IMG-LOGO

Biografía

Bud Spencer

Bud Spencer

86 años ()

Bud Spencer

Nació el 31 de Octubre de 1929 en Nápoles, Italia
Falleció el 27 de Junio de 2016 en Roma, Italia

06 Abril 2006

Impresionaba su aspecto, pues medía casi dos metros y pesaba unos 140 kilos. Ni él mismo se consideraba actor, pero triunfó en la pantalla, sobre todo asociado a Terence Hill. El conocido Bud Spencer ha fallecido en Roma, a los 86 años, el lunes, 27 de junio de 2016, “sin sufrimiento”, según ha declarado uno de sus hijos, que asegura que su última palabra ha sido “gracias”.

Nacido el 31 de octubre de 1929, en Nápoles, Carlo Pedersoli comenzó a estudiar Químicas, pero por culpa de la Segunda Guerra Mundial (“sufrí mucho porque me tocó vivir los bombardeos”) abandonó la universidad para mudarse con su familia a Buenos Aires (Argentina), donde ejerce como bibliotecario, y después a Montevideo (Uruguay), donde trabajó en el consulado de su país. De regreso a Italia inicia su actividad como nadador profesional, ganando siete veces el campeonato nacional de 100 metros libres, y siendo seleccionado para los Juegos Olímpicos de Helsinki (1952) y Melbourne (1956), donde no pasó de semifinales. “Incluso mi amigo Tarzán (Johnny Weissmüller) me felicitó varias veces. Era increíble, pero yo le gané”, recordaba.

“Me casé con mi ángel de la guarda”, recordaba. Se refería a que en 1960 contrajo matrimonio con Maria Amato, con la que tuvo tres hijos, Giuseppe, Christine y Diamante. Su suegro, Giuseppe Amato, productor de La dolce vita, fue el que le propuso que se dedicara al cine cuando acabó su actividad deportiva, así que para buscarse la vida apareció como figurante, por primera vez como guardia romano en Quo Vadis, sin crédito en los títulos, seguida de Adiós a las armas, donde era un carabiniere.  

“No tengo ningún talento como actor”, reconocía, pero el realizador Giuseppe Colizzi estaba necesitado de un gigantón para un papel, y no encontró a nadie con sus características. “Al principio no nos pusimos de acuerdo por una cuestión económica, pero finalmente cedieron y aceptaron porque no encontraron a nadie con mis dimensiones”. Así acabó como contrapunto en pantalla para Terence Hill en Dios perdona… ¡Yo no!, aunque el director le explicó que en el duro terreno del spaghetti-western un actor no podía llamarse Carlo Pedersoli, por lo que debía buscarse un nombre artístico. El napolitano pensó que le gustaba el legendario Spencer Tracy, y la cerveza Budweiser, por lo que iba a ser conocido como Bud Spencer.

El film no funcionó mal en taquilla, por lo que el propio Colizzi, volvió a emparejarle con Hill en otros dos filmes de corte similar, Los cuatro truhanes y La colina de las botas. Pero fue Enzo Barboni quien les convirtió en un fenómeno internacional con Le llamaban Trinidad, que fue un éxito internacional de primer nivel. Encarnaba a Bambino, sheriff del pueblo al que va a parar Trinidad (Hill), uno de los pistoleros más rápidos del oeste, que le ayudará a defender a una pacífica comunidad mormona. Estas películas del oeste se rodaban en Almería, de la que guardaba muchos recuerdos. “Teníamos que coger un tren de la capital que nunca pasaba. La gente era extraordinaria, magnífica, verdadera, amable, sensata, simpática, única”.

A continuación comenzaron a cambiar de género, con el film de piratas El corsario negro, y el de aventuras Más fuerte muchachos, antes de las secuelas de su trabajo más conocido, Le seguían llamando Trinidad. Más tarde, Hill filmaría sin Spencer, una tercera entrega, titulada Y después le llamaron el magnífico. Pero la pareja sí repetiría a lo largo de los 70 y 80 en Y si no, nos enfadamosDos misionerosDos super-policíasPares y nonesEstoy con los hipopótamosQuien tiene un amigo, tiene un tesoroDos supersuperesbirrosDos super dos y Dos superpolicías en Miami, de 1985. En 1994, ya envejecidos, se rendirían tributo a sí mismos con Y en Nochebuena… ¡Se armó el Belén!, de nuevo en el terreno del western, donde ejercía el propio Hill como realizador.

De calidad cada vez peor, lo cierto es que tenían cierta gracia con diálogos impagables. “¿Serán caníbales estos indígenas”, preguntaba a Hill. “Creo que sí”, le respondía éste. “¡Pues conmigo se habrán hecho ilusiones!”. Y desde luego, nadie puede negar que tenían un estilo propio, basado en la falta de sangre y la abundancia de risas y mamporros. En 2010 les concedieron el premio honorífico en los David di Donatello.

Llegó a tener éxito en solitario, con filmes en la misma línea, como Banana Joe, o la insólita Aladino, donde fue un genio de la lámpara que recurría a los puñetazos. Al final de su carrera, rodó un par de títulos en España, Al límite (1997), de Eduardo Campoy, e Hijos del viento (2000), de José Miguel Juárez. En su país, llegó a presentarse a las elecciones, junto a Silvio Berlusconi, en 2005.

Filmografía
Cantando dietro i paraventi

2003 | Cantando dietro i paraventi

Singular película de piratas, dirigida por un inesperado Ermanno Olmi, que se mueve en las mismas coordenadas empleadas dos años antes en El oficio de las armas. Se basa en un personaje al parecer auténtico, la viuda Chin, quien al ser envenenado su marido, un corsario chino, tomó ella las riendas de su oficio, asaltando barcos y aldeas, para indignación el emperador. El film cuenta esta historia de un modo algo estrafalario, pues a lo que sería la narración convencional suma dos marcos innecesarios: el de un narrador, Bud Spencer, que explica cosas en el escenario de un teatro además de ser presentado como capitán de Andorra a bordo de la nave de la viuda de Chin; y el del joven Nostromo, que acude a un congreso de cosmología, y acaba en una salita de un burdel. El film sigue las andanzas de la protagonista y su mal de amores. Y traza un paralelismo entre las tropelías piratas fuera de la ley, y las que cometen los siervos imperiales amparados en la legalidad. Sorprenden algunos apuntes eróticos, completamente inusuales en Olmi. Y la algo tediosa narración sólo recupera el interés en el poético último tramo, con el mensaje del castigo y el perdón de las cometas, que introduce una llamada a resolver las diferencias pacíficamente, en vez de con las armas.

5/10
Al límite (1997)

1997 | Al límite

Detrás de Javier Barea, un experto psiquiatra forense, se oculta un peligroso 'serial killer'. Matar es para él un juego excitante, que le permite observar las reacciones de dos ambiciosas mujeres: María Ramos, la juez que investiga los crímenes, y Elena, una periodista radiofónica que logra el 'scoop' de hablar en antena con el asesino. La película que dirige Eduardo Campoy tiene a favor su deseo de mostrar, de modo realista, los procedimientos judiciales de la justicia española. Son loables también sus críticas al deseo de destacar de algunos jueces –los denominados 'jueces estrella'–, y al periodismo amarillo, falto de cualquier tipo de ética. Sin embargo, el resultado final sobre el celuloide es muy irregular. A la trama le falta mordiente, avanza demasiado a trompicones, y ofrece un final muy plano. El reparto no es muy ajustado; desentona sobre todo Juanjo Puigcorbé como asesino, un papel que no casa con sus dotes de actor. Tampoco ayuda mucho la insistencia en algunos de los aspectos más morbosos de la historia.

2/10
Y en Nochebuena se armó el belén

1994 | Botte di Natale

Travis y Moses son dos hermanos muy distintos, que nunca se han llevado bien y que llevan muchísimo tiempo sin verse. La ocasión del reencuentro llegará cuando su madre les invite a pasar la Nochebuena en familia. Última película que rodaron juntos Terence Hill y Bud Spencer, uno de los dúos más divertidos del cine. Aquí Hill también se pone detrás de las cámaras. Hay momentos para la risa, la nostalgia y, cómo no, para los mamporros.

4/10
Un zapatón en el paraíso

1991 | Un piede in paradiso

Aladino

1986 | Superfantagenio

Un muchacho pobre de nombre Al Haddin encuentra una lámpara con la que invoca a un todo-poderoso genio que le concederá todos sus deseos.

4/10
Dos superpolicías en Miami

1985 | Miami Supercops

La pareja de Terence Hill y Bud Spencer empezaba a dar ya signos de agotamiento, pero aquí dan el do de pecho, dentro de lo que cabe, para encarnar a dos polis en los lugares de recreo más paradisiacos de Miami. Dirige Bruno Corbucci, hermano de Sergio, que también trabajó como director con los populares actores.

4/10
Dos super dos

1984 | Non c'è due senza quattro

Terence Hill y Bud Spencer acometen esta vez un doble papel, pues dan vida a dos tipos muy importantes, los primos Coimbra, y a los dobles que deben reemplazarlos unos días en Brasil, por motivos de seguridad. Dirige el film Enzo Barboni, también conocido por su nombre americanizado, E.B. Clucher. Hay alguna secuencia especialmente divertida, como cuando Terence Hill logra que la policía les persiga, para así salvar el pellejo. Por lo demás, muchas peleas de esas que no hacen daño a nadie.

4/10
... Como el perro y el gato

1983 | Cane e gatto

Parker (Bud Spencer) se dispone a irse de vacaciones con su familia y su cuñada Deborah, cuando le dan el aviso de capturar a ladrón Tony Roma. Parker, interrumpe su descanso para cogerle y lo hace justo en el momento en el que Roma es perseguido por el gángster Licuti que ha entregado el prisionero al sargento Haig. Este hombre resulta ser un policía corrupto y le chiva a Licuti que Roma ha sido arrestado por Parker. Mientras, Roma intenta escapar de una emboscada preparada por el jefe de la Mafia y abandona la ciudad escondido en el remolque de Parker. Complicando más las cosas,  Deborah le descubre y se enamora de él. Comedia de polis y cacos, persecuciones y situaciones inverosímiles con un Bud Spencer y familia de por medio. El enredo y las risas están servidas.

5/10
Dos supersuperesbirros

1983 | Nati con la camicia

Rosco es un simpático viajero, que vagabundea por las autopistas y que es casi atropellado por un enorme camión conducido por dos hombres fuertes, Doug, un gigante barbudo, acaba de salir de prisión y está disfrutando de su comida en un área de descanso, cuando Rosco descubre al camión aparcado allí. Con la ayuda de Doug, Rosco consigue vengarse, y al marcharse se suben a un camión, creyendo cada uno de ellos que pertenece al otro, parados por la policía consiguen escapar. En el aeropuerto más cercano, Rosco logra convencer al empleado de las reservas que son los últimos pasajeros, Steinberg y Mason, a los que están llamando por altavoces, sin saber que en realidad estas dos personas son agentes especiales viajando en una misión especial. Antes de que el avión despegue un hombre les da un maletín que contiene algunos documentos y un millón de dólares en metálico. En Miami son recibidos por agentes de la CIA..

Banana Joe

1982 | Banana Joe

El simpático Banana Joe es un buen hombre que se dedica a la venta de plátanos en una islita del Caribe, lejos de la civilización. Lleva en su negocio mucho tiempo, sin licencia ni permisos y nadie nunca le había dicho nada. Pero las cosas van a cambiar porque el jefe de una mafia de San Cristóbal, capital de la República llega a la isla para negociar la venta de plátanos de toda la zona. Banana Joe tendrá que hacer lo posible para conseguir sus documentos y poder continuar en su trabajo como hasta ahora. No se quedará con los brazos cruzados y luchará, incluso, con puños. Comedia de puro entretenimiento donde Bud Spencer reparte mamporros y algún que otro chiste. Dirige la función Steno, donde también trabajó con Spencer en películas como Zapatones o El súper poli.

5/10
Bombardero (1982)

1982 | Bomber

Bomber es un capitán de barco en paro. Conoce a un entrenador de boxeadores y se apuntará a repartir mamporros. Cuando surgen problemas con su amigo, Bomber será su mejor apoyo, y además puede ganar mucho dinero. El director Michele Lupo (Pegafuerte) dirige de nuevo al inefable Bud Spencer en esta comedia de acción, blanca, blanquísima, que gustará a los incondicionales del fornido actor italiano.

4/10
Dos granujas en el oeste

1981 | Occhio alla penna

Un hombre muy corpulento llega en compañía de un indio llamado Gerónimo a un pueblo llamado Yucca. El hombre será confundido con un médico por un malentendido. Pero el tipo cura al paciente y empieza a vivir del cuento... Michele Lupo vuelve a dirigir a Bud Spencer en este western cómico, un año después de contar con El supersheriff. El resultado es como cabía esperar: amable, simpático y poco más.

4/10
Quien tiene un amigo... tiene un tesoro

1981 | Chi trova un amico, trova un tesoro

En su huida de un grupo de mafiosos, el sempiterno apostador en las carreras Alan se refugia en un barquito como polizón. Lo que no hace ninguna gracia a Charlie, el patrón, quien al fin se dejará camelar cuando el otro le habla de un tesoro cuyo plano obra en su poder. El filón de oro de la amistad-rivalidad entre Terence Hill y Bud Spencer es explotado por Sergio Corbucci, especialista en spaghetti-western, que ya había dirigido a la pareja en Par-impar.

5/10
El supersheriff

1980 | Chissà perché... capitano tutte a me

Prosiguen las aventuras entre el sheriff Hall y su amiguito llegado de otro planeta, en esta segunda parte de la simpática comedia familiar El sheriff y el pequeño extraterrestre. El grandullón Bud Spencer (Le llamaban Trinidad) se lo sigue pasando en grande saliendo a pasear su puño para 'golpear' a los maleantes.

4/10
Zapatones

1980 | Piedone d'Egitto

Un científico descubre un coleóptero con una peculiaridad muy especial: habita junto a terrenos cuyo subsuelo esconde petróleo. Los desaprensivos de turno le secuestran para aprovecharse de sus conocimientos, pero el comisario Zapatones, asistido por su ayudante Caputo, acudirá al rescate. Bud Spencer acapara el protagonismo del film, donde Enzo Cannavale es un pobre recambio de Terence Hill. De todos modos, el film sigue la líneas habitual de los títulos protagonizados por la pareja, donde el humor y las peleas a puño limpio no faltan.

4/10
Estoy con los hipopótamos

1979 | Io sto con gli ippopotami

Slim y Tom son primos, pero muy distintos: uno es rubio y delgado, el otro gordo y de morena barba. No pueden ser más distintos, y es que ellos son los inefables Terence Hill y Bud Spencer, que en esta ocasión regentan un modesto negocio turístico en un poblado africano. Sus puños deberán detener a una panda de desaprensivos, cazadores furtivos que capturan animales para venderlos a zoos del extranjero. Risas y peleas, de buena ley.

4/10
El sheriff y el pequeño extraterrestre

1979 | Uno sceriffo extraterrestre - poco extra e molto terrestre

Una nave espacial aterriza en una pequeña localidad de Arizona. Al poco tiempo un sheriff encuentra a un niño de cinco años que dice ser un extraterrestre y que se llama H-7-25. Simpática comedia de acción familiar que cuenta con una pareja muy curiosa, la del grandullón Bud Spencer y el menudo niño Cary Guffey.

5/10
Par-impar

1978 | Pari e dispari

Terence Hill y Bud Spencer luchan en esta ocasión, a tortazo limpio, contra el mundo de las apuestas ilegales. Ellos son medio hermanos, el primero poli, y el otro camionero, que sabe todo tipo de trucos de juego. Para convencerle en que le preste ayuda, el poli convence al otro de que el padre de ambos se está quedando ciego y necesita ser operado. Como es habitual en los filmes protagonizados por la pareja, abunda un sano humor blanco.

4/10
¡Puños fuera!

1978 | Piedone l'africano

Un agente sudafricano es asesinado justo cuando iba a contactar con Rizzo,un comisario de policía, en relación a un asunto de tráfico de joyas y droga. En ese momento, Rizzo viaja a Johannesburgo para confirmar la colaboración de Cannavale, un antiguo policía que lo dejó para ser camarero en un restaurante. Además, Rizzo tiene que hacerse cargo del niño huérfano Bodo, y se verá implicado en el caso, poniendo toda la carne en el asador para desmantelar el tráfico y evitar los sobornos. La picardía del pequeño Bodo le ayudará contra los sucios negocios de la "Rossing Diamonds" y el contrabando de mercancía. Bud Spencer vuelve a las andadas es una película de las suyas, donde reparte el bien y los mamporros a partes iguales. Esta vez, la historia se desarrolla en África y cuenta con el pequeño Baldwyn Dakile, con el que también compartió papel en Zapatones. Dirige Steno.

5/10
Pegafuerte

1978 | Lo chiamavano Bulldozer

Bulldozer es un antiguo jugador de fútbol americano que ahora trabaja en un barco como marinero. Un día en que atracan a un puerto se da cuenta de que en las tabernas, los marines perptran todo tipo de abusos. Los jóvenes del lugar pedirán ayuda a Bulldozer para retarles y ganarles en un partido. Simpática comedia, una de tantas de las que protagonizó el gradullón y bonachón Bud Spencer, aquí sin su inseparable amigo Terence Hill. Para incondicionales del actor.

4/10
Mr. Charleston y sus secuaces

1977 | Charleston

Charleston es un ladrón de guante blanco que trabaja con sus secuaces de un modo muy particular. Realiza sus fechorías sin que las víctimas se percaten; con suavidad, destreza, ritmo y arte. Tiene en mente robar a un millonario utilizando sus artes pero otra banda de rateros desean cometer el mismo delito. Charleston utilizará su picardía y conseguirá que acusen de cómplice al comisario de policía. Bud Spencer en el papel de caballero pícaro que hará pasar un buen rato a los seguidores del actor, acostumbrados a sus interpretaciones de grandote bonachón y peleón a favor del bien.

5/10
Dos super-policías

1976 | I due superpiedi quasi piatti

Wilbur y Matt se conocen casi por azar, y aunque son muy distintos –el primero brutote e introvertido, el otro despreocupado y con un morro que se lo pisa– hacen buenas migas, y deciden robar en un supermercado. Con tan mala pata que en realidad irrumpen en una academia de policía, donde son rápidamente reclutados. Terence Hill y Bud Spencer encarnan a estos personajes que descubren su vocación al servicio de la ley de modo inesperado, y que incorporan a la policía métodos de persecución de los delincuentes muy poco ortodoxos.

4/10
El soldado de fortuna

1976 | Il soldato di ventura

El personaje de aventuras Héctor Fieramosca, libra mil y una batallas por el orden y la paz del reino de Nápoles. Los enfrentamientos con sus enemigos se desarrollan con gallardía y desenfado que desprende este original hombre de armas, amado, odiado y temido por todos..

Pies grandes

1975 | Piedone a Hong Kong

El inspector Rizzo, llamado "Pies grandes", se la tiene jugada a la mafia de Nápoles y a su tráfico de estupefacientes. Cuando el capo más importante es asesinado, Rizzo sospechará que hay un topo en la policía, de modo que haciéndose pasar por criminal viajará a Bangkok para desenmascarar el contrabando de droga. El director Steno (Vida de perros) dirige al gradullón más violento y a la vez más pacífico que ha dado el cine, el simpático Bud Spencer. Risas y golpes a mansalva.

5/10
El súper poli

1974 | Piedone lo sbirro

Zapatones, atípico comisario de policía, trata de prevenir el crimen en los bajos fondos de Nápoles. Una de las más hilarantes comedias de acción de Bud Spencer, en solitario, sin el listillo picaruelo Terence Hill, su habitual acompañante.

4/10
... y si no, nos enfadamos

1974 | Altrimenti ci arrabbiamo

Kid y Ben, enemigos amistosos, rivalizan por conseguir el cochecito en que consiste el primer premio de una carrera, un minibólido superguay. El caso es que unos matones destrozan el cochecito, y mientras no lo repongan, la pareja hará la vida imposible a estos maleantes. Uno de los filmes más populares de Terence Hill y Bud Spencer, con peleas inolvidables, y divertidas secuencias en la feria de atracciones. Gran parte de la película se rodó en Madrid.

5/10
Dos misioneros

1974 | Porgi l'altra guancia

Risas y mamporros es lo que ofrece esta comedia de acción, una de tantas de las que rodó el inefable dúo italiano compuesto por Bud Spencer y Terence Hill. Esta vez detrás de la cámaras se sitúa Franco Rossi (Las cuatro muñecas), director italiano sin demasiado recorrido.

5/10
También los ángeles comen judías

1973 | Anche gli angeli mangiano fagioli

Charlie es un boxeador sin trabajo que pasa hambre en los difíciles años de la Gran Depresión. Un día conoce a Sonny, que es un joven solitario y soñador que está dispuesto a formar parte de alguna pandilla de gángsteres para poder salir adelante. Juntos, deciden trabajar en la banda de Angelo, un mafioso, que les da empleo vigilando un club nocturno. Pero Charlie y Sonny son, en el fondo, dos hombres de mundo, dos tipos duros, así que Angelo les encarga otra cosa: Acudir al barrio pobre y recaudar el impuesto de protección. Poco a poco, los dos matones empiezan a sentir lástima por la gente humilde que tiene que vivir de sus pequeños comercios. Comedia italiana de gángsteres con el gordinflón Bud Spencer a la cabeza del reparto. En esta ocasión, contaba con Giuliano Gemma como compañero en vez de Terence Hill, que solía ser su 'coleguilla' de siempre.

5/10
¡¡Más fuerte, muchachos!!

1972 | Più forte, ragazzi!

Terence Hill y Bud Spencer, actores italianos con apellido americanizado cara al mercado internacional, se sumergen en una complicada aventura, en el que el pago de un cheque y un intento de robo de lo cobrado, les lleva a Colombia, donde en un recóndito lugar hay una mina de esmeraldas. Buenas peleas, humor basado en el contraste de caracteres de los protagonistas, y un poquito de exotismo, son los principales ingredientes de esta entretenida función.

5/10
En el Oeste se puede hacer... amigo

1972 | Si può fare... amigo

Un pistolero pretende que su joven hermana se case pronto con otro hombre. El motivo es que ha tenido relaciones con ella. Pero después pretende matar a su esposo... Comedia del oeste con muy poco recorrido argumental y escasa seriedad, cuya mayor baza es la presencia de Bud Spencer –que siempre se lo pasa genial en este tipo de filmes– y del malévolo Jack Palance. Coproducida por España, entre el reparto destaca además Francisco Rabal, y el guión es obra nada menos que del gran Rafael Azcona (El verdugo).

4/10
Una razón para vivir y una para morir

1972 | Una ragione per vivere e una per morire

Durante la Guerra Civil Americana, un grupo de delincuentes va a ser ajusticiado por el ejército yanqui. Sin ebargo, en el último momento les darán la oportunidad de salvar sus vidas a cambio de llevar a cabo una misión tan peligrosa que es prácticamente suicida. Coproducción europea, entre la acción y el spaghetti-western, que tiene cierto interés gracias al ritmo de la trama y a un reparto estelar de actores carismáticos, como James Coburn, Telly Savalas o Bud Spencer. En el guión intervino el gran Rafael Azcona (El verdugo).

5/10
Turín negro

1972 | Torino nera

El corsario negro

1971 | Il corsaro nero

La pareja Terence Hill-Bud Spencer protagoniza una cinta de piratas que tratan de hacerse con el tesoro de un galeón español. Bofetadas a granel y humor en un film que firma un italiano, que usa el ‘alias’ de Vincent Thomas.

4/10
Cuatro moscas sobre terciopelo gris

1971 | 4 mosche di velluto grigio

Un joven músico recibe extrañas llamadas telefónicas. Por la calle, le persigue un desconocido varias veces, hasta que harto de esta situación, decide hablar con él, con tan mala suerte que se produce una confusión y acaba apuñalando a su acosador. Al día siguiente recibe fotografías del momento en el que apuñaló al individuo. Uno de los trabajos más desconocidos de Argento, que junto con los dos anteriores –los primeros de su filmografía, El pájaro de las plumas de cristal y El gato de las nueve colas– forma la conocida como 'trilogía de los animales' por los apasionados del cineasta italiano. Llama la atención en un film de terror y suspense como éste la presencia de Bud Spencer, conocido por sus comedias de acción, con Terence Hill.

5/10
Le seguían llamando Trinidad

1971 | ...continuavano a chiamarlo Trinità

Continuación de la divertida Le llamaban Trinidad, igualmente dirigida por Barboni. Un traficante de armas confunde a Trinidad y a su hermano con dos agentes federales, y puesto que les tratan muy bien en el pueblo, ambos deciden mantener la ficción. Increíbles secuencias de acción a puñetazo limpio, en la segunda parte de la saga, que concluyó un año después con Y después le llamaron el magnífico.

5/10
Le llamaban Trinidad

1970 | Lo chiamavano Trinità

El pícaro Trinidad llega a un pueblo donde le espera su hermano, un ladrón de caballos que ejerce ocasionalmente como sheriff. Ambos tratarán de pararle los pies al malvado alcalde, que intenta controlar la zona. En la época de mayor éxito del spaguetti-western, Terence Hill y Bud Spencer –actores italianos cuyos verdaderos nombres son Carlo Pedersoli y Mario Girotti, respectivamente– obtuvieron un gran éxito de público y taquilla con este título, que incorporaba humor al género. Se trata, posiblemente, de uno de los mejores trabajos del dúo. Tanto es así, que al año siguiente apareció la secuela: Le seguían llamando Trinidad.

5/10
La colina de las botas

1969 | La collina degli stivali

Uno de los westerns cómicos de Terence Hill y Bud Spencer. Hill intenta evitar que un grupo de mineros sea engañado por una panda de facinerosos. Le ayuda la gente de un circo. Humor blanco garantizado.

4/10
Un ejército de cinco hombres

1969 | Un esercito di cinque uomini

El Holandés, líder de un grupo de cinco bandidos, decide asaltar un tren, que está cargado de oro destinado al ejército mexicano. Ameno spaghetti-western, de factura correcta, con un reparto perfecto, en el que destaca el siempre creíble Peter Graves, y el enorme Bud Spencer.

4/10
Los cuatro truhanes

1968 | I quattro dell'Ave Maria

Seguramente la mejor película de las seis que filmó el director italiano Giuseppe Colizzi. Se trata de una secuela de Tú perdonas... yo no, rodada por él un año antes. Protagonizan, los mismos personajes, Cat y Hutch, interpretados por Terence Hill y Bud Spencer. La trama presenta a Cat y Hutch en El Paso. Se dirigen al banco para entregar el botín de un robo y cobrar la recompensa. Mientras, un tal Cocopoulos salva su vida de la horca y es solicitado para acabar con los recién llegados. Destaca en Los cuatro truhanes la agilidad de la trama –dentro de los parámetros del más genuino spaghetti-western– y el buen tratamiento del humor. Y por supuesto la presencia del incomparable Eli Wallach.

5/10
Ojo por ojo

1968 | Oggi a me... domani a te

Bill Kiowa pasa cinco años en la cárcel, condenado injustamente víctima de la traición de un amigo, que además viola y asesina a su mujer delante de él. Durante esos años, su obsesión es la venganza, por lo que practica día y noche con un revólver de madera. Al salir de la cárcel, recluta a cuatro pistoleros, uno de ellos es O?Bannion, para enfrentarse a quien le traicionó y a su banda de forajidos en un duelo mortal..

Más allá de la ley

1968 | Al di là della legge

Un ingeniero llega a un remota localidad para hacerse cargo de la gestión de una mina de plata. Sin embargo, al lelgar se da cuenta de que le faltan los 12.000 dólare que poseía para pagar a los mineros. Entretenido e intenso spaghetti western que cuenta con un sólido reparto, especialista en el género, entre ellos Lee Van Cleef y un joven Bud Spencer que daba sus primeros pasos en el cine.

5/10
Tú perdonas... yo no

1967 | Dio perdona... Io no!

La primera película que protagonizaron Terence Hill y Bud Spencer, una de las parejas cinematográficas más populares, al menos en el mundo latino. Aquí no había mucho humor, pero sí acción trepidante en forma de spaghetti-western, al seguir a una banda de forajidos.

5/10

Últimos tráilers y vídeos