IMG-LOGO

Biografía

Harry J. Wild

Harry J. Wild

Harry J. Wild

Filmografía
La sirena de las aguas verdes

1955 | Underwater!

Exótica película subacuática que es recordada porque la primera vez que se exhibió a la crítica se hizo en una sala de cine sumergida en Silver Springs (Florida), con todo el mundo llevando sus correspondientes equipos de buceo. Cuando salieron algunas opiniones sangrantes contra el film, algunos miembros del equipo de producción gastaron la broma de que "a algunos críticos podíamos haberles cortado el suministro de oxígeno". Una táctica publicitaria similar fue usada para la comedia Un pez con gafas (1955). Filmada en localizaciones de México, en rabioso technicolor, la RKO tuvo que construir un enorme tanque bajo el agua para las peligrosas escenas rodadas por buzos especializados. El film mezcla aventuras y romance, valiéndose de la exuberante Jane Russell como protagonista. Ella forma parte de una expedición de tesoros perdidos bajo el mar junto a su marido (Richard Egan), un sacerdote (Robert Keith) y un simpático mercenario (Gilbert Roland). En su búsqueda se toparán con una banda de piratas.

5/10
Guapa pero peligrosa

1954 | She Couldn't Say No

Comedia bastante intrascendente, que sirvió a su protagonista, la británica Jean Simmons, para cumplir deprisa y corriendo la cuota de tres películas rodadas para el productor Howard Hughes, después de que éste se sintiese despechado cuando ella no aceptó acostarse con él (las otras dos habían sido Entre dos mujeres y Cara de ángel). Esta historia fuera de la pantalla es mucho más interesante que lo que ocurre dentro, donde una rica heredera regresa al pequeño pueblo de Arkansas donde pasó su infancia con la intención de repartir dinero entre los que la cuidaron cuando estuvo enferma. Entre ellos está el doctor Sellers, que acabará enamorado de ella. Fue la última película de su director, Lloyd Bacon (Calle 42), todo un veterano que había comenzado en el cine en 1922 y que falleció un año después de rodarla a la edad de 66 años.

4/10
Los caballeros las prefieren rubias

1953 | Gentlemen Prefer Blondes

Clásico indiscutible de la comedia americana de los años 50, sobre dos alocadas mujeres, una de ellas rubia (Marilyn Monroe) y su amiga morena (Jane Russell), que se dedican a enamorar a incautos millonarios con el objetivo de que derrochen su dinero con ellas. Contiene algunas de las mejores secuencias cómicas de la historia del cine, debido a los múltiples e inteligentes enredos del guión. Una de las más célebres películas de Howard Hawks, recordado también por sus obras maestras del género entre las que destaca la La fiera de mi niña o Bola de fuego, pero también por westerns como Río Bravo y uno de los modelos indiscutibles del cine negro El sueño eterno. La espina que siempre se le había quedado clavada era el cine musical, por lo que en 1953 aceptó gustoso el ofrecimiento de adaptar una exitosa obra de Broadway escrita por Joseph Fields y Anita Loos, con música de Julio Styne y Leo Robin. El maestro salió airoso de la dura prueba. Marilyn Monroe resulta la perfecta protagonista para esta historia, aunque su papel no se aleja demasiado del que interpretó en películas como Con faldas y a lo loco o Cómo casarse con un millonario. Jane Russell es el contrapunto perfecto para su personaje, mientras que el elenco masculino resulta sobresaliente. Inolvidable el tema musical "Bye Bye Baby" en boca de la irresistible Marilyn.

6/10
La línea francesa

1953 | The French Line

Tras ser abandonada por su novio, una joven heredera de un imperio petrolífero de Texas, decide embarcarse en un viaje de incógnito para ver si de ese modo encuentra el amor. El mismo año que rodó Los caballeros las prefieren rubias, una bellísima y cautivadora Jane Russell protagonizó esta comedia tan amable como ligera, donde el director Lloyd Bacon incluye algunos números musicales marca de la casa.

4/10
El hijo de Rostro Pálido

1952 | Son of Paleface

Continuación de Rostro pálido (1948), uno de los grandes éxitos de taquilla del actor Bob Hope (sin Bing Crosby). Ahora su argumento se vuelve más disparatado, quizá también porque detrás del proyecto estaba Frank Tashlin, uno de los directores más competentes en el género de la comedia, como demostró en sus colaboraciones junto a Jerry Lewis. En el film, Hope y Jane Russell repiten protagonismo, uniéndose esta vez el cantante y actor Roy Rogers. Lo curioso es que sus personajes son diferentes, ya que ahora Hope es un universitario que viaja al salvaje Oeste para hacerse cargo de la herencia de su padre, un célebre pistolero. En su camino se topará con extraños personajes como un agente federal (Rogers) y una chica de salón que tiene una doble personalidad como bandida. El trío protagonista interpreta la canción ganadora del Oscar de la primera película, "Buttons and Bows".

5/10
Las Vegas Story

1952 | The Las Vegas Story

Una producción de Howard Hughes para la RKO, que atravesó algunos problemas cuando su guionista, Paul Jarrico, fue acusado de pertenecer al partido comunista y, por lo tanto, inscrito en las "listas negras" de Hollywood. Su nombre desapareció de los créditos y tuvieron que escribirse nuevas escenas. El resultado desconcertó a los espectadores, que la dieron la espalda y la convirtieron uno de los más sonados fracasos de la compañía, con más de medio millón de dólares de pérdidas. Una historia de cine negro dirigida por un especialista en cine infantil como Robert Stevenson (La bruja novata, Mary Poppins...), que podía haber tenido mucha más enjundia. En la ciudad de Las Vegas se reúnen un jugador compulsivo (Victor Mature), su antigua novia reconvertida ahora en una cantante (Jane Russell) y el marido de ésta de intenciones nada claras (Vincent Price). Un atraco, algunas aproximaciones a Casablanca y escenas de persecución en helicóptero, forman parte de lo más destacado de la cinta.

5/10
Una aventurera en Macao

1952 | Macao

Nick Cochran, un trotamundos, recala en la ciudad de Macao. Allí, descubre que Halloran, un astuto criminal, controla el juego y cualquier actividad delictiva, con ayuda del teniente Sebastian, un policía local. Instalado en Hollywood, el vienés Josef Von Sternberg (El ángel azul, El expreso de Shanghai, La Venus rubia) dirigió este fascinante thriller, con una ambientación exótica muy lograda, y actores de primera.

6/10
Odio y orgullo

1951 | My Forbidden Past

La acción tiene lugar en el Nueva Orleáns de finales del siglo XIX cuando, al fallecer su abuela, Bárbara Beaurevel hereda una gran fortuna dentro de una familia repleta de secretos. Su carácter altivo no puede consentir que el hombre que ama, el doctor Lucas, siga prefiriendo estar con su esposa. Así que Bárbara contrata a un gigoló sin escrúpulos para que seduzca a la mujer del médico y así dejarle a ella libre el terreno. Las cosas no suceden como estaban previstas, y la esposa es asesinada, siendo Lucas acusado del crimen. Melodrama con tintes de cine negro con buenos momentos de tensión y que cuenta con un buen cuarteto protagonista –Ava Gardner como la pérfida amante, Robert Mitchum como el médico fiel, Melvyn Douglas como el seductor y Janis Carter como la esposa– según una adaptación del libro de Polan Banks.

6/10
Las fronteras del crimen

1951 | His Kind of Woman

Dan Milner, un hombre en apuros económicos por culpa de su dedicación al juego, recibe una extraña oferta: recibirá 50.000 dólares si se traslada durante unos días a Morros Lodge, una idílica isla de la California mexicana. Sólo por su permanencia en el lugar se le asegura el dinero. Pese a la misteriosa oferta, Milner acepta. De camino conoce a la bella Lenore Brent, por la que siente un instantáneo flechazo. Ya en la isla coincide de nuevo con Lenore y con el hombre al que ella desea conquistar, un actor millonario llamado Mark Cardigan. Pero los oscuros presagios se cumplen y Milner se da cuenta de que va a tener muy difícil salir de allí con vida. El film contiene algunos de los temas clásicos del género negro: el tipo normal en apuros, la chica bella y misteriosa, el gángster sanguinario, la violencia... aunque la localización en un hotel vacacional no es muy típica que digamos. Mitchum compone un personaje convincente, con su elegancia habitual pese a interpretar a un don nadie, y la Russell está tan bella y simpática como siempre. Incluso podemos disfrutar de dos canciones interpretadas por ella: "Five Little Miles From San Berdoo" y "You'll Know". John Farrow dirige correctamente, aunque puede achacársele haber incluido un desenlace innecesariamente extenso, que resta fuerza al clímax, aunque esto sea en favor de la lograda, graciosa y original composición de Vincent Price. El espigado actor interpreta a Cardigan, un colega de profesión que harto de encarnar en pantalla a héroes imaginarios está deseando serlo en la realidad. Algunos de sus monólogos son realmente divertidos.

6/10
Luces de Broadway

1951 | Two Tickets to Broadway

Nancy Peterson y sus amigos intentan ascender al estrellato. Para ello, tratarán de intervenir en un importante show televisivo. Discreto musical de tono amable. Buen trabajo de Janet Leigh, la actriz protagonista. Como curiosidad, cabe destacar que aparece en un pequeño papel sin acreditar la actriz Vera Miles, que muchos años después formaría pareja con Janet Leigh en la mítica Psicosis.

5/10
Despacio, forastero

1950 | Walk Softly, Stranger

Chris Hale, un jugador sin escrúpulos, llega a un pequeño pueblo en el que supuestamente vivió cuando era niño. Pronto consigue encandilar a los vecinos, y utiliza su encanto personal para seducir a Elaine Corelli, una rica heredera postrada en una silla de ruedas, tras un accidente. Aunque intenta enderezar su vida, Chris tendrá que resolver asuntos turbios del pasado. Una de las primeras películas de Robert Stevenson, que posteriormente se convertiría en el más prestigioso de los directores de películas de imagen real de Disney. Esta vez tiene en sus manos una película sobre la redención con numerosos elementos románticos, protagonizada por Alida Valli y Joseph Cotten, que coincidieron en El tercer hombre.

6/10
La casa de juego

1950 | Gambling House

Un hombre de origen italiano se ve envuelto en un turbio asunto de asesinato. El caso es que han sido sus compañeros de fechorías quienes lo han provocado y ahora, además, él se ve frente a una orden de deportación por no ser ciudadano norteamericano. El estólido Victor Mature (La túnica sagrada) protagoniza esta cinta un tanto agobiante con buena atmósfera de cine negro.

5/10
El gran robo

1949 | The Big Steal

Duke Halliday (Robert Mitchum) es acusado de robar la nómina de su cuartel. Tratando de encontrar al verdadero culpable en México, conoce a Joan Graham (Jane Greer), quizá una mujer fatal. Dirige con su estilo duro Don Siegel, en una de sus primeras películas, que reúne a la pareja Mitchum-Greer dos años después de triunfar con la extraordinaria Retorno al pasado, de Jacques Tourneur. Destaca la vibrante persecución en coche (con transparencias incluidas) y el humor lleno de sorna con que el duro Mitchum llama "chiquita" a la guapa Greer.

6/10
Vida fácil

1949 | Easy Living

Pete Wilson está en racha. Es el mejor jugador de fútbol americano de la liga y los triunfos se le acumulan. Pero, un día el médico le diagnostica un problema de corazón y le aconseja dejar el deporte. Pete no le cuenta nada a Liza, su ambiciosa esposa, a la cual, por otra parte, no parece importale demasiado lo que le ocurra a su marido. Por su parte, Pete conocerá a Anne, la simpática secretaria del equipo. Victor Mature (Sansón y Dalila) y Lucille Ball (El hotel de los líos) protagonizan este aceptable drama deportivo bajo la dirección de Jacques Tourneur.

5/10
Destacamento Oeste

1948 | Station West

Haven, un agente del gobierno, es enviado a investigar el asesinato de dos soldados que vigilaban un cargamento de oro. Viajando de incógnito, Haven llega a un puesto fronterizo donde descubrirá a los culpables. La banda que aterroriza la zona está controlada por una mujer, dueña de una casa de juego. Curiosa mezcla de western y cine negro con un gran trabajo de Dick Powell. Destaca también Burl Ives, que era ya famoso como cantante y buscaba una oportunidad como actor. Aquí tiene un breve papel como camarero, que le permite interpretar un tema musical. Lo mejor es el sólido guión, con buenos diálogos y una intriga totalmente desconcertante que no se sabe a dónde va.

6/10
La senda tentadora

1948 | Pitfall

John Forbes es un hombre de familia, casado y con un hijo pequeño, aburrido de su trabajo y de su vida rutinaria como ejecutivo de una empresa de seguros. MacDonald, un detective privado que trabaja para su empresa, investiga irregularidades en el caso de un estafador, que acaba en la cárcel. John retomará el caso, y cuando visita a Mona Stevens, una modelo a la que el estafador hacía regalos, se enamora ella. Lo peor es que MacDonald también se ha encaprichado de la chica. André De Toth dirige esta cinta de cine negro que destila cierta amagura y fatalismo, adaptación de una novela de Jay Dratler. El film va en la línea de grandes obras maestras sobre estafas a compañías de seguros como Perdición, de Billy Wilder, aunque como es habitual el núcleo de la cuestión es la seducción femenina, aquí obra de una sentida Lizabeth Scott. Sorprende ver a Dick Powell en un trabajo serio y desilusionado, fuera de sus habituales trabajos alegres en comedias musicales como Música y mujeres o Vampiresas 1935.

6/10
Una mujer en la playa

1947 | The Woman on the Beach

Un matrimonio es desgraciado por la ceguera de su marido pintor, de la que se culpa su esposa, pues la pérdida de la visión se produjo accidentalmente cuando ella estaba bajo los efectos del alcohol. La aparición en el horizonte de un tercer hombre, miembro de la guarda costera, complica todo. Éste se haya prometido con una joven, pero empieza a obsesionarse con la mujer, a la que ha conocido durante sus paseos a caballo en la playa.  Jean Renoir, que adapta una novela de Mitchel Wilson, sabe dar hondura a una trama conocida de triángulo amoroso. El cineasta logra una formidable definición de personajes (estupenda mujer fatal Joan Bennett, maravilloso Charles Bickford como hombre amargado, potente Robert Ryan como el hombre confuso), al tiempo que explora el tema de la soledad. Según Renoir, "la soledad es un tema rico, porque no existe. El vacío que produce está lleno de fantasmas, los fantasmas de nuestro pasado. Son muy poderosos, lo suficiente para modelar el presente a su imagen." Aunque el director francés no quedó del todo satisfecho con este film de su etapa hollywoodiense, lo cierto es que ofrece muchos puntos de interés: las escenas oníricas de los sueños de Ryan, la prueba con el ciego al borde del acantilado, o las bien pensadas metáforas de los restos de un naufragio, y de los cuadros que el pintor guarda bajo llave en un armario.

6/10
Ellos no creen en mí

1947 | They Won't Believe Me

Larry Ballentine, un hombre de negocios, es juzgado por el asesinato de su esposa. Antes de ser represaliado durante la tristemente célebre caza de brujas, Irving Pichel dirigió  este melodrama.

6/10
Hombres de presa

1947 | Tycoon

John Monroe es un ingeniero que se halla en los Andes contratado para construir una vía de ferrocarril. Cuando conoce a la guapa Maura pronto surge el amor entre ambos, y a pesar de que su padre, el magnate Frederick Alexander, no aprueba la relación, insiste en que se casen por el honor de su hija. Juntos inician un matrimonio que no está exento de dificultades, en especial por las presiones de Alexander, que está obsesionado en acabar la obra del ferrocarril. Drama con romance de fondo en esta película de Richard Wallace (Su primera noche). Sin ser una de las mejores películas de John Wayne, la historia de amor entre los protagonistas se deja ver. El papel de la chica iba a ser interpretado por Maureen O'Hara, pero se hallaba trabajando en Simbad el marino, también a las órdenes de Wallace.

5/10
Hasta el fin del tiempo

1946 | Till the End of Time

El drama de tres soldados que encuentran dificultades para reincorporarse a la vida civil tras acabar la guerra, y el de una viuda a la que cuesta aceptar la ausencia del marido muerto en combate en Francia. Pinta bien esas secuelas bélicas, el sentimiento de desubicación de los personajes, una sensación de haber desperdiciado varios años de su juventud combatiendo o esperando. Hay confusión en los sentimientos, a la hora de buscar trabajo, se ha madurado de un modo poco convencional. Ello se ve claramente en el soldado con las dos piernas mutiladas, que rehúsa ponerse sus prótesis.  Edward Dmytryk filma una historia basada en una novela de Niven Busch, muy semejante a Los mejores años de nuestra vida de William Wyler, aunque pivota sobre todo alrededor de uno de los veteranos, Cliff (Guy Madison). Éste es un personaje aglutinador de la camaradería entre los soldados (más fuerte que las dificultades a las que se enfrentan), y que se enamora de la viuda de guerra, que tiene un contrapunto humorístico en el encandilamiento por él de una vecina, una jovencita adolescente. La película tiene pasajes muy logrados, sobre todo en lo referente a Cliff y sus padres; entre ellos se ha producido un distanciamiento, bien simbolizado en la escena en que, de noche, y con Cliff supuestamente dormido, le arropan, una protección que ya no están en disposición de dar, o no al menos como ellos querrían.

6/10
Nocturno

1946 | Nocturne

Un mujeriego compositor musical aparece muerto, y la única pista de que dispone la policía para atrapar al responsable del asesinato es una canción inacabada dedicada a una tal Dolores. El gran George Raft (Scarface, el terror del hampa) protagoniza esta intrigante trama con sabor de cine negro, típica producción de RKO dirigida por el solvente Edwin L. Marin.

6/10
Venganza (1945)

1945 | Cornered

Thriller ambientado en las postrimeríasde la Segunda Guerra Mundial, en la que el protagonista vengador intenta descubrir quién dio a los nazis los nombres de varios miembros de la resistencia. Buena dirección de Dmytryk.

6/10
Capitán Angel

1945 | Johnny Angel

En el golfo de México aparece un barco abandonado, sin carga ni tripulación, lo que tiene muy intrigado a Johnny Angel, el primero que vio la nave, y que se involucra en la investigación de lo sucedido. Solvente producción de RKO, con su punto de suspense y apañado reparto.

6/10
Mademoiselle Fifi

1944 | Mademoiselle Fifi

Una humilde joven comparte diligencia con unos viajeros muy estirados. Son los años de la guerra francoprusiana, y en la Francia ocupada todo el mundo es complaciente con los invasores. ¿Todo? No, la joven Fifi contraría a un tieso oficial, que retiene a la diligencia mientras no acceda a tener una cena romántica con él. Segundo film de Robert Wise, con impecable producción de Val Lewton para RKO. Se basa en un relato de Guy de Maupassant, que también inspiró en forma de western a La diligencia de John Ford.

6/10
Historia de un detective

1944 | Murder, My Sweet

Un duro sabueso, de afilada lengua, investiga el paradero de una mujer. Adaptación de un libro del personaje emblemático de Raymond Chandler, el detective Philip Marlowe. Lo que parece va a ser un trabajo rutinario –buscar a la chica de un matón recién salido de chirona–, se convierte en una complicada maraña donde no faltan asesinatos y mujeres fatales. Dick Powell pone cara a un Marlowe que también ha sido encarnado por Bogart, Gould y Caan.

7/10
Tres días de amor y fe

1943 | Stage Door Canteen

Un grupo de soldados, de permiso en Nueva York, acude a una cantina, una especie de sala de fiestas pensada para su esparcimiento antes de marchar al frente. Allí un grupo de voluntarios, sobre todo femeninos, y muchas artistas, colabora en el esfuerzo de guerra entreteniendo a los soldados. Las estrictas normas del local impiden intimar con las chicas, pero eso no impedirá que más de uno descubra el amor. Ellas admiran en ellos el valor con que afrontan su participación en la guerra, y ellos a su vez encuentran en ellas la ternura, una especie de segundo hogar. Frank Borzage dirigió este melodrama musical y patriótico, en que la trama argumental mínima sirve para encadenar canciones y números cómicos y de variedades, y mostrar el orgullo de luchar por el propio país. Y dentro de las limitaciones de este esquema, la película funciona y fue un éxito en su tiempo. En su línea propagandística, aparecen soldados aliados de muchas nacionalidades, incluso chinos, para hablar del esfuerzo común. Y se contó como invitados con muchos artistas de la época haciendo de sí mismos, cerca de ochenta, algunos tan populares como Benny Goodman, Ralph Bellamy, Katharine Hepburn, Harpo Marx, Tallulah Bankhead, Merle Oberon, Paul Muni, Xavier Cugat... Hay que señalar además que es el único film que permite ver en la pantalla a la célebre actriz de teatro Katharine Cornell, en una escena deliciosa en que interpreta con un soldado una pasaje de 'Romeo y Julieta' en la cola de servir la comida.

5/10
Army Girl

1938 | Army Girl

Historia bélica que recrea los primeros ensayos de sustituir los caballos en el ejército por la caballería acorazada moderna, es decir por carros de combate. El film cuenta esta historia a través del romance entre la hija (interpretada por la bella Madge Evans) de un comandante y un soldado, especialista en tanques. Entre el reparto destaca el actor James Gleason.

4/10
The Big Game

1936 | The Big Game

El quaterback de un equipo de fútbol americano decide enfrentarse a un grupo de gangsters que intenta sacar provecho en la escena deportiva. Amena cinta que mezcla cine deportivo, con drama y una trama romántica.

5/10

Últimos tráilers y vídeos