IMG-LOGO

Biografía

Natalie Wood

Natalie Wood

43 años ()

Natalie Wood

Nació el 20 de Julio de 1938 en San Francisco, California, EE.UU.
Falleció el 29 de Noviembre de 1981 en Santa Catalina Island, California, EE.UU.

Esplendor en la pantalla

01 Diciembre 2004

Uno tendía a pensar que los mitómanos exageraban al confesar enamorarse de mujeres irreales, proyectadas en una pantalla, hasta descubrir los ojazos de Natalie Wood. Por ella, cualquiera atravesaría parajes desérticos del Oeste, y se enfrentaría a los indios como Wayne, en Centauros del desierto.

Antes de nacer, la leyenda afirma que una gitana se acercó a su madre, una bailarina rusa, y le predijo que tendría una hija que enamoraría al mundo entero, pero que tuviera cuidado con las aguas oscuras. Y así fue. Ésta es la historia de Natalie Wood.

Tras establecerse en Estados Unidos, el padre de la artista, Nicolai Zacharenko cambió su nombre por Nicholas Gurdin, que sonaba más anglosajón. Su hija Natasha Nicolaevna, verdadero nombre de Natalie, nació el 20 de julio de 1938, en San Francisco (California). Fascinada por Hollywood, María Kuleff, la madre de la pequeña, se empecinó en que su hija fuera actriz. La primera etapa de la “operación triunfo” se inició cuando la familia vivía en Santa Rosa, donde desembarcó el director Irving Pichel para rodar Happy Land. Animada por su madre, y sentada en las rodillas del cineasta, la niña le cantó una canción. Éste sucumbió al encanto de la pequeña, y la hizo aparecer brevemente en la cinta. Dos años después la llamó para un papel más extenso en Mañana es vivir.

Ofuscada porque su niña se convirtiera en superestrella, la ambiciosa señora Gurdin no dudaba en bordear la explotación infantil. Primero, sometió a su hija a una incesante serie de rodajes, y firmó un contrato en 1947 con Fox. Además empleaba trucos sucios para que su hija resultara convincente en la pantalla. ¿Que la pequeña tenía dificultades para llorar? Ningún problema. La maquiavélica mujer cogía una mariposa y arrancaba sus alas delante de la niña, que irrumpía en llanto. Tanto afán de éxito fructificó en interpretaciones inolvidables, como la de aquella niña que no creía en Santa Claus en De ilusión también se vive, o la hija de una viuda en El fantasma y la Sra. Muir.

A diferencia de otras estrellas prematuras, Natalie no se arrepintió de sus primeros años ante las cámaras. “Es un tópico que la gente se apiade de mí por haber sido una estrella infantil”, explicó en una ocasión. Aunque los niños prodigios suelen retirarse del cine al pegar el estirón, y eso que Mickey Rooney y Joselito no lo pegaron nunca, Natalie seguía resultando fotogénica y creíble ante la cámara. Pero en la adolescencia se rebeló contra su despótica madre. La discusión se saldó con empate, y Natalie consiguió que su madre la permitiera salir con chicos, a cambio de aparecer en la serie The Pride of the Family.

James Dean, que había trabajado con ella en televisión, la recomendó para Rebelde sin causa; luego John Ford la convirtió en adolescente secuestrada por los indios en Centauros del desierto, y Elia Kazan en joven humilde, que ve cómo el tiempo pone a prueba su amor en Esplendor en la hierba. Ese mismo año, 1961, arrasó en las taquillas con el musical West Side Story.

Parecía que Natalie Wood había encontrado al hombre de su vida cuando se casó con el actor Robert Wagner, en 1957. Y aunque se divorciaron, Natalie recapacitó, y como en las películas volvieron a unirse en 1972. A finales de los 60, Natalie Wood siguió cosechando éxitos como Propiedad condenada. Pero las “aguas oscuras”  señaladas por la gitana aparecerían, y la actriz apareció ahogada en Isla Catalina, en el Pacífico, el 29 de noviembre de 1981, tras una noche de alcohol y discusiones conyugales.

Filmografía
Proyecto Brainstorm

1983 | Brainstorm

El doctor Michael Brace y la doctora Lillian Reynolds lideran un equipo científico que ha desarrollado un impresionante aparato de realidad virtual. Las posibilidades de aplicación son impresionantes: puede servir para el aprendizaje ultrarrápido de idiomas, como terapia familiar -gracias al aparatito y a la evocación de recuerdos Michael endereza su deteriorado matrimonio-, para pilotar... Pero claro, también puede usarse con fines turbios, ya sea el estímulo sexual onanista, o, proyectos militares más que dudosos. Y en efecto, Michael se va a enterar de que el ejército ha accedido a su investigación a través del llamado Proyecto Brainstorm.Entretenida película de ciencia ficción que, como ocurre con tantos avances de la ciencia, piénsese en la energía nuclear, advierte del uso y abuso de los mismos, al final la clave está en el sentido moral con que se buscan aplicaciones prácticas. Se trata del primer argumento de Bruce Joel Rubin llevado a la pantalla, y ya anticipa su interés por las cuestiones científicas y por el más allá, tema éste que desplegaría en Ghost y Mi vida. Y dirige la cinta el mítico Douglas Trumbull, que aunque abordó la dirección en varias ocasiones, es conocido sobre todo por su faceta de creador de efectos especiales en títulos míticos como 2001: una odisea del espacio, Encuentros en la tercera fase y Blade Runner. Seguramente no es casual que uno de los personajes del film se llama Hal, un guiño a 2001. Aunque el resultado es un tanto irregular, hay buenas ideas como la de usar dos anchos de pantalla, uno de los cuales, el más ancho, simula las grabaciones registrada del cerebro, y tiene cierto dinamismo la “invasión” del laboratorio desde la distancia a través de un ordenador y una línea telefónica; hay que tener en cuenta que esta idea se presenta en 1983, cuando internet todavía no era la red de redes que abarca y conecta todo el planeta. El film opta por un reparto madurito y resultón, con Christopher Walken, Natalie Wood y Louise Fletcher en los principales papeles.

5/10
Meteoro

1979 | Meteor

Muestra setentera de cine de catástrofes, esta vez con el temor de que un meteorito gigante caiga sobre la Tierra y nos deje hechos polvo. La roca, que recibe el nombre de "Orpheus", está intentando ser destruida por misiles nucleares aunque los trozos que desprende causan olas gigantes y un terremoto que asola Nueva York, en la mejor tradición del género. Como no podía ser de otra forma en este tipo de cine, su reparto acaba siendo lo más lúcido del asunto: Sean Connery, Natalie Wood, Karl Malden y Henry Fonda, entre otros. La banda sonora contiene una pegadiza marcha central a cargo de Laurence Rosenthal, en un proyecto inicialmente destinado a John Williams. Los técnicos de sonido William McCaughey, Aaron Rochin, Michael J. Kohut y Jack Solomon fueron nominados al Oscar en dicha categoría.

4/10
Un detective curioso

1975 | Peeper

Simpática comedia en la clásica línea detectivesca en que una madre en apuros acude a un investigador para que dé con el paradero de su hija. Ambos, estupendos Michael Caine y Natalie Wood, se verán envueltos en mil peripecias. Dirige el film Peter Hyams, que justo después de esta cinta empezaría su deriva hacia el cine de ciencia ficción.

5/10
Bob, Carol, Ted y Alice

1969 | Bob & Carol & Ted & Alice

La película que puso en el mapa fílmico a Paul Mazursky, y que logró ser nominada a 4 Oscar, uno de ellos el de mejor guion, obra de él y su colaborador Larry Tucker. Se trata de una nostálgica cinta de amor y amistad entre jóvenes que están empezando a dejar de serlo. Se centra, por supuesto, en los cuatro personajes citados en el título, y dos de los actores que los encarnan, Elliott Gould y Dyan Cannon optarían a la estatuilla dorada.

5/10
Propiedad condenada

1966 | This Property Is Condemned

Adaptación de una obra de Tennessee Williams, con guión de Coppola, y dirección de Pollack. Cuenta la atracción que siente una joven sureña por un recién llegado, que viene a ejecutar los despidos del ferrocarril.

6/10
Penélope

1966 | Penelope

Divertida comedia que narra la hsitoria de la inestable, cleptómana y caprichosa esposa de un banquero que consigue robar más de 50.000 dólares del banco de su propio marido. La película cuenta con un gran reparto encabezado por una estupenda Natalie Wood (Rebelde sin causa) como la aburrida y ladrona Penelope, Ian Bannen (Muerde la bala) y Peter Falk (La princesa prometida).

5/10
La carrera del siglo

1965 | The Great Race

Una alocada comedia que nos narra una competición de automóviles, que se celebra con motivo de la conmemoración del final de siglo, cuyo recorrido es Nueva York- París. Con este pretexto argumental Blake Edwards (El guateque, La pantera rosa) elabora una de las mejores comedias de todos los tiempos. Toda clase de "gags" ocurren en esta deliciosa película que es también un homenaje al cine mudo y a las películas de Mr. Laurel y Mr. Hardy; es inolvidable la escena de la lucha de tartas para la que llegaron a utilizarse 2.357 pasteles. En el reparto destacan un Tony Curtis en el papel de héroe, una siempre guapísima Natalie Wood como periodista, Jack Lemmon en una doble caracterización (de villano y de príncipe de un pequeño país centro europeo) y Peter Falk (más tarde conocido por encarnar al televisivo inspector de policía Colombo). La película esta acompañada de una excelente banda sonora a cargo de Henry Mancini, y obtuvo en 1965 el oscar a los mejores efectos sonoros.

6/10
La rebelde (1965)

1965 | Inside Daisy Clover

Daisy es una adolescente precoz con talento para cantar que es descubierta por Raymond, un productor de cine, que escucha el disco con su voz grabada que ella le envía. Tutelada por su hermana, porque su madre tiene un principio de demencia, muy pronto comienza a acumular éxitos en el Hollywood de los años 30, y un mujeriego actor la pretende. Robert Mulligan dirige con producción de Alan J. Pakula un drama agridulce sobre los entresijos del mundo del cine no al uso, con un aire burbujeante y chispeante, e incluso surrealista, muy de la época, al estilo de El gran Gatsby o Desayuno con diamantes. Contó con la encantadora Natalie Wood, en el papel principal, que aparece muy bien secundada por Christopher Plummer y Robert Redford. Los números musicales de la Wood están coreografiados por Herbert Ross. Aunque la película resulta irregular, tiene momentos brillantes, como el de ella haciendo su playback de una película.

5/10
La pícara soltera

1964 | Sex and the Single Girl

Bob Weston es el reportero más avezado de la odiosa revista de cotilleos e historias escabrosas Stop, que acaba de publicar un artículo sobre la doctora Helen Brown, psiquiatra autora de un best-seller dirigido a mujeres solteras que quieren encauzar sus relaciones con los hombres en una posición dominante. Su jefe le exige, y él está de acuerdo, una nueva historia sobre la doctora, de modo que Weston se presenta en su consulta como un paciente, trasladándole los problemas de su vecino Frank, exitoso empresario fabricante de medias, cuya mujer Sylvia está muy celosa ya que su esposo se pasa media vida mirando las piernas de hermosas señoritas. Tal fingimiento se complica cuando ambos se enamoran, y las cosas se enredan. Entretenida comedia de Richard Quine, con el tono picantillo típico de los 60, que permitía frases y bromas de doble sentido en torno al sexo, y mucha ironía en torno al psicoanálisis y las publicaciones amarillas. Aunque a ratos se estanca, tiene momentos muy logrados, y una original persecución automovilística. El reparto es estupendo, funcionan muy bien todos los actores, con mención especial para Tony Curtis, Natalie Wood, Henry Fonda y Lauren Bacall. También se puede ver a un clásico como Edward Everett Horton, como el jefe, y a la guapa pero de breve carrera Fran Jeffries, que estuvo casada con Quine.

6/10
Amores con un extraño

1963 | Love with the Proper Stranger

Angie (Natalie Wood) es una joven estudiante de un estricto colegio que pronto empieza a sentir ganas de salir por las noches y divertirse un poco. Un día conoce a Rocky (Steve McQueen), un muchacho que se dedica a la música, y con el que pasa una noche. A los pocos días descubre que se ha quedado embarazada pero no desea tener el niño y va en busca de Rocky para darle la noticia y para que le ayude a abortar. Pero al reencontrarse la pareja empezará a entablar una amistad que irá tornando en amor. Esta cinta de Robert Mulligan, mezcla de drama y romance, estuvo nominada a cinco Oscar, entre ellos al de mejor actriz para Natalie Wood. Precioso alegato contra el aborto, con música de Elmer Bernstein (La gran evasión) y fotografía de Milton R. Krasner (Rey de reyes).

6/10
La reina del vaudeville

1962 | Gypsy

En plena década de espectaculares y exitosos musicales cinematográficos adaptados de Broadway (Sonrisas y lágrimas, My Fair Lady, Amor sin barreras, Oliver!), Mervyn LeRoy fue el elegido para llevar adelante uno de los más célebres: la comedia musical 'Gypsy', con música y letra de Jules Styne y Stephen Sondheim, y que supuso todo un triunfo para su actriz protagonista Ethel Merman. Sin embargo, para su versión en cine se prefirió contar con Rosalind Russell, muy bien acompañada en el reparto por Natalie Wood y Karl Malden. Manteniendo los números musicales más brillantes de la obra (entre ellos 'Everything's Coming Up Roses'), el filme consiguió tres candidaturas al Oscar en las categorías de fotografía (Harry Stradling Sr.), vestuario (Orry-Kelly) y banda sonora, adaptada por Frank Perkins. Su trama está basada en la vida de la artista de variedades y reina del striptease, Gypsy Rose Lee. Aborda la educación que recibió por parte su madre, los problemas con sus hijas June y Louise, el avance de su carrera y algunos de sus romances. En 1993 tuvo una nueva versión para televisión, también con el título de Gypsy.

6/10
Esplendor en la hierba

1961 | Splendor in the Grass

Deanie (Natalie Wood), una joven de clase modesta, y Bud (Warren Beatty), de familia rica, están enamorados y piensan en casarse. El padre de Bud aspira a un mejor partido para su hijo, y Bud no sabe resistir la presión de su padre. Deanie piensa que las largas de Bud significan un abandono, una terrible traición. Mientras tanto, Bud no encontrará su sitio en la universidad, y piensa que quizá no sirva para darle a su padre todo lo que espera de él. ¿Dónde desembocará esa primera pasión, que no es entendida por sus mayores? ¿Puede el amor entre dos jóvenes sujetarse con las riendas de la razón y de las convenciones sociales? No es la mejor película de Elia Kazan, pero no cabe duda de que tiene un lugar elevado dentro del género romántico. El título hace referencia a unos versos del poeta William Wordsworth que se comprenden al ver la película: "Aunque no podamos tener de nuevo las horas / del esplendor en la hierba y de la gloria en las flores, / no debemos afligirnos / sino coger fuerzas de lo que hemos vivido". Depende demasiado de los tópicos de la época y sus protagonistas están excesivamente blandengues, pero la perennidad de su contenido está relatada de una manera tan dramática como excelente.

7/10
West Side Story

1961 | West Side Story

Uno de los musicales más recordados de todos los tiempos. Capaz de atraer al público juvenil, mucho antes de que surgiera, por ejemplo, Grease. Esta puesta al día de la inmortal historia de amor de Romeo y Julieta se llevó a casa 10 Oscar, incluidos los de mejor película y dirección (el tándem Robert Wise-Jerome Robbins). Se los merecía. Fox editó una edicón especial de la película, acompañada de numerosos extras (entrevistas con los actores y Robert Wise, muchos años después, una magnífica comparativa entre el storyboard y los planos finalmente filmados…), además de un libreto con el guión original (eso sí, en inglés puro y duro). En los años cincuenta, dos bandas de jóvenes, los Jets, de origen irlandés, y los Sharks, portorriqueños, se disputan el dominio de las calles del West Side neoyorquino. Su rivalidad es completa, e imposible la reconciliación. Por eso, cuando Tony (Richard Beymer), un Jet, se enamora de María (Natalie Wood), hermana del jefe de los Sharks, el romance se revela enseguida muy, muy complicado. Con esta sencilla historia universal, Arthur Laurents (letrista), Leonard Bernstein (música) y Jerome Robbins (coreografía) habían dado el golpe en los escenarios de Broadway. Era inevitable su traslación a la pantalla, pero gracias a la pericia del gran Robert Wise, cada fotograma transpiraba ritmo cinematográfico. El prólogo y parte de la pelea se rodaron en auténticas calles de Nueva York, hoy derruidas. Para el resto se construyeron fabulosos escenarios, supervisados por el director artístico Boris Leven, que reproducían, por ejemplo, los tejados. Los supercomplicados números de baile, con sus enrevesados compases, llevaron de cabeza a los actores, pero el resultado mereció la pena. Por cierto, para el papel de Tony, Robert Wise intentó conseguir al Elvis Presley, el rey. Entre los muchos temas musicales, perdura en la memoria del cinéfilo “America” y “María”.

8/10
El potentado

1960 | Cash McCall

Ante presiones externas por las que podría perder el control de su compañía fabricante de plásticos, y con idea de disfrutar de un merecido retiro, Grant Austen piensa en vender. Y se presenta un comprador con fama de sinvergüenza especulador, Cash McCall -su nombre de pila, "Cash", o sea "Dinero en efectivo", lo dice todo-, que encima tuve un breve idilio con Lory, la hija de Grant. Pero en realidad Cash no es un simple pillo, sino que es un verdadero lince para los negocios, y su talento bien encauzado podría generar no sólo dinero para sus bolsillos, también puestos de trabajo y prosperidad. Interesante cinta dirigida por Joseph Pevney a partir de una novela de Cameron Hawley. Quizá le falta un hervor, y se enreda explicando los tejemanejes empresariales, pero se ve con enorme agrado y hace pensar sobre la ética en los negocios. Los secundarios son de primera, James Garner desprende encanto, y Natalie Wood brilla en todo su esplendor en la pantalla.

6/10
Marjorie Morningstar

1958 | Marjorie Morningstar

La menudita Natalie Wood (West Side Story) encarna a la Merjorie del título, una jovencita de severa educación religiosa que un día, durante una representación de "Romeo y Julieta" de Shakespeare, se da cuenta de que lo suyo es hacer carrera en el teatro. Entrará más tarde a trabajar en la compañía teatral South Wind y en ese trabajo se enamorará hondamente del director musical Noel (Gene Kelly), muchos años mayor que ella. Adaptación de la novela homónima de Herman Wouk, con protagonismo para una pareja brillante de actores. Se trata de un acendrado drama romántico que fue bien recibido por la crítica y que obtuvo una nominación al Oscar a la mejor canción por el tema "A Very Precious Love".

6/10
Cenizas bajo el sol

1958 | Kings Go Forth

Segunda Guerra Mundial. El ejército americano lleva a cabo la liberación de Francia. El teniente Sam Loggins, de humilde condición, pasa unos días disfrutando de la belleza de la Riviera. Allí conoce a Monique una dulce joven de madre americana, de la que enseguida se enamora. Está dispuesto a pasar por encima de prejuicios raciales, pues se entera de que su padre era negro, algo que en ella no se nota. Pero cuando le presenta a uno de sus hombres, el 'guaperas' cabo Britt Harris, Monique cae rendida a sus pies, le cautiva con su aspecto, su formación universitaria, su conocimiento del mundo. Sam está dispuesto a dejar el campo libre a Britt, pensando siempre en la felicidad de su amada. Pero puede que se equivoque.Adaptación de una novela de Joe David Brown, Delmer Daves evita que se convierta en una película convencional de escenas bélicas y amores desgarrados en triángulo. Tiene la suerte de contar con un gran reparto, donde brillan Frank Sinatra como el hombre de buen corazón, siempre sacrificado, y Tony Curtis como el galán caradura e incorregible; por supuesto, Natalie Wood está radiante como francoamericana. Es buena la fotografía en blanco y negro, pero resulta un recurso facilón y reiterativo el uso de la voz en off de Loggins.

6/10
Bombarderos B-52

1957 | Bombers B-52

El sargento Chuck Brennan es un veterano militar estadounidense destacado en Corea. Estamos en la época de la Guerra Fría y Brennan dedica toda su atención como mecánico a la puesta en marcha de un nuevo bombardero, el Stratofortress B-52. Pero su vida puede cambiar cuando recibe una oferta para trabajar en una empresa privada. Su familia quiere que acepte, pero él prefiere no hacerlo. Lo mejor de este drama, entre el romance familiar y el tema bélico, es la presencia de su sólido reparto, encabezado por Karl Malden y Natalie Wood.

4/10
A Cry in the Night

1956 | A Cry in the Night

Un psicópata (Raymond Burr) que tiene como afición matar animalitos, también ataca a jóvenes parejas en una zona reservada de la ciudad. Un día secuestra a una chica (Natalie Wood) y la esconde en su apartamento. Como el padre de la muchacha es un inspector de policía (Edmond O’Brien), se inicia una frenética búsqueda donde se utilizan métodos no del todo legales. Adaptación de la novela de suspense de Whit Masterson, de quien el cine también adaptaría en 1958 otra de sus novelas más destacadas y que el genio de Orson Welles llevó a su terreno en Sed de Mal. Natalie Wood destaca entre el resto del reparto en un año bastante bueno para ella, ya que también intervino en el western Centauros del desierto.

5/10
El hijo de mamá

1956 | The Girl He Left Behind

Tab Hunter y Natalie Wood son una pareja de adolescentes que acaban juntos no sin pocos problemas: mientras ella es una tímida joven, él está tratando de librarse del servicio militar. El resultado es una comedia sin muchos alicientes, con diálogos de escasa calidad y toda clase de tópicos ante el tema. Todo ello con un tono meloso y tontorrón, con un guión de Guy Trosper. La cosa respondía a un intento de atraer a las salas al público adolescente, que parecía más preocupado por otras cosas. En el reparto encontramos nombres conocidos sobre todo en el terreno televisivo, como pueden ser James Garner (Maverick y Los casos de Rockford) y David Janssen (El fugitivo).

3/10
Colinas ardientes

1956 | The Burning Hills

Un granjero rico y avaricioso va haciéndose con todas los terrenos que tiene alrededor y para ello utiliza una banda de delincuentes. Pero la llegada de un nuevo vecino, Jordan, empezará a cambiar las cosas. Discreto  aunque entretenido western, que tiene como mejor baza la presencia de una joven Natalie Wood (West Side Story).

4/10
Centauros del desierto

1956 | The Searchers

Al término de la Guerra de Secesión, Ethan Edwards regresa a la casa de su hermano adoptivo. Éste vive con su esposa, Martha, con la que tiene dos hijas y además, ha adoptado a Martin, un niño medio indio. Ethan odia descaradamente a los indios, por lo que no aguanta al chico. Un día, un tipo llega a la granja, pidiendo ayuda para recuperar unas vacas robadas por los indios. Ethan encabeza una expedición en busca de los ladrones, pero resulta ser una trampa para alejar a los hombres de sus casas. Cuando se da cuenta, es demasiado tarde, los indios han quemado la casa de su hermano, han matado a éste y a su esposa, y se han llevado a las niñas. Con ayuda de Martin, Ethan removerá cielo y tierra para encontrar a sus sobrinas. El dominio de la técnica cinematográfica de John Ford alcanzó su cumbre con este lírico western, una de las joyas de su filmografía. El personaje central, interpretado por John Wayne, está descrito con tal sutileza que se trata de una de las grandes creaciones del Séptimo Arte. Se trata de un mercenario contradictorio (odia los indios, parece racista, pero sin embargo conoce sus tradiciones), apátrida, sin hogar, supuestamente contrario a integrarse en la sociedad, pero capaz de arriesgar su vida para salvar a sus familiares. El personaje, un rudo pionero de los que hicieron posible el avance de a civilización, parece haberse quedado anticuado, una vez que ha cumplido con su tarea, tema que Ford recuperó en El hombre que mató a Liberty Valance, otro de sus grandes films, y que había tratado anteriormente en La legión invencible. A partir de un modélico guión de Frank S. Nugent, Ford compuso una obra maestra sobre la necesidad de las relaciones familiares, el sentido del la vida, el deber, el odio, y el choque multicultural.

10/10
Su único deseo

1955 | One Desire

Oklahoma, 1900. Tacey Cromwell es una chica de salón que se enamora hondamente de un jugador profesional llamado Clint Saunders. Ambos marcharán entonces a otro lugar para empezar desde cero, junto con el hermano pequeño de Clint y una joven huérfana. Pero una nueva mujer entrará a competir por el amor de Clint. Entretenido drama romántico, donde dos grandes bellezas del cine de los cincuenta, Anne Baxter (Gardenia azul) y Julie Adams (Horizontes lejanos), se pelan por el galán de turno, Rock Hudson. Entre el reparto también destaca una jovencita Natalie Wood de 17 años.

5/10
Rebelde sin causa

1955 | Rebel Without a Cause

La acción se concentra en un día y comienza con una larga escena en una comisaría en que el inspector Ray (Edward Platt) se entrevista sucesivamente con tres jóvenes conflictivos y con problemas familiares, Jim Stark (James Dean), detenido por vagabundear borracho, Judy (Natalie Wood), confundida con una prostituta, y Platón (Sal Mineo), que ha matado a tiros a un cachorro. Sus vidas se complican cuando, en una carrera de coches hasta un acantilado entre Jim y Buzz (Corey Allen), el novio de Judy, éste muere. Jim, Judy y Platon se refugian en una mansión abandonada, pero cuando llegan los amigos de Buzz buscando a Jim, Platon dispara sobre ellos. El gran director Nicholas Ray consigue su primer y mayor triunfo con esta película, además de ser uno de sus trabajos más personales. Los atractivos de Rebelde sin causa son muchos: la fuerza con que Ray muestra la historia de tres adolescentes desamparados, la perfecta relación interpretativa entre James Dean y Natalie Wood, un sólido guión e inolvidables escenas, como la de la carrera de automóviles o la de la mansión abandonada, donde los tres adolescentes encuentran momentáneamente la felicidad. Fue estrenada un mes después de la muerte de James Dean, lo que le convirtió en un mito.

7/10
El cáliz de plata

1954 | The Silver Chalice

Un joven escultor es vendido como esclavo en Antioquía, pero un día, una mujer le acoge para encargarle el trabajo de esculpir las efigies de los Apóstoles en el cáliz sagrado. Cinta dramática ambientada en la época de los primeros cristianos, y última película de su director Victor Saville (Kim de la India), nominada en los Oscar en las categorías de mejor fotografía y música. De entre el nutrido reparto de rostros conocidos, destacan el buen hacer de Jack Palance, un joven Paul Newman, que debutaba en el cine, y la guapa Virginia Mayo.

5/10
La estrella (1952)

1952 | The Star

Margaret Elliott fue tiempo atrás una estrella de Hollywood, pero en la actualidad está en bancarrota y ha caído en el olvido, aunque ella se niega a aceptarlo. Solo el apoyo de su hija Gretchen y de un joven actor llamado Jim podrá ayudar a Margaret a salir del pozo. Bette Davis ha interpretado siempre a mujeres con carácter y en este caso, la historia ya suena de otros films como Eva al desnudo o ¿Qué fue de Baby Jane?, en donde la temática es parecida. Una artista que ha perdido celebridad no quiere resignarse a decir adiós a sus años de gloria y se resiste inutilmente al paso del tiempo. Además, el film, rodado en las calles de Hollywood Boulevard, ofrece al espectador la posibilidad de contemplar los míticos lugares del mundo del cine como si de un publirreportaje se tratase. Su reparto es todo un lujo, con Bette Davis como diva suprema, Natalie Wood como su hija y Sterling Hayden como un sufrido admirador. La música la pone Victor Young.

6/10
The Rose Bowl Story

1952 | The Rose Bowl Story

Un joven jugador de fútbol se enamora de una atractiva joven, coronada reina de la belleza en una zona de California. Amable comedia romántica que supuso uno de los primeros éxitos de Vera Miles, acompañada de la siempre sorprendente Natalie Wood.

5/10
Sólo para ti

1952 | Just for You

Jordan Blake es un famoso productor de Broadway que siempre ha mantenido un excesivo proteccionismo para con sus hijos cuando éstos perdieron a su madre. Ahora, sus hijos han crecido lo suficiente para plantear a Jordan una serie de problemas que no sabe muy bien cómo resolver. Uno de los mayores fiascos de la Paramount, que había puesto bastante presupuesto, cariño y energías en la producción. Síntoma evidente de la pérdida de popularidad de Bing Crosby y sus películas musicales. En el reparto nombres tan conocidos como Jane Wyman (Oscar a la mejor actriz en 1948 en Belinda por hacer de muda, aunque aquí canta cuatro canciones), la joven de catorce años Natalie Wood, y la veterana Ethel Barrymore que ya contaba con 78 primaveras.

4/10
No estoy sola

1951 | The Blue Veil

Tras perder a su marido y a su hijo en la 1ª Guerra Mundial, Louise Mason dedica el resto de su vida a los niños más desfavorecidos. Jane Wyman fue nominada al Oscar por esta película, galardón que se llevó finalmente Vivien Leigh por Un tranvía llamado deseo. Charles Laughton (Rebelión a bordo, El proceso Paradine, Testigo de cargo) trabajó a su lado. La película fue un remake de la francesa Le voile bleu de Jean Stelli.

7/10
The Jackpot

1950 | The Jackpot

Comedia sencilla, adaptada a la pantalla por el matrimonio formado por Phoebe y Henry Ephron, una pareja de guionistas que se especializó en historias románticas algo triviales como Bellezas por casar (1952), Papá Piernas Largas (1955) y Su otra esposa, ésta última también dirigida por Walter Lang. La hija de ambos fue la también guionista y directora Nora Ephron (Algo para recordar). Aquí se cuenta la historia de un individuo felizmente casado, con trabajo y dos niños, cuya vida cambia radicalmente cuando gana un concurso radiofónico de preguntas y respuestas, convirtiéndose en una celebridad. Protagoniza James Stewart, y en un breve papel podemos encontrar a Natalie Wood.

4/10
¡Qué vida ésta!

1950 | Never a Dull Moment

Kay, una cantante de gran éxito, se enamora de Chris, un ranchero con dos hijas. Decide dejarlo todo por él, casarse e irse a vivir a su casa de campo. Pero adaptarse a su nueva vida no será fácil. Amena comedia romántica al servicio de dos grandes estrellas de la época: Fred MacMurray e Irene Dunne. El argumento repite el clásico esquema de "pez fuera del agua", pero los diálogos son elegantes, y algunas secuencias tienen gracia.

5/10
Chicken Every Sunday

1949 | Chicken Every Sunday

A finales del siglo XIX, la familia Hefferan llega a la ciudad de Tucson dispuesta a empezar una nueva vida. La esposa, Emily, se convierte en el motor principal del clan familiar a través de un negocio de alquiler de habitaciones. Sin embargo, las relaciones con su esposo no son todo lo buenas que ella desearía. Film rodado en forma de "flashback", que tuvo buenas críticas en su estreno. Adapta la novela de Rosemary Taylor, después convertida en obra teatral a cargo de Julius J. Epstein y Philip G. Epstein (dos de los creadores de Casablanca). Contiene buenas interpretaciones de Celeste Holm como Emily y Dan Dailey como su esposo. En un breve papel destaca una jovencita Natalie Wood.

5/10
La promesa verde

1949 | The Green Promise

El señor Matthews, un granjero que acaba de enviudar, adquiere una nueva propiedad a explotar y se traslada allí con sus cuatro hijos, Deborah, toda una señorita, casi una nueva madre, y tres jovencitos, Phin, Abi y Susie. Todo parece muy prometedor, pero el padre, que en principio toma todas sus decisiones democráticamente con el resto de la familia, en realidad impone siempre su criterio de un modo un tanto petulante, sin considerar el punto de vista de los otros. Esto se pone de manifiesto cuando el agente de agricultura de la zona, que ha puesto sus ojos en Deborah, le ofrece algunos sabios consejos para llevar la granja. Simpática película familiar, que expone de modo bastante didáctico los modos de llevar una granja, y las ayudas estatales, y los peligros de fiarse sólo del propio criterio, ejemplificados en el sermón que alude a Moisés y la tierra prometida verde del título. Tiene un tono amable muy entrañable, y destacan en el reparto Walter Brennan, un actor de carácter, genial como el viudo obstinado, y la entonces niña Natalie Wood, que desprende simpatía por todos los poros.

6/10
Papá fue un defensa

1949 | Father Was a Fullback

Agradable comedia que, a pesar de su estupenda pareja protagonista –Fred MacMurray y Maureen O'Hara– no pasó la censura en España en su momento porque, en un momento de su trama, la hija del protagonista escribe un artículo sobre sexo. El film cuenta la mala racha de un equipo de fútbol americano universitario hasta que su entrenador (MacMurray) recibe la ayuda de un campeón de este deporte y consigue inculcar a sus chicos un espíritu ganador. Mezclando la comedia familiar con cierta épica de superación personal, Stahl logra vencer la condición teatral de su texto y hace que diálogos y situaciones funcionen como un reloj suizo. A destacar la presencia de Natalie Wood como la hija pequeña del matrimonio, y la siempre divertida Thelma Ritter en un breve papel.

6/10
El fantasma y la Sra. Muir

1947 | The Ghost and Mrs. Muir

La Sra. Muir, joven viuda con una hija, alquila un caserón cerca del mar. El lugar resulta estar habitado por el fantasma de su anterior inquilino, el capitán Daniel Gregg. La mujer y el marino entablan una extraña relación que animará al difunto y solucionará los problemas económicos de la joven viuda. Primera gran film del estilista Mankiewicz, que rodó antes la interesante El castillo de Dragonwyck. Mezcla con elegancia fantasía, comedia y drama. Fantástica la Tierney.

7/10
Driftwood

1947 | Driftwood

El médico de una pequeña localidad de Nevada acoge a una pequeña huérfana que ha sido encontrada en las montañas. Como tiene que marcharse a un congreso en San Francisco, el doctor deja a la niña en compañía de su novia. Sin embargo, una serie de acontecimientos hará que la huérfana tenga que huir de nuevo a las montañas, a pesar de estar gravemente enferma. Drama que cuenta con un buen reparto, Dean Jagger, Walter Brennan y Jerome Cowan, mientras que la niña no es otra que Natalie Wood en uno de sus primeros papeles para el cine, aunque había tenido un gran éxito con la fábula navideña De ilusión también se vive (1947).

4/10
De ilusión también se vive

1947 | Miracle on 34th Street

En plena época navideña, Doris, la ejecutiva jefe de los grandes almacenes Macy y madre de una niña de 10 años, contrata a Kris Krimble, un viejecito barbudo y simpático, para que haga de Santa Claus. El anciano acapara pronto la atención de todos por su derroche de simpatía y alegría navideña, y sobre todo, porque afirma que es el verdadero Santa Claus. Con este planteamiento, Kris quiere devolver a todos los ciudadanos, el auténtico sentido de la Navidad, incluyendo a Susan, la excéptica hija de Doris. Entrañable película navideña, que estuvo nominada a los Oscar, donde se hace una dura crítica a los impulsos materialistas y consumidores que se anteponen, en estas fechas, al verdadero significado de la Navidad. La protagonista es una jovencísisma Natalie Wood, que con sólo nueve años, empezó a demostrar el talento que tenía. Le acompaña una bella Maureen O'Hara, como la estirada madre que sucumbe irremediablemente a la magia navideña. La historia tuvo un remake en 1994, protagonizado por Elizabeth Perkins y Mara Wilson. La de 1947, tiene momentos de verdadera ternura, como cuando Kris se comunica con una niña holandesa, sentada en sus rodillas. Una película preciosa que nadie debe dejar de ver en Navidad.

7/10
Mañana es vivir

1946 | Tomorrow Is Forever

Elizabeth y John están casados. Ambos se separan cuando John ha de acudir como piloto a la Primera Guerra Mundial. Cuando Elizabeth recibe la triste noticia de que John ha muerto en combate, se casará de nuevo. Pero John no ha muerto. Pero ha sufrido una importante cirugía plástica en el rostro, de modo que cuando regresa a Norteamérica está prácticamente irreconocible. Además, ha adoptado a una niña. Inquietante y notable drama con ribetes de cine negro, magníficamente protagonizado por el trío protagonista, especialmente por el siempre ambiguo Orson Welles y por la diva Claudette Colbert (Sucedió una noche). Fue la primera película en que salió acreditada Natalie Wood (West Side Story), con sólo ocho añitos.

6/10
No hay dos sin tres

1946 | The Bride Wore Boots

Comedia sin muchas pretensiones y algo machista, donde un historiador casado con una bella amazona, siente que ella está más pendiente de su caballo que de él mismo. Así que se dispone a darle una lección. Todo ello según la obra de teatro escrita por Harry Segall. Producida por Paramount y con una duración de solo 85 minutos, lo más interesante es encontrar en el reparto a una joven llamada Natasha Gurdin, que sólo había hecho una película hasta el momento. El director, Irving Pichel, creyó que ese nombre no le iba nada y decidió cambiárselo por otro más sencillo como el de Natalie Wood.

4/10

Últimos tráilers y vídeos