente desdeñable.

2/10
Las razones de mis amigos

2000 | Las razones de mis amigos

Santiago, Marta y Carlos. Treintañeros, amigos de siempre. Están en ese momento de la vida en que hay que empezar a sentar la cabeza. Los ideales y sueños de antaño parecen diluirse en la realidad del día a día. Su amistad es puesta a prueba cuando Carlos pide dinero prestado a los otros dos para sacar adelante su negocio. Ellos, en honor a la amistad, prestan la cantidad requerida. Pero el tiempo pasa y surgen resquemores que pueden dar al traste con la vieja camaradería. El mejor film hasta ahora de Gerardo Herrero, basado en "La conquista del aire" de Belén Gopegui. Este libro lo ha definido Francisco Umbral como “un estudio sociológico novelado de la pasta como no lo hace ningún economista”. En efecto, Gopegui, y por tanto Herrero, hablan de cómo las preocupaciones materiales inmediatas pueden cargarse el amor y la amistad, o de que, a la postre, nunca ha habido ese amor ni esa amistad. Un reparto ajustado de jóvenes actores –Marta Belaustegui, Joel Joan, Sergi Calleja, Lola Dueñas, Paz Gómez...– hacen creíble este cuadro generacional, que hace recapacitar.

6/10
El comisario

1999 | El comisario | Serie TV

Gerardo Castilla es el jefe de la comisaría de San Fernando en Madrid. Él y todo su equipo resolverán todos los casos policiales que se le vayan presentando. Además, cuenta con Charlie y Pope como sus dos hombres de mayor confianza. Serie policiaca de éxito estrenada en 1999, que trata temas de conflicto actual, protagonizada por Tito Valverde (Pepa y Pepe), Juan José Artero (Verano azul) y Marcial Álvarez, entre otros. Destacan los capítulos 'El caso del destornillador', 'Sobre ruedas', 'Ojo por ojo' o 'Trapos sucios'.

5/10
El milagro de P. Tinto

1998 | El milagro de P. Tinto

P. Tinto ha querido tener muchos hijos desde que era niño. Se casó para ello con el amor de su infancia: Olivia, una ciega. Los niños no han venido, porque tienen una idea equivocada de lo que llaman hacer el “tralarí, tralarí”. Así que adoptan a unos marcianos, y luego a un tipo que lleva siempre a cuestas una bombona de butano. Tras sus celebrados cortos Aquel ritmillo y El sedcleto de la tlompeta, Javier Fesser debuta en el largo con una historia de tintes surrealistas. El despliegue visual es apabullante: las referencias van desde el expresionismo alemán hasta los dibujos animados de Correcaminos, pasando por el cine de los franceses Marc Caro y Jean-Pierre Jeunet y del británico Terry Gilliam, el E.T de Spielberg, las historietas de Tintín… Quizá el guión de los hermanos Fesser, Javier y Guillermo, podía ser más consistente, y evitar así la sensación de asistir a un chorro de gags. Algunos son sin duda muy ocurrentes. Los Fesser se mueven en el filo de la navaja, procurando no traspasar las fronteras del buen gusto.

4/10

Últimos tráilers y vídeos