IMG-LOGO

Biografía

Nancy Olson

Nancy Olson

91 años

Nancy Olson

Nació el 14 de Julio de 1928 en Milwaukee, Wisconsin, EE.UU.

La revisora de

16 Marzo 2012

Su mayor logro fue la candidatura al Oscar como secundaria por El crepúsculo de los dioses. Pero después Nancy Olson entró en el crepúsculo de su propia carrera, pues no revalidó el éxito y prácticamente cayó en el olvido.

Nacida en Milwakee (Wisconsin), el 14 de julio de 1928, Nancy Ann Olson es hija de un médico. Estudió en la Universidad de Wisconsin, y después empezó a trabajar en los escenarios. Su atractivo físico no pasó inadvertido para los ejecutivos de Paramount, que se apresuraron a ofrecerle un contrato.

Tras una intervención muy breve, como joven en una galería de arte, en Jennie, apareció en Canadian Pacific, un western con Randolph Scott. Tras verla en pantalla, sus jefes veían que tenían un enorme potencial para el estrellato y barajaron darle papeles de peso, como la protagonista de Sansón y Dalila, de Cecil B. De Mille. Aunque finalmente se decantaron por Hedy Lamarr, el maestro Billy Wilder recurrió a ella, a pesar de su inexperiencia para interpretar un papel en El crepúsculo de los dioses.

Encarnaba a Betty Schaefer, la revisora de libretos que da al traste con un proyecto del protagonista, el guionista Joe Gillis (William Holden), al principio del film, pero después acaba ayudándole a escribir. Obtuvo como secundaria una de las once candidaturas al Oscar del film, que finalmente sólo se llevó tres.

Fue todo un éxito de crítica y también de taquilla, por lo que Paramount se decantó por repetir la jugada de emparejarla con Holden, en otros tres títulos: La fuerza de las armas, Union Station y Submarine Command. Todas pasaron desapercibidas, al igual que otras de sus películas, como Trigo y esmeralda, en la que compartía cartel con Jane Wyman y Sterling Hayden, o el thriller Big Jim McLain, que protagonizó junto con John Wayne. El gran Raoul Walsh trató de aprovechar su talento, en Más allá de las lágrimas y protagonizó una comedia musical, Mr. Music, con Bing Crosby. Pero no acababa de despuntar, por lo que los ejecutivos de la productora prescindieron de ella.

En 1950 se casó con el prestigioso letrista Alan Jay Lerner, autor de Brigadoon y Un americano en París, lo que reforzó su status en Hollywood. Pero ella optó por la vida familiar y priorizó el cuidado de las dos hijas que tuvieron. Mientras duró el matrimonio, él creó la inolvidable obra musical My Fair Lady, cuyo libreto estaba dedicado originalmente a ella: "A Nancy, mi amor".

Tras su divorcio, en 1957, se fijó en ella la productora Walt Disney, que le dio destacados papeles en Polyanna y sobre todo en Un sabio en las nubes y su secuela, El sabio en apuros, donde era la protagonista con Fred MacMurray. Interpretaba a la prometida de un profesor (MacMurray), el cual inventa una revolucionaria sustancia antigravedad, por lo que se olvida de su propia boda. Muchos años después tendría un cameo en Flubber y el profesor chiflado, el remake con Robin Williams.

Se ha prodigado a lo largo de los años en los escenarios de Broadway, con obras como "Mary, Mary". Volvió a contraer matrimonio con el empresario, productor y guionista Alan Livingston, con el que tuvo otro hijo, Christopher Livingston, ocasional director de cine.

En la última etapa de su carrera, además de prodigarse en series televisivas, tuvo un papel de pasajera en Aeropuerto 75, una de las entregas de la famosa saga catastrofista, en la que un avión de pasajeros colisionaba con una avioneta.

Aunque a mediados de los 80 se retiró, Nancy Olson ha vuelto ocasionalmente a trabajar, por ejemplo en un episodio de la serie Big Love, y en el film Dumbbells.

Filmografía
Aeropuerto 75

1974 | Airport 1975

El esquema de Aeropuerto funcionó tan bien que los avispados chicos de la Universal vieron la posibilidad de crear una franquicia. En este nuevo título, protagonizado por Charlton Heston, la crisis se desata cuando un avión 747 colisiona en pleno vuelo, quedándose sin piloto. Los pasajeros deberán ingeniárselas para salvar el pellejo. El film supuso la vuelta a la pantalla grande de Gloria Swanson tras veinte años de ausencia, y la actriz escribió personalmente las líneas de su personaje.

5/10
Sospechoso de asesinato

1969 | Smith!

Un indio mata a un hombre blanco en defensa propia, pero por miedo a que la justicia no se ponga de su parte, huye a refugiarse en la casa de su amigo Smith, un joven blanco, tolerante con los indios. Éste mismo le intentará convencer para que se entregue. Western producido por la Disney, con tintes judiciales, donde Glenn Ford es el bueno de la trama y trata de ayudar al inocente de turno. Entre el reparto destacan los rostros de Keenan Wynn o Warren Oates.

5/10
Un sabio en las nubes

1960 | The Absent-Minded Professor

Uno de los clásicos familiares con actores de carne y hueso de Disney, que incluso propició un remake, Flubber. Sigue al despistado sabio del título, que ha llegado a anular dos veces su propia boda, por olvidar que era el día del enlace. El hombre anda investigando en una materia antigravedad absolutamente revolucionaria, a la que bautiza como 'flubber'. El especialista de la casa en este tipo de filmes, Robert Stevenson, pergeña un simpático film, con momentos divertidos, y efectos 'naïf' más o menos resultones. Fred MacMurray exhibe sus dotes de comediante.

6/10
Más allá de las lágrimas

1955 | Battle Cry

II Guerra Mundial. En 1942 la situación bélica entre Estados Unidos y Japón pasa por un momento álgido. En una academia militar norteamericana, un grupo de jóvenes reclutas se preparan para ser marines. Pero la instrucción es muy dura para ellos y las condiciones excesivamente agobiantes. Cada uno sólo podrá aguantar gracias a sus recuerdos y a mantener viva la esperanza. Enorme reparto coral para este sobrio y notable drama bélico, dirigido por un realizador que sabía entretener como pocos, Raoul Walsh (Murieron con las botas puestas).

6/10
El muchacho de Oklahoma

1954 | The Boy from Oklahoma

Film del oeste a cargo del talentoso Michael Curtiz (Casablanca, Robin de los bosques), que sabía imprimir un ritmo siempre adecuado a sus películas. El joven Tom llega al pueblo de Blue Rock con la intención de ser abogado. Allí es nombrado sheriff por el alcalde, Barney, un tipo que es dueño del bar y que gobierna el pueblo a su antojo. De hecho nombra a Tom porque presupone que podrá manejarle como a un pelele. Sin embargo, Tom es pacífico y mucho más difícil de despreciar de lo que parece. Las cosas se complicarán cuando conozca a la hermosa hija del anterior alcalde, muerto en raras circunstancias. El reparto, sin ser extraordinario, está perfecto.

5/10
Trigo y esmeralda

1953 | So big

Después de morir su padre y perder su fortuna, Selina consigue un trabajo como profesora. En el colegio conoce a Pervus con el cual se casa y tiene a Dirk. Tras morir Pervus, Selina hará todo lo posible para sacar adelante a su hijo e insistir en que siga sus estudios. A las órdenes de Robert Wise (West Side Story, Sonrisas y lágrimas), Jane Wyman (No estoy sola) protagoniza este drama.

4/10
Big Jim McLain

1952 | Big Jim McLain

Jim McLain y su compañero Mal Baxter pertenecen al comité estadounidense de actividades antiamericanas y tienen la misión de investigar e interrumpir los ánimos de unos rebeldes comunistas de Hawai. Con localizaciones en la misma isla del Pacífico, la cinta era una nueva excusa para colocar a John Wayne en misiones secretas por lugares exóticos donde, claro está, se ligaría a la chica de turno; Nancy Olson (Trigo y esmeralda), en este caso. El dato curioso es que precisamente el actor tuvo durante su vida un intenso activismo político anticomunista.

4/10
La fuerza de las armas

1951 | Force of Arms

En plena Segunda Guerra Mundial, cuando los aliados han puesto el pie en la costa del sur de Italia, el sargento Pete se va a enamorar de la teniente Eleanor. Ambos se sienten atraídos, pero por otra parte sienten que no es el momento mejor para iniciar una relación. El todoterreno Michael Curtiz filma un buen título bélico, donde se cuidan los aspectos humanos, nos recuerda que el amor también puede surgir en tiempos de guerra. William Holden y Nancy Olson hacen buena pareja.

5/10
Mr. Music

1950 | Mr. Music

Adaptación de una obra teatral de Samson Raphelson que ya había sido llevada al cine en 1935 con el título de Ímpetus de juventud, dirigida por Wesley Ruggles. La obra obtuvo bastante prestigio en los escenarios de Broadway, ya que entre sus protagonistas femeninas llegaron a estar Greer Garson y Grace Kelly. En esta versión musical, Bing Crosby es un autor de canciones algo golfo que prefiere salir de noche que trabajar en su nuevo espectáculo, provocando la desesperación de su productor (Charles Coburn). Sólo su secretaria (la dulce Nancy Olson) le hará regresar al buen camino. En su reparto encontramos una aparición estelar de Groucho Marx, una canción entre Peggy Lee y Crosby, un baile de Gower Champion, y a la estrella de la ópera Dorothy Kirsten.

4/10
El crepúsculo de los dioses

1950 | Sunset Boulevard

El cine ha mirado con frecuencia al otro lado de la cámara. A la cabeza de ese “cine dentro del cine” está El crepúsculo de los dioses, que ahondó en lo que oculta la imagen glamourosa de Hollywood. Nadie antes de Billy Wilder había dirigido una película sobre el lado oscuro de la meca del cine. Era la novedad de una historia en el fondo antigua: deseos de brillar, nostalgia de la posición de antaño, anhelo de riqueza, abuso de los sentimientos del otro y del poder… Temas previos a Hollywood, y que todavía hoy dominan la vida de los hombres. Con D.M. Marshman Jr. y Charles Brackett, Wilder puso patas a una trama: la relación entre una vieja gloria del cine mudo y un joven. Ella vivía anclada en el pasado, en una mansión decadente. Él sería guionista, con ganas de triunfar en Hollywood. Pero tras la idea vino el bloqueo. ¿Y qué más? Nada. Pasaron semanas. Hasta que saltó la chispa: ¿y si la vieja dama matara al joven guionista? De ahí salió el resto: el guionista estaba sin blanca; la estrella caída era rica y le compraba poco a poco, primero su tiempo y trabajo, luego su amor; ella tenía un mayordomo con un pasado misterioso… Aquello cobraba forma de tragedia griega, con personajes que desean brillar en el Olimpo de Hollywood, y caen en pecados no muy distintos a los de los dioses helenos. En el film hay un juego de espejos entre realidad y ficción donde las fronteras se difuminan. El film lo producía Paramount, y la historia transcurría en sus dominios. La diva juega al bridge con viejos compadres del cine, que lo eran en la vida real. Además se usaron fragmentos de La reina Kelly, film inacabado de Erich Von Stroheim con Gloria Swanson. Y el momento en que Max dirige al equipo de noticias, adquiere enormes proporciones: Von Stroheim vuelve a mandar tras la cámara, Swanson brilla como protagonista de su trágica vida. El inicio es fascinante, con un recurso poco ortodoxo: la narración de un muerto. No importa romper las reglas de la lógica, si se hace con garra. “Hay que dar saltos peligrosos, pero con un impulso que impida ver la inverosimilitud”, decía Wilder. Para rodar la escena de la piscina se colocó un espejo en el fondo. Al recoger el reflejo con la cámara fuera, se conseguía el efecto de que el plano pareciera tomado desde el agua. Una buena historia necesita buenos actores. El entonces desconocido William Holden encajaba con la idea del director de Joe Gills: “Un joven macho americano, robusto y normal, que pusiera de relieve la decadencia que lo rodeaba.” Primordial era el papel de la vieja gloria. Mae West, Mary Pickford y Pola Negri lo rehusaron, pero no Gloria Swanson, que fue nominada al Oscar. Erich Von Stroheim, el mayordomo, agradecía que Wilder le escuchara: “Algunos directores con los que he trabajado no aceptan sugerencias de un director de hace 30 años. Eso rompe el corazón.” Para Betty, novia de Joe (interpretada por Nancy Olsen), Wilder se inspiró en Audrey, su esposa. Cecil B. DeMille apareció como antiguo director de Norma. También intervinieron el genial Buster Keaton, H.B. Warner y Anna Q. Nilsson. Keaton cuenta en sus memorias que “hacer un trabajo de un día (...) llegó a parecerme más una juerga que la feliz oportunidad de ganar 1000 pavos rápidos.”

9/10
Canadian Pacific

1949 | Canadian Pacific

Un topógrafo al servició de la línea ferroviaria Canadian Pacific deberá luchar contra los tramperos que se oponen a la construcción del ferrocarril, ya que eso solivianta a la tribus indias. Uno de tantos westerns de serie B protagonizados por el especialista Randolph Scott (Tras la pista de los asesinos) quien aporta su carisma para elevar un poco el listón de esta historia sencilla y típica del oeste. Está bien acompañado por Jane Wyatt (La senda tentadora) y Nancy Olson, quien fuera la novia de William Holden en El crepúsculo de los dioses.

4/10

Últimos tráilers y vídeos