IMG-LOGO

Biografía

Jim Denault

Jim Denault

Jim Denault

Filmografía
The Looming Tower

2018 | The Looming Tower | Serie TV

Miniserie basada en el libro de Lawrence Wright, que muestra la hoja de ruta que siguió Osama Bin Laden hasta llegar a los trágicos atentados del 11 de septiembre de 2001. Vertebrada a través de la Comisión de Investigación del Senado de 2004, para saber cómo pudieron llegar a ocurrir los hechos, presenta desde su arranque la rivalidad entre agencias, especialmente la CIA y el FBI, que teóricamente deben compartir información, pero que para salvaguardar su independencia, y también por celos y rivalidad, no cumplen con lo previsto, uno de los motivos de que se pillara a Estados Unidos con la guardia bajada en los ataques terroristas, empezando por el terrible sufrido por su embajada en Nairobi (Kenia) en 1998. En esta falta de cooperación se pone el acento sobre todo en la CIA, que no entregó información solicitada por el FBI. Figuran acreditados como cocreadores Alex Gibney –célebre por sus documentales sobre temas controvertidos como el escándalo Enron, el dopaje de Lance Armstrong, WikiLeaks, o los casos de sacerdotes pederastas– y Dan Futterman –guionista nominado al Oscar por Truman Capote–, experto en partir de casos reales, que conceden a su narración un tono atravesado de verismo, aunque en este caso se trate de una dramatización con actores; eso sí, en bastantes pasajes se recurre a metraje auténtico. La serie se sigue con interés, pues hay un enorme esfuerzo de producción, y se aporta mucha información, entregada ordenadamente. Recuerda a esfuerzos recientes en esta línea con Manhunt: Unabomber –el criminal que enviaba bombas por correo postal– y Show Me A Hero –corrupción política en Yonkers–. Quizá pesa al principio que los abundantes datos de la complicada trama ahoguen el lado humano de los personajes, aunque se trata de dibujarlos adecuadamente, por ejemplo a John O’Neill, agente del FBI experto en Bin Laden, y de vida familiar desarreglada, que confía en un agente de origen libanés, Ali Soufan, para recabar información en árabe. Jeff Daniels y Tahar Rahim son los actores que se encargan de insuflarles vida, y están muy bien, igual que el resto del acertado reparto. Uno de los aspectos de interés que incluye la trama es la fe de los personajes, O'Neill es católico al que la Biblia ayuda, aunque no sea muy coherente en ciertos aspectos personales de su vida, sí le ayuda en momentos de zozobra y en la búsqueda de la verdad. Mientras que Ali ofrece el rostro humano del islam, frente a las interpretaciones torcidas que guían a los sicarios de Al-Qaeda, que ni siquiera han leído el Corán. También se aborda lo complicado que es conciliar el trabajo en las agencias de seguridad con una vida familiar normal. Choca la insistencia y explicitud de las escenas de sexo, algo que no viene a cuento.

6/10
Mi gran boda griega 2

2016 | My Big Fat Greek Wedding 2

En 2002, la entonces desconocida Nia Vardalos tuvo un éxito extraordinario cuando protagonizó Mi gran boda griega, comedia romántica interpretada y escrita por ella, que sacaba jugoso partido al modo de vida y a la mentalidad de una familia griega inmigrante en Estados Unidos. Tanto predicamento tuvo que fue nominada al Oscar al mejor guión. Catorce años después Vardalos intenta repetir éxito recuperando a la misma familia y entregando un film cortado por el mismo patrón. Toula Portokalos es ahora madre de una guapa jovencita de diecisiete años, Paris, (buen trabajo de Elena Kampouris), que está a punto de entrar en la universidad. Y fiel al modo de comportarse familiar atosiga a su hija, que sueña con estudiar lejos de casa y de unos familiares que confunden la compañía con la asfixia. Así, el abuelo Gus –que mantiene que es descendiente directo de Alejandro Magno– está empeñado en que la jovencita encuentre a un griego con quien casarse. Pero, cosas de la vida, quien va a pensar en matrimonio va a ser él cuando salga a la luz que no llegó a casarse con su adorada Maria. De modo, que si quiere recuperar su vida conyugal deberá pedir la mano de “su mujer” y llevarla hasta el altar. Ni que decir tiene que todos sus familiares estarán encantados con la propuesta. Ha pasado el tiempo pero no ha cambiado gran cosa en el tono disparatado y las rarezas de la peculiarísima familia Portokalos. Los gags de Mi gran boda griega 2 siguen teniendo mucho que ver con las obsesiones “helénicas”, las tradiciones y la estrechez entre los miembros de la familia. Los personajes son de lo más variopintos, con algunos especialmente extremos como el padre (Michael Constantine), machista empedernido pero calzonazos de corazón; la tía Voula (Andrea Martin), un terremoto siempre organizando la vida de los demás y tendente a dar su toque picantillo a la vida; los hermanos Nick (Louis Mandylor) y Angelo (Joey Fatone), simplones caraduras… Y por supuesto Toula (Nia Vardalos), una mujer que no puede escapar de su idiosincrasia griega aunque alucina continuamente del comportamiento de su propia familia. Además, ha dedicado tanto tiempo a ser madre que se ha olvidado de que es la esposa de Ian (John Corbett)... Todos ellos se hacen cercanos, entrañables, y los momentos divertidos son numerosos, mientras que el director Kirk Jones (La niñera mágica) logra imprimir el ritmo adecuado para que la cosa no se agoste. Sin embargo, es inevitable que el conjunto ya no suene a original y la frescura que generaba la historia de antaño funciona únicamente en ocasiones contadas. El resultado queda así como una comedia menor, aunque se vea con agrado.

4/10
All the Way

2016 | All the Way

Un acercamiento a la figura de Lyndon B. Johnson, que accedió a la presidencia de Estados Unidos en circunstancias traumáticas, al ser asesinado John Fitzgerald Kennedy en Dallas cuando él era vicepresidente. El film arranca precisamente con el magnicidio, presentado brevemente con trazos impresionistas, para luego centrarse en la etapa presidencial de Johnson que le conduce a renovar en el cargo, esta vez sí, por mandato en las urnas. Entre los retos que afronta se presta especial atención a la cuestión racial, donde Johnson, procedente de un estado sureño, sufre muchas presiones de todo el espectro político y social, incluidos los movimientos pro derechos civiles, con papel esencial de Martin Luther King, y los senadores que no quieren ceder en cuestiones como la del voto negro. El presidente se considera no sólo heredero de Kennedy en la nueva legislación al respecto, sino que moralmente considera lo correcto cambiar las cosas, el problema es el cómo, pues necesita apoyos políticos para la reelección. Jay Roach, que fue abandonando las comedias que le habían popularizado para especializarse en películas de corte político –Recuento, Game Change–, vuelve a contar con Bryan Cranston –Trumbo– para reincidir en el subgénero y reivindicar la figura de un político al que tocaba estar inevitablemente a la sombra del carismático JFK. Cranston atrapa su poderosa personalidad, de alguien que podía aparentar poca sensibilidad y cierta tosquedad de modales, pero que supo moverse en las movedizas arenas de la política para sacar adelante sus proyectos. Está bien arropado por secundarios como Melissa Leo, que da vida a Ladybird, su esposa, Frank Langella, que encarna al senador sureño que fue para él una suerte de mentor y al que le toca ver cómo emprende el vuelo su pupilo, Anthony Mackie como un Martin Luther King que también tiene que vadearse en las aguas politiqueras, etcétera. La narración, de corte clásico, es eficaz, y sabe aglutinar, dentro de las limitaciones de dos horas de metraje, múltiples episodios y cuestiones políticas de la época, como la guerra de Vietnam, el asesinato de tres activistas pro derechos civiles, la actuación en la sombra del topoderoso director del FBI J. Edgar Hoover...

6/10
Malas madres

2016 | Bad Moms

Amy Mitchell trata de conciliar su trabajo con el cuidado de sus hijos, sin demasiada ayuda por parte de su marido, al que para más inri sorprende manteniendo una relación online con otra mujer, a través de internet. Entabla amistad con Carla y Kiki, otras dos madres agobiadas. El trío decide liberarse y dejar de lado sus responsabilidades, lo que las enfrentará a Gwendolyn, que en el colegio local ejerce como presidenta de la Asociación de Padres de Alumnos. Segunda comedia escrita y dirigida a cuatro manos por Jon Lucas y Scott Moore, pareja de guionistas de Resacón en Las Vegas y sus secuelas, que ya fueron máximos responsables de Noche de marcha.  Se diría que sigue la línea disparatada de la famosa cinta que encumbró a Bradley Cooper, cambiando el género del trío protagonista. Pero le faltan los ingeniosos golpes de humor de aquélla, con los que se disculpaban de alguna forma sus excesos gamberros. Queda así una comedia fallida, a la que le sobra sal gruesa, pero en la que se aprecia el esfuerzo de Mila Kunis, Kathryn Hahn y Kristen Bell por hacer reír al respetable. Tienen cierto interés sus críticas a la sociedad actual, tan competitiva que obliga a las mujeres modernas a fingir una perfección imposible de alcanzar. En cualquier caso, lo único realmente valioso es el testimonio de los títulos de crédito, donde las madres de las actrices protagonistas desvelan algunos de sus pequeños fracasos criando a sus hijas.

4/10
Trumbo

2015 | Trumbo

Los años posteriores al final de la Segunda Guerra Mundial. Dalton Trumbo es un guionista respetadísimo en Hollywood, casado y con tres hijos, que acaba de firmar un sustancioso contrato con uno de los grandes estudios. Aunque también es el blanco de la gacetillera del show business Hedda Hopper, que no deja de sembrar la duda sobre su posible comunismo, debido a su sensibilidad social y al apoyo de los derechos laborales en la industria del cine. En el contexto de la Guerra Fría, donde domina el miedo a la "amenaza roja", se forma el Comité de Actividades Antiamericanas, que investiga la infiltración de comunistas en Hollywood. Trumbo será llamado a declarar y al negarse a confirmar o desmentir su comunismo, amparándose en la Primera Enmieda, será condenado por desacato, el destino de los Diez de Hollywood, que les condena al ostracismo. Figurará en las "listas negras", pero Trumbo se las va a ingeniar para conseguir trabajo encubierto escribiendo películas, con inesperado éxito. El cine de Jay Roach se mueve en dos terrenos: las populares aunque algo tontorronas comedias de las sagas Austin Powers y Los padres de ella, y las más serias películas aunque partidistas películas basadas en hechos reales de la política americana reciente, Recuento y Game Change. En el caso que nos ocupa, Trumbo estaría más cerca del segundo tipo de películas, aunque con la indudable ventaja de que Roach ha madurado, el cineasta sabe entregar una película más equilibrada, quizá porque asume el discurso conciliador del propio protagonista cuando, en los 70, con su figura en creciente proceso de rehabilitación, recibió un premio del Gremio de Guionistas. Quizá a la película, que adapta la biografía de Bruce Cook, le falta un hervor, y no se evita cierto estereotipamiento, en las escenas familiares, con la arpía Hopper o en los momentos creativos en la bañera. También es un inconveniente que actores de presencia tan imponente en pantalla como Edward G. Robinson, John Wayne y Kirk Douglas, tengan que ser representados por intérpretes esforzados, pero que juegan claramente en una división muy inferior a la de sus personajes. Pero la cinta tiene a su favor un grandísimo actor, Bryan Cranston, que borda su papel, y que sostiene la película en todo momento, la película es su personal "viaje del héroe", y gracias a él en gran medida, y a la fuerza de los hechos históricos descritos, se trata de un viaje por una etapa de la historia del cine que merece la pena emprender.

6/10
Wayward Pines

2015 | Wayward Pines | Serie TV

Primera incursión de M. Night Shyamalan en el mundo televisivo, con una miniserie intrigante que transcurre en un pueblo de Idaho, Wayward Pines, cuyo aspecto hace pensar en Twin Peaks de David Lynch, con la que comparte cierta sensación buscada de desconcierto en el espectador, aunque el tono es claramente diferente. La trama arranca con la llegada del agente del servicio secreto Ethan Burke a Wayward Pines con magulladuras, como si hubiera sufrido un accidente, y de hecho es ingresado en un hospital; el motivo del viaje era tratar de averiguar el paradero de dos agentes, desaparecidos desde hace algún tiempo. Por otro lado, el servicio secreto y su familia tienen noticias de que el vehículo de Ethan ha ardido en un accidente, y su compañero ha muerto carbonizado, pero de él no saben nada. La impresión es que Ethan malherido se encuentra atrapado en un mundo paralelo, pues no puede contactar con el exterior, y las personas que le atienden –el psiquiatra y la enfermera del hospital, un sheriff local, etcétera– hablan con él con una extraña amabilidad, como si tuvieran algo que ocultar. Adaptación de las novelas de Blake Crouch, con un aire intrigante que hace pensar en historias tipo Cuentos asombrosos o En los límites de la realidad. Terreno por tanto muy adecuado para Shyamalan, que dirige el piloto de la serie y figura como productor ejecutivo, aunque no ha intervenido en los guiones. El principal atractivo es la atmósfera envolvente que hace que el espectador dude de en que terreno se mueve. Con un reparto muy atractivo de grandísimos secundarios (a Matt Dillon le acompañan Terrence Howard, Juliette Lewis, Toby Jones y Melissa Leo, entre otros), la producción está cuidada, y sin alcanzar cotas de máxima excelencia, es más que digna.

6/10
Dando la nota. Aún más alto

2015 | Pitch Perfect 2

Basada libremente en una novela de Mickey Rapkin, Dando la nota hizo cierto ruido en 2012 al recaudar más de 100 millones a nivel mundial cuando sólo costó 17. Las peripecias de Becca, chica solitaria que se unía al grupo femenino de música ‘a capella’ Barden Bellas, seguían patrones un poco trillados, pero estaban bien resueltas, y aderezadas con una recopilación de canciones que convirtieron el disco correspondiente en la banda sonora más vendida de 2013. En Dando la nota. Aún más alto, las Barden Bellas sufren un bochornoso incidente que arruina una actuación a la que ha acudido nada menos que el presidente Barack Obama. Para redimirse tratarán de ganar el título mundial de canto 'a capella' en Copenhague. Pero se enfrentan a duros competidores. La actriz Elizabeth Banks, secundaria y productora en el original, repite en ambas facetas y además debuta como realizadora con esta cinta. Pero se muestra completamente incapaz de remontar el trabajo de Kay Cannon, la misma guionista, pero esta vez muy poco inspirada, y que además recurre con frecuencia a un humor bochornoso, casi propio de las comedias más groseras de los hermanos Farrelly y derivados, o de algunos de los títulos protagonizados por la propia Banks como ¿Hacemos una porno? y similares. Quedan por tanto deslucidas tanto las pegadizas canciones, sacadas de éxitos del pop, al igual que las jóvenes y esforzadas actrices del reparto, en el que repiten Anna Kendrick, Rebel Wilson, Brittany Snow y el resto de las Bellas originales, y que incorpora a Hailee Steinfeld como una ‘heredera’, hija de una antigua miembro del grupo que quiere seguir los pasos de su progenitora. Los más apasionados de la saga deben quedarse durante los títulos de crédito, por la escena donde aparece la versión americana del programa televisivo “La voz”.

3/10
Clear History

2013 | Clear History

Larry David es Nathan. Harto de su jefe (Jon Hamm) y tras una discusión, decide abandonar y vender las acciones de la compañía de automóviles eléctricos en la que trabaja. El problema es que, justo después, la empresa se convierte en un negocio multimillonario. Nathan, humillado por ser el único que no se ha beneficiado del éxito de la compañía, decide cambiar de identidad y mudarse a una isla. Diez años después, y con la vida rehecha, su antiguo jefe vuelve a aparecer en su vida mudándose a la isla. Es entonces cuando Nathan planea su venganza...

El gran combate de Muhammad Ali

2013 | Muhammad Ali's Greatest Fight

Está claro que el título de esta película de HBO juega al despiste, pues podría creerse que vamos a seguir al boxeador en uno de sus combates en el ring. Sin embargo, ningún actor da vida aquí a Cassius Clay, luego Muhammad Ali tras su conversión al islam, los momentos en que aparece son metraje documental, de alguno de sus combates y, sobre todo, de entrevistas en que habla de su objeción de conciencia a la Guerra de Vietnam, que le supuso una condena y la privación del título mundial de los pesos pesados. El gran combate de Muhammad Ali alude pues al recurso de apelación ante el Tribunal Supremo para lograr la anulación de la condena, algo que sus nueve integrantes deben estudiar: en primer lugar han de dirimir si aceptan la apelación, y luego, tras su estudio, si le dan la razón a Muhammad Ali o confirman la sentencia. Tomando como hilo conductor a Kevin, un joven liberal, ayudante del juez Harlam, que acaba de incorporarse al tribunal, seremos testigos de las distintas deliberaciones del máximo órgano de justicia de Estados Unidos. A Stephen Frears le gusta dirigir de vez en cuando películas basadas en hechos reales, como La reina y Philomena. Aquí entrega una película sobre un caso muy concreto, con una carga de contenido más honda de lo que podría parecer a una mirada superficial. Porque no sólo se consideran los derechos a la objeción de conciencia y a la libertad de expresión, sino que se arroja la sombra de una duda sobre la capacidad de los 9 hombres componentes del Supremo, a la hora de decidir sobre grandes cuestiones, jugando al contraste entre su avanzada edad y la energía juvenil de sus ayudantes. Además de apuntar el tema la progresiva incapacidad por la edad y la salud, también se señala el peligro de las componendas políticas -al presidente del tribunal Warren Burger se le presenta como alguien demasiado unido al presidente Nixon- y de quedarse rezagado ante los cambios históricos. Así, se menciona de pasada que pronto deberán ver en el tribunal el caso Roe versus Wade que introdujo el aborto. El film de Frears despierta sentimientos contrapuestos, pues algunas cosas se apuntan con sutileza, y otras resultan más toscas, como las al parecer muy esperadas sesiones de cine porno en el sótano, en el cumplimiento del deber, por supuesto. O el cambio de Harlan en su consideración al caso Ali, no demasiado explicado. El guión es de Shawn Slovo, responsable de otros libretos con personajes de origen africano como los de Un mundo aparte y Catch a Fire. En cualquier caso la película está bien filmada, y tiene muy buenas interpretaciones de los actores veteranos, Christopher Plummer y Frank Langella sobre todo, pero también sus compañeros de tribunal, algunos secundarios tan populares como Ed Begley Jr.

6/10
Getting On

2013 | Getting On | Serie TV

El día a día de una planta geriátrica. Esta versión de una serie original de la BBC se compone de episodios que no llegan a la media hora, donde se presentan los últimos días de unos pacientes seniles, y las actitudes de sus cuidadores –médicos, enfermeras, resto del personal...–, que se han acostumbrado a una cierta rutina, que vuelve patéticas las situaciones terminales, resulta difícil saber si debemos reír o llorar. El resultado es un tanto desigual, falta un punto de emoción, al optar por una contenida humorada negra, y por un espectro de caracteres que va desde el histerismo de la directora interina, a la eficiencia de una auxiliar, pasando por el estupor de una recién llegada, que vive su primer día en el hospital un 4 de julio. Y si bien puede haber divertidos gags –la paciente que habla en una lengua oriental–, la gracia de otras cuestiones –las heces depositadas en un sillón– resulta disponible. De todos modos hay que reconocer la habilidad del desenlace del primer episodio, en que a una anciana le comunican que su hermana ha muerto; pero deja un regusto amargo la sarta de mentiras piadosas a la hora de explicarle cómo ocurrió.

5/10
En campaña todo vale

2012 | The Campaign

Cam Brady es un político de un distrito de Carolina del Norte. Nunca ha tenido que preocupare por nada, puesto que la competencia es inexistente y, acostumbrado durante años a mantener su puesto de congresista, se dedica a todo menos a la política. Su vida familiar es una completa falacia, y en general es un tipo de costumbres lamentables. Sin embargo, las cosas darán un giro radical cuando un nuevo ciudadano anuncia su candidatura para las inminentes elecciones. Se trata de Marty Huggins, un verdadero pazguato, hombre muy rarito, casado y con dos hijos, hijo de un antiguo político de altos vuelos. Su candidatura está financiada por dos magnates del Estado, que se han ocupado de enviar a un hombre experto para preparar al nuevo candidato. La guerra entre Cam y Marty es una realidad. El director Jay Roach comenzó su carrera con productos de vuelo rasante, que no levantan apenas dos palmos del suelo, tales como la trilogía iniciada con Austin Powers. Más tarde se irguió un poco gracias a Los padres de ella y su secuela, para luego ir diluyéndose de nuevo. Siguiendo ese itinerario, En campaña todo vale es una absoluta mamarrachada, una sucesión de tonterías soeces con el único objetivo de intentar apagar el cerebro de cualquier espectador dispuesto a tragarse la hora y media de disparates que han ideado los guionistas Chris Henchy y Shawn Harwell. Durante los primeros minutos es casi imposible no soltar la carcajada –esas cenas familiares repletas de surrealistas procacidades–, un poco por la sorpresa y otro porque los chistes verdes y gruesos a veces tienen su gracia (qué le vamos a hacer). Sin embargo, cuando toda la película es prácticamente una montaña de chistes guarros, palabras malsonantes, estrambóticas situaciones, a veces de irreverente mal gusto, y, en fin, indecencias exorbitantes, entonces hay que tener la piel muy dura, casi de animal irracional para entrar al juego humorístico que propone En campaña todo vale. Que bajo ese envoltorio se critique satíricamente el mundo de la política estadounidense, su corrupción, su egoísmo, etc., no deja de ser una anécdota entre tanto despropósito. En cuanto a los actores, comediantes consumados, Zach Galifianakis se muestra mucho más comedido y gracioso que un Will Ferrell agotador y vergonzante. Y Brian Cox ofrece una de las pocas escenas salvables de este demencial film.

2/10
Game Change

2012 | Game Change

La historia de cómo John McCain, candidato presidencial republicano frente al demócrata Barack Obama, siguiendo el parecer de sus consejeros, que ven su victoria muy complicada, escoge como compañera de "ticket" a las elecciones a alguien inesperado: Sarah Palin, amantísima esposa y madre de cinco hijos, gobernadora del estado de Alaska, de gran tirón popular pero con muy escasa experiencia de lo que es la política en Washington, y no digamos ya en lides internacionales. El planteamiento es forzar un "cambio de juego", o "romper el saque", pero el tiro podría salir por la culata... Cuidada película para televisión, basada en hechos reales, y que ha ganado 3 Globos de Oro, para sus actores Julianne Moore y Ed Harris, magníficos, y como mejor miniserie o TV-movie. Lo cierto es que se sigue con gran interés, el ritmo es agilísimo. Pero a pesar de que se basa en parte de un libro que hay que suponer medianamente documentado, de Mark Halperin y John Heilemann -lo que tampoco está tan claro, pues críticos de medios tan poco sospechosos como el New York Times aseveraban que incluían muchos rumores y cotilleos sin confirmar-, no se deja de tener la sensación de un cierto simplismo: en lo que parece un modo irresponsable de seleccionar a la candidata a vicepresidenta, y al presentar a Palin como poco menos que una ignorante paleta de pueblo -casi sólo falta decir que ignora que la Tierra es redonda-; además se cae en la tentación ridiculizadora al presentar reiteradamente sus posiciones provida, su fe cristiana o sus altibajos emocionales; esto perjudica a la narración, porque no se entiende que alguien así encandile al público, como se ve en los dos momentos de gloria de la Convención y el debate de los candidatos a vicepresidente; de algún modo parece decirse que Palin comparte con Obama una magnífica imagen, pero que a diferencia de él, no está preparada para dirigir el rumbo de los Estados Unidos. Otro elemento repititivo es la imagen continua de los asesores desesperados por su candidata, con Woody Harrelson a la cabeza, alternando los caretos de "basta, me rindo", con los de "ánimo" más los de "esta tipo es una genio". Desde luego si el resultado de las elecciones de 2008 hubiera sido otro, esta película sería muy diferente. Parece que Jay Roach no puede dejar atrás su vena cómica de Austin Powers y Los padres de ella al abordar su film, y eso aunque ya hizo otra TV-movie de política electoral, Recuento, con el mismo guionista, Danny Strong.

5/10
Butter

2011 | Butter

Suits

2011 | Suits | Serie TV

Entretenida serie de abogados, que combina elementos dramáticos y de comedia, creada por Aaron Korsh. Sigue al brillante pero narcisista abogado Harvey Specter, que trabaja en uno de los más importantes bufetes de Nueva York. Suele ganar todos sus casos gracias a su ingeniosa interpretación de las leyes, y su dialéctica es capaz de desarmar a cualquiera, pero arrastra el defecto de, al menos en apariencia, ser tremendamente egocéntrico, los demás parecen importarle un bledo. Cuando le promocionan para un ascenso, debe seguir las reglas de escoger un adjunto, aunque le repela la idea, pues le gusta trabajar solo. Acaba decantándose por un joven tan valioso como él, Mike Ross, pese al pequeño detalle de que fue expulsado de Harvard, y de que un amigo le ha entrampado en un asunto de tráfico de marihuana. Y es que su intuición le dice que Mike, huérfano muy ligado a la abuela que le crió, no le va a defraudar. El contraste entre ambos es evidente, pues Mike es alguien más sensible, que se preocupa de los demás. Como otras series televisivas de este corte –viene a la cabeza enseguida The Good Wife, surgida dos años antes–, la narración combina la evolución de los personajes –su relación con la jefa del despacho, Jessica Pearson, el interés amoroso de Mike por la pasante Rachel Zane, el carácter sinuoso de otro socio, Louis Litt–, con los diversos casos que se van afrontando, empezando por el primero del capítulo piloto, uno "pro bono" de acoso sexual, al que Harvey inicialmente no presta toda la atención debida, se lo endosa al recién llegado Mike. Fácilmente crea adicción, pues está muy bien desarrollada, y los actores, no excesivamente conocidos, lo hacen muy bien, con Gabriel Macht componiendo una especie de doctor House en versión picapleitos.

7/10
Sombras en la mirada

2010 | Lies in Plain Sight

La directora colombiana Patricia Cardoso, que dio el campanazo con su film Las mujeres de verdad tienen curvas, se adentra ahora en el terreno del más puro drama para narrar una historia triste de secretos y cuentas del pasado. Narra cómo una joven universitaria llamada Sofía regresa a su casa tras la noticia del suicidio de su prima Eva. En la adolescencia Sofía, que es ciega, tuvo siempre la compañía y la amistad de Eva, y no puede imaginarse qué le ha podido llevar a acabar con su vida. Allí recibirá ciertas noticias que revelan un pasado turbio en la vida de su prima.

4/10
La cena de los idiotas (2010)

2010 | Dinner for Schmucks

Tim (Paul Rudd), prometedor ejecutivo, recibe una invitación para acudir a una peculiar cena. Cada invitado debe llevar consigo a un auténtico idiota, para burlarse de él. Encuentra a Barry (Steve Carell), el candidato aparentemente ideal para que le acompañe al evento. Adaptación americana de la comedia francesa La cena de los idiotas, con el especialista en comedia Steve Carell dando rienda suelta a su histrionismo, en el papel que originalmente interpretaba Jacques Villeret.  

4/10
Ni en sueños

2010 | She's Out of My League

Kirk es el típico pringadillo que conoce por casualidad a la despampanante Molly en el control del aeropuerto donde trabaja. Como asegura el título original, 'ella no juega en su liga', pero para su estupor, ella propicia las sucesivas citas. La cosa parece que va marchando, ante la incredulidad de los amiguetes y familia de Kirk, a los que parece inimaginable que puede estar con una chica diez, y no sólo físicamente, pues Molly es divertida, pertenece a una familia adinerada, y tiene un negocio de organización de eventos que no le nada mal. Típica comedieta de veinteañeros norteamericanos, que bascula entre lo tradicional y las bromas zafias tipo hermanos Farrelly o American Pie, con la inevitable moralina final. La película, producción de DreamWorks, tiene ciertamente sus momentos divertidos aunque a veces hasta el propio espectador se preguntará qué diablos ha visto Molly en Kirk. Protagonizan la cita actores desconocidos que cumplen.

5/10
Royal Pains

2009 | Royal Pains | Serie TV

Una comedia que combina la más absoluta superficialidad de los multimillonarios que residen en los Hamptons, con cierta crítica social, una dosis de pasteleo del bueno y cierto humor que de vez en cuando hace reír de verdad. Se trata de una serie protagonizada por un prestigioso cirujano de Nueva York que tras cometer una negligencia médica debe abandonar la ciudad y trasladarse a la ostentosa localidad de los Hamptons. Allí trabajará como médico a domicilio de los ricachones y vivirá situaciones bastante alejadas de lo que suele ser la realidad cotidiana del común de los mortales. A los Hamptons se traslada junto a su joven hermano que ve en este lugar la oportunidad de empezar a vivir una nueva vida repleta de lujos, fiestas, mujeres y todo lo que pueda identificarle como un bont vivant. Enormes chalets, piscinas de ensueño, coches de lujo, club de tenis, de golf, fiestas con caviar… Los Hamptons son así. Y sus habitantes están acostumbrados a tener todo lo que quieren en el momento en el que lo desean. Royal Pains muestra todo este mundo insustancial y lo hace recurriendo a topicazos, le falta originalidad, lo hemos visto una y mil veces en series mucho más trabajadas y con personajes mucho más complejos. En este caso Hank, el protagonista, es un tipo que cede ante todo lo que se le pide, y su hermano un “livin la vida loca” que pretende sacar provecho del puesto de su hermano y de la situación que viven en ese momento. Royal Pains es una serie sin muchas pretensiones más que la de entretener, no aporta nada nuevo y tiene personajes que pueden resultar realmente irritantes. Existen ciertos puntos de crítica social, pero son suaves y pueden llegar a pasar desapercibidos, una lástima.

3/10
Recuento

2008 | Recount

Drama político basado en las elecciones presidenciales celebradas en Estados Unidos en 2000 que dieron la victoria a George Bush hijo. Pero la gran noticia del período electoral fue el problema con el recuento de votos que hubo en Florida y que tuvo en vilo al mundo entero. Hubo quien habló de fraude electoral, como defiende esta producción de HBO. Un alucinado Kevin Spacey -del lado demócrata- se enfrenta al veterano Tom Wilkinson -del lado republicano- en lo que es un duelo de titanes interpretativamente hablando.

5/10
Uno para todas 2

2008 | The Sisterhood of the Traveling Pants 2

Secuela de Uno para todas en la que repiten las cuatro protagonistas del título original, entre las que se incluyen las televisivas Alexis Bledel de Las chicas Gilmore y America Ferrera de Betty. En esta nueva cinta los pantalones vaqueros de la marca Levi’s que comparten las cuatro amigas, vuelven a ser el nexo de unión entre las cuatro historias. Si en la película original, las chicas estaban a punto de terminar el instituto, en ésta se preparan para pasar su primer verano como universitarias. A Carmen la da por el teatro, Lena se enamora nuevamente, Tibby consolida su relación y Bridget viaja hasta una excavación arqueológica.

4/10
Hounddog

2007 | Hounddog

Film ambientado en un estado sureño de los Estados Unidos durante la década de los 60. Ahí vive Lewellen, una jovencita de doce años que malvive bajo la desaprensión de su violento padre y su abuela alcohólica, mientras pasa los días obsesionada con Elvis Presley. La película, escrita y dirigida por Deborah Kampmeier (Virgin), se presentó en el Festival de Sundance y obtuvo severas críticas llenas de polémica, debido a que incluía una dura escena de violación a la protagonista, encarnada con una profesionalidad inmensa por Dakota Fanning. El resto del reparto es de campanillas y destaca la presencia de la también joven actriz Isabelle Fuhrman (La huérfana). El título del film responde al de una famosa canción de Elvis.

5/10
Diarios de la calle

2007 | Freedom Writers

Erin Gruwell es una joven blanca, recién licenciada, muy orgullosa de su padre, un liberal que luchó en su época por los derechos civiles. Deseosa de estar a la altura de su padre, consigue trabajo en el conflictivo instituto Wilson, de Long Beach, donde los experimentos de integración racial en las aulas, donde conviven blancos, negros, hispanos y asiáticos, no parecen estar dando los resultados apetecidos. Erin aparece ante todos los que le rodean -la directora del departamento Margaret, los otros profesores, su marido, su padre, sus alumnos- como alguien ingenuo, que en poco tiempo va a descubrir que la vida es dura, que sus buenos deseos no bastan para ayudar. Y si bien es verdad que algo de esto hay, Erin no se rinde, sino que sigue esforzándose por ganarse a sus alumnos. Y a partir de una clase memorable, a partir de la caricatura que un chico ha pintado de otro compañero, empezará la larga ascensión de obtener la confianza de sus alumnos. Richard LaGravenese, guionista y director, se basa en un caso real de experiencia educativa que se plasmó en forma de libro, "Los diarios de los escritores de la libertad". Allí se recogían extractos de los diarios que Erin animó a sus alumnos a llevar, donde plasmaban las difíciles condiciones de familia, pandilleros y violencia, en las que se veían obligados a sobrevivir. El film es muy sugerente, porque subraya con acierto cómo un profesor debe esforzarse por entender a sus alumnos, para de este modo poder darles la educación y enseñanza que necesitan. Cómo logra concienciarles acerca de sus problemas de convivencia presentándoles el horror del holocausto, o el modo en que les aficiona a la lectura, incluso con sacrificios económicos personales que suponen el pluriempleo, tienen fuerza, y llevan a la hermosa escena en que traen al instituto a la mujer que acogió en su casa a la célebre Ana Frank, inspiradora de la pedagogía de Erin de los diarios. La doblemente oscarizada Hilary Swank da el tipo perfecto de mujer idealista y risueña, a la par que testaruda, a la que mueve un noble fin, que no logra conciliar con la atención de su vida matrimonial. En ese sentido el film es honesto, no pinta a una mujer perfecta, y tampoco pretende que los enfoques pedagógicos de Erin sean la solución perfecta y única al problema educativo. Pero sí se subraya, justamente, su sincero empeño por hacer que las cosas cambien a mejor, con logros notables. En el resto del reparto, los demás personajes son secundarios, pero hacen un trabajo notable Patrick Dempsey e Imelda Staunton, a los que toca asumir los antipáticos personajes del marido y la profesora antagonista de Erin, y Scott Glenn, como el padre de la novata profesora. También hacen un gran trabajo los desconocidos jóvenes que interpretan a los alumnos, y que en algunos casos proceden de los mismos ambientes marginales que retrata el film.

6/10
The Night of the White Pants

2006 | The Night of the White Pants

Max es un hombre de negocios que de la noche a la mañana se encuentra en la calle. Sin nada, recurre a su familia, pero no todos reaccionarán como él espera. Con el paso del tiempo su nueva situación le sirve para establecer verdaderos vínculos con los suyos. Tom Wilkinson es el patriarca "desheredado" de esta peculiar familia donde no faltan todo tipo de excesos y excentricidades.

4/10
A dos metros bajo tierra (5ª temporada)

2005 | Six Feet Under (Season 5) | Serie TV

Nate está a punto de casarse finalmente con Brenda. A Federico le abandona su esposa y Claire también se ha quedado sola. Última temporada de la ácida serie, creada por Alan Ball, guionista de American Beauty.

5/10
En la cumbre

2004 | Heights

Cinco personajes, veinticuatro horas, la Gran Manzana neoyorquina. Ellos son Isabel y Jonathan, joven pareja a punto de casarse; Diana, madre de la novia y célebre actriz; Alec, aspirante a actor; y Peter, que prepara un reportaje sobre una exposición fotográfica. Todos están conectados: unos lazos son visibles desde el principio, otros se descubren más tarde. Adaptación de la obra teatral de Amy Fox por ella misma, producida por la compañía de James Ivory, donde el desconocido Chris Terrio cuenta con un gran reparto. Es de esas películas de aire independiente y `casual', que aborda las perplejidades afectivas actuales, también de índole homosexual. La escena de arranque, el ensayo de Macbeth en un teatro, supone toda una declaración de intenciones: en efecto, Diana recrimina a sus alumnos de la escuela de interpretación la poca pasión que ponen, que relaciona con las estrechas miras de nuestro tiempo. Y es que los vaivenes de los personajes, sus sentimientos no expresados, tienen mucho que ver con esa situación de almas empequeñecidas. Los dilemas son los de siempre, pero se diría que los recursos para afrontarlos se han agotado, o se desconocen.

6/10
María, llena eres de gracia

2004 | Maria Full Of Grace

Película muy bien construida, sencilla y emotiva, que muestra las acciones a que puede empujar una vida miserable. María trabaja en una empresa productora de flores en Colombia. Es una joven valiente, con personalidad, que ama a su familia, piadosa a su manera. Embarazada de un novio nada comprometido, tratada de cualquier manera en su trabajo, se le presenta una forma rápida de ganar dinero: transportar droga a EE.UU. como ‘mula’, o sea, en bolsitas ingeridas que lleva dentro de su cuerpo. Un riesgo considerable, no sólo por la posibilidad de ser detectada por la policía: si una bolsita revienta en el estómago, la muerte es segura; y si la mercancía se ‘pierde’, las familias pagarán las consecuencias. En el movidito viaje a Nueva York en avión marchará en compañía de otras tres ‘mulas’. Joshua Marston firma una sólida primera película, equilibrada, con matices, que pese a su dureza no es sórdida. Los personajes son muy humanos, tienen debilidades, pero se hacen querer. Hay momentos, como el de la revelación de la muerte de una de las mujeres a su hermana, o la visita a la ginecóloga, espléndidamente resueltos. Y frente a los desalmados traficantes hacen contrapunto gente buena como Fernando, que está en una oficina que presta ayuda a los inmigrantes de habla hispana.

7/10
Carnivàle

2003 | Carnivàle | Serie TV

Oklahoma, 1934. Ben Hawkins, que acaba de perder a su madre, se une al circo ambulante llamado Carnivàle. Intenta integrarse en la familia que forman sus excéntricos compañeros -la vidente Sofie, la encantadora de serpientes Ruthie, el capataz 'Jonesey', las prostitutas Rita Sue y Libby, el ciego Lodz, etc.- y hacerse amigo de Samson, un peculiar enano que dirige el negocio, bajo la supervisión del siniestro "patrón", que vive escondido en su carromato. En realidad bajo esa apariencia de vida feriante, nómada y miserable, se esconde un misterio que hace referencia a un poder sanador sobrenatural del recién llegado y a la desaparición de su padre, un hombre llamado Scudder. Mientras tanto, el predicador Justin Crowe intenta montar una parroquia con intenciones poco claras... Una de las series más originales de HBO, a medio camino entre Twin Peaks y La parada de los monstruos. La misteriosa y mágica lucha entre el bien y mal, entre Dios y el demonio, es mostrada a través de la ambientación opresiva de la época de la depresión norteamericana, caldo de cultivo de embaucadores, perversiones sexuales, asesinatos, robos, etc. Todo este mundo lleno de miserias morales es ofrecido en la serie con bastante explicitud. El conjunto destaca por su impecable ambientación de los años 30 y por el buen trabajo del reparto, con algunos actores más conocidos, como Nick Stahl (En la habitación) o Clea Duvall (Vidas contadas). Creada por Daniel Knauf, la serie tuvo dos temporadas de 12 capítulos cada una, donde la trama argumental se sucedía sin discontinuidad.

6/10
La ciudad de los fantasmas

2002 | City of Ghosts

En el sureste asiático, un joven timador busca a su jefe, que tras una estafa huyó dejándole en la estacada. La pista le lleva a Camboya, donde se enamora de una arqueóloga. Debut como director de Matt Dillon en la pantalla grande, pues ya dirigió un telefilm titulado Oz. Al actor se le ocurrió la idea durante unas vacaciones en Camboya, y coescribió el guión con el novelista Barry Gifford, autor de la novela en la que se basa Corazón Salvaje, de David Lynch.

4/10
Las mujeres de verdad tienen curvas

2002 | Real Women Have Curves

Ana es una inteligente y gruesa muchacha, cuya familia mexicana ha emigrado a los Estados Unidos. Allí ha conseguido una beca para la universidad, pero sus aspiraciones chocan con los prejuicios de su madre, una mujer que cree que su hija sólo debe pensar en el matrimonio. Finalmente, la obliga a quedarse trabajando en el taller de su hermana, donde paradójicamente cosen trajes para mujeres esbeltas de clase alta, radicalmente opuestas a las orondas y humildes protagonistas. Debut de la colombiana afincada en Estados Unidos Patricia Cardoso, que aprovecha los inteligentes diálogos del texto original, una sutil obra de teatro de Josefina López. Aunque trata con mucha simpatía temas vistos en otras cintas sobre la emigración, como el choque generacional, el apego a las tradiciones, y la familia, el núcleo central reside en la aceptación de uno mismo, a pesar del aspecto exterior. Frente a una sociedad tiranizada por las imágenes de mujeres esculturales, que propician múltiples problemas de anorexia, el personaje central enseñará a sus compañeras de taller a aceptar su propio cuerpo, a pesar de sus curvas. El único personaje delgado es una mujer desagradable y ambiciosa.

6/10
The Believer (El creyente)

2001 | The Believer

Cuando se descubrió el holocausto perpetrado por Hitler y sus secuaces, la humanidad se dijo: “Nunca más”. Pero ya se sabe que “el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra”. Si encima ese animal neonazi es de raza judía, estamos sin duda “rizando el rizo”. Es lo que sucede en The Believer, inquietante y poderosa película que sigue la pista a Danny, inteligentísimo jovenzuelo hebreo de ideas nazis que vive en el Nueva York de nuestros días. Lo que nos produce un nudo en la garganta al ver este film, una auténtica desazón, es que contemplamos a un personaje que no es una caricatura en absoluto: el tío es listo, y sus razonamientos perversos presentan una construcción lógica, están elaborados. Como ocurría en American History X, Henry Bean nos advierte de los peligros que subyacen en toda ideología ofuscada.

5/10
La pesadilla

2000 | Chasing Sleep

Película de tintes kafkianos, curioso “ejercicio de estilo”. Inmersos en una atmósfera claustrofóbica, somos testigos de la angustia de Ed (Jeff Daniels), profesor y novelista fracasado cuya mujer ha desaparecido. ¿Estamos en la realidad o en una pesadilla? Esos policías tan amables, el competente psicólogo, la alumna complaciente... ¿quieren ayudar o son una panda de torturadores mentales? No lo sabemos ni tampoco importa. Compartimos la desorientación del protagonista, que no sabe de dónde viene ni adónde va.

3/10
Boys Don't Cry

1999 | Boys Don't Cry

Brandon Teena es una chica inadaptada, con problemas afectivos, a la que le encanta vestirse de chico. Sus rarezas no se entienden en su entorno, así que viaja a otra ciudad, donde hace amistad con un grupo entrañable, donde todo el mundo le toma por varón. Pero claro, el tiempo pasa, y se descubrirá el pastel. Esta película basada en hechos reales ha cosechado multitud de premios en festivales internacionales. La historia es muy dura, pues muestra la crisis de identidad sexual de la protagonista sin tapujos, y la incomprensión de los que la rodean.

7/10
Louis & Frank

1998 | Louis & Frank

Alexandre Rockwell dirige un spin-off, de In the Soup, que sigue los pasos de dos de sus personajes, los cantantes Louis Di Buffoni (Steven Randazzo) y Frank (Francesco Messina). Tras adaptarse a otras dedicaciones profesionales, deciden volver a la música. Destaca el trabajo del veterano Tony Curtis, como manager fracasado. El film incluye un homenaje a su inolvidable cinta Con faldas y a lo loco. También incluye un cameo de Steve Buscemi, protagonista de In the Soup, que encarna a un travesti.

5/10
Esperando la hora

1997 | Clockwatcher

Gracias a una empresa de empleo temporal, Iris, una tímida joven, se incorpora como secretaria en una oficina. Margaret, Paula, Jane, compañeras también de trabajo temporal, la acogen con cordialidad. Se convierten en amigas inseparables. Hasta que el ambiente laboral, nada propicio, comienza a devorar su entrañable relación. La directora Jill Sprecher ofrece una excelente película, muy femenina, que muestra los extremos kafkianos a que puede llegar una oficina donde no hay confianza entre "indios" y "jefes". Lo hace sin amargura, con divertido sentido del humor. Los pequeños hurtos que se producen en la oficina, la estrecha vigilancia y los desagradables registros, son al principio objeto de broma entre las amigas, pero acaban haciendo daño. Sprecher tiene el mérito de mostrar el deterioro de su relación de modo gradual y convincente: se agradece su fresca reflexión sobre la deshumanización del trabajo, así como la nota final de esperanza. Las cuatro actrices que sostienen la película están, sencillamente, formidables.

6/10

Últimos tráilers y vídeos