IMG-LOGO

Biografía

Jeffrey L. Kimball

Jeffrey L. Kimball

Jeffrey L. Kimball

Filmografía
La sombra de la traición

2011 | The Double

Michael Brandt tiene en su haber diversos títulos como guionista, entre ellos Wanted (Se busca) y el brillante western El tren de las 3:10, en los que tenía como socio creativo a Derek Haas. Ambos han vuelto a unirse para escribir el libreto de La sombra de la traición, que dirige el primero, debutante en estas lides. Un senador estadounidense ha sido brutalmente asesinado según el modo de operar de Cassius, espía soviético al que dio por muerto años atrás Paul Shepherdson, agente de la CIA solitario que se ha pasado la mitad de su vida persiguiéndole. Su antiguo supervisor le recluta de nuevo para que investigue el asunto, formando pareja con Ben Geary, joven agente del FBI y feliz padre de familia, que escribió una tesis académica sobre Cassius. Poco esfuerzo se ha realizado para apartarse de los cánones del thriller en su modalidad del juego del gato y el ratón. Brandt sucumbe a la moderna tendencia de abusar de los giros más o menos inesperados, que cambian por completo la cinta, aunque esto vaya en detrimento de la verosimilitud. Al margen de un pequeño alegato pro familiar, acaba resultando ligero en exceso. La sombra de la traición se apoya en un trabajo actoral de Richard Gere lo suficientemente eficaz, pero que dista mucho de ser brillante, como si al actor le importara salvaguardar su profesionalidad, pero no se hubiera calentado la cabeza mucho para crear un personaje único. Se sitúa a un nivel un poco inferior el trabajo de Topher Grace, que pinta un personaje opuesto -joven, más teórico que experimentado, con una familia perfecta frente a la soledad de su compañero-. Aparece en un papel breve el experimentado Martin Sheen, ideal para interpretar a un jefe con autoridad. El resultado final es que Brand salva los muebles, si no se espera algo excesivamente novedoso.

4/10
Los mercenarios

2010 | The Expendables

Barney y su equipo de mercenarios es reclutado para acabar con el tirano al frente de un país sudamericano. La misión resulta más enredada de lo que parece, por los tejemanejes de la CIA, la traición de un amigo y el sincero patriotismo de Sandra, la hija del dictador. De modo que por una vez el grupo actuará por ideales y no vendiendo el alma por dinero. Sylvester Stallone coescribe, dirige y protagoniza una cinta de acción sin demasiadas pretensiones, cuyo "alto concepto" consiste en reunir a tantos actores identificados con el cine de acción como sea posible. Y allí acuden a la cita además del propio Stallone Jet Li, Jason Statham, Dolph Lundgren, Bruce Willis, Mickey Rourke, Arnold Schwarzenegger... De los "imprescindibles" sólo han dejado de participar Jean-Claude Van Damme, Steven Seagal. Vin Diesel y Jackie Chan, ellos se lo pierden. La trama es lo de menos, lo importante es la adrenalina, muchas explosiones, coreografías de acción, torturas... Y los inevitables diálogos "solemnes", un poquito autoparódicos, cantando la lealtad al compañero y tal, o prometiendo al villano de turno darle su merecido. En tal sentido sólo una escena para Mickey Rourke, dentro de lo previsible, invita al actor a esforzarse en su interpretación. La verdad es que cabía esperar un poco de más de Stallone, pero es lo que hay.

4/10
Dos canguros muy maduros

2009 | Old Dogs

John Travolta repite a las órdenes de Walt Becker, que le dirigió en Cerdos salvajes, en otra comedia disparatada con muecas exageradas, muy en la línea, aunque tiene un tono mucho más familiar. Ésta cuenta con el tirón de que Travolta está emparejado por otro peso pesado del cine reciente, Robin Williams, y que le acompañan en el reparto su esposa, Kelly Preston y su hija, Ella Bleu Travolta. Charlie y Dan son dos maduros sin pareja, que viven despreocupadamente. Charlie es un solterón con dotes para la seducción, y Dan está divorciado. Mientras preparan un importante negocio con una empresa japonesa se presenta una antigua conquista ocasional de Dan, que le confiesa que como consecuencia de su relación dio  a luz a dos mellizos que ahora tienen 6 años. Como ella tiene que ausentarse una temporada, Dan acepta cuidar mientras tanto de los niños. El viejo esquema de solterones a los que se les viene el mundo encima cuando tienen que cuidar niños ha sido sobreexplotado por Disney en comedias amables como Papá por sorpresa y Un canguro superduro. Esta cinta es más de lo mismo. Podría funcionar, pero todo resulta exagerado y excesivo. Sólo tiene a su favor la gracia natural de sus dos protagonistas y poco más. Eso sí, al menos se agradece que tanto Travolta como Williams están dispuestos a bromear sobre los efectos de la edad, que se empiezan a notar, incluso en dos actores como ellos, que parecían a prueba de envejecimiento.

4/10
Como en casa en ningún sitio

2008 | Four Christmases

Película navideña supuestamente transgresora y novedosa, aunque lo cierto es que ni lo uno ni lo otro. Sigue a Brad y Kate, una pareja con alergia al compromiso, que se ha fabricado una “felicidad” completamente artificial, consistente en ir sólo a lo suyo. Piedra clave de su organizada vida es eludir en Navidad las reuniones familiares. Este año piensan irse a las islas Fidji... pero hete aquí que una espesa niebla obliga a cancelar su vuelo, y una inoportuna entrevista en la televisión nacional permite que sus familias sepan que van a estar en casa; luego pueden ir a pasarlas con ellos. Lo que obliga a cuatro reuniones familiares (las cuatro navidades del título original), pues tanto los padres de Brad como los de Kate están divorciados. Los encuentros hacen que uno y otra descubran inesperados secretos no contados por vergüenza; y les harán replantearse su idea del amor, la familia y la felicidad. En Una Navidad de locos, basada en un texto de Grisham, ya se planteaba la idea argumental de “pasar” de la Navidad. Aquí se repite la idea, con resultados desiguales, falta el ‘timing’ necesario en una comedia de no parar quieto un momento, se nota que el director Seth Gordon es un novato; por no hablar de un desenlace bastante torpe y facilón. Hay momentos graciosos, como la intervención en un Nacimiento viviente, pero también otros agotadores, como los perpetrados por los pelmas hermanos de Brad, o simplemente zafios, como el “ocurrente” arranque del film. La pareja protagonista es la mar de solvente, y resulta ingeniosa la idea de enfrentar al grandullón de Vince Vaughn con la canija de Reese Witherspoon. Y siempre resulta grato en ver a actores de la talla de Robert Duvall, Sissy Spacek y Jon Voight, aunque entristezca el poco partido que se les saca, especialmente a Spacek.

4/10
El viaje de nuestra vida

2006 | Bonneville

Arvilla, Margene y Ca­rol son tres amigas íntimas que viven en el pueblo de Pocatello, en Idaho, y acaban de sobrepasar de una edad crítica: los 50 años. La primera acaba de perder a su marido, la segunda está felizmente casada y la tercera es viuda y un poco bala perdida. Arvilla está pasando por momentos muy duros, pues a la muerte de su marido tiene que añadir un golpe más. Su hijastra –que vive muy lejos de allí, en California– le "obliga" a darle las cenizas de su padre, pues de lo contrario se quedará con su casa de Idaho; lo malo es que Arvilla le hizo una promesa a su esposo: esparcir sus cenizas por unos lugares concretos de Estados Unidos. Las tres amigas planearán entonces realizar un audaz viaje en el precioso Bonnevile descapotable del difunto, un periplo que les llevará a cruzar varios estados a lo largo de un amplio territorio del oeste americano. La idea es llegar a tiempo al funeral y entregar las cenizas. No hay que ser muy ducho en la materia para darse cuenta de que estamos ante una película sencilla, previsible y bien intencionada. El gran atractivo del film es su estelar trío de actrices, unas espléndidas Jessica Lange y Joan Allen, y una más talludita Kathy Bates. En clave de simpática y amable 'road movie', que por su trama recuerda algo a Thelma y Louise, asistimos al crecimiento de la amistad entre las tres mujeres, a pesar de sus diferencias. El film es idílico en cuanto a los paisajes y los temas musicales, y tierno a la hora de pintar los sentimientos de los personajes. Y hay escogidos momentos pa­ra el humor y el drama.

6/10
Camino a la gloria (2006)

2006 | Glory Road

Una de esas películas de hazañas deportivas a las que tan aficionados son en Estados Unidos, y hacen bien, pues el esfuerzo para alcanzar un ideal, ennoblece, qué duda cabe. Y si no, que pregunten a los aficionados al basket, después de que España se haya proclamado campeona del mundo en 2006. La historia transcurre en 1966, cuando el entrenador de baloncesto Don Haskins hizo historia con su equipo Texas Western Miners, compuesto por jóvenes de baja extracción social, blancos y negros, que se codearon con los grandes. Así hasta enfrentarse en la gran final del campeonato nacional, contra el potente equipo de Kentucky. Josh Lucas da vida con convicción al carismático Haskins, y el auténtico personaje hace un breve cameo, como no podía ser menos en un film sobre su proeza en la cancha. Alguna mente enciclopédica afirma que falta algo de precisión en la descripción de los hechos reales –el entrenador reclutó a su equipo en cuatro años, y no en uno como parece desprenderse del film–, pero cambios como éste, no cambian demasiado el resultado final. Tampoco lo hace el mostrar el partido decisivo con un poquillo más de la emoción de la que hubo en la realidad. Pues la idea es mostrar el espíritu de superación de los jugadores, y tal objetivo se logra sobradamente.

4/10
Be Cool

2005 | Be Cool

Cómo conquistar Hollywood, adaptación de una novela de Elmore Leonard, era una divertida película sobre un gángster cinéfilo, que debía cobrar la deuda de un productor. Diez años después vuelve Chili Palmer (John Travolta ‘again’), que ahora desea producir un disco a la desconocida Linda Moon, en parte como favor a la viuda de un amigo recién asesinado. Y es que nuestro matón tiene un corazón de oro. El esquema es semejante al original, jugando al contraste entre un Palmer medianamente decente, y las discográficas, cuyos métodos poco deben envidiar a las mafias, una de negros y otra rusa. Pero los afilados diálogos, tipo Quentin Tarantino (después de todo, éste adaptó a Leonard en Jackie Brown), resultan inferiores, y quizá por eso la zafiedad resalta más. Mientras que los guiños sensuales a los filmes de bailoteo de Travolta, o a Pulp Fiction (allí compartieron pantalla el actor y Uma Thurman), constituyen un recurso facilón. Más irónicas e ingeniosas son en cambio las bromas sobre las secuelas, o incorporar números musicales para vender discos de Aerosmith, con un Steve Tyler haciendo de sí mismo. Dirige el film, F. Gary Gray, responsable de la agilísima The Italian Job.

5/10
Golpe en Hawai

2004 | The Big Bounce

La vida es una playa para Jack Ryan (Owen Wilson). El surfista holgazán y mezquino ladrón está jugando su baza en la competición de surf cuando aparecen las impresionantes curvas: una esbelta belleza con un plan muy simple que, según ella, se convertirá en un gran golpe. Todo lo que Jack tiene que hacer es entrar en una casa, siendo pobre y saldrá rico de ella.

Paycheck

2003 | Paycheck

Jennings es un ingeniero informático excepcional: con un talento innato, puede descifrar los programas más complicados y mejor protegidos. Tal habilidad la usan empresarios sin escrúpulos para robar tecnología: le contratan para realizar el trabajo, y luego, de acuerdo con él, le borran la memoria para evitar que en el futuro pueda convertirse en testigo incómodo. Pero en el último encargo, ha pasado algo raro. Cuando Jennings va a cobrar sus honorarios, descubre que ha renunciado a ellos a cambio de una bolsa que contiene una serie de objetos aparentemente inútiles. En realidad, son las piezas de un puzzle, que deberían ayudarle a recordar lo que nunca debiera haber olvidado. Las lenguas malévolas aseguran que el director formado en Hong Kong John Woo, al venirse a trabajar a Estados Unidos en títulos como Blanco humano, Cara a cara, Misión imposible II, Windtalkers…, olvidó parte de su talento en Oriente. ¿Serán envidiosos? Especializado en un cine de acción con coreografías inconfundibles, Woo adapta en esta ocasión un relato corto del novelista de ciencia ficción Philip K. Dick, con un atractivo punto de partida. La historia le permite desplegar todo su católogo de imaginería visual, sobre todo en las escenas de persecuciones. Asume el protagonismo absoluto Ben Affleck, mientras que a Uma Thurman le toca esta vez ser mera comparsa.

5/10
Star Trek: Némesis

2002 | Star Trek: Nemesis

Al mando de la nave Enterprise, el capitán Picard se dispone a cumplir una importante misión diplomática, cuyo objetivo es negociar la paz con los Romulanos. Al llegar al planeta de estos alienígenas, Picard es recibido por su líder, el pretor Shinzon. Inexplicablemente, Shinzon es una réplica más joven del propio Picard, que quiere conocer a su antecesor. Pero pronto, Picard se da cuenta de que Shinzon les ha llevado allí para utilizarles en la guerra contra la federación. Star Trek sigue teniendo tantos seguidores que ésta es ya la décima entrega cinematográfica, cuarta desde que los personajes de La nueva generación sustituyeran a la tripulación original. En realidad, ya no tiene nada de nueva, pues hace quince años que los personajes aparecieron por primera vez en su propia serie televisiva. El nuevo episodio refleja continuamente la madurez de los personajes, lo que se nota sobre todo en el inicialmente inexperto oficial William Riker. Al principio del film, Riker se ha convertido ya en un veterano capaz de tomar el mando de su propia nave, y contrae matrimonio con otro de los personajes habituales, Deanna Troi, consejera de la nave.

5/10
Windtalkers

2002 | Windtalkers

II Guerra Mundial. El ejército americano ha desarrollado un código de radio indescifrable, basado en la lengua de los indios navajos. Los soldados de esta etnia son clave en las operaciones del Pacífico. Hasta el punto de que cada soldado navajo en línea de fuego tiene asignado un compañero, cuya misión es “proteger el código”. Es decir, impedir que los hombres a su cargo caigan en manos de los japoneses. El film cuenta la historia de dos indios y los soldados que les protegen. John Woo añade otra muesca a su etapa americana, compuesta además por Broken Arrow (Alerta nuclear), Cara a cara (1997) y Misión imposible II. El director de Hong Kong filma la guerra. Y describe el choque de culturas entre los nativoamericanos y “el hombre blanco”. Un choque mayor cuando a las diferencias de "background" se añade una razón por la que conviene no estrechar demasiados los lazos de amistad entre protector y protegido: “proteger el código” podría significar quitar la vida al protegido; y quizá se dudaría a la hora de apretar el gatillo. Woo logra un film vibrante, donde plantea la tortura que supone a los protectores su dilema moral. Y presta especial atención a los elementos visuales en las escenas bélicas, perfectas, y a los ralentíes, humo, cruces… su personalísima marca de fábrica. Aunque no faltan los momentos de violencia, obtiene imágenes de subyugante belleza.

6/10
Misión imposible II

2000 | Mission: Impossible II

Acción a raudales... y algo más. La peli no puede empezar de modo más espectacular: una impactante escena en un avión, seguida de una espectacular escalada de Ethan Hunt-Tom Cruise por las montañas donde "veranea". Tras esto, el director de Hong Kong John Woo sigue un camino inesperado. Ethan Hunt tiene que ocuparse de una nueva misión imposible, y para llevarla a cabo debe apoyarse en la bella Nyah, una ladrona profesional. Trasladada la acción a una Sevilla delirante –ahí conviven procesiones y fallas en explosivo y esperpéntico cóctel–, Woo se presta a contarnos una historia romántica. Como película de acción e intriga, hay que decir que el estilo Woo es muy diferente al estilo De Palma. Éste componía en Misión imposible una historia basada en la capacidad de sorprender. También con la referencia de Hitchcock en mente. El director oriental es más pesadito, y aunque se esfuerza en componer secuencias de genuino suspense –la carrera de caballos, la entrada en el edificio superinteligente estilo Matrix, la entrada en la guarida supersecreta con el subsiguiente encuentro con "los malos"–, se advierte que no es ése su punto fuerte. ¿Y cuál es el punto fuerte de Woo? Pues ya se sabe, su particular estética de la violencia, con ballets aéreos en que los personajes se sacuden de lo lindo, ya sea con puños o pies, o con el vehículo que se tercie. En este sentido Woo ha reservado la traca fuerte para el final: una espectacular persecución de motos, con duelo entre héroe y villano, primero montados en sus respectivos vehículos, y luego cuerpo a cuerpo, en la arena de la playa. Flipante.

4/10
Stigmata

1999 | Stigmata

Una joven que no cree en Dios tiene en el cuerpo los estigmas de la Pasión de Cristo. La causa es un rosario que estuvo cerca de una estatua que lloraba lágrimas de sangre. Un sacerdote investiga el caso y empieza a descubrir la terrible presencia del demonio, a pesar de las trabas que la burocracia vaticana pone a sus indagaciones. Como la chica es bastante atractiva, el cura termina rendido a sus encantos. Película que podríamos denominar de “fantasía religiosa”. El director, el poco conocido Rupert Wainwright, se apoya en una trama inventada, que especula sobre la existencia de un misterioso evangelio perdido, que pondría en peligro la continuidad de la Iglesia, la institución, dicho sea de paso, más antigua del mundo. En el reparto destacan Patricia Arquette como la chica estigmatizada y Gabriel Byrne como sacerdote investigador.

5/10
Juegos salvajes

1998 | Wild Things

Kelly es una guapa estudiante dispuesta a seducir a su "mono" profesor, que tiene justa fama de mujeriego. Una vez conseguido, decide acusarle de violación. No es la única, pues otra chica guapa, Suzie, hace una denuncia semejante. Entran entonces en escena una pareja de detectives y un abogado. La cosa se enreda y se enreda y... John McNaughton se hizo un nombre con Henry, retrato de un asesino, la brutal descripción de las andanzas de un asesino en serie. Ahora se mete de lleno en un thriller, de más posibilidades comerciales: intriga, morbo, actores jóvenes y atractivos (con las cada vez más en alza Neve Campbell y Denise Richards). La sorpresa está garantizada, con tanta vuelta y revuelta que da la historia.

4/10
El especialista

1994 | The Specialist

Un experto en explosivos, interpretado por Sylvester Stallone, y una exuberante belleza con ganas de aventuras, interpretada por Sharon Stone, se enfrentan a un trío de temibles e implacables asesinos. Unos ingredientes que se mezclan bajo el sofocante calor de Miami. La reunión de estas dos estrellas, que pueden pasar por la bella y la bestia, es el máximo atractivo de esta película. Acción a raudales y mucho suspense, en una trama en la que los personajes deben enfrentarse a terribles peligros. Detrás de su instinto de supervivencia, se esconden otras pasiones, que van desde el amor hasta la irreprimible obsesión por la venganza.

4/10
Amor a quemarropa

1993 | True Romance

Clarence es un joven solitario que, como regalo de cumpleaños, tiene una noche pasional con una joven prostituta llamada Alabama. Los dos se enamoran y deciden pasar el resto de su vida juntos. Pero los problemas no tardan en llegar cuando aparece Drexl, el anterior protector de la chica, al cual le han robado un maletín lleno de cocaína. Los jóvenes ven aquí la oportunidad de vender la droga y empezar una nueva vida. Comienza entonces una persecución atroz por la policía y la mafia, en medio de una espiral de mentiras, violencia y muerte de la que será difícil salir. La puesta en escena es trepidante y toda la película está plagada de rostros conocidos. El guión y el tono sórdido-humorístico del film lleva claramente escrito el nombre de Quentin Tarantino, lo cual pesa mucho más que el hecho de que esté dirigido con soltura por Tony Scott (Spy Game). La película es romántica y violenta, con momentos muy logrados. Se llevan la palma las escenas del diálogo entre Walken y Hopper, y la de la ensalada de tiros, sangre y muerte en la habitación del hotel.

6/10
La pequeña pícara

1991 | Curly Sue

Bill es un vagabundo sin oficio ni beneficio que cuida de una niña llamada Curly Sue desde que era un bebé. Ambos han estado siempre juntos y sobreviven a base de picaresca y de las migajas que la vida les va dejando. Un día, la casualidad hace que conozcan a Grey, una guapa abogada soltera que les ofrece alojamiento y comida en su piso hasta que Bill encuentre un trabajo. Tierna película protagonizada por un caradura James Belushi (Superagente K-911), donde el humor y el toque melodramático están presentes a lo largo de la cinta. Destaca el mensaje general de la importancia de pertenecer a alguien y tener una familia. Simpática y emotiva.

5/10
Revenge

1990 | Revenge

Un piloto norteamericano se licencia y decide pasar una temporada de vacaciones en Puerto Vallarta, en la casa de un viejo amigo suyo mafioso, que le debe un favor ya que le salvó la vida. Sin embargo, no puede evitar enamorarse de la esposa de su amigo, con la que mantendrá un apasionado idilio a pesar de la amistad que le une con su marido. Cuando éste les descubre iniciará una terrible venganza. Un excelente reparto protagoniza este famoso título del realizador Tony Scott (Días de trueno). Entre todos ellos destaca el veterano Anthony Quinn, pero el joven Kevin Costner se consolidó como uno de los actores más reputados de Hollywood, al tiempo que Madeleine Stowe se convirtió en el gran descubrimiento de la temporada.

4/10
La escalera de Jacob

1990 | Jacob's Ladder

Un veterano de la guerra de Vietnam tiene recurrentes pesadillas relacionadas con su primer matrimonio y su experiencia bélica. Adrian Lyne se mueve como pez en  el agua al recrear los psicodélicos sueños.

6/10
Top Gun. Ídolos del aire

1986 | Top Gun

Estados Unidos, década de los 80. Top Gun es el nombre de la más prestigiosa academia para pilotos de aviones estadounidense. Es muy difícil ser seleccionado para el entrenamiento en Top Gun, y mucho más superar las complicadas pruebas para ser un piloto de primera. Maverick Mitchell (Tom Cruise) es un joven y decidido piloto, cuyo único objetivo es ser el mejor. Maverick es orgulloso y testarudo, y no se deja amilanar por la competencia de sus compañeros, aunque estos le hagan la vida imposible. Allí conoce a una bella instructora, interpretada por Kelly McGillis, que le hará recuperar la confianza en los peores momentos. Esta conocida película lanzó al estrellato al joven Tom Cruise, y puso de moda su estética de cazadora de cuero y gafas oscuras. Se trata de una inteligente combinación entre la emoción de un joven dispuesto a superar todos los retos, y una atractiva estética. La guinda la pone una cuidada banda sonora, cuya canción original "Take My Breath Away" ganó el Oscar. Las abundantes escenas en el aire, con las trepidantes maniobras de los aviones, son muy espectaculares. El reparto es fantástico.

6/10

Últimos tráilers y vídeos