IMG-LOGO

Biografía

Claude Rains

Claude Rains

77 años ()

Claude Rains

Nació el 10 de Noviembre de 1889 en Londres, Reino Unido
Falleció el 30 de Mayo de 1967 en Laconia, New Hampshire, EE.UU.
Filmografía
La historia más grande jamás contada

1965 | The Greatest Story Ever Told

El paso de Jesús por la Tierra, narrado con exquisita sensibilidad. Espectacular acercamiento al relato evangélico, la película cuenta la vida de Jesús de Nazaret, desde su nacimiento en Belén, pasando por su predicación y milagros, hasta su muerte en la cruz, resurrección y subida al cielo. Como se ve, el film abarca un gran arco de tiempo y narra los hechos a menudo minuciosamente. Quizá debido a su excesivo metraje –"La historia más larga jamás contada", le han llamado algunos sarcásticamente– pueda resultar en ciertos momentos algo pesado, pero a la vez se trata de una obra magna e inolvidable. Fue dirigida por George Stevens, aunque parece que le echaron un cable David Lean y Jean Negulesco.

6/10
Lawrence de Arabia

1962 | Lawrence of Arabia

“Exceptuando una brevísima introducción sólo hemos tratado sobre los dos años que pasó en el desierto… De hecho, fueron toda su vida. Espero que hayamos creado a un héroe excepcional”. Así se expresaba Sir David Lean al hablar de la mítica figura de Thomas Edward Lawrence, el joven oficial del Imperio Británico que en la Primera Guerra Mundial lideró la lucha de las tribus árabes contra los turcos. La película se centra en sus diversas relaciones con varios jefes árabes (el príncipe Feisal, Sherif Ali, Auda abi Tayi) y en las conquistas de las ciudades de Aqaba y Damasco. Ya en la introducción de que habla Lean, cuando aún Lawrence no ha recibido su misión, se revela su indomable carácter: Lawrence apaga una cerilla con los dedos con asombrosa tranquilidad, y, al imitarle, un compañero se queja: “¡maldita sea, cómo duele!”. Lawrence sonríe y le dice: “¡Por supuesto que duele!… El truco está en no pensar que duele”. Así retrata el director inglés a su protagonista, un tipo extraño que hacía gala de una desmedida ambición y una temeraria seguridad en sí mismo para llevar a cabo cualquier empresa. La película es el resultado de la primera colaboración entre el guionista Robert Bolt (Doctor Zhivago, La Misión) y el realizador David Lean. Bolt escribió su aventura en el desierto a partir de las memorias que el propio Lawrence narró en su libro “Los siete pilares de la sabiduría”, pero dibujó el carácter del héroe según él mismo lo concebió. Al metódico Lean tocó sacar lustre al extensísimo guión. Experto en contar historias íntimistas y en dotar a sus personajes de una enorme riqueza interior, el director de Breve encuentro hizo algo que parecía imposible: trazar con profunda meticulosidad los caracteres de los personajes y conseguir a la vez una epopeya grandiosa de las hazañas de Lawrence y de la campaña británica en Oriente Medio. La factura visual de la película es inolvidable. Es famosa la elipsis inicial en la que Lean parte del fuego de un fósforo en una habitación de El Cairo para trasladarnos al rojo sol del desierto. Las imágenes que siguen son de una belleza estremecedora, una sucesión de planos panorámicos inigualables donde vemos dos figuritas que avanzan parsimoniosas por un inmenso mar de arena. El desierto se convierte así en el eje de la película, con su hechizo, pureza –“prefiero el desierto porque es limpio”, dice Lawrence–, su inmensidad y su carácter indómito. Para interpretar al protagonista David Lean había pensado en Albert Finney, pero fue Katharine Hepburn quien aconsejó al productor Sam Spiegel que contrataran a Peter O'Toole, un actor shakespeariano de 27 años sin apenas experiencia en cine. La caracterización de O'Toole es insuperable. Su mirada azul de alimaña despreciativa dota al personaje de una ambigüedad psicológica que permanece en la memoria de todos. Nunca sabemos a ciencia cierta cómo es realmente Lawrence, y ahí está su magia. O'Toole se convertiría en estrella de modo fulgurante y seguiría fomentando ese mismo perfil enigmático en otras películas como Lord Jim o Becket. El resto del reparto es igualmente soberbio. A este respecto dijo David Lean: “En una ocasión el difunto Álex Korda me dijo: ‘Si consigues una buena historia y dos buenos personajes tienes la mitad del trabajo hecho. Si consigues tres buenos personajes tienes mucha suerte. Si consigues cuatro puedes ponerte de rodillas’. Y nosotros teníamos mucho más de cuatro”. La película logró 7 Oscar.

9/10
El mundo perdido (1960)

1960 | The Lost World

Basada en la novela homónima de Arthur Conan Doyle, El mundo perdido (1960) narra la expedición a Sudamérica de un grupo de historiadores que tiene la certeza de que aún sobreviven animales prehistóricos en el lugar. La historia ha sido llevada al cine en numerosas ocasiones, entre las que destaca especialmente la primera adaptación, del año 1925, a cargo de Harry O. Hoyt y protagonizada por Wallace Beery en el papel del profesor Challenger. Michael Crichton escribió años después una novela con el mismo nombre que Steven Spielberg adaptaría a la gran pantalla en la saga Parque Jurásico.

5/10
Esta tierra es mía (1959)

1959 | This Earth Is Mine

La acción tiene lugar en los años 20, cuando en Estados Unidos se prohíbe la venta de alcohol. En el Valle de Napa, en California, Philippe Rambeau se enfrenta con su nieto, John, que quiere sacarle el máximo partido a los negocios de la familia, empezando a producir alcohol clandestino.  Henry King abandonó por una vez la productora que le tenía bajo contrato, Fox, donde rodó todas sus películas desde 1929, y aceptó el encargo de Universal de rodar esta adaptación de la novela de Alice Tisdale Hobart. Se trata de un melodrama familiar con un reparto de primera.

6/10
The Pied Piper of Hamelin

1957 | The Pied Piper of Hamelin

Adaptación cinematográfica, producida originariamente para la televisión, del célebre poema infantil de escrito por Robert Browning (1812-1889) y narrado en forma de cuento por los hermanos Grimm, Jacob y Wilhelm. La historia se centra en un flautista que es capaz de arrastrar con su maravillosa música. Comenzará ayudando a la ciudad echando fuera a las ratas que han infestado el lugar, pero debido a las ambiciones y el orgullo del alcalde, el flautista se verá obligado a darle una definitiva lección. El jovial actor Van Johnson es el perfecto flautista de la fábula, quien tiene como opositor otro no menos adecuado, el adusto Claude Rains, el famoso Renault de Casablanca. Irving Taylor pone las letras a la extraordinaria música del compositor noruego Edvard Grieg.

5/10
Lisboa

1956 | Lisbon

Rodada en la época de la guerra fría, se trata de una historia de espías producida por la Republic que su productor, director y actor principal, Ray Milland, quiso convertir en un nuevo Casablanca (no en vano contó con Claude Rains como secundario). Pero la ciudad no era la misma y los mejores tiempos ya habían pasado para él, con lo que el resultado no fue el deseado. Un capitán del ejército es contratado por una atractiva mujer para que localice a su marido, prisionero detrás del Telón de Acero. Sin embargo, todo resulta ser una trampa bien urdida con fines económicos. Mención especial merece la melodía de Nelson Riddle usada para ambientar el film y que, basada en una canción antigua lusa, fue un gran éxito de ventas.

4/10
Y así murió Riabouchinska

1955 | And So Died Riabouchinska | Serie TV

Adaptación de un relato de Ray Bradbury. Cuenta el asesinato de un tipo en un teatro, que venía a ver a Fabian, un célebre ventrilocuo. Las sospechas del crimen recaen sobre Fabian, ligado de un modo casi enfermizo a Riabouchinska, la muñeca que utiliza en sus números. Un Claude Rains envejecido -ya sólo hacía televisión- da vida con convicción a Fabian, mientras puede verse a un jovencito Charles Bronson en el papel de detective.

6/10
El expreso de París

1952 | The Man Who Watched Trains Go By

Un hombre con una obsesión con los trenes descubre al dueño de una casa de comercio escapándose con todo el dinero del negocio. Así, empieza una historia de crimen.

5/10
Cargamento blindado

1951 | Sealed Cargo

Segunda Guerra Mundial. El capitán de un pesquero no tiene demasiado interés en esforzarse por apoyar a la causa aliada. Pero acepta llevar como pasajera a una mujer, enfermera, a Terranova, en un viaje peligroso por la presencia en el mar de submarinos alemanes. En el trayecto su nave sufre varios actos de sabotaje, al tiempo que se encuentran un barco danés abandonado, aparentemente debido a un temporal. Sólo encuentran a bordo a su capitán. Intrigante producción de RKO, que sabe sumar al género bélico notas de thriller, de cine negro y aun de las clásicas películas de piratas. Rodada por el competente artesano Alfred L. Werker, y con un sólido guión en que intervino Oliver H.P. Garrett, parte del atractivo del film reside en el duelo interpretativo entre el hierático y sombrío Dana Andrews y el enigmático y siempre soberbio Claude Rains. La escena en que ambos intercambian frases sabiendo que el otro sabe más de lo que dice es sencillamente brillante. También destacan las escenas de exploración del barco abandonado, de un suspense muy genuino, igual que todas las que transcurren en la noche de espesa niebla, y la del abordaje nocturno de la nave; y se despiertan bien las dudas sobre quién es el traidor del pesquero.

6/10
La montaña trágica

1950 | The White Tower

El padre de Carla murió intentando escalar The White Towe, una montaña de los Alpes suizos. Su hija está decidida a continuar con su legado y ha convocado a un grupo de personas para tratar de triunfar donde su padre encontró la muerte. Película basada en la novela homónima de James Ramsey Ullman, escritor pero también montañero, lo que le confiere un tono de máximo realismo a la obra.

5/10
Donde habita el peligro

1950 | Where Danger Lives

Otro excelente thriller dirigido por John Farrow (El reloj asesino, Mil ojos tiene la noche), esta vez centrado en la clásica trama de mujer fatal incitando a un hombre al asesinato. Margo es una joven y atractiva mujer, que se casa con un hombre mayor que ella por el dinero. Decidida a quedarse con toda la fortuna, seduce a un médico para que mate a su marido. Una vez cometido el delito, ambos amantes deciden escapar hacia México. En realidad, el productor de la cinta, el magnate Howard Hughes, parece ser que lo único que quería era proporcionar un vehículo de promoción a su nueva adquisición: la rubia Faith Domergue, que había sido protegida (por decir un eufemismo) del millonario desde que tenía 15 años. El clima durante el rodaje fue bastante cordial entre el actor principal, Robert Mitchum, y John Farrow, gracias a la desmedida afición al alcohol de ambos.

7/10
Amigos apasionados

1949 | The Passionate Friends

Mary y Steven vuelven a verse las caras después de muchos años. En el pasado estuvieron muy enamorados, pero ella es ahora una mujer casada con Howard, un tipo bien situado socialmente. La llama de la pasión se aviva, lo que despierta los celos del esposo. Y aunque se separan, un nuevo encuentro podría resultar fatal. El tema acerca de las dudas y replanteamientos acerca de un matrimonio ya consumado es recurrente en la filmografía del británico David Lean, desde la anterior y preciosa miniatura Breve encuentro, a títulos posteriores como Doctor Zhivago y La hija de Ryan. Aquí la novedad está en la inesperada base literaria, una novela de H.G. Wells, en la descripción de las altas clases sociales británicas, y en la narración desde el punto de vista de Mary. El papel de Claude Rains recuerda al que había interpretado cinco años antes en El señor Skeffington.

7/10
Soga de arena

1949 | Rope of Sand

Thriller de aventuras escrito por Walter Doniger y con producción del jefe de la Warner, Hal Wallis, donde una serie de personajes buscan unos diamantes escondidos en algún lugar de Sudáfrica, entre ellos un jefe de policía, un comerciante de joyas con pocos escrúpulos y una sospechosa dama. Con inusitadas partes de comedia, se puede entender por momentos como una extraña parodia de Casablanca (1942), debido en la presencia en el reparto de Paul Henreid y Peter Lorre. Supuso el debut cinematográfico de Corinne Calvet, una rubia francesa de apariencia fría que tuvo cierto nombre durante algún tiempo en películas como Tierras lejanas (1954) y El asesino de mujeres (1960).

4/10
Song of Surrender

1949 | Song of Surrender

En una pequeña localidad de Connecticut, a comienzos del siglo XX, un maduro responsable de un museo contrae matrimonio con una joven granjera. A los 35 años que hay de diferencia entre ellos se añade el hecho de que mientras él es un hombre extremadamente culto, ella apenas sabe leer y escribir. Esto convierte en imposible su relación, sobre todo cuando, en el horizonte, aparece un atractivo abogado que se enamora de la chica. Melodrama donde lo más interesante radica en su reparto, con Claude Rains como el hombre maduro, y la joven Wanda Hendrix como la granjera que se convierte en su esposa. Para indicar la cultura que posee el protagonista, éste escucha extractos de ópera en discos de Enrico Caruso.

4/10
Sin sombra de sospecha

1947 | The Unsuspected

Cinta de intriga a cargo del director de Casablanca, Michael Curtiz. Sigue a un locutor de radio, experto en crímenes, que es un genio a la hora de describir delante de los micrófonos los más misteriosos casos de asesinatos. Sin buscarlo, él mismo se convierte en personaje principal en uno de los casos que está radiando a los oyentes, al aparecer ahorcada su mismísima secretaria. Protagoniza Claude Rains, el famoso gendarme francés de la citada y mítica Casablanca.

6/10
Engaño

1946 | Deception

La guerra llevó a una pianista a olvidar a su amado y tener un lío. Acabado el conflicto, ella trata de mantener un imposible equilibrio para recuperar al violoncelista al que ama, sin provocar las iras del sádico compositor con el que tuvo un escarceo. Cuatro años después de La extraña pasajera, se reúne el mismo equipo, el director Irving Harper, y el trío actoral de Bette Davis, Claude Rains y Paul Henreid.

6/10
El diablo y yo

1946 | Angel on My Shoulder

Encantadora comedia celestial, o tal vez habría que decir, mejor, infernal. Porque la cosa arranca con la muerte de Eddie, un gángster, que va a parar al infierno. Pero antes de aplicarle los tormentos de rigor, el diablo Nick advierte su extraordinario parecido con un juez famoso por justicia, y le propone una temporada más llevadera, encarnándose en el cuerpo del magistrado para hacer lo contrario de lo que solía. Eddie acepta el trato, pero para la desesperación de Nick empieza a actuar con rectitud, y además se enamora de la prometida del juez.Archie Mayo dirige un sólido guión de Harry Segall, que ya demostró su buen tino con las películas celestiales en El difunto protesta, donde por cierto estaba el gran Claude Rains, allí de ángel, aquí de diablo. Paul Muni, hampón por excelencia en Scarface, el terror del hampa, da aquí un giro hilarante a ese tipo de personaje. Mientras que Anne Baxter es la encantadora novia.

6/10
Encadenados

1946 | Notorious

Un agente del FBI le pide a una mujer que seduzca a un miembro de una banda de neonazis, que opera en Rio de Janeiro. Tras una serie de encuentros, el hombre que vigila le pide que se case con él. Al tiempo, la joven mantiene un romance con el agente que le sirve del enlace. Uno de los filmes más románticos de Alfred Hitchcock que, a la vez, consigue una gran tensión. Entre los soberbios actores destaca Claude Rains, como el villano de la historia, un hombre que vive a la sombra de su autoritaria madre.

8/10
Nuestro amor

1945 | This Love of Ours

Adaptación de la obra teatral “Come prima, meglio di prima”, escrita por Luigi Pirandello; autor muy versionado en su país natal pero al que Hollywood apenas prestó atención si no es por la película de 1932 Como tú me deseas, dirigida por George Fitzmaurice y con Greta Garbo de protagonista. En este drama, un prestigioso doctor que acude a una convención reconoce en la misma a la que fue su mujer, y a la que todos creen muerta. Mediante una narración en flash-back, vamos conociendo todos los entresijos del porqué de este extraño comportamiento del protagonista. La cinta mezcla romance y algo de obsesión con la muerte; el score de Hans J. Salter resultó candidato al Oscar.

7/10
César y Cleopatra

1945 | Caesar And Cleopatra

Durante su campaña militar, Julio César llega hasta Egipto, donde mantiene una historia de amor con su mítica emperatriz, la bella Cleopatra. Una de las mejores versiones de la célebre historia de amor entre Cleopatra y Julio César. Esto se debe a un ingenioso guión del dramaturgo George Bernard Shaw, así como a los brillantes actores protagonistas. La emperatriz de Egipto está encarnada por la bella Vivien Leigh, mítica protagonista de Lo que el viento se llevó, mientras que César está interpretado por Claude Rains (Casablanca, Encadenados).

6/10
El señor Skeffington

1944 | Mr. Skeffington

Intenso melodrama, película río cuya trama se prolonga desde 1914 a lo largo de más de dos décadas, y que reflexiona sobre el paso del tiempo y la belleza caduca. Su punto de partida es una novela de Elizabeth von Arnim, convertida en guión por los hermanos gemelos guionistas Julius J. y Philip G. Epstein, que también ejercieron de productores del film. Aunque el título del film alude a Mr. Skeffington, el personaje central de la historia es la que se convertirá en su esposa, Fanny Trellis. Perteneciente a una familia de alta sociedad neoyorquina, y pretendida por muchos hombres debido a sus radiantes encanto y belleza, la presumida Fanny terminará casándose con Job Skeffington, un tipo de origen judío, operador en bolsa, que se ha convertido en millonario trabajando duramente; el motivo por el que Fanny se desposa con Job es salvar a su hermano Trippy, implicado en un fraude bursatil. Aunque Job ama sinceramente a Fanny, ella nunca le quiere de verdad, completamente, sino que se muestra educada y correcta, mientras permite que otros hombres sigan coqueteando con ella. La muerte de Trippy en la guerra acelerará el deterioro del matrimonio Skeffington, y ni siquiera el nacimiento de una niña, llamada también Fanny, parece que pueda arreglar las cosas. Bette Davis hace un extraordinario trabajo encarnando a esa mujer capaz de fascinar a todos los hombres que hay a su alrededor, más si uno reflexiona que la suya no es una belleza despampanante al uso. Y Claude Rains compone un personaje contenido, cuyo dolor y abnegación se advierten sin histrionismos, en cada uno de los planos en que aparece. De hecho, ambos actores fueron nominados al Oscar por su trabajo. A la hora de abordar el tema de la juventud perdida, y el egoísmo incapaz de entregarse al otro desinteresadamente, observamos más de un punto de contacto con Desengaño, la adaptación de la novela de Sinclair Lewis dirigida por William Wyler casi diez años antes. Y se hace realidad la frase de Mr. Skeffington, “una mujer sólo es bella cuando es amada”, auténtico `leit motif´ de la película. Vincent Sherman, fallecido en 2006 con casi 100 años, dirigió aquí seguramente su mejor película. El año anterior había trabajado con Davis en Vieja amistad, y aquí supo sacar todo su dramatismo al descubrimiento que hace su personaje de su irremediable vejez; y al tiempo incluía pasajes más ligeros, con su nota de humor, en torno a los pretendientes desengañados. Lo cual no quita para que existieran dificultades durante el rodaje. El director afirmó que “había momentos en que me entraban ganas de matarla. Me desafíaba en todo. Era una mala pécora.” Lo cierto es que la actriz se puso a trabajar en el film tres semanas después de la muerte de su esposo, Arthur Farnsworth, empeñada a aparecer hermosa en los primeros lances del film, y fea y estropeada en los momentos cercanos al desenlace. Y le decía a Sherman: “No te preocupes, Vince. Mi público me aceptará con esta cara. No le importará que me disfrace de adefesio.” Y sobre su comportamiento intratable durante gran parte del rodaje, acabaría confesando al director, entre lágrimas: “Sé que querías abandonar la película, y te agradezco que te hayas quedado. He sido una hija de puta con todos vosotros, pero no podía reprimirme.”

6/10
Pasaje a Marsella

1944 | Passage to Marseille

Durante la II Guerra Mundial, un periodista se presenta en una base aérea inglesa para hacer un reportaje sobre el escuadrón francés que ahí se alberga, y que no acepta el régimen de Vichy. El comandante de la base le cuenta la historia de Jean Matrac, uno de sus pilotos más carismáticos, que se comunica con su esposa que está en Francia con un hijo al que aún no ha visto, lanzándole mensajes en una cápsula de metal. Dos años después de Casablanca, el director Michael Curtiz volvió a contar con parte del equipo –todos bajo contrato con Warner–. Vuelven así a acompañarle los actores Humphrey Bogart, Claude Rains y Peter Lorre, y el compositor Max Steiner. Esta vez dirige un apreciable film de aventuras bélicas, que hace un original uso del flash-back, construyendo una especie de juego de muñecas rusas, cada flash-back contiene otro: el narrador omnisciente inicial, el relato del comandante al periodista, el relato en el barco que se dirige a Marsella, la historia de Matrac contada en la isla prisión de la Guayana Francesa. De este modo se produce un cambio de tono perfectamente controlado en todo momento, conviviendo la trama bélica, la de un motín en el mar, y la carcelaria.La película, rodada en plena Segunda Guerra Mundial, toma sus riesgos -desde luego, en el desenlace-, y evita cualquier edulcoramiento, incluso al mostrar la crueldad con el enemigo.

6/10
El fantasma de la opera (1943)

1943 | Phantom of the Opera

Segunda versión cinematográfica del clásico del terror, El fantasma de la opera, de Gaston Leroux. En esta ocasión el camaleónico Claude Rains (El hombre invisible, El hombre lobo) toma el relevo en el papel del atormentado protagonista, que anteriormente interpretara Lon Chaney, el famoso Hombre de las mil caras. Un compositor sueña con convertir a una joven y hermosa soprano en una estrella de la ópera y vengarse de los indeseables que le han robado sus partituras. Un joven barítono se enamora de la soprano, pero de repente comienzan a ocurrir una serie de crímenes misteriosos. Contiene algunas secuencias magistrales, como la persecución en las catacumbas de París.

6/10
Siempre y un día

1943 | Forever and a Day

Rodada en pleno apogeo de la Segunda Guerra Mundial, se trata de un título de claro componente patriótico en el que aparecen rostros conocidos como los de Buster Keaton, Merle Oberon, Charles Laughton, Elsa Lanchester, Ray Milland y Cedric Hardwicke. Todos ellos donaron sus ganancias para sufragar los gastos del frente de guerra británico, al igual que sus siete directores y 21 guionistas.  La idea central es la historia de una vieja casa construida en Londres en 1804 y semidestruida en 1940 por la aviación alemana. A través de los tiempos pasan por ellas toda clase de personajes, cada uno con sus historias cómicas, sentimentales y dramáticas, pasando por etapas como las de la guerra de los Boer y la Gran Guerra. Como suele suceder en estas cintas de episodios, algunos son mejores que otros aunque destaca el dirigido por René Clair.

6/10
La extraña pasajera

1942 | Now, Voyager

Se trata de uno de los melodramas más conocidos de los años 40. Una solteona amargada y de carácter agrio y desagradable, a la que da vida Bette Davis, lleva una vida gris y aburrida. Su psiquiatra, interpretado por Claude Rains, le convence para que cambie su forma de ver la vida, e incluso de vivirla. La seca solterona no sólo cambiará su actitud ante la vida, sino que lo hará a la tremenda, de una forma radical. Bette Davis está en sus mejores años. Acaba de trabajar en La carta y La loba, bajo las órdenes del genial William Wyler. Aquí encarna a la perfección a uno de sus duros y característicos personajes, que sabe combinar con sus inigualables dotes camaleónicas. Tuvo que persuadir al productor, Hal B. Wallis, de que ese papel estaba hecho para ella, quitándoselo a Irene Dunne, y desde luego que no le decepcionó. Hay algunas escenas dignas de mención, como la del romance en Río, con unos cruces de miradas magistrales que en su época eran una muestra velada de erotismo; o la escena en que Bette Davis y Paul Henreid se encienden los cigarrillos. La música de Max Steiner, por la que ganó un Oscar, consigue el fondo perfecto para la película.

6/10
Abismo de pasión

1942 | Kings Row

La vida de unos jóvenes de una pequeña ciudad norteamericana llamada Kings Row. Sus deseos, primeros amores, inquietudes, desilusiones y destinos que llegan sin remedio en el largo camino hacia la madurez. Basado en la novela de Henry Bellamann, Sam Wood dirige un notable melodrama, con toques de intriga dramática, donde la mayor baza fue la elección de actores, donde destacan Ann Sheridan (Ángeles con caras sucias), Claude Rains (Encadenados) y Ronald Reagan (La reina de Montana). La película fue nominada a los Oscar en 1943.

6/10
Marea de luna

1942 | Moontide

Tras emborracharse durante una juerga, un hombre descubre que le persiguen para matarle. Grandes actores en una típica cinta de cine negro, del competente realizador Archie Mayo (El bosque petrificado). Adaptación de una novela de Willard Robertson.

5/10
Casablanca

1942 | Casablanca

“Hay valores por los que merece la pena hacer sacrificios”, así define el guionista Howard Koch la esencia de una película de las de antes pero con vibración de eternidad. El paso de los años se revela anecdótico en historias que, como ésta, no han sido concebidas para definir una época, sino para estremecer el corazón del hombre. Casablanca es un clásico sencillamente porque lo que en ella está en juego –ese puñado de valores de los que habla Koch- siempre interesa, y atrae, y emociona. Y si la historia del Rick’s Café Américain vino a convertirse en el paradigma del romanticismo, no es menos cierto que desde su alumbramiento allá en 1942 quedó también inventada una nueva terapia contra la desesperación, una medicina que conviene recetarse cuando perdemos algo de eso que podemos denominar confianza en la condición humana. El argumento de Casablanca, mil veces conocido, narra mucho más que el reencuentro de dos amantes en el exilio bajo el sonido de las notas de un piano (“play it, Sam”). Rick e Ilsa sufren el shock emocional de contemplarse de nuevo tras su adiós en París, pero ese golpe –¿cruel?– del destino coincide con la efervescencia de un oasis –“vine aquí a tomar las aguas”, dice Bogie– donde hombres y mujeres buscan una improbable libertad, no únicamente política, sino personal. En realidad, Casablanca se convierte en territorio de redención, y el garito de Rick en refugio de los olvidados, en su primer peldaño hacia el paraíso. La atmósfera multiforme del local es tan rica como la amalgama de sus caracteres humanos: rateros, gendarmes, asesinos, contrabandistas, enamorados, ludópatas... Pero la esperanza es siempre la misma. Y hasta el anhelado viaje a Lisboa, cede todo su protagonismo a la propia espera, a una promesa configurada en actitudes de amor, odio, juego, cinismo, amistad, patriotismo –allons enfants de la patrie…–, recuerdo e hipocresía. El film debe su existencia a Hal B. Wallis, reputado productor de la Warner. Los hermanos Julius y Philip Epstein se encargaron de escribir el guión a apartir de la obra de teatro “Everybody Comes to Rick’s”. Y lo bordaron. Su repertorio de diálogos rebosa de cuerpo y alma, de humor sutil y elegante. Y el tercer guionista, Howard Koch, introdujo en el protagonista su faceta de hombre duro y misterioso, con ese aire pesimista de escéptico en horas bajas… Max Steiner orquestó una música tomada de canciones populares, como la ya mítica As Time Goes By. Y todo lo combinó a la perfección el director Michael Curtiz, quien hizo de Casablanca un género cinematográfico en sí mismo, mezcla de drama, melodrama, comedia, romance, aventura y película de guerra. Y, sin embargo, Casablanca es por encima de todo la portentosa pasión de Humphrey Bogart e Ingrid Bergman. Sus primeros planos casi desprenden electricidad y las palabras “Here’s Looking at You, Kid!” se han convertido desde entonces en un talismán, en la fórmula mágica del amor eterno. Probemos también nosotros y digamos despacio, copa en mano, saboreando las sílabas: Va por ti, nena...

10/10
El hombre lobo (1941)

1941 | The Wolf Man

Larry Talbot (Lon Chaney Jr.) regresa al majestuoso castillo de su padre (Claude Rains) en Gales. Durante el trayecto conoce a una hermosa mujer (Evelyn Ankers). Durante una trágica noche, Talbot le acompaña a ella y a una amiga a una fiesta donde una misteriosa gitana les leerá el futuro. Poco después, ella es atacada por un terrorífico lobo. Talbot lucha contra él y le mata con su bastón de plata, pero cae sobre él una milenaria maldición: se convertirá a su vez en un hombre lobo. Uno de los clásicos del terror de la productora Universal, junto con Frankenstein o Drácula. Está protagonizada por Lon Chaney Jr., hijo del rey del género durante la etapa del cine mudo, Lon Chaney (El fantasma de la ópera), conocido como El hombre de las mil caras.

6/10
El difunto protesta

1941 | Here Comes Mr. Jordan

Adaptación de la pieza teatral de Harry Segall, comedia romántica celestial, "El cielo puede esperar", que sería revisitada más de treinta años después por Warren Beatty. La trama empieza con el accidente aéreo que sufre el aspirante al campeonato del mundo de boxeo Joe Peddleton. El púgil muere y aparece entre nubes, cerca de un avión que se dispone a trasladar a sus pasajeros difuntos al cielo. Pero Peddleton protesta, asegura que es imposible que haya muerto, está convencido de que estaba destinado a ganar el título de campeón. Y en efecto, según constata Mr. Jordan, se trata de un error de un ángel novato, que quiso ahorrar a Peddleton el dolor del impacto del accidente, llevándose su alma antes de tiempo. Error agravado por el hecho de que, cuando trata de subsanarse, es demasiado tarde: el cuerpo de Peddleton ha sido incinerado. Mr. Jordan tratará de buscarle un cuerpo 'de repuesto', y ambos creen encontrarlo en el de un millonario en buena forma física, asesinado por su esposa y un desleal secretario. La película funciona a las mil maravillas gracias a los secundarios, que casi roban la función a Robert Montgomery, el púgil protagonista, siempre con su saxo a cuestas, y su interés romántico, Evelyn Keyes. Porque en efecto Claude Rains como funcionario celestial está perfecto, con su humor ligeramente sardónico siempre a cuestas. Y también destacan Edward Everett Horton, el ángel torpe, y James Gleason, como el 'manager' que trata de hablar con los espíritus que no ve, aunque no siempre está seguro de donde se encuentran. Se agradecen los medidos toques de humor y el trasfondo romántico que respira la historia.

6/10
El halcón del mar

1940 | The Sea Hawk

Errol Flynn saltó al estrellato con El capitán Blood, que adapta la novela de Rafael Sabatini. Estupendo film de aventuras, sería superado en perfección por El halcón del mar (y eso que se añora a Olivia de Havilland, sustituida por la fría Brenda Marshall) un título que al principio (el pirata al servicio de Isabel de Inglaterra) parece convencional, pero que presenta pasajes oscuros de gran fuerza, como la supervivencia en la selva, y la captura de Flynn y sus socios de vuelta al barco. 

7/10
Saturday's Children

1940 | Saturday's Children

Tercera adaptación cinematográfica de una obra teatral escrita por Maxwell Anderson y estrenada en Nueva York en el año 1927. Sus versiones anteriores para el cine son la homónima de 1929, con Corinne Griffith, y Maybe It’s Love (1935), interpretada por Gloria Stuart. Este drama familiar sigue a un padre, hombre decidido que debe cuidar de su hija pequeña, enamorada de un idealista que trabaja como inventor. Su reparto es ciertamente interesante y da la credibilidad necesaria a la historia: Claude Rains, John Garfield y Anne Shirley.

6/10
Caballero sin espada

1939 | Mr. Smith Goes To Washington

El senador de un estado de la costa oeste de los Estados Unidos muere de forma repentina, justo en el momento en que el Senado va a votar la aprobación para la construcción de una presa. Esta obra llenará los bolsillos del político Jim Taylor (Edward Arnold). Para sustituir al senador fallecido, se elige a toda prisa al inexperto Jefferson Smith (James Stewart), que presenta un proyecto de un campamento para niños, a construir en el terreno que ocupará la presa. Jim Taylor y otro senador, Joseph Paine (Claude Rains), elaboran un plan que implique a Jefferson en un escándalo de corrupción. Pero gracias al apoyo de su leal secretaria, Clarissa Saunders (Jean Arthur), de la que acabará enamorándose, Jefferson puede probar su inocencia y obliga a Paine a confesar la verdad. Una de las películas más conseguidas del genial Frank Capra. Conocido durante los años 30 y 40 por su maestría para elaborar una especie de fábulas morales, con una fuerte carga didáctica. Destacan El secreto de vivir (1936), Vive como quieras (1939), y Juan Nadie (1940). Se trata de una gran película con unas escenas repletas de la mejor comedia, con unas excelentes interpretaciones y un trepidante final. La escena del interminable discurso, en que Stewart no debe ceder la palabra, es fantástica. Imprescindible.

6/10
Me convirtieron en un criminal

1939 | They Made Me a Criminal

Un boxeador que cree haber cometido un crimen cuando estaba borracho, se refugia en una granja-reformatorio para golfillos. Buen cine de género. Los 'Dead End Kids' encarnan a los jóvenes delincuentes. Fantástico Garfield, a quien ya vimos encima del ring en la estupenda Cuerpo y alma, de Robert Rossen.

6/10
Juárez

1939 | Juarez

Biopic –más o menos– de una parte esencial en la vida del presidente mexicano Benito Juárez, en lucha contra el gobernante impuesto por Napoleón III, el archiduque de Austria. Apoyado por las tropas de Abraham Lincoln, Juárez vencerá a los franceses logrando un país libre. Una costosa producción Warner, con todo lujo en cuanto a decorados y trajes de la época. Contó con un buen guión, nada maniqueo, de John Huston, Æneas MacKenzie y Wolfgang Reinhardt, según la obra teatral "Juárez y Maximiliano" de Franz Werfel y el libro "The Phantom Crown" de Bertita Harding. Bette Davis obtuvo excelentes críticas en el rol de Carlota, la esposa del archiduque Maximiliano, en un año especialmente brillante para ella (con La vida privada de Elizabeth y Essex, Amarga victoria y La solterona), que la auparon hasta convertirse en la segunda estrella más popular del cine (por detrás de Shirley Temple). Juárez obtuvo dos candidaturas al Oscar: mejor actor secundario para Brian Aherne (como Maximiliano) y fotografía en blanco y negro para Tony Gaudio.

7/10
Daughters Courageous

1939 | Daughters Courageous

Un cuadro similar al de Mujercitas con una madre y sus cuatro hijas. Pero en este caso no esperan como agua de mayo la llegada del padre, sino todo lo contrario. Así que cuando reaparece en sus vidas dos décadas después de que las abandonara la situación no será fácil para ninguno de ellos. Aparece sin acreditar Ernest Haller que también contribuyó a las tareas de fotografía de la cinta. Con posterioridad Haller desempeñó esta tarea en títulos tan populares como Rebelde sin causa.

5/10
Sons of Liberty

1939 | Sons of Liberty

Película sobre la lucha que libró América del Norte por su independencia. El protagonista principal es Haym, un hombre de negocios que financió económicamente la causa. Se encarga de dar vida al citado Hay, Claude Rains quien años después interpretó al mítico capitán Renault en Casablanca, otra vez a las órdenes de Michael Curtiz.

4/10
Four Daughters

1938 | Four Daughters

Ann, Kay, Thea y Emma son cuatro hermanas cantantes con estudios en música. Cuando Ann decide casarse no sabe si elegir a Felix, un antiguo amor, o quedarse con Mickey, un joven compositor que acaba de conocer y que le ha encandilado. Emma le confiesa que está enamorada de Felix, así que Ann se casa con Mickey. El matrimonio de ambas no es tan feliz como se espera y un suceso trágico le hará a Ann replantearse su vida. El film cuenta con la interpretación de las hermanas Lane (Priscilla, Rosemary y Lola), que hicieron dos secuelas más: Four Wives y Four Mothers. Por su parte John Garfield debutó en el cine con el papel del joven y pobretón compositor. La película, dirigida por Michael Curtiz (Casablanca, Alma en suplicio), fue nominada a los Oscar.

5/10
White Banners

1938 | White Banners

Hannah, una mujer sin hogar, encuentra trabajo en casa de los Ward, cocinando y realizando las tareas del hogar. Pero Hannah ha llegado a la ciudad con otro objetivo, que es conocer a Peter, el muchacho que vive en la casa de al lado, y que ella dio en adopción hace muchos años. Melodrama dirigido por Edmund Goulding, que se basó en una novela de Lloyd C. Douglas. Fue protagonizado por Fay Bainter, Claude Rains (Casablanca) y el joven Jackie Cooper, actor que comenzó desde muy niño a trabajar en el cine y que aquí, con 15 años, ya tenía más de 30 títulos a sus espaldas.

5/10
En busca del oro

1938 | Gold Is Where You Find It

Western sin muchos alicientes producido por Hal B. Wallis y cuya acción se traslada a California, donde se reproduce la lucha entre los mineros buscadores de oro y los rancheros que tienen allí sus tierras, en especial la familia Ferris que ve como una de sus hijas se enamora de uno de los mineros. Fue filmada en Technicolor, pero la respuesta en taquilla fue mediocre.  Lo mejor es su competente reparto, encabezado por George Brent, Claude Rains y Olivia de Havilland, ésta última a punto de emprender la aventura de su vida al ser cedida por la Warner a David O. Selznick para su participación en la película más deseada por todos los actores de Hollywood: Lo que el viento se llevó (1939).

4/10
Robin de los bosques

1938 | The Adventures Of Robin Hood

Michael Curtiz y William Keighley codirigen este excelente film que nos narra las aventuras del famoso bandido generoso, defensor de los pobres e implacable enemigo de los ávidos recaudadores de impuestos al servicio del ursurpador Juan sin Tierra. Estamos ante una brillante superproducción que reúne todos los elementos del cine de aventuras. Las persecuciones, los duelos de espadas, torneos, la destreza en el manejo del arco y las flechas, el compañerismo, la valentía, los tiernos romances amorosos, todo ello se da cita aqeuí, aderezado por un espléndido diseño de vestuario (Milo Anderson), una gran escenografía y una magnífica partitura musical de Erich Wolfgang Korngold. Un travieso Errol Flynn da vida al célebre bandido, mientras que a Basil Rathbone le corresponde el papel de villano; Olivia de Havilland es Lady Marian, el gran amor de Robin Hood. La película fue justamente galardonada con tres Oscar en las categorías de mejor montaje, música y diseño de producción.

8/10
El príncipe y el mendigo

1937 | The Prince and the Pauper

Tom es un chico pobre que guarda un gran parecido con el príncipe Edward. Un día, el muchacho se cuela en los jardines de palacio y entabla amistad con el príncipe. Deciden intercambiarse la ropa y con ello, crean la confusión, pues al verdadero príncipe le echan de allí, mientras que Tom ocupa el lugar de Edward. El problema llega con la muerte del rey, pues se acerca el día de coronar al príncipe. Entretenida y clásica versión de la novela de Mark Twain, que contó con los gemelos Mauch, de protagonistas, con Claude Rains (Casablanca) en el papel de conde villano y el galán Errol Flynn como un valiente soldado Miles, antes de ponerse las mallas en Robin de los bosques. Incide en la idea de que uno y otro chico, al intercambiar sus roles, aprenden lo que supone el oficio de rey, y el modo en que vive la gente corriente. Tienen particular empaque las escenas de la coronación del rey en la catedral.

6/10
They Won't Forget

1937 | They Won't Forget

En 1915, una muchacha de catorce años llamada Mary Phagan fue encontrada muerta. La policía detuvo como presunto responsable de su asesinato a un conserje negro, pero un periódico de Atlanta comenzó una campaña acusando del homicidio a un judío de Nueva York llamado Leo Frank, propietario de la tienda donde trabajaba Mary. Con agresivos eslóganes en los que se decía “En Atlanta se puede linchar a un negro en cualquier momento, pero, ¿porqué no cambiarlo esta vez por un judío yanqui?”, finalmente, este hombre fue acusado del crimen y condenado a muerte. Conmutada su pena por el gobernador a cadena perpetua, cuando era conducido a prisión fue raptado por una banda de desconocidos y linchado. Lo peor es que, años después, el negro confesó ser el autor del crimen. Un caso que conmocionó a la opinión pública norteamericana y que, para su traslación al cine, obvió los nombres reales además de cambiar algunos aspectos de la historia, como que el acusado fuese judío. De todas formas el resultado es una magnífica película de corte social, con tenebrosos ambientes de cine negro. Claude Rains es el fiscal del distrito y Lana Turner la joven asesinada. El tema volvería a ser llevado a la televisión en The Murder of Mary Phagan (1988), con Jack Lemmon y Kevin Spacey.

8/10
Stolen Holiday

1937 | Stolen Holiday

Nicole Picot (Kay Francis) es una modelo de un salón vestido en París. Un día Stefan Orloff (Claude Rains) la convence para que le ayude convencer a un inversor que tiene buenos contactos. Entonces Nicole se pone un bonito y caro vestido para cenar con ellos. La persuasión da sus frutos y ambos, Stefan y Nicole, consiguen hacerse ricos en poco tiempo. Cada uno abre su propio negocio pero pronto empezarán a surgir problemas. Historia sobre la ambición y el fracaso producido por el ansia de poder.

5/10
El caballero Adverse

1936 | Anthony Adverse

Basado en la novela de aventura y romance de la época napoleónica escrita por Hervey Allen y publicada en 1933. Nada más comenzar el film, se dicen las palabras que identifican a nuestro misterioso personaje: “sin padre, ni madre, ni nombre”. Efectivamente, Anthony Adverse crece huérfano en un convento enamorándose de la hija del cocinero. Sin embargo, la felicidad le dura poco tiempo, pues el muchacho se verá envuelto en un sin fin de aventuras que le llevarán de Cuba a África, hasta que regresa a París para ver a su amada convertida en una estrella de la ópera y descubrir los secretos de su pasado. Considerada la película más larga –141 minutos– y costosa producida por el Hollywood sonoro hasta el momento, tuvo que pasar primero el filtro de la censura ya que en su guión inicial le fueron eliminadas 40 páginas al mostrar desnudo al niño protagonista. Consiguió nominaciones al Oscar a la mejor película, decoración de interiores (Anton Grot) y ayudante de dirección (William Cannon); resultando ganadora en las categorías de actriz secundaria (Gale Sondergaard), fotografía (Gaetano Gaudio), montaje (Ralph Dawson), y banda sonora para el jefe de Estudio de la Warner Leo Forbstein cuando, en realidad, el impresionante score había sido compuesto por Erich Wolfgang Korngold.

8/10
Hearts Divided

1936 | Hearts Divided

Necesitado de dinero para sus campañas militares, Napoleón Bonaparte envía a su hermano Jerome, a los Estados Unidos, en busca de 20 millones de dólares. Éste se enamora de una chica de Maryland que tiene varios pretendientes detrás de ella. Además, Napoleón pretende que Jerome se case con una heredera al trono europea. Original drama romántico en el que Dick Powell encarna al hermano de Napoleón. Su fidelidad histórica deja mucho que desear, pero es un film dinámico y ameno. Está protagonizada por Marion Davies –novia del magnate William Randolph Hearst– que empezaba a perder entre el público el tirón de épocas pasadas.

5/10
El vidente

1935 | The Clairvoyant

Un falso clarividente (Claude Rains) se da cuenta de que algunas de sus predicciones comienzan a realizarse. Con el descubrimiento de este don, comienzan los problemas, sobre todo los asociados a una chica que parece darle los poderes, mientras la esposa del clarividente intenta evitar que éste arruine su vida.

La última avanzada

1935 | The Last Outpost

Película de espías que se desarrolla en el desierto y donde un agente del Servicio Secreto Británico debe rescatar a un compañero, que se encuentra en poder de los turcos, mientras entre ambos amigos surge un conflicto por la misma mujer. El trío protagonista está formado por Claude Rains, Cary Grant y Gertrude Michael, siendo este punto lo más relevante de la cinta. El guionista Charles Brackett –habitual colaborador de Billy Wilder en títulos como Días sin huella (1945)– fue el encargado de adaptar una novela de F. Britten Austin.

4/10
The Man Who Reclaimed His Head

1934 | The Man Who Reclaimed His Head

Un escritor pacifista está la mar de contento con su editor, que le permite escribir incendiarios editoriales antibélicos en su diario. Pero se lleva un chasco cuando se entera que el jefe tiene intereses económicos con fabricantes de armas, hasta el punto de perder un poco la cabeza. Inteligente crítica a la hipocresía en las posturas políticas y a la manipulación de las personas, el film cuenta con una magistral interpretación de Claude Rains, bien apoyada en la rubia Joan Bennett.

6/10
El hombre invisible

1933 | The Invisible Man

Uno de los indiscutibles clásicos del terror de la Universal, productora que llevó a la gran pantalla las obras maestras del género de la literatura: Drácula, Frankenstein, El Hombre Lobo. En esta ocasión, uno de sus más sólidos directores, James Whale (Frankenstein, La novia de Frankenstein) adapta con maestría una novela de H.G. Wells (La guerra de los mundos). Este título significó el debut en la pantalla del actor Claude Rains (Casablanca, Robin Hood), que logró componer un personaje inolvidable. Los efectos especiales continúan siendo sorprendentes hoy en día. Un misterioso doctor descubre una pócima que le hace invisible. Cubierto de vendas y con gafas oscuras intenta pasar desapercibido y se traslada a una pequeña localidad inglesa donde espera esconderse de los curiosos, mientras investiga una forma de hacer reversible su estado. Sin embargo, la droga que le ha hecho invisible tiene también unos terribles efectos secundarios que le conducirán a cometer inexplicables fechorías.

7/10

Últimos tráilers y vídeos