IMG-LOGO

Biografía

Ellen Barkin

Ellen Barkin

66 años

Ellen Barkin

Nació el 16 de Abril de 1954 en The Bronx, Nueva York, EE.UU.
Filmografía
Manos de piedra

2016 | Hands of Stone

Biopic un tanto insípido del boxeador panameño Roberto Durán, conocido popularmente como “Cholo” o Manos de Piedra”. La película muestra cómo el legendario entrenador Ray Arcel interrumpe su retirada para prepararle en su búsqueda del título de campeón mundial en las categorías de peso ligero y welter. Una propuesta de su preparador Carlos Eleta que de entrada no le agrada, odia a los yanquis ya que su padre lo era, y abandonó a su madre cuando él era pequeño. La película, escrita y dirigida por por cineasta venezolano de origen polaco Jonathan Jakubowicz (Secuestro Express), va insertando en el metraje distintos flash-backs: la infancia de Durán durante la nacionalización del Canal de Panamá, cómo conoce al amor de su vida, Felicidad Iglesias, primeros combates, etc. Ello mientras sigue la trayectoria de la relación profesional entre Durán y Arcel. Le falta un hervor a la película que entrega Jakubowicz. Pese a las vistosas escenas de masas de los combates, donde se recrea el marco del Madison Square Garden, se echa en falta el tono épico que requieren las peleas del subgénero de las películas de boxeo, no se vibra ni se sufre en exceso. Edgar Ramírez, Robert De Niro, Rubén Blades, Ana de Armas, están correctos, pero tampoco se esfuerzan demasiado, porque sus personajes no tienen excesivos matices, y desde luego no hay demasiada sutileza a la hora de resaltar el “sex appeal” de la actriz de origen cubano.

5/10
Con la magia en los zapatos

2014 | The Cobbler

La vida de Max Simkin es una calamidad. Sin alicientes ni planes de futuro, se aburre soberanamente en su zapatería en el Lower East Side de Nueva York, heredada de padres a hijos desde hace generaciones. No tiene novia, ni amigos, ni vida social. Tan sólo se habla de cuando en cuando con el barbero del negocio colindante y por las noches con su anciana madre, con quien vive. Pero el hallazgo de una máquina de coser mágica puede dar un vuelco a su existencia. Y es que gracias a ella, al ponerse los zapatos de sus clientes, su apariencia física se transforma y se convierte en ellos. De la noche a la mañana, Max puede vivir cualquier vida... Thomas McCarthy es uno de esos actores que de cuando en cuando escribe y dirige películas. Tanta calidad tienen estas últimas que ha alcanzado un gran prestigio en ese campo creativo, prenda del cual son títulos excelentes como Vías cruzadas o The Visitor. Ahora, alejándose del tono más dramático de sus trabajos anteriores, por primera vez se adentra en el género de la comedia fantástica, con una fábula urbana, a veces tragicómica, escrita en colaboración con Paul Sado, donde se habla de la importancia de “ponerse en el lugar del otro” si uno quiere que su vida tenga sentido, y se tocan temas como la amistad, los padres y los hijos o la búsqueda de un sentido para vivir. La película es agradable pero no alcanza la calidad de los anteriores trabajos del cineasta. Indudablemente el conjunto bebe de dos fuentes: en primer lugar, el cine de Frank Capra, con esa alusión al ángel en el inicio del film, el optimismo de fondo y el desenlace sorpresivo, con sus referencias acerca de las fuerzas del bien y del mal que luchan en el mundo; y en segundo lugar, los relatos del Woody Allen más neoyorquino, judío y juguetón, con el tono ligero y saltarín de filmes fantasiosos como Alice o Midnight in Paris, y el sempiterno jazz sonando de fondo. Pero no todo funciona igualmente bien en Con la magia en los zapatos –empezando por el título… ¿Qué ridícula necesidad había para cambiar el original “El zapatero”?–, pues aunque la historia comienza con garra, va perdiendo fuelle y se dispersa demasiado deslizándose hacia tramas anecdóticas, narrativamente tramposillas y en general tontorronas, sin la suficiente intensidad. El impacto del film es por eso superficial, liviano, y a la postre deja un tanto indiferente. Falta la magia del título. Por lo demás, funcionan algunos gags especialmente graciosos (como el susto “mortal” en el coche), mientras que la elección de Adam Sandler para dar vida al protagonista es la mar de adecuada.

5/10
Very Good Girls

2013 | Very Good Girls

Twelve

2010 | Twelve

La historia de un joven camello neoyorquino, que a su azarosa vida suma el asesinato de su primo y la sospecha de que su mejor amigo está detrás de los hechos. Joel Schumacher es un cineasta que ha conocido tiempos mejores. El último film decente que hizo fue El fantasma de la ópera (2004), pero ha llovido demasiado desde entonces, y aquí, a partir de una novela de Nick McDonell, entrega una intriga en el sórdido mundo del tráfico de las drogas de diseño, servidas a jovenzuelos de la alta sociedad. El director conserva el oficio, pero el desañilado film tiene escaso interés, y su propuesta de redención a través del amor no es demasiado sólida. En el reparto, aparte del rapero 50 Cent, están hermanos (Rory Culkin) y sobrinas (Emma Roberts) de famosos (Macaulay Culkin, Julia Roberts).

4/10
Shit Year

2010 | Shit Year

Segunda película de uno de los enfants terribles del nuevo cine norteamericano. En ella Ellen Barkin interpreta a una actriz semiretirada que mantiene una tormentosa relación sentimental con un actor mucho más joven que él.

Los amos de Brooklyn

2009 | Brooklyn's Finest

Antoine Fuqua, director de Training Day (Día de entrenamiento), vuelve al género policíaco, de nuevo con Ethan Hawke en el reparto. En este caso, lleva al cine un guión original del debutante Michael C. Martin, que se inspiró en las confidencias sobre su trabajo como agente de un compañero de piso, y escribió el film durante su convalecencia, tras un accidente de tráfico. Entrecruza los periplos de tres agentes. Eddie (Richard Gere) se enfrenta a su última semana de servicio antes de la jubilación. Desencantado de todo, sólo siente afecto por una prostituta. Tango (Don Cheadle) se ha infiltrado en la banda de Caz (Wesley Snipes), un peligroso narcotraficante, con el que tiene una buena relación hasta el punto de que se ha convertido en su mejor amigo. Por último, Sal (Ethan Hawke) es un policía de estupefacientes capaz de cualquier irregularidad con tal de conseguir dinero para comprar un piso para su esposa enferma. Aborda nuevamente la ética en el trabajo policial, como el film más famoso de Fuqua, aunque también trata de seguir la estela de la muy superior Sérpico, y de las memorables series Canción triste de Hill Street y The Wire (Bajo escucha). Richard Gere tiene un papel de perdedor a su medida, Ethan Hawke es un actor ideal para interpretar a un hombre que sucumbe a la corrupción y al todoterreno Don Cheadle le corresponde ser un tipo que añora recuperar su identidad. Cuenta con un buen plantel de secundarios entre los que figuran Lili Taylor, Vincent D'Onofrio, Will Patton, Wesley Snipes y Ellen Barkin.

5/10
Ocean's Thirteen

2007 | Ocean's Thirteen

Danny Ocean y sus chicos están de vuelta. Y dispuestos a dar el golpe, faltaría más. La ocasión, honor de ladrones obliga, es reparar el daño ocasionado a su buen amigo Reuben, que había pactado con el todopoderoso Willie Bank llevar un super hotel y casino de lujo juntos. Bank, a pesar de pertenecer al club de “los que han dado la mano a Frank Sinatra” birla su parte del negocio a Reuben, a resultas de lo cual éste sufre un infarto que primero le pone al borde de la muerte, y luego le deprime. Como Bank no atiende a las razones de Ocean para restituir lo robado, planea un golpe tan sofisticado al menos como las medidas de seguridad que tiene el lugar. La idea es lograr que en cierto momento todos los asistentes a la preinauguración empiecen a ganar en el juego; al tiempo deben bloquear un sofisticado sistema informático que mide las emociones corporales del público, lo que hace muy, muy difícil, hacer trampas. Después del relativo fiasco que fue Ocean's Twelve (al director le dio por incluir rarezas experimentales y bromas que sonaban a tomadura de pelo), Steven Soderbergh apuesta por un guión de hechuras clásicas –la sofisticación tecnológica asociada al robo no debería ocultar este hecho–, escrito por Brian Koppelman y David Levien, acertados fichajes para la saga. De modo que una buena vertebración de la historia, emoción trepidante y sentido del humor, y buenas escenas para todos los actores, con líneas bien escritas, acentúan la atmósfera de camaradería masculina que caracterizan a la saga. A un reparto estupendo, como es habitual, que parece habérselo pasado en grande y donde repiten casi todos (no están ni Julia Roberts ni Catherine Zeta-Jones), se suman Al Pacino, que compone a un villano que se hace odioso, y Ellen Barkin, manager del casino-hotel, que logra que no parezca que supera sobradamente los 50 añitos. Y se da alguna graciosa vuelta de tuerca, como la de convertir a Andy García en inesperado aliado del golpe. O la de traer para un cameo de postín a la célebre Oprah Winfrey, en un doble gag muy ingenioso. Soderbergh sirve bien al guión, dando el film comercial y resultón que se espera que entregue, con buen ritmo, sin aburrir. Donde se permite alguna experimentación es en el encuadre y la planificación, y se nota su mano de gran cineasta en detalles pequeños pero que revelan talento, como en la escena en que Ocean y Rusty contaminan una habitación del hotel.

6/10
Palíndromos

2004 | Palindromes

El caústico cineasta Todd Solondz narra la historia de Aviva, cuyo nombre es un palíndromo, pues se lee igual al derecho que al revés (como “Ana lleva al oso la avellana” o “Dábale arroz a la zorra el abad”). Aviva es una adolescente deseosa de tener un niño algún día, para que siempre haya alguien que la quiera. Para el director de Happiness y Bienvenidos a la casa de muñecas, los deseos más puros chocan siempre con la dura realidad. En esta ocasión, Solondz lanza una despiadada crítica contra el egoísmo humano, que frustra las aspiraciones de alguien tan inocente y pura como Aviva. En primer lugar, un primo obsesionado con el sexo, se aprovecha de la chica, y con la excusa de dejarla embarazada, como ella quiere, mantiene relaciones con ella. Cuando se confirma que va a tener un niño, su egocéntrica madre pretende convencerla de que aborte. Ella se escapa de casa, pero da con una estrafalaria comunidad supuestamente filantrópica, compuesta por personajes que sólo se miran al ombligo. Solondz logra excelentes interpretaciones del extenso reparto, y anima la función mediante una curiosa peripecia. En cada secuencia, Aviva está interpretada por una actriz diferente. Unas veces aparece como una niña negra, otras como una niña obesa e incluso llega a interpretarla la veterana Jennifer Jason Leigh. Solondz muestra una vez más que es un tipo inquieto, con una sólida perspectiva del aborto, que describe como una monstruosidad mediante un elaborado monólogo de Ellen Barkin con abundantes dosis de humor negro. Pero Solondz arremete también injustamente contra los grupos antiabortistas, dejándolos poco menos que como unos psicópatas, y la caridad de inspiración cristiana le parece absolutamente cínica. En su línea, el director es capaz de sacar lo peor del ser humano, pero no aporta soluciones, ni vislumbra ningún tipo de claridad. Su sarcástico estilo no es aconsejable para todos los públicos.

5/10
Ella me odia

2004 | She Hate Me

El afroamericano Spike Lee es un cineasta que ha demostrado ser capaz de rodar cualquier cosa. La pena es que, como en este caso, se empeñe precisamente en rodar cualquier cosa. Porque aquí maneja una trama argumental imposible, donde mezcla la denuncia política con la farsa, el lesbianismo y la paternidad múltiple, configurando un completo disparate, cuyo resultado final era imposible que se sostuviera. La cosa arranca en una multinacional farmacéutica a punto de descubrir la vacuna definitiva contra el sida. El principal investigador de la compañía se suicida, y el vicepresidente del grupo, Jack, un negro, comprueba en una cinta que dejó este hombre que en la compañía había una corrupción de aquí te espero; y muestra su disposición para declarar ante el correspondiente comité del Senado. Pero entretanto Jack se queda sin empleo, y el resto de empresas a las que acude buscando trabajo le ningunean. Al tiempo, le han bloqueado las cuentas bancarias. Hasta aquí, estamos ante una trama de trapicheos empresariales que promete. Pero la cosa pega un giro argumental muy forzado cuando la ex mujer de Jack, ahora lesbiana, acude con su novia a verle con una insólita proposición que aliviará sus penurias económicas. Debe dejar embarazadas a ambas, y le pagarán por ello. A partir de aquí se monta un negociete en que muchas mujeres acuden a Jack con idéntica petición, incluida la hija de un capo mafioso. Resulta difícil señalar adónde quiere ir a parar Spike Lee con su film, desperdicio de su talento (el director se diría que es capaz da filmar con los ojos cerrados, aunque se agradecería que los mantuviera abiertos) y el de su equipo técnico y actoral. El cineasta no evita las escenas de sexo, mientras intenta conjugar humor y drama sin éxito. Su denuncia a un EE.UU. propiciado por el presidente George W. Bush y antecesores como Nixon llega a destiempo; y en cuanto a su mirada a los bancos de semen, se diría que intenta mostrar las complicadas situaciones a que pueden dar lugar, de hijos sin padres conocidos, y padres con numerosos hijos, pero el tono es demasiado frívolo para sacar alguna conclusión; en cuanto a las relaciones amorosas, hay una mirada comprensiva a las relaciones entre personas del mismo sexo, y un desenlace en que parece decirse que las relaciones "tripartitas" (dos mujeres y un hombre) podrían ser un modelo familiar más.

4/10
Siempre a tu lado

2001 | Someone Like You

Jane es una joven que trabaja en televisión. Cree en el amor, y por ello se siente en el séptimo cielo cuando se enamora de Ray, compañero de trabajo, quien le corresponde. Pero de pronto, sin aparentemente motivo, Ray echa un jarro de agua fría a la relación, y deja a Jane. Tan hecha polvo se queda la chica que inventa una teoría para explicar lo que ha pasado: según ella existiría una correlación entre el amor humano y el apareamiento de los animales. ¿Revolucionarán sus ideas el mundo? Comedia romántica protagonizada por Ashley Judd y Greg Kinnear. Tras la cámara está Tony Goldwyn, actor recordado como el amigo traidor de la fantasmagórica Ghost, y porque es nieto del mítico productor Samuel Goldwyn. La película da vueltas a la tendencia que todos tenemos a racionalizar lo que nos ocurre, a encontrar una explicación para aquello que no esperábamos. No siempre funciona la idea de combinar comedia y drama, pero tenemos la oportunidad de ver a dos actrices de talento, Judd y la oscarizada Marisa Tomei (Mi primo Vinny), y al experto en comedia Kinnear (Mejor... imposible).

4/10
Muérete, bonita

1999 | Drop Dead Gorgeous

Un pueblo de la América profunda. Allí tiene lugar el acontecimiento del año: un concurso de belleza entre las jovencitas del lugar. Lo que debería ser motivo de fiesta y regocijo se convierte en una lucha sin cuartel. Pues lo de que 'lo importante es participar' no se conoce por esos lares; lo que quieren las chicas (y sus madres) es ganar a toda costa. Crítica vitriólica al mundo de las misses y la belleza hueca. El film, dentro de su asumida frivolidad, es un nuevo reproche a la moral del triunfo por encima de todo, tan vigente en la sociedad actual. El reparto cuenta con el rostro de las jóvenes y guapas actrices Kirsten Dunst y Denise Richards, entre otras muchas, bien secundadas por las veteranas Kirstie Alley y Ellen Barkin.

4/10
White River Kid

1999 | White River Kid

Dos pícaros. El “hermano” Edgar vende, vestido de monje, calcetines supuestamente fabricados por los niños cristianos ciegos de la Misión de los Pequeños Hermanos de San Mortimer. Le acompaña Morales, un mejicano ilegal, inseparable compañero. En uno de sus vagabundeos de aquí para allá son secuestrados por un asesino juvenil –White River Kid–, que viaja con su novia. Disparatada comedia, en la que se muestra que los dos caraduras protagonistas tienen, al fin y al cabo, buen corazón. Antonio Banderas se deja dirigir por Arne Glimcher, con quien ya trabajó en Los reyes del mambo tocan canciones de amor, el film que supuso su debut en Hollywood. Le da la réplica el siempre eficaz Bob Hoskins. Glimcher, muy satisfecho del film, asegura que “quiero crear películas que hagan pensar. Yo mismo he cambiado después de este proyecto”.

2/10
Miedo y asco en Las Vegas

1998 | Fear and Loathing in Las Vegas

Años 70. Por una carretera cercana a las Vegas viajan dos individuos en un coche rojo lleno de todo tipo de drogas. Su labor es hacer un reportaje de la carrera de motos que tiene lugar en el desierto, pero ni siquiera acuden al encuentro. El reportero Raoul Duke y su abogado, el Dr. Gonzo, que así se llaman, dedican el tiempo a consumir pastillas, hierbas alucinógenas y marihuana, y a meterse en todo tipo de embrollos, mientras se cruzan con otros variopintos personajes. Terry Gilliam, el niño travieso de Hollywood, y autor de Los caballeros de la mesa cuadrada o El sentido de la vida, dirige este inclasificable film. Su estilo es inconfundible y la mezcla de personajes estrambóticos dentro de situaciones inverosímiles es su sello de identidad. Los protagonistas son dos tipos, drogados hasta las patillas, convencidos de vivir su auténtico sueño americano, y que ven su realidad según la percepción que les causa las drogas. Las escenas ilógicas y las alucinaciones encadenan las secuencias del film, y tan solo se interrumpen con la intervención de los demás personajes. Los frenéticos Johnny Depp y Benicio del Toro encabezan el reparto, pero también Tobey Maguire, Gary Busey o Christina Ricci se van encontrando con ellos a lo largo de la cinta. La película es una historia transgresora y delirante, y una crítica, al fin y al cabo, de ese mundo tramposo que engancha y mata a la vez.

5/10
Encantado de matarte

1996 | Trigger Happy

Vic es el jefe de una peculiar familia de mafiosos, que se dan la puñalada por la espalda a las primeras de cambio. Después de una temporada en un sanatorio mental, Vic regresa con nuevos bríos para poner orden en la familia. Lo primero que descubre es que su chica, Gracia, a quien dejó al cuidado de Mick, mantiene una apasionado romance con éste. Rita, una mujer de armas tomar, es la hermana de Gracia y la novia de Mick. Por supuesto, no le hace ninguna gracia que su novio Mick le engañe con su hermana Gracia. Para colmo de males, Ben se ha puesto al frente de los negocios de Vic, y no está dispuesto a devolver el mando a su jefe. A la vez, el ambicioso Jake está tramando un plan para eliminar a Vic y a Ben y quedarse así como único jefe de la familia. Vic va a tener que trabajar duro si quiere poner orden en su familia y en sus negocios. Una divertida comedia que parodia el mundo de la mafia. Utiliza un humor bastante ácido, y el cinismo está presente en cada uno de los personajes. Cuenta con una estupenda plantilla de intérpretes. Algunas situaciones contienen unos brillantes diálogos, que seguro mantendrán entretenido al espectador.

4/10
Fanático

1996 | The Fan

Gil es un maduro tendero cuya vida fracasada parece que nunca remontará. No tiene buena relación ni con su mujer ni con su hijo, y el 'baseball' es lo único que ocupa su mente. Ver a su jugador favorito de los 'Gigantes', Bobby Rayburn, es lo que le ayuda a sobrellevar su desdichada existencia. Cuando, durante una mala racha en la temporada, el jugador se convierte en el blanco de las críticas, Gil decide hacer algo por Rayburn. Su plan será asesinar a otro jugador que empieza a hacerle sombra. Con Robert De Niro y Wesley Snipes en el elenco, la película ya promete. Y así es. Sin tener un guión brillante ni una acción descomunal, la interpretación de los protagonistas y la intriga de la historia mantienen a cualquiera pegado al asiento. De Niro, borda casi todos sus papeles, y en la cinta está magnífico haciendo de un hombre corriente convertido en un trastornado fanático. Barkin, Leguizamo y del Toro, completan el sólido reparto.

5/10
Malas compañías

1995 | Bad Company

Es ésta una película inusual y provocativa que cuenta con dos de los actores más inquietantes del panorama cinematográfico: Laurence Fishburne (Causa Justa, The Matrix) y Ellen Barkin (Melodía de seducción). Nelson Crowe (Laurence Fishburne) es un agente secreto del gobierno que tiene que realizar una difícil y arriesgada misión, la de infiltrarse en la mayor organización de espionaje industrial. Allí formará equipo con la sensual y dura Margaret Welles (Ellen Barkin), una mujer obsesionada con su carrera. Juntos deberán chantajear, sobornar e incluso asesinar para conseguir hacerse con el control de la compañía. Película dura sobre el espionaje moderno, con unas buenas interpretaciones y eficaces dosis de suspense. Para habituales de la vida dura.

4/10
Wild Bill

1995 | Wild Bill

Lejos queda la visitación que Walter Hill hace al personaje de Wild Bill Hickok de la realizada sesenta años antes por Cecil B. De Mille en el clásico Buffalo Bill, con Gary Cooper y Jean Arthur en los papeles de Wild Bill y Calamity Jane. Hill opta en su film por una visión sombría y desmitificadora del personaje, poco atractiva. De todos modos ésta no es la causa principal de la decepción que provoca el film. Al fin y al cabo, el realizador dirigió antes, con estos mismos planteamientos, la más sugestiva Forajidos de leyenda. El film se inicia con imágenes en blanco y negro del entierro de Wild Bill. A partir de aquí, ya en color, se rememoran las andanzas que le han llevado a la tumba. Unas ligeras y rápidas pinceladas, que componen un personaje violento, siempre en busca de pelea, dan paso a la presentación de un jovenzuelo que desea liquidarle por abandonar años atrás a su madre, tras una relación amorosa. A pesar de manejar abundante material literario –una novela de Peter Dexter y una obra teatral de Thomas Babe–, el guión urdido por Hill está mal trenzado. El personaje encarnado por John Hurt, una especie de biógrafo oficial de Wild Bill, se desaprovecha. La historia del amor imposible entre el protagonista y Calamity Jane se dibuja torpemente, y es la excusa para una ridícula escena erótica. Mientras que los deseos de venganza del joven muchacho no resultan creíbles en un personaje que arrastra demasiadas contradicciones.

3/10
Vida de este chico

1993 | This Boy's Life

En 1989 el novelista norteamericano Tobias Wolff publicó “Vida de este chico”. El autor relataba sus recuerdos de infancia y adolescencia, allá por los años cincuenta, marcados por el divorcio de sus padres, la vida itinerante junto a su madre, y las relaciones con Dwight, su padrastro. Lo hacía en primera persona, en un tono entrañable, como si de un cruce entre Dickens y Twain se tratara. Aunque no faltaban los momentos duros en ese período vital de Wolff, el modo de contar, detallista y repleto de sentido del humor, limaba esas aristas. La labor de Michael Caton-Jones (Memphis Belle, Doc Hollywood), traspasar el espíritu de la novela de Wolff al celuloide, no se presentaba sencilla. Es cierto que él y Robert Getchell, el guionista, han vertebrado bien la película. No han inventado, aunque haya una explicitud en diálogos soeces o erotismo, no presente en el libro de Wolff. Han debido optar, eso sí, por unas cuantas de las anécdotas que conforman la novela, y omitir otras. E hilarlas de vez en cuando con la voz en off del protagonista. Pero a pesar de esto último, la película pierde esa mirada en primera persona, la ternura propia de la evocación. Y los hechos se muestran desnudos, el humor que les acompaña es demasiado irónico, casi negro. El tinte que adquiere la historia es, decididamente, desgarrado y poco atractivo. La película tiene aciertos parciales. Fija bien su atención en las insensateces que es capaz de cometer un adolescente, más si la atención que le prestan sus padres no es toda la debida. Está bien tratados los intentos de una madre desorientada por comunicar con su hijo; y la amistad entre éste y Arthur, el chaval ‘mariquita’, más auténtica que la tiene con su pandilla. También se subrayan los esfuerzos del protagonista por ingresar en un instituto. El esfuerzo de producción ha sido notable ‑por eso uno esperaba más‑, con mención especial a la fotografía de David Watkin. En el capítulo de interpretación destacan Ellen Barkin y Leonardo DiCaprio. En cambio, aparece claramente pasado de rosca Robert De Niro. El personaje de Dwight se prestaba a los excesos y el actor ha sido incapaz de contenerse un poco.

5/10
Ella nunca se niega

1992 | Man Trouble

Bob Rafelson en un género poco habitual en él, la comedia. Sigue a un adiestrador de perros, Harry (Jack Nicholson), casado infelizmente con una japonesa. Conoce a Joan (Ellen Barkin), que necesita un perro guardián para su casa, pues acaban de robarla. Harry, ligón empedernido, se encapricha de ella, lo que no ayuda a su matrimonio en crisis.

4/10
Mac

1992 | Mac

Primer film dirigido por el actor John Turturro, Mac es un drama costumbrista inspirado en la familia de su autor. Se centra en las relaciones entre los tres hermanos Vitelli, obreros de la construcción, que hartos de soportar a su jefe, deciden montar su propio negocio. A pesar de algunos errores de primerizo, el director consigue una sólida película, premiada con la Cámara de Oro en Cannes. "La felicidad es amar tu trabajo. (...) Si odias tu trabajo, odias tu vida.", dice en cierto momento Mac Vitelli. Turturro hace un canto al trabajo cotidiano y a sus satisfacciones. Cierto que le falta trascender, pero en una hermosa secuencia, en que fotografía a un albañil colocando con primor el cemento y los ladrillos, queda manifiesta la belleza de la labor bien hecha. Algo que contrasta con las chapuzas que hace otro obrero. Turturro ha querido también retratar la vida misma. Su visión no es idílica. En las familias hay discusiones, los hermanos no siempre se llevan bien. La unidad familiar es lo ideal, pero no siempre se consigue. Al tratar de mostrar seres de carne y hueso, hace hincapié en su visión pegada al suelo, en sus debilidades, ya sean de carácter o de índole sexual. El director y protagonista ha querido jugar la carta del realismo: y el orgullo de Mac por sus hermanos es parte del mismo.

6/10
Escapada al sur

1992 | Into the West

Un abuelo cuenta una historia a sus nietos irlandeses Tito y Ossie, la leyenda de 'Tirnanog', un precioso caballo blanco. Los niños vivirán con su propio caballo una fantástica aventura mientras sus padres arreglan la relación con el abuelo. Drama familiar con tintes de aventura protagonizado por Gabriel Byrne (Sospechosos habituales), Ellen Barkin (Ella nunca se niega) y David Kelly (Charlie y la fábrica de chocolate). Destaca la bella fotografía de los paisajes irlandeses a cargo de Newton Thomas Sigel (Tres reyes, X-Men).

6/10
Una rubia muy dudosa

1991 | Switch

Steve Brooks es un exitoso profesional de la publicidad, conocido por su tremendo éxito con las mujeres, a las que seduce para después dejarlas abandonadas como un trapo. Un día, tres de sus antiguas conquistas le invitan a una fiesta; al día siguiente tendrá un amargo despertar pues se encuentra en el cuerpo de una mujer, concretamente en el de una espectacular rubia. Ahora deberá moverse como mujer en un mundo de hombres. Blake Edwards, el rey de la comedia (El guateque, La pantera rosa (1963)) dirige esta disparatada historia de situaciones equívocas. Humor inteligente, buenas interpretaciones, ingeniosos diálogos son los ingredientes de este film que cuenta con un reparto encabezado por Ellen Barkin, Jimmy Smits, JoBeth Williams y Lorraine Bracco.

6/10
Melodía de seducción

1989 | Sea of Love

Frank Keller (Al Pacino) es un veterano policía de Nueva York, divorciado y desilusionado con la cruda realidad de su quehacer diario. Se encarga de la investigación de una cadena de asesinatos que asola la ciudad. La única pista con la que cuenta es que todas las víctimas respondieron anuncios de contactos personales. En un intento de encontrar al asesino, Keller y su compañero (John Goodman) ponen un anuncio en el periódico para intentar identificar al asesino. Una misteriosa joven contesta el anuncio, y el policía no puede evitar enamorarse de ella a pesar de que se trata de la principal sospechosa. Triunfal regreso de Al Pacino al género policíaco, que tantos éxitos le había dado anteriormente (A la caza). Junto a él, un reparto de lujo del que sobresale John Goodman (Arizona Baby).

7/10
Johnny el guapo

1989 | Johnny Handsome

Johnny es un delincuente de Nueva Orleans. Le apodan "el guapo" irónicamente, ya que tiene una enorme deformidad en el rostro. Tras un golpe, Johnny será traicionado por sus socios e ingresará en prisión. Pero en la cárcel conocerá a un cirujano facial, y, tras cumplir condena, gracias a él podrá vivir una nueva vida con un nueva cara... El "activo" Walter Hill (Límite: 48 horas) dirige esta movidita película que ofrece bajos fondos, acción y venganza a su más puro estilo. Protagoniza Mickey Rourke en su época más célebre. El resto de reparto es de aúpa.

5/10
Querido detective

1987 | The Big Easy

Romance y corrupción son los ingredientes de esta película policial de Jim McBride. La ayudante del fiscal de Nueva Orleáns (Ellen Barkin) se traslada a un pueblo del Estado para poder investigar in situ un problema de supuestas corrupciones del cuerpo de policía. Mientras está realizando sus investigaciones, aparece en su vida Remy, un detective apuesto y cautivador (Dennis Quaid), al que la vocación profesional le viene de una familia que actúa siempre como una piña. Remy, con un planteamiento laxo, asegura a la ayudante del fiscal que la policía está limpia; pues no da importancia a ciertos privilegios y sobornos. Acabarán acostándose. Y claro, mezclar trabajo y placer no va a ayudar, sobre todo cuando a él le tienden una trampa. Y es que el caso de corrupción, como ocurre normalmente, es mucho más amplio de lo que parecía. Lo que se ve es solamente la punta del iceberg. Dos buenas interpretaciones y un poquito de enredo avalan la calidad de esta película sobre los peligros del abuso de poder, en el que se suele caer poco a poco en cosas pequeñas. Escrita por Daniel Petrie Jr., la intriga planteada no deja cabos sueltos y engancha al espectador, hasta el sorprendente desenlace.

4/10
Bajo el peso de la ley (Down by Law)

1986 | Down by Law

Jack es un proxeneta al que le tienden una celada con una menor; Zack es un DJ que acepta llevar un coche de un punto a otro, sin saber que el maletero oculta un cadáver; y Bob es un italiano que apenas sabe inglés, con alma de poeta, y acusado de asesinato. Los tres coinciden en la celda de una prisión de Luisiana, y tendrán oportunidad de fugarse y huir por un difícil terreno pantanoso.Con Jim Jarmusch, el cine carcelario no puede ser un cine carcelario convencional. Con su fotografía en blanco y negro, fondo musical jazzístico, y cierta placentera languidez, pinta a tres individuos perdedores, entre los que va a nacer una singular relación, una curiosa camaradería. Ellos son el cantante Tom Waits, el compositor John Lurie y el cómico Roberto Benigni,  cuya esposa Nicoletta Braschi también tiene presencia en el film. Recorre la cinta un suave humor, y una personalísima mirada existencialista, 'cada caminante siga su camino' parece decir el último plano, en que se separa definitivamente la trayectoria de los tres presos.

6/10
Acto de venganza

1986 | Act of Vengeance

Un honrado minero se decide a intervenir en el sindicato de mineros al ver las tremendas consecuencias de una explosicón. Sin embargo, encontrará la oposición del jefe de la Unión de Mineros, que no desea que disminuyan sus emolumentos. Adaptación del libro de Trevor Armbrister en una típica película ochentera protagonizada por el siempre justiciero Charles Bronson. El reparto de secundarios funciona magníficamente.

5/10
El terrible Joe Moran

1984 | Terrible Joe Moran

Joe Moran es un anciano enfermo que se encuentra incapacitado en una silla de ruedas y que de joven fue un importante boxeador. Su nieta Ronnie y su antiguo entrenador y amigo se están haciendo cargo de él. Joseph Sargent dirige este drama donde James Cagney es el principal protagonista; la última película que rodó porque realmente estaba enfermo y casi no se podía mover. El que fuera un icono del cine negro en películas como Los violentos años 20, El enemigo público, Sangre sobre el sol, interpreta aquí a un viejo inválido que solo posee a su nieta como lazo familiar. Pero Ronnie (Ellen Barkin) es una cleptómana que malgasta su vida saliendo con un estafador relacionado con la mafia. Este melodrama cuenta con un buen plantel de actores donde Cagney recibió un Emmy por su interpretación. Como curiosidad, el espectador podrá ver escenas de un Cagney joven boxeando. Son tomas sacadas de su película O todo o nada de 1932. Por otro lado, Ellen Barkin (Ella nunca se niega, Vida de este chico, Malas compañías...) está como siempre a la altura de las circunstancias. Es necesario señalar también al veterano Art Carney (El Rolls-Royce amarillo, Movie Movie).

7/10
Harry e hijo

1984 | Harry & Son

Harry es un obrero viudo que acaba de ser despedido de su trabajo. Vive con su hijo Howard, un muchacho que quiere ser escritor y que disfruta practicando surf. Ambos no se entienden entre sí, pero se necesitan a pesar de sus diferencias. Drama dirigido y protagonizado por Paul Newman, que habla de las relaciones padre e hijo, y de ese lazo tan fuerte que a veces parece tan débil. Destacan entre el reparto, Ellen Barkin, Morgan Freeman y Joanne Woodward, esposa de Newman en la vida real.

5/10
Gracias y favores

1983 | Tender Mercies

Mac Sledge es un cantante de country que arrastra un matrimonio roto y graves problemas con el alcohol. El encuentro con Rosa Lee, una viuda con un hijo que regenta un motel, le hará creer de nuevo en el amor, e intentar rehacer su vida. Robert Duvall, que obtuvo un Oscar por su fabuloso trabajo, compuso y cantó dos de los temas que salen en el film. El otro premio fue para Horton Foote con el guión original. Dirige Bruce Beresford (Paseando a miss Daisy, Condenada, Evelyn).

6/10
Daniel

1983 | Daniel

Adaptación de la novela de E.L. Doctorow, a cargo de él mismo. La trama se inspira en la historia real del matrimonio Rosenberg, que vendieron secretos científicos relacionados con la seguridad nacional a los rusos, motivo por el que fueron condenados a muerte. El Daniel del título es su hijo, que en los años 60 está envuelto en el movimiento pacifista, y al que el comportamiento de los progenitores ha marcado hondamente. Título notable de Sidney Lumet, cuyo tema central definía el director del siguiente modo: "¿Quién paga las pasiones y compromisos de los padres? Ellos, pero también los hijos, que nunca escogen esas pasiones y compromisos." Años después Lumet exploraría las mismas cuestiones suscitadas por el idealismo de izquierdas, y el fracaso del que a veces va acompañado, en Un lugar en ninguna parte.

6/10
Diner

1982 | Diner

1959. Cinco amigos veinteañeros deben pensar en madurar y tomar responsabilidades en la vida, no pueden refugiarse perpetuamente en el Diner donde les gusta reunirse para hablar de lo humano y lo divino. Uno de los nostálgicos filmes de Barry Levinson, que también firma el guión, en que reflexiona sobre la transición de la juventud a la vida adulta. Cuenta con actores cuya carrera despegaría gracias a este film.

6/10

Últimos tráilers y vídeos