IMG-LOGO

Biografía

Meg Ryan

Meg Ryan

58 años

Meg Ryan

Nació el 19 de Noviembre de 1961 en Fairfield, Connecticut, EE.UU.

Y entonces descubrió la comedia

02 Julio 2015

Hacer reír es tan difícil como hacer llorar, la comedia es un arte que requiere de esfuerzo y talento natural. Meg Ryan (Fairfield, EE.UU., 1961) es una actriz que se mueve como pez en el agua en este género. No en vano ha protagonizado algunos de los títulos imprescindibles de la comedia romántica reciente como “Cuando Harry encontró a Sally”, “Algo para recordar” o “Tienes un e-mail”.

Meg Ryan debutó en el cine a los 20 años con Ricas y famosas, un drama de George Cukor en el que interpretaba a una adolescente, hija de una de las protagonistas. Sin embargo, su primera aparición importante fue en aquella película de aviones y pilotos con trajes increíbles que triunfó en los 80: Top Gun. Ídolos del aire. Desde aquel momento, Meg empezó a conseguir papeles cada vez más importantes. Así, en 1989 logró protagonizar Cuando Harry encontró a Sally: una película que la lanzaría al estrellato. La verosimilitud de su actuación y la química que encontró con Billy Crystal -¿podrían ser solo amigos?- demostraron que ella tenía un talento enorme para la comedia, algo que le fue reconocido con su nominación al Globo de Oro a mejor actriz en este género. Nadie que haya visto esta obra puede olvidar el famoso gag del orgasmo fingido.

Durante los años 90 Meg se convirtió en la actriz fetiche para la comedia romántica. Así, protagonizó un gran número de cintas entre las que destacan Algo para recordar y Tienes un e-mail, ambas con Tom Hanks, por las que volvió a obtener dos sendas nominaciones a los Globos de Oro. Como esfuerzo para no encasillarse en este género, participó en dramas como Restauración o City of Angels. Además, también tuvo un papel importante en The Doors, el biopic de Jim Morrison dirigido por Oliver Stone en la que ella era la novia del famoso músico.

Sin embargo, la siguiente década demostró que tanto la crítica como el público la veían como una actriz de comedia. Pese a sus esfuerzos por salirse del género, actuando en filmes como En carne viva o Prueba de vida, la mayoría de sus papeles que consiguió fueron en películas con romances estandarizados por la industria norteamericana.

Además de actriz, también es productora de cine y televisión, algo que demuestra Meg que conoce el aspecto industrial del cine. En frente de las cámaras ha destacado por su naturalidad y su facilidad para convertir las situaciones incómodas en potentes gags cómicos. Pese a no ser una actriz total, que domine todo tipo de registros, no deja de ser una de las caras más conocidas de la comedia romántica, un género en el que se desenvuelve a la perfección.

En los últimos tiempos no ha trabajado en ninguna película reseñable: parece que en Hollywood los años no pasan en vano. Ahora la actriz quiere relanzar su carrera en el cine a través de sus propios proyectos. Ithaca será su debut detrás de las cámaras, una cinta que ella misma protagonizará junto a Tom Hanks, el actor con el que alcanzó el éxito. ¿Podrá volver a la primera línea?

Filmografía
Fan Girl

2015 | Fan Girl

Ithaca

2015 | Ithaca

Mientras su hermano mayor, al que admira, marcha a luchar en la II Guerra Mundial, el jovencito adolescente Homer Macauley encuentra un trabajo de mensajero en la oficina de telegramas de su pueblo, el idílico Ithaca. Sentida adaptación de la extraordinaria novela "La comedia humana", del californiano William Saroyan. La actriz Meg Ryan eligió esta obra para debutar como directora y el resultado, si bien no es una obra maestra, no está nada mal, lleno de momentos emotivos, que se envuelven en una profunda nostalgia y bondad humanas. La propia actriz interpreta a la madre del protagonista y supo rodearse de un reparto a la altura, con actores de prestigio, como Sam Shepard o Tom Hanks, además de contar con su propio hijo, Jack Quaid, para encarnar al mayor de los hermanos Macauley.

5/10
The Deal (2008)

2008 | The Deal

Un productor de cine acepta producir una película de su sobrino. El tío sólo pone una condición: él se encargará de contratar a una estrella del género de acción para protagonizar la cinta. Cuando consigue el rostro famoso para su película y comienzan a trabajar, la "celebrity" es secuestrada en pleno rodaje. Típica película que utiliza un tono ligero dado por el humor para criticar el sistema de trabajo hollywoodiense.

4/10
Mi novio es un ladrón

2008 | My Mom's New Boyfriend

Henry Durand (Colin Hanks) es un joven agente del FBI que regresa a Louisiana tras una misión en el extranjero. Pero al llegar, algo ha cambiado: su madre Martha (Meg Ryan), antes una mujer enormemente gorda y triste, se ha convertido en una verdadera jovenzuela -que ahora se hace llamar Marty-, con tipazo y mucha marcha, ávida de recibir piropos de los hombres. Entretanto llega a la ciudad un famoso ladrón llamado Tommy (Antonio Banderas), que pretende robar una valiosa Madonna de Bernini. Por cosas del destino Marty se cruza en el camino de Tommy y éste queda totalmente prendado de ella. A su vez, Henry recibe la misión del FBI de seguir todos los movimientos de un famoso ladrón buscado internacionalmente... Tenía el guionista y director George Gallo elementos suficientes –ladrón de guante blanco, mujer divertida, mafia internacional, acción, FBI– para haber diseñado una estupenda comedia romántica, sin embargo el que fuera artífice del genial libreto de Huida a medianoche no acaba de dar esta vez con la tecla adecuada para que la cosa funcione. El resultado no deja de ser convencional, una película amable y bienintencionada, pero demasiado del montón. Esa falta de chispa se transmite también a los actores (o viceversa), y el caso es que el habitualmente convincente Antonio Banderas está aquí excesivamente soso, poco inspirado. También es lastimoso comprobar cómo la otrora pizpireta número uno del cine romántico, Meg Ryan, va perdiendo película a película el brillo de antaño e intenta recuperarlo con forzado histrionismo. El único que parece estar en su sitio, con un papel de tipo perplejo y aburrido, es el hijo de Tom Hanks. Pero él solo no es suficiente para sacar la película a flote.

3/10
The Women

2008 | The Women

Mary Haines es una diseñadora de modas aparentemente feliz, casada con Stephen, un ejecutivo de éxito con el que tiene una hija adolescente. Pero su mejor amiga, la periodista Sylvia Fowler, se entera de un sorprendente ‘chisme’ en el salón de belleza. Stephen, el marido de Mary, tiene una aventura con una joven dependienta. Sylvia lo comenta con otras dos amigas comunes y llega a la conclusión de que lo mejor es decírselo. Remake adaptado a los tiempos modernos del legendario film Mujeres, de George Cukor, a su vez basado en un texto teatral de Clare Boothe Luce. Mantiene el rasgo más original de la versión antigua, es decir, que no aparecen varones, salvo porque se les cita en las conversaciones. Existe un personaje masculino muy importante –el marido infiel–, pero éste sólo habla por teléfono con su esposa, o se sabe lo que hace porque ellas lo cuentan. Como el modelo original, cuenta con un plantel de grandes actrices. Se echa muchísimo de menos a Rosalind Russell, quizás la que más destacaba, pues ha sido sustituida por Annette Bening, correcta pero no tan brillante como en otras ocasiones. También choca un poco que la amante sin escrúpulos –Joan Crawford– haya pasado a ser Eva Mendes, porque son dos actrices de estilos muy distintos. Por lo demás, Meg Ryan hace lo que puede en el papel de Norma Shearer y aparecen en papeles secundarios actrices muy bien escogidas como Jada Pinkett Smith, Candice Bergen, Bette Midler y Carrie Fisher, que cumplen su cometido. El punto débil es la puesta en escena, un tanto insulsa, de la directora televisiva Diane English, creadora de la amena serie Murphy Brown. Ella misma se ha encargado de la revisión del guión, que entre las divertidísimas réplicas y contrarréplicas de las que parte ha incluido diálogos “modernillos” que carecen de la elegancia debida, y que se dirían influidos por la serie Sexo en Nueva York. También se nota una aguda pérdida de ritmo en la segunda mitad. Sigue al menos vigente su descripción de las relaciones hombre-mujer, y aborda con algo de seriedad, en tono tragicómico, la desintegración familiar y sus consecuencias.

5/10
Entre mujeres

2007 | In the Land of Women

De tal palo, tal astilla... en parte. A Lawrence Kasdan le han salido hijos directores de cine: Jake Kasdan dirigió El efecto cero y Orange County, y ahora Jon Kasdan debuta tras la cámara con Entre mujeres. Eso sí, a ambos retoños aún les queda bastante camino que recorrer si quieren alcanzar la altura de los mejores logros de su progenitor. Carter es un joven aspirante a escritor -de momento escribe, en plan alimenticio, guiones de películas pornoblandas-, en crisis tras haber roto con su novia -la española Elena Anaya-, que decide cambiar de aires yéndose a vivir con su abuela, que vive lejos de Los Ángeles, en un barrio residencial. Allí trabará relación con una familia vecina, sobre todo con la madre, Sarah, a la que un cáncer de pecho hace tambalear su imagen acartonada de "madre y esposa perfecta", y con la hija adolescente, Lucy. De modo que sus coordenadas vitales en esta etapa van a estar marcadas por mujeres: la abuela, con la que no tenía contacto, y que se encuentra en un lamentable estado de abandono, próxima a la demencia senil; Sarah, que necesita afecto, y no acaba de encontrarlo en un marido que le engaña, algo que nunca le ha reprochado como debiera; y Lucy, que está empezando a descubrir el amor. Estamos ante una de esas películas "poquita cosa", que casi ofrecen un retrato robot de su responsable, ya que Kasdan ejerce de director y guionista; todas las inseguridades del protagonista se dirían tomadas de una experiencia personal. Aunque hay cierta pericia técnica, también se nota la bisoñez a la hora de acumular elementos, algunos risibles como el del trauma infantil de Lucy jugando "a los médicos" con un amiguito. El apañado reparto no salva los muebles, y se diría que la estrella Meg Ryan ha empezado su declive. La edad no perdona, el cine, y más el actual, es así de cruel.

4/10
Contra las cuerdas

2004 | Against the Ropes

Jackie trabaja como secretaria del director del Cleveland Coliseum, un famoso pabellón de boxeo. Pero en realidad, es ella quien dirige el negocio: lo conoce a la perfección, ya que es hija de un antiguo entrenador y se crió entre las cuerdas de un ring, junto a su tío, que era boxeador. Ahora a sus 36 años, Jakie quiere demostrar sus capacidades. Busca su oportunidad en un tugurio donde corre el alcohol y la droga, y allí un magnate prepotente le “vende” por un dólar los servicios de uno de sus hombres. Pero poco va a poder hacer ese tipo, más interesado en colocarse que en boxear… Sin embargo, un día que va a visitarle le encuentra recibiendo la paliza de un matón por un asunto de deudas, y Jackie ve en ese castigador, un tal Luther, al hombre que necesita. Meg Ryan, la otrora reina de las comedias románticas, se ha empeñado peligrosamente en cambiar de aires. Y es arriesgado. Tras el fiasco de En carne viva, ¿quién la iba imaginar metida hasta las cachas en un sudoroso drama sobre el boxeo? Pues aquí la tienen, en esta recreación ficticia inspirada en la verdadera historia de Jackie Kallen, la manager más famosa del mundo pugilístico. Éste es el mayor atractivo del filme, que se trate de la historia de una mujer que logró convertirse, a base de tesón y talento, en una autoridad en un deporte tan masculino como el boxeo. El reparto cumple, especialmente Omar Epps en el papel de Luther, y en el plano técnico hay que destacar la banda sonora de Michael Kamen, en uno de sus últimos trabajos antes de fallecer en noviembre de 2003. El entretenimiento lo dirige el también actor Charles S. Dutton (Gothika).

5/10
En carne viva

2003 | In The Cut

Frannie Avery, es una profesora y escritora de Nueva York. Se trata de una persona solitaria y totalmente descentrada a nivel sentimental. Cuando acude a un sórdido local, para reunirse con uno de sus alumnos, entra por error en una habitación donde una pareja mantiene una relación íntima. La mujer aparece muerta poco después, por lo que un policía interrogará a Frannie, que vive al lado de donde se ha producido el crimen. Asociada hasta el momento a las comedias románticas, Meg Ryan cambia de registro en este thriller morboso y subido de tono, en la línea del cine de Jane Campion, la directora neozelandesa autora de El piano. Al menos, no faltan cultas referencias literarias y artísticas, así como un claustrofóbico retrato del desconcierto vital de los habitantes de la gran ciudad.

3/10
Kate & Leopold

2001 | Kate & Leopold

Leopold, de sangre noble, vive en el tranquilo Manhattan de finales del siglo XIX. Kate, ejecutiva publicitaria, vive en el frenético Manhattan de principios del siglo XXI. Van a enamorarse. ¿Cómo es posible? Por una “falla temporal”, que permite a Leopold viajar a nuestros días. Ellos son Meg Ryan y Hugh Jackman, actores entre los que se establece la necesaria química, a pesar de su diferente carácter y background cultural. Esto sirve para presentar divertidos golpes de humor anacrónicos, pero también para criticar algunos de los males de nuestro tiempo. Así Kate es cínica y mal hablada, va deprisa a todas partes, se alimenta de comida basura; y, a la vez, es sincera y resuelta. Mientras que Leopold respeta a las personas (algo que se advierte a la hora de procurar la conquista de Kate), y no entiende que el trabajo de Kate (la publicidad), pueda usarse para cantar las falsas excelencias de un producto; y, al tiempo, su exquisita educación le dificulta comunicar sus auténticos sentimientos. Dando pruebas de asombrosa versatilidad, el director y guionista James Mangold pasó de la costumbrista Heavy al thriller policial Cop Land, y luego al melodrama puro y duro de Inocencia interrumpida, esa suerte de Alguien voló sobre el nido del cuco para adolescentes. Ahora prueba fortuna con la comedia romántica de aire clásico. Y lo hace dirigiendo con mismo a sus actores; entre los personajes, además de la pareja protagonistas, destaca el hermano de Kate (Breckin Meyer), uno de esos caracteres que por sí solos eleva la altura de una película.

5/10
Prueba de vida (2000)

2000 | Proof Of Life

Peter Bowman es ingeniero en un innombrado país sudamericano. En una operación de la guerrilla antigubernamental, es tomado como rehén. Comienza entonces un largo proceso de negociación para conseguir su liberación. La empresa de Bowman se desentiende a la hora de echar una mano (lo ocurrido no estaba “previsto” en el contrato, ni lo cubre ningún seguro); pero su esposa Alice removerá Roma con Santiago para rescatar a su esposo. Ayuda Terry Thorne, un especialista en rescates, que conoce la psicología de los secuestradores, y que ha de procurar las condiciones más ventajosas para que Peter recupere su robada libertad. Taylor Hackford (Oficial y caballero, Noches de sol) combina con acierto el drama y el suspense en torno al desenlace, con buenas escenas de acción. Tanto la captura del rehén, como los intentos de liberación están narrados con ritmo impecable. El film se inspiró en un artículo publicado en Vanity Fair bajo el título "Aventuras en el negocio de los rescates". Meg Ryan como esposa apurada, y Russell Crowe como negociador, son dos actores que hacen creíble la apasionante historia. Incluido un final a lo Casablanca, arriesgado y emotivo.

5/10
Colgadas

1999 | Hanging Up

Tres hermanas están todo el día colgadas del teléfono, resolviendo cuestiones relacionadas con su trabajo, familia, intereses amorosos... Giorgia (Diane Keaton) edita una revista, Eve (Meg Ryan) es la hermana responsable, y Maddy (Lisa Kudrow) intenta triunfar como actriz televisiva. La noticia de que su padre acaba de ingresar en el hospital ayudará a unir a la familia, aunque en el camino salten las chispas de antiguos resquemores. Mezcla de comedia y drama, el guión viene firmado por las hermanas Nora y Delia Ephron. Recordemos que Nora ha dirigido filmes tan notables como Algo para recordar y Tienes un e-mail, películas en línea parecida, aunque con mayor carga romántica. El reparto femenino es de campeonato con 3 mujeres que casi simbolizan 3 generaciones de actrices: Diane Keaton, que también dirige, es la veterana, inolvidable en pelis de Woody Allen y en El padrino; Meg Ryan ya es toda una estrella, gracias a los films citados de Nora Ephron; mientras que Lisa Kudrow viene pisando fuerte gracias a la serie televisiva Friends.

4/10
City of Angels

1998 | City of Angels

Ángeles. Espíritus puros que viven una felicidad inefable y ayudan al hombre en el trance de la muerte, sin nunca forzar su libertad. Seth es uno de ellos. Pese a su dicha, se pregunta con frecuencia cómo será la naturaleza humana. Sobre todo en un aspecto que no puede ni imaginar: el corporal. Tocar, oler, saborear... amar a una mujer. El encuentro con Maggie, una bella y competente doctora, torturada porque no pudo salvar a uno de sus pacientes, acrecienta su anhelo de ser humano. Cassiel, un compañero ángel, le explica que Dios les ha dejado la opción de convertirse en humanos; pero una vez tomada la decisión, el resultado es definitivo. Seth deberá elegir. El guión resalta interesantes contrastes. El mundo sereno de los ángeles con el ajetreo humano; la profesión médica que busca salvar vidas con el misterio inexorable de la muerte; sanar corazones con amar de corazón; el ajetreo de la planificación con la quietud de la simple contemplación. Se muestra la biblioteca a modo de santuario donde resaltan los pensamientos de los humanos, sus reflexiones, su goce de la belleza; es el sitio donde más próximos se encuentran hombres y ángeles. El deseo de Seth por conocer el amor entre hombre y mujer ayuda a subrayar la especial belleza que encierra; aunque el film no aborde claramente el matrimonio. Mostrar el dolor como parte integrante y misteriosa de la realidad humana resulta, también, muy sugerente. Falta quizá al film un pelín de brío. No acaba de dar Silberling (Casper) con el ritmo para contar una historia tan especial. Pero la emotividad de lo narrado es tan fuerte que se supera el escollo. La atención la acaparan Seth y Maggie –inspirados Nicolas Cage y Meg Ryan– que tienen escenas compartidas memorables, como la de su primer encuentro en el hospital. Menos presencia tienen personajes como Cassiel, mero comparsa, o Messenger, un ex ángel. La música y las canciones que acompañan al film son muy hermosas. No en vano se escucha el tema de U2 "If Would Send His Angels".

6/10
Hurlyburly

1998 | Hurlyburly

Cuatro amigos que trabajan en la industria del cine comparten apartamento: Eddie (Sean Penn) y Mickey (Kevin Spacey) son directores de reparto, Phil (Chazz Palminteri) es un actor en paro, y Artie (Garry Shandling) se dedica a la producción. Trabajar cuesta: la presión es enorme y las oportunidades no tan buenas como uno quisiera. Además las lenguas pueden herir y hacer decir más cosas de las que uno quisiera; y las relaciones con las mujeres –Darlene (Robin Wright Penn), la bailarina Bonnie (Meg Ryan), la lolita aspirante a actriz Donna (Anna Paquin)– no son fáciles. "Hurlyburly" es una palabra que significa algo así como "tumulto" o "follón". Y es que los personajes de esta película viven una acelerada existencia, autodestructiva y un tanto amargada. El film, duro y desgarrado, de humor muy vitriólico, se basa en una obra de teatro de estudiados diálogos; y presenta momentos muy intensos, en que los actores pueden lucirse a gusto. El reparto es para quedarse sin respiración; uno de los intérpretes, Sean Penn, se llevó un premio en el Festival de Venecia por su actuación.

6/10
Tienes un e-mail

1998 | You've Got Mail

Nueva York. Joe y Kathleen conviven con sus respectivos novios. Pero no están satisfechos. En cuanto aquéllos salen de casa, enchufan sus ordenadores via Internet, y mantienen una peculiar relación, cada uno bajo un seudónimo personal. Se cuentan preocupaciones, gustos, aficiones... ¿Estarán hechos el uno para el otro? Quién sabe. Pero mientras este amor incipiente gana intensidad, los dos se encuentran por casualidad en el mundo real. Y con bastante mala fortuna. Pues Kathleen regenta "The Shop Around the Corner" (guiño a la película de Ernst Lubitsch), tienda especializada en libros infantiles; y Joe es propietario de una enorme cadena de librerías, extendidas a lo largo y ancho de los Estados Unidos, que planea abrir una nueva justo enfrente del local de Kathleen. Comedia romántica a tope, género del que la directora Nora Ephron es especialista. Ephron juega con el hecho de que los protagonistas –deliciosos Meg Ryan y Tom Hanks– ignoran que el hombre o la mujer que odian es, a la vez, ése que tan bien les cae en sus charlas por Internet. Amor y situaciones divertidas se conjugan perfectamente. A la vez, se invita a pensar en lo impersonales que se han vuelto las relaciones en el mundo actual, razón por la que alguna gente se refugia en las animadas charlas de Internet. Otra idea presente es que las grandes empresas, con muchos dólares y poca personalidad, están echando fuera del campo al pequeño empresario amante de su negocio y de cuidar al cliente de modo personalizado.

6/10
Adictos al amor

1997 | Addicted to Love

Novia compuesta y sin novio. Novio compuesto y sin novia. Los traidores conviven juntos. Y los burlados no están dispuestos a consentirlo. Unen fuerzas reclamando venganza. No pueden prever que ellos mismos acabarán enamorándose. La película se vende como romántica –la presencia de Meg Ryan en el reparto y la música de Rachel Portman invitan a considerarla así–, pero no se trata de una calificación muy exacta. Empapa la película en exceso un tono zafio y poco sofisticado, sobre todo en lo tocante al tratamiento del sexo y las relaciones afectivas. Y la venganza, tan presente en los últimos tiempos en el cine americano, no casa demasiado con romanticismo. El director –el actor Griffith Dunne, estrenándose tras la cámara– parece haber querido repetir el aire de su título más conocido –¡Jo, qué noche! de Martin Scorsese–, con un aire alocado, muy visual, con abundante fotografía nocturna. Lo que no sabe es que alocado o de enredo no equivale a caótico, poco ingenioso, mal estructurado y peor narrado. Ni el guionista le da un buen material, ni los actores le salvan la función.

3/10
En honor a la verdad

1996 | Courage Under Fire

Impactante drama sobre el honor y el heroísmo y uno de los primeros que retrataron los impactos de la Guerra del Golfo. Después de destruir accidentalmente uno de sus propios tanques confundiéndolo con un vehículo enemigo, el teniente Nathan Serling (interpretado por Denzel Washington) regresa a su casa. La armada intenta ocultar el incidente para no perjudicar a su reputación y le asigna la arriesgada misión de investigar la extraña y reciente muerte de una piloto de Medevac (interpretada por Meg Ryan) que está a punto de convertirse en la primera mujer en recibir la medalla al honor. Varios testimonios falsos en su contra le obstaculizan en la búsqueda de la verdad cuando Serling intenta ahondar en los misterios que rodean su muerte. Comienza a interrogar a todas las personas que estuvieron cerca de ella, incluso a sus padres. Edward Zwick consigue una cuidadosa mezcla de drama y escenas de acción de altísimo nivel, en esta sabia historia que dosifica la intriga hasta el final, con guión de Patrick Sheane Duncan. Para ello cuenta con dos buenos actores como protagonistas. Meg Ryan (Cuando Harry encontró a Sally, Algo para recordar) se aleja por una vez de las comedias con toque romántico que le han hecho famosa para interpretar un papel más dramático. Denzel Washington se mantiene en su línea habitual de calidad. Junto a ellos, en papeles pequeños, grandes actores como Matt Damon (El indomable Will Hunting) o Lou Diamond Phillips (La bamba). La música es obra del maestro James Horner (Willow).

5/10
Restauración

1995 | Restoration

El período de la Restauración comenzó en Inglaterra en 1660. Después de unos cuantos años de austero dominio del puritanismo, la nación entró en una nueva época dominada por el espíritu de la Ilustración. Así comenzó una época de avances científicos, artísticos, y de grandes descumbrimientos. En ese ambiente, Robert Merivel (Robert Downey Jr.) es un destacado estudiante de medicina, llamado por el rey Carlos II para formar parte de su corte. Rodeado del libertinaje que impera en el palacio, Merivel se dejará llevar, abandonándose a sus más bajas pasiones. Sólo despertará a la realidad cuando es expulsado por el rey y, despojado de sus tierras, casas y títulos.  Lo mejor de la película es la grandiosa reconstrucción del período histórico que muestra. El vestuario, el maquillaje y la ambientación son fabulosos. Está basada en la novela homónima de Rose Tremain. Una monumental película histórica, que nos introduce en una sugerente época. Excelentes interpretaciones del protagonista Robert Downey Jr., de Meg Ryan y de Hugh Grant.

5/10
French Kiss

1995 | French Kiss

Kate tiene pánico a viajar en avión. Pero por recuperar a su novio... Estaba a punto de casarse. Pero, chica, no sé qué tienen las francesas, que Charlie, el novio de Kate, se enamora de una de ellas en un viaje de negocios. Kate acude a recuperarlo, pero conoce a Luc, un ladrón encantador. La reina del cine romántico, Meg Ryan, presta todo su encanto a esta deliciosa comedia de amor y enredo, dirigida con aplomo por Lawrence Kasdan (El turista accidental, Grand Canyon, el alma de la ciudad). Jean Reno hace uno de sus primeros papeles en EE.UU.

5/10
El genio del amor

1994 | I.Q.

Walters es un mecánico de coches de Princeton, en el estado de Nueva Jersey. Además es muy aficionado a los experimentos científicos. Un día conoce a una bonita chica llamada Catherine (Meg Ryan), que resulta ser sobrina del científico Albert Einstein. Walters no puede menos que enamorarse con locura de ella. El problema es que Catherine está prometida desde hace tiempo con un aburrido y serio inglés. Como a Einstein no le gusta el inglés, y por el contrario le cae muy bien el simpático Walters, decide ayudar a éste para que conquiste a su sobrina. Antes deberá disuadir al inglés de sus intenciones, para lo que contará con la estimable ayuda de un grupo de alocados científicos. Una divertida comedia protagonizada por la reina de las comedias románticas de los años 90, la dulce Meg Ryan, denominada en varias ocasiones la Novia de América. Tim Robbins da vida a un joven espabilado y de buen corazón. Walter Matthau completa una interpretación divertidísima y convincente. Muy agradable para pasar un buen rato, original y repleta de situaciones tan geniales como disparatadas.

5/10
Cuando un hombre ama a una mujer

1994 | When a Man Loves a Woman

Extraordinario melodrama aclamado por la crítica y protagonizado por dos actores realmente fabulosos. Michael (Andy García) su esposa Alice (Meg Ryan) forman un apasionado matrimonio que ha luchado por formar una unida familia junto a sus dos hijas. Sin embargo, el dolor hace su entrada en escena cuando un secreto pasado de Alice comienza a cernirse de nuevo sobre ella: su tendencia al alcohol. Michael hará todo lo posible para evitar el derrumbe de una familia que se desmorona, porque sabe que cuando un hombre ama a una mujer, es para siempre. Las maravillosas interpretaciones de Andy García (Los intocables de Eliot Ness, La noche cae sobre Manhattan) y Meg Ryan (Algo para recordar, Tienes un e-mail) hacen que la temperatura de esta película alcance cotas verdaderamente altas. Una película donde el amor huye del sentimentalismo y se convierte en una realidad que supera cualquier obstáculo.

6/10
Como uña y carne

1993 | Flesh And Bone

Kay Davis (Meg Ryan) es una mujer marcada por su pasado, que escapa de un matrimonio fracasado. Sin un destino fino, su única idea es escapar hacia cualquier lugar. En alguna parte de una carretera perdida conoce a Alis Sweeny (Dennis Quaid), un vaquero seductor al que su trabajo le obliga a viajar de pueblo en pueblo. La atracción surge entre ambos enseguida, pero todo se complica con la aparición del padre de Arlis, interpretado por James Caan. Sus vidas entonces se ven envueltas en unos turbulentos sucesos, en los que se mezclan los oscuros recuerdos con la malicia del padre de Arlis. Un thriller que lleva hasta el extremo más malvado la confusión de sus personajes. Cuenta con unos buenos actores algo desaprovechados por una trama demasiado enrevesada. Busca como puede la lágrima del espectador.

4/10
Algo para recordar

1993 | Sleepless In Seattle

Pocas veces ha habido en una pantalla de cine tanta química como la que muestran tener en esta película Tom Hanks y Meg Ryan. Si existe una película romántica, ésa es Algo para recordar. Sam Baldwin (Hanks) lleva una vida solitaria y triste con su hijo, después de que la muerte de su mujer los dejara solos. Pero en Navidad, los deseos pueden convertirse en realidad. Jonah, el hijo de Sam, no quiere juguetes este año, sino una madre que les acompañe a él y a su padre. Para ello llama a un programa de radio y cuenta su historia. Al otro lado de los Estados Unidos, sus palabras son escuchadas por Annie Reed (Ryan), quien queda profundamente sobrecogida con las palabras del niño. Con una clara referencia a Tú y yo, la sensible directora Nora Ephron dirige una deliciosa cinta con Hanks y Ryan de pareja protagonista, una de las más redondas que ha dado el cine. Si le gusta el romanticismo, disfrutará como nunca con esta magnífica película, capaz de jugar con su corazón como ninguna otra. Para soñadores.

7/10
Preludio de un beso

1992 | Prelude to a Kiss

Adaptación de una obra teatral de Craig Lucas, en la línea de Ghost, del año anterior. Sigue a Peter y Rita, que se conocen en una fiesta, y enseguida acaban en la cama. El caso es que se llevan muy bien, se toman afecto, aunque existe la pega de que ella es una ceniza, siempre ve el lado negro de las cosas. Hasta que llega el día de su boda, y un viejecito desconocido pide besar a la novia. Cuando lo hace, se produce algo extraño y mágico: intercambian los cuerpos, el alma del viejo está dentro del cuerpo de Rita. Como se ve, es un cuento celestial y romántico, que incide en la idea de que la belleza está en el interior. Alec Baldwin y Meg Ryan dan vida a la pareja protagonista, y a la actriz le toca mostrar una doble personalidad en la pantalla.

4/10
The Doors

1991 | The Doors

“Sé joven, vive deprisa y harás un bonito cadáver”. Jim Morrison, líder del grupo musical The Doors, bien podría haber suscrito la célebre frase. Oliver Stone recrea su breve vida, 27 añitos, fijándose en su lado más oscuro. De hecho la visión de Morrison que aporta el guión no es la verdadera, según declaró Ray Manzarek, amigo personal del mito y cofundador del grupo en 1965. La película es quizá demasiado larga, se excede en el idilio del protagonista con las drogas y la composición de Val Kilmer emociona poco. Pero al menos se puede disfrutar de un variado elenco de temas ya clásicos de esta banda legendaria, como "Raiders on the Storm", "Light My Fire", "The End" o "People Are Strange".

5/10
Joe contra el volcán

1990 | Joe Versus the Volcano

Joe Banks es un triste oficinista harto de su trabajo, con síntomas hicocondríacos, y enamorado secretamente de su empleada. Cuando acude al médico, el doctor Ellison le pronostica cinco meses de vida porque afirma que tiene un tumor cerebral. Para Joe, estas noticias le suponen un alivio y una solución para su desgraciada vida, y decide aprovechar al máximo el tiempo que le queda. Por ello, coge las maletas y se marcha hacia una paradisiaca isla del Pacífico. Divertida comedia con una mejor pareja protagonista: Hanks y Ryan. Siempre es una garantía verles juntos en pantalla por que la química que desprenden casi se puede tocar. Contrastan los tonos grises y oscuros de la primera aburrida existencia de Joe, con los colores alegres y diversos de la segunda parte del film. Simpática.

6/10
Cuando Harry encontró a Sally

1989 | When Harry Met Sally...

Harry y Sally son amigos desde hace años y siempre discuten sobre diferentes temas pero sin llegar a ninguna conclusión, como cuando se plantean si el sexo puede echar abajo una relación. Dudas, cuestiones, preguntas, respuestas... Harry y Sally no acaban de darse cuenta de que están hechos el uno para el otro. La cinta fue la comedia romántica del año protagonizada por Billy Crystal y Meg Ryan. Encantadora, divertida y romántica, pero también con estilo "modernillo"; ingredientes que el director Rob Reiner reunió para contar una historia de amor con unos actores de primera. Tiene momentos brillantes y diálogos aún mejores. El guión de Nora Ephron fue nominado a los Oscar.

7/10
Muerto al llegar (D.O.A.)

1988 | D.O.A.

Al modo de Ghost, esta película es un desesperado intento de conocer la verdad de una muerte: la del protagonista. Sólo que en este caso, aún no ha muerto. Dexter Cornell ha sido envenenado y sólo tiene veinticuatro horas para descubrir quién lo ha hecho, cómo y por qué. En medio de su angustioso intento de descubrir el enigma, Dexter se da cuenta de que todo el mundo que le rodea parece guardar un secreto y todos sus conocidos acaban por resultarle culpables del delito, incluso la mujer que ama (Meg Ryan). La inolvidable pareja protagonista de El chip prodigioso, casados en la vida real, vuelve a reunirse para protagonizar este thriller lleno de emoción y angustia. Con unas magníficas interpretaciones y un suspense llevado con pulso firme por los realizadores, el film no decae en ningún momento y depara formidables momentos de alta intensidad.

4/10
Más fuerte que el odio

1988 | The Presidio

El joven y rebelde detective interpretado por Mark Harmon fue expulsado de la policía militar por una serie de circunstancias. Sean Connery interpreta a un severo teniente coronel, que debe colaborar con Harmon en la investigación de un sanguinario asesinato. El crimen se cometió en el campamento militar Presidio. A pesar de la tensión que hay entre ellos, están condenados a entenderse. Su relación se complica aún más cuando la bonita hija del coronel, interpretada por Meg Ryan, se enamora de Harmon. Detrás de su oscura misión se esconden terribles recuerdos de la guerra del Vietnam y un montón de dinero de por medio. Un entretenido thriller sobre militares de fuerte carácter, con un turbio pasado a sus espaldas. El plantel de actores es magnífico. Destaca una Meg Ryan jovencísima. La tensión y las emociones fuertes están aseguradas.

5/10
Tierra prometida

1987 | Promised Land

Drama que gira en torno a dos personajes masculinos. Ambos prometían muchísimo desde que estaban en el instituto. El uno por deportista y el otro por ser el clásico "empollón". El caso es que los años pasan y los dos acaban en el pueblo donde han nacido llevando unas vidas miserables, muy lejanas de lo que se supone que debía haber sido de ellos. Ni tan siquiera el amor, pues las chicas que parecían perfectas cuando eran adolescentes, han dejado de serlo. La película tiene una temática muy similar a la de la exitosa serie de televisión de los ochenta Matrimonio con hijos, aunque en la pequeña pantalla la frustración de los sueños de juventud estaba aliñada con un tono de comedia ácido.

4/10
El chip prodigioso

1987 | Innerspace

Versión moderna de Viaje alucinante. Un piloto de pruebas es reducido de tamaño para realizar un viaje por la sangre de otro hombre. Acción y comedia de la mano de Joe Dante (Gremlins).

5/10
Top Gun. Ídolos del aire

1986 | Top Gun

Estados Unidos, década de los 80. Top Gun es el nombre de la más prestigiosa academia para pilotos de aviones estadounidense. Es muy difícil ser seleccionado para el entrenamiento en Top Gun, y mucho más superar las complicadas pruebas para ser un piloto de primera. Maverick Mitchell (Tom Cruise) es un joven y decidido piloto, cuyo único objetivo es ser el mejor. Maverick es orgulloso y testarudo, y no se deja amilanar por la competencia de sus compañeros, aunque estos le hagan la vida imposible. Allí conoce a una bella instructora, interpretada por Kelly McGillis, que le hará recuperar la confianza en los peores momentos. Esta conocida película lanzó al estrellato al joven Tom Cruise, y puso de moda su estética de cazadora de cuero y gafas oscuras. Se trata de una inteligente combinación entre la emoción de un joven dispuesto a superar todos los retos, y una atractiva estética. La guinda la pone una cuidada banda sonora, cuya canción original "Take My Breath Away" ganó el Oscar. Las abundantes escenas en el aire, con las trepidantes maniobras de los aviones, son muy espectaculares. El reparto es fantástico.

6/10
Armados y peligrosos

1986 | Armed and Dangerous

Un policía y un abogado que se acaban de quedar sin trabajo deciden montar una empresa de seguridad. Su intención es la de montar una auténtica agencia con personal cualificado para luchar contar el crimen, pero el problema es que los primeros que no dan la talla son ellos. Harold Ramis es uno de los padres de esta historia. Quien creara Los cazafantasmas, aporta también su granito de arena a esta película, aunque el resultado es muy inferior al de de la película que protagonizó Bill Murray.

4/10
El pozo del infierno

1983 | Amityville 3-D

Un matrimonio se muda con sus hijos a una misteriosa casa. Nada más llegar su hija muere en un accidente, después de lo cual su madre comienza a ver el fantasma de su pequeña atrapado en la casa. Al igual que sucede en Poltergeist, en esta cinta también se recurre a un experto en temas paranormales para que ayude a la familia. Pero esta película no es comparable a Poltergeist, donde una niña y su casa también eran las protagonistas de la historia. Da la sensación de que El pozo del infierno, nacida un año después que la que dirigió Tobe Hooper, responde al éxito que ésta cosechó.

3/10
Ricas y famosas

1981 | Rich and Famous

El último film de George Cukor, quien, justo es reconocerlo, no se encontraba en el mejor momento de su carrera. Sigue el devenir de dos amigas, Liz y Merry, que se prometieron amistad eterna tras terminar la universidad. Merry se casa, es ama de casa, tiene una hija, todo en el Oeste; la otra es una escritora intelectual que vive en la cosa Esta, pero no ha encontrado el amor, en realidad estaba enamorada de quien se convirtió en marido de su amiga. Curiosamente Liz triunfará también escribiendo, aunque con una obra puramente comercial, donde incluye chismes de sus conocidos de Hollywood.Película de actrices, la especialidad de Cukor, se nota la mano de un maestro en más de un pasaje. Sin embargo, el conjunto de amor y lujo con desajustes sentimentales acaba reducido a un "tour de force" de reproches varios, a veces cercanos a un histerismo que no viene a cuento; falta una sólida línea argumental capaz de conducir a algún sitio, y los vacíos personajes protagonistas no llegan a despertar interés, pese a las meritorias interpretaciones de Jacqueline Bisset y Candice Bergen. En el reparto se distingue a una jovencita  Meg Ryan. Destaca la sólida partitura musical de Georges Delerue.

4/10
Ithaca

2015 | Ithaca

Mientras su hermano mayor, al que admira, marcha a luchar en la II Guerra Mundial, el jovencito adolescente Homer Macauley encuentra un trabajo de mensajero en la oficina de telegramas de su pueblo, el idílico Ithaca. Sentida adaptación de la extraordinaria novela "La comedia humana", del californiano William Saroyan. La actriz Meg Ryan eligió esta obra para debutar como directora y el resultado, si bien no es una obra maestra, no está nada mal, lleno de momentos emotivos, que se envuelven en una profunda nostalgia y bondad humanas. La propia actriz interpreta a la madre del protagonista y supo rodearse de un reparto a la altura, con actores de prestigio, como Sam Shepard o Tom Hanks, además de contar con su propio hijo, Jack Quaid, para encarnar al mayor de los hermanos Macauley.

5/10

Últimos tráilers y vídeos