IMG-LOGO
Jurassic World: El reino caído
7 /10 decine21

Jurassic World: El reino caído

Jurassic World: Fallen Kingdom

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Jurassic World: El reino caído

Hace cuatro años que el parque temático y lujoso complejo turístico Jurassic World fue destruido por dinosaurios fuera de control. Isla Nublar ha sido abandonada por los hombres y los dinosaurios sobreviven como pueden en la jungla. Cuando el volcán de la isla que estaba inactivo entra en erupción, Owen (Chris Pratt) y Claire (Bryce Dallas Howard) ponen en marcha un plan para proteger a los dinosaurios de la extinción. Owen se dedica a buscar a Blue, el raptor al que él crió y que está desaparecido en la jungla, y Claire, que ha aprendido a respetar a estas criaturas, está dispuesta a cumplir con su misión. Cuando llegan a la isla, ya inestable por la erupción del volcán, descubren una conspiración que podría convertir nuestro planeta en un lugar con un inmenso peligro no visto desde tiempos prehistóricos.

7 /10 decine21

Crítica

La segunda extinción

La segunda extinción

Cuando el volcán de la isla Nublar entra en erupción, los dinosaurios resucitados del abandonado Parque Jurásico –que ahora campan a sus anchas– están condenados a volver a extinguirse. Por eso la ex gerente de las instalaciones, Claire Dearing, se ha convertido en activista, y con otros compañeros del Grupo de Protección de Dinosaurios trata de influir en que los políticos asignen fondos para salvar a las criaturas. Contacta con ella el misterioso Eli Mills, que trabaja para el moribundo potentado Benjamin Lockwood, socio de Hammond, el ya fallecido responsable de traer a estos seres de nuevo a la vida, un tipo obsesionado con su jovencísima nieta, tras la muerte en accidente de coche de su hija. Le proponen a Claire que viaje de nuevo a la ínsula, si puede ser llevando consigo a su ex novio, el cuidador Owen Grady. Su objetivo sería rescatar al máximo número de especies para ponerlas a salvo.

La prueba de fuego para el español Juan Antonio Bayona, ya que se trata de su largometraje de mayor presupuesto, y tiene como padrino al gran referente de su cine, Steven Spielberg, cuyo estilo sabe imitar a la perfección, basta fijarse en una subasta iluminada al estilo de Encuentros en la tercera fase, o en las peripecias de Chris Pratt, que recuerdan a la saga de Indiana Jones. Acompañado de colaboradores habituales como el montador Bernat Vilaplana y el director de fotografía Óscar Faura, el realizador español logra una factura perfecta, luciéndose por ejemplo en el largo plano con el que ilustra una huida en uno de los vehículos esféricos vistos en la entrega anterior, o en la vibrante secuencia de la erupción.

El realizador también sabe llevarse el relato a su terreno, dando importancia a la niña encarnada por la eficiente debutante Isabella Sermon, aunque por una vez no hay madre, ya que se trata de una huérfana. Tiene –eso sí– como cuidadora a Geraldine Chaplin, actriz fetiche de sus películas, de nuevo como mujer sabia, a la que conviene escuchar.

Ambas están acompañadas de un estimable reparto, repitiendo en la saga Bryce Dallas Howard, el carismático Chris Pratt, y en una breve intervención el carismático Jeff Goldblum, que estuvo presente en las dos primeras entregas, las que firmó el mismo Rey Midas, otra vez como el matemático Ian Malcolm, firme seguidor de la Teoría del Caos. Por lo demás, Justice Smith, protagonista de la serie The Get Down, aporta el toque cómico, y se ha recurrido a algún actor de primera fila para dar entidad a papeles muy secundarios, como Toby Jones –subastador de dinosaurios–, James Cromwell –el millonario Lockwood–, Rafe Spall –empleado de este último que parece ocultar algo– y sobre todo la niña Isabella Sermon, pese a que no había hecho ni siquiera un spot de televisión antes de ponerse ante la cámara.

Quizás no llegue al nivel de Jurassic World, la anterior entrega, pero tiene el mérito de adentrarse por caminos nuevos en la saga. Vuelve a versar sobre el hombre jugando a ser Dios, pero añade a sus predecesoras un mensaje ecológico, y  una advertencia en torno al peligro de que los intereses económicos se antepongan a las vidas humanas.

Últimos comentarios de los lectores

RMNO5 - Hace 6 meses

Llamar flojo a este engendro ya es sobrevalorarlo. Absolutamente todo consiste en un refrito de episodios anteriores, con una colección de escenas, golpes de efecto u ocurrencias que apestan a viejo o son francamente ridículos al intentar innovar: un dinosaurio sintético entre T-Rex y velociraptor, como en la última peli, pero "¡con más velociraptor!", tiene -sin embargo- poderosos brazos que le permiten trepar a fuerza de bíceps cuando cuelga de ellos en el vacío. No mencionan ningún ADN de chimpancé.

El guión parece escrito por un adolescente castigado por su profesor de Lengua a rehacer una redacción y tiene un final tan delirantemente absurdo que solo se justifica por la constricción de dejar abierta una previsible secuela. Tal final -que no destripo- convierte en chiste macabro esta afirmación de la crítica:
"[la película] tiene el mérito de adentrarse por caminos nuevos en la saga. Vuelve a versar sobre el hombre jugando a ser Dios, pero añade a sus predecesoras un mensaje ecológico, y una advertencia en torno al peligro de que los intereses económicos se antepongan a las vidas humanas".

Las actuaciones van de lo rutinario a lo francamente desganado y los personajes se mueven por motivos veleidosos que -a la vez- resultan muy previsibles. Únicamente Chris Prat parece ponerle algo de interés, la niña recuerda peligrosamente a la infausta Greta de la furia ecologista, y Bryce Dallas Howard -visiblemente fondona- devino un espectro de la actriz que interpretó la excelente 'Manderlay'.

En resumen, 4 de nota (y eso gracias al prespuesto gastado en CGI); No recomendar.

Blancas mañanas - Hace 1 año

Aburrida película. Cuando en una película de dinosaurios, donde tan importante como estos son los exteriores, y dichos exteriores se convierten en interiores, y además con los dinosuruos enjaulados en gran parte del metraje, se pierde bastante interés en la cinta. Si a esto unimos una interpretación normalita, donde tal vez sobresalga la niña, poco para tanta expectación. Mucho mejor la anterior de la zaga.

Antonio - Hace 2 años

Me parece una película de sobrada aprobación. Bien dirigida, emocionantes momentos y con el mejor mensaje que se puede dar, el dinero y la ambición pueden y van a destruir nuestro planeta

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Últimos tráilers y vídeos