IMG-LOGO

Biografía

Natasha Richardson

Natasha Richardson

45 años ()

Natasha Richardson

Nació el 11 de Mayo de 1963 en Marylebone, Londres, Reino Unido
Falleció el 18 de Marzo de 2009 en Nueva York, EE.UU.

Entre el telón y la claqueta

20 Marzo 2009

Natasha Richardson riega el árbol de su familia para que no se seque. Todavía no ha llegado el momento de que una gran estirpe consagrada a la interpretación se agote. Ella continúa con eficacia, entre teatro y cine, sin hacer mucho ruido.

Sea que "de casta le viene al galgo", sea que " de tal palo tal astilla", el refranero se queda corto para justificar la trayectoria profesional de esta londinense. Natasha Richardson es actriz como tantas otras. Pero pocas son las que puede presumir de una herencia como la suya. Merece la pena rastrear su árbol genealógico: Natasha es hija de la actriz Vanessa Redgrave y del director Tony Richardson. Además es hermana, nieta, sobrina, prima, bisnieta, ex cuñada y ex nuera de actores. Por si fuera poco es la ex mujer del productor Robert Fox y la actual esposa del reconocido actor Liam Neeson, con quien lleva casada catorce años. Sobre su parentela comenta: "Mi familia está formada por una serie de personas que han trabajado muy duro desde que eran unos adolescentes. Parte de mi vida ha sido glamourosa y parte ha sido increíblemente antiglamourosa, comparada con otras familias de clase media. He vivido en hoteles de cuatro estrellas y en un simple "'bed and breakfast'".

Por tanto no es raro que Natasha participara por primera vez en una película con cinco años. Fue en La última carga (1968), cinta dirigida por su padre y protagonizada por su madre, con un escueto papel de niña que lanza las flores una boda. Vivía así en primera persona las experiencias que marcaban la vida de su familia. Aún así no fue hasta cinco años después cuando apareció por segunda vez en una película: La policía detiene, la ley juzga, en la que su intervenión dura apenas unos segundos. Según palabras de la propia actriz, fue su padre quien más le animó desde pequeña en su carrera. Aunque tanto el padre como la madre tenían claro que la niña tendría que estudiar antes de iniciar su andadura sobre los escenarios. Natasha cumplió con su parte hasta los 16 años, momento en que abandonó los estudios para dedicarse al teatro. Se formó en la London's Central School os Speech and Drama. Esta preparación le sirvió para ganar numerosos premios y nominaciones y es que el teatro ha sido el que más ha reconocido la labor de Natasha Richardson. En 1992 ganó el premio London Drama Critics a la mejor actriz gracias a "Anna Christie", obra que coprotagonizó con el que luego sería su marido, Liam Neeson. Sólo un año después la actriz pisó los escenarios de Broadway donde también ha ganado numerosos premios, entre ellos el premio Tony por su actuación en "Cabaret" (1998).

A pesar de los éxitos teatrales, Natasha Richardson nunca se ha desvinculado del cine. Fue en 1986 cuando accedió a su primer papel protagonista en Gothic, producción inglesa que recrea parte de la vida de Mary Shelley, creadora de Frankenstein. Su actuación llamó la atención de Paul Schrader quien la llamó para protagonizar Patty Hearst (1988), película biográfica de la controvertida nieta del magnate William Randolph Hearst. Con esta cinta se dio a conocer en Estados Unidos lo que le permitió realizar producciones norteamericanas y europeas en las que compaginaba sus papeles de protagonista con los de secundaria.

Entre sus papeles protgonistas destacan los acometidos en el drama El placer de los extraños (1990), el futurista El cuento de la doncella (1990), la comedia El favor, el reloj y el gran pescado (1991), la comedia costumbrista El pico de las viudas (1994), o el drama ecologista Nell (1994) junto a su esposo Liam Neeson y la "pequeña salvaje" Jodie Foster. En su carrera ha interpretado a personajes oscuros de mucha intensidad: "Digamos que lo he hecho buscando la luz, sus escondidos recovecos soleados. Sé que resulta exrtraño, pero me siento cómoda caminando hacia donde está el material emocional doloroso, en él encuentro una conexión y una vía de expresión".

Natasha abandonó esta línea de personaje complejo para protagonizar el remake de la comedia familiar Tú a Boston y yo a California (1961) en Tú a Londres y yo a California (1998); también se inscribe en el género de comedia Sucedió en Manhattan (2002), junto a Jennifer López. Aunque pronto volvieron a sus vida los personajes profundos en películas como Heaven (para televisión) (2002), Obsesión (2005) y La condesa rusa (2005), en la que encarna a una aristócrata soviética que huye de Rusia tras la revolución y que se convierte en dama de compañía para mantener a su familia. Cosa que no le faltó a Natasha en el rodaje ya que su madre y su tía Lynn formaban parte del reparto. Sin prisa pero sin pausa, Natasha Richardson ha desarrollado su vida profesional en el marco del teatro, el cine y la televisión. Es también mujer de familia y le gusta pasar tiempo con sus dos hijos y con su marido. Aún así no se detiene nunca y cada paso es un escalón más en su carrera. Así, dos años después de La condesa rusa, volvió a trabajar junto a su madre en el drama romántico El atardecer. Poco después fue secundaria en la cinta para adolescentes Megapetarda, que se ha convertido en su último trabajo cinematográfico. El pasado 18 de marzo Natasha murió en el hospital Lennox Hill de Nueva York víctima de una lesión cerebral. La actriz se había caído dos días antes mientras esquiaba en Canadá. A pesar de que el golpe parecía no revestir ninguna gravedad, una hora después de la caída tuvo que ser trasladada de urgencia al hospital. Ni en Canadá ni en Estados Unidos pudieron hacer nada por ella. La familia con Liam Neeson a la cabeza y los dos hijos del matrimonio -Michael de 13 años y Daniel de 12- ha enviado un comunicado donde muestran la conmoción provocada por la repentina muerte de Natasha para quien ha caído el telón prematuramente; tenía 45 años.

Filmografía
Megapetarda

2008 | Wild Child

Comedia ligera al más puro estilo americano, con claras influencias de otras películas de estudiantes, al estilo Chicas malas o la muy superior Una rubia muy legal. Aquí la protagonista es una jovencita absolutamente malcriada, llamada Poppy. La chica tiene de todo pero es una egoísta de tomo y lomo, y una consentida a la que dan ganas de dar un cosqui. Así que su padre decide mandarla a un internado en Inglaterra para que la enderecen. Aunque previsible, la película es agradable, tiene buenos sentimientos y está interpretada con gracia por Emma Roberts. Aparece la actriz Natasha Richardson (1963-2009) en su último papel.

4/10
El atardecer

2007 | Evening

Ann se muere. Anciana postrada en el lecho del dolor, cuida de ella una enfermera, y la atienden también sus dos hijas, Connie, feliz madre de familia, y Nina, que vive con su novio, pero, insegura, se siente incapaz de dar el sí definitivo. Como entre delirios en esa etapa final, Ann habla de Harris, un antiguo novio, del que las hijas ignoraban su existencia. Y se agolpan los recuerdos de cierto fin de semana en una preciosa mansión junto al mar, casi medio siglo atrás, cuando fue la dama de honor de su amiga Lila, una joven de la alta sociedad, a punto de casarse. Se entrecruza la narración de lo acontecido entonces, las dudas sobre la conveniencia de ese matrimonio en ciernes, y los amores imposibles por las barreras sociales, con las historias del presente de las dos hermanas. El director de fotografía húngaro Lajos Koltai debutó el pasado año como director a secas con Sin destino, un notable drama sobre el holocausto. Ahora, en su primer film en inglés, insiste en la vertiente dramática adaptando una novela de Susan Minot, convertida en guión por ella misma y el también novelista (y guionista) Michael Cunningham. La estructura narrativa es impecable, son suaves y adecuadas las idas y venidas del presente al pasado, y viveversa. Y sirven para construir muy sólidamente el andamiaje de las cuitas amorosas. En el pasado tenemos la novia que ama al hijo del ama de llaves, médico; la amiga que también se enamora de él; el hermano indolente que esconde unos sentimientos más complejos; los padres, que desean la boda perfecta; y un hecho traumático, que va a marcar a todos, y que está muy bien utilizado por cierto "regate" inesperado; en el presente está la agonizante; la hija feliz, aunque cansada, y la hija infeliz, a la que la noticia de que está en estado podría salvar. Porque alrededor de la bien trabada maraña de relaciones y afectos, sobresale el amor maternofilial, preciosamente descrito en sus múltiples manifestaciones, y que ayuda a sobrellevar cualquier situación: los errores son menos errores, si es que lo son, se viene a decir, porque están los hijos. Es verdad que se juega la carta de la fatalidad, a la que tanto partido dramático se puede sacar, pero a cambio conviene señalar la honestidad de un subrayado poco habitual, el de que en esta vida hay que saber pasar página, y que las cosas no tendrían porque haber sido necesariamente mejores si hubieran discurrido de otra forma. Koltai demuestra una gran madurez narrativa, y logra una magnífica dirección de actores. Está claro que en el pasado hacía algo más que iluminar y preparar los movimientos de cámara (lo cual no impide que aquí, también, la fotografía sea excelente). Capítulo aparte merece el reparto, perfecto. Ésta es de esas películas que justificarían la creación de una nueva categoría de Oscar, al mejor reparto. Porque los intérpretes, mayoritariamente femeninos, son una delicia. Resulta obligado mencionar a todos: desde Vanessa Redgrave y Natasha Richardson (madre e hija, en la pantalla, y en la vida real), a Meryl Streep y Mamie Gummer (madre e hija de verdad, dan vida al mismo personaje, adulto y joven), pasando por Claire Danes, Toni Collette, Glenn Close y Eileen Atkins. Y aunque los chicos tengan menos papel, obligado es citar a Hugh Dancy, en el personaje clave de Buddy, el hermano de Lila, y a Patrick Wilson, el que enamora a todas.

7/10
La condesa rusa

2005 | The White Countess

Tras la agradable experiencia de ver adaptada con maestría su obra Los restos del día, titulada para el cine Lo que queda del día, el novelista japonés Kazuo Ishiguro ha escrito para el mismo director, James Ivory, su primer guión cinematográfico. No alcanza el nivel del film citado, pero la relación entre Sofia, una condesa rusa venida a menos (Natasha Richardson), y Todd, un ex diplomático ciego en el Shanghai de los años 30 (Ralph Fiennes), permite a Ivory desplegar el academicismo marca de fábrica de su trabajo. El cineasta, apoyado en un guión rico en matices, y en dos actores muy inspirados, logra que los personajes protagonistas cobren vida. Entendemos los esfuerzos de ella por salir adelante, primero como 'mujer de la calle', y luego como anfitriona de postín en el local 'The White Countess', puesto en marcha por Todd. El proyecto de ese lujoso garito de comida y música, en el que el invidente pone toda su ilusión, conecta bien con los intereses de Ishiguro. Igual que sucedía con ese mayordomo que servía con todo esmero y profesionalidad a su señor en Lo que queda del día, sin cuestionarse si su amo era digno de sus servicios, aquí tenemos a un personaje, Todd, que se está construyendo un mundo artificial de esparcimiento, para cerrar los ojos (y no olvidemos, que el personaje es ¡ciego!) a un entorno donde la guerra es inminente. Tampoco podrá ignorar Todd las necesidades de su empleada Sofia, viuda con una hijita: su pacto de intimar, ni siquiera en los mínimos términos que marca la cortesía, será imposible de cumplir. Y llevará al clímax en el puerto de un caótico Shanghai, que recuerda al recreado por Steven Spielberg en El imperio del sol.

6/10
Obsesión (2005)

2005 | Asylum

La esposa del recién nombrado director de un manicomio siente una insana atracción por uno de los pacientes. Se trata de un artista recluido allí por matar a su mujer en un ataque de celos. Ambos inician una tórrida relación, que uno de los médicos del lugar espía en secreto. Típico thriller cuya trama pivota alrededor de una atracción fatal, de funestas consecuencias para los implicados, y que depara algunas sorpresillas. Destacan en el reparto Natasha Richardson e Ian McKellen.

3/10
Waking Up in Reno

2002 | Waking Up in Reno

Dos estrafalarias parejas han decidido pasar juntos las vacaciones. Los cuatro viajan a Reno, para ver un espectáculo de camiones gigantes. La convivencia entre ellos se verá puesta a prueba durante el periplo. Drama romántico dirigido por el desconocido cineasta y actor secundario Jordan Brady. Cuenta con intérpretes famosos en roles secundarios, como la española Penélope Cruz.

4/10
Sucedió en Manhattan

2002 | Maid in Manhattan

Para sacar adelante a su hijo, Marisa, una madre soltera, se deja la piel con su trabajo como sirvienta en un hotel de primera categoría de Manhattan. Un día se lleva a su hijo al hotel, y animada por una compañera, se prueba los lujosos trajes que una clienta le ha pedido que lleve a la tintorería. En ese momento, aparece el candidato a senador Christopher Marshall, que acompaña al pequeño para pedirle a su madre que le deje ir a pasear el perro con él. Christopher confundirá a Marisa con una huésped del hotel. “J Lo” (como le gusta que le llamen a Jennifer López) le saca más partido que nunca a su atractivo latino, en esta comedia romántica que actualiza Pretty Woman, Vacaciones en Roma, La Cenicienta, y otros clásicos del amor entre clases sociales distintas. Le acompaña otra de las estrellas del momento, Ralph Fiennes, aunque la clave del film estriba en que el siempre sutil realizador Wayne Wang, autor de Smoke, aprovecha un típico argumento de comedia romántica, concebido inicialmente para Julia Roberts, para describir dos mundos totalmente opuestos: el del personal de un hotel, y el de la política norteamericana. De esta forma, cobran mucha importancia los secundarios de ambos lados, interpretados por secundarios de lujo, como Stanley Tucci y Bob Hoskins.

6/10
Chelsea Walls

2001 | Chelsea Walls

Cinco historias que se desarrollan en el Hotel Chelsea, de Nueva York. Un novelista trata de arreglar sus problemas con su mujer, una camarera aspira a triunfar como bailarina. Un joven de Minnesota, que compone e interpreta sus canciones, aspira a ser el próximo Bob Dylan. Una poeta decide darle a su novio otra oportunidad. Un viejo músico de jazz se enamora. Se trata de una adaptación de la obra teatral de Nicole Burdette, que se ha encargado de la adaptación del guión. Todos los protagonistas están unidos por su pasión artística, y están interpretados por actores de primera fila.

4/10
Éxito por los pelos

2001 | Blow Dry

Un año más el pueblo de Keighley celebra el campeonato del mundo de peluquería. Phil, el mejor peluquero de la localidad no participa en el concurso desde que le dejó su mujer hace 10 años. Pero cuando ésta le proponga volver a ganarlo, ¿estará Phil dispuesto a desbancar al vigente campeón? Alan Rickman, Natasha Richardson y Josh Hartnett se encargan de moldear con estilo esta simpática y a ratos divertidía comedia.

4/10
La fuerza de una mujer

2001 | Haven

Telefilm de bajo presupuesto que reconstruye la historia real de Ruth Gruber, una mujer estadounidense que viajó en numerosas ocasiones a Europa para ayudar a las víctimas de la persecución nazi. Se calcula que más de un millar de personas se beneficiaron de su ayuda, y de su lucha porque pudieran vivir en Estados Unidos. Natasha Richardson realiza una eficaz composición del personaje. Dirige John Grey, creador de la serie Entre fantasmas.

5/10
The Man Who Came to Dinner

2000 | The Man Who Came to Dinner

Nueva versión de la obra teatral homónima que en la gran pantalla protagonizaran Bette Davis y Ann Sheridan. La historia gira en torno a un importante crítico teatral que tras sufrir una caída se aloja en la casa de una familia. Una vez allí comienza a inmiscuirse en los asuntos de todo el mundo, lo que provoca un buen puñado de situaciones divertidas para el espectador.

6/10
Tú a Londres y yo a California

1998 | The Parent Trap

Divertida película para toda la familia. Cuenta las vicisitudes de dos niñas, Hallie y Annie, de aspecto físico idéntico. No podía ser de otra manera, pues son gemelas. El caso es que ninguna de las dos sabía de la existencia de la otra, pues sus padres se separaron cuando eran muy pequeñas. Annie se educó con su madre en Londres, y Hallie con su padre en un rancho de California. Cuando se conocen casualmente en un campamento de verano, deciden poner todos los medios para volver a unir a sus padres. Uno de ellos, intercambiarse e ir a vivir cada una con el padre o la madre que nunca conocieron. La directora Nancy Meyers parece especializarse en la recuperación para nuevas generaciones de clásicos deliciosos. Al igual que hiciera con El padre de la novia, ahora se aplica en la tarea de este apetitoso "remake". Meyers sabe jugar con las situaciones de enredo que provoca el cambio de personalidad de las gemelas: pues una tiene un estilo yanqui muy desenfadado, mientras la otra es una señorita muy británica. Lo cual provoca divertidos equívocos. Los veteranos Dennis Quaid y Natasha Richardson están muy bien como los padres, pero la reina de la función es Lindsay Lohan, que da vida a las dos gemelas. A sus tempranos doce años la pelirroja de Nueva York ya apuntaba que iba a llegar alto.

5/10
Nell

1994 | Nell

Nell es una jovencita que ha vivido siempre con su madre en una casa en las montañas, alejada de todos y de todo y utilizando un lenguaje único. Cuando la madre muere, Nell es incapaz de sobrevivir por sí sola pues carece de capacidad para comunicarse con los demás y valerse por sí misma. Sólo el psiquiatra Jerry Lovell intentará ayudarla y sacarla de esta situación. Tierna película de Michael Apted, donde Jodie Foster (El silencio de los corderos) consiguió una merecida nominación a los Oscar en la categoría de mejor actriz. Supo representar perfectamente el carácter de esta joven recluida en una casona, lejos de la civilización; y por su parte, Liam Neeson aporta la calidez del protector que hace lo posible por colmarle de las necesidades básicas y protegerla de los individuos sociales que pretenden hacer de ella un objeto de estudio.

6/10
Zelda

1993 | Zelda

Curioso biopic que en vez de centrarse en la figura relevante en cuestión -un escritor en este caso-, tiene como protagonista indiscutible a su esposa. Se trata de Zelda, la mujer del novelista estadounidense F. Scott Fitzgerald. La vida de la pareja estuvo cargada de excesos y marcada por un nivel de fama similar al de las "celebrities" de hoy en día. Fitzgerald es el responsable de títulos como El gran Gatsby.

4/10
El pico de las viudas

1993 | Widow's Peak

En los años 20, la zona irlandesa conocida como "El Pico de las Viudas" está habitada sólo por viudas. Las casas las alquila la rica viuda Doyle‑Counihan (Joan Plowright), que vive con un hijo soltero. En ese curioso círculo existe una excepción a la regla: Miss O'Hare (Mia Farrow), una solterona y excéntrica cuidadora de rosas. Esta se enemistará con Edwina Broome (Natasha Richardson), una viuda recién llegada a la que rodea un aura de misterio. También algún extraño secreto parece guardar O'Hare. El guión se debe a un irlandés, Hugh Leonard, y tiene algunos giros y sorpresas relativamente ingeniosos. A pesar de todo el desenlace resulta algo inverosímil. Dice Irving que el modelo de su film es El hombre tranquilo de John Ford. Está bien ser ambicioso y ponerse metas altas, pero hay diferencias no sólo en los logros –Ford es Ford e Irving se encuentra bastante lejos de alcanzar su lirismo– sino de enfoques. La ironía fordiana la preside un tono amable; aquí hay un tono satírico más amargo, cercano al humor negro. Hay personajes antipáticos, actitudes que disgustan: así, sin ir más lejos, la cotilla del pueblo, que podía haberse retratado con gracia, repele. Y flota –levemente, eso sí–, la idea de que la religión católica, o al menos los que se jactan de practicarla, son a veces bastante hipócritas, y fácilmente se escandalizan. El pico de las viudas adolece de ese lánguido encanto que transmiten determinadas películas de corte británico. Cuidadísimo diseño de producción, y hermosos paisajes. Tono elegante, sin lugar para los exabruptos. Y un magnífico reparto encabezado por tres grandes actrices –Farrow, Plowright, Richardson–, y apoyado bien por los secundarios masculinos. John Irvin (La colina de la hamburguesa, Los perros de la guerra) pisa un terreno bastante distinto al de acción al que está acostumbrado, y logra un film en la línea de Un abril encantado de Mike Newell, aunque inferior. De realización correcta y funcional, pero de escaso poso.

5/10
Hostages

1993 | Hostages

Producción televisiva que narra algunos de los secuestros que se produjeron en Líbano en la segunda mitad de los ochenta. Los terroristas cogieron por costumbre secuestrar a ciudadanos occidentales para acabar con la presencia de sus países en la zona. El protagonista de esta historia es Terry Anderson, un periodista que estuvo secuestrado entre 1985 y 1991. Los dolorosos hechos reales expuestos en la película la relacionan estrechamente con otro título que relató el secuestro del barco Achille Lauro por terroristas palestinos. Se trata de la también producción televisiva de 1990 Voyage of Terror: The Achille Lauro Affair, el penúltimo trabajo de Burt Lancaster.

5/10
Sombras del pasado

1991 | Past Midnight

Hauer ha salido de la cárcel donde ha pasado los últimos 15 años. Acusado de apuñalar a su mujer hasta la muerte, una vez en libertad, tiene que tratar con una trabajadora social que se encargará de ayudarlo a reinsertarse así como de controlar si su actitud es la adecuada. La chica se acaba enamorando de Hauer, lo que supondrá un peligro mucho mayor del que pueda sospechar. De los peligros de enamorarse de asesinos en pleno proceso legal ya nos había advertido Richard Marquand en Al filo de la sospecha, donde Glenn Close vivía un auténtico calvario.

4/10
El favor, el reloj y el gran pescado

1991 | The Favour, the Watch and the Very Big Fish

Louis Aubinard es un fotógrafo especializado en retratos religiosos que necesita un modelo que haga de Jesucristo para su próximo trabajo. Pronto se topará con un pianista que se convertirá en su modelo perfecto, y descubrirá que había estado cumpliendo condena en prisión por maltratar a su novia Sybil, una dobladora de cine porno. Burda comedia satírica e irreverente sobre tres peculiares personajes. Con un guión absurdo, Ben Lewin no consigue hacer reír tanto como quisiera, y es una pena que tan buen material (Hoskins, Goldblum y Richardson) no esté mejor aprovechado.

2/10
El cuento de la doncella

1990 | The Handmaid's Tale

En un mundo futuro, en una América ficticia, la polución ha provocado que la mayoría de las mujeres sean estériles. De ahí que las autoridades recaben información sobre las que están capacitadas para tener hijos y las recluyan en centros de adoctrinamiento, donde se encuentran prisioneras a la espera de ser fertilizadas. Además, las leyes para con las mujeres son bastante estrictas e incluso pueden ser ahorcadas si mantienen relaciones sexuales. Una fábula donde tienen cabida distintas interpretaciones sociales, culturales, políticas y religiosas, según la novela de Margaret Atwood. Lo malo es que el guión de Harold Pinter es demasiado farragoso para resultar entretenido, y ni siquiera su estupendo reparto coral –Faye Dunaway, Robert Duvall, Aidan Quinn, Elizabeth McGovern y, especialmente Natasha Richardson– acabó por interesar a los espectadores.

5/10
El placer de los extraños

1990 | The Comfort of Strangers

Colin y Mary conforman una pareja que ha caído en la rutina y el aburrimiento, no saben si casarse o no, ella tiene dos niños y a él no le gustan... Por ello, deciden darse un respiro y hacer un viaje a Venecia, que les ayudará a desconectar y a reavivar la llama de su amor. Allí conocen a un enigmático y cautivador individuo llamado Robert, y a su mujer Caroline con los que establecerán un extraño vínculo protagonizado por la obsesión y el erotismo. Basada en una novela de Ian McEwan, Paul Schrader dirige una asfixiante y morbosa película ambientada en una sofocante Venecia llena de callejuelas laberínticas –la ciudad es una auténtica protagonista de la cinta– que llegan a aprisionar a la pareja protagonista. Christopher Walken interpreta notablemente a un hombre obsesivo que acaba influyendo en el matrimonio formado por Everett y Richardson. Helen Mirren completa el cuarteto, en el papel de esposa de Walken, enfermiza y siniestra. La cálida fotografía de Dante Spinotti y la música de Angelo Badalamenti, en su segunda colaboración con el director, contribuyen a crear ese ambiente que atrapa y conduce la historia hacia un sorprendente final.

6/10
Creadores de sombras

1989 | Shadow Makers

Estamos en la última fase de la Segunda Guerra Mundial. Un grupo de científicos europeos refugiados en Estados Unidos, convence al gobierno para que se vuelque en la fabricación del arma más poderosa jamás creada por el hombre: la bomba atómica. Con ella, la guerra se acabaría de una vez por todas. Pero los nazis también han comenzado sus investigaciones. El general Leslie Groves (Paul Newman) y el científico de origen alemán Robert Oppenheimer (Dwight Schultz) están al frente de este experimento, del que forma parte un reputado equipo de científicos de todo el mundo. El general Groves debe solucionar los prejuicios morales de Oppenheimer y del resto de los científicos, que son conscientes de estar utilizando su ciencia para fines destructivos. Cuenta uno de los sucesos que con más gravedad han afectado al desarrollo de la humanidad: el nacimiento de la bomba atómica. Roland Joffé imprime un ritmo atractivo, que junto a la brillante interpretación de Paul Newman, contagia al espectador. Y aunque de discurrir premioso, despierta cierto interés.

5/10
Patty Hearst

1988 | Patty Hearst

Patricia Hearst era una joven de familia acomodada que el 4 de febrero de 1974 fue secuestrada por un grupo denominado Ejército Simbionés de Liberación. El grupo pidió a la familia de la joven que donara una cantidad de dinero a los pobres, a cambio de Patricia, pero el rumbo de la situación cambió por completo. Patty, que así era conocida comezó a manifestar el síndrome de Estocolmo y simpatizó con sus secuestradores a pesar de haber sido torturada y violada. Se cambió el nombre por el de Tania y junto a ellos formó una banda con la que se dedicaron a atracar bancos. En 1976, tras su captura, tuvo lugar el juicio. Paul Schrader se basó en la autobiografía de Patty Hearst para llevar a la pantalla esta historia que tanto conmocionó a la opinión pública de aquel entonces. Natasha Richardson interpreta a la joven protagonista, y William Forsythe o Ving Rhames son sus compañeros de elenco. El director fue nominado a la Palma de Oro por la película.

6/10
Un mes en el campo

1987 | A Month in the Country

Tom Birkin, un restaurador de arte atormentado por los horrores de la 1ª Guerra Mundial, se traslada desde Londres a una campiña local para restaurar un fresco situado en una iglesia. Allí conoce a James, un joven que busca una basílica sajona en ese lugar. Ambos harán amistad y comprobarán que tienen miedos y frustraciones comunes, desde que los dos lucharon en el frente. Pat O'Connor (Noviembre dulce) dirige un drama intimista basado en una novela de J.L. Carr. Colin Firth y Kenneth Branagh no decepcionan en sus roles.

5/10
Ghosts

1987 | Ghosts

Adaptación de la obra de Henrik Ibsen, con un reparto sencillamente excepcional, donde se puede ver a actores jóvenes entonces desconocidos como Kenneth Branagh y Natasha Richardson, junto a veteranos como Michael Gambon y una Judi Dench que empezaba a despuntar. Pegados siempre al texto original, interpretan las vicisitudes de una familia que comanda Helene, que acaba de enviudar, y que aconsejada por el pastor de la comunidad soportó los devaneos de su esposo con infinita paciencia. Aunque ella envío al hijo Osvald lejos de casa para evitar la mala influencia paterna, se va a descubrir que padece de una sífilis heredera. No es la única desgracia que recorre la trama, pues la joven doncella de la que Osvald se enamora, forma parte de un oscuro secreto de familia.

6/10
Gothic

1986 | Gothic

Alucinada ficción, creada por el director iconoclasta Ken Russell (La guarida del gusano blanco), y que imagina los sucesos que tuvieron lugar en velada que pasaron Percy B. Shelley, Mary Shelley, Claire Clairmont y el Dr. Polidori, en la casa del poeta romántico Lord Byron. La reunión, efectivamente, tuvo lugar en la realidad, y de hecho originó dos novelas hoy consideradas clásicos del terror: "Frankenstein o el moderno Prometeo", de Mary Shelley, y "El vampiro", de Polidori. Russell cuenta con un reparto bastante logrado para ofrecer una película muy gótica, llena de imágenes grotescas, que tiene lugar dentro de una enorme mansión, con cortinajes, pasillos interminables, galerías, candelabros, armaduras, etc. No hay duda de que visualmente, el director se las apaña para impactar, y cuando quiere algo más, entonces no duda en crear imágenes oníricas e inquietantes, nacidas del interior de los sueños de los personajes. El film es como una invocación de los miedos que los personajes tienen en el subconsciente, mostrados con las dosis de morbo, sexo y pesadilla tan propias de Russell.

4/10

Últimos tráilers y vídeos