IMG-LOGO

Biografía

Mariana Cordero

Mariana Cordero

Mariana Cordero

Filmografía
Lo nunca visto

2019 | Lo nunca visto

En Fuentejuela de Arriba, pueblo de la provincia de Ávila, lo están pasando mal. No hay riqueza ni turismo y faltan vecinos para que siga manteniendo su identidad. De hecho, si no consigue llegar pronto a 18 habitantes la aldea quedará irremediablemente anexionada a Fuentejuela de Abajo. Los habitantes se niegan en rotundo y a la cabeza de esa lucha está Teresa, ex mujer del alcalde. Puede que la llegada por sorpresa de cuatro africanos les solucione el problema. La directora argentina Marina Seresesky sorprendió en 2016 con su primera película, La puerta abierta, un drama equilibrado que tocaba temas espinosos con mesura y mirada optimista. Su segunda película supone un giro radical, pues se decanta por la comedia ligerita que no ofrece precisamente temas de reflexión (la referencia a la despoblación rural es a lo más que se llega), sino que únicamente plantea una situación rocambolesca, irreal y tontorrona, con el único objetivo de arrancar la sonrisa del espectador. Lo consigue a medias. El guión no resulta demasiado original, los tópicos abundan, la farsa se va desarrollando linealmente, con humor más o menos saludable (algún toque chusco hay) y el desenlace resulta correcto pero bastante soso. Los mimbres son los que son y no se puede hacer milagros. Vuelve a contar Seresesky con Carmen Machi para su segundo largometraje y la actriz madrileña se convierte en la dueña y señora de la función. Suyos son sin duda los mejores momentos de Lo nunca visto (incluidas un par de escenas bastante graciosas) y sin ella estaríamos hablando de una película todavía inferior. Entre el reparto, le acompaña especialmente en esa vertiente cómica una inspirada Kiti Mánver.

4/10
La influencia

2019 | La influencia

Alicia regresa a la casa de su madre, la posesiva Victoria, en coma profundo, que sobrevive porque está conectada a una máquina. Hasta ahora estaba bajo los cuidados de Sara, su otra hija, y de una enfermera que acude por las noches. La recién llegada está acompañada por su familia, compuesta por Mikel, su marido, y por la pequeña hija, Nora, que comienza a sentir una fascinación insana por la anciana enferma. Puesta de largo del catalán Denis Rovira van Boekholt, cuyos tres cortos anteriores, Ángel, Lazarus Taxon y El grifo han tenido una buena acogida en el circuito de festivales especializados. Él mismo ha coescrito el guión, con Daniel Rissech y Michel Gaztambide, ganador del Goya por No habrá paz para los malvados, que adapta una novela del británico Ramsey Campbell, al que curiosamente sólo se adapta en España, pues sus obras habían dado lugar hasta ahora únicamente a dos largometrajes patrios, Los sin nombre, de Jaume Balagueró, y El segundo nombre, de Paco Plaza. No le falta talento al emergente realizador, que aprovecha la iluminación natural grisácea de las localizaciones asturianas en las que ha rodado para componer una atmósfera sugerente. Consigue también un arranque prometedor, al centrarse en describir las relaciones familiares de los personajes, todo indica que pretende construir un film cocinado a fuego lento al estilo de Hereditary, con imágenes turbias que recuerdan al cine de Guillermo del Toro. Por desgracia, no consigue dar entidad a los personajes, pese a los esfuerzos del reparto, principalmente de la siempre admirable Manuela Vellés (Alicia), y Maggie Civantos (Sara), mientras que la niña, Claudia Placer, da la talla. Por el contrario, poco pueden hacer Emma Suárez (la madre) bajo una espesa capa de maquillaje, y el insulso Alain Hernández, en la piel de un marido que no tiene ninguna hondura. El desastre absoluto sobreviene cuando arranca el tercer acto, una sucesión de gritos, sustos para impresionar a adolescentes, y cuchilladas incoherentes que llegan a provocar carcajadas involuntarias; el film resulta únicamente recomendable para incondicionales del género.

4/10
El accidente

2017 | El accidente | Serie TV

Adaptación española de una serie televisiva turca, con un sugestivo punto de partida. Los trapicheos de la empresa de transportes de los hermanos Espada, situada en Zafra, Extremadura, muy cerca de Portugal, corren peligro de quedar expuestos por culpa de un fatal accidente aéreo sin supervivientes. Teóricamente José Espada volaba en ese avión, lo que desata la lógica angustia de su esposa Lucía, con quien tiene un niño, Samuel; un sentimiento que comparten su hermano Jesús, su madre, padres político y un cuñado. Pero resulta que el nombre de José no figura en la lista de pasajeros, todo apunta a que nunca subió a ese avión. Por otra parte, un inspector de policía, Ramón, investiga en la zona lo que podría ser la actividad delictiva de una banda criminal. Mientras que Joâo Ferreira, el principal cliente de la empresa de transportes anclado a una silla de ruedas, y que casado con una escultural mujer, María, puede que ocultara en los camiones mercancía delictiva. La serie de TeleCinco que desarrollan Inés París y Daniel Écija tiene buena factura, un buen reparto de jóvenes y veteranos, y la suficiente intriga para enganchar. Pero adolece de algunos defectos típicos de los seriales españoles: capítulos muy largos, momentos reiterativos en que los personajes se demoran, conversaciones poco trabajadas con frases tipo "bueno, pues eso", "si necesitas algo, llámame", "no, no pasa nada", "si estoy bien", y típicos clichés de intrusos desconocidos o erotismo light. De modo que el interés decae paulatinamente, y se cae en un bucle en que todos los personajes se ocultan cosas o se reprochan algo, un esquema que cansa. Probablemente si se hubiera trabajado mejor el libreto y los 13 capítulos se hubieran quedado en 6, estaríamos hablando de una serie más que aceptable. Pero Écija y su equipo son gente que trabaja a destajo, atados a las servidumbres de las teles en abierto, que deben rellenar parrilla, ahí están las series Águila Roja, Vis a vis o El internado para demostrarlo.

5/10
Reverso

2015 | Reverso

Desde niños, Marcos y su hermano Álex se ponen pruebas peligrosas el uno al otro. Pero un día el primero le exige al otro cruzar una autopista desnudo con los ojos tapados, con tan mala suerte que le atropella un vehículo. Aunque sobrevive y rehace su vida, Álex deja de ver a Marcos, que ni siquiera ha ido a visitarle al hospital. Tras años sin dar señales de vida, este último reaparece, y propone un encuentro a solas. Thriller sobre las relaciones fraternales que supone el debut de Carlos Martín. Este joven realizador podría dar que hablar en el futuro, pues aprovecha al máximo su reducido presupuesto, y mantiene el interés a base de dosificar muy bien la intriga, con algún giro que llega a sorprender, lo que no resulta fácil cuando en el cine se ha visto de todo. También compone una atmósfera un tanto oscura, aunque manteniendo la elegancia en los puntos más sórdidos. A este joven realizador se le da muy bien la dirección de actores, pues tanto Raúl Mérida (Tierra de lobos) como Iván Hermés (Isabel), ambos bastante desconocidos, componen a unos protagonistas creíbles. Tanto ellos como la secundaria Elena Ballesteros (B&B, de boca en boca) parecen esforzarse por pasar de la pequeña a la gran pantalla.

5/10
La novia

2015 | La novia

Adaptación de "Bodas de sangre" de Federico García Lorca, escrita originalmente para la escena en 1932, plantea con pasión el desgarro del amor, cuando se ve dominado por el deseo y las dudas. La trama es sencilla, dos novios se disponen a casarse en un pueblo innombrado, aunque han existido tensiones entre las familias, el tirón de la tierra y la sangre, lo que también ha afectado para que ella no haya seguido los dictados de su corazón, que la inclinaban hacia Leonardo. Pero el día de la boda, los disimulos y apariencias estallan, la incapacidad para el compromiso se impone, y con ello la tragedia. La zaragozana Paula Ortiz es sin duda una gran admiradora de la obra de Lorca, y además presta atención primordial a la belleza de los planos, un gusto esteticista que ya demostró en su debut, De tu ventana a la mía. Aquí ha concedido gran importancia al entorno, el paisaje, hasta el punto de no conformarse con rodar en los yermos de los Monegros, sino que también ha querido utilizar las caprichosas montañas de la Capadocia turca. Además, jugando con la metáfora de la artesanía cristalera, plantea simbolismos de realidad deformante y cortante como un cuchillo. De todos modos algo hay de artificioso en el conjunto que no acaba de funcionar. Tal vez la decisión de usar la literalidad del texto de Lorca, o la demora en los juegos amorosos y escenas íntimas, quizá algunas reacciones histéricas con la tragedia que se masca. Están además mejor los actores veteranos en sus papeles secundarios que los muy populares gracias sobre todo a la televisión Inma Cuesta, Álex García y Asier Etxeandia.

5/10
Blue Lips

2014 | Blue Lips

Al estilo de Love Actually, entrecruza diversas historias románticas, en esta ocasión hilvanadas alrededor de la fiesta de San Fermín, en Pamplona. Allí coincidirán seis personajes de diferentes nacionalidades. Sagrario, una mujer que intenta superar la muerte de su marido, le alquila su apartamento a Oliver, un periodista estadounidense que duda si está enamorado de su prometida; la hawaiana Kalani llega a la ciudad para encontrarse con su novio, y escapar de su rígida madre; el brasileño Guido trata de afrontar que ya no puede dedicarse al fútbol por una lesión en la rodilla; el fotógrafo Vittorio trata de olvidar temporalmente el sentimiento de culpa que le ha producido la muerte de su hermana en Italia; Por último, la argentina Mala sufre una enfermedad. Se ocupan de cada segmento directores distintos, todos ellos debutantes en el largometraje de ficción, menos Gustavo Lipsztein, autor del poco conocido film Travesía mortal. Algunos muestran más talento que otros, pues en Blue Lips los relatos del futbolista, el italiano y la española tienen más interés que el resto. Tampoco están al mismo nivel entre ellos los actores, casi todos absolutos desconocidos, y algunos llamativamente poco creíbles. No ayuda que muchos de los personajes estén desdibujados en el guión. De presupuesto nimio, Blue Lips resulta ser tan ligera como promete el arranque, y su principal problema reside en que no logra transmitir emoción. Al menos, existe un esfuerzo por componer un film amable, y por dar a conocer los aspectos claves de la famosa festividad navarra. Aunque quedan deslucidas, se aprecian algunas buenas ideas, como que lo que lleva a cabo un personaje influya en lo que les ocurre a los demás.

4/10
El rey

2014 | El rey | Serie TV

Techo y comida

2014 | Techo y comida

Jerez de la Frontera, Cádiz, 2012. Rocío es una madre soltera, joven, con un niño despierto y vivaracho que acude al instituto local. En el paro desde hace tres años, Rocío vive en un piso de alquiler, que no paga desde hace ocho meses. El propietario le exige el dinero cada vez con mayor vehemencia, mientras que Rocío sólo piensa en salir adelante cada día, en encontrar trabajo, en conseguir algo de dinero para poder dar de comer a su hijo. Juan Miguel del Castillo debuta con personalidad en el largometraje con este durísimo drama social que denuncia la situación de pobreza y desesperación de miles de familias en España. Habla el director sin contemplaciones, alejándose de la ficción lo más posible para retratar con realismo la tragedia de la pobreza, pero no de la carestía de los “pobres” que piden por la calle una limosna y van tirando cada día miserablemente. No. Techo y comida quiere desviar la atención hacia una situación más desesperada, la de miles de personas que poco a poco lo han ido perdiendo todo por culpa de la crisis: el trabajo, el dinero, la alegría, la salud, la dignidad, hasta llegar a carecer de lo más básico (el título ya es suficientemente explícito). Quiere hacer ver Del Castillo que la crisis se ceba en los más débiles, en los menos preparados. Es decir, en la mayoría de la población, en gente absolutamente normal que, pese a sus diarios esfuerzos, no logra salir adelante. Es ésta una pobreza más difícil de reconocer y de aceptar, y por eso más trágica: es la carencia de quien va al supermercado y sólo puede comprar pan, la de quien no puede lavarse porque no tiene jabón, la de la madre que ve horrorizada cómo su hijo se desmaya de hambre. El director demuestra su seriedad a la hora de tratar la cuestión. Por un lado no se distrae con otras líneas narrativas; por otro, lo lleva a cabo con seca sobriedad. Aquí no hay más cera que la que arde, como en la vida. Hay en este sentido algún pasaje significativo, como esa audaz y terrible conversación con el abogado, en fuera de campo, como quien no tiene interlocutor posible. Y, a la vez, aunque evita complacencias, Del Castillo es capaz de reconocer que no es todo negrura, que también hay bondad en las personas, en gentes de bien que no miran hacia otro lado ante el sufrimiento. En este punto tampoco esconde el film la enorme y callada labor que realiza la Iglesia por los desfavorecidos, aunque también haya que lamentar una vez más lo que parece ser una obligación en el cine español: dibujar a las monjas, aunque sea con un detalle, como personas grotescas y desagradables. Cuenta la película con una puesta en escena muy pegada al terreno, nada artificiosa, con localizaciones en un barrio humilde de Jerez de la Frontera. Rodada con cámara a menudo en movimiento, la narración no deja en ningún momento de posarse sobre la protagonista, Rocío, personaje doloroso al que el acento natural y la capacidad interpretativa de una extraordinaria Natalia de Molina (Vivir es fácil con los ojos cerrados) saca una enorme humanidad, una veracidad agobiante, perfecta encarnación de las víctimas de una situación que clama al cielo.

6/10
La duquesa II

2011 | La duquesa II | Serie TV

Segunda temporada de esta miniserie española que recrea la vida de Cayetana Fitz-James, la Duquesa de Alba. Como si de una traslación de las revistas de cotilleos se tratara, la serie recoge los amoríos, envidias y problemas entorno a la personalidad de esta "Grande" de España. En este caso, dentro de un periodo ambientado entre 1978 y 2001, se habla de las dificultades de Jesús Aguirre (Carlos Hipólito) para integrarse a la vida aristocrática después de su boda con la duquesa (Adriana Ozores). La causa es que se siente siempre examinado y puesto en la picota debido a su origen plebeyo.

4/10
3 días

2008 | 3 días

Un satélite se sale de su órbita. Lluvia estelar. Un meteorito se dirige hacia la Tierra, y los científicos consideran que las probabilidades de supervivencia tras el impacto son nulas. Se desata el pánico en todas partes, incluido un pueblecito de la España profunda. Son los años 80 o así, y la trama se centra en una mujer mayor, viuda, y en su hijo Alejandro. A ambos les preocupa que los presos de una cárcel se han fugado, y que podría hacerles una visita un personaje que acabó allí por la intervención de un hermano. De modo que se dirigen a una modesta finca en medio de ninguna parte, donde están los cuatro nietos de la mujer, pues sus padres no han dado señales de vida desde que se ha desatado el miedo colectivo. Curiosa película. Muy estilizada, con cuidadísima fotografía e inspirados encuadres. Se apunta a la moda del “cine apocalíptico”, del que son muestras recientes Soy leyenda o Monstruoso. Aunque con un tono que no acaba de encontrarse a sí mismo. Al principio hay inspiradas escenas del terror de las masas. Luego se apuesta más por un mundo solitario, de polvo y cenizas, que se diría deudor del cine nórdico de tesis, o del mismísimo Tarkovsky. Abundan entonces las escenas reiterativas de los niños y su malhumorado tío. Y cuando aparece en escena el inquietante psicópata de Eduard Fernández, aquello se convierte en una peli de género, un thriller muy violento, que juega de modo algo desagradable con la violencia infligida a unos pobres niños. Da un poco de pena este esforzado film, producción de Maestranza y Green Moon, compañía de Antonio Banderas, porque es un querer y no poder. El guión de F. Javier Gutiérrez y Juan Velarde explora territorios poco transitados por el cine español, pero resulta demasiado críptica su plasmación en imágenes –nunca se entienden del todo los asuntos de familia del pasado–, y acumula personajes y situaciones que conectan poco con la trama principal –los sucesos en la torre, el amigo al que quieren rajar, la joven embarazada...–.

4/10
La torre de Suso

2007 | La torre de Suso

Cuando su mejor amigo muere por sobredosis, Cundo regresa al sitio donde nació, un pueblecito minero de Asturias. Allí se reencuentra con sus padres, a los que no ve desde que partió hacia Argentina, diez años atrás. Su madre es una mujer que se siente muy sola, porque el padre está más interesado en tomar sidras que en estar con ella. Además, el hijo recién regresado no le inspira ninguna confianza, porque fue un adolescente muy conflictivo, enganchado a las drogas. Suso asegura que ha cambiado, que ha tenido una hija en Argentina y que todo le va bien, aunque no se atreve a llamar a su teórica esposa... Tras reunirse con los amigos de su infancia, Cundo les pide que le ayuden a construir una torre de madera, tal como deseaba por razones incomprensibles Suso, el fallecido. Prometedora opera prima de Tom Fernández, uno de los guionistas de Siete vidas, que precisamente ha escogido como protagonistas a Javier Cámara y Gonzalo de Castro, dos de los actores de esa serie televisiva. Ambos realizan un gran trabajo, al igual que otros jóvenes desconocidos y algunos veteranos, como Emilio Gutiérrez Caba. El director, asturiano de nacimiento, recoge la situación actual de tantos pueblos del Principado, anteriormente dedicados a la minería, y que a pesar de su inigualable belleza natural sufren la emigración masiva de muchos jóvenes que no tienen claro a qué pueden dedicarse en sus localidades natales, fuera de la albañilería y el pastoreo. Los protagonistas pertenecen a una generación que fue devastada por la heroína, un problema que en muchos casos se saldó con un agudo distanciamiento familiar. Tom Fernández filma una cinta con un fondo muy positivo, que anima a luchar por salir adelante, y a superar como sea los más complejos problemas. Gracias a eso, se disculpan los pequeños arranques de humor grosero, y algún que otro error de principiante. Por ejemplo, intenta abarcar demasiados temas y alarga el metraje innecesariamente, o a veces introduce demasiado humor, lo que está a punto de dar al traste con el tono tragicómico. Curiosamente, el film se estrena unos meses después de Bajo las estrellas, en la que otro director debutante, el navarro Félix Viscarret, narraba también el regreso al norte de España de otro joven impresentable con problemas para sentar la cabeza.

5/10
La culpa

2006 | La culpa

Gloria, enfermera con una hija, no tiene dónde vivir. Se traslada a casa de Ana, ginecóloga del hospital donde trabaja, y a la que ayudará en su consulta privada. La casa parece alegre y tranquila, pero Gloria cree escuchar unos golpes tras una puerta cerrada. Narciso Ibáñez Serrador, que creó en los 60 Historias para no dormir, apadrina Películas para no dormir, dirigiendo una de las entregas de esta serie de telefilmes de terror. Curiosamente, el responsable de la inquietante ¿Quién puede matar a un niño? se dedicó a concursos estilo Un, dos,  tres y llevaba sin dirigir ficción desde principios de los 80, cuando rodó dos nuevos episodios de la citada serie.

5/10
Princesas

2005 | Princesas

Caye es una puta con muchos años de ‘oficio’, a la que su ocupación ha endurecido, pese a su gran corazón. Su familia no sabe (o hace que no sabe), de modo que bien podría decirse que su auténtica familia son las otras mujeres del gremio, con las mantiene animadas tertulias en una peluquería. Al barrio donde ejercen llega una ‘nueva’, Zulema, inmigrante sudamericana, que al principio es mal recibida. Pero Caye aprende a quererla y cultivar su amistad, al tiempo que admira su intensa dedicación con el fin de mandar dinero a su pequeño hijo, que vive con su abuela al otro lado del charco. Fernando León (Familia, Barrio, Los lunes al sol) hace malabarismos con un tema peliagudo, y pese a su innegable talento en más de una ocasión se le caen los trastos al suelo. Porque su esfuerzo por impregnar a la dura historia de una atmósfera irreal, como de cuento, conlleva el peligro de ocultar, o al menos suavizar, la degradación que padecen las prostitutas. Cierto que sus actrices Candela Peña y Micaela Nevárez componen bien sus papeles, y que los momentos de humor son desahogos muy de agradecer, una técnica usada ya con fortuna en Los lunes al sol. Pero momentos como el conato de noviazgo de Caye son, sencillamente, increíbles. Además, la venganza de Zulema con el cliente que abusa de ella y la pega ‘mata’ la bondad del personaje. Aunque tal vez lo más llamativo es la sensación de que la promiscuidad sexual no afecta demasiado a las protagonistas psicológica o emocionalmente, más bien se diría que estimula su sentido del humor y las hace más vivas; si acaso el amor es imposible, no por ellas, sino por los prejuicios de los ‘novios’ que descubren su profesión, y a los que falta un poco de ‘espíritu abierto’, como a la familia ‘ciega’ de Caye. Hay algo de ingenuidad en el planteamiento de León, ingenuidad confesa incluso en el título del film.

5/10
Iris (2004)

2004 | Iris

Durante una guerra indeterminada, Iris, una joven fotógrafa separada, conoce a un médico amante de los cactus. Iris se enamora de él, con tan mala fortuna que poco después éste desaparece sin dejar rastro. Cuarta película de la cineasta catalana Rosa Vergés, que no rodaba un largometraje desde Tic, tac, de hace siete años. En esta ocasión compone una dramática historia de amor en tiempos bélicos. Y aunque no dice de que contienda se trata, está claro que es la Guerra Civil española. Pretende denunciar el horror bélico, mediante un relato lleno de símbolos y metáforas.

2/10
El pantano

2003 | El pantano | Serie TV

Inés es la protagonista de la serie. Es una joven que harta de vivir en la gran ciudad, decide cambiar radicalmente de vida y se muda al pequeño pueblo donde vive su hermana. Allí comenzará a ejercer como médico y pronto descubre que varios de los habitantes del lugar tienen una extraña enfermedad. Antena 3 emitió esta serie que no tuvo la acogida esperada. Así que tan sólo cuenta con nueve episodios y una temporada, cuando inicialmente estaba previsto rodar más.

4/10
Padre coraje

2002 | Padre coraje | Serie TV

Teleserie dirigida por Benito Zambrano, director de esa magnífica película llamada Solas. En esta ocasión lleva a la pantalla una historia basada en hechos reales: la odisea vivida por Francisco Holgado, cuyo hijo fue asesinado a puñaladas en una gasolinera. Este hombre, con identidad supuesta, logró reunir testimonios para inculpar a los asesinos de su hijo. El siempre eficaz Juan Diego es el protagonista de la cinta.

6/10

Últimos tráilers y vídeos