IMG-LOGO

Biografía

Cary Grant

Cary Grant

82 años ()

Cary Grant

Nació el 18 de Enero de 1904 en Horfield, Bristol, Inglaterra, Reino Unido
Falleció el 29 de Noviembre de 1986 en Davenport, Iowa, EE.UU.

Premios: 1 Oscar

El refinado galante

01 Febrero 2004

Decía Alfred Hitchcock que si en una película ataba a una estrella a la vía del tren, el público se agitaría en su butaca. Pero si ataba a Cary Grant, el público se pondría en pie e intentaría entrar en la pantalla para poder hacer algo.

Estas frases resumen que Cary Grant es una de las estrellas que mejor caen, y con las que el espectador más se ha identificado en el cine. El 18 de enero de 2004 se cumplió el centenario de este mito de la comedia, que también protagonizó inolvidables cintas de suspense y varios clásicos del cine de aventuras.

Una vez, un entrevistador le dijo que todo el mundo quería ser como Cary Grant, a lo que éste replicó: “Yo también”. Ha pasado el tiempo, pero este actor sigue siendo una de las estrellas más populares. Archibald Alec Leach nació en Inglaterra, concretamente en Bristol, hijo único de una familia de clase media. Un trágico suceso marcó su infancia, el hecho de que su madre fuera recluida en un sanatorio mental. Dejó la escuela a los 14 años, para ingresar en una compañía de saltimbanquis, donde aprende a moverse con zancos y el arte de la pantomima. Ocho de los miembros de la compañía se trasladaron a Estados Unidos para poner en marcha un espectáculo en Broadway que tuvo un gran éxito. Una de las grandes divas de los años 30, Mae West, repara en él porque combinaba “virilidad con aura de caballero”. Le ficha para protagonizar junto a ella una obra de teatro, que había escrito la propia Mae West, Lady Lou, posteriormente llevada al cine.

Los ejecutivos de Paramount le fichan, y Grant debuta como secundario a los 28 años en Esta es la noche. Cuando se le acabó el contrato con esta productora, Grant tomó una decisión inusual, convertirse en un freelance en una época en la que todos los actores estaban en nómina en alguno de los estudios. Títulos como La gran aventura de Silvia, La fiera de mi niña y Gunga Din de RKO o Sólo los ángeles tienen alas, y Luna Nueva, de Columbia se sitúan en lo más alto de las listas de recaudación, por lo que todas las productoras estaban ansiosas por contratar al actor.

Hitchcock fue muy criticado por poner a Grant como presunto asesino, en Sospecha, porque el público se figuraba desde el minuto uno que Grant era incapaz de matar a una mosca. Para remediar el error, el maestro del suspense colocó al actor en otras tres de sus mejores películas: Encadenados, Atrapa a un ladrón y Con la muerte en los talones. Historias de Filadelfia y Arsénico por compasión son dos de las mejores comedias de la historia del cine, mientras que Tú y yo es el paradigma de la comedia romántica. Además, el actor tuvo tiempo de demostrar su habilidad para el drama, en Serenata nostálgica, o Noche y día, donde interpretaba al músico Cole Porter.

En los años 60, el actor se sentía ya un poco mayor para los papeles de galán que le proponían, e incluso rechazó varias veces trabajar con Audrey Hepburn, por la diferencia de edad de 25 años, en Vacaciones en Roma y Sabrina. Finalmente lo hizo, en la inolvidable Charada, pero exigió que cambiaran el guión para que fuera ella la que se enamorara de él, y no al revés, y para que pusieran algunos gags en los que él se mofara de su edad. Retirado del cine en 1966, porque se dio cuenta de que se había pasado de moda la comedia sofisticada, cuatro años después le concedieron un Oscar honorífico, pues paradójicamente hasta entonces no se lo habían dado. Mientras representaba un monólogo cómico en Iowa, el 28 de diciembre del 86, sufrió un ataque al corazón, que horas después ocasionaría su muerte.

Oscar
1970

Ganador de 1 premio

  • Oscar honorífico
Filmografía
Apartamento para tres

1966 | Walk, Don’t Run

Testamento cinematográfico del incomparable Cary Grant, en una comedia chispeante, muy suya, sobre un rico hombre de negocios que comparte apartamento en Tokio con una joven y un deportista.

6/10
Operación Whisky

1964 | Father Goose

Walter está pasando una Segunda Guerra Mundial tranquilita, solo en una isla paradisiaca de los mares del Sur, donde vigila el paso de aviones enemigos. Pero la paz se rompe cuando arriba al lugar una maestra francesa acompañada de siete revoltosas niñas. La guerra de sexos está servida. Divertido film de Cary Grant, que por una vez abandona la imagen de elegancia sofisticada a que nos tiene acostumbrados, para interpretar a un caradura desaseado y aficionado al whisky, que lo que quisiera es estar lo más alejado posible del contacto con otros seres humanos. Sus deseos no sólo no se realizan, sino que encima debe aguantar el alboroto inevitable de unas escolares. Por otro lado, el personaje de Leslie Caron, fantástico, le esconde la apetecible bebida, y se empeña en ordenar lo que hasta entonces era una vida anárquica. También Trevor Howard está incomensurable, y es que las gansadas del guión, que ganó el Oscar, son hilarantes.

6/10
Charada

1963 | Charade

Durante unas vacaciones en una estación de esquí, Reggie Lampert (Audrey Hepburn) conoce a un desconocido con encanto que dice llamarse Peter Joshua (Cary Grant). Poco después, Reggie viaja a París con el objetivo de pedirle el divorcio a Charles, su marido, pero la policía le notifica que su marido ha sido asesinado, arrojado desde un tren. En el funeral, Reggie descubre a diversos personajes que aparecen para verificar si Charles está realmente muerto. Uno de ellos llega a pinchar el cadáver con un alfiler para asegurarse. Poco después, el agente de la CIA Hammer Bartholomew (Walter Matthau) informa a Reggie de que Charles estaba involucrado en un robo que tuvo lugar durante la II Guerra Mundial. Finalmente se quedó con todo el botín tras traicionar a sus compinches, que ahora han reaparecido para intentar recuperarlo. Perseguida por estos, Reggie acaba recurriendo a Peter, el único tipo en el que parece poder confiar, pese a que no le ha dicho su verdadero nombre... Entretenídisimo film de intriga lleno de momentos memorables. Stanley Donen (Cantando bajo la lluvia, Dos en la carretera) demostró ser un auténtico todoterreno en esta inolvidable y peligrosa "charada", que equilibra a la perfección una intriga de altos vuelos con momentos de comedia y romance al más puro estilo clásico. La atmósfera de Charada bebe claramente del genio creador de Alfred Hitchcock (el parecido es más que patente), pero todo el juego de muertes, equívocos y desconfianzas queda realzado por la actuación estelar de la pareja formada por Cary Grant y Audrey Hepburn, que demuestran una química inigualable (lo de la ducha vestido es el colmo). A Grant ya le habían ofrecido formar equipo con Hepburn en Vacaciones en Roma, pero rechazó el papel porque no veía creíble el romance en la pantalla entre ellos por los 25 años de edad de diferencia entre ellos. Finalmente aceptó reunirse con ella en este film, pero siempre y cuándo el personaje de ella llevara la voz cantante en la relación. El trabajo del resto del reparto de Charada es encomiable, en especial el de Walter Matthau, que hace gala de un gran desparpajo. Y la música, nostálgica y ritmosa como pocas, es una de las piezas más famosas del gran Henry Mancini, amigo de Audrey Hepburn desde Desayuno con diamantes. "Hay una escena en la película donde Audrey vuelve de unas vacaciones felices de invierno y llega a su apartamento de París encontrándolo despojado de todo lo de valor", recordaba Mancini. "El piso desnudo y las paredes son todo lo que permanece. Su marido se había fugado con todos sus bienes mundanos. Ella entra en el apartamento débilmente alumbrado con su maleta e inspecciona la escena. Sus sentimientos son de tristeza, soledad y vulnerabilidad. Para mí, esto se tradujo en un pequeño vals Parisino triste. Con aquella imagen de Audrey en mi mente, fui al piano y en menos de una hora escribí Charada". La música obtuvo una candidatura al Oscar a la mejor banda sonora.

8/10
Suave como visón

1962 | That Touch of Mink

Cathy, una chica provinciana que vive desde hace poco en Nueva York, sueña con conocer al hombre de su vida. ¿Será este el elegante millonario cuyo lujoso automóvil le salpica de barro el vestido, justo antes de una entrevista de trabajo? Típico film de Doris Day, donde su pareja bien podía haber sido Rock Hudson, a quien la memoria cinéfila le asocia inmediatamente. Cary Grant encaja a la perfección en el juego del gato y el ratón en que consiste su relación con Day, el choque entre la experiencia mundana de él y la encantadora ingenuidad de ella. También están cuidados los personajes secundarios. Especial mención merece Gig Young como el neurótico consejero del millonario y Audrey Meadows como la amiga de Cathy con la que comparte piso. Hay gags divertidísimos, como la confusión de las ancianas que recaudan fondos para ayudar a madres solteras, o los del psiquiatra escandalizado por las supuestas preferencias sexuales de un paciente.

6/10
Página en blanco

1960 | The Grass Is Greener

Un matrimonio de aristócratas venidos a menos consigue ingresos extra con visitas guiadas a su castillo. La llegada de un millonario estadounidense, magnate del petróleo, pondrá a prueba a la pareja. Cary Grant hizo una apuesta personal por esta historia, adaptación de la obra teatral de Hugh Williams y Margaret Vyner, porque añoraba la sofisticación y el enredo de las comedias de salón. Dirige otro veterano, Stanley Donen, que ficharía al actor para su siguiente film, Charada. Si no extraña ver a Deborah Kerr y Jean Simmons en una comedia, sí sorprende más Robert Mitchum como el rico texano.

6/10
Operación Pacífico

1959 | Operation Petticoat

Al comandante de un submarino en mal estado le toca llevar viajeras. Uno de los filmes más tempranos del especialista en comedia Blake Edwards. El cineasta sabe sacar todo su jugo a la cuestión de la obligada convivencia entre hombres y mujeres en el estrecho espacio del submarino. Cary Grant da un recital interpretativo, donde un gesto o una de sus divertidas miradas valen más que mil palabras. Y Tony Curtis le da justa réplica.

6/10
Con la muerte en los talones

1959 | North By Nortwest

Cary Grant encarna a un publicista que es confundido con un agente de los servicios secretos. Víctima de este error de identidad, se ve envuelto en una imparable persecución en la que debe aguzar su ingenio si quiere escapar con vida. Con la muerte en los talones es, sin duda, uno de los títulos más celebres de su aclamado director, Alfred Hitchcock, el mago del suspense. Cuenta con escenas, hoy consideradas míticas, tales como:la persecución de la que es objeto Cary Grant por una avioneta fumigadora, o el desenlace final en las montañas Rushmore. La película cuenta con una magnífica puesta en escena que, acompañada de la excelente partitura musical de Bernard Herrman (Psicosis), mantiene la acción y el suspense en todo momento. El reparto se ve completado por Eva Marie Saint, encargada de dar el contrapunto romántico al film y por James Mason. Obtuvo tres nominaciones a los oscars en las categorías de mejor montaje, guión original y decorados.

9/10
Indiscreta

1958 | Indiscreet

Una mujer cree conocer al hombre de su vida. Pero está casado. ¿O no? Porque en realidad ésa es la excusa que Philip le pone a Anna para no comprometerse. Cuando ella se entera, se pone hecha una furia, y se propone provocar sus celos. Lo que tiene efectos contraproducentes, pues él había pensado finalmente proponerle matrimonio. Encantador enredo dirigido por Stanley Donen, que volvió a reunir a la pareja Cary Grant-Ingrid Bergman doce años después de Encadenados.

5/10
Cintia

1958 | Houseboat

Una atractiva joven muy poco convencional, decide escaparse de su padre despótico. Para ello, acepta un puesto como institutriz de los tres traviesos hijos de un abogado, interpretado por Cary Grant. Este atraviesa una mala racha, porque se ha quedado viudo y vive en una casa que está en un estado precario. Pero todo cambiará con la llegada de la nueva institutriz. Además, interviene un curioso personaje interpretado por Harry Guardino, un tipo muy torpe que trata de arreglar los desperfectos de la casa. Inevitablemente, el amor surgirá entra la simpática joven y el abogado abrumado por su trabajo. Entretenida comedia sin muchas pretensiones. La divertida acción se desarrolla mediante una serie de agudos gags. Las notables interpretaciones de Cary Grant y Sophia Loren mantienen en pie una película que tiene su encanto.

6/10
Bésalas por mí

1957 | Kiss Them For Me

Uno de los títulos menos conocidos de Stanley Donen y Cary Grant. Durante un permiso en San Francisco, tres pilotos participan en una fiesta organizada por un magnate, que puede servirles para descubrir el amor.

5/10
Orgullo y pasión

1957 | The Pride And The Passion

Adaptación de una novela de C.S. Forester, situada en la España de la guerra de la independencia. En ella un oficial inglés (Grant) ayuda a unos guerrilleros españoles (Sinatra y Loren) a usar un cañón contra Napoleón.

5/10
Tú y yo

1957 | An Affair To Remember

Un galán de primera y una cantante de un club nocturno se encuentran en un transatlántico. Flechazo instantáneo, pero ¿no será una atracción pasajera?  Nickie Ferrante se va a casar en breve con una hermosa y rica heredera y Terry McKay es la amante de un magnate, Sin embargo, el encuentro (inolvidable escena la de la pitillera) ha sido tumbativo y ambos sienten que aquello es algo más que un simple capricho fortuito. Para asegurar la decisión que deben tomar acuerdan que, si al cabo de seis meses siguen sintiendo lo mismo el uno por el otro, se encontrarán de nuevo en lo alto del Empire State Building. Tú y yo es el arquetipo del romance, un melodrama de 18 quilates con un buen chorrito de comedia y tragedia en las justas proporciones. Lo sentimental se convierte en arte. La música te llena los oídos de nostalgia de la buena y Leo McCarey saca lo mejor de Cary Grant y Deborah Kerr, que están superlativos. La película fue nominada para 4 Oscar en 1957.

9/10
Atrapa a un ladrón

1955 | To Catch A Thief

John Robie (Cary Grant), llamado "el gato", es un americano que vive con un gran estilo en la Riviera francesa. En el pasado fue un famoso ladrón de joyas, y por eso, cuando empizan a repetirse robos con su "estilo" la policía cree que "el gato" ha vuelto a su antiguo oficio. Robie tendrá así que intentar encontrar al culpable si no quiere acabar él mismo en la cárcel. Y para ello entra en contacto con las posibles próximas víctimas, entre ellas Jessie Stevens (Jessie Royce Landis), quien está acompañada por su bellísima hija Francie (Grace Kelly). La acción transcurre entre lujosos casinos y ambientes espectaculares. Una de las películas consideradas menores del genio Alfred Hitchcock, oscurecida por la brillantez de La ventana indiscreta (1954) o Crimen perfecto (1954) rodadas en el mismo período. Con Atrapa a un ladrón, Hitchcock se decanta más hacia la comedia romántica, dejando en un segundo plano la intriga. Cuenta con el atractivo de un excelente dueto de intérpretes. Cary Grant era el actor favorito de Hitchcock, y ya trabajaron juntos en Sospecha (1941) o Encadenados (1946). Toda la película desprende un glamour delicioso, pero la escena del beso en el umbral de la puerta es sencillamente irresistible.

8/10
La mujer soñada

1953 | Dream Wife

Reunión de dos sofisticadas estrellas de la época como Cary Grant y Deborah Kerr. A pesar de que el guión flojeaba bastante, ambos aceptaron el proyecto con tal de trabajar juntos. El resultado final es decepcionante, aunque el vestuario de Helen Rose y Herschel McCoy recibió una nominación al Oscar. Grant es Clemson Reade, un hombre de antiguas costumbres que pretende que su novia (Kerr) se convierta en ama de casa en exclusiva una vez casados. Como ella es una activa funcionaria del Departamento de Estado, el compromiso se rompe. Así que Clemson busca esposa en la sumisa princesa de un país lejano. En su reparto encontramos a la exótica Movita, polémica mujer de Marlon Brando.

5/10
Me siento rejuvenecer

1952 | Monkey Business

Un brillante químico (Cary Grant) inventa una portentosa fórmula que permite conseguir una bebida que impide envejecer a sus usuarios. Sin embargo, a causa de un accidente, el líquido se vierte en un depósito de agua, por culpa del travieso chimpancé que el científico solía utilizar para sus experimentos. A partir de ese momento se desencadena una serie de inesperados efectos, como que el químico se convierte en un adolescente, su mujer (interpretada por Ginger Rogers) empieza a comportarse como una niña y su atractiva secretaria (Marilyn Monroe) también parece afectada. En esas circunstancias, es difícil que el científico pueda llegar a desarrollar un remedio contra tan terrible problema. Uno de los mejores títulos del genial Howard Hawks en el terreno de la comedia, junto con La fiera de mi niña, Bola de fuego o La novia era él. Precisamente sus títulos más exitosos fueron aquellos protagonizados por el indudable rey del género, Cary Grant. En esta ocasión el realizador todoterreno contó con un hábil guión en el que colaboraron dos de los escritores más reputados de la comedia norteamericana: Ben Hecht (Luna nueva) y I.A.L. Diamond (El apartamento). Contiene gran cantidad de gags e inolvidables escenas entre las más alocadas de la comedia clásica.

7/10
Hogar, dulce hogar

1952 | Room for One More

Comedia de ambiente familiar que nos cuenta el caso del matrimonio formado por Poppy y Anna Rose, que viven felices con sus tres hijos. Sin embargo, Anna es una mujer de gran corazón que quiere adoptar a dos nuevos niños: una niña de trece años y un muchacho analfabeto con problemas para caminar. Aunque los comienzos son bastante duros, los niños pronto aceptan el cariño de los Rose y acaban convertidos en unos miembros más de la familia. Lo más interesante del largometraje es que está protagonizada por Cary Grant y su esposa en la vida real, la francesa Betsy Drake. Casados desde 1949 hasta 1962, la verdad es que la carrera de ésta actriz en el cine no fue muy afortunada actuando únicamente en media docena de intrascendente títulos.

4/10
Murmullos en la ciudad

1951 | People Will Talk

Un médico algo heterodoxo es cuestionado por un colega, al tiempo que se enamora de una de sus estudiantes, que espera un bebé. Parábola de la caza de brujas, dirigida con tino por el gran Joseph L. Mankiewicz y que cuenta con un Cary Grant siempre en su sitio.

6/10
Crisis (1950)

1950 | Crisis

Debut en la dirección del guionista Richard Brooks (1912-1992), después convertido en uno de los autores más sobresalientes del cine americano con películas de impecable fuerza narrativa como El fuego y la palabra (1960), Los profesionales (1962) y Muerde la bala (1975). Crisis cuenta cómo un médico norteamericano, de vacaciones en un país sudamericano, es obligado a operar de un tumor cerebral a un peligroso dictador. Si no coopera, su esposa será asesinada. Cary Grant no parece el más indicado para el papel principal, mientras que en el resto del reparto encontramos nombres hispanos como los de José Ferrer (como el dictador enfermo) y Ramón Novarro, mítico protagonista de las versiones mudas de Ben-Hur (1925), El prisionero de Zenda y Los cuatro jinetes del Apocalipsis. Excelente partitura a guitarra de Miklós Rózsa.

5/10
La novia era él

1949 | I Was a Male War Bride

Howard Hawks orquesta una comedia disparatada, con uno de los reyes indiscutibles del género, Cary Grant. El film narra cómo una mujer del ejército norteamericano conoce al apuesto oficial francés Henri Rochard, o sea, Grant, con el que se casa. Las leyes patrióticas de la época permiten que el cónyuge viaje con un grupo de personas en situación similar... excepto en un pequeño detalle: todas son mujeres. Para pasar inadvertido, a Rochard no se le ocurre otra cosa que vestirse de mujer. El film ofrece risas a granel.

7/10
En busca de marido

1948 | Every Girl Should Be Married

Primera película de Cary Grant junto a su esposa en la vida real, Betsy Drake. El actor prácticamente exigió la participación de su mujer en el film, diciendo incluso al director cómo debía rodar las escenas donde ella participase. Esta intromisión en el trabajo de Don Hartman no fue impedimento para que la comedia, una de las últimas producciones de la RKO, que por aquel entonces estaba al borde de la quiebra, tuviese una recaudación de más de 775.000 dólares, convirtiéndose en uno de los éxitos de la temporada. Anabel es una mujer liberada y feminista que cree llevar la iniciativa en cuanto a buscar pareja se refiere. Así que elige a su “presa” en la persona de un pediatra, produciéndose en la persecución todo tipo de enredos humorísticos. La censura española creyó que eso de la emancipación de la mujer no convenía al pueblo, así que solo se puedo ver años después en televisión.

7/10
Los Blandings ya tienen casa

1948 | Mr. Blandings Builds His Dream House

Adaptación de una novela de Eric Hodgins, convertida en guión por dos nombres básicos de la comedia norteamericana como Norman Panama y Melvin Frank. Los Blandings, una familia con dos niños, viven de alquiler en un pequeño apartamento del centro de Manhattan. Hartos de esta situación, deciden comprar una casa de campo situada a una hora de la ciudad. Así que deciden construir el hogar de sus sueños... sin saber que, en realidad, su pesadilla acaba de comenzar. Comedia producida por David O. Selznick, reúne a un trío de excepción como Cary Grant y Myrna Loy como el matrimonio Blandings, y Melvyn Douglas como el mejor amigo de la familia, aunque siempre con un ojo puesto en la esposa. En su reparto figura también Lex Barker, conocido tanto por su personaje de Tarzán como por ser uno de los maridos de Tita Cervera.

8/10
La mujer del obispo

1947 | Bishop's Wife

Un joven necesita recaudar fondos para su iglesia, pero no sabe cómo conseguirlos. Por suerte para él, sus plegarias son escuchadas por un peculiar personaje: un ángel baja a la tierra para prestarle ayuda y obrar pequeños milagros. El excelente reparto sostiene esta comedia con tintes fantásticos, basada en una novela de Robert Nathan. Tuvo un remake años más tarde, protagonizado por Denzel Washington y Whitney Houston.

6/10
El solterón y la menor

1947 | The Bachelor And The Bobby-Soxer

Al ser sorprendido con una menor que se ha colado en su casa, un pintor con fama de seductor es procesado por la hermana juez de la joven. Ingeniosa comedia, que cuenta con un trío de actores formidable, encabezados por unos siempre eficientes Cary Grant y Myrna Loy. La jovencita en cuestión es la precoz Shirley Temple, que por entonces ya contaba con 19 años. Ganó el Oscar al guión.

6/10
Noche y día (1946)

1946 | Night And Day

Cuenta la vida del genial músico Cole Porter, compositor, entre otras, de canciones como "I get a kick out of you", "My heart belongs to daddy" o "You're the top". La película comienza en la Universidad de Yale, en el día de la graduación de Porter. Su ilusión y su máxima ambición es formar una gran orquesta y dedicarse a componer grandes canciones. Pero esto no es tan fácil como parece, a pesar de contar con un enorme talento. Porter se las verá negras para conseguir sus primeros contratos, y tendrá que luchar contra todo tipo de inconveniencias y contratiempos. Es una de las películas menores del director Michael Curtiz, inmortalizado en la historia del cine por Casablanca (1942), que brilló sobre todo en películas de aventuras como El capitán Blood (1935), La carga de la brigada ligera (1936), y Robin de los bosques (1938). Aquí aporta su habilidad para moderar el ritmo de la acción y su creatividad visual. A las siempre satisfactorias interpretaciones de Cary Grant, se une un equilibrado reparto encabezado por Alexis Smith. La película es entretenida, y el acompañamiento musical es magnífico.

6/10
Encadenados

1946 | Notorious

Un agente del FBI le pide a una mujer que seduzca a un miembro de una banda de neonazis, que opera en Rio de Janeiro. Tras una serie de encuentros, el hombre que vigila le pide que se case con él. Al tiempo, la joven mantiene un romance con el agente que le sirve del enlace. Uno de los filmes más románticos de Alfred Hitchcock que, a la vez, consigue una gran tensión. Entre los soberbios actores destaca Claude Rains, como el villano de la historia, un hombre que vive a la sombra de su autoritaria madre.

8/10
Un corazón en peligro

1944 | None But the Lonely Heart

Melodrama que tiene lugar en los ambientes marginales de Inglaterra, poco antes de la Segunda Guerra Mundial. Allí, el joven Ernie busca ganar dinero a toda costa, aunque sea entrando de lleno en la delincuencia. Cuando regresa a su hogar descubre que su madre trafica con objetos robados para poder subsistir. Basada en una novela de Richard Llewellyn, se trata de una producción RKO donde Cary Grant recibió una nominación al Oscar por su dramática aportación al personaje, mientras que Ethel Barrymore consiguió la estatuilla como actriz secundaria al encarnar a su esforzada madre. Igualmente fueron candidatos de la Academia Constantine Bakaleinikoff y Hanns Eisler por la banda sonora y Roland Gross al mejor montaje.

6/10
Érase una vez (1944)

1944 | Once Upon a Time

Así, de entrada, una comedia surrealista donde Cary Grant es un promotor de teatro al borde de la quiebra que recibe la inesperada ayuda de un muchacho que le entrega una misteriosa caja. Dentro, hay nada menos que una oruga que baila al son de la música. Este hallazgo se convierte en todo un acontecimiento en la ciudad, y la gente llega a raudales para ver tan peculiar espectáculo. Fábula optimista y simbólica, rodeada de buenos sentimientos, basada en un serial de radio llamado “My Client Curly” escrito por Norman Corwin y Lucille Fletcher. Aunque la crítica resaltó la originalidad de su planteamiento, el público no respondió al asunto de la oruga y fracasó en taquilla.

7/10
Arsénico por compasión

1944 | Arsenic And Old Lace

En el momento en que va a salir de viaje de bodas con su esposa Elaine Harper (Priscilla Lane), el escritor Jonathan Brewster (Cary Grant) descubre que sus dos viejas y entrañables tías Abby (Josephine Hull) y Martha (Jean Adair) se dedican desde hace tiempo a envenenar ancianos solitarios que acuden a su casa para alquilar una habitación. El hermano de ellas (John Alexander), que en su locura se cree Teddy Roosevelt, entierra los cadáveres en el sótano suponiendo que construye el canal de Panamá. El problema se agrava cuando llega el hermano de Brewster, un criminal al que el doctor Einstein (Peter Lorre), ha convertido en la viva imagen del monstruo de Frankestein después de hacerle la cirugía estética. Arsénico por compasión es una obra clásica en el género de comedia negra, que se puede ver una y mil veces. Desternillante, irónica y muy fina, pone sobre el tapete la escasa distancia que hay entre la razón y la locura. Tiene un ritmo enloquecido que se extiende a las actuaciones de sus intérpretes, y una magnífica sucesión de gags que convierten esta película en la más hilarante de su director. La interpretación de un Cary Grant que trata de mantener la cordura, casi en un continuo gesto de asombro, contagia al espectador.

9/10
Mr. Lucky

1943 | Mr. Lucky

El inefable Cary Grant es un tahúr con un barco casino, que se propone timar a una organización de mujeres que recoge fondos para la guerra. Su corazón gangsteril sufre un vuelco cuando conoce a una bella damisela.

6/10
Destino Tokio

1943 | Destination Tokyo

El capitán Cassidy (Cary Grant), al mando del submarino Copperfin, abre el sobre con las órdenes secretas 24 horas después de abandonar la base de San Francisco. Su misión no está especificada, ni sabe en qué consiste, sólo puede leer: "Destino Tokio". Es el comienzo de un trepidante viaje, cuando la Segunda Guerra Mundial está en su punto álgido y los submarinos alemanes, los temidos U-Boote, rápidos y casi indetectables, acechan en el Atlántico y el Pacífico. Este es uno de los considerados títulos menores en la filmografía del gran Cary Grant, repleta de obras maestras como Historias de Filadelfia, Arsénico por compasión o Con la muerte en los talones. Aunque no estaba acostumbrado a papeles bélicos, su talento y su variedad de recursos interpretativos, que le permitieron mantenerse al margen de las exclusividades y los encasillamientos de las compañías cinematográficas, le hacen completar un papel sobrio. Es reseñable la dirección de Delmer Daves, que consigue crear una atmósfera claustrofóbica dentro del submarino, bajo la que los tripulantes tendrán que convivir y combatir.

8/10
El asunto del día

1942 | The Talk of the Town

Grant escapa de la cárcel y se refugia en casa de Jean Arthur, pero allí ya hay un inquilino. ¡Qué difícil es elegir a uno cuando los dos se enamoran de ella! Una delicia dirigida por George Stevens (Raíces profundas).

6/10
Hubo una luna de miel

1942 | Once Upon A Honeymoon

Hacer una comedia que ayudara al esfuerzo propagandístico durante la Segunda Guerra Mundial, no era tarea sencilla. Pero el siempre eficaz Leo McCarey logró orquestar para RKO esta entretenida historia de enredo, en torno a una corista algo alocada –Ginger Rogers–, recién casada con el austriaco barón Von Luber, a quien un periodista –Cary Grant– trata de convencer de algo insólito: que su esposo es en realidad un espía nazi. El final es audaz e inesperado.

6/10
Serenata nostálgica

1941 | Penny Serenade

Tragicomedia romántica que cuenta cómo Julie Adams pierde el hijo que esperaba por culpa de un terremoto producido en Tokio, donde se encuentra debido a que su esposo es corresponsal de un periódico allí destinado. De regreso a los Estados Unidos, la pareja intenta por todos los medios iniciar una nueva vida adoptando a una niña. Tercera película que reunía a la pareja formada por Cary Grant e Irene Dunne tras La pícara puritana (1937) y Mi mujer favorita (1940). La cinta significaba un considerable cambio de registro para el actor, ya que además de su habitual comicidad le daba la oportunidad de enfrentarse a un personaje dramático cuya obsesión por el gasto está a punto de hacer naufragar toda su vida. Fue quien mejor parado salió del film, con una nominación al Oscar.

6/10
Sospecha

1941 | Suspicion

Lina, una muchacha tímida, contrae matrimonio con Johnnie Aysgard, un hombre con fama de vividor. Al principio todo va bien, pero pronto Lina empieza a sospechar que su marido se ha casado con ella para asesinarla, cobrar el seguro, y pagar las deudas acumuladas. Adaptación de la novela "Before Act", de Frances Iles, con actores de primera. Hitchcock fue muy criticado por colocar a Cary Grant, un actor que generaba una gran simpatía entre los espectadores, como presunto culpable, cosa que realmente resulta poco creíble. Además, según el cineasta, la productora le alteró el final inicialmente pensado. Sin embargo, se trata de una correcta cinta de intriga, con escenas tan memorables como la del vaso de leche.

6/10
Pasión de libertad

1940 | The Howards of Virginia

Basada en la novela histórica sobre la Guerra de la Independencia norteamericana, escrita por Elizabeth Page. Su trama nos remite a la Virginia, colonia inglesa entre 1750 y 1781. Allí encontrando a Cary Grant convertido en un intrépido luchador por la libertad de los Estados Unidos contra los ingleses. En el film aparecen personajes reales como Thomas Jefferson y George Washington. Dirige sin mucha convicción Frank Lloyd (1886-1960), que comenzó en el cine en 1914 y que, con una fructífera carrera, ganó el Oscar en 1933 por Cabalgada. Drama patriótico con poca carga de profundidad, resultó nominada para dos Oscar en los apartados de registro de sonido (Jack Whitney) y banda sonora (Richard Hageman).

4/10
Mi mujer favorita

1940 | My Favorite Wife

Como la esposa del abogado Nick Arden lleva siete años desaparecida tras un naufragio, éste la da por muerta y vuelve a casarse de nuevo. El mismo día de su boda, la primera mujer de Nick regresa tras haber pasado todo ese tiempo en una isla desierta del Pacífico Sur. Una vez en casa, debe convivir con el nuevo matrimonio Arden y ganarse el cariño de sus dos hijos, que no la reconocen como su madre. Además de tan extraña situación, Nick comienza a sospechar que ella no ha estado sola en la isla. Memorable comedia que ahora tiene el morbo de ver juntos a Cary Grant y Randolph Scott después de todos los rumores que se han vertido sobre ellos. Obtuvo una candidatura al Oscar para el argumento original de Leo McCarey, Bella Spewack y Samuel Spewack. Conoció un remake algo insípido llamado Apártate, cariño (1963), con Doris Day, James Garner y Poly Bergen como trío principal.

9/10
Luna nueva (1940)

1940 | His Girl Friday

Disparatada comedia o screwball del genial Howard Hawks, a partir de la obra teatral de Ben Hecht y Charles MacArthur, llevada al cine con buen tino en varias ocasiones. La versión de Hawks cambia el sexo del protagonista, que se convierte en una agresiva periodista (maravillosa Rosalind Russell), que piensa retirarse para casarse, aunque es una profesional de reza. Podrá más su instinto periodístico a la hora de cubrir una próxima ejecución y el amor por su ex marido, editor del periódico, un genial Cary Grant. El film, de diálogos que se pisan unos a otros, rebosa ingenio por todos sus poros, incluida la idea de la guerra de sexos, y contiene escenas desternillantes, como la del reo condenado oculto en un secreter. Es además un simpático homenaje a "los chicos de la prensa".

8/10
Historias de Filadelfia

1940 | The Philadelphia Story

C.K. Dexter Haven riñe con su esposa, Tracy Lord, una joven de la alta sociedad de Filadelfia, y se divorcia de ella. Poco después, Tracy está a punto de contraer matrimonio con otro hombre. Despechado, C.K. Dexter se presenta en la casa de ella, unos días antes de la boda, para sabotear la ceremonia. También acuden al lugar bajo una identidad supuesta Macauley y Elizabeth, una pareja de periodistas de una revista de cotilleo, dispuestos a cubrir el enlace. En una de las cumbres de la comedia sofisticada, George Cukor reunió a tres de los mejores actores de todos los tiempos: Katharine Hepburn y Cary Grant, reyes indiscutibles del género, y James Stewart, que recibió su único Oscar (posteriormente le dieron uno honorífico). El film ganó además otra estatuilla, al mejor guión adaptado, pues se basa en una obra teatral de Philip Barry. Imprimiendo un ritmo agilísimo, Cukor criticó con elegancia a un sector de la alta sociedad de la época que se centraba en permanecer ociosa.

8/10
Dos mujeres y un amor

1939 | In Name Only

Un tipo está comprometido con una mujer elegida por sus padres, y su destino parece un matrimonio sin amor. En éstas conoce a una joven viuda, de la que se enamora perdidamente. No desvelará su doble juego a las dos mujeres, pero éstas acaban conociéndose tras colisionar en un accidente los coches de ambas. Carole Lombard reemplazó a la prevista Katharine Hepburn, después de que ésta abandonará la RKO, por el fracaso de La fiera de mi niña –de público sólo, pues el film es de los más divertidos 'screwball' de Howard Hawks–, y entregó una sentida interpretación, como la viuda que redescubre el amor.

7/10
Gunga Din

1939 | Gunga Din

La quintaesencia del cine de aventuras, basado en un poema de Rudyard Kipling. Su trama se sitúa en la India colonizada por los ingleses, con sucesivas revueltas por parte de algunos grupos nativos. Para controlar la situación, el ejército envía a una expedición donde se encuentran tres sargentos, inseparables amigos: Cutter (Cary Grant), MacChesney (Victor McLaglen) y Ballantine (Douglas Fairbanks Jr.). Uno de sus miembros es el joven Gunda Din (Sam Jaffe), un nativo encargado del agua pero que sueña algún día con ser un gran soldado. Pronto tendrá la ocasión de demostrar su heroísmo. Costosa producción de dos millones de dólares de la RKO, que acabaría convertida en uno de los sellos de identidad de la compañía y en su película más taquillera. Fue rodada durante tres meses y medio en unas duras condiciones de trabajo en el denominado Valle de la Muerte, en California, donde la piel de los extras era ungida de betún para dar la sensación de que eran auténticos hindúes. Oscar a la mejor fotografía en blanco y negro para Joseph H. August.

10/10
Sólo los ángeles tienen alas

1939 | Only Angels Have Wings

En un lugar en medio de ninguna parte en los Andes, presta servicio una pequeña línea aérea comercial. Geoff Carter (Cary Grant) está al mando. Y allí, en un pequeño microcosmos, hombres y mujeres se desafían, enamoran, discuten… En concreto, dos féminas se disputan la atención de Geoff: Bonnie, una corista, y Juddy, experta en romper corazones.  Uno de los mejores filmes de Howard Hawks ve la luz en DVD. Nos referimos a Sólo los ángeles tienen alas, ilustrativo de los temas favoritos del director, incluido el recurrente en su cine de la camaradería. Además, una de sus aficiones, que compartía con William Faulkner, era el amor al mundo de la aviación, por lo cual se sintió en el rodaje como pez en el agua. A la vez, se trata de una de las mejores muestras de la capacidad de Hawks para combinar aventuras, romanticismo y comedia. La historia en sí es la mar de sencilla. Jules Furthman escribió el atinado guión, aunque basado en las muchas anécdotas que le proporcionó Hawks, de las que asegura, todas tenían base real. Y funcionaban muy bien las referencias a un hecho vergonzoso en el personaje de Richard Barthelmess. Hawks, conocido por su afición a contar con fanfarrón desenfado anécdotas de rodaje, decía haber ayudado a convertir a Rita Hayworth en estrella (mérito compartido con Harry Cohn, presidente de Columbia). Así, en una escena en que Hayworth debía parecer borracha, al no saber cómo lograr que la actriz lo hiciera bien, ideó una estratagema: “Le dije a Cary Grant, cuando te parezca que la escena se apaga, di simplemente ‘no tienes ni idea de lo que te hablo, ¿verdad?’ y la agarras por el cuello y le echas esto por la cabeza. Se pondrá a gritar o a chillar o algo así, y entonces fundimos, y le pones una toalla por la cabeza…”. Y de este modo, la escena funcionó. Las otras dos estrellas del reparto, ya habían dado antes, en cambio, muestras de su buen hacer: Grant con el propio Hawks, en La fiera de mi niña, y Jean Arthur en varios de los filmes de Frank Capra.

8/10
Vivir para gozar

1938 | Holiday

Comedia ingeniosa y sofisticada, con cambios de pareja romántica y ritmo superacelerado. La firma George Cukor, que da rienda suelta al encanto de dos actores “terremoto”, Cary Grant y Katharine Hepburn.

7/10
La fiera de mi niña

1938 | Bringing Up Baby

¿Alguien puede imaginar un argumento más disparatado que un antropólogo tímido y una dama de la alta sociedad absolutamente loca buscando un leopardo perdido al que tienen que cantar una canción absurda para que no les ataque? Y sin embargo, Howard Hawks consigue exponer esta historia con una naturalidad y realismo sorprendentes, en el máximo exponente de la llamada "screwball comedy", es decir la comedia enloquecida. La gestación del proyecto no pudo empezar con mejor pie, pues los guionistas, Hagar Wilde y Dudley Nichols, conectaron especialmente y por lo visto se sintieron especialmente inspirados durante el proceso de escritura. Tanto es así que acabaron rellenando un guión de doscientas dos páginas, lo que habría derivado en tres horas y veinte minutos, por lo que lógicamente, hubo que recortar. Dudley Nichols, guionista de La diligencia, y otros títulos de John Ford, declaró que se había inspirado en la relación que el propio Ford había tenido con la actriz Katharine Hepburn, durante el rodaje de María Estuardo. El guión encandiló al director Howard Hawks y a la actriz Katharine Hepburn, que fueron quienes convencieron a los directivos de RKO de que dieran luz verde al proyecto. Y es que precisamente, un guión de hierro es la principal característica de la "screwball comedy", que acumula personajes variopintos y estrafalarios cuyas relaciones e interacciones derivan en direcciones inesperadas. La fiera de mi niña es un ejemplo de ágiles e ingeniosos diálogos y de secundarios inolvidables, por eso es uno de los grandes exponentes del género, con otros títulos como la hilarante Ser o no ser, del maestro Lubitsch. Por desgracia, ésta no es la tónica dominante en la comedia moderna. Como es bien sabido, el film está protagonizado por el apocado y despistado paleontólogo David Huxley, a punto de acabar la reconstrucción de un esqueleto de brontosaurio, en el museo para el que trabaja. A punto de casarse con su secretaria, un día David acude a jugar al golf con el abogado de una anciana millonaria, posible mecenas del museo. Durante el partido, David conocerá a Susan Vance, atractiva muchacha de la alta sociedad que le abolla el coche, y a partir de ese momento le manipula de forma caprichosa, llegando a embaucarle para cuidar a un leopardo que atiende al nombre de Baby. Katharine Hepburn tenía un especial interés en protagonizar el film, pues hasta ese momento la estrella de dramones como Mujercitas apenas había rodado comedias, excepto algún título como La gran aventura de Silvia, junto a Cary Grant. Cuando empezó los ensayos, sacaba de quicio al director, porque en todo momento se prodigaba en muecas y gestos supuestamente graciosos. Hawks se tomó mucho tiempo convenciéndola de que la comedia se debe tomar muy en serio, porque para hacer reir, los actores deben comportarse con naturalidad y seriedad. Para ayudarla a ensayar, contrató a un equipo de actores, veteranos del vodevil. Más experiencia en comedia tenía el protagonista masculino, Cary Grant, que se movía como pez en el agua en el género, estaba considerado una estrella de la comedia y acababa de triunfar en las taquillas con La pícara puritana, del especialista Leo McCarey. Hawks quedó tan contento con su trabajo, que volvería a contratarle para otros títulos inolvidables: Sólo los ángeles tienen alas, Luna nueva (1940), La novia era él y Me siento rejuvenecer. La influencia de La fiera de mi niña en las comedias posteriores es tan grande que casi podemos hablar de un subgénero de películas que imitan al milímetro el esquema del argumento. Sirvan como ejemplo varias películas de chica loca y hombre tímido. Por ejemplo, algunas del propio Hawks, como Gran bola de fuego y Su juego favorito, pero también otras más recientes, como Algo salvaje, Cita a ciegas y la única imitación reconocida, ¿Qué me pasa, doctor?, homenaje sentido del cinéfilo Peter Bogdanovich a la "screwball comedy". En una entrevista de Bogdanovich con Howard Hawks, éste último le agradece el tributo, pero también le dedica un pequeño reproche. “Tu único error ha sido reconocer abiertamente que me has copiado la idea a mí. Yo he quedado como el inventor de todo esto porque nunca le he contado a nadie a quien le copié yo la idea”, respondía el siempre ingenioso Hawks.

9/10
El ídolo de Nueva York

1937 | The Toast of New York

En los prolegómenos de la guerra de secesión, tres amigos con mucha vista hacen negocio vendiendo pastillas de jabón que podrían contener (o no) en su interior el premio de una moneda de diez dólares. Descubiertos en sus trapicheos, huyen a otro lugar, con idea de pensar nuevos modos de ganarse la vida. Film basado en hechos reales. Uno de los tres pícaros, Jim Fisk, acabaría envuelto en el famoso Viernes Negro de 1869, en que el mundo financiero americano vivió una convulsión económica que anticipaba la terrible de 1929. El triángulo amoroso que protagonizan Edward Arnold, Cary Grant y Frances Farmer también tiene base histórica. Toda la película tiene una historia accidentada, pues el director original, Alexander Hall, tuvo que ser reemplezado a mitad de rodaje por Rowland V. Lee, que sería el único en figurar en los créditos. Además, fue un sonoro fracaso en taquilla de la RKO.

6/10
Una pareja invisible

1937 | Topper

Comedia basada en la novela “The Jovial Ghosts”, de Thorne Smith. En ella, el matrimonio Kerby (Constance Bennett y Cary Grant), alegres, joviales y muertos tras un accidente de coche, regresan del cielo para ayudar a divertirse a su buen amigo Topper, un banquero gris que vive dominado por su esposa. Los personajes de Grant y Bennett están en su forma invisible gran parte del film, por lo que el protagonismo recae en el actor Roland Young como Topper, que fue candidato al Oscar al igual que Elmer Raguse como técnico de sonido. Su éxito daría lugar a dos secuelas, La pareja invisible se divierte (1938), donde el fantasma viaja hasta la Riviera francesa, y La mujer fantasma (1940), todas ellas con Roland Young repitiendo papel.

6/10
When You're in Love

1937 | When You're in Love

Primera y única incursión en la dirección del guionista Robert Riskin (1897-1955), uno de los guionistas con más talento del cine americano e indispensable colaborador en las bondadosas comedias sociales de Frank Capra. En esta ocasión escribió el guión basándose en una historia de Ethel Hill y Cedric Worth. Una decepcionante mezcla entre comedia y musical donde una cantante de ópera australiana se casa por conveniencia con un norteamericano para poder entrar en Estados Unidos, provocando la situación todo tipo de enredos. Protagoniza Grace Moore (1898-1947), una auténtica mezzosoprano de fama internacional, que llegó a cantar en el Metropolitan de Nueva York y que, en su paso por el cine, había logrado una nominación al Oscar por Una noche de amor (1934).

4/10
La pícara puritana

1937 | The Awful Truth

Leo McCarey se llevó el Oscar con esta divertidísima comedia de enredo sobre un matrimonio "separado", que adapta la obra teatral de Arthur Richman. El guión pertenece a Viña Delmar, que en el mismo año, 1937, escribió también para McCarey el libreto de Dejad paso al mañana. Curiosamente ambas obras son riquísimas antropológicamente, al mostrar lo que une y separa a un hombre con una mujer, una desde la óptica de la comedia de una joven pareja, y la otra siguiendo de modo más dramático a un matrimonio de avanzada edad. El film sigue las evoluciones de un matrimonio rumbo al naufragio, el compuesto por Jerry y Lucy Warriner. Él supuestamente ha estado de viaje en determinado punto, lo que no es exacto, y ella se presenta con un apuesto individuo, que se supone que le da clases de canto. Iniciados los trámites del divorcio, ambos harán lo imposible para que las conquistas del otro fracasen. Cary Grant e Irene Dunne, están insuperables, hacen que la comedia parezca fácil, algo que no es cierto en absoluto. La escena en el apartamento de Lucy, que llega a implicar a tres hombres con los que tiene algún tipo de relación, es sencillamente desternillante.

7/10
Wedding Present

1936 | Wedding Present

Considerada un boceto de Luna nueva (1940), la película, con ritmo de trepidante comedia romántica, nos presenta a Charlie Mason y Rusty Fleming, una pareja de periodistas de Chicago que, a pesar de lo ajetreado de su profesión, acaban enamorándose. Los problemas para celebrar su boda serán de todo tipo, incluyendo incendios, persecuciones policiales y secuestros. Película que marcaba el final de los cinco años de contrato que Cary Grant –todavía un actor secundario– había firmado con Paramount, sin los resultados deseados. Junto a él figura la vivaracha Joan Bennett (1910-1990), una de las más rutilantes estrellas femeninas de los años 30 y 40.

4/10
The Amazing Quest of Ernest Bliss

1936 | The Amazing Quest of Ernest Bliss

Adaptación de la novela de E. Phillips Oppenheim donde el excéntrico millonario inglés Ernest Bliss recibe un curioso diagnóstico a su pretendida enfermedad vital: debe vivir durante un año sin recurrir a su fortuna. Es por ello que lo primero que tiene que hacer es buscarse un trabajo, algo que, dada su incapacidad laboral, no le será nada fácil. La comedia no pasa de ser una sucesión de bromas sin mucho sentido sobre un hombre que trabaja para vivir. Su aureola de fábula social –en la tradición de las películas de Preston Sturges o Frank Capra– nunca acaba de funcionar del todo, y ni siquiera Cary Grant consigue sacarla de su rutina. También conocida con el título de Riches and Romance.

4/10
Suzy

1936 | Suzy

Su acción se desarrolla en el Londres de 1914. Allí, la artista Suzy contrae matrimonio con un inventor irlandés llamado Terry. Al estallar la Gran Guerra, Terry es asesinado en el frente, así que Suzy viaja hasta París donde conoce a un apuesto aviador francés con el que decide volver a casarse. Basada en una novela de espionaje de Herbert Gorman. En su reparto destaca la presencia de Franchot Tone (1905-1968), un secundario con clase de actor principal, que rodó multitud de títulos durante los años 30 y 40, pasando después a ese cementerio de estrellas que es la televisión. La romántica balada del filme, “Did I Remember”, con música de Walter Donaldson y letras de Harold Adamson, fue candidata a un premio de la Academia.

5/10
Big Brown Eyes

1936 | Big Brown Eyes

Comedia de misterio y detectives basada en los relatos “Hahsit Babe” y “Big Brown Eyes”, escritos por James Edward Grant (después un reputado guionista de Hollywood además de productor de títulos como El Álamo (1960)). Big Brown Eyes fue la primera película que unió a Cary Grant y Joan Bennett, que repetirían ese mismo año en la comedia de periodistas Wedding Present. En esta ocasión son una peculiar pareja que han de resolver un robo de joyas: él es un detective y ella se dedica a hacer la manicura. Como tercero en discordia está Walter Pigdeon, uno de los más conocidos actores de los años 40 e incansable trabajador en todo tipo de películas, que había comenzado en el cine en el mudo y que no dejaría de trabajar hasta finales de los 70.

4/10
La gran aventura de Silvia

1935 | Sylvia Scarlett

Henry Scarlett es un hombre maduro que tiene turbios negocios, por lo que huye a Inglaterra en compañía de su hija Silvia. La joven se disfraza de hombre para pasar desapercibida y en el barco Henry conoce a Jimmy, un contrabandista con el que traba amistad. Los tres se unirán para salir del paso a base de estafas. Cary Grant y Katharine Hepburn formaron una estupenda pareja en el cine. Así lo demuestran títulos como La fiera de mi niña o Historias de Filadelfia. El film que nos ocupa es una historia muy simpática, mezcla de cine negro con humor y toque romántico; y aunque el guión se haya tachado de algo irregular, el film sale adelante gracias a la solvencia de la pareja protagonista, dos auténticos "monstruos" del cine.

6/10
Alas en la oscuridad

1935 | Wings in the Dark

Tras el éxito de Alas (1927), cualquier película relacionada con la aviación era un regalo para la Paramount. En esta ocasión, el productor Arthur Hornblow Jr. se trajo a la estrella Myrna Loy desde la Metro Goldwyn Mayer para participar en esta película. Hay que recordar que Hornblow y Loy acabarían casándose en 1936. En su trama, según una idea original –y algo exagerada– de Neil Shipman y Phillip D. Hurn, ella es una aviadora de acrobacias que se enamora de un aviador que está intentando descubrir mejoras de seguridad en los vuelos. Por culpa de un accidente él queda ciego, lo que no le impide ir a rescatar a la chica cuando ella está en peligro en un vuelo entre Nueva York y Moscú. Fue la primera vez que aparecían juntos en pantalla Cary Grant y Myrna Loy, a los que volveríamos a ver años después en Los Blandings ya tienen casa (1948).

4/10
Mi marido se casa

1935 | Enter Madame

La obra “Enter Madam”, escrita por Gilda Varersi Archibald y Dorothea Donn-Byrne, había resultado un éxito en el Broadway de los años 20. Para su paso al cinematógrafo se convirtió en una comedia con retazos de musical, con guión de Charles Brackett y Gladys Lehman. En ella, la cantante de ópera Lisa Della Robbia tiene ciertos problemas de prioridades y siempre está más preocupada por su carrera que por su esposo. Protagoniza Elissa Landi (1904-1948), una actriz italiana escritora de novelas, que tuvo una gran carrera en los escenarios pasando después al cine con algunas películas de éxito como El signo de la cruz (1932) y El conde de Montecristo (1934). En la película Nina Koshetz dobló su voz para las canciones de ópera.

4/10
La última avanzada

1935 | The Last Outpost

Película de espías que se desarrolla en el desierto y donde un agente del Servicio Secreto Británico debe rescatar a un compañero, que se encuentra en poder de los turcos, mientras entre ambos amigos surge un conflicto por la misma mujer. El trío protagonista está formado por Claude Rains, Cary Grant y Gertrude Michael, siendo este punto lo más relevante de la cinta. El guionista Charles Brackett –habitual colaborador de Billy Wilder en títulos como Días sin huella (1945)– fue el encargado de adaptar una novela de F. Britten Austin.

4/10
Ladies Should Listen

1934 | Ladies Should Listen

Anna Mirelle es la encargada de arreglar cualquier cosa que se estropee en un edificio de apartamentos en el centro de París. Como suele hablar mucho por teléfono con Julian De Lussac, un atareado hombre de negocios, Anna acaba enamorándose de él. Gracias a sus habilidades técnicas, descubrirá un complot contra Julian del que solo ella puede salvarle. Comedia intrascendente con incursiones policiacas, de apenas una hora de duración, y en cuyo reparto podemos encontrar a una jovencita llamada Clar Lou Sheridan que ese mismo año había debutado en el celuloide. Con los años, pasaría a llamarse Ann Sheridan y a ser una de las muchas diosas que hicieron soñar a los espectadores durante los años 40.

4/10
El templo de las hermosas

1934 | Kiss and Make-Up

Comedia que, al igual que ocurría con Ladies Should Listen, vuelve a situarse en París –aunque, como era habitual, se rodaba en los decorados de los Estudios, en este caso la Paramount–. El guión pertenece a George Marion Jr., Jane Hinton y el director Harlan Thompson, siendo éste último un guionista que solo dirigió este film y The Past of Mary Holmes en 1933. El doctor Maurice Lamar, experto en cirugía plástica femenina, siente especial atracción por una de sus clientas, y acaba casándose con ella. Pero enseguida se da cuenta de que es una egocéntrica que solo está con él por su profesión. Así que Maurice descubre que el auténtico amor solo lo encontrará con su secretaria.

3/10
Nacida para ser mala

1934 | Born to Be Bad

Película que pasó el código Hayes a pesar de su escabroso argumento. En el mismo, la joven de quince años Letty Strong deambula por las calles embarazada y sin un padre reconocido para el muchacho. Siete años después vemos que ha convertido al chaval en un ladrón mentiroso, capaz de hacer todo lo posible para sacar dinero a los demás. Ahora, Letty ha puesto sus ojos en un millonario llamado Malcolm Trevor al que piensa desvalijar aunque para ello tenga que involucrar a su propio hijo. Como se puede apreciar por el argumento, el título de la película le iba que ni pintado al personaje encarnado por Loretta Young, aunque para no dejar con mal sabor de boca a la audiencia, la historia sorprende con un positivo final. Música de Alfred Newman.

3/10
Princesa por un mes

1934 | Thirty Day Princess

La princesa Catterina se pone enferma de paperas justo antes de viajar a los Estados Unidos. Como es un viaje fundamental para la supervivencia económica de su Reino, contrata a una actriz de enorme parecido físico con ella para que suplante su personalidad. Aunque nadie nota la farsa, todo se complica cuando el editor de un periódico quiere acompañar a la princesa en su gira americana. Ahora solo se trata de mantener el engaño durante la semana que durará el viaje. Comedia sin muchas pretensiones, con el protagonismo absoluto de la pequeña aunque resuelta actriz, Sylvia Sidney, y que, además, cuenta con tres nombres claves en la edad de oro de Hollywood: el guionista Preston Sturges, el director de fotografía Leon Shamroy y el director artístico Hans Dreier.

4/10
No soy ningún ángel

1933 | I'm No Angel

Singular película para la mayor gloria de su protagonista, Mae West, no en vano ella misma escribió el guión. Con elementos sin duda autobiográficos, cuenta la trayectoria de una domadora de leones que, como ella, vuelve locos a los hombres. La metáfora de introducir su cabeza en la boca del león es más que evidente, acerca de su afición a jugar con fuego a la hora de inflamar a los hombres con los que trata. Aunque los devaneos de su personaje son más o menos previsibles, es un film chispeante, con frases memorables como aquella de "Cuando soy buena, soy muy buena, pero cuando soy mala, entonces son mejor".

7/10
Gambling Ship

1933 | Gambling Ship

Adaptación de una serie de historias cortas de Peter Ruric sobre una serie de jugadores que recorrían el país con sus trucos y trampas de rigor. Esta es la historia de uno de ellos, Ace Corbin, cansado ya de una vida disoluta y repleta de malas compañías. Por eso quiere comenzar una nueva vida con otro nombre y se aleja de su pasado en tren. Allí conoce a una joven llamada Eleanor que también arrastra un oscuro pasado. Un melodrama de escasa duración y escasamente relevante con una pareja central formada por Cary Grant y Benita Hume, ésta última una actriz de cine secundaria que tuvo cierta relevancia en Broadway.

3/10
El águila y el halcón

1933 | The Eagle and the Hawk

Drama de aviación con el que Paramount volvía a intentar recuperar el éxito de Alas (1927), la primera película ganadora del Oscar. En esta ocasión su argumento se basó en un relato corto de John Monk Saunders llamado “Death in the Morning”. Jerry Young (Fredric March) era un avezado piloto del Escuadrón Real de Inglaterra que sufría los horrores de la guerra al ver a sus compañeros estrellarse en sus avionetas. Desesperado por esta situación, no encontraba otra salida que el suicido. Sin embargo, sus compañeros intentaban evitar que el público se enterase de esta deshonrosa forma de morir convirtiéndole en un héroe. A March le acompañaban en el reparto Cary Grant – en una época especialmente turbia de su vida personal– y la explosiva rubia Carole Lombard en una breve intervención. Al contar una historia real sobre la cantidad de suicidios que tuvieron los pilotos que participaron en la Primera Guerra Mundial, la censura tomó cartas en el asunto y eliminó algunos momentos demasiado críticos.

4/10
The Woman Accused

1933 | The Woman Accused

Esta película comenzó a fraguarse a través de la revista “Liberty”, cuando encargó a diez escritores que inventasen una serie de historias cortas que, convenientemente engarzadas, dieran lugar a un guión concreto. Los mencionados escritores eran Gertrude Atherton, Zane Grey, Vicki Baum, Polan Banks, Irving Cobb, Viña Del Mar, Sophie Kerr, J. P. McEvoy, Ursula Parrot y Bayard Veiller. Su trama principal es la de la pareja formada por Glenda y Jeffrey, que inician un romántico crucero interrumpido por el ex amante de ella. Además de la pareja central, Cary Grant y Nancy Carroll, encontramos al actor Irving Pichel, que un año antes había debutado en la dirección con el clásico del cine fantástico El malvado Zaroff. Pichel (1891-1954), fue uno de los pocos nombres de la época que compaginó con calidad y cantidad películas como actor y director.

4/10
Alicia en el País de las Maravillas (1933)

1933 | Alice in Wonderland

Adaptación de la célebre novela de Lewis Carroll sobre la niña Alicia persiguiendo a un conejo blanco y entrando de lleno en un mundo, en apariencia, absurdo y descolocado. En el reparto de esta costosa producción de Norman Z. McLeod la adaptación del guión correspondió nada menos que a Joseph L. Mankiewicz y a William Cameron Menzies (quien después haría los diseños de producción para Lo que el viento se llevó). En su reparto están Gary Cooper como el Caballero Blanco, Edward Everett Horton como el Sombrerero Loco y Cary Grant vestido de tortuga. Anteriormente se habían rodado una versión británica de 1903 y otra americana de 1931. Después la novela volvería a ser llevada al cine en numerosas ocasiones: una coproducción entre Francia e Inglaterra llamada Alice in Wonderland (1950), la de Walt Disney Alicia en el país de las maravillas (1951), el musical inglés con canciones de John Barry y Don Black Las aventuras de Alicia (1972), y algunos sucedáneos como la francesa Alicia y la última fuga, de Claude Chabrol (1976), y la española Alicia en la España de las maravillas, de Jorge Feliu (1978).

6/10
Lady Lou

1933 | She Done Him Wrong

Uno de los grandes éxitos de la Paramount, que incluso se llegó a decir que salvó a la compañía de la quiebra, ya que con un coste mínimo de 200.000 dólares llegó a recaudar más de tres millones. La sensación la causó la provocativa actriz Mae West, una bomba sexual que había logrado un excitante personaje en la comedia Noche tras noche, de Archie Mayo (1932) y que volvería a hacerlo en No es pecado, de Leo McCarey (1934). Lady Lou, salvada de la quema de la censura, la mostraba como una cantante de Nueva York bastante amable con los hombres (por decirlo finamente) que intentaba ser redimida por un predicador. Todo ello según la obra teatral “Diamond Lil”, que ella misma había representado en Broadway en 1928. Los picantes diálogos entre West y un jovencito Cary Grant –escogido personalmente por la actriz-–pasaron a la historia del cine.

5/10
Tuya para siempre

1932 | Merrily We Go to Hell

Basado en la tragicomedia teatral de Cleo Lucas, su argumento hacía precisamente referencia a un escritor con problemas con el alcohol, que se disponía a estrenar su primera obra en Broadway. Por supuesto, la relación con su prometida se tambaleaba por este hecho. Tras casarse, la obra absorbe la vida de la pareja hasta el punto de separar sus caminos definitivamente. En su reparto podemos encontrar a un joven Cary Grant como uno de los actores de la compañía de teatro. Dirige una de las pocas mujeres que en ese tiempo tomaban el mando de las producciones: Dorothy Arzner (1897-1979), cuya versatilidad cinematográfica también le había hecho desempeñar cometidos como los de montadora y guionista.

3/10
La venus rubia

1932 | Blonde Venus

La quinta película que unió los talentos de los alemanes Josef von Sternberg y Marlene Dietrich en Hollywood. Cuenta la animada trayectora vital de una cantante de cabaret, que un buen día conoce al hombre de su vida, con el que decide formar un hogar y tener un hjo. Pero una insólita enfermedad del marido, que trabaja con materiales radioactibos, les separa y ella vuelve a los garitos nocturnos, y logra que le mantenga el clásico millonario que piensa que el dinero todo lo compra. Como el padre se queda con el niño, y ella no lo soporta, decidirá, movida por la desesperación, llevárselo. La trama tiene indudablemente un aire folletinesco, pero el film llama la atención por las distintas caras que va cobrando el personaje de la Dietrich. A Herbert Marshall le toca hacer de marido sufridor, mientras que Cary Grant tenía uno de sus primeros papeles importantes, aunque dista de ser memorable. El film desprende un delicioso aire decadente, palpable en el número africano, en que la piel de un gorila esconde a... ¡la Dietrich con pelo a lo afro! Destaca el arranque de la película, aunque elegante, bastante atrevido para la época, en que Marshall conoce a la que será su futura esposa en Austria, durante unas vacaciones; él forma parte de un equipo de excursionistas, atraído por un grupo de "bellas ninfas", unas chicas del teatro que se están bañando en el río.

7/10
Madame Butterfly (1932)

1932 | Madame Butterfly

Adaptación de la conocida ópera de Puccini, que había sido convertida en una novela escrita por John Luther Long en 1898 y en una obra teatral por David Belasco a comienzos del siglo XX. La historia es la de un oficial norteamericano obsesionado por una geisha, que ya había sido llevada al cine en 1915 en el cine mudo. La estrella era la actriz Sylvia Sidney, amante del jefe de producción de Paramount. Sin embargo, la poca credibilidad de su realización (los extras japoneses no tenían ningún rasgo oriental) y el excesivo dramatismo del argumento, hicieron que el film fracasase en taquilla. Junto a Sidney encontramos a Cary Grant, volviendo a coincidir ambos en Princesa por un mes (1934).

3/10
Hot Saturday

1932 | Hot Saturday

Desventuras de una ingenua muchacha de un pequeño pueblo en la ciudad de Nueva York. Ruth (Nancy Carroll) está a punto de casarse con un joven de la localidad (Randolph Scott), cuando en su camino se cruza un atractivo millonario encarnado por Cary Grant. Así que Ruth abandona toda su vida anterior y decide vivir con este hombre en la Gran Manzana. Pero no será tan sencillo como ella había planeado. Basada en la novela de Harvey Ferguson, fue la última película que Nancy Carroll rodó para Paramount ya que, a pesar de que todavía tenía un año de contrato, no aceptó ningún otro guión por considerar que no se ajustaban a su categoría. La película supuso la primera reunión en pantalla entre Cary Grant y Randolph Scott, que después volverían a competir por una chica en Mi mujer favorita (1940).

4/10
Pecadores

1932 | Sinners in the Sun

Debut en el cine sonoro del director Alexander Hall, uno de los grandes nombres de la comedia norteamericana y autor de títulos tan redondos como El difunto protesta (1941). Hall (1894-1968), se centraría a partir de aquí en la dirección, después de haber sido montador y actor en el cine mudo. En Pecadores muestra la indecisión amorosa de una modelo de Nueva York que no sabe si elegir a un mecánico o a un filántropo. Por supuesto, toda la trama está puesta al servicio de Carole Lombard, una de las rubias más célebres de los años 30, que aquí está en su ambiente repleto de sofisticación y gestos picantes. Entre los secundarios encontramos al joven galán Cary Grant.

4/10
Esta es la noche

1932 | This Is the Night

Un campeón olímpico de jabalina monta en cólera cuando se entera de que su mujer está coqueteando con otro hombre. Esto llevará a una serie de situaciones comprometidas que se desarrollan en ciudades tan sofisticadas como París y Venecia (convenientemente recreadas en los Estudios Paramount). Dirigida por Frank Tuttle, supuso el debut en pantalla de Cary Grant. El argumento se debe a una comedia teatral de éxito que se había estrenado en París en los años 20, titulada “Pouche” y escrita por Rene Peter y Henri Falk. En 1925 pasó a los escenarios de Broadway como “Naughty Cinderella”, siendo readaptada por Avery Hopwood. La Paramount compró los derechos y la trasladó al cine.

4/10
Entre la espada y la pared

1932 | Devil and the Deep

Melodrama bélico sobre el comandante de un submarino situado en Argel, bastante celoso de su esposa. Su obsesión acabará no sólo complicando las cosas entre sus subordinados, sino que empujará a que su mujer se refugie en brazos de un atractivo teniente. Esta situación provocará el descontrol del comandante, que preso de un ataque de locura iniciará una cruel venganza. El trío protagonista estaba formado por Charles Laughton –como el marido–, Tallulah Bankhead como la mujer y Gary Cooper como su amante, lo que hizo que el filme tuviese un gran resultado en taquilla. Hay que recordar que Bankhead (1902-1968) fue una actriz de cine y teatro que más que por sus películas (entre ellas Náufragos y La zarina), era conocida por formar, junto a Eva Le Galliene, Estelle Winwood y Blythe Daly, un grupo conocido como “Las Cuatro Jinetes del club Algonquin”, que se dedicaban a hacer rondas por los bares de Nueva York.

6/10

Últimos tráilers y vídeos