saltar al contenido principal

Biografía

James Dean

19/12/2002
(Marion, Indiana, EE.UU., 08/02/1931; † Cholame, California, EE.UU., 30/09/1955)
Espíritu de los 50
James Dean

Icono. Leyenda. Mito. Tres películas fueron suficientes para fraguar su inmortalidad.

¿Pero qué tenía este chico de aires tímidos, gesto reconcentrado y mirada triste para que a la vuelta de cincuenta años siga llenando portadas de revistas o carpetas de adolescentes? Quizá no era Bogart, ni Brando, pero le bastó encarnar a la perfección las obsesiones, incomprensiones y rebeldías de toda una generación para granjearse el favor del público. Ya se sabe que el carácter contestatario ha sido siempre un imán para las conciencias, sobre todo si viven adormecidas en la rutina de una vida plana. Y el talento de James Dean llegó en el momento justo, él fue el Elvis de la interpretación, el Warhol de la pantalla, el Che Guevara del cine. Y aunque su luz se extinguió pronto, también su claridad fue deslumbrante.

James Byron Dean nació el 8 de febrero de 1931 en Marion, Indiana. A los pocos años se trasladó a Los Angeles, pero a la muerte de su madre –cuando él contaba 9 años– volvió de nuevo a Indiana, donde vivió en la granja de sus tíos. Pronto, sin embargo, regresó a California para estudiar interpretación en UCLA. Allí trabajó en anuncios, series televisivas y obras de teatro en Broadway. Y aprovechando su estancia en Nueva York completó su formación en el prestigioso Actors Studio.

Comenzó en el cine con trabajos insignificantes –¡Vaya para de marinos! (1951), Un conflicto en cada esquina (1953)–, pero el "alma mater" del Actors Studio, Elia Kazan, ya le había echado el ojo. El director de origen armenio le ofreció su primer gran papel en Al este del Edén (1955), basada en una magnífica obra de John Steinbeck. Antes del estreno de la película ya se hablaba de un nuevo fenómeno llegado del Actors Studio. El trabajo de Jimmy impactó de tal modo que fue nominado al Oscar al mejor actor. Antes de acabar el año confirmó su talento con Rebelde sin causa (1955), sobre la historia trágica de un joven desubicado e incorformista. Su atractivo era incontestable y desde aquel film, el espíritu 'outsider' y romántico de la juventud (qué adecuado resultaba su segundo nombre, Byron) quedó para siempre definido en su persona. Pero estaba escrito… El 30 de septiembre de 1955 James Dean se estrelló con su Porsche Spider y murió en el acto. Tenía 24 años. Antes había hecho testamento con su última película Gigante (1956), por la que logró otra nominación al Oscar, esta vez póstuma. Elizabeth Taylor, compañera de reparto en el film, dijo de él: “Todo el que estuvo en contacto con Jimmy se dio cuenta de que su vida no sería igual otra vez. Sólo Dios sabe de dónde viene un espíritu como ése, que ilumina nuestras vidas como una estrella fugaz”. En poco más de un año, James Dean había marcado una época –“sin él los Beatles nunca habrían existido”, llegó a decir Lennon–, y había hollado para su público el difícil y tortuoso camino hacia la madurez. La actriz Pier Angeli fue su gran amor, pero un amor trágico. Nunca se casaron y Angeli se suicidaría en 1971 tras dejar una nota donde decía que jamás le había podido olvidar.

Trabajos destacados

Filmografía

Intérprete

Intérprete (3 títulos)
1956 | Giant
estrella
7
1955 | Rebel Without a Cause
estrella
7
1955 | East of Eden
estrella
8

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE