IMG-LOGO

Biografía

Robert Mitchum

Robert Mitchum

79 años ()

Robert Mitchum

Nació el 06 de Agosto de 1917 en Bridgeport, Connecticut, EE.UU.
Falleció el 01 de Julio de 1997 en Santa Barbara, California, EE.UU.

Icono de postguerra

10 Septiembre 2013

Combina la perfecta imagen del tipo duro con unos ojos expresivos cuya mirada sugiere una enorme sensibilidad. Tras convertirse en una gran estrella justo al término de la II Guerra Mundial, Robert Mitchum destacó en el terreno del cine negro pero hizo gala de una envidiable versatilidad en otros géneros, como el western y el drama.

Nacido el 6 de agosto de 1917 en Bridgeport (Connecticut), Robert Charles Durman Mitchum tuvo una infancia desgraciada. A los 2 años se quedó huérfano tras el accidente laboral sufrido por su padre, trabajador del ferrocarril. La madre se casó nuevamente con un hombre que resultó ser alcohólico y acabó abandonándola a ella y a los niños.

De carácter independiente y solitario, durante su adolescencia no paraba de meterse en líos. Acabó huyendo de casa a los 14 años, en plena época de la Gran Depresión, cuando iba de una ciudad a otra, sin rumbo fijo, como polizón en el primer tren que pillaba. Acabó recluido una temporada en el reformatorio.

Tras reunirse de nuevo con su madre, se propone firmemente regenerarse y llevar una vida honrada ejerciendo diversos empleos. Acabó en Long Beach (California), donde consiguió un empleo en una compañía aeronáutica. En esa época se apunto con su hermana a un grupo de teatro, Players Guild, donde descubrió que tenía futuro como actor por su aspecto físico, su gran altura (medía 1,85), y su innegable talento para la interpretación.

Según algunos rumores debutó como extra sin acreditar en Sabotaje (1942), de Alfred Hitchcock (dato que no está lo suficientemente confirmado). El actor se hacía llamar en un primer momento Bob Mitchum, aunque por norma general ni se molestaban en sacarle en los créditos en la mayor parte de los numerosos filmes que rodó en los primeros años de la década de los 40.

Su primer papel de cierta relevancia fue uno de los soldados que se proponen bombardear la capital de Japón, tras el ataque a Pearl Harbor, en 30 segundos sobre Tokio, de Mervyn LeRoy. Por otro film bélico, También somos seres humanos, de William A. Wellman, obtuvo una candidatura al Oscar al mejor secundario por interpretar a un teniente del ejército americano, durante la II Guerra Mundial.

Aunque no se hizo con la estatuilla (fue a parar a James Dunn por Lazos humanos), el mero hecho de que optara a ella le dio una enorme popularidad, por lo que empezaron a requerir su presencia, sobre todo en películas de cine negro, como Retorno al pasado, de Jacques Tourneur, o Encrucijada de odios, de Edward Dmytryk. También intervino en numerosos westerns como Perseguido, de Raoul Walsh, donde borda el papel de tipo traumatizado por el asesinato de su familia cuando era un niño. También viene a ser un western, aunque mezclado con drama familiar, El poni rojo, de Lewis Milestone, adaptación de una obra de John Steinbeck en la que interpreta a un ranchero, padre de un inquieto muchacho. Durante la postguerra, Mitchum se convirtió en uno de los actores más taquilleros de Hollywood, pero siempre tuvo mucho cuidado de que el estatus de estrella no se le subiera a la cabeza. "Mantengo la misma actitud que cuando empecé. No he cambiado nada, salvo mi ropa interior", llegó a decir en una entrevista.

Casado en 1940 con Dorothy Spence, el matrimonio tuvo dos hijos, James y Chris. Aunque nunca se divorció de ella, Robert Mitchum no fue precisamente un ejemplo del buen marido, pues aparecía frecuentemente en la prensa rosa por sus continuos romances, casi siempre con grandes estrellas de la pantalla, como Marilyn Monroe, Ava Gardner y Rita Hayworth. El actor no llevaba una vida demasiado ordenada, pues también fue juzgado varias veces por posesión de drogas.

En los 50, Robert Mitchum sigue en lo más alto, con títulos como Bandido, donde encarna a un mercenario en plena guerra civil mexicana, o Duelo en el Atlántico Norte, donde interpretó a un militar. Sobresale especialmente en dos títulos de Otto Preminger, el film noir Cara de ángel y Río sin retorno, intenso western melodramático en el que compartió la pantalla con Marilyn Monroe. También se puede calificar como memorable su trabajo en Sólo Dios lo sabe, drama bélico de John Huston donde el actor se convierte en un marine atrapado junto a monja (Deborah Kerr) en una isla desierta, durante la II Guerra Mundial.

El personaje más memorable de Robert Mitchum es sin duda el falso predicador de La noche del cazador, que persigue a los hijos de un atracador, para saber dónde guardó éste el botín de un atraco. Supuso el debut como realizador del prolífico actor Charles Laughton, que jamás volvió a dirigir, desanimado porque el film, considerado hoy en día una obra maestra, apenas tuvo éxito, y recibió críticas tibias.

Mitchum realiza una acertada composición del siniestro individuo, que lleva tatuadas las palabras 'amor' y 'odio' en los nudillos de sus manos. "Estos dedos, queridos hermanos, están siempre luchando los unos con los otros. El odio de la mano izquierda lucha, y parece que el amor va a perder pero todo cambia, el amor gana. Ha ganado la mano del amor y el odio de la mano izquierda ha quedado fuera de combate", explica el personaje en una de las secuencias más memorables.

Según las memorias del actor, el guión de James Agee se retocaba continuamente, y él mismo improvisaba la mayoría de los diálogos, si bien no parece que este dato se corresponda con la realidad, a juzgar por una versión primeriza del guión encontrada en 2004, prácticamente idéntica a lo que se filmó. También cuenta Mitchum que Laughton no soportaba a los actores infantiles Billy Chapin y Sally Jane Bruce, por lo que él mismo se tuvo que encargar de dirigirles.

A Mitchum le gustaban los retos interpretativos, por lo que escoge muy bien proyectos como Con él llegó el escándalo, de Vincente Minnelli, donde interpreta a un acomodado mujeriego, obsesionado con la educación de su hijo, al que cree poco masculino. Volvió a ser un psicópata escalofriante en El cabo del terror, de J. Lee Thompson, donde perseguía a la familia del abogado (Gregory Peck) que según él fue el responsable de que le condenaran. En el remake dirigido tres décadas después por Martin Scorsese, El cabo del miedo, tanto él como Peck tenían una pequeña aparición. Consiguió incluso no desmerecer como sheriff justiciero junto al héroe del western por excelencia, John Wayne, en la memorable El dorado, de Howard Hawks. Quizás por encadenar un rodaje tras otro, Robert Mitchum no fue nunca un apasionado del cine. "Me aburren las películas, especialmente las mías", declaró en una ocasión.

Robert Mitchum no logró hacer olvidar a Humphrey Bogart como Philip Marlowe, el célebre detective creado por Raymond Chandler, al que dio vida en Detective privado, desmejorado remake de El sueño eterno, que trasladaba la acción a Gran Bretaña. Pero muchos son los papeles de Robert Mitchum de los que el buen aficionado al cine guarda un grato recuerdo, como el misterioso predicador de El póker de la muerte, el corresponsal de guerra de La batalla de Anzio, o el ex combatiente que viaja a Japón para ayudar a un amigo cuya hija ha sido secuestrada en la memorable Yakuza.

Entre los últimos grandes papeles de Robert Mitchum sobresale el dueño de los estudios en El último magnate, donde Elia Kazan adaptaba a F. Scott Fitzgerald, y el maestro maduro que se casa con una jovencita en los albores de la revolución irlandesa, en La hija de Ryan, del especialista en superproducciones de grandes masas David Lean. Pero el actor se resistió a jubilarse y durante los 80 y 90 se prodigó mucho en series de televisión como Norte y sur y Vientos de guerra. Su último trabajo fue el biopic televisivo James Dean: Carrera contra el destino, donde interpretaba al director de Gigante, George Stevens.

Robert Mitchum falleció de un cáncer de pulmón en California el 1 de julio de 1997, un día antes que otro de los grandes de la pantalla, James Stewart. "Fue el último Gary Cooper", decía uno de los obituarios.

Filmografía
Dead Man

1995 | Dead Man

Un hombre llamado William Blake (¿guiño al célebre poeta romántico?) llega al Oeste para trabajar en una fábrica. Pero allí el director de la empresa ya ha contratado a alguien en su puesto. Más tarde, diversas aventuras convierten a Blake en un forajido. Dentro de la filmografía independiente del norteamericano Jim Jarmusch, este western se encuentra entre lo más rarito. Rodado en blanco y negro, y plagado de personajes estrafalarios, contiene pasajes tan magnéticos como incomprensibles. Destaca el pequeño papel del veterano Robert Mitchum y los punteos minimalistas de Neil Young.

6/10
El cabo del miedo

1991 | Cape Fear

Sam Bowden (Nick Nolte) y su mujer Leigh (Jessica Lange) son un matrimonio feliz. Tienen una hija maravillosa de 15 años llamada Danielle y acaban de trasladarse a una bonita casa en una ciudad tranquila. Sam es un abogado de prestigio mientras que su mujer se dedica al diseño gráfico. Pero sus vidas tranquilas van a verse azotadas inesperadamente por Max Cady (Robert De Niro), quien acaba de salir de la cárcel, donde ha permanecido 14 años acusado de apalear y violar a una niña. Durante su tiempo de prisión ha estudiado leyes y ha llegado a la conclusión de que la culpa de su condena la tuvo el abogado, que era Sam Bowden. Max está decidido a hacerle pagar su error y va a dedicar cada minuto de su libertad a aterrorizar a los Bowden y convertir su vida en un infierno. Como siempre, Scorsese no ahorra escenas de gran crudeza en esta película interpretada soberbiamente por los tres protagonistas. Heredera de El cabo del terror, con Robert Mitchum a la cabeza, esta nueva y oscura versión aúna igual suspense y angustia y alcanza niveles parecidos a los de su antecesora.

7/10
Jake Spanner, Private Eye

1989 | Jake Spanner, Private Eye

Cinta detectivesca con elementos de enredo. El telefilm implicó a tres miembros del clan Mitchum, el mítico Robert Mitchum, su hermano John y su hijo mayor James. Cuenta los esfuerzos de dos hermanos investigadores para dar con la nieta desaparecida de un viejo amigo.

4/10
Los fantasmas atacan al jefe

1988 | Scrooged

Frank Cross (Bill Murray) es un insensible tirano del mundo de la comunicación. No le ha sido fácil escalar hasta su posición, pero una vez que se ha convertido en el presidente más joven de una compañía de televisión, ha olvidado cualquier escrúpulo. Es un déspota, un egoísta, un cínico y un ruín. Todos lo saben, pero nadie puede hacerle frente. Sólo sus fantasmas más cercanos pueden darle una buena lección. Tres divertidos seres espectrales que le harán recapacitar en su forma de ser. Tanto que recupera al amor de su vida (Karen Allen) y, en un tono decididamente alegre, se pone a cantar con todo el reparto "Put a Little Love in Your Heart". Versión megamoderna, optimista y divertida del clásico "Cuento de Navidad", escrito por Charles Dickens. El cine fue muy proclive a llevar esta deliciosa historia a la pantalla, y desde los primeros tiempos se rodaron versiones en Inglaterra (1901 y 1908), Estados Unidos (1910 y 1912) e Italia (1910). Así hasta llegar a las versiones sonoras, acaso la más célebre de todas ellas fuese el musical Muchas gracias, Mr. Scrooge (1970). El personaje interpretado por el histriónico Bill Murray le viene como anillo al dedo. Llena de situaciones cómicas y excéntricas, con persecuciones y desternillantes luchas entre el mundo real y el de los espíritus. Nominada al Oscar por el maquillaje de Tom Burman y Bari Dreiband-Burman. Sorprendente en todo momento.

5/10
Mr. North

1988 | Mr. North

Debut en la dirección del hijo del mítico John Huston, según una novela de Thornton Wilder que se desarrolla en el Long Island de 1920, y donde un hombre bastante gafe es poseedor de un poder sobrenatural en sus manos. La película provocó división de opiniones en su estreno, aunque vista con perspectiva no deja de tener cierto encanto. Lo mejor está en su reparto, encabezado por Anthony Edward (cinco años antes de triunfar en Urgencias), acompañado de Virginia Madsen, David Warner, Harry Dean Stanton y Mary Stuart Masterson. Además, Danny consiguió la aparición de su hermana Anjelica y de viejos amigos de su padre como Lauren Bacall y Robert Mitchum, en un papel de amargado millonario en principio reservado a John Huston, pero que éste no pudo hacer por una grave complicación de su afección pulmonar que culminó con su muerte en agosto de 1987.

6/10
La última aventura de Thompson

1986 | Thompson's Last Run

Johnny (Robert Mitchum) y Red (Wilford Brimley) eran grandes amigos, pero la vida les separó y colocó a cada uno a ambos lados de la ley. El destino, sin embargo, les reunirá de nuevo cuando Red recibe el encargo de trasladar al preso Johnny a otra cárcel. Interesante telefilm donde el director Jerrold Freedman sabe manejar medianamente bien el drama crepuscular de sus protagonistas, los veteranos Mitchum y Brimley.

5/10
Norte y Sur

1985 | North and South | Serie TV

George Hazard, un muchacho que proviene de una familia rica de Pennsylvania, en el norte, acude a la academia militar de West Point, donde se hace amigo de Orry Main, un chico del sur. La guerra los pondrá en bandos distintos. Espectacular reconstrucción televisiva de la Guerra de Secesión americana.

6/10
Los amantes de María

1984 | Maria's Lovers

Al acabar la II Guerra Mundial, María se casa con Iván, que vuelve del frente. Su vida conyugal se convertirá en una pesadilla. Konchalovsky dirige este drama sobre las carencias afectivas.

6/10
Embajador en Oriente Medio

1984 | The Ambassador

Producción Golan-Globus, una de esas compañías que hicieron temblar los cimientos de la calidad cinematográfica y que alcanzó gran repercusión durante los años 80 con sus tramas de héroes de tipo fascistoide (encabezada por el trío Stallone, Bronson y Chuck Norris) y operaciones secretas donde los israelíes eran los buenos de la película. Éste título corresponde al segundo apartado, y en ella el embajador del título quería reconciliar a judíos y árabes teniendo que lidiar también con un chantajista que tiene en su poder fotos comprometedoras de su mujer y un palestino. En el reparto viejas glorias de Hollywood como Robert Mitchum y Rock Hudson, acompañados de Fabio Testi y Ellen Burstyn. En realidad la película, rodada en Tel Aviv, procedía de una novela de Elmore Leonard que se desarrollaba en Detroit y que fue cambiada hasta no reconocerse.

3/10
Vientos de guerra

1983 | The Winds of War | Serie TV

Interesante miniserie que pinta los prolegómenos de la Segunda Guerra Mundial, cómo el paisaje político y social se va descomponiendo en los distintos países que acabarán formando el eje Roma-Berlín-Tokio, y ello a través de los miembros de una familia americana encabezada por el patriarca y oficial de marina Pug Henry, al que da vida Robert Mitchum.

6/10
Cuando fuimos campeones

1982 | That Championship Season

Cuatro hombres se reencuentran con su entrenador del equipo equipo de baloncesto, con el que lograron varios títulos. El protagonista de El exorcista dirige un drama deportivo basado en su propia obra teatral.

4/10
Agency

1980 | Agency

Interesante muestra de manipulación política a través de la historia de un magnate que decide comprar una agencia de publicidad. Pronto comienzan a pasar cosas extrañas en la compañía, algo que lleva a uno de sus empleados a investigar lo sucedido. Cuando es asesinado, otro de sus compañeros de trabajo, iniciará las pesquisas descubriendo que, en realidad, lo que se pretende en la Agencia es influir en el espectador mediante mensajes políticos subliminales. Basada en una novela de Paul Gottlieb, tiene un competente reparto, con Robert Mitchum, Valerie Perrine y Lee Majors. Esto de los mensajes que no se notan pero que llegan directamente al cerebro del individuo también aparecería en títulos como Mirada mortal (1981), Halloween III: El día de la bruja (1982) e In-natural (1985).

6/10
Tiempo para morir (1980)

1980 | Nightkill

Donner (Robert Mitchum) es un fisgón que trabaja como especialista en casos de divorcio e infidelidades. Contratado por un marido celoso para que vigile los líos amorosos de su esposa, en las cintas que graba descubre cómo su cliente es envenenado por el amante de ella. Así que aprovecha la coyuntura urdiendo un plan por el cual se apodera de un millón de dólares que el marido guardaba en casa, eliminando a todos los posibles testigos. Una de las muchas películas de suspense que solían poner en las sobremesas televisivas, más que nada identificable en este medio por los conocidos rostros que encontramos en su reparto: James 'Longstreet' Franciscus, Mike 'Mannix' Connors y Jaclyn 'Ángel de Charlie' Smith.

5/10
Cerco roto

1979 | Steiner - Das eiserne Kreuz, 2. Teil

Continuación de La cruz de hierro, filme que transcurría en la Segunda Guerra Mundial dirigido por Sam Peckinpah en 1976. En realidad, esta nueva entrega seguía las andanzas del protagonista del primer filme, el sargento Steiner (entonces encarnado por James Coburn y ahora por Richard Burton), que había sobrevivido en el frente y ahora, desencantado por el rumbo de la contienda, preparaba un atentado para matar a Hitler. Con producción alemana –su título original germano es Steiner- das eiserne kreuz 2. teil– lo cierto es que se limitaba a copiar esquemas sangrientos de películas bélicas sin mucho talento por parte de su director Andrew McLaglen. Lo más interesante es su reparto, con un puñado de viejas glorias de Hollywood como el mencionado Burton, Robert Mitchum y Rod Steiger, además de los alemanes Curt Jurgens y Helmut Griem.

3/10
Detective privado

1978 | The Big Sleep

El detective privado Philip Marlowe apareció por primera vez en la novela de Raymond Chandler "The Big Sleep" (1939). Después, esta misma obra quedaría convertida en un clásico del cine negro gracias a El sueño eterno (1946), donde sobresalía la pareja formada por Humphrey Bogart (aunque Chandler siempre quiso a Cary Grant para dar vida a su personaje) y Lauren Bacall (como la hija mayor de su cliente). A pesar de lo liosa de su trama, el ambiente sensual generado por la pareja y el ritmo impuesto por Hawks excusaba todos sus (numerosos) defectos de guión. Sin ninguna necesidad, se probó una nueva adaptación del libro en 1978 con Detective privado, siendo su reparto lo único interesante, ya que mostraba un desfile continuo de viejos conocidos (James Stewart, Sarah Miles, Edward Fox, Richard Boone y John Mills) cuya unión bien podía sumar casi los 300 años. Además, para aparentar algo innovador, se trasladó el escenario de la acción original (Los Ángeles) hasta Londres, sin que aún hoy conozcamos los motivos de tal ocurrencia. Robert Mitchum recuperaba al personaje tras haberlo encarnado tres años antes en Adiós, muñeca.

4/10
Organización Amsterdam

1977 | The Amsterdam Kill

Quinlan es un ex agente antidrogas. Viajará a Hong Kong con la idea de desmantelar un importante cártel, facilitándole información a la policía. Pero todo lo que había planeado sale mal y se verá seriamente comprometido. Thriler de acción con un veterano Robert Mitchum que aguanta el tipo con su poderosa presencia. El guión no es para echar cohetes, pero tampoco resulta aburrido. Entre los secundarios puede verse a Leslie Nielsen, quien años después triunfaría con comedias alocadas como Agárralo como puedas.

5/10
La batalla de Midway

1976 | Midway

Recreación minuciosa de la batalla decisiva entre EE.UU. y Japón durante la II Guerra Mundial, con papel clave de la fuerza aérea. Buen reparto, y respeto en el dibujo de ambos bandos.

6/10
El último magnate

1976 | The Last Tycoon

Adaptación de la obra inconclusa de F. Scott Fitzgerald sobre Hollywood. Curiosamente, este título cierra no sólo la producción del célebre escritor, sino la del cineasta que lo llevó a la pantalla, Elia Kazan. Aunque tiene imperfecciones, el film es una fascinante mirada a la era dorada de la meca del cine, donde los jefes de estudio hacían y deshacían a su antojo. Hay lugar para la visión romántica, no podía ser de otro modo con Fitzgerald, a través del personaje de Monroe Stahr (Robert De Niro), casi tan enigmático como el gran Gatsby.

7/10
Adiós, muñeca

1975 | Farewell, My Lovely

Adaptación de una de las muchas novelas que Raymond Chandler escribió sobre el cínico detective Philip Marlowe. El resultado es una obra maestra que consigue crear el ambiente de los años 40 gracias a una magistral dirección artística de Dean Tavoularis (colaborador de Coppola), una fotografía atmosférica de John A. Alonzo y una sensual banda sonora de David Shire. Rodada en las localizaciones de Hollywood Boulevard descritas en su trama, cada plano guarda un trozo inenarrable del mejor cine negro en un tono poético digno de figurar en las antologías cinematográficas. Su reparto está a la altura con Robert Mitchum como Marlowe, acompañado de una sugerente Charlotte Rampling, John Ireland y Sylvia Miles (nominada al Oscar como mejor secundaria). Además aparece Sylvester Stallone, en un breve papel de matón. Marlowe es contratado para encontrar a una chica desaparecida, en una trama ya llevada al cine en 1942 como The Falcon Takes Over y dos años después como Historia de un detective. ¡Quién puede pensar ahora que Adiós, muñeca fue una de las primeras producciones de Jerry Bruckheimer!

7/10
Yakuza

1974 | The Yakuza

Harry Kilmer es requerido por un amigo para que libere a su hija, secuestrada por la Yakuza, en Tokyo. Un excelente thriller sobre la mafia japonesa con guión de Schrader y Towne.

7/10
El confidente

1973 | The Friends of Eddie Coyle

Versión cinematográfica de la novela "The Friends of Eddie Coyle", escrita por un ayudante del fiscal del distrito de Massachussets llamado George V. Higgins y basada en sus experiencias con mafiosos que había conocido a lo largo de su trayectoria. El protagonista es Eddie Coyle, un delincuente que se convierte en delator policial provocando la caída de varios de sus compañeros. La historia transcurre en las calles de Boston, lo que imprime al largometraje un notable aire realista, incluso con algunas escenas rodadas sobre la marcha, según se le iban ocurriendo a su director Peter Yates, quien ya había demostrado su maestría en cómo rodar películas tomando a la ciudad como protagonista de la acción en títulos como Bullitt (1968) –que tiene lugar en San Francisco– y Un diamante al rojo vivo (1972) –en Nueva York–.

6/10
La ira de Dios

1972 | The Wrath of God

Desconcertante película de aventuras que sitúa su acción en la Sudamérica de 1920, cuando un sacerdote norteamericano llamado Oliver Van Horne se convierte en un sádico mercenario y lidera a una banda de renegados para asesinar a un dictador. La discutible gracia de que el cura esconda un cuchillo en su crucifijo, una pistola en la Biblia y empuñe una metralleta mientras va liquidando personas, era la base de la novela escrita por Jack Higgins con su pseudónimo habitual de James Graham. Entre medias de tanto desconcierto hay lugar para las fuertes escenas de sexo habitual de la época, una exótica banda sonora de Lalo Schifrin y para diálogos absolutamente desquiciados. El rodaje tuvo lugar en varias localizaciones de México, y el director Ralph Nelson tuvo que lidiar con las drogas y el alcohol que circulaba libremente por gran parte de su reparto liderado por los ya decadentes Robert Mitchum y Rita Hayworth.

4/10
Regreso al hogar

1971 | Going Home

Tras pasar quince años en prisión por asesinar a su esposa tras un arrebato en plena borrachera, Harry Graham vuelve a su hogar esperando encontrar la redención en el perdón de su hijo Jimmy. Sin embargo éste, que ya tiene 19 años y ha pasado toda su vida atormentado por la muerte de su madre, lo único que quiere es vengarse. Tras una serie de enfrentamientos que llevan a Jimmy a violar a la nueva novia de su padre, el final se presenta dramático e incierto para ambos. Filmada en las localizaciones de Wildwood y McKessport (en Pensilvania), su rodaje se convirtió en un infierno por culpa de los excesos de Robert Mitchum con el alcohol y las drogas. Su compañero de reparto era el joven Jean-Michael Vincent, una promesa del mundo de la televisión y que tras su poderoso enfrentamiento en pantalla con Charles Bronson en Friamente, sin motivos personales (1972) fue diluyendo su carrera hasta la indiferencia.

6/10
La hija de Ryan

1970 | Ryan's Daughter

Obra capital de David Lean, que logra conjugar rayando la perfección el intimismo de sus primeros filmes (Breve encuentro) con el aspecto grandioso de los últimos (Doctor Zhivago). Cuenta para ello con una maravilloso historia urdida por Robert Bolt, el autor de la obra teatral Un hombre para la eternidad y de su adaptación al cine, que unió su destino creativo con Lean en los míticos títulos Lawrence de Arabia y Doctor Zhivago. La trama, completamente original, está situada en la Irlanda bajo dominio inglés de 1917. Allí el paisaje (el mar, el cielo, las nubes, los acantilados, el viento) es como un personaje más, de subyugante belleza. Rose Ryan, la hija del tabernero del pueblo, es una jovencita romántica e ingenua, enamorada de un viudo casi cincuentón, Charles Shaughnessy, con el que se acaba casando. Pero la llegada al lugar de Dorian, un oficial británico que se recupera de una depresión, desata una pasión amorosa e incontrolable en Rose. Consumado el adulterio, cuando revolucionarios republicanos del IRA sean entregados a los británicos, las sospechas de la traición recaerán sobre Rose, pues su aventura con el inglés es la comidilla del pueblo. Asevera Lean: “La historia trata de las partes más oscuras de nuestra naturaleza, muchas indefinidas. Es muy, muy delgada la línea bajo la superficie que nos separa del salvaje y oscuro lado de nuestra naturaleza.” Aunque inicialmente Bolt se inspiró en Madame Bovary de Gustave Flaubert, enseguida los cauces narrativos se volvieron completamente originales. Guionista y director saben plasmar los complejos sentimientos de los personajes, e integrarlos plenamente en el entorno natural donde nacen. Tienen la suerte también de contar con un reparto espléndido, donde destaca la protagonista, Sarah Miles, que era la esposa de Bolt. Robert Mitchum acomete un papel inesperado en él, el del viudo engañado, y John Mills, que da vida al ‘tonto del pueblo’ se llevó a casa un merecido Oscar. Como su personaje era mudo, el actor tuvo la idea de recibir el premio sin decir una palabra, únicamente inclinando la cabeza a modo de agradecimiento. Para el film se construyó expresamente el pueblo de Kirrary, en la península de Dingle, con todos sus elementos: la taberna, la escuela, las casas, la iglesia… Y una vez finalizado el film se demolieron estos decorados.

7/10
Pistolero

1969 | Young Billy Young

En un pueblo de Nuevo México un pistolero es elegido para mantener la ley. Él acepta, en parte porque así podrá vengarse del hombre que mató a su hijo. Pero entre los enemigos conocerá a un chico joven que le recuerda a su hijo y tratará de acercarse a él. Western entretenido, con su punto de dramatismo, y que tiene lo mejor en el sólido reparto encabezado por el atormentado Robert Mitchum y la bella Angie Dickinson.

5/10
Un hombre impone la ley

1969 | The Good Guys and the Bad Guys

Western con aires de comedia, protagonizado por la pareja de viejos pioneros Mitchum-Kennedy, que deben adaptarse a los nuevos tiempos, mientras se enfrentan a una banda de cuatreros. Resulta entretenida.

5/10
Villa cabalga

1968 | Villa Riders

Lee Arnold es un aventurero algo egoísta que conoce a Pancho Villa y decide unirse a su causa y luchar junto a él por el mero hecho de salir ganando económicamente. A lo largo de su cruzada irá cambiando sus metas. Yul Brynner (Anastasia), caracterizado como el célebre revolucionario mexicano, y Robert Mitchum (Con él llegó el escándalo) son la pareja protagonista.

5/10
Ceremonia secreta

1968 | Secret Ceremony

Leonora es una prostituta cuya hija murió cuando era muy pequeña. Un día, la joven Cenci la ve por la calle y cree que es su madre, a la cual no ve desde hace muchos años. Amablemente, le invita a instalarse en su casa de Londres y vivir juntas como si de madre e hija se tratasen. El caos y la decepción que baña sus vidas hará que ambas entren en una rueda de amargura muy difícil de salir. Una joven Mia Farrow interviene aquí tras haber rodado La semilla del diablo de Roman Polanski. Elizabeth Taylor no pasaba por un buen momento personal y sus continuos cambios físicos se hacían patentes en cada uno de sus papeles. De aquí en adelante, la elección de sus personajes no correspondían con la gran actriz que había sido, y los críticos y el público, empezaban a asistir al ocaso de una estrella.

4/10
La batalla de Anzio

1968 | Anzio

Segunda Guerra Mundial. Italia, 1944. Estamos en la gran ofensiva aliada que pondría fin al conflicto. Robert Mitchum interpreta a un corresponsal de guerra estadounidense, que está encargado de cubrir el desembarco de las tropas británicas y norteamericanas en Anzio. El poderoso ejército nazi trata de resistir la invasión, y está atrincherado en una situación privilegiada. Pero las tropas alemanas son prácticamente inexistentes en Roma. Contra lo esperado, sin embargo, el general británico Jack Lesley decide inexplicablemente no marchar hacia la capital de Italia, sino que prefiere atrincherarse en la playa de Anzio. Eso dará tiempo a los alemanes, que sembrarán la región de defensas fortificadas... Ambos bandos saben que del resultado de la batalla puede que salga el vencedor definitivo de la guerra. Película bélica con una elevada dosis de acción, aunque no recoja la batalla real propiamente dicha. La narración sigue más bien la aventura en solitario de algunos hombres en terreno alemán. El acertado personaje del periodista, interpretado por Mitchum, ayuda al espectador a introducirse en la tensa situación y además aporta un inusual tono pacifista a la película. Destacan el estupendo papel de Peter Falk, quien poco tiempo después se convertiría en el inolvidable Colombo, y la evocadora banda sonora.

5/10
El póker de la muerte

1968 | 5 Card Stud

Un tipo es linchado por hacer trampas en el póker. Poco después, uno a uno, los que participaron en el linchamiento son asesinados. ¿Tendrá algo que ver el misterioso reverendo Robert Mitchum?

5/10
Camino de Oregón

1967 | The Way West

Kirk Douglas es William J. Tadlock, un senador que pide voluntarios para emprender un largo viaje hacia Oregón. A la aventura se apuntan varias personas, incluidas familias enteras, que sueñan con un futuro en el oeste del país. Durante el viaje se enfrentarán a todo tipo de peligros, incluida la presencia de los indios en muchas de las zonas que han de atravesar. Interesante western que cuenta con un espectacular reparto y la eficaz dirección de Andrew V. McLaglen, alumno aventajado de Ford.

6/10
El Dorado (1966)

1966 | El Dorado

Robert Mitchum interpreta a un valiente sheriff que ha caído en el vicio del alcohol. El Duke (John Wayne), su amigo de toda la vida y un héroe del revólver, acaba de ser contratado en el rancho de un dudoso terrateniente interpretado por Edward Asner. Pronto, el sheriff corre a avisar al Duke de que el terrateniente es un tipo peligroso y pendenciero, pero ya es demasiado tarde; el Duke se ha metido en líos. Por una serie de circunstancias, se ve envuelto en el asesinato de un joven, y es herido por la hermana de éste. Un western de los de verdad, que cuenta con dos estupendos protagonistas y un grupo de secundarios de lujo, entre los que destacan James Caan, Charlene Holt o Edward Asner. Se trata de un film que conecta con Río Bravo (1959), también dirigida por Howard Hawks, cuya historia tiene múltiples puntos en común. Está basado en la novela "The Stars in Their Courses", de Harry Brown, y además de una acción trepidante, tiene unos diálogos divertidos. Una excepcional combinación entre los mejores ingredientes del buen western y el humor audaz de Howard Hawks.

7/10
Ella y sus maridos

1964 | What a Way to Go!

Una mujer hace un donativo tan generoso, que Hacienda envía un psiquiatra para ver si está loca. Ella contará, con humor negro la muerte de sus sucesivos esposos. Reparto espectacular y gran trabajo de Shirley MacLaine.

5/10
Entre dos fuegos

1963 | Man in the Middle

Adaptación de la novela "The Winston Affair", escrita por Howard Fast, y cuyo argumento tiene lugar en la India colonizada por los ingleses durante la Segunda Guerra Mundial, cuando un teniente norteamericano con evidentes problemas mentales es acusado de haber matado a un soldado británico. Durante el juicio, saldrán a la luz distintas cuestiones que hacen que el caso no esté tan claro. El film, en un principio rechazado por Marlon Brando, fue finalmente protagonizado por Robert Mitchum. Éste quiso que su compañero de reparto fuese su amigo, el británico Trevor Howard, quien pasaba malos momentos con la bebida y convirtió el rodaje en algo bastante problemático. Filmada en los Estudios Elstree de Inglaterra, Mitchum también se desplazó a la India para algunas escenas siendo en este país donde el actor probó los efectos de la marihuana.

5/10
Safari en Malasia

1963 | Rampage

Cinta de aventuras rodada en Hawai, y que seguía la estela de humor, romance y cacería de animales de ¡Hatari! (1961), y en este sentido no parece casual que se volviese a contar con la italiana Elsa Martinelli como la chica de la película. Para su protagonista masculino se eligió un actor que rivalizaba con John Wayne en dureza, personalidad y andares como Robert Mitchum. Para añadir más exotismo al asunto también está en su reparto el mítico Sabú (El libro de la selva (1942)), que falleció de un ataque al corazón el mismo año del estreno del film, a la edad de 39 años. Basada en la novela de Alan Caillou, cuenta cómo un zoológico alemán encarga al famoso cazador Harry Stanton que capture para ellos un ejemplar de una rara especie, mitad tigre y mitad leopardo, que sólo se encuentra en la selva de Malasia. Le acompaña otro cazador mucho más joven que él, que se hace acompañar por su novia. Pronto, los celos comienzan a rondar en la cacería.

5/10
El último de la lista

1963 | The List of Adrian Messenger

Un escritor entrega a un amigo suyo investigador una lista de nombres, para que averigüe su actual paradero. Poco después el tipo muere en un accidente de avión, que tiene toda la pinta de haber sido saboteado. Al mismo tiempo, el investigador descubre que varias personas de la lista han muerto de forma violenta.Singular mezcla de thriller, comedia y drama, según una novela de Philip MacDonald. John Huston imprime a la narración su típico sentido del humor irónico. La única mención que el cineasta hace a esta película en sus memorias, es para hablar de la escena de la complicada secuencia de la cacería del zorro, el clímax de la película, donde su propio hijo Tony, entonces de doce años, hizo un peligroso salto con su caballo.El pegadizo tema central corrió a cargo de Jerry Goldsmith. La pretendida gracia del film consiste en que, durante los créditos finales, vamos descubriendo a las estrellas que han ido apareciendo por las imágenes convenientemente disfrazados, sobre todo Tony Curtis, Kirk Douglas (con una prominente calva), Burt Lancaster (¡vestido de mujer!), Robert Mitchum y Frank Sinatra. Parece ser que también estaba prevista la aparición de Elizabeth Taylor, que en este caso había estado maquillada como un marinero canoso, pero un problema de agenda le impidió participar en el film.

6/10
El cabo del terror

1962 | Cape of Fear

Un prestigioso abogado (Gregory Peck) comienza a sentir temor por su familia cuando sale de la cárcel un peligroso criminal (Robert Mitchum) al que él logró encarcelar. Después de que éste moleste a su esposa y a su hija adolescente, el abogado requiere la ayuda del jefe de la policía y de un detective privado, pero no encuentra ningún recurso legal para impedir que el criminal les atosigue. Magnífico clásico del cine de intriga norteamericano. El realizador J. Lee Thompson consigue crear una enorme tensión. Dos de los mejores intérpretes de la historia del cine, Gregory Peck y Robert Mitchum realizan en este filme un magistral duelo interpretativo.

7/10
Cualquier día en cualquier esquina

1962 | Two for the Seesaw

Versión cinematográfica de una exitosa obra de teatro escrita por William Gibson y que había contado con dos estrellas como Henry Fonda y Anne Bancroft en su estreno en Broadway. Para el cine se mantuvo su narrativa teatral, lo que se nota en exceso en algunos momentos, a pesar de estar también rodada en las calles de Nueva York. La idea de su productor, Walter Mirisch, era repetir el éxito obtenido con El apartamento (1960) y para ello volvió a contar con Shirley MacLaine para el papel protagonista. Su compañero de reparto fue Robert Mitchum en una desafortunada elección de casting, que hizo que la película se cayese fotograma a fotograma como un castillo de naipes. Eso sí, obtuvo dos candidaturas al Oscar en los apartados de mejor fotografía (Ted McCord) y canción original, escrita por el matrimonio formado por André Previn y Dory Langdon. En su trama, dos personas sin suerte en el amor acaban buscándose y necesitándose el uno al otro. Durante el rodaje Mitchum y MacLaine mantuvieron un comentado romance que extendieron durante años a pesar de que ambos estaban "felizmente" casados.

4/10
El día más largo

1962 | The Longest Day

El 6 de junio de 1944 las tropas aliadas desembarcan en Francia, lo que marca el principio del fin de la guerra, al terminar con la hegemonía de las tropas alemanas. En el famoso ataque participaron tres millones de hombres, 11.000 aviones y 4.000 barcos, lo que supuso la mayor operación militar hasta la fecha. Una de las mayores superproducciones de la historia del cine, lo que se nota sobre todo en el amplio reparto, que incluye a casi todas las más grandes estrellas -en especial masculinos, debido a los pocos papeles de mujeres que exigía la historia-. Así, aparecen incluso en papeles mínimos nombres como Richard Burton, Sean Connery, Mel Ferrer, Henry Fonda, Peter Lawford, Roddy McDowall, Robert Mitchum, Robert Wagner y John Wayne. La dirección se repartió por localizaciones y, así, Ken Annakin fue el encargado de todos los exteriores británicos, Andrew Marton el de los norteamericanos y Bernhard Wicki todas aquellas que ocurrían en Alemania. De este modo, cada sección de película, dependiendo de los distintos escenarios, tiene un estilo propio, lo que supone uno de los principales hallazgos del film. Además, probablemente lo más interesante es la cuidada reproducción de los sucesos históricos, bien condensados en los 114 minutos de metraje. El guión es del novelista Cornelius Ryan, basado en su propia novela. El filme ganó dos premios Oscar en el año 1962, en las categorías de Mejores Efectos Especiales y Mejor Fotografía.

6/10
Página en blanco

1960 | The Grass Is Greener

Un matrimonio de aristócratas venidos a menos consigue ingresos extra con visitas guiadas a su castillo. La llegada de un millonario estadounidense, magnate del petróleo, pondrá a prueba a la pareja. Cary Grant hizo una apuesta personal por esta historia, adaptación de la obra teatral de Hugh Williams y Margaret Vyner, porque añoraba la sofisticación y el enredo de las comedias de salón. Dirige otro veterano, Stanley Donen, que ficharía al actor para su siguiente film, Charada. Si no extraña ver a Deborah Kerr y Jean Simmons en una comedia, sí sorprende más Robert Mitchum como el rico texano.

6/10
Con él llegó el escándalo

1960 | Home From The Hill

El capitán Wade Hunnicutt, un potentado texano, está acostumbrado a hacer lo que le place. Mujeriego empedernido, considera que su hijo Theron ha vivido muy pegado a las faldas de su madre, por lo que le inicia en un estilo de vida "masculino". Lo que le lleva a enterarse de secretos familiares, como la existencia de un hermano... El gran Vincente Minnelli (Melodías de Broadway 1955) adapta un dramón de William Humphrey, sacando gran partido a Mitchum, Peppard y Hamilton, padre e hijos en la ficción.

6/10
Tres vidas errantes

1960 | The Sundowners

Vibrante western a la australiana, con tono épico, donde un matrimonio y su hijo adolescente deben transportar 1.200 ovejas en un largo viaje. El film de Fred Zinnemann obtuvo cinco nominaciones al Oscar.

6/10
Los luchadores de la noche

1960 | A Terrible Beauty

Basado en la novela de Arthur Roth, cuya acción se desarrolla en la Irlanda de 1941, cuando miembros del IRA aprovechan la guerra para ayudar a los nazis a exterminar a Inglaterra. Su líder es el peligroso Don McGinnis, cuyo plan es conseguir en esta tesitura la independencia definitiva de Irlanda. Sin embargo, choca frontalmente con la opinión de Dermot, hermano de su novia, que piensa que los alemanes no son la mejor opción para tenerlos de aliados en esta lucha.  Al frente del reparto está Robert Mitchum, quien volvería a verse relacionado con los rebeldes irlandeses en el clásico de David Lean La hija de Ryan (1970). Le acompañan en la lucha Richard Harris y Anne Heywood, después conocida por su participación en La zorra (1968).

5/10
Traición en Atenas

1959 | The Angry Hills

Adaptación de una novela de León Uris que mezclaba una trama de espionaje con la Segunda Guerra Mundial. Producida por la compañía inglesa "Raymond Productions" contaba en su reparto con la estrella Robert Mitchum, quien en determinados momentos no pareció tomarse muy en serio su personaje. Rodada en localizaciones de Grecia y en los estudios "Elstree" que la Metro Goldwyn Mayer tenía en Londres, su argumento nos retrae al país heleno en 1941 cuando un corresponsal de guerra norteamericano tiene en su poder una lista con 16 miembros de la resistencia que debe entregar a la Inteligencia Británica antes de que caiga en poder de los nazis. En Estados Unidos se estrenó una versión con quince minutos menos de metraje.

4/10
Más allá de Río Grande

1959 | The Wonderful Country

Basada en una novela de Tom Lea, se trata de un evocador y reflexivo western centrado en la figura de Martin Brady, un norteamericano que tuvo que huir a México al matar al asesino de su padre. Convertido allí en un amargado pistolero, debe volver a la frontera con la Unión para recoger un cargamento de armas. El no pertenecer a ninguno de los dos países y el encuentro con diversos personajes, le hará recapacitar sobre toda su vida. Robert Mitchum produjo el film a través de su compañía DRM, aceptando un papel que primero había sido pensado para Henry Fonda y Gregory Peck. Los exteriores se rodaron en la localidad mexicana de Durango, resaltan la belleza poética de sus paisajes gracias al buen trabajo de los directores de fotografía Alex Phillips y Floyd Crosby. El compositor Alex North realizó uno de sus mejores trabajos en la utilización de música mexicana. Breve aparición del jugador de béisbol 'Satche' Paige.

7/10
Entre dos pasiones

1958 | The Hunters

Adaptación de una violenta novela de James Salter sobre la guerra de Corea, que sirvió para poder ver en pantalla unas arriesgadas escenas aéreas a cargo de especialistas. De hecho, el film fue presentado en sociedad como un nuevo hito en el mundo de la aviación cinematográfica, si bien el público no parecía estar muy receptivo ante este tipo de propuestas. Entre medias de tantos avioncitos hay una historia de amor como bien indica su título en español. Un veterano de guerra, el mayor Saville (Robert Mitchum) encabeza un grupo de oficiales, pero se enamora de la esposa de uno de ellos. Tras una peligrosa misión, el marido cae atrapado en las líneas enemigas y Saville es el encargado de rescatarle. La mujer infiel es la exótica actriz sueca May Britt.

5/10
Sólo Dios lo sabe

1957 | Heaven Knows, Mr. Allison

Durante la Segunda Guerra Mundial, un soldado yanqui naufraga en una isla, habitada únicamente por una monja. Magnífica obra menor de Huston, cuyos personajes recuerdan a los de La reina de África.

6/10
Fuego escondido

1957 | Fire Down Below

Tony (Jack Lemmon) y Félix (Robert Mitchum) son dos amigos que están muy contentos con la vida que llevan. Se dedican a navegar por el Caribe en su barco mercante, huyendo de los problemas de la civilización. Pero su relajada vida pega un vuelco cuando descubren a una bella muchacha, que se ha colado de polizón en su barco. Se trata de Irena (Rita Hayworth), que pretende llegar a una isla. Ambos acceden a transportar a Irena, pero irremediablemente se sienten atraídos por ella. Esta situación crear un conflicto que rompe su larga amistad. Un odio exacerbado se levanta entre Tony y Félix. La acción llega a su punto culminante cuando Tony se encuentra en una situación de extremo peligro y sólo Félix puede salvarle. Una divertida película con un argumento clásico, en el que dos hombres de caracteres distintos pelean por una bonita mujer. La Hayworth ya había alcanzado el estrellato en Hollywood, con títulos como Gilda (1946) o La dama de Shanghai (1948), y esta película trata de ser un vehículo para su lucimiento. Está respaldada por dos excelentes intérpretes. Basada en la novela de Max Patto. Una comedia muy recomendable para los aficionados al cine clásico.

6/10
Duelo en el Atlántico

1957 | The Enemy Bellow

El capitán de un destructor americano (interpretado por Robert Mitchum) detecta un submarino alemán. Inmediatamente ordena a su tripulación que se disponga a darle caza. El comandante del submarino (interpretado por Curd Jürgens) es un astuto veterano, capaz de poner en marcha las más ingeniosas tácticas evasivas, mientras trata de encontrar la posición adecuada para torpedear al destructor. Los dos capitanes rivalizan para conseguir la mejor táctica que les permita derrotar a su oponente. La persecución llegará a convertirse en una peligrosa partida de ajedrez en la que cualquier mínimo error puede llevarles a la derrota e, incluso, a la muerte. Pero ninguno de los dos está dispuesto a retirarse y renunciar a la victoria. Una de las mejores películas bélicas dentro del subgénero marítimo, cuya originalidad reside en que ambos oponentes se tratan con profesionalidad y respeto mutuo, tanto los americanos como los alemanes. El guión de Wendell Mayes está basado en un libro del Comandante D. A. Rayner, en el que narró su propia experiencia personal. El productor y realizador Dick Powell supo aprovechar la tensión y dirigir a los extraordinarios intérpretes con precisión. Uno de los puntos fuertes de esta cinta, reside en sus efectos especiales, muy impresionantes para la época, y que obtuvieron el oscar en el año 1957.

7/10
Intriga extranjera

1956 | Foreign Intrigue

Dave Bishop, periodista norteamericano, investiga en la Riviera francesa la muerte de un multimillonario para el que trabajaba. Las pistas le conducen a diversas ciudades europeas, donde llega a la conclusión de que el magnate había ayudado a los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Robert Mitchum eleva el nivel de este thriller de medio pelo, a pesar de que su personaje, sobre el papel, no es más que un arquetipo de tipo duro.

5/10
Bandido

1956 | Bandido!

1916. La revolución mexicana. Un mercenario yanqui trata de hacerse con un cargamento de armas que transporta otro mercenario, para dárselas a los insurrectos, mandados por el coronel Escobar. El film, una coproducción entre EE.UU. y México, es una rareza de Richard Fleischer, realizada entre medidas de 20.000 leguas de viaje submarino y Los vikingos.

6/10
Con sus mismas armas

1955 | Man with the Gun

Sonoro título original –Man with the gun– convertido en un western nada convencional, que supuso la primera producción del hijo del mítico Samuel Goldwyn. En el mismo, un pistolero llamado Clint Tollinger es contratado por un grupo de ciudadanos de bien para que imponga el orden en la ciudad de Sheridan. El carácter mortificador de Tollinger – que tiene una hija desaparecida desde hace años y una esposa reconvertida en mujer de mala vida– hará que convierta la vida de los habitantes de Sheridan en un infierno. Robert Mitchum aceptó rodar personalmente arriesgadas escenas de acción como la del incendio del salón. Además, se sintió bastante a gusto con este personaje violento y radical, y se involucró en la promoción de la cinta hasta el punto de realizar su primera entrevista en televisión.

6/10
La noche del cazador

1955 | The Night Of The Hunter

Es la única película dirigida por Charles Laughton. Al actor británico le bastó ponerse una vez tras la cámara para lograr una indiscutible obra maestra. Pero en 1955 el film no fue bien acogido, y sólo el paso de los años le concedió el mencionado estatus. La noche del cazador es un fascinante dibujo de los miedos infantiles. Ensoñación, cuento con ogros y hadas, título terrorífico y fábula moral. El film se basa en el libro de Davis Grubb, convertido en guión por James Agee; aunque según señala Mitchum en sus memorias, Laughton reescribió todo el libreto. Cuenta cómo un ladrón de bancos, padre de familia con dos hijos, los niños John y Pearl, les entrega antes de ir a la cárcel su precioso botín. El progenitor comparte celda con Harry Powell, charlatán que le sonsaca su secreto, aunque no el lugar exacto donde está el dinero. El padre muere, y Powell, bajo la capa de un predicador, se presenta a la viuda con el propósito de seducirla y hacerse con la pasta. Otro director habría servido un thriller quizá entretenido, pero rutinario y previsible. Con Laughton el relato adquiere resonancias insospechadas, casi míticas. Robert Mitchum, el reverendo, parece la maldad encarnada. Sus dedos, con las letras tatuadas que componen las palabras “hate” y “love” (odio y amor), recuerdan la lucha del bien y el mal. Su boca está llena de maldad e hipocresía, retuerce las Escrituras, usándolas a su antojo. Los niños, gracias a su inocencia, auténtico sexto sentido, advierten que Powell no es trigo limpio. Y emprenden una huida fantasmagórica en barca, en una noche de niebla donde la naturaleza parece acechar para cobrarse su presa infantil. El personaje de Mitchum tiene su contrapunto en Rachel Cooper, interpretada por la musa del pionero del cine Griffith, Lillian Gish. Ella, con el aspecto bondadoso de una benéfica hada, protege a los niños y les lee la Biblia (el pasaje de Moisés en su canastilla, que los otros niños piensan es el relato de la llegada de John y Pearl en su barca) antes de acostarse. De algún modo, con ella, los niños han encontrado un hogar, un lugar que pueden llamar “su casa”.

8/10
No serás un extraño

1955 | Not As a Stranger

Luchas Marsh es un estudiante de medicina, que terminada su carrera se establece en una pequeña ciudad. Su afán perfeccionista y sus deseos de destacar en la carrera médica le hacen entregarse totalmente a su profesión, lo cual terminará por alejarle incluso de sus seres más queridos. Una equivocación de fatales consecuencias le hará replantearse su comportamiento y cambiar su actitud. Con un excelente trío de protagonistas, Robert Mitchum, Olivia de Havilland y Frank Sinatra (que nos vuelve a demostrar que es tan buen actor como cantante), Stanley Kramer (Fugitivos, El juicio de Nuremberg, Adivina quién viene esta noche...) dirige este melodrama de tintes ejemplarizantes, que está basado en el relato de Morton Thompson. El film obtuvo en 1955 una nominación al Oscar en la categoría de mejor sonido.

6/10
El rastro de la pantera

1954 | Track of the Cat

Western psicológico a cargo de William A. Wellman, a partir de una novela de Walter Van Tilburg Clark (de este autor Wellman había filmado diez años antes Incidente en Ox-Bow, la profundidad con que se dibujan sus ochos personajes y los choques entre ellos, la acercan a los dramas teatrales de Tennessee Williams o Eugene O'Neill. La familia Bridges vive en un valle solitario, que cubre la nieve en invierno. La componen la madre -estupenda Beulah Bondi-, verdadera "jefa" del clan, mujer dura y manipuladora que suele imponer su voluntad, y que anula la personalidad de su marido, un borrachín, y de varios de sus hijos. Curt es el que más se parece a la madre, todo un carácter, que se burla con su cinismo de sus hermanos más débiles, un papel muy adecuado para Robert Mitchum. Arthur es el contemporizador, que ayuda a mantener un frágil equilibrio. Grace es una solterona, amargada por no haber sabido abandonar el "nido" a tiempo; la interpretación de Teresa Wright es perfecta, en la línea de la de Olivia de Havilland en La heredera, de 1949. Y Harold, el pequeño, ha traído a casa a la mujer de la que está enamorada, Gwen, pero, algo pusilánime, ni se lo dice, ni hace planes de boda. Unos rugidos nocturnos, y estragos en su ganado, indican la presencia en los alrededores de una pantera. El supersticioso indio Joe Sam, que sirve a la familia, cree que es "la pantera negra", mal presagio. Y en efecto, los rencores soterrados entre unos y otros van a salir a la superficie cuando Curt y Arthur salen en busca del animal. El film se desarrolla en el interior de la casa de los Bridges y sus alrededores, y en el increíble paisaje nevado del valle, y ambos marcos contribuyen a una atmósfera claustrofóbica que ahoga. Con un inteligente uso del color, muy próximo al blanco y negro, tiene elementos de western, indio incluido, pero la misma pantera, nunca mostrada, o los reproches de una madre amargada, o de unos hijos capitidisminuidos, la acercan más al drama puro y duro, donde la violencia es más psicológica que física, siendo la insatisfacción el sentimiento que domina en todos. La trama juega al simbolismo de la pantera, que representa los fantasmas que acosan al ser humano, y la cueva y la naturaleza pueden ser más seguros que dormir bajo el techo de un hogar donde falta cohesión y cariño; además se muestra cómo lo que parece una fortaleza a prueba de "bombas", se puede venir abajo por el puro miedo, el caso inesperado de Curt. La habilidad de Wellman tras la cámara, optando por un formato scope donde la cámara se mueve poco, es clara en planos tan imaginativos como los captados desde una tumba, de gran fuerza visual.

6/10
Guapa pero peligrosa

1954 | She Couldn't Say No

Comedia bastante intrascendente, que sirvió a su protagonista, la británica Jean Simmons, para cumplir deprisa y corriendo la cuota de tres películas rodadas para el productor Howard Hughes, después de que éste se sintiese despechado cuando ella no aceptó acostarse con él (las otras dos habían sido Entre dos mujeres y Cara de ángel). Esta historia fuera de la pantalla es mucho más interesante que lo que ocurre dentro, donde una rica heredera regresa al pequeño pueblo de Arkansas donde pasó su infancia con la intención de repartir dinero entre los que la cuidaron cuando estuvo enferma. Entre ellos está el doctor Sellers, que acabará enamorado de ella. Fue la última película de su director, Lloyd Bacon (Calle 42), todo un veterano que había comenzado en el cine en 1922 y que falleció un año después de rodarla a la edad de 66 años.

4/10
Río sin retorno

1954 | River Of No Return

Durante los días de la fiebre del oro, un tahúr sin escrúpulos recorre las tierras del noroeste canadiense acompañado por una bella mujer (Marilyn Monroe). Sin embargo, ella conoce a un granjero viudo (Robert Mitchum), un hombre muy sencillo que vive junto con su hijo, con el que inicia una relación sentimental. Poco después descubre que junto a él se siente muy feliz. Sin embargo, el jugador es un hombre rencoroso que volverá para perseguirles. Una pareja de lujo protagoniza esta emotiva mezcla de western y cine romántico. La Monroe (Con faldas y a lo loco) atravesaba su momento de mayor popularidad, mientras que Mitchum (Retorno al pasado) había demostrado ser capaz de interpretar todo tipo de papeles. En la dirección, uno de los maestros de Hollywood, Otto Preminger (Laura, Anatomía de un asesinato). Es una delicia disfrutar de las canciones interpretadas con sumo encanto por la propia Marilyn, entre ellas "River of No Return", que da título al film.

6/10
Perseguida (1953)

1953 | Second Chance

El boxeador Russ Lambert, traumatizado porque ha matado a un hombre en el ring, acepta participar en un combate en México, donde conoce a una mujer que huye de un pasado tormentoso como novia de un gángster. Su romance hará que sean perseguidos por este delincuente. Melodrama de cine negro rodado en los peores tiempos de una RKO al borde la quiebra pero que, puestos a lanzarse al vacío, decidieron rodarla en technicolor y en el nuevo sistema de 3D, lo que entusiasmó al público que la convirtió en un éxito. El rodaje tuvo lugar en escenarios naturales de Ciudad de México donde su actor principal, Robert Mitchum, tuvo un altercado violento con un estudiante durante una cena. Le acompañaba en el reparto la exótica belleza Linda Darnell, otra de las numerosas amantes del productor de la cinta Howard Hughes

4/10
La hechicera blanca

1953 | White Witch Doctor

Principios del siglo XX. Lonni es un cazador profesional de turbio pasado que es contratado por una enfermera para que se interne con ella en la selva del Congo belga con objeto de encontrar a un hombre desaparecido. Una vez llegan a los dominios de la tribu de los Bakuba, ella intenta que acepten las medicinas que llevan para curar a sus enfermos. Por otro lado, un compañero de expedición comienza a ver las posibilidades de hacerse con un tesoro oculto. Adaptación de una novela de Louise A. Stinetorf que volvía a reunir a la pareja de Hombres errantes (1952), Susan Hayward y Robert Mitchum. Rodada a todo color y en escenarios naturales de África, cuenta con un melancólico score de Bernard Herrmann –quien un año antes ya había demostrado su talento en el cine romántico de aventuras con Las nieves del Kilimanjaro– para el que se usó auténtica instrumentación africana a base de ritmo y percusión.

5/10
Cara de ángel

1952 | Angel Face

Clásico del cine negro, donde el rostro angelical de Jean Simmons esconde a una mujer ambiciosa, dispuesta a sacrificar al pardillo de Robert Mitchum para hacer realidad sus sueños. Fima la magnífica cinta Otto Preminger (Anatomía de un asesinato).

7/10
Hombres errantes

1952 | The Lusty Men

Jeff McCloud, estrella de los rodeos, sufre un accidente que le obliga a dejar su profesión. Decide regresar a su localidad natal, en Oklahoma, tras muchos años de ausencia. Allí encuentra una nueva ocupación, ayudando en su ancho a su nuevo amigo Wes, y a Louise, su esposa. Wes necesita ganar una gran cantidad de dinero, y piensa que la solución sería ganar a un rodeo. Convence a Jeff para que le entrene, pero su esposa no lo ve con buenos ojos. El guión se basa en una novela de Claude Stanush, con numerosos puntos de interés, pues muestra la vida errante de los vaqueros que van de rodeo en rodeo. Cuidados diálogos y esmerada dirección de Nicholas Ray, que sigue la estructura clásica del western, aunque transcurre en pleno siglo XX. Se centra en temas como los celos y la búsqueda de las propias raíces. Los tres protagonistas tienen el mismo peso, y realizan excelentes trabajos, aunque destaca especialmente Arthur Kennedy -Wes, el marido-, que interpreta uno de sus papeles más recordados. 

6/10
Corea Hora Cero

1952 | One Minute to Zero

Simple y polémica película de propaganda anticomunista producida por la RKO, dirigida por el director de El cartero siempre llama dos veces (1945), el solvente Tay Garnett, que aquí poco pudo hacer para sacar a flote este argumento en el que un coronel estadounidense combate en el norte de Corea sin importarle masacrar a mujeres y niños para conseguir su objetivo de eliminar al enemigo. Por supuesto, también tiene tiempo para un romance. El film fue un desastre en cuanto a su coste ya que el rodaje tuvo que detenerse varios meses por las condiciones climatológicas de una base militar situada en Colorado, donde se filmaron las escenas de acción. Además, su protagonista femenina, Claudette Colbert, pilló una pulmonía y tuvo que ser sustituida a última hora por Ann Blyth; y Robert Mitchum y Charles McGraw se vieron envueltos en una pelea en un bar de la zona que llenó algunos titulares de prensa en la época. Algunas de sus imágenes pertenecen a auténticos documentales de acciones bélicas rodadas en la guerra de Corea.

4/10
Una aventurera en Macao

1952 | Macao

Nick Cochran, un trotamundos, recala en la ciudad de Macao. Allí, descubre que Halloran, un astuto criminal, controla el juego y cualquier actividad delictiva, con ayuda del teniente Sebastian, un policía local. Instalado en Hollywood, el vienés Josef Von Sternberg (El ángel azul, El expreso de Shanghai, La Venus rubia) dirigió este fascinante thriller, con una ambientación exótica muy lograda, y actores de primera.

6/10
La trampa (1951)

1951 | The Rackett

Nick Scanlon es un violento gángster que llega a un acuerdo con los líderes del crimen organizado de toda la nación. El honesto capitán McQuigg intentará ponerle entre rejas. Adaptación de una obra teatral del poco conocido Bartlett Cormack. El rodaje fue problemático, ya que tuvieron que colaborar diversos directores, como Tay Garnett, Nicholas Ray, Sherman Todd y Mel Ferrer, aunque sólo aparece acreditado como realizador John Cromwell.

5/10
Las fronteras del crimen

1951 | His Kind of Woman

Dan Milner, un hombre en apuros económicos por culpa de su dedicación al juego, recibe una extraña oferta: recibirá 50.000 dólares si se traslada durante unos días a Morros Lodge, una idílica isla de la California mexicana. Sólo por su permanencia en el lugar se le asegura el dinero. Pese a la misteriosa oferta, Milner acepta. De camino conoce a la bella Lenore Brent, por la que siente un instantáneo flechazo. Ya en la isla coincide de nuevo con Lenore y con el hombre al que ella desea conquistar, un actor millonario llamado Mark Cardigan. Pero los oscuros presagios se cumplen y Milner se da cuenta de que va a tener muy difícil salir de allí con vida. El film contiene algunos de los temas clásicos del género negro: el tipo normal en apuros, la chica bella y misteriosa, el gángster sanguinario, la violencia... aunque la localización en un hotel vacacional no es muy típica que digamos. Mitchum compone un personaje convincente, con su elegancia habitual pese a interpretar a un don nadie, y la Russell está tan bella y simpática como siempre. Incluso podemos disfrutar de dos canciones interpretadas por ella: "Five Little Miles From San Berdoo" y "You'll Know". John Farrow dirige correctamente, aunque puede achacársele haber incluido un desenlace innecesariamente extenso, que resta fuerza al clímax, aunque esto sea en favor de la lograda, graciosa y original composición de Vincent Price. El espigado actor interpreta a Cardigan, un colega de profesión que harto de encarnar en pantalla a héroes imaginarios está deseando serlo en la realidad. Algunos de sus monólogos son realmente divertidos.

6/10
Odio y orgullo

1951 | My Forbidden Past

La acción tiene lugar en el Nueva Orleáns de finales del siglo XIX cuando, al fallecer su abuela, Bárbara Beaurevel hereda una gran fortuna dentro de una familia repleta de secretos. Su carácter altivo no puede consentir que el hombre que ama, el doctor Lucas, siga prefiriendo estar con su esposa. Así que Bárbara contrata a un gigoló sin escrúpulos para que seduzca a la mujer del médico y así dejarle a ella libre el terreno. Las cosas no suceden como estaban previstas, y la esposa es asesinada, siendo Lucas acusado del crimen. Melodrama con tintes de cine negro con buenos momentos de tensión y que cuenta con un buen cuarteto protagonista –Ava Gardner como la pérfida amante, Robert Mitchum como el médico fiel, Melvyn Douglas como el seductor y Janis Carter como la esposa– según una adaptación del libro de Polan Banks.

6/10
Donde habita el peligro

1950 | Where Danger Lives

Otro excelente thriller dirigido por John Farrow (El reloj asesino, Mil ojos tiene la noche), esta vez centrado en la clásica trama de mujer fatal incitando a un hombre al asesinato. Margo es una joven y atractiva mujer, que se casa con un hombre mayor que ella por el dinero. Decidida a quedarse con toda la fortuna, seduce a un médico para que mate a su marido. Una vez cometido el delito, ambos amantes deciden escapar hacia México. En realidad, el productor de la cinta, el magnate Howard Hughes, parece ser que lo único que quería era proporcionar un vehículo de promoción a su nueva adquisición: la rubia Faith Domergue, que había sido protegida (por decir un eufemismo) del millonario desde que tenía 15 años. El clima durante el rodaje fue bastante cordial entre el actor principal, Robert Mitchum, y John Farrow, gracias a la desmedida afición al alcohol de ambos.

7/10
El gran robo

1949 | The Big Steal

Duke Halliday (Robert Mitchum) es acusado de robar la nómina de su cuartel. Tratando de encontrar al verdadero culpable en México, conoce a Joan Graham (Jane Greer), quizá una mujer fatal. Dirige con su estilo duro Don Siegel, en una de sus primeras películas, que reúne a la pareja Mitchum-Greer dos años después de triunfar con la extraordinaria Retorno al pasado, de Jacques Tourneur. Destaca la vibrante persecución en coche (con transparencias incluidas) y el humor lleno de sorna con que el duro Mitchum llama "chiquita" a la guapa Greer.

6/10
El pony rojo

1949 | The Red Pony

La historia de una familia -los padres Fred y Alice, el pequeño Tom y el abuelo- en el lejano Oeste, pero sin indios ni forajidos. A Tom le regalan un potrillo, Gavilán, y el chico pondrá todo su empeño en cuidarlo con ayuda del capataz Billy. Pero esa tarea supondrá todo un despertar a la vida adulta. Pues su padre -que no se hace a la vida a la granja-, se siente desplazado en lo que al cariño del chico se refiere. La verborrea del abuelo sufrirá un correctivo del que Tom es testigo. E incluso Billy, del que parecía incondicional, acaba decepcionando al chico.John Steinbeck firma el guión de esta estupenda película de Lewis Milestone, donde aúna varios de sus relatos. Se trata de una sentida mirada a la infancia y el ingreso en el mundo de los adultos, con secuencias espléndidas como la del abuelo ofendido, de increíble tensión, o aquélla, de inesperada violencia, en que Tom se enfrenta a los buitres que rondan a su pony. También se aborda el clásico tema de la frontera, el choque entre la vida del rancho que encarnan el capataz y el abuelo, y la civilización que representa el padre, empeñado en que su hijo aproveche el tiempo en la escuela; en medio estaría la conciliadora madre.Con maravilloso technicolor y buen trabajo actoral, se trata de un film inteligente, que no minusvalora a los chicos, y que se atreve a tratar el tema de la crueldad infantil. Milestone dirige a Robert Mitchum (La noche del cazador) y Myrna Loy (Ámame esta noche) en esta tierna película que tuvo un remake en 1973. También están muy bien el veterano Louis Calhern y el chico Peter Miles.

7/10
Vuelve a amanecer

1948 | Rachel and the Stranger

Uno de los primeros guiones escritos por Waldo Salt (1914-1987), después uno de los grandes escritores cinematográficos, ganador del Oscar por Cowboy de medianoche (1969) y nominado al mismo en Sérpico (1973). En esta ocasión adaptó un texto de Howard Fast, un melodrama situado en una granja de Ohio. Allí, un viudo bastante austero (William Holden) vuelve a casarse con una hermosa joven (Loretta Young) para que cuide de su hijo pequeño. Ella, sintiéndose sola, tiene un romance con un amigo del marido (Robert Mitchum). Como corresponde a la época, todo se solucionará de forma que el matrimonio vuelve a ser feliz. Filmada en escenarios naturales de Oregón, concretamente en el río Mackenzie y en el bosque de Fox Hollow, en la película, Mitchum canta varias canciones, entre ellas "Rachel" y "O-he, Oh-hi, Oh-ho", que se hicieron tan populares que el actor tuvo que grabar un disco con ellas.

6/10
Sangre en la luna

1948 | Blood on the Moon

Un cowboy honrado se convierte en enemigo de un antiguo amigo con el que ha cabalgado, debido a que éste se ha metido en asuntos ilegales y turbios. Interesante incursión en el western de Robert Wise, más conocido por haber dirigido West Side Story. Destaca el protagonismo de Robert Mitchum, en uno de esos papeles de hombre de una pieza.

6/10
Perseguido

1947 | Pursued

A Jeb le ha tocado crecer en un nuevo hogar, después de que toda su familia fuera brutalmente asesinada. Aunque querido por su nueva familia, una mujer y sus dos hijos, el pesado pesa, y más cuando se cruza en su camino el responsable de aquella matanza. Interesante western psicológico, con elementos propios del cine negro y de la tragedia. El guión es de Niven Busch y la dirección de Raoul Walsh, especialistas indiscutibles del género. Robert Mitchum sabe componer bien al atormentado protagonista, mientras que Teresa Wright dota a su personaje de una interesante ambigüedad.

7/10
Encrucijada de odios

1947 | Crossfire

La policía encuentra a un hombre judío asesinado en su apartamento con evidentes signos de violencia. Una amiga de la víctima confiesa haber presenciado al difunto, antes de morir, junto a tres soldados en un bar. Además, la documentación de uno de ellos apareció al lado del cadáver. La policía inicia la investigación del caso, deduciendo que el móvil del asesinato fue simplemente el odio. Con un guión de John Paxton, Edward Dmytryk (El motín del Caine, El baile de los malditos) dirigió una película que muchos han considerado de lo mejor de su carrera. El thriller representa una denuncia al antisemitismo y el reparto encabezado por Mitchum, Ryan y Young está a la altura de las circunstancias. La película, director, guión, actor (Robert Ryan) y actriz (Gloria Grahame) fueron nominados a los Oscar.

7/10
Retorno al pasado

1947 | Out of the Past

Jeff fue detective hace años y un tipo llamado Whit Sterling le encargó un trabajito. Le contrató para que encontrara a su amante, la bella Kathie, que se había escapado con una buena cantidad de dinero. Cuando Jeff dió con ella, ambos se enamoraron y huyeron a San Francisco, pero Kathie pronto volvió a huir tras asesinar a un colega de Jeff. Engañado y sintiéndose víctima de una conspiración, Jeff planea dejar su vida atrás y empezar denuevo en un lugar estable, pero ineludiblemente el pasado acaba regresando. Extraordinaria película de cine negro con unos actores de campanillas encabezados por Robert Mitchum (La noche del cazador) y un casi primerizo Kirk Douglas (Senderos de gloria). La chica embaucadora es Jane Greer, perfecta como "femme fatale"; mientras que Rhonda Fleming aporta dulzura. Destaca la fotografía en blanco y negro de Nicholas Musuraca y el juego que le da a la luz. Apoteósico final, lleno de fatalismo y melancolía.

8/10
Hasta el fin del tiempo

1946 | Till the End of Time

El drama de tres soldados que encuentran dificultades para reincorporarse a la vida civil tras acabar la guerra, y el de una viuda a la que cuesta aceptar la ausencia del marido muerto en combate en Francia. Pinta bien esas secuelas bélicas, el sentimiento de desubicación de los personajes, una sensación de haber desperdiciado varios años de su juventud combatiendo o esperando. Hay confusión en los sentimientos, a la hora de buscar trabajo, se ha madurado de un modo poco convencional. Ello se ve claramente en el soldado con las dos piernas mutiladas, que rehúsa ponerse sus prótesis.  Edward Dmytryk filma una historia basada en una novela de Niven Busch, muy semejante a Los mejores años de nuestra vida de William Wyler, aunque pivota sobre todo alrededor de uno de los veteranos, Cliff (Guy Madison). Éste es un personaje aglutinador de la camaradería entre los soldados (más fuerte que las dificultades a las que se enfrentan), y que se enamora de la viuda de guerra, que tiene un contrapunto humorístico en el encandilamiento por él de una vecina, una jovencita adolescente. La película tiene pasajes muy logrados, sobre todo en lo referente a Cliff y sus padres; entre ellos se ha producido un distanciamiento, bien simbolizado en la escena en que, de noche, y con Cliff supuestamente dormido, le arropan, una protección que ya no están en disposición de dar, o no al menos como ellos querrían.

6/10
La huella de un recuerdo

1946 | The Locket

Cuando está a punto de casarse, John Willis descubre que su adorada Nancy ya tiene marido. Thriller con giros inesperados, y flash-backs.

6/10
Corrientes ocultas

1946 | Undercurrent

Vibrante thriller con final sorpresa, a cargo del gran Vicente Minnelli. La Hepburn da vida a una recién casada, que descubre que su marido tiene un pasado oscuro, y hasta podría ser un psicópata de aquí te espero, que planea asesinarla.

6/10
También somos seres humanos

1945 | Story of G.I. Joe

Película que marcó un antes y un después en el cine bélico norteamericano, en tanto y cuanto sus imágenes reflejan –en un tono casi documental– todo lo sucedido durante la campaña del Norte de África e Italia en la Segunda Guerra Mundial. El protagonista es el corresponsal Ernie Pyle, que acompaña a la compañía C del 18 de infantería del ejército norteamericano. A través de sus crónicas se recogen los sentimientos y sensaciones de los soldados allí destinados, el terror ante la proximidad de la muerte y sus experiencias humanas. Basada en hechos reales, los extras del film fueron los auténticos soldados de infantería que participaron en la campaña de Italia, aunque después serían destinados a luchar en Okinawa, muriendo la mayoría en combate. Igualmente, tampoco Ernie Pyle pudo ver terminado el film, porque cayó abatido por un francotirador japonés en una Isla del Pacífico. Aunque en un principio John Huston fue designado como director, lo cierto es que el trabajo de William A. Wellman es de impecable factura y soterrada emotividad. Era considerado el film favorito del general Eisenhower. Obtuvo cuatro nominaciones al Oscar: actor secundario para Robert Mitchum; guión de Leopold Atlas, Guy Endore y Philip Stevenson; canción “Linda”, de Ann Ronell; y banda sonora de Louis Applebaum y Ann Ronell.

10/10
30 segundos sobre Tokio

1944 | Thirty Seconds Over Tokyo

Inteligente cine de propaganda, rodado en plena Segunda Guerra Mundial. Basado en el libro de Robert Considine y el oficial del ejército Ted W. Lawson, fue convertido en guión cinematográfico por Dalton Trumbo, después defenestrado en las "listas negras" al ser acusado de comunista. El film se centra en la misión supersecreta del ejército estadounidense, que debe servir como respuesta al cobarde ataque japonés a Pearl Harbor. Durante una temporada los pilotos entrenarán con los Mitchell B-25, para poder lograr despegar en pistas de tan sólo 150 metros. Y es que, en efecto, su misión consistirá despegar de un portaviones cercano a la costa japonesa, para bombardear objetivos militares en Tokio y otras ciudades, todo un golpe al corazón de la moral nipona. Entre los protagonistas destacan Spencer Tracy, como el oficial Doolitle, y Van Johnson, cuyo personaje, el Lawson antes mencionado, llega a sufrir la amputación de una pierna. Rodeada de gran aceptación popular -es magnífico el retrato del enamorado matrimonio Lawson, que esperan un niño, una mirada a cómo afecta la guerra a los civiles-, logró un Oscar a los mejores efectos especiales (A. Arnold Gillespie, Donald Jahraus, Warren Newcombe y Douglas Shearer) y una nominación para la fotografía en blanco y negro de Robert Surtees y Harold Rosson. Y es que en efecto, las escenas de los ataques aéreos y en China son sobresalientes, y se utilizó en parte auténtico material documental.

6/10
Riders of the Deadline

1943 | Riders of the Deadline

William Boyd (II) se pasó más de 20 años de su vida (1935-1956) en la piel del vaquero Hopalong Cassidy, trabajando en numerosos seriales, películas y en una serie de televisión con su nombre. En el cine todos fueron westerns de bajo presupuesto pero que, al menos, servían para entretener a la audiencia. En esta ocasión la película tiene el aliciente de ver a un joven actor llamado Bob Mitchum –que luego alcanzaría fama como Robert Mitchum– en un breve papel. En esta nueva aventura, Cassidy debe demostrar la inocencia de un amigo suyo acusado de un crimen que no ha cometido, llegando a ser incluso arrestado acusado de complicidad con su compañero. No hay problema, porque todo se resolverá satisfactoriamente.

3/10

Últimos tráilers y vídeos