IMG-LOGO

Biografía

Isaac Vila

Isaac Vila

Isaac Vila

Filmografía
Bajocero

2020 | Bajocero

Invierno. Bajo cero. Noche cerrada. En mitad de una carretera despoblada, un furgón blindado es asaltado durante un traslado de presos. Alguien busca a uno de los presos y no parará hasta sacarlo. Su plan no tiene fisuras, no le importan las consecuencias, nada le va a detener. Pero Martín, el conductor del furgón, consigue atrincherarse dentro del cubículo blindado con los reclusos, convirtiéndose en su único obstáculo. Obligado a entenderse con sus enemigos naturales, Martín tratará de sobrevivir y cumplir con su deber en una larga noche de pesadilla que acabará haciendo que ponga en duda todos sus principios.

La influencia

2019 | La influencia

Alicia regresa a la casa de su madre, la posesiva Victoria, en coma profundo, que sobrevive porque está conectada a una máquina. Hasta ahora estaba bajo los cuidados de Sara, su otra hija, y de una enfermera que acude por las noches. La recién llegada está acompañada por su familia, compuesta por Mikel, su marido, y por la pequeña hija, Nora, que comienza a sentir una fascinación insana por la anciana enferma. Puesta de largo del catalán Denis Rovira van Boekholt, cuyos tres cortos anteriores, Ángel, Lazarus Taxon y El grifo han tenido una buena acogida en el circuito de festivales especializados. Él mismo ha coescrito el guión, con Daniel Rissech y Michel Gaztambide, ganador del Goya por No habrá paz para los malvados, que adapta una novela del británico Ramsey Campbell, al que curiosamente sólo se adapta en España, pues sus obras habían dado lugar hasta ahora únicamente a dos largometrajes patrios, Los sin nombre, de Jaume Balagueró, y El segundo nombre, de Paco Plaza. No le falta talento al emergente realizador, que aprovecha la iluminación natural grisácea de las localizaciones asturianas en las que ha rodado para componer una atmósfera sugerente. Consigue también un arranque prometedor, al centrarse en describir las relaciones familiares de los personajes, todo indica que pretende construir un film cocinado a fuego lento al estilo de Hereditary, con imágenes turbias que recuerdan al cine de Guillermo del Toro. Por desgracia, no consigue dar entidad a los personajes, pese a los esfuerzos del reparto, principalmente de la siempre admirable Manuela Vellés (Alicia), y Maggie Civantos (Sara), mientras que la niña, Claudia Placer, da la talla. Por el contrario, poco pueden hacer Emma Suárez (la madre) bajo una espesa capa de maquillaje, y el insulso Alain Hernández, en la piel de un marido que no tiene ninguna hondura. El desastre absoluto sobreviene cuando arranca el tercer acto, una sucesión de gritos, sustos para impresionar a adolescentes, y cuchilladas incoherentes que llegan a provocar carcajadas involuntarias; el film resulta únicamente recomendable para incondicionales del género.

4/10
El silencio del pantano

2019 | El silencio del pantano

Thriller español basado en la novela homónima de Juanjo Braulio. Se enmarca El silencio del pantano en ese tipo de filmes violentos y realistas, que muestran con aspereza las oscuridades humanas, un submundo asfixiante en donde la maldad adopta diversas formas: crimen organizado, corrupción a diversos niveles e incluso una simple y malsana arbitrariedad patológica. Tras las cámaras se sitúa Marc Vigil, que ha adquirido oficio gracias sobre todo a series televisivas como Águila roja o El ministerio del tiempo. Ofrece aquí un potente thriller criminal con cierto estilo, pero al que le falta una historia a la altura. Q es un exitoso escritor de novela negra, cuyo personaje emblemático es un asesino que actúa sin aparente motivo. Lo que no está claro es si Q escribe historias reales o ficticias, propias o ajenas. En su ultima novela el asesino protagonista se verá involucrado en los intereses del crimen organizado de la ciudad de Valencia, que implica a las autoridades a diferentes niveles. Una lástima. La impresión es desigual porque había medios para hacer algo grande y la cosa se queda a a medio camino. Narrativamente la película es poderosa, al estilo realista de thrillers como La isla mínima, violentos y contundentes, que denuncian la corrupción social y política, con seriedad y sin siglas. Pero, aunque se aprovecha de modo parecido el peso denso del ambiente natural –aquí el substrato de la podredumbre son las marismas de la albufera valenciana–, en este caso la diferencia es que no hay ningún lado humano éticamente aceptable y acaba pesando demasiado la ausencia absoluta de personajes atractivos, mínimamente ejemplares. Esa visión sesgada y sórdida de la sociedad es parte de la esencia de un film que, por otra parte, también acumula demasiados elementos en el guión y se excede con algunas escenas sumamente violentas, entre las cuales el inicial ataque a los negros es seguramente la más espeluznante. Quizá fieles al original literario los guionistas Sara Antuña y Carlos de Pando entregan una historia premeditadamente confusa, desconcertante en su juego de realidad y ficción, pero lo cierto es que esa elección acaba por descentrar mucho el interés de la trama. Entre el reparto, hay probablemente un error de casting al darle el papel de matriarca mafiosa a Carmina Barrios, que a pesar de su innegable carisma no resulta muy creíble, algo que sin embargo logra con creces su lugarteniente, un magnífico y pavoroso Nacho Fresneda en su rol de sanguinario sicario de los bajos fondos. También hace un trabajo eficaz Pedro Alonso en la piel del escritor impávido y sin escrúpulos.

4/10
Barcelona, la rosa de foc

2019 | Barcelona, la rosa de foc

Barcelona como nunca antes la has visto. La película nos introduce en los rincones más conocidos de la ciudad al mismo tiempo que nos descubre sus secretos en este espectacular documental. Rodado en plano secuencia, pretende capturar el espíritu y la personalidad de Barcelona mediante imágenes de la vida cotidiana de sus calles y de los eventos más importantes a lo largo de todo un año. Una historia coral de vidas cruzadas, pero con un protagonista indiscutible: la propia ciudad de Barcelona.

Todo por el juego

2018 | Todo por el juego | Serie TV

Mariano Hidalgo es un empresario que asume la presidencia del Club Deportivo Leonés, un equipo de segunda división abocado al descenso tras su enésima derrota consecutiva y la mala gestión en los despachos. Con el fútbol como telón de fondo, se desarrolla esta ficción de ocho capítulos que habla de luchas de poder, de ambición, de corrupción, de política y de los oscuros caminos que algunas personas escogen para alcanzar la cima.

Vivir sin permiso

2017 | Vivir sin permiso | Serie TV

El antiguo capo de la droga Nemo Bandeira se ha reconvertido en empresario de éxito del sector de las conservas. Cuando le diagnostica Alzhéimer buscará un sucesor para sustituirle al frente de sus negocios entre sus hijos. Su ahijado, el brillante abogado Mario Mendoza, entra en cólera, porque piensa que ha trabajado mucho y no merece ser excluido de la lucha de la lucha por la sucesión. Pondrá en marcha un plan para traicionar a Bandeira y hacerse con el poder. Serie española que pese a recrear el mundo del narcotráfico está muy alejada de Fariña, que a su vez seguía el modelo de Narcos, pues predominan los giros folletinescos propios de una saga familiar televisiva, al estilo de Dinastía. También tiene puntos en común con El Príncipe, del mismo creador, Aitor Gabilondo, sobre todo que repitan como protagonistas José Coronado y Álex González, pero también los excesos de iluminación, y de violencia, y algo de erotismo gratuito. Ambos actores realizan un trabajo notorio, al igual que el resto del reparto, pese a que se echa de menos el acento gallego, que sería propio de sus personajes. No ofrece nada novedoso, y acusa la extremada duración de sus capítulos, impensable en series que no sean españolas. Pero ofrece lo que promete, y logra enganchar desde la secuencia del cumpleaños del personaje central, que presenta las subtramas.

5/10
El pregón

2016 | El pregón

Dos hermanos formaron un dúo musical años atrás, Los Galácticos, pero se enfadaron y rompieron la relación. Ahora ambos sin están en blanca, uno separado con un niño, y el otro aparentando un éxito que no tiene. Cuando les llaman de su pueblo natal, para ser los pregoneros de las fiestas, surge la oportunidad de recomponer el trato. Comedia surgida seguramente al calor del éxito de Ocho apellidos vascos, más de un avispado productor se ha dado cuenta de que el público demanda películas sencillas que hagan reír un rato y olvidar los problemas cotidanos durante hora y media. Aquí se ha contado con un puñado de graciosos profesionales, Andreu Buenafuente, Berto Romero, Belén Cuesta y Jorge Sanz. Pero con razón se ha dicho que este género es casi el más difícil que se despacha en el cine, con el agravante de que luego es poco reconocido, en premios o elogios de la crítica. Pese a que en el guión están dos especialistas en la material de la reciente hornada del cine español, Diego San José y David Serrano, el desconocido director Dani de la Orden no da a la narración el timing requerido, de modo que pese a algún gag aislado divertido, abundan las parrafadas sin gracia y el dar vueltas y revueltas a las diferencias fraternales, todo de un modo bastante superficial. También resulta curioso constatar que seguramente el propósito de los responsables del film es hacer una película para todos los públicos, pero el rasero del buen gusto está tan bajo que hasta se pone en boca de una simpática niña la frase "se ha tirado a mi tía, se ha tirado a mi tía", mientras hace correr la noticia entre sus amiguitas. Las bromas en torno a la cofradía están como mínimo en el filo de la navagja, lo que está claro es que si la cosa tuviera que ver con el islam, habría sido eliminada del guión sin contemplaciones.

3/10
Villaviciosa de al lado

2016 | Villaviciosa de al lado

Los hombres de Villaviciosa de Al Lado se enteran de que han sido agraciados con el gordo de la lotería de Navidad. Pero todos han adquirido las participaciones en el Club Momentos, un prostíbulo regentado por La Mari. Como cada esposa afila las uñas, ante la posibilidad de que su marido haya podido ser uno de los clientes de tan dudoso local, el alcalde, el líder de la oposición, el frutero y otros vecinos se alían para trazar algún plan que les permita cobrar de forma discreta antes de que venza el plazo. Nacho G. Velilla inició su carrera en el campo televisivo con capítulos de telecomedias como 7 vidas y Aída, que cumplían sus objetivos –poco ambiciosos– de cara al público de este tipo de producciones. Por desgracia, cuando dio el salto al cine, sus largometrajes (Que se mueran los feos, Perdiendo el norte) ofrecían la sensación de ser más de lo mismo, pues prácticamente parecen haber sido creados como pilotos de series. Ahora, toca fondo con Villaviciosa de al lado, fallido intento de comedia coral que supone un insulto a la memoria de Luis García Berlanga, claro punto de referencia, aunque recuerda mucho más a españoladas de Mariano Ozores como Jenaro el de los 14. Una secuencia del film la define por completo, cuando el cineclub del pueblo proyecta Sucedió una noche, elegante comedia de Frank Capra, pero dos personajes descerebrados piden a gritos “más Torrentes y menos clásicos en blanco y negro”. Pues precisamente esta cinta gustará más a quienes disfruten con la saga dirigida y protagonizada por Santiago Segura que a los que busquen comedia sofisticada. Sobredosis de humor grueso basado en los eternos clichés sobre España, los curas, las prostitutas, los homosexuales, etc., al menos se le puede reconocer cierta voluntad de criticar a todos los sectores, ‘dándole cera’ también a una caricatura del típico militante de Podemos, con un correcto trabajo del actor Carlos Santos, que tras transformarse en Luis Roldán en El hombre de las mil caras, aquí aparece caracterizado de forma que recuerda a Pablo Iglesias con coleta de caballo. Es lo único que (relativamente) puede tener cierta gracia y frescura, en todo el interminable metraje.

2/10
Perdiendo el norte

2015 | Perdiendo el norte

Hugo, economista, y su amigo Braulio, científico, cuentan con una excelente formación universitaria, pero no consiguen trabajo en España. Inspirados por un emigrante que ha triunfado en Alemania, que aparece en un programa televisivo, deciden probar fortuna en Berlín, donde sobrevivir no será tan sencillo como creían. El aragonés Nacho G. Velilla escribe y dirige su tercer largometraje, que no se aporta mucho del sendero marcado por los otros dos, Que se mueran los feos y Fuera de carta. Este nuevo trabajo parece por momentos una revisión de Vente a Alemania, Pepe, de 1971, adaptada a los nuevos tiempos, en la que el gran José Sacristán, que aparece como secundario, tiene un personaje que casi podría ser el que encarnó en aquella, muchos años después. Perdiendo el norte aparenta buenas intenciones; en su arranque parece que quiere denunciar la complicada situación para los jóvenes universitarios sin perspectivas laborales, que se ven obligados a emigrar. Pero rápidamente queda claro que Velilla sólo pretende un divertimento menor, con un humor facilón y en muchos casos previsible o soez, que acaba resultando excesivamente superficial. No es un absoluto desastre gracias a la espontaneidad y dominio del género de los actores, todos ellos muy bien escogidos, desde los protagonistas (Yon González, Blanca Suárez y Javier Cámara) hasta los secundarios, donde repiten actores asociados a la filmografía del realizador, como el citado Cámara y Carmen Machi. Paradójicamente el único error de casting consiste en haber fichado al mencionado Sacristán, tan por encima del resto que hasta les deja en evidencia. Por sí solo eleva claramente a otro nivel las secuencias en las que aparece, que también introducen unas agradecibles notas dramáticas.

4/10
El ministerio del tiempo

2015 | El ministerio del tiempo | Serie TV

Original serie televisiva española sobre viajes en el tiempo, que tiene detrás a los creadores de Isabel, Javier y Pablo Olivares, no en balde ofrecen un simpático guiño asegurando que el ministerio del tiempo surgió durante su reinado. La trama parte de la idea de que en España, desde esa época, existe un ministerio que custodia diversas puertas que dan acceso a diversos momentos históricos; su misión es que la historia no cambie, pues si alguien la alterara, las consecuencias resultan imprevisibles. Para tal tarea cuenta con funcionarios de todos los tiempos, pero últimamente han creado un equipo de 3 miembros recién reclutados: Alonso de Entrerríos, soldado de los tercios de Flandes, que aporta la valentía física y el sentido del honor; Amelia Folcho, de finales del siglo XIX, y la primera mujer que estudia en las aulas de la Universidad de Barcelona; y Julián, enfermero del servicio de urgencias de Madrid en la actualidad, que perdió a su mujer en un accidente, con coraje algo alocado porque no tiene nada que perder. El primer caso en que deben trabajar implica a dos subalternos de Napoleón, que han venido al Madrid actual con idea de saber que pasó con las invasiones europeas de su jefe, y cambiar el pasado. Realmente, tras el visionado del primer episodio, hay que concluir que El ministerio del tiempo lo tiene todo para triunfar. Pues aúna diversos géneros con feliz fortuna, las aventuras, el fantástico, la intriga, el histórico e incluso la comedia, las bromas con las anacronismos, incluidos chistes sobre Alatriste, tienen su gracia. Los tres actores principales, Rodolfo Sancho, Aura Garrido y Nacho Fresneda, están muy en su papel, y los secundarios que dan vida a sus superiores, por ejemplo Cayetana Guillén Cuervo, dan el tipo. El arranque es bueno, y la clave es que se ofrezcan argumentos que permitan que la cosa crezca, junto a los casos que es de imaginar irán variando de capítulo en capítulo, de intentos de cambiar la historia.

6/10
Energía 3D

2011 | Energía 3D

Interesante incursión didáctica dirigida a los alumnos de colegios con el fin de mostrar toda la variedad de recursos energéticos que el planeta nos ofrece. La película, que mezcla ficción y explicaciones didácticas, es una una experiencia pionera en el audiovisual español, pues se trata de la primera herramienta pedagógica sobre la energía, íntegramente en 3D, que pretende llegar a la práctica totalidad de la población escolar.

4/10
Lo mejor de mí

2007 | Lo mejor de mí

Raquel y Juan son novios. Él se dedica profesionalmente al atletismo y ella acaba de encontrar un trabajo de locutora nocturna en una radio. Raquel ignora que Juan la engaña con una compañera de entrenamiento, y le propone que se vayan a vivir juntos. Juan acepta. Sin embargo, la vida de ambos sufre un vuelco cuando a él le diagnostican una grave hepatitis. Si no evoluciona favorablemente en un breve plazo, sólo salvará la vida con un transplante de hígado. Debut en la dirección de la catalana Roser Aguilar. La historia, escrita también por ella, es un drama tristón con una puesta en escena correcta pero poco agradecida, pues se localiza durante la mayor parte del metraje entre las paredes de un hospital. Hay una exploración acerca de lo que es realmente el amor, y de hasta dónde estamos dispuestos a arriesgar por él, pero el resultado no es del todo satisfactorio. Juan Sanz (La vida mancha) hace un buen trabajo, aunque la que brilla más es Marian Álvarez, cuya interpretación va de menos a más, como si salvados los primeros minutos de desconcierto hubiera ido creyéndose más y más la vida y los sentimientos que invaden a su personaje.

4/10

Últimos tráilers y vídeos